Page 1

II MICROCONCURS LA MICROBIBLIOTECA

microrelats02.indd 1

5/8/13 11:17:24


Amb el suport de: Desvan del Lector S.C.P. Avda. Generalitat 91 Loc. 4 y 7 Barberà del Vallès - 08210 Barcelona telf. 937 29 15 36 - 656 91 37 34

www.desvandellector.com

Llibreria La llar del llibre - Baricentro Local 135, Centre Cial. Baricentro Barberà del Vallès - 08210 Barcelona telf. 937 18 95 51 www.lallardelllibre.cat baricentro@llardelllibre.cat

libreRíodelaPlata-Literatura Latinoamericana C/ Sant Jaume, 8 Sabadell - 08201 Barcelona telf. 935 13 80 41 www.libreriodelaplata.com

Organitza i edita:


II MICROCONCURS LA MICROBIBLIOTECA


II Microconcurs La Microbiblioteca © dels textos, els seus autors i autores © de la presentació, Ana del Frago Barés © 2013 Biblioteca Esteve Paluzie Disseny i maquetació: AlexF Edició a cura de: A. Guri Està permesa la reproducció parcial o total d’aquesta obra sempre i quan sigui sense ànim de lucre i no compti amb la negativa expressa dels autors i autores dels textos. D.L. B-26.814-2012 Imprès a Eivissa & Associats Colònia Güell, Santa Coloma de Cervelló

www.lamicrobiblioteca.com


MICRORELATS MICRORRELATOS


ÍNDEX/ÍNDICE Presentació........................................................................................................ 12 Presentación..................................................................................................... 13 CONVOCATÒRIA DOCTUBRE /CONVOCATORIA DE OCTUBRE

Hasta Àn de existencias................................................................................... 19 A misses dites....................................................................................................20 Bestiario............................................................................................................. 21 La jardinera....................................................................................................... 22 Bibliófago.......................................................................................................... 23 El grito de Tarzán............................................................................................ 24 Lectura ocular................................................................................................... 25 Que no sigui dit................................................................................................ 26 El malentendido............................................................................................... 27 CONVOCATÒRIA DE NOVEMBRE /CONVOCATORIA DE NOVIEMBRE

Compañeros de trabajo................................................................................... 31 El gourmet........................................................................................................ 32 La riqueza del lenguaje es contraproducente en momentos de tensión donde prima la supervivencia frente al conocimiento de los conceptos técnicos........................................................................... 33 Notas necrológicas........................................................................................... 34 En un instante................................................................................................... 35 Consagración.................................................................................................... 36 La Gioconda..................................................................................................... 37 Paternidades...................................................................................................... 38 Una novel·la rusa............................................................................................. 39 Fugitivo.............................................................................................................. 40


CONVOCATÒRIA DE DESEMBRE /CONVOCATORIA DE DICIEMBRE

Mirades............................................................................................................. 45 Vidas paralelas................................................................................................. 46 Hormigas......................................................................................................... 47 La salida............................................................................................................ 48 Vudú.................................................................................................................. 49 A las doce en el patíbulo................................................................................ 50 Fi del món........................................................................................................ 51 Mi ángel de la guarda...................................................................................... 52 CONVOCATÒRIA DE GENER /CONVOCATORIA DE ENERO

Retales rojos..................................................................................................... 57 Cabello de ángel.............................................................................................. 58 Maleït atzar....................................................................................................... 59 Triangle trencat................................................................................................ 60 Asperger........................................................................................................... 61 Muy familiar..................................................................................................... 62 Benjamin Flanagan descubre a Benjamin Flanagan.................................. 63 El cambio......................................................................................................... 64 La normalidad del hogar................................................................................ 65 Pallasso.............................................................................................................. 66 CONVOCATÒRIA DE FEBRER /CONVOCATORIA DE FEBRERO

Los deberes familiares.................................................................................... 71 Canvi de guió................................................................................................... 72 Semblança........................................................................................................ 73 Irina................................................................................................................... 74 Los aventureros............................................................................................... 75 El trueque......................................................................................................... 76 La ley de la selva.............................................................................................. 77 El maquinista................................................................................................... 78


El susurro de los pies descalzos.................................................................... Herencias.......................................................................................................... Estranyament................................................................................................... El faro...............................................................................................................

79 80 81 82

CONVOCATÒRIA DE MARÇ/CONVOCATORIA DE MARZO

Ciència i caritat................................................................................................ El acuerdo........................................................................................................ La ayudante del mago..................................................................................... Vasos comunicantes........................................................................................ Desesperando................................................................................................... Ajustaments de plantilla................................................................................. ¿Quiénes son?..................................................................................................

87 88 89 90 91 92 93

CONVOCATÒRIA DABRIL /CONVOCATORIA DE ABRIL

Ojos de mar...................................................................................................... 97 Noticiero........................................................................................................... 98 Trencar-se la closca......................................................................................... 99 L’adversari........................................................................................................ 100 Tsunami............................................................................................................ 101 Las manos de tía Angélica............................................................................. 102 La carta............................................................................................................. 103 Oración............................................................................................................. 104 Solo somos supervivientes............................................................................. 105 Quiromantes..................................................................................................... 106 CONVOCATÒRIA DE MAIG /CONVOCATORIA DE MAYO

Cara y cruz....................................................................................................... 111 A l’oÀcina......................................................................................................... 112 Desinfecció...................................................................................................... 113 Primera comunió............................................................................................. 114


Buitres...............................................................................................................115 La gran tribulación......................................................................................... 116 El duelo............................................................................................................ 117 SacriÀcio equino............................................................................................. 118 Hallazgo milagroso......................................................................................... 119 Las hermanitas................................................................................................ 120 Canción triste con navaja.............................................................................. 121 Somnis terrenals............................................................................................. 122 Doble apuesta................................................................................................. 123 GUANYADORS ANUALS /GANADORES ANUALES

Evolución.........................................................................................................127 L’inventor.........................................................................................................128 Día catorce.......................................................................................................129


PRESENTACIÓ Continuarà. Així acabava l’escrit del primer llibre del Concurs de Microrelats. I efectivament, no ha hagut de passar gaire temps perquè la segona edició sigui una realitat i vegi la llum. Això demostra la fortalesa d’aquesta iniciativa i la il·lusió que es percep en les persones que escriuen i ens transmeten els seus relats. La brevetat de les frases que formen un text d’aquestes característiques esdevé la primera consideració que se’ns fa palesa als lectors, però la complexitat narrativa va més enllà d’aquesta norma comuna. L’expressivitat de la narració, la fortalesa estructural, la idoneïtat dels mots, l’enllaç argumental, l’originalitat del contingut, el diàleg establert o la descripció dels fets són algunes de les apreciacions que es poden tenir en compte i que a cada persona li complau de manera diferent amb el seu propi interès lector. Estic convençuda que el millor premi que hi deu haver per a un escriptor o escriptora és l’edició de la seva obra i així succeeix en aquest Concurs de Microrelats. Les obres Ànalistes i els escrits guardonats esdevenen impresos en paper, per a gaudi permanent de qui per primer cop obri les pàgines enigmàtiques del llibre. Gràcies a tots els i les participants en l’edició d’enguany i, com no, als que veuen el seu text publicat en aquest llibre. De ben segur que apreciarem la seva narrativa i el contingut de les paraules emprades ens farà pensar. Enhorabona per la perseverança de la literatura com a valor cultural que ens ajuda a ser millors persones.

Ana del Frago Barés Alcaldessa de Barberà del Vallès 12


PRESENTACIÓN Continuará. Así acababa el escrito del primer libro del Concurso de Microrrelatos. Y efectivamente, no ha tenido que pasar mucho tiempo para que la segunda edición sea una realidad y vea la luz. Esto demuestra la fortaleza de esta iniciativa y la ilusión que se percibe en las personas que escriben y nos transmiten sus relatos. La brevedad de las frases que forman un texto de estas características es la primera consideración que se nos hace patente a los lectores, pero la complejidad narrativa va más allá de esta norma común. La expresividad de la narración, la fortaleza estructural, la idoneidad de las palabras, el enlace argumental, la originalidad del contenido, el diálogo establecido o la descripción de los hechos son algunas de las apreciaciones que se pueden tener en cuenta y que a cada persona le complace de manera diferente con su propio interés lector. Estoy convencida que el mejor premio que debe de haber para un escritor o escritora es la edición de su obra y así sucede en este Concurso de Microrrelatos. Las obras Ànalistas y los escritos galardonados se ven editadas en papel, para goce permanente de quien por primera vez abre las páginas enigmáticas del libro. Gracias a todos los y las participantes en la presente edición y, como no, a los que ven su texto publicado en este libro. A buen seguro que apreciaremos su narrativa y el contenido de las palabras empleadas nos dará que pensar. Enhorabuena por la perseverancia de la literatura como valor cultural que nos ayuda a ser mejores personas. Ana del Frago Barés Alcaldesa de Barberà del Vallès 13


Paradoxa Ésser esperits incompresos és cosa que afalaga la nostra vanitat; però cal que sia amb la condició que els altres comprenguin que som incompresos. Llorenç Vilallonga

Escritura Si supiera qué puedo escribir, no dejaría un sola palabra en el papel. No lo sé: por eso escribo. David Lagmanovich


CONVOCATÒRIA DOCTUBRE CONVOCATORIA DE OCTUBRE


CATEGORIA LOCAL Hasta Àn de existencias La noche es perfecta, diluvia. La verja del cementerio no es obstáculo. El hombre alto, camina entre los epitaÀos con pase Àrme y estirado. El aprendiz renquea tras él arrastrando la carretilla de herramientas, con el delantal blanco salpicado de barro, respingando a cada trueno. Llegan a la tumba, es reciente, de ese mismo día. El alto, señala con el índice extendido. El aprendiz, apoya con torpeza la pala en el suelo y excava. No tarda mucho en topar con el ataúd. Desclavan la tapa y extraen el cadáver. Entre los dos empujan la carretilla de vuelta a casa, rezando por que no deje de llover, por no encontrarse con nadie, por no tener que esquivar preguntas incómodas. A la mañana siguiente, doña Enriqueta, la boticaria, entra en la carnicería y compra el mejor pedazo de carne magra para estofar. El aprendiz prepara la carne ante la mirada vigilante del carnicero. Doña Enriqueta solloza -aunque muriera el domingo sigo llenando la cazuela, me gusta pensar que mi Fulgencio está en la mesa conmigo-.

Fernando Martínez Barberà del Vallès 19


CATEGORIA CATALÀ A misses dites L’arcàngel sobrevola el poble i, amb un sumptuós batement d’ales, aterra davant de casa de cal fuster. -Tinc un anunci important a fer -diu quan Josep, el fuster, obre la porta. -Vostè dirà. És un taller fosc, però la llum que irradia l’arcàngel li permet entreveure les eines escampades: el terra està entapissat de serradures i encenalls; en un racó, Maria, l’esposa del fuster, alleta un nadó. -Vostè dirà -repeteix Josep.

Jordi Masó Rahola La Roca del Vallès (Barcelona) 20


CATEGORÍA CASTELLANO Bestiario Por las mañanas les ponía nombres y las catalogaba. Por las tardes, sentada junto a la única ventana que daba al exterior, la vieja urdía con sus lanas las jaulas que usaría durante la noche para atrapar a las bestias que poblaban sus sueños. Ella se hamacaba una y otra vez sin apartar la vista de sus labores de punto, y aunque a veces sus pensamientos salían a tomar el aire, regresaban enseguida al no encontrar nada a lo que aferrarse allí afuera. Su cuerpo yermo nunca le había dado hijos, sin embargo, ya cercana la muerte, había sido bendecida con una fértil imaginación. Aquella vasta colección de seres fantásticos se convertiría en su legado para la posteridad. Podía percibir cómo esas frágiles criaturas que se columpiaban en su mente oscilaban entre el temor a desaparecer cuando a ella le llegase su hora, y el ansia de atrapar para sí mismas su último aliento de vida.

Sara Lew Garrucha (Almería) 21


CATEGORÍA CASTELLANO La jardinera Creo que se está excediendo. Después del jardín, vino la cocina, el baño, la habitación. Nunca debí permitir que utilizara el bidet. Ni los cajones de la mesita. Y mucho menos, los bolsillos de mi gabán. Esto me está afectando el ánimo. No soy el mismo desde que miro la tele de pie para no aplastar las rosas del sofá. Ahora ya no quedan apenas huecos. No tiene Àn esta mujer. Y se lo he avisado, que se lo piense bien, que en cuanto agarre y crezca ese geranio, ya no habrá de por vida falda que le siente bien.

Miguelángel Flores Sabadell (Barcelona) 22


CATEGORÍA CASTELLANO Bibliófago Nota que el estómago se le encoge mientras paga el tan ansiado ejemplar. Al Àn suyo. Ya en casa, acaricia la piel del lomo, deteniéndose en el tejuelo de oro despintado. Bordea las puntas gastadas de pergamino, con ternura, para no ensuciarlas. Abre el libro y aspira su humedad. Arranca una a una sus páginas y las engulle, masticándolas con paciencia, saboreándolas. Pese a todo, terminado el festín, no se siente saciado. Se quita las gafas. Primero se traga los cristales y después la montura. Frota sus ojos. Antes de cogerla, mira la cuchara. Por última vez.

Víctor Lorenzo Cinca Hostal Nou La Codosa (Lleida) 23


CATEGORÍA CASTELLANO El grito de Tarzán -¡Ankawa! -grita Johnny Weismüller a la mujer con la que está viendo la televisión en el psiquiátrico. -¡No eres Tarzán! ¡Esto no es un vídeo doméstico! ¡No tienes ninguna mujer que se llame Jane! ¡Boy y Chita no existen! ¡Y ponte la camiseta! Johnny estira el cuello, hace altavoz con las manos, y coge aire. Cuando exhala el contenido de sus pulmones, su garganta deja escapar un quejido herrumbroso, como el aire que sale de un desagüe oxidado. -Ni siquiera el grito es tuyo. Lo tiene registrado la Metro. Sin su permiso no puedes usarlo. Lo crearon mezclando tu voz con sonidos de animales. Es otra gran mentira. Me lo dijo mi marido. -Él no venir nunca -responde Weismüller. -Mi esposo es un hombre muy ocupado, un actor famoso -replica ella con los ojos vidriosos. Johnny y la mujer contemplan la televisión en silencio. Al acabar la película de Tarzán, comienza “Colombo”. Johnny coge a la mujer de la mano. Sabe que el marido de su compañera de manicomio no es actor, sino ese policía andrajoso de la gabardina raída. -El siempre se acuerda de mí en su serie -suspira la mujer dejando escapar un hilillo de aire, como si su garganta fuera un desagüe oxidado. Manuel Espada Madrid 24


CATEGORIA LOCAL Lectura ocular Los niños desÀlaban ante el mostrador para ver las historias de príncipes, ogros, lobos y piratas que Ada Robiw, la bibliotecaria, guardaba en sus ojos.

Antonia García Lago Barberà del Vallès Guanyador local octubre 25


CATEGORIA CATALÀ Que no sigui dit... Avui és l’últim, es va dir. Aquest cop és deÀnitiu. Amb la murga del fred al cos, tossint, els dits esgrogueïts i espolsant-se la cendra dels pantalons, va tornar a entrar. Es va treure la bata, va llençar la xeringa i va posar el gos mort dins la bossa.

Sònia Ainós Terrassa (Barcelona) Guanyador català octubre 26


CATEGORÍA CASTELLANO El malentendido Las instrucciones eran precisas: la casa debía estar siempre reluciente y con todo en su lugar. Eso fue lo que Rogelia trató de explicar cuando le tomaron declaración. Pero no encontró las palabras. O no le creyeron que fue por cumplir con su trabajo que se apuró a limpiar la sangre del sofá recién tapizado y a echar a la basura los papeles rotos, desparramados en el piso. Que le sacó el revólver de la mano a la señora, lo puso sobre la mesita de mármol, y recién después de que el living estuvo limpio llamó al señor. Porque a la patrona no le hubiera gustado que la encontraran así, sucia, tirada en el suelo en medio del desorden. Los policías hablaron de escena del crimen alterada, de huellas dactilares en el arma homicida. El marido dijo que no existían motivos para que su mujer hiciera algo semejante. El abogado aseguró que Rogelia sí los tenía. Por eso ahora está presa. Ocho años -dictaminó el juez- que pueden ser menos por buena conducta. Pero si ella se portaba bien... Ella tenía todo siempre impecable.

Mónica María Brasca Santa Fe (Argentina) Ganador castellano octubre 27


CONVOCATÒRIA DE NOVEMBRE CONVOCATORIA DE NOVIEMBRE


CATEGORIA LOCAL Compañeros de trabajo A veces, me alegra que haya control de armas.

Judith Prieto Ayuda Barberà del Vallès 31


CATEGORIA LOCAL El gourmet A otros les gusta el fútbol, tú estás hecho un sibarita, todo tu mundo gira en torno al paladar. A primera hora desayunas capuchino, pizzeta rellena de chocolate belga y zumo de naranja recién exprimida en Molinillos. A media mañana almuerzas un montadito de ibéricos en Laupi. A medio día pastel de aguacate y salmón de primero, risotto de setas y jamón con virutas de parmesano de segundo, y de postres fresones con miel y chocolate caliente en Zafra. A media tarde ensaimada de crema inglesa e infusión de fresas en Cafetería Clarés. Como cada noche al volver a casa, te dispones a hacer la cena. El resto de tareas domésticas no, pero la cena es tuya. Disfrutas preparándola. Esperas abrir la nevera y, echando mano del curso de cocina que hiciste el año pasado, cocinar una cena suculenta complementando los alimentos que encuentres, pero está vacía. Es entonces cuando recuerdas que durante la última semana los alimentos del frigoríÀco han ido menguando hasta llegar a la nada. Es entonces cuando descubres que ella se ha ido.

Fernando Martínez Barberà del Vallès 32


CATEGORÍA CASTELLANO La riqueza del lenguaje es contraproducente en momentos de tensión donde prima la supervivencia frente al conocimiento de los conceptos técnicos -¡Libérese del estrinque, la caballería galopa desbocada!

David Moreno Sanz Zaragoza 33


CATEGORÍA CASTELLANO Notas necrológicas Dolores, Rebeca, Miguel, Fabio, Soledad, Laura, Sixto, Domingo. Repasaba las esquelas, satisfecho, el asesino del pentagrama.

Francesc Barberá Pascual Algemesí (Valencia) 34


CATEGORÍA CASTELLANO En un instante En este momento, lo mejor que puede hacer es rezar. Sé por experiencia que todos, aunque sean agnósticos, acaban haciéndolo cuando escuchan el chasquido del cargador cerca de su oído. Un sonido hermoso, por cierto, tan limpio. Todos imploran que acabe con rapidez. Yo les digo que solo hago mi trabajo, que no soy dios. Rezan mientras repasan su vida. Hay recuerdos que remueven las entrañas y los sentimientos y les hacen llorar de desesperación. Debe ser triste saber que no tienes futuro, que ya eres solo pasado. Le aconsejo que ahogue su rabia en la oración. Será mucho más fácil. Si quiere yo inicio el rezo. Le juro que es cuestión de un instante. Quizá preÀera que le tape los ojos.

Elena Casero Viana Valencia 35


CATEGORÍA CASTELLANO Consagración A poco de que aquel mago se arrojase al vacío sin paracaídas, el suelo aterrizó mansamente bajo sus pies.

Gabriel Bevilaqua Zárate (Argentina) 36


CATEGORÍA CASTELLANO La Gioconda Una parrillada en la urbanización suele ser garantía de pocas sorpresas, pero ayer se conÀrmó que lo paranormal se esconde agazapado en cualquier esquina de la realidad. Cuando nos dimos cuenta era demasiado tarde. No teníamos nada que objetar a que cada uno haga lo que quiera con las cenizas de sus muertos. Comprendíamos que la señora María había pasado muchos veranos en la casita adosada contigua a la nuestra, últimamente muy impedida pero siempre con esa sonrisa entre irónica y resignada. Que le iba a resultar muy placentero Áotar eternamente sobre su jardín y ver crecer a nietos y biznietos desde su nueva dimensión gaseosa. La situación era impecable y muy emotiva. Nos lo habían comentado en el tanatorio. El único elemento discordante: esa indiscreta ráfaga de viento que había desviado el desarrollo del rito funerario hacia nuestro jardín, con un remolino juguetón sobre la parrilla donde se freían las sardinas. La señora María viajará allá donde nosotros y nuestros invitados vayamos. Conocerá el ancho mundo que se le negó al encerrarla durante tantos veranos en el claustrofóbico chalecito. Nunca es tarde para comprender el motivo de una sonrisa enigmática.

Paz Monserrat Revillo Molins de Rei (Barcelona) 37


CATEGORIA LOCAL Paternidades Yo, señor, se lo he dado todo a mi hija: Le di mis ojos glaucos; le di una nariz, grande y un tanto aguileña, cierto, pero nariz al Àn y al cabo; buena educación en un entorno estable; felicidad y amor; noches de vela y guarda inquieta; dinero cuando le hizo falta y hasta un seiscientos para su primer trabajo y novio. Todo lo que ha estado en mi mano, como padre abnegado, se lo he concedido. Todo, excepto la médula ósea. La del abogado de la que ya es mi ex esposa, resulto ser más compatible. Con lo mal que me caía al principio, y ya ve usted qué majo.

Francesc López Camacho Barberà del Vallès Guanyador local novembre 38


CATEGORIA CATALÀ Una novel·la rusa Tenim l’estepa, nevada, d’un blanc feridor. I tenim Anna Nicolaievna, que espera Fiodor Alexandrov. A l’horitzó es retalla el perÀl d’un soldat a cavall que s’apropa al galop. Anna Nicolaievna reconeix, de lluny, l’estimat Fiodor: l’ushanka al cap, la barba congelada, encarcarada per la ronya. El sabre embeinat colpeja els Áancs del corser. Tants anys d’espera! Tantes cartes amb promeses ardents! I avui, per À, el retorn. La carta de governació deia que l’havien ferit en combat, però Anna Nicolaievna sap que Fiodor Alexandrov és valent (i tossut), i que, orgullós, haurà volgut tornar al poble muntat dalt del cavall, tal com va marxar-ne set anys enrere. Ara s’acosta al trot. Ja arriba, ja arriba! Li sembla sentir l’alè de vodka, l’aroma dels cigars que fumava, l’agror de la seva pell suada. El genet tiba les brides i el cavall s’atura davant la dona. Anna Nicolaievna mig acluca els ulls (és curta de vista) i estudia el nouvingut: ha canviat molt, Fiodor Alexandrov. Ha canviat molt, sí. Anna Nicolaievna llança una mirada interrogativa a l’impostor. És un missatger.

Jordi Masó Rahola La Roca del Vallès (Barcelona) Guanyador català novembre 39


CATEGORÍA CASTELLANO Fugitivo -¿Y por qué te buscan? -Por algo que sucedió hace unos años... Un asalto, en el que murió una persona. -¿Te quieren ver preso? -No. Bajo tierra me quieren. -¿Para tanto? ¿A quién mataste? -No maté a nadie. -¿Entonces? -En aquel asalto, el muerto fui yo.

Leonardo Dolengiewich Ciudad de Mendoza (República Argentina) Ganador castellano noviembre 40


CONVOCATÒRIA DE DESEMBRE CONVOCATORIA DE DICIEMBRE


CATEGORIA CATALÀ Mirades Passa cada dia de dilluns a divendres. Ella puja una parada després i baixa una parada abans. Sempre entra per la primera porta del primer vagó i, si pot asseure’s, treu un llibre de la bossa blanca, enretira el punt i passa un full o dos, aquesta és la durada del seu trajecte. Si s’ha de quedar dempeus, endolla els auriculars al mòbil, penja el braç d’un agafador i mira a cap lloc. Algun dia he pensat que podria seguir-la per saber on va, què fa, però mai he gosat. Tampoc no m’he atrevit a atansar-m’hi prou a prop per sentir la seva olor. Com si alguna d’aquestes accions pogués alterar l’equilibri còsmic que em permet de veure-la cada matí. Avui no ha baixat quan tocava, això m’ha desconcertat. No he sabut com reaccionar i la inèrcia quotidiana m’ha empès a sortir a la pròxima estació, la meva. Ha estat quan ja em deixava pujar per les escales mecàniques que he sentit un esguard clavat al clatell. I quan m’he girat he vist com ella, uns esglaons més avall, no defugia la mirada.

Josep Casals i Arbós Prades (Tarragona) 45


CATEGORÍA CASTELLANO Vidas paralelas Llevo días queriéndotelo decir, pero me retengo. Intento calmar mi instinto agresivo para no herirte y acabar sintiéndome como un despojo, inservible, maquiavélico, dominante. Tú lo sabes, tanto como yo, y no das pie para que esto acabe. ¡Lo sabes!, y siempre me contestas igual, con las mismas palabras, gestos y tono de voz. Por eso, ¿quieres dejar de imitarme en los movimientos, de seguir mis pasos, de mostrarme mis preocupaciones y analizarlas?. Haz el favor de no sentirte desdichado como yo, de odiar a la vecina de arriba, de tener que compartir los tapones de los oídos para no escuchar el perro del sexto. De enfermar cuando enfermo, de gustarte mi color preferido, de escribir las mismas cartas de amor con idéntica letra, de ser tan impertinente y esquivo. No utilices más mi ropa, ¡es mía!, como esos zapatos caros que llevas, y esa camisa que tan bien te queda. Eres insulso, provocativo, descarado y manipulador. Le mira furioso, arrogante, incómodo con desgarro. Espera una contestación convincente. El otro le contesta. Me gustaría ser diferente, pero no puedo, ya sabes que por mucho que lo niegues soy tu clon.

Francisco Manuel Marcos Roldán Sabadell (Barcelona) 46


CATEGORÍA CASTELLANO Hormigas Desde que te fuiste la casa ha comenzado a llenarse de hormigas. Están en todas partes. Dentro de unos armarios, debajo del fregadero, en las rendijas de las ventanas. Sentado en el sofá, las veo desÀlar por el salón, cargando con nuestras cosas: las migas de las tostadas que preparábamos los sábados para desayunar, las piedras que cogimos en una playa de Cádiz, esa forma que tenías de tocarte la nariz cuando pensabas en tus cosas. Ayer las descubrí huyendo del dormitorio, llevándose nuestra canción favorita a cuestas.

Ernesto Ortega Garrido Madrid 47


CATEGORÍA CASTELLANO La salida Te sales, Inmaculada, me preguntaba cada día desde la puerta. Y yo, por temor, porque estaba segura de que a papá no le haría ninguna gracia que lo hiciera, me resistía a salir. Pero aquella noche que había vuelto a ser una locura, y que me quedé más sin ella que de costumbre, al preguntármelo, sin pensarlo un instante, tomando impulso, me salí. Y juntas de la mano, miramos desde arriba por última vez mi cuerpo inerte sobre la cama.

Miguelángel Flores Sabadell (Barcelona) 48


CATEGORÍA CASTELLANO Vudú Con cuidado para que no se le caigan los alÀleres, Elenita traslada su muñeca vudú a todos lados. Elenita es callada, una niña extraña si la comparamos con los demás niños, y nunca habla de sus amigos ni del colegio. No sabemos a quién representa la muñeca, pero intuimos que Elenita sabe muy bien qué hace con ella. Mamá está asustada pero papá dice que solo es un juego infantil. Esta mañana hemos descubierto a la muñeca desmembrada y calva, con la cabeza atravesada por decenas de alÀleres rosas. No encontramos a Elenita.

Rubén Rojas Yedra Madrid 49


CATEGORIA LOCAL A las doce en el patíbulo Temblorosas por no tropezar, las damas de honor sujetan el velo prestado. La novia sortea una boda sin olor a sueños, repleta de desconocidos y palabras huecas. Sin mirar, Àja la vista en sus zapatos y Ànge una estampa feliz. El destello de la hebilla del terrateniente con el que se va a casar la despuebla de su fantasía. Su futuro esposo sonríe mostrando los dientes que no tiene. Ella, prudente, busca a su padre entre los bancos. Casi no lo reconoce, famélico y alicaído, intenta mantener la compostura, la mira al borde del sollozo, en el cuello aún conserva los restos de la soga.

Mònica Sempere Creus Barberà del Vallès Guanyador local desembre 50


CATEGORIA CATALÀ Fi del món El profeta va anunciar la À del món amb la grandiloqüència habitual. Va descriure el col·lapse, l’hecatombe, l’agonia, l’extinció. Va concretar una data, una hora. El vaticini va ser rebut amb burles i suspicàcies, retrets i amenaces. Malgrat tot, per una vegada, el pronòstic va complir-se: en el dia i hora augurats, el ventricle dret del profeta es va col·lapsar, va produir-se l’hecatombe del sistema cardiovascular i, després d’una agonia fulminat, la seva vida es va extingir. El món del profeta arribava així a la seva À.

Jordi Masó Rahola La Roca del Vallès (Barcelona) Guanyador català desembre 51


CATEGORÍA CASTELLANO Mi ángel de la guarda Mi ángel de la guarda y yo llevamos una temporada enfadados. Me dice que nunca ha tenido un protegido que le diera tanto trabajo, que vive estresado con mi aÀción por matarme. Le contesto que se busque otro oÀcio. Me replica que de eso nada, que preÀere seguir conmigo a pesar de mi mal carácter y mis manías, que entre los de su gremio hay mucho paro desde que a la gente le ha dado por suicidarse. Ya no sé qué más decirle, no hay manera de hacerle entender que alguna vez tendré que morir. La gente ya empieza a mirarme con curiosidad y una pizca de extrañeza.

Elysa Brioa Escudero Valencia Ganador castellano diciembre 52


CONVOCATÒRIA DE GENER CONVOCATORIA DE ENERO


CATEGORIA LOCAL Retales rojos Regresó a las ruinas que albergaban su niñez. Deambulando entre los escombros intentó con todas sus fuerzas percibir el aroma de galletas recién horneadas, cubrirse del dulce perfume de lavanda. Buscó con desespero el sonido del crujir de las sábanas limpias secándose al viento, el balanceo de la vieja mecedora acariciando el pulido suelo de madera, el roce de las agujas al tejer la mullida lana. Sin embargo, lo único que percibía era la cálida respiración del lobo.

Mónica Sempere Creus Barberà del Vallès 57


CATEGORIA LOCAL Cabello de ángel ¡Cómete la sopa de una vez! -Grita el padre, aunque sabe que su hijo odia la sopa de Àdeos. Sumiso, el niño hunde la cuchara entre los Àdeos y observa como se enroscan en espirales inÀnitas. Algunos parecen estar como pez en el agua en el caldo hirviente, dispuestos a escaldarle la lengua, como esas almas en pena que disfrutan de su destierro infernal, como su padre. Otros en cambio, intentan escapar del plato. Reptan como gusanos blandos y largos, como serpientes acorraladas huyendo de un incendio inexorable, que de forma inequívoca, terminará consumiéndoles, como su madre.

Fernando Martínez Barberà del Vallès 58


CATEGORIA CATALÀ Maleït atzar Acabaven de començar les rebaixes de gener i vaig entrar a una botiga de roba del centre de la ciutat. En un primer moment no vaig reconèixer l’home que s’havia situat al meu costat davant del mirall, potser perquè Àns aleshores l’havia vist només en una fotograÀa penjada al dormitori de casa de la Berta. Igual que jo, s’estava emprovant una jaqueta de pana. En observar-lo més detingudament, de seguida em va cridar l’atenció la gruixuda cadena d’or que envoltava el seu coll, així com el seu rellotge de polsera. No m’ho podia creure: totes dues peces eren idèntiques a les que la Berta m’havia regalat en motiu del meu darrer aniversari i que en aquell instant jo també portava posades. Tot just acabava de Àxar-me en aquests detalls quan vaig adonar-me que ell també m’estava observant, clavant primer la mirada en la meva gola i desplaçant-la després cap al meu canell esquerre. La seva expressió, que al principi havia estat de sorpresa, de sobte passà a reÁectir-hi fúria.

Joaquim Valls Arnau Barcelona 59


CATEGORIA CATALÀ Triangle trencat Fins i tot l’accident que vaig tenir amb la furgoneta quan era lleter, me va anar millor que intentar besar-te. Ni les tres costelles fracturades, ni les botelles trencades, van fer tant de mal com la cara de fàstic que vas posar quan ahir, mentre ballàvem, em vaig aventurar a aproximar els meus llavis als teus. Vaig detenir el meu avanç, però tu no et vas acontentar amb concedir-me una retirada honorable i vas arronsar les poques defenses que li quedaven a la meua dignitat, dirigint un somriure irònic a Pasqual. Però això sí, aquesta vesprada, en el ball de la Llar del jubilat a mi no em busques, li dius a ell i al seu reuma que ballen amb tu.

Miguel Torija Martí Castelló 60


CATEGORÍA CASTELLANO Asperger Hora de entrar al instituto. Salen. Cinco en dirección al campo de fútbol. Veinte hacia la parada del autobús treinta y cinco. Quince vienen de frente. Los ojos muy abiertos. La boca enorme. Los brazos levantados. Corren. Gritan. Me cubro las orejas con las manos. Dos estampidos. Fran se desploma sobre el cemento. Lucas me apunta con la pistola. Me mira. La baja. Disparan. Anoche llovió a cántaros. Lucas cae de bruces en el charco. Su pelo se tiñe de rojo. Como él quería. Papá no le dejó. Nunca.

Lola Sanabria García Madrid 61


CATEGORÍA CASTELLANO Muy familiar La primera noche nos cruzamos en el portal, y me saludó con una sonrisa y una leve inclinación de cabeza. Una discusión con mi jefe ocupaba mis pensamientos, y le respondí de forma automática, mirándolo sin ver. La noche siguiente casi nos tropezamos al doblar la esquina. Fue entonces cuando me percaté de su elevada estatura, de su elegante terno oscuro. La tercera vez, curioso ante nuestra reciente coincidencia de horarios, me Àjé en su rostro y me golpeó su mirada verde, enmarcada por el ondulado cabello gris y la barba bien recortada. Su cara me resultó muy familiar, aunque no conseguí ubicarla. Sigue saludándome cada noche sin palabras, con un gesto amable. Estoy intentando reunir el valor suÀciente para dirigirme a él y contarle que nuestro fugaz encuentro diario ha puesto un punto de luz en mi vida anodina, que hace ya semanas que noté sus ausencias nocturnas, que por Àn sé de quién heredé el color de mis ojos, y para rogarle que un día de estos se traiga también a la bisabuela. Debe aburrirse mucho en el salón, sola en el viejo retrato de familia hasta que él regresa.

Ana Fuster Martínez Cartagena (Murcia) 62


CATEGORÍA CASTELLANO Benjamin Flanagan descubre a Benjamin Flanagan Benjamin Flanagan es un tipo curioso, un corredor de apuestas, el bookie más conocido de William Hill, la mayor casa de apuestas del Reino Unido. Benjamin Flanagan es también canónigo de la abadía de Westminter, un empresario neoyorquino y un crítico de cine. Benjamin Flanagan es un tipo corriente, padre de familia, hipotecado, hastiado de sus quehaceres diarios celebra con verdadero fervor la llegada de la época estival. Benjamin Flanagan es un camarero de Penderyn, la única destilería de Gales, así como un operario que ultima la construcción del Empire State Building y que no en pocas ocasiones ha pensado en suicidarse desde la parte superior del ediÀcio. Sin olvidar que es un magnate del petróleo y un soldado que lucha con los Estados Confederados de América en la Guerra de Secesión. Benjamin Flanagan es un editor bostoniano y el mejor jugador del Liverpool. Es, asimismo, un joven poeta dublinés, muy dado a la bebida. Benjamin Flanagan es un dandy de la época Victoriana. Es todo eso y mucho más. Benjamin Flanagan es un cientíÀco de renombre; acaba de ser galardonado por su reciente demostración de los universos paralelos.

Iñaki Goitia Lucas Oñati (Gipuzkoa) 63


CATEGORÍA CASTELLANO El cambio Aquella Nochebuena comimos turrón por primera vez. Mamá había preparado un auténtico menú de Navidad: consomé, jamón, langostinos, pavo relleno, polvorones, turrón... Hasta entonces mis hermanos y yo sólo habíamos visto esos manjares en los escaparates de las tiendas. Nos sentamos a la mesa dándonos codazos y empujones. Los olores, los sabores, eran nuevos y deliciosos. Reíamos como si nos estuvieran haciendo cosquillas y hablábamos con la boca llena. No parábamos de decir cuántas cosas mamá, qué rico está todo. A mamá le brillaban los ojos porque era Navidad y estaba contenta. Como todos. Pero comía mucho más despacio que nosotros y a veces parecía que le costaba tragar. Cogía la copa de champán, miraba dentro como buscando algo y daba un sorbito con los labios apretados. A mí lo que más ilusión me hacía era probar el turrón de Jijona. Cerca de la iglesia donde nos solíamos poner había una pastelería y mi hermana pequeña y yo chupábamos el cristal al pasar delante. Manuela no estaba en la mesa, y me pregunté dónde podía haberse metido, la muy tonta. Ella se lo pierde, pensé cogiendo un trozo de turrón. Y me olvidé de mi hermana pequeña.

Asun Gárate Iguarán Bilbao 64


CATEGORIA LOCAL La normalidad del hogar Pronto las campanas de la iglesia anunciarán las seis de la tarde. En ese punto, mamá dejará de reír y cambiará el vestido corto estampado y los zapatos de tacón, por la bata a rayas y las zapatillas; sus amigas se habrán marchado y sobre la mesa del salón no quedará rastro alguno de tazas de té, ni restos de pastas de hojaldre; el aire cálido y viciado se renovará por el gélido y pesado del exterior; las bombillas se apagarán con tiempo suÀciente para enfriarse y dar paso a la oscuridad del regreso de papá. Todo volverá a la normalidad y al silencio de televisor y cocina. Y yo, como siempre, antes de encerrarme en mi habitación a dibujar, me zamparé los pastelillos borrachos por si acaso.

Francesc López Camacho Barberà del Vallès Guanyador local gener 65


CATEGORIA CATALÀ Pallasso L’avi n’ha fet vuitanta-vuit, i per celebrar-ho porta els seus néts al circ. A l’entrar a la carpa recorda la primera vegada que, amb cinc anys, ell hi va anar. Recorda l’olor, els lleons, els trapezistes, i sobretot la por que li va fer el pallasso. Somriu, com li podia fer por... A meitat de la funció anuncien el pallasso. Quan surt els nens no tenen cap por, ell sí. És el mateix pallasso.

Sònia Ainós Terrassa (Barcelona) Guanyador català gener 66


CONVOCATÒRIA DE FEBRER CONVOCATORIA DE FEBRERO


CATEGORIA LOCAL Los deberes familiares Como cada lunes, el hombre del sombrero oscuro llega a casa y me saluda rascándome la cabeza, me despeina, luego me sonríe y me tiende el sombrero. Es la señal pactada con mi madre para que me encierre en mi habitación después de colgar el sombrero en el perchero de la entrada. A media tarde, tras recogerlo y encasquetárselo en la calva, marchará, sin decir adiós, hasta el lunes siguiente. Entonces, al oír el cerrar metálico de la puerta, yo saldré de mi cuarto justo a tiempo para ver como la luz roja de la habitación de mamá se desvanece, igual que el rojo de sus labios frente al espejo del lavabo. Luego, en la cocina, ella me preparará una taza de Colacao bien caliente, como a mí me gusta, por haber acabado todos los deberes. Mientras mamá esconde billetes entre las páginas del libro de recetas, papá regresará, cansado de andar todo el día buscando un trabajo inexistente por las calles de la ciudad, y rascándome la cabeza, me felicitará por ser tan aplicado.

Francesc López Camacho Barberà del Vallès 71


CATEGORIA CATALÀ Canvi de guió En Vincent va treure el paper arrugat de la butxaca i va rellegir l’adreça. No hi havia dubte, era el lloc correcte. Va mirar el seu Rolex, les 21:58 li va semblar una bona hora per fer una visita. Va llençar el cigarret i es va palpar el bulto metàl·lic que duia a la cintura. En aquell moment sortia del portal un home corpulent i ben vestit. En Vincent va observar la camisa amarada de suor i el caminar encorbat, i va suposar el que havia vingut a fer, com tants d’altres que deambulaven de nit per aquells ravals. Va aproÀtar per entrar. Va pujar les escales lentament, mentre començava a notar el gust de l’adrenalina a la gola. Es va aturar davant la porta indicada. La seva experiència li permetia veure l’escena, acostumaven a repetir-se les mateixes situacions i paraules, tot i que de vegades canviava el desenllaç. Va pitjar el timbre i uns passos es van atansar lleugers. En els segons que va tardar en obrir-se la porta va tenir temps d’intuir alguna cosa estranya mentre treia la pistola. El seu olfacte no l’enganyava: li va obrir la porta un nen que no tindria més de set anys.

Cinta Pons Domingo Tarragona 72


CATEGORIA CATALÀ Semblança És el seu ídol. Pare i amic, mestre, conÀdent, parella de jocs i molt més. Avui que en fa divuit l’ha trucat de bon matí des de la seva clínica. Mira el calaix de la teva tauleta, li ha dit. Hi ha trobat unes claus de cotxe noves de trinca. Ara aguaita per la Ànestra, ha continuat el pare. Davant del garatge hi ha un cotxe vermell, llampant. No oblidis de donar gràcies a la mare, el regal te’l fem tots dos, ha conclòs abans de penjar. Ha anat cap a l’habitació de la mare (dormen en cambres separades a causa dels horaris del pare, li havien explicat), ha trucat i ha entrat. Se sent el soroll d’aigua a la dutxa; esperarà. A sobre del buró hi veu una carpeta amb una etiqueta. Alfred. Qui és Alfred? Sobresurt un fragment de fotograÀa. Encuriosit l’estira. I somriu: és ell quan va fer la primera comunió! Però hi ha alguna cosa que no quadra... El vestit. Duu un vestit blau fosc de mariner. Baixa corrents al saló, a l’aparador on hi ha diverses fotograÀes emmarcades: ell amb el cotxe a pedals, ell amb els primers esquís..., ell el dia de la primera comunió amb el vestit malva clar i la corbata blanca.

Josep Casals i Arbós Prades (Tarragona) 73


CATEGORIA CATALÀ Irina Quan era jove, el meu pare va tenir un idil·li amb una ballarina del Teatre Bolxoi. La companyia era a Barcelona i cada nit representaven El trencanous al Liceu. Devia ser l’any 1947 o el 1948. Es deia Irina. Una disciplina estricta regia la companyia: per poder-se veure, els amants havien d’idear ardits, subornar guardespatlles, freqüentar pensions sòrdides del Raval o de la Barceloneta. “Ves que no tingui un Àll comunista, jo!”, solia comentar el pare als companys de timba. Recordo que cada dia, havent dinat, alçava un gotet de vodka i brindava: “Za zdaróvie!”, deia abans de buidar-lo d’un glop. Seguia els resultats del Dinamo de Moscou, s’esforçava per llegir Tolstoi i Txèkhov, escoltava Tschaikovsky amb els ulls humits. I si alguna vegada discutien amb la mare, ell li etzibava: “Me n’hauria d’haver anat amb la Irina!”. Molts anys després de la mort del pare, la curiositat em va fer-me rastrejar Internet i hemeroteques. No vaig trobar enlloc cap referència a una gira del Bolxoi a Barcelona els anys quaranta.

Jordi Masó Rahola La Roca del Vallès (Barcelona) 74


CATEGORÍA CASTELLANO Los aventureros A lomos de Rocinante, Sancho Panza, con una bacía a modo de casco, el palo de una escoba convertido en lanza y la tapa de una cazuela a guisa de adarga, llamó a gritos a Dulcinea del Toboso. -¿Qué quieres, Sancho? -Monta en la grupa de Rocinante, Dulcinea. Don Quijote ha muerto. -¿A dónde vamos? -Qué pregunta mujer, pues a luchar contra los molinos de viento.

Salvador Robles Mira Bilbao 75


CATEGORÍA CASTELLANO El trueque Hay cincuenta pasos desde su habitación hasta la puerta del jardín. Detrás del seto está esa señora tan amable que regala cromos. Manolín ha aprendido a no tropezar, a caminar casi a oscuras. En secreto, como ella le aconseja cuando pone un dedo sobre sus labios. Hoy está emocionado porque le va a traer el último cromo, el más difícil, el que no tiene nadie. El lunes llevará al colegio el álbum con la colección completa para dar envidia a los compañeros. Ahora solo reza para que el bebé, ese niño rechoncho y bueno por el que sus padres suspiran, no se despierte mientras recorre esos largos cincuenta pasos.

Elena Casero Viana Valencia 76


CATEGORÍA CASTELLANO La ley de la selva Sentado en un rincón de la oscura taberna, el único cliente contempla el documental que pasan por televisión sobre la vida salvaje en la sabana africana. La joven camarera le ha servido un café bien cargado, con la misma indolencia que muestra la pequeña gacela del reportaje, mientras deambula por el prado lejos de la manada. El chacal la acecha, agazapado entre la maleza, y el locutor del programa asegura que las posibilidades que tiene la presa de romper el cerco del cazador son prácticamente nulas. Hay un cruce de miradas entre la Àera y el hombre, que sorbe lentamente su taza de café. También la gacela detiene su marcha, inquieta a causa del ruido que llama la atención de la camarera, la cual deja lo que está haciendo para Àjar sus ojos en la pantalla. La vida, al parecer, se somete a una leyes tan poco Áexibles que acaban cuestionando nuestro romántico concepto de libertad. El locutor tiene una voz sedosa, profunda y convincente, y habla como si él mismo hubiera diseñado el comportamiento de todos los seres del planeta. Ahora el chacal ha perdido la cuenta y la gacela, tras limpiarse las manos en el delantal, acude sin demora a cumplir con su destino.

Pedro Herrero Amorós Castellar del Vallès (Barcelona) 77


CATEGORÍA CASTELLANO El maquinista Vuela demasiado bajo. La gaviota roza la furgoneta que viene de frente y describe en el aire un escorzo desequilibrado. Cae en mi carril. Esas décimas de segundo hasta que la atropello me provocan un vivo estremecimiento. Porque queda delineado, diáfano, el perímetro de la existencia. Y porque su transposición resulta inminente e inevitable. El momento es intenso, trágico, turbador. De repente, alcanzo a comprender esa mezcla de horror y perplejidad que a veces traía mi padre en los ojos cuando llegaba a casa. No era tanto el hecho de atropellar a un suicida como la conciencia nítida de no poder hacer nada por evitarlo.

Iván Teruel Cáceres Vila-Sacra (Girona) 78


CATEGORÍA CASTELLANO El susurro de los pies descalzos Va cerrando puertas de habitaciones vacías. El pasillo se va quedando a oscuras. La soledad le cala los huesos. Su corazón se seca por dentro. Solo cuando el elefante regrese al jardín y los pétalos de la rosa se abran bajo el sol, la luz entrará de nuevo en esta casa. Volverán los niños a llenar con risas sus rincones. Ahora se pasean, transparentes, por el pasillo. Ella se refugia en la habitación del fondo, con la persiana bajada y la puerta cerrada, pero aún así oye sus pies descalzos y le roban el sueño con la lluvia de sus lágrimas, con sus largas caras pálidas que atraviesan la pared. Los niños le preguntan: ¿Y el elefante, cuándo volverá?

PuriÀcación Menaya Moreno Zaragoza 79


CATEGORIA LOCAL Herencias Desconocía el porqué de aquellos impulsos de apedrear perros, matar gatos, asÀxiar pájaros. En la galería que visitó, un cuadro le llamó la atención. Era un lienzo oscuro, con atmósfera gris y nubes tormentosas en el celaje. Representaba una ejecución. El reo subía los escalones hacia el cadalso, y el verdugo con vestimenta marrón y encapuchado sostenía el hacha en su mano. En su dedo anular el pintor había dibujado con precisión un anillo dorado, con un escudo muy particular. El mismo anillo que él había heredado y que lucía en su mano torva, brusca, violenta.

Antonia García Lago Barberà del Vallès Guanyador local febrer 80


CATEGORIA CATALÀ Estranyament El mateix dia que em deixà la meua parella, vaig perdre un ull. Ara, m’estic acostumant al de vidre. Encara que algunes nits, en arribar a casa, me’l trac de l’òrbita i el deixe una estona dins la peixera per veure quina és la reacció de la carpa japonesa. Ull i peix es miren com dos estranys, sense entendre el que passa.

Kike Parra Veïnat Alzira (València) Guanyador català febrer 81


CATEGORÍA CASTELLANO El faro Aunque nunca recordamos quién sugirió la idea de construir el faro, con el tiempo ese fue nuestro único anhelo. El riesgo era inmenso, porque ninguno conocía el mar, pero el alcalde acabó por ceder a la ilusión y nuestros sueños se impusieron. Cuando estuvo terminado lo contemplamos admirados. Su Àgura se recortaba contra el cielo sobre la pequeña elevación de terreno donde estaba levantado: lo veíamos enorme, majestuoso como un acertijo, y desde el atardecer su luz conseguía hipnotizarnos con su interminable cadencia mientras contemplábamos absortos cómo se Àltraban entre las rendijas de las sombras los otros pueblos perdidos o abandonados que nos rodeaban. Siempre nos resistimos a interpretarlo como una premonición. Para eso teníamos nuestro faro. Fue durante el verano cuando empezamos a sentir, en sucesivas oleadas, la suave brisa del mar, sobre todo por las noches, y las espigas de trigo de los interminables campos alrededor del faro, cargadas de sal, nos descubrieron un desconocido aroma a algas que acabó por impregnar también el horno donde cocíamos el pan. Y por Àn una tarde de otoño, lluviosa y melancólica como nunca habíamos conocido, avistamos los primeros barcos.

Rafa Heredero García Laguna de Duero (Valladolid) Ganador castellano febrero 82


CONVOCATÒRIA DE MARÇ CONVOCATORIA DE MARZO


CATEGORIA CATALÀ Ciència i caritat Vaig arribar a l’alberg al vespre. Una dona d’aspecte malaltís em va acompanyar a una habitació de la primera planta. L’excursió havia estat esgotadora, però vaig baixar a la sala d’estar a llegir una estona (sempre em costa agafar el son després d’una llarga caminada). A la paret hi penjava una reproducció: en una habitació en la penombra, una dona agonitzava en un llit; un metge li prenia el pols; una monja amb un nen penjat del braç esquerre, apropava una tassa a la malalta. Em vaig acostar a la pintura per estudiar-ne els detalls: les parets blanques, encrostonades i tacades d’humitat; la manta esÀlagarsada que cobria el llit; els Ànestrons rovellats; el gest capÀcat del metge consultant el seu rellotge de cadena; la lividesa de la moribunda (per algun motiu, la dona em resultava familiar). Van trucar a la porta. Com que no hi havia ningú a la recepció, vaig obrir: “Sóc el doctor”, va dir el nouvingut, amayagant-se la barba espessa. Va pujar les escales, decidit: semblava conèixer bé el camí. A la matinada em van despertar uns sanglots en una habitació veïna. Vaig sentir la veu prima d’un nen i algú que xiuxiuejava: “Ja està, tot s’ha acabat”.

Jordi Masó Rahola La Roca del Vallès (Barcelona) 87


CATEGORÍA CASTELLANO El acuerdo En el pueblo hace tiempo que no anidan las cigüeñas. Vuelan de paso a otras tierras más pobladas. Pero yo nunca pierdo la esperanza de que, por descuido, se les caiga alguno. Cuando a comienzos de la primavera pasan las primeras, observo el cielo sin descanso. Un año tras otro. Hace dos días, por Àn, vi uno bajar a toda velocidad. Corrí cojeando todo lo que pude pero la Eulogia estaba al acecho y le echó mano a la misma vez que yo. “Es mío, lo vi primero”. “Pero yo lo agarré y no dio con la cabeza en el suelo”. “Es para mí”. “No, para mí”. Al Ànal, decisión salomónica. La mitad para ti, la mitad para mí. Lo echamos a suertes. A mí me tocó la parte de abajo y a ella la de arriba. Yo le cambio los pañales y le hago primorosos patucos de lana. La Eulogia le da de comer y lo peina. Pero lo que no puedo soportar es que a ella le dedique sus lindas sonrisas de ángel.

Mar Horno Torredonjimeno (Jaén) 88


CATEGORÍA CASTELLANO La ayudante del mago La ayudante del mago lleva un vestido corto de lentejuelas, el moñito tirante, los labios muy rojos. Antes de cerrar la tapa arroja con sus palmas dos besos en el aire, y despidiéndose de su jefe, le guiña el ojo con una mueca exagerada. Nada por aquí, nada por allá, parece decir su pantomima al extender los brazos por encima de la caja, al certiÀcar que no hay doble fondo, al comprobar, siempre graciosa, que ningún hilo invisible cuelga tramposo del techo. Cuando remata la vuelta su cuerpo se arquea como el de una bailarina, con la pierna atrás y los brazos elevados, y señala la esquina al decir: ¡Tacháaan! Mantiene congelada la sonrisa durante un largo minuto de tensión dramática. Pero no surge ningún humo inesperado, nadie aparece de repente por sorpresa: solo se sigue observando, empecinada y triste, la misma mancha de humedad. Entonces se desmadeja en el suelo y rompe a llorar desconsolada. En el tanatorio ya está amaneciendo. Es la séptima vez que fracasa. Pero de nuevo se apoya en el féretro, y vuelve esa esperanza terca a iluminarle inútilmente los ojos, y la ayudante del mago se incorpora para intentarlo por penúltima vez.

Luz Leira Rivas Ferrol (A Coruña)

89


CATEGORÍA CASTELLANO Vasos comunicantes A poco de ingresar en la cárcel para cumplir una larga condena, empecé a cavar un túnel desde el suelo de mi celda. Al principio actué movido por un impulso de rebeldía y careciendo de las habilidades necesarias para conseguir mi objetivo, cegado por la idea de burlar a mis carceleros. Pero pronto descubrí un extraño placer al dar forma a un proyecto de superación personal, que acabó por convertirme en un experto en la materia. Calculo que estaba a pocas jornadas de atravesar los muros que me separaban del exterior, cuando llegó el indulto que me puso de patitas en la calle. Y conÀeso que, al margen del alivio que supuso prescindir de la rutina carcelaria, abandoné el penal con menos euforia de la que habría experimentado si -en lugar de salir por la puerta principal- hubiera huído a través de mi modesta pero eÀcaz obra de ingeniería. Así que no me sorprendí en absoluto, recién estrenada mi nueva etapa como hombre libre, cavando al otro lado de las altas torres coronadas de alambradas, con la intención de conectar el tramo restante. No es que quisiera volver a mi oscura celda solitaria, nada de eso. Lo hice para que mi prestigio alcanzara conmigo la libertad.

Pedro Herrero Amorós Castellar del Vallès (Barcelona) 90


CATEGORÍA CASTELLANO Desesperando “A la cola, como todo el mundo”, nos dijo un señor de corbata. Y todavía estamos aquí. Vine con mi mujer pero, como estaba embarazada y le resultaba incómodo pasar tanto rato de pie, pre rió esperarme en casa. Mientras avanzábamos salió de cuentas. El día que dió a luz no me atreví a ir al hospital, no sea que me quitasen el sitio. Ahora viene todas las tardes con el niño a traerme un bocadillo de lomo. Así lo veo. En mayo hará la primera comunión. De momento aquí seguimos. Cada vez falta menos, aunque ya no recuerdo por qué habíamos venido.

Ernesto Ortega Garrido Madrid 91


CATEGORIA CATALÀ Ajustaments de plantilla Després d’una jornada de treball intensa però fructífera, llançà una mirada satisfeta a la pila d’expedients que reposaven sobre la seva taula. Aquests pertanyien als empleats als quals acabava de comunicar el seu acomiadament: malauradament, en el darrer any els beneÀcis de l’empresa havien caigut en picat. Mentre encenia un cigar havà, s’acostà al Ànestral a contemplar l’esplèndida posta de sol sobre el mar. De sobte, a l’altra banda del vidre veié passar fugaçment el cos d’un home precipitant-se al buit. Per un instant li va semblar que es tractava d’en Gausachs, el veterà comptable que treballava a la companyia ja en l’època del seu pare. I hagués assegurat que just quan es trobava a la seva alçada, el pobre infeliç li mostrava la llengua.

Joaquim Valls Arnau Barcelona Guanyador català març 92


CATEGORÍA CASTELLANO ¿Quiénes son? Hay un niño y una niña subidos al alféizar de la ventana. Mirando hacia abajo, al jardín de hierbas abandonadas, como si allí se tumbaran al sol o se persiguieran muchos días felices. Como si solo estuviesen encerrados cuando llueve. La niña, casi llorando, dice que no se atreve. El niño le coge la mano y le ruega que sea valiente, que monte en su espalda y cierre los ojos, que él dará el primer paso. Le susurra al oído un secreto: ha aprendido a volar. -¿Por qué no me lo habías contado? -Porque aún no vuelo tan alto ni tan lejos como los pájaros. Ella contempla el cielo sin nubes, inmenso, y se pone pálida. Él, acariciando su rostro asustado, le promete que no le ocurrirá nada mientras se agarre fuerte a su cuello. -Pero ¿sabes aterrizar? ¿Y si te rompes una pierna? -Correré a la pata coja. Es su plan. Alcanzar el suelo y echar a correr, rodear el caserón hasta la verja de la entrada, asomarse entre los barrotes y pedir auxilio a las personas que pasen por delante. Al ver los cardenales y las cicatrices, les ayudarán. La niña se muerde los labios. -¿Qué decimos si nos preguntan nuestros nombres y cuántos años tenemos? -Creo que tú tienes 6 años y yo, 10. -¿Y cómo nos llamamos? Asun Gárate Iguarán Bilbao Ganador castellano marzo 93


CONVOCATÒRIA DABRIL CONVOCATORIA DE ABRIL


CATEGORIA LOCAL Ojos de mar Cuando sopla la galerna, ella los cubre con el dique de sus gafas para evitar que el pueblo se inunde.

Antonia García Lago Barberà del Vallès 97


CATEGORIA LOCAL Noticiero El sol se estaba apagando. Acostumbrados a los temblores, guerras, extinciones y caídas de la bolsa, la peor noticia para la humanidad pasó desapercibida en todos los medios de comunicación. Hundido en su sillón Melquíades intentaba contener el llanto. Por Àn su negocio de rayos uva iba a prosperar.

Mònica Sempere i Creus Barberà del Vallès 98


CATEGORIA CATALÀ Trencar-se la closca Va tornar a passar comptes. Feia tres dies que la calculadora patia el pitjar frenètic del seu dit perque els números no li sortien. Després d’una vida com a comptable que, a casa seva, no li quadrés el balanç era desesperant. S’havia jubilat, tot i això continuava amb el costum de fer la comptabilitat casolana. Revisava l’any i l’acarava assentament per assentament Àns que quadrés al cèntim; però enguany tenia una desquadrada de 87,3€! Emmurriat va Àtar la prestatgeria on desava desenes de carpetes plenes de les factures d’una vida. Va aixecar-se i va agafar l’escala. La carpeta amb l’any 2012 era a dalt de tot. Lentament va pujar i va estirar el braç per atansar-s’hi. La diagonal que van formar els seus dits amb les potes de l’escala va esdevenir impossible i, després d’una tremolor, un grinyol va indicar que el puntal havia fallat. Va aferrar-se a la lleixa però aquesta va cedir, i una allau de carpetes l’embrossaren. El comissari el va trobar després de rebre una denúncia per impagament. Sota les tones de paperassa aparegué el cos, i enmig del front ensangonat hi havia un rebut on s’hi podia llegir: Escala antilliscant 87,3€.

Ivan Garcia Martínez Sabadell (Barcelona) 99


CATEGORIA CATALÀ L’adversari Qui podia saber qui hi entraria avui? Ningú. Segur: ningú. Però no han topat per casualitat allí dins. Hi pensa mentre no gosa obrir els ulls, moure’s. De fet no li fa mal res, cap part del cos la té adormida: sent la intensa fredor del terra com li travessa la roba suada. Però on és la pistola? Hi pensa encara immòbil, Àns que una contracció li sacseja suaument la boca. Aterrit, obre els ulls de cop i dóna una llambregada. Ningú. Segur: ja no hi queda ningú, només ell. A poc a poc comença per À a recuperar l’ànim. O més ben dit, a no veure’s amenaçat. Encara estenallat estira el braç per recuperar la pistola. I s’adona que el terra és ple de miques de mirall.

Pau Miquel Terrassa (Barcelona) 100


CATEGORÍA CASTELLANO Tsunami Me llaman, es la hora. Tengo ganas de acabar. No he abierto la boca, sin embargo, aquí estoy, embriagado hasta las orejas. De acuerdo, vosotros mandáis. ¿Me habéis preguntado si quiero? Negativo, lo creen improbable, es un hecho. Empezamos bien, sujeto a hipótesis que otros postulan. Y esa palabra, ¿cómo era?, libertad, descuidan su signiÀcado. La busco en mi memoria genética, sí, aquí está, en el genoma. Entonces, conÀrmo mis dudas, no existe, la gran mentira. El inicio desmiente la realidad. Bien. Resignado, me presto a seguir lo empezado, no tengo otra salida, solo ésta, oscura, pequeña... Aunque curioso, a la que me decido parece crecer. Quizás sea todo así, quizás, una vez convencido, dispuesto a abrirme camino, el miedo se torne juicio, las dudas vapor... En Àn, ahí voy. Me compelen. Qué pereza, mi casa se desploma, llega el tsunami. De acuerdo, ya me callo; a Àn de cuentas, he de olvidar lo aprendido. Por decreto, mis células obedecen, implacables. ¡Vaya retroceso! “Borrando información, tres, dos...”, oigo a lo lejos. Es una molécula. ¡Existe la luz!, no recuerdo nada... El túnel, pierdo la voz. Gritos, llantos, el acto Ànal. -Enhorabuena Pilar, es un niño precioso.

Miriam Martínez Ramírez Ripollet (Barcelona) 101


CATEGORÍA CASTELLANO Las manos de tía Angélica Tía Angélica nació con apariencia de fragilidad: menudita y con la piel casi translúcida. Pronto se convirtió en la preferida de la abuela y en el juguete de todos los hermanos. Contaba mi madre que empezó a hablar muy pronto, casi al año, cuando los otros niños solo eran capaces de balbucear. Dio muestras de poseer una sabiduría incomprensible. En varias ocasiones adivinó, cuando alguien le tomó de las manos, la fecha de su muerte. A través de su olfato predecía tempestades. Y por el tono de voz, el sexo del niño no nacido. En el pueblo empezaron a mirarla con temor y acabaron por tacharla de bruja. Mi abuela, con ese sentido especial de las madres, le aconsejó que saliera poco de casa y que aprendiera un oÀcio para no ser una carga familiar. Tia Angélica pidió una máquina de coser. Aprendió a bordar ella sola, sin más enseñanza que su intuición. De sus manos salieron sábanas, mantelerías, ropa de recién nacido o toallas que mi abuela vendía. Poco a poco, la gente del pueblo empezó a olvidarla. Nunca supieron que aquellos bordados tan primorosos habían salido de sus manos, a pesar de su ceguera.

Elena Casero Viana Valencia 102


CATEGORÍA CASTELLANO La carta Vio el sobre y aturullado se lanzó a por él, pero se contuvo antes de apresarlo. Lo estuvo mirando un rato, sin atreverse a tocar. Cuando lo hizo, cerró los ojos para olerlo. Olía a lo que había que oler, a misiva. Luego, echando mano de sus lentes, lo fue analizando con mucha parsimonia. Efectivamente tenía remite y remitente. Gozaba de cada letrita dibujada, antes de pasar a la siguiente. Habría apostado que estaba escrita con bolígrafo de marca británica, y no de Taiwán. Sonrió. Un sello de los de antes, con un pavo real mirando asombrado al objetivo, orillaba una esquina. Y no había duda de que, tras mirar a trasluz, dentro había carta. Sí, hoy era un gran día. Entonces, Ànalmente, tras un suspiró que entró, subió, bajó y salió como Pedro por su casa, se puso en pie, cogió la bicicleta, su gorra, la cartera y, silbando, se fue a repartirla.

Miguelángel Flores Sabadell (Barcelona) 103


CATEGORÍA CASTELLANO Oración El embrión levita feliz en el líquido amniótico, suavemente mecido por el balanceo materno. En la siguiente división celular se determinará si dará lugar a una criatura humana o a otra cosa. El diminuto feto lo intuye y detiene su vaivén, expectante. Pasado el momento crítico, se reanudan las lentas clonaciones. Empiezan a formarse duras escamas. Garras de tres dedos. Un único globo ocular toma posesión de la frente y dos alas membranosas comienzan a abultar bajo los omóplatos. La madre (triste pedigüeña a las puertas de la catedral), se acaricia el vientre con ternura. Y como todas las madres, reza en silencio para que su bebé nazca sano y bien formado. Para que no se parezca a ella. Ni al padre François. Para que sea tan poderoso y terroríÀco como su pétreo amante de las cornisas. Y herede su color de ojo.

Jes Lavado Málaga 104


CATEGORÍA CASTELLANO Solo somos supervivientes El ácido que contiene el aire acabaría con cualquiera de nosotros conmigo en cuarentaicinco segundos exactamente. Los trajes que conseguimos fabricar nos permiten me permiten estar doce minutos expuestos expuesto sin peligro, aunque yo nunca estoy más de diez; todos el mío muestran muestra claros síntomas de deterioro. Cuando regreso al sótano que todavía mantenemos mantengo descontaminado, me pregunta siempre lo mismo, mi hijo: ¿has visto algo? No, no ha habido suerte, le contesto invariablemente. ¿A que no sabes que vamos a comer hoy?, le digo para cambiar de tema. ¿Carne?, responde, como si no lo supiera. (Ya queda poca).

Fran Rubio Consuegra Tavernes de la Valldigna (Valencia) 105


CATEGORÍA CASTELLANO Quiromantes Todos coinciden en que es un milagro que siga vivo. Los médicos atribuyen el mérito a los fármacos experimentales que le están suministrando. La madre del joven cree que si su hijo aún no ha muerto es gracias a las decenas de oraciones que reza diariamente junto a su lecho. El padre, por otro lado, deÀende que sin sus sesiones de reiki ni sus infusiones de hierbas su primogénito no estaría respirando ahora. Sin embargo, son sus hermanos pequeños los que, desobedeciendo las órdenes de los adultos, se cuelan por la noche en su cuarto para repasarle con rotuladores las líneas de la mano; especialmente ésa que se desdibuja cada día con el paso de las horas.

Marina de la Fuente Martín Rivas Vaciamadrid (Madrid) Ganador castellano abril 106


CONVOCATÒRIA DE MAIG CONVOCATORIA DE MAYO


CATEGORIA LOCAL Cara y cruz En el funeral, el hombre que luego discutiría con el cura, traía buenas intenciones. -¡El coche fúnebre! -Entró gritando- ¡Se lo lleva la grúa! Los vecinos -sentados al fondo- salieron como alma que lleva el diablo para ver alejarse al vehículo municipal mientras aparcaban en el hueco el coche del siguiente difunto. El empleado de la funeraria llamó sin suerte a la central. A hombros, el segundo féretro avanzó lento, como dando tiempo a una posible solución. Sus familiares y allegados colapsaban el acceso a la iglesia. El segundo muerto llegó al altar sin sitio donde dejarlo. Los portadores sudaban estoicamente. El sacerdote pidió calma, dudaba si acabar el primer funeral o empezar el segundo. Las viudas lloraban. El hombre del principio propuso echarlo a suertes. El cura se negó y de ahí la discusión, que solo cesó cuando un muerto gritó cara y el otro dijo cruz.

Fernando Martínez Barberà del Vallès 111


CATEGORIA CATALÀ A l’oÀcina El rellotge marca les vuit i deu. Estic sol a l’oÀcina, al meu voltant les taules i cadires buides són com un paisatge assolat després de la batalla. A fora és fosc, i aquí dins només queda el resplendor de la pantalla del meu ordinador i la petita llum d’emergència damunt la porta d’entrada. Envio el darrer email i marxo cap a casa, ja tinc la bossa a punt. Mentre s’apaga l’ordinador, amb les notes estridents del windows com a música de fons, miro per la Ànestra. Des del desè pis els cotxes de bombers i la policia semblen playmobils movent-se frenèticament allà baix. Probablement sóc l’última persona en sortir de l’ediÀci. Mentre em poso l’abric aproÀto per endreçar els últims papers. Jo no deixo mai res a mig fer. Encara que els bombers hagin ordenat desallotjar l’ediÀci. Encara que el soroll de les alarmes antiincendis no em permetin concentrar-me. Encara que el fum gris comenci a entrar per sota la porta del meu despatx...

Cinta Pons Domingo Tarragona 112


CATEGORIA CATALÀ Desinfecció Aquest matí quan ha marxat, l’operari ens ha avisat que no baixéssim al soterrani Àns l’endemà. És la tercera empresa que contractem en un mes, però de nit, com totes, els sorolls del soterrani segueixen sense deixar-nos dormir.

Sònia Ainós Croydon (Anglaterra) 113


CATEGORIA CATALÀ Primera comunió La Clara s’ho passava bé a cataquesis, ja que explicaven històries curioses i després cantaven. Però es veu que feia preguntes inapropiades i a partir del tercer dissabte li van donar una llibreta per pintar i la van fer seure al fons de la sala. Només la deixaven tornar al grup a l’hora de cantar perquè tenia la veu nítida i aÀnada. Abans del Gran Dia, les van portar a confessar. -Ave Maria Puríssima -va anunciar, d’esma, una veu gastada. -Sense pecat fou concebuda -va recitar la Clara dòcil i expectant. -Quins pecats vols confessar, Àlleta? -Jo no tinc pecats, mossèn, jo sóc una nena -va contestar, espontània, la Clara. -Però algunes mentidetes hauràs dit... -continuà el capellà, condescendent. -Les mentidetes que jo pugui dir no són pecat. Sóc una bona nena -va reivindicar ella, una mica alterada. -Però alguna vegada hauràs desobeït els pares! -insistia el clergue, ja impacient -o t’hauràs barallat amb el teu germanet... La Clara, tot somicant, li va replicar que no entenia perquè s’entestava a fer-la sentir culpable. El confessor, escandalitzat com si la criatura hagués proferit la més greu de les blasfèmies, la va fer fora a crits. Ella mai no hi ha tornat.

Josep Casals i Arbós Prades (Tarragona) 114


CATEGORÍA CASTELLANO Buitres Desde mi vehículo observo como el autobús toma la curva demasiado rápido, se sale de la vía y da varias vueltas de campana hasta estrellarse contra la arboleda. Freno el coche en seco y, tanto mi mujer como yo, nos personamos de inmediato en el lugar del accidente. La escena es sobrecogedora. Hay cuerpos mutilados, sangre, esquirlas de cristal, trozos de cráneo y llamas. Al ver el cuerpo sin vida de un hombre, me arrodillo y hago la señal de la cruz. ¡Hay que hacer algo, deprisa!, me grita Carmen. Asiento con la cabeza y le digo que vaya cogiendo las maletas que han salido despedidas del autocar y las meta en nuestro vehículo. Yo mientras, voy aligerando de peso los cadáveres: anillos, relojes, cadenas de oro... ¡Socorro, ayuda!, gritan los supervivientes que han quedado atrapados entre el amasijo de hierros. A lo lejos se escuchan las sirenas. La cortina de humo cada vez es más asÀxiante.

Rubén Gozalo Ledesma Salamanca 115


CATEGORÍA CASTELLANO La gran tribulación Recuerdo los sermones dominicales sobre la segunda venida de nuestro Señor. “Vendrá hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz”, nos decía el pastor, citando el Evangelio de San Juan. Luego nos pedía, con los ojos llenos de lágrimas, que imagináramos la inefable felicidad que nos embargaría al reencontrarnos con nuestros seres queridos tras su resurrección. Hace ya un mes que sonaron las trompetas en el cielo y se produjo el tan esperado regreso. Desde entonces nos hemos refugiado en el sótano de la iglesia con las pocas provisiones que logramos juntar. El pastor está tan asustado como el resto de nosotros y se pasa las horas ojeando La Biblia, mientras repite entre sollozos, que no hay ningún versículo que explique cómo hacer para que nuestros parientes y amigos regresen a sus tumbas.

Kalton Bruhl Comayaguela (Honduras) 116


CATEGORÍA CASTELLANO El duelo La noticia de que los dos pistoleros ciegos se habían desaÀado a muerte vació de gente las calles de la ciudad. No había una alma a la vista, ni siquiera detrás de las ventanas. Pero, si hubiera sido necesario, muchos habrían pagado entrada por ver de cerca lo que -sin lugar a dudas- tendría más de espectáculo circense que de mero ajuste de cuentas. Tal era la curiosidad que aquel duelo singular despertaba en todo el mundo. Porque, aunque nadie lo admitiera públicamente (por respeto), la posibilidad de que el enfrentamiento acabara con un solo disparo era más bien remota. De ahí su atractivo.

Pedro Herrero Amorós Castellar del Vallès (Barcelona) 117


CATEGORÍA CASTELLANO SacriÀcio equino Se escuchó con nitidez un relincho de caballo, dolorido, gemebundo. Me miró Àjamente enseguida, buscando respuesta en mis inescrutables ojos; después, miró alrededor: nadie más daba muestras de haberlo oído. Cuando el animal dobló las patas para caer vencido, un peón cercano, vestido de negro, se adelantó hasta donde yacía y lo remató. Para que no sufra, dijo. Después, el otro caballo comenzó un galope desbocado, casi suicida, desdeñando la abundante sangre que anegaba e4.

Fran Rubio Consuegra Tavernes de la Valldigna (Valencia) 118


CATEGORÍA CASTELLANO Hallazgo milagroso Caminaban despacio y cabizbajos hacia la gran montaña. Todos los días, sin faltar uno, se arrastraban al tajo. Nadie hubiera dicho, de verles a lo lejos, que fueran niños, sino más bien mayores encorvados por una gran carga. Recorrían arriba y abajo la gran montaña de desperdicios buscando algo para llevar a casa, para evitar la paliza del viejo. Mario es un niño más en el basurero, y hoy ha tenido la suerte de encontrar algo brillante. No ha podido reprimirse y ha soltado un grito de triumfo. En su mano una medallita de la Virgen de los Milagros. Al llegar el ocaso, todos se retiran, todos menos Mario, que queda desangrado y sin mano. Parece que hoy no era el día de los milagros. ¿O sí?

Esther Cuesta de la Cal Barakaldo (Bizkaia) 119


CATEGORÍA CASTELLANO Las hermanitas De Kenia llegaron al convento de Santa Rosalía decididas a guardar voto de silencio y a cuidar de una comunidad envejecida, a punto de extinguirse. Sus jornadas transcurrían entre oraciones, trabajo y unas sonrisas medio tristes, medio forzadas, que llevaron a que el capellán las animara a participar en la liturgia con mayor libertad. Así, al tiempo que la capilla barroca se llenaba de ritmos y palmadas, de sonidos articulados en una lengua oscura y remota, los naranjos cambiaron su silueta por la de las acacias, la hierba creció borrando caminos, rompiendo la simetría de los parterres, y en el huerto comenzaron a volar Áamencos -que las hermanas ancianas tomaban por ángeles- y a pacer los antílopes. La primavera trajo unas lluvias desconocidas y la acequia se convirtió en un río de lodo, pero en junio el cielo ha vuelto a ser de un azul vibrante y las monjitas jóvenes sacan de nuevo a las mayores a calentarse al sol. Bajo el barro que ciega el aljibe del claustro las esperan, agazapados, los cocodrilos.

Elisa de Armas Sevilla 120


CATEGORIA LOCAL Canción triste con navaja El tío Frasquito, al acabar la guerra hizo fortuna. Aún recuerdo la coplilla alegre que nos entonaba, sonriendo con guasa, en las celebraciones familiares. << Mira si tengo talento, que he puesto una barbería, delante del Ayuntamiento >> Yo, por aquel entonces no lo entendía, pero me hacía mucha gracia la forma como movía la navaja barbera a la par que cantaba. Todos los primos nos desternillábamos de risa mientras mamá, muy seria, salía nerviosa y hacia tiempo en la cocina antes de volver con los postres. Fortuna, sí, he dicho. Durante lustros, nunca escasearon las clientas, ni el Ayuntamiento faltó jamás al pago puntual y religioso.

Francesc López Camacho Barberà del Vallès Guanyador local maig 121


CATEGORIA CATALÀ Somnis terrenals Pare i Àll són a taula mentres la mare prepara el sopar. -Creus que hi ha vida allà fora, pare? -No ho sé Àll. Però algun dia ho descobrirem. -I qui ho ha de descobrir? -Els cientíÀcs i els investigadors espacials. -Creus que jo podria arribar a ser un cientíÀc important i viatjar per l’espai descobrint nous móns? -Si ets constant ho aconseguiràs, però per això hauràs d’estudiar molt. El Àll va treure de la seva motxilla un llibre que parlava de viatges espacials, tot ple d’imatges d’estrelles i planetes. -Cada nit somio amb aquest planeta. Arribo amb la meva nau espacial i aterro en un descampat tot verd rodejat d’un espès bosc. Al seu voltant regnen altes muntanyes totes coronades de neu verge. Al sortir de la nau veig un riu. Allà hi ha una noia igual que jo. Em pregunta qui sóc, i jo li responc que em dic Martí i que vinc de l’espai. Ella només somriu dolçament. Jo li pregunto el seu nom. Iliana, em diu ella, i marxa corrents desapareixent entre el bosc. Creus que en aquest planeta hi ha gent com nosaltres? -Al planeta Terra? No ho sé Àll, no ho sé. En aquell moment arriba la mare amb l’escudella i tots tres es posen a sopar.

Miguel Ángel Crespo Jiménez Sabadell (Barcelona) Guanyador català maig 122


CATEGORÍA CASTELLANO Doble apuesta El capitán James se santiguó antes de apoyarse en el dintel, y mató un poco los nervios aspirando el denso humo de aquellos cigarrillos sin Àltro. Tenían el aroma de su tierra, el olor de su padre sentado junto al hogar. Cuando se alistó no fumaba, era un muchacho espigado como un pararrayos. Ahora lucía un poblado bigote y una cicatriz sobre una ceja, la seguridad que atorgan los años y un respeto ganado a pulso. Y a pesar de todo le atenazaba el mismo miedo del primer día. ¿Que sería de todo si la guerra se perdía? Desechó la idea iniciando una oración, a la vez que jugueteaba con los dedos del modo que solía hacerlo cuando estaba asustado. Era extraño pero, a pesar de los horrores vividos, aquel conÁicto le había devuelto la fe. Recordó el sermón del Padre del dia anterior, que aseguraba que Dios les ayudaría a ganar. Se sintió reconfortado, tiró el cigarrillo, se palpó la biblia en el bolsillo y se dirigió a su puesto con un atisbo de conÀanza. A escasos cien metros, en otra trinchera, el sargento Schultz se santiguó antes de apoyarse contra el dintel, y mató un poco los nervios aspirando el denso humo de aquellos cigarrillos sin Àltro.

Juan Fuente Boiro (A Coruña) Ganador castellano mayo 123


GUANYADORS ANUALS GANADORES ANUALES El jurat de la final del 2on Microconcurs de La Microbiblioteca ha estat constituït per l’escriptora i els escriptors El jurado del la final del 2º Microconcurso de La Microbiblioteca ha sido constituido por la escritora y los escritores Care Santos Jesús Esnaola Toni Sala


CATEGORIA LOCAL Evolución En Arvejera la gente es muy alta. Por un efecto continuado de la selección natural, los habitantes de la comarca han desarrollado unas extremidades inferiores desmesuradas, producto de la adaptación sufrida a lo largo de los siglos, a la tradición, religiosamente cumplida por los señores del feudo, consistente en ahorcar a sus súbditos -de forma caprichosa y aleatoria-, de las ramas más altas y robustas de los múltiples algarrobos silvestres del lugar. Durante la baja edad media y hasta la época moderna, la usanza ha perdido continuidad dada la imposibilidad de un ahorcamiento práctico, ya que con el alargamiento de las piernas, los pies de los lugareños se posan en el suelo impidiendo la asÀxia efectiva por estrangulamiento del condenado. Sin embargo, se observa también en los últimos siglos, una lenta pero inexorable tendencia de los algarrobos a crecer y evolucionar, adoptando nuevas formas de lo más variadas. Se da el caso que en reinos no muy distantes -incluso ya en alguno limítrofe- se han catalogado algunos algarrobos como nuevas especies dada su disparidad con el árbol original. Allí ya se les conocen como cedros y en otros lugares como secuoyas.

Francesc López Camacho Barberà del Vallès Guanyador local abril i anual 127


CATEGORIA CATALÀ L’inventor La invenció de la màquina per invertir el temps s’atribueix a Ernst Müller (1941-1867).

Jordi Masó Rahola La Roca del Vallès (Barcelona) Guanyador català abril i anual 128


CATEGORÍA CASTELLANO Día catorce Día siete. Llevamos una semana agazapados detrás de los arbustos. La fetidez de nuestros excrementos se confunde con la de las otras bestias. Algunas, las más atrevidas, se acercan hasta nosotros y nos olisquean. Hoy únicamente hemos visto a una mujer y a un hombre con una vaca famélica. Día once. Por este camino sólo andan viejos que van hasta la aldea vecina a por carne de caballo o pan. Ni rastro de los milicianos sobre los que tenemos orden de abrir fuego. Se supone que la voladura del puente los obligaría a pasar por aquí. La inactividad nos agarrota los músculos. Día trece. Nuestro propio hedor es insoportable. La pinaza se nos clava por todas partes. Se acabaron las provisiones. El teniente conoce la precariedad de la situación pero informa de que no hay contraorden. Seguimos alerta. Vemos a los vecinos, tan sólo vecinos, siempre a los mismos vecinos. Al párroco y a niños que ya se atreven a jugar a las afueras del pueblo. Día catorce. Empezamos a disparar, más que nada por distraernos.

David Vivancos Allepuz Barcelona Ganador castellano enero y anual 129


www.lamicrobiblioteca.com


Amb el suport de:

Organitza i edita:

microrelats02.indd 132

5/8/13 11:17:39

II MIcroconcurs de Microrelats  

Segona edició del Concurs de Microrelats de La Microbiblioteca (Biblioteca Esteve Paluzie de Barberà del Vallès).

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you