Issuu on Google+

www.parroquialamerced.org

Jóvenes. El miedo construye paredes

01

Año 01 Junio 2012

Distibución gratuita.

Nuestro testimonio. Dios vive en La Merced

Adoración Permanente. Esto es mi cuerpo

Familia. Mi hijo adolescente y yo

mucho más...


02 / La Merced


Parroquia Nuestra Señora de La Merced

SUMARIO

Dirección: Julián Navarro 3546, Lomas de San Isidro. Web: www.parroquialamerced.org Seguinos en: Comunidad La Merced @LaMercedSanIsid

04

Editorial.

05

Recomendados.

Capilla Cristo Redentor

06

Usted está aquí.

Dirección: Murature y Gob. Udaondo, Beccar.

Horarios de Misa

08

Parroquia Ntra. Sra. de La Merced

Animate a leer todo... no sólo la página que a! más te gust

¡Alégrate!

¡Apuntá!

07 09

24hs. junto a Jesús

Nosotros. El uso del tiempo y la vida matrimonial

Domingos: 11:30 y 19:00 Lunes a viernes: 19:00 Sábados: 19:00

Capilla Cristo Redentor Domingos: 10:00 Jueves: hay celebración de la Palabra con comunión a la misma hora.

Secretaría Parroquial Graciela Alvarez Iberlucea Horarios: Lunes a Viernes de 10:00 a 13:00 y de 17:00 a 20:00 Dirección: Julián Navarro 3546 (1643) Lomas de San Isidro. Tel./Fax: 4512 8294 C.e.: secretaria@parroquialamerced.org E-grupo: lamerced-subscribe@yahoogroups.com

Publicidad En caso de que quieras anunciar en la revista contactate con Claudia por teléfono o mail. Celular: 15 4410 5929 C.e.: fcaparros@fibertel.com.ar

Coordinación y Diseño: Golondrina, comunicación para la Iglesia. Flor: 15 5126 6291 / Magui: 15 3570 7857 Fotos: Pato Muller www.patriciamuller.com.ar Corrección: Traduar Claudia Calvosa traduar@gmail.com Silvana García Calabria traduarsilvana@gmail.com

10 12 14 16 18 20 22

11 13 15 17 19 21 23

Jóvenes. El miedo construye paredes

Nuestro testimonio. Dios vive en La Merced

Hacer historia. Vivir la comunidad parroquial como experiencia religiosa y social

Adoración Permanente. Esto es mi cuerpo

Familia. Mi hijo adolescente y yo

En acción. Ayudar a los que tienen hambre

Cartelera. Oración.

Correo de lectores Te invitamos a que nos hagas llegar tus comentarios, sugerencias y opiniones respecto de a la revista y la comunidad. Esperamos que nos escribas a: revista@parroquialamerced.org La Merced / 03


Editorial.

Queridos amigos: Nos alegra llegar de nuevo a ustedes con nuestra Revista que hemos bautizado ALÉGRATE. Deseamos que la vida de fe compartida en la Merced y nuestra publicación sean una fuente de alegría para todos. Los temas y notas que encontrarán en este número son “cuestiones de vida”. Hablaremos de nuestras familias, de los jóvenes, de los matrimonios, de la gente del barrio y de los más necesitados. Los cristianos reconocemos en nuestra vida un precioso regalo de Dios puesto a nuestro cuidado. Somos herederos de la vida: de la nuestra y de la de los nuestros; y también herederos de la Vida de Dios en nuestros corazones que es su gracia.

« Los animo no sólo a leer nuestra Revista sino a llevarse tres o cuatro ejemplares más para compartirlos con sus vecinos o allegados ». Nuestra vida está preservada en su valor y belleza por Dios que nos creó. Lo mismo sucede con la gracia de su amor por nosotros. Pero debemos honrar la vida y la gracia siendo fieles a este parroco@parroquialamerced.org 04 / La Merced

doble regalo. Debemos comprometernos con nuestra vida y con la de nuestros hermanos y cuidar la gracia de Dios en cada uno. Nuestra vida cuidada y entregada será para nosotros fuente de una verdadera alegría. En estas páginas encontrarán un mapa del territorio parroquial con el anuncio de la Adoración Permanente las 24 horas, en nuestra Parroquia. Queremos así compartir con muchos más esta gracia y posibilidad. Los animo no sólo a leer nuestra Revista sino a llevarse tres o cuatro ejemplares más para compartirlos con sus vecinos o allegados. Es un modo de anunciar a Jesús más allá de los límites del templo. Además los invito a hacernos llegar recomendaciones de algún libro o película para nuestra sección “Recomendados”. Pensamos que si a ustedes les gustó y nos cuentan porqué, otros podrán aprovechar la sugerencia. Bueno amigos, que nuestra Revista sea una invitación que les llegue sincera y provocadora a cada uno: ¡ALÉGRATE! Un abrazo,

P. Carlos. Párroco


¡Apuntá! Videos

s Esperamos tuos” d a d en m o “rec ima para la próx. Alégrate

Recomendados. Esta sección es el espacio para que nos pasemos datos. ¿Qué peli está buena? Si hay un libro que te parece imperdible, quizás un video en YouTube que te pasaron y querés compartir, también puede ser un CD, una web; lo que se te ocurra.

Libros El hermano Roger es el

fundador de la comunidad de Taizé, en Francia. Hoy la comunidad de Taizé reúne a unos cien hermanos, católicos y de diversos orígenes protestantes, procedentes de más de treinta naciones. Por su existencia misma, la comunidad es un signo concreto de reconciliación entre cristianos divididos y pueblos separados. El hermano Roger murió el 16 de agosto de 2005, a la edad de 90 años, asesinado durante la oración del atardecer. http://vimeo.com/12109024 http://vimeo.com/13576824 http://vimeo.com/10621324

“Bullying” es cualquier

forma de maltrato psicológico, verbal o físico producido entre escolares. El tipo de violencia dominante es el emocional y se da mayoritariamente en el aula y patio de los centros escolares. “No lo digas por Internet”

“El regreso del hijo prodigo” de Henri Nouwen El libro relata las reflexiones que el autor hace frente a un cuadro de Rembrandt. Nouwen es un sacerdote católico, ha publicado más de 20 libros sobre espiritualidad. A través de la contemplación de la obra de Rembrandt, el autor descubre que la pintura no sólo retrata la conocida parábola bíblica sino que hay detalles increíblemente expresados que lo llevan a afirmar que en la pintura puede encontrarse todo el evangelio.

“El arbol viviente” de Louis de Wohl Historia de la emperatriz Santa Elena de Gran Bretaña. Se trata de una novela inspirada en la época de Constantino, primer emperador romano convertido al cristianismo. El autor nos relata la vida llena de aventuras de la emperatriz Santa Elena, y la búsqueda de la verdadera cruz de Jesús. A lo largo de 50 años, Louis de Wohl reconstruye el clima de la cristiandad primitiva en esta historia de amor, intriga, romance y ambiciones políticas.

“Dios quiere sanar las etapas de tu vida” de Gustavo E. Jamut A lo largo de años de ministerio pastoral escuchando a muchas personas, compartiendo las historias de dolor de sus vidas y orando por la sanación espiritual, psíquica y física, el autor ha podido recopilar una incontable cantidad de testimonios que pueden ayudarnos a descubrir las causas de muchas dolencias que nos impiden tener vida plena y feliz; y las causas remotas que producen esta falta de armonía.

Películas “En el comienzo” Director: Kevin Connor. La película empieza con la “historia de la creación” y el llamado de Abraham para encontrar la Tierra Prometida. Luego, le seguirá la búsqueda épica de un pueblo, según las historias de Isaac, Rebecca, Esaú y Jacob; la extraordinaria asunción al poder de José, a pesar de haber sido vendido como esclavo por sus hermanos envidiosos; Moisés y el arbusto ardiente, y el origen de la Pascua. La historia culmina cuando pronuncia los Diez Mandamientos y los judíos son liberados de Egipto. La Merced / 05


Usted está aquí.


La Merced / 07


Nosotros. por P. Carlos Avellaneda

El uso del tiempo y la vida matrimonial Extracto de la meditación del P. Carlos a los matrimonios de la comunidad la noche del Jueves Santo.

Tiempo para mí Hablar del tiempo “para mí” puede sonar egoísta, y de hecho puede serlo si vivo sólo para mí, olvidándome de los demás. Sin embargo, debemos reconocer que si no dedicamos un tiempo valioso y significativo para nuestra salud espiritual, emocional y física, nuestro “yo” se deteriora y se degrada. El descuido de nosotros mis-

“Ama a tu prójimo

mos y la privación de una adecuada

como a ti mismo”,

atención de nuestras necesidades per-

nos dice la Biblia.

sonales nos pone tristes o agresivos,

Todo lo que descuidemos de noso-

susceptibles o violentos. Nos sentimos

tros mismos se convertirá en reclamo

ignorados por los demás, dejados de

y demanda a los demás. Los hombres

lado, no atendidos por los que nos ro-

suelen descuidar de sí mismos por

dean, cuando en realidad ese malestar

su adicción al trabajo y las mujeres

se debe a que nosotros mismos no nos

suelen hacerlo por su adicción a

prestamos una adecuada atención.

atender a los demás. Y paradójica-

La actividad física, la alimentación, la

mente, el egoísmo y el egocentrismo

oración, el descanso, una terapia psi-

tienen muchas veces su origen en la

cológica, el gozar del arte o la lectura,

total falta de una sana atención de

son todas actividades de distinto valor,

nosotros mismos. Preguntémonos:

pero que sirven para tomarnos en

¿qué me estoy debiendo a mí mismo/a

serio el hecho de que somos nuestro

en referencia a mi bien espiritual,

primer prójimo a quien debemos amar.

emocional y corporal?

08 / La Merced

“El descuido de nosotros mismos y la privación de una adecuada atención de nuestras necesidades personales, nos pone tristes o agresivos, susceptibles o violentos.”


Tiempo para nosotros como pareja

El “nosotros” conyugal es la relación

“ (...) especialmente, entre lo que ambos deben darle a ese “nosotros” que forman como esposos.”

entre lo que ella debe darle a él y él

que ustedes mantienen como esposos.

a ella, sino también y especialmente,

En sus matrimonios, están vos, ella o

entre lo que ambos deben darle a ese

él, y está el “nosotros” que forman los

“nosotros” que forman como esposos.

dos. Se trata de una realidad interper-

Darse tiempo los dos para “ser noso-

sonal que goza, sufre, pide atención,

tros”, para ser y vivirse como pareja.

nutrición y sanación. Se podría hablar

Darse tiempo para la comunicación,

de un “yo conyugal”, un “sujeto dual”

para acompañarse, para conversar situaciones familiares, para proyectar juntos, para el encuentro amoroso. Un “nosotros” conyugal descuidado se convierte en poco atractivo, aburrido, y hasta repulsivo. Los cónyuges necesitan pertenecer a un “nosotros” cálido, bello e interesante, si no, lo buscarán afuera. Un nosotros que no sofoque ni ahogue la individualidad de cada uno, ya que de lo contrario ahuyentaría más que lo que invitaría. El “nosotros” matrimonial es una construcción sutil que, como fruto del amor, es un arte. El arte de dar lugar e integrar a dos seres distin-

que ustedes mismos construyen y que

tos: con libido distinto (que además

es protagonista de experiencias y al

cambia en las distintas épocas de la

mismo tiempo las provoca en quienes

vida), con sensibilidades diferentes;

lo integran. Ese “nosotros” necesita

gustos, ideas, necesidades, activida-

tiempo, cuidado, dedicación. Acom-

des y tiempos también distintos. Sólo

pañando a muchas parejas he podido

el amor es capaz de unir lo diverso en

conocer distintos tipos de “nosotros

una unidad mística donde dos llegan

conyugales”: “nosotros” fuertes, ricos

a ser uno, permaneciendo dos.

y gozosos. También “nosotros” enfermos, heridos o anoréxicos.

Pregúntense: ¿cuánto tiempo se dedican como pareja? ¿Cuánto trabajan la

El “nosotros” conyugal existe y por

relación, cuánto la disfrutan, la reflexio-

eso requiere atención y cuidado de los

nan y la llevan a pasear o a descansar?

esposos. Esto significa que en el matrimonio no sólo debe haber un equilibrio

parroco@parroquialamerced.org La Merced / 09


Jóvenes. por Nicolás y Juan Cruz Munilla, Marcos Iraola, Clara Palma y Sebastián Schenone

El álbum tiene un final ambiguo Esta obra maestra de Pink Floyd

ya que termina con la misma música

nos invita hoy, al igual que hace 30

con la que comienza, dándonos a

años, a la reflexión, a adentrarnos

entender que el proceso que se da

en nosotros y buscar esas distintas

durante el álbum es cíclico y sucede

‘paredes’ que nos aprisionan.

una y otra vez durante toda la vida.

Podemos empezar dando una

La frase más usada durante el

breve explicación del CD, el personaje

espectáculo en el Monumental fue:

principal ‘Pink’, un rockero inspirado en

“El miedo construye paredes”.

la vida de Roger Waters, que entra en

Como jóvenes del siglo XXI

una crisis nerviosa y empieza a rever

nos parece interesante tomar esta

su vida; la muerte de su padre durante

historia y sobre la base de esta

la segunda guerra mundial, una

frase preguntarnos: ¿En qué miedos

madre sobreprotectora y profesores

estamos encerrados los jóvenes de

abusivos en su período escolar, son

hoy en día? ¿Qué formas tienen las

experiencias traumáticas - ‘ladrillos

paredes que levantamos?

en la pared’ - que lo van aislando

Una pared, entendida como

del mundo. Los ladrillos se acumulan

en el álbum de Pink Floyd, es algo

hasta que la pared se cierra y Pink,

que nos frena, nos limita, nos

ya completamente aislado, empieza

coarta la libertad, nos enceguece

a mirar con otros ojos su encierro,

y finalmente nos aísla; no nos deja

empieza a ver el lado ‘positivo’ y, en

ver qué hay más allá, nos quita la

un psicótico estado de alucinaciones,

mirada trascendental, y nos deja sin

se revela como un dictador fascista,

sueños. Nuestra naturaleza joven nos

un falso dios, un ser omnipotente. Al

hace preguntarnos sobre el futuro,

adentrarse más y más en su locura,

nuestro lugar en el mundo y nuestra

al borde del colapso, se somete al

vocación, y de estas preguntas se

juicio de su propia conciencia para

desprenden los típicos miedos: El

salir del encierro. El juez imaginario

miedo a lo desconocido, al futuro, al

lo sentencia a enfrentar sus propios

compromiso, al “qué dirán”, al ridículo,

miedos y a destruir la pared.

a la soledad, a ser uno mismo, a dejar a Dios entrar en mi vida. Los miedos que tenemos tienen el efecto ‘pared’ en nosotros,


nos aprisionan y nos separan del otro, del verdadero Otro. Al igual que Pink, si evitamos enfrentar

ahora mismo voy a dar la mitad de mis

esos miedos, corremos el riesgo de

bienes a los pobres, y si he perjudicado

acostumbrarnos a la vida detrás de la

a alguien, le daré cuatro veces más”. En

pared y desprendernos de Dios para

ese instante Zaqueo derriba su muro.

convertirnos en el Dios detrás del muro.

Convertirnos a Cristo derriba

En el ‘perfecto aislamiento detrás de mi

nuestras paredes. En nuestro

pared’ no hay lugar para el Amor.

aislamiento hay lugar solo para una

En 1978, unos meses antes de

persona, hay soledad y desolación;

que se estrenara ‘The Wall’, el Beato

no nos deja encontrarnos con el otro,

Juan Pablo II nos decía “¡No tengan

no nos deja amar. Pero si buscamos a

miedo! ¡Abran las puertas de par

Cristo para que habite en nosotros y

en par a Cristo!”. Estas palabras

nosotros en Él ya no estaremos solos,

proféticas que guiaron a la Iglesia

porque no hay encuentro verdadero

hacia el nuevo milenio resuenan hoy

con Jesús que no lleve al encuentro con

más que nunca. La pregunta es, ¿por

el prójimo. Al igual que Zaqueo, María

qué dejando a Jesús entrar en nuestro

Magdalena también dejó atrás sus

corazón podemos derribar esa pared?

miedos y buscando al Señor se asoma

La respuesta está en el evangelio.

al sepulcro. Como ella, nos llevaremos

Podemos tomar el ejemplo de Zaqueo,

la grata sorpresa de que detrás del muro

quien siendo un pecador público que

solo veremos al Señor resucitado.

se enriquecía cobrándole ‘peaje’ a lo recaudado de los impuestos de la gente, se animó a subirse al sicomoro flanqueando ‘el muro’ que le impedía ver a Jesús. Zaqueo busca al Señor. Al ver tanta fe, Jesús le dice: “Zaqueo, baja pronto, porque hoy tengo que alojarme en tu casa”, a lo que éste responde: “Señor

jovenes@parroquialamerced.org


Nuestro Testimonio. por Javier Iraola

Lic. en Economía Agropecuaria, 47 años, casado hace 21 años con Silvina y 5 hijos. Coordinador General del Consejo Pastoral de La Merced.

A mediados del año pasado, el Padre Carlos nos contó sobre el Congreso de la Pastoral Urbana que iba a tener lugar del 25 al 28 de agosto en Buenos Aires. El título del congreso – “Dios vive en la ciudad” – me atrajo y decidí anotarme. Esos días pasados en la UCA abrieron en mí – y creo que en la mayoría de los 400 asistentes - algunas formas nuevas de mirar la realidad urbana y su Evangelización. Por ese motivo me gustaría compartir algunas reflexiones.

Contemplar la realidad Alberto, uno de los vigiladores de nuestro barrio 12 / La Merced

¿Qué ves cuando me ves?, como dice la canción, es una buena pregunta para hacerse cuando uno mira la ciudad. A primera vista la ciudad es algo caótico, ruidoso,


en movimiento constante, pero a veces reparamos más en el efecto que en la causa y no nos damos cuenta de que hay algo que hace que eso suceda: las personas. Si fuéramos capaces de tener una mirada sin apuro de nuestro territorio parroquial ¿qué veríamos? Veríamos, por ejemplo, la panamericana y su vértigo, a los trabajadores de las fábricas y oficinas de la calle Uruguay, a la gente tomando el charter, familias en los nuevos departamentos y familias que viven en los monoblocks, donde - si nos atreviéramos a profundizar la mirada - veríamos el terrible problema de la drogadicción y violencia que están sufriendo. La parroquia también cambia según la hora del día; no es lo mismo el puente de Uruguay con el caos de las ocho de la mañana, que a medianoche con mujeres ejerciendo la prostitución. Se puede decir que son “territorios” completamente diferentes aunque ocupen el mismo lugar. Este es un dato clave a la hora de pensar la nueva Evangelización. “La cultura urbana es híbrida, dinámica y cambiante, pues amalgama múltiples formas, valores y estilos de vida”. (Aparecida). La parroquia es un “lugar en movimiento”, que sufre cambios a lo largo del día, con gente yendo y viniendo, con diferentes realidades, y nosotros estamos llamados a descubrir a Jesús presente en esas realidades. En La Merced hay también otra realidad: una pequeña comunidad que reza día y noche frente al Señor. Por eso el llamado es a encontrar a ese Señor que vive en el Sagrario en los rostros de los que viven y pasan por nuestra parroquia. Un verdadero contemplativo lo será cuando sea capaz de encontrar el rostro de Jesús también a lo largo del día.

Discípulos misioneros

la sociedad y la ciudad se ha convertido en el lugar propio de nuevas culturas que se están gestando e imponiendo con un nuevo lenguaje y una nueva simbología. Esto se expresa en cambios que no son todos negativos. Hay muchas cosas que, bien comprendidas, pueden llevar a una forma renovada y más profunda de encuentro con Dios y los hermanos. Todo discípulo, antes de ser enviado, debe pasar un tiempo junto al Maestro. ¡Qué es eso sino la Eucaristía! “Pueden ir en paz”, no es una fórmula para que nos vayamos con la conciencia tranquila después de haber cumplido el precepto dominical sino un envío a llevar la paz de Jesús al mundo. Deberíamos cambiar el: “Tenemos que ir a los que están lejos” y pensar que tal vez nosotros nos hemos ido lejos.

Una oportunidad Termino con algunas frases de Aparecida que pueden iluminar este camino: “Dios vive en la ciudad es una afirmación que brota de la fe, semejante a decir: Dios está presente en la historia. Las ciudades son lugares de libertad y oportunidad. En ellas las personas tienen la posibilidad de conocer a más personas, interactuar y convivir con ellas. En ellas el ser humano es llamado constantemente a caminar siempre más al encuentro del otro, convivir con el diferente, aceptarlo y ser aceptado por él”. La renovación misionera de las parroquias se impone en la evangelización de las grandes ciudades y nos exige imaginación y creatividad para llegar a las multitudes que anhelan el Evangelio de Jesucristo. Necesitamos que cada comunidad cristiana se convierta en un poderoso centro de irradiación de la vida en Cristo. Esperamos un nuevo Pentecostés que nos libre de la fatiga, la desilusión, la acomodación al ambiente; una venida del Espíritu que renueve nuestra alegría y nuestra esperanza”. Dios vive en La Merced; vive en la Eucaristía y vive en cada uno de esos rostros que se suben al colectivo, en las familias, en tantos enfermos solos, en los que trabajan en las fábricas, en los vigiladores que están en las calles….

Deberíamos cambiar el: “Tenemos que ir a los que están lejos” y pensar que tal vez nosotros nos hemos ido lejos.

En el congreso se decidió dejar de llamar a los que “trabajan” en la Evangelización “agentes de pastoral” y usar el término “discípulos misioneros” como los llama el documento de Aparecida. Ese mismo documento dice que “La Iglesia está llamada a repensar profundamente y relanzar con fidelidad y audacia su misión en las nuevas circunstancias”. Todo un desafío que debe aceptarse a la luz de esta realidad que habitamos. Los cristianos no tenemos el liderazgo cultural en

Dios vive en La Merced. Salgamos a su encuentro.

La Merced / 13


Haciendo historia. por Equipo de Prevención Ciudadana (EPC)

Equipo de Prevención Ciudadana (EPC)

Vivir la

comunidad parroquial

como experiencia religiosa y social «¿Dónde está tu hermano Abel?»: «No sé. ¿Soy yo acaso el guarda de mi hermano?» (Gn 4, 9). Sí, cada hombre es «guarda de su hermano», porque Dios confía el hombre al hombre. (Juan Pablo II, Evangelium Vitae) La comunidad Pertenecemos a una comunidad parroquial que es ante todo comunidad de Fe, de Vida, de religiosidad compartida. No es sólo comunidad de hombres, es una comunidad en la que Dios es motivador, integrante, animador. La acción de nuestros distintos grupos parroquiales no se vuelca solo hacia dentro de estos grupos, sino también a todo el ámbito parroquial e incluso más allá de él.

Cómo se forma el EPC A partir de una situación dolorosa que ocurrió en 2004, un secuestro, nuestra comunidad comenzó a reunirse para orar y pedir por la liberación del joven secuestrado. Superado el hecho, lo vivido produjo frutos: un grupo pequeño entendió que era necesario trabajar para buscar una solución y mejorar la seguridad. 14 / La Merced

Creemos firmemente que el Señor despertó en nosotros el anhelo por seguir adelante y buscar un camino; con el tiempo entendimos que lo que hacía falta no eran soluciones sino compromiso y participación.

El trabajo “Una sociedad justa puede ser realizada solamente en el respeto de la dignidad trascendente de la persona humana. Esta representa el fin último de la sociedad, que está a ella ordenada”. (Compendio de la doctrina social de la Iglesia, 132) Al fijar nuestra misión, “equipo de laicos, que sensibilizados ante la realidad sociocultural actual, piensa, elabora, intercambia y coordina acciones que favorezcan la paz social, la convivencia pública, y el compromiso cívico de los vecinos de la Parroquia de La Merced, desde la perspectiva de la doctrina social de la iglesia, teniendo una actitud de vi-


gilia activa”, el bien común fue nuestro objetivo, con el lema “hagamos que los que deben hacer, hagan”. Nuestra primera tarea fue una encuesta para entender cuáles eran los problemas básicos que nuestra comunidad observaba. Los resultados nos mostraron las raíces de la inseguridad: marginación, medioambiente, fallas en la educación, etc. Al saber que la Municipalidad de San Isidro elaboraba un plan para la urbanización de las villas La Cava, San Cayetano y El Sauce, consideramos que la urbanización de esas zonas iba a mejorar no sólo sus vidas sino su seguridad y la del municipio, siempre y cuando los afectados estuviesen acompañados por grupos con experiencia en asistencia social y las adjudicaciones de las casas se hicieran de forma más justa y transparente. Por ello solicitamos integrar la Mesa de Integración y Transparencia que acompaña este plan. Allí realizamos tareas de apoyo a otras organizaciones de la Iglesia y efectuamos el seguimiento de las etapas de la construcción, adjudicación y trabajo social con miras a controlar su transparencia. Actualmente otras organizaciones barriales y ciudadanas continúan esa tarea. “La Iglesia no puede ni debe emprender por cuenta propia la empresa política de realizar la sociedad más justa posible. No puede ni debe sustituir al Estado. Pero tampoco puede ni debe quedarse al margen en la lucha por la justicia. Debe insertarse en ella a través de la argumentación racional y debe despertar las fuerzas espirituales, sin las cuales la justicia, que siempre exige también renuncias, no puede afirmarse ni prosperar”. (Encíclica Benedicto XVI DEUS CARITAS EST). A lo largo de estos años intentamos ejercer el control de gestión sobre las instituciones oficiales, algo en lo que la ciudadanía no suele involucrarse, enta-

blando un diálogo con organizaciones e instituciones como la Municipalidad, el Ministerio de Seguridad, la Policía y otras fuerzas. Buscamos acercar la comunidad a aquellos que están encargados de cuidarnos, y viceversa, porque creemos que un mayor conocimiento recíproco nos permitirá, desde una perspectiva cristiana, ver en el otro a un semejante y trabajar por objetivos comunes. “El amor -caritas- siempre será necesario, incluso en la sociedad más justa. No hay orden estatal, por justo que sea, que haga superfluo el servicio del amor”. (Encíclica Benedicto XVI DEUS CARITAS EST). Armamos una red virtual en Internet, para transmitir a los adherentes las novedades relativas a la seguridad y recibir denuncias de hechos de violencia. Esto nos permite conocer el estado de la seguridad en la zona y dar apoyo a aquellos que lo necesiten. La transformación de la sociedad requiere, de parte de todos, compromiso y disponibilidad. “El deber inmediato de actuar en favor de un orden justo en la sociedad es más bien propio de los fieles laicos. Como ciudadanos del Estado, están llamados a participar en primera persona en la vida pública (...) La misión de los fieles es, por tanto, configurar rectamente la vida social, respetando su legítima autonomía y cooperando con los otros ciudadanos según las respectivas competencias y bajo su propia responsabilidad”. (ENCÍCLICA DEUS CARITAS EST, BENEDICTO XVI).

el bien comun fue nuestro objetivo, con el lema “hagamos que los que deben hacer, hagan”.

911

”La seguridad se construye entre todos: participen, denuncien, comprometanse: Red Seguridad EP C”

Red Seguridad EPC: redseguridad@parroquialamerced.org.ar” La Merced / 15


Adoración permanente. por Equipo de Adoración Permanente

Esto es mi cuerpo Aquí, una invitación del Equipo de Adoración Permanente para este momento del año.

16 / La Merced

Estas palabras resuenan para nosotros con gran fuerza en estos días con la cercana celebración de la fiesta de Corpus Christi. Sacramento del amor, la nueva presencia del Señor, luminosa y oculta, nos invita a darnos nosotros mismos en el servicio y en la misión. “Con la Eucaristía, el cielo viene a la tierra, el mañana de Dios desciende al presente y el tiempo es como abrazado por la eternidad divina. La celebración de esta comida del amor dado es siempre una invitación a hacer morir en nosotros todo lo que nos impide amar y compartir con todos lo que de mejor tenemos. Cada eucaristía es una muerte a sí mismo y un renacimiento a la vida. En cada misa somos invitados a liberar de la cautividad del pecado el amor que está en nosotros.” (Benedicto XVI, homilía de Corpus Christi) Jesús resucitado inaugura una nueva manera de ser hombre vivo en relación con Dios y sus hermanos. Cuando hablamos del «cuerpo» de Cristo Eucarístico

Corpus Christi

se trata de su «cuerpo glorificado», de su persona hoy viva en el Reino del Padre, de su nueva presencia real. A su alrededor se construye la comunidad, a imagen de la primera comunidad de los Apóstoles reunidos con María a la espera del Espíritu Santo prometido. “Entre la Ascensión del Resucitado y el primer Pentecostés cristiano, los Apóstoles y la Iglesia se reúnen con María para esperar con ella el don del Espíritu Santo, sin el cual no se puede ser testigos. Venerar a la Madre de Jesús en la Iglesia significa, por consiguiente, aprender de ella a ser comunidad que ora: esta es una de las notas esenciales de la primera descripción de la comunidad cristiana trazada en los Hechos de los Apóstoles (cf. 2, 42). Con frecuencia se recurre a la oración por situaciones de dificultad, por problemas personales que impulsan a dirigirse al Señor para obtener luz, consuelo y ayuda. María invita a abrir las dimensiones de la oración, a dirigirse a Dios no sólo en la necesidad y no sólo para pedir por sí mismos.” (Benedicto XVI,


homilía de Corpus Christi) Nuestra comunidad, como comunidad orante, está invitada también a esta apertura, a abrir las fronteras de nuestra casa y a llevar al Señor, al que adoramos, al encuentro de los que no lo conocen, a abrirnos en la búsqueda del rostro de Cristo en el hermano que sufre.

En este tiempo unámonos en oración poniendo en las manos de Jesús a nuestros hermanos presos, especialmente a aquellos que pertenecen a nuestra comunidad. Nuestros días transcurren en una ciudad, en un barrio que conocemos, pero la habitan también muchos hombres, niños, mujeres, que son invisibles. Pasan a nuestro lado, o comparten nuestra geografía y no los vemos. Todos los hombres deben adquirir la conciencia de su dignidad como personas. Pero ningún hombre está completo si no tiene el don de la mirada de su hermano sobre él. Si no existe para los otros, si es invisible a sus ojos. Es necesario hacer presentes estas realidades: el hermano preso, la mujer maltratada, el niño sin futuro, el hombre prisionero de la inseguridad y la pobreza, el anciano solo, y los hombres a los que nadie ve, o nadie escucha… Leemos en el documento de Aparecida “En todas estas experiencias también habita Dios. Esta mirada contemplativa del Misterio de Dios en nosotros

y en la ciudad, nos la da la fe con la que se penetra en lo más profundo de las experiencias humanas. Pero esta mirada de fe no tiene todavía la claridad de la visión, propia de la vida bienaventurada.” ¿Cómo podremos entonces hacerlos presentes ante nosotros con más claridad que presentándolos ante el Señor en nuestra adoración? A lo largo del año iremos proponiendo una intención especial que se unirá a las intenciones permanentes de la adoración. En este tiempo unámonos en oración poniendo en las manos de Jesús a nuestros hermanos presos, especialmente

a aquellos que pertenecen a nuestra comunidad. ¿Quién más invisible que ellos a los ojos de la sociedad? “Señor Jesús, ven a orar en nosotros para que nuestra oración pueda llegar al Padre, queremos rogarle por estos hijos suyos abandonados por sus hermanos. Queremos ser comunidad que adora, y comunidad que te sirve en cada uno de ellos.” Hoy, otra vez, Él nos dice “… tuve hambre, y me diste de comer; tuve sed, y me diste de beber; era forastero, y me acogiste; estaba desnudo, y me vestiste; enfermo, y me visitaste; en la cárcel, y viniste a verme.” (Mt 25,35-36)

adoracionpermanente@parroquialamerced.org La Merced / 17


Familia. por Maria Ray

Lic. en Psicología

Mi hijo adolescente y yo En general, la adolescencia es una etapa que a la mayoría de los padres les preocupa, al no saber muchas veces cómo manejar ciertas situaciones que se dan con sus hijos por los cambios que están atravesando. Es cierto que cada padre suele tener más facilidad para relacionarse con sus hijos en alguna etapa particular de sus vidas. A algunos les resulta más placentero y accesible durante los primeros meses e incluso el primer año de vida de su hijo; a otros, en cambio, cuando ya están un poquito más grandes y empiezan a interactuar; y no faltan los que prefieren la época en que sus hijos están en edad escolar y sienten que pueden compartir más cosas juntos. Pero para la mayoría de los progenitores la adolescencia es una etapa difícil en el crecimiento de sus hijos, por la intensidad de las transformaciones que están atravesando.

Tiempo de Cambios

La adolescencia es un momento de muchos cambios frente a los que hay que acomodarse. Cambios tanto para los hijos como para los padres. Para los hijos, en cuanto a que tienen que atravesar principalmente importantes: el duelo por el cuerpo infantil, que empieza a tomar la forma de un cuerpo adulto con el que tienen que aprender a lidiar; el duelo por la imagen idealizada de los padres, donde se empiezan a dar cuenta de que no eran lo perfecto que ellos creían; y el duelo por el rol y la identidad infantil, para empezar a encontrarse con una identidad más adulta y en plena construcción, que a su vez implica asumir nuevas responsabilidades. Por esto y para esto necesitan tomar distancia de sus padres y valerse más por sí mismos, para sentirse realmente como personas separadas y distintas con su manera propia de ver y vivir la vida. Acomodarse a todos estos cambios no es fácil y

tres duelos

“Para los padres también es una época de mucha transformación ya que ellos, con la adolescencia de sus hijos, suelen reeditar su propia adolescencia. Las necesidades insatisfechas y aspectos que no hayan 18 / La Merced quedado bien resueltos (...)”

puede resultarles muy confuso. Pueden correr a veces el riesgo de empezar a verse a sí mismos muy distintos, creyéndose capaces de cualquier cosa e inmunes a los peligros que los rodean. Para los padres también es una época de mucha transformación ya que ellos, con la adolescencia de sus hijos, suelen reeditar su propia adolescencia. Las necesidades insatisfechas y aspectos que no hayan quedado bien resueltos en el pasado suelen aparecer reflejados en la relación con sus hijos, obstaculizándola. Además, puede coincidir con que ellos mismos se encuentren atravesando alguna crisis vital que hace más difícil tener que lidiar con la crisis de su hijo adolescente. Por eso es esencial que los padres logren percibir esto para poder estar más atentos a sus propias reacciones frente a conductas y reflexiones de sus hijos, para poder estar más receptivos – y no permitirse reaccionar y actuar solamente según lo que los moviliza internamente a ellos mismos – sino tratando de tener en mente a sus hijos, saber cómo se sienten y qué es lo que los lleva a pensar y actuar como lo hacen, para poder comprenderlos y así lograr entablar un mejor diálogo.


¿Cómo relacionarnos mejor?

Buscar espacios y actividades para compartir en familia donde se dé lugar al placer y a la diversión. Como disfrutar de una comida que les guste a todos o reunirse un día a la semana para ver películas juntos. Buscar también otros espacios donde puedan tener más intimidad con sus hijos y dar lugar a charlas un poco más profundas, haciéndoles preguntas disparadoras sobre la realidad cotidiana que los conecten con lo que piensan, lo que sienten y lo que hacen. Por ejemplo pedirles que les cuenten qué piensan del nuevo programa de televisión, o qué sintieron con el accidente que dejó varios heridos, o qué harían en alguna situación concreta como la de ir caminando por la calle y ver que le están robando a una persona. Tratar de conectarse para que sus hijos se sientan comprendidos y luego buscar el mejor momento para educarlos en lo que está bien y está mal, para que así, ellos estén más abiertos a contarles más cosas y más receptivos a lo que ustedes tengan para decirles. Tratar de escucharlos, de preguntarles y de proponerles sin juzgarlos, sino teniendo como objetivo más bien el lograr que sus hijos puedan crecer sintiéndose amados, respetados y valorados para que de esta manera ellos también puedan amarse, respetarse y valorarse a sí mismos y a los demás.

“Tratar de escucharlos, de preguntarles y de proponerles sin juzgarlos, sino teniendo como objetivo más bien el lograr que sus hijos puedan crecer sintiéndose amados, respetados y valorados (...)” Conocerlos, amarlos, educarlos

Intentar tener todo esto como meta es de gran ayuda a la hora de enfrentar las vicisitudes de la vida cotidiana y lograr además un mejor vínculo y un diálogo más profundo con los hijos adolescentes. Esto, y la importancia de criar siempre en el amor, estando convencidos de que aún cuando uno se equivoca, lo que hizo fue pensando en que eso era lo mejor para su hijo. Es bueno también que al darnos cuenta de nuestros errores podamos aceptarlos frente a ellos, porque así no solamente se está siendo justo con ellos sino que además se les está dando el respeto que se merecen y el ejemplo de valor y humildad de reconocerlo e intentar corregir el error ¡que es humano! Por último, tener en cuenta que, si bien los adolescentes ya pueden tener reflexiones y pensamientos más maduros, todavía necesitan de límites claros y precisos de los padres, siempre y cuando la situación lo amerite. Hay situaciones que indiscutiblemente tendrán que obedecer a los

padres, pero hay otras en las que también es bueno dar lugar a la discusión y a la negociación, para que de esta manera ellos mismos se sientan que forman parte de la toma de decisiones y que son tenidos en cuenta, para que puedan desarrollar la capacidad de resolver las dualidades de la vida cotidiana, que puedan ponerse en el lugar del otro y pensar qué piensan y sienten los demás, que puedan pensar en las acciones y consecuencias adecuadas, conectándose con lo que está bien y lo que está mal. Y aunque se equivoquen, es bueno – de manera responsable y coherente – darles lugar para que cometan sus propios errores y así aprender de ellos, pero estando pacientemente a su lado para contenerlos y sostenerlos siempre que los necesiten.

La Merced / 19


En acción. por Gustavo Fernández Casares

20 / La Merced

Ing. Agrónomo. Casado con Inés, tiene 4 hijos y 3 nietos. Es presidente de la fundación banco de alimentos de Bs As.


Hace unos años un socio me invitó a conocer lo que él, con otro grupo de personas, habían iniciado luego de la grave crisis que sufrió la Argentina hacia fines de 2001. Se trataba de una organización sin fines de lucro, la Fundación Banco de Alimentos (FBA), cuya misión era ayudar a los que padecían hambre, solicitando, almacenando y distribuyendo alimentos aptos para el consumo humano.

que brindan, a su vez, servicios alimentarios a más de ochenta mil personas, de las cuales el 80 % son niños y adolescentes. No sólo dan de comer, sino que también brindan educación, salud y contención a quienes más lo necesitan. Somos en definitiva, un “mayorista de ayuda” que desde hace más de once años brinda una solución efectiva a quienes padecen hambre, gestionando en forma transparente y eficaz donaciones de alimentos aptos para el consumo, provenientes de la industria alimenticia. Durante 2011 se entregaron unos

“(...) el problema del hambre en nuestro país no se centra en la disponibilidad de alimentos, sino en la falta de acceso a estos alimentos por parte tres millones y medio de kilos de los sectores más pobres de la población”. de productos, aproximadamente.

¡Unite a esta cadena! Hay organizaciones y comedores que están en lista de espera!

El impacto fue grande, por lo que empecé a involucrarme cada día más, sintiéndome que el más favorecido en el fondo era yo, ya que podía hacer algo por las personas de escasos recursos. Rápidamente, me di cuenta de que la frase “Recibir para Dar”, incorporada al logo de la FBA, era darle valor social a aquellos productos alimenticios que, por distintos motivos (fallas de embalaje o fechas de vencimiento inminentes, por ejemplo), han perdido valor comercial. Pero que mantienen intactos sus atributos nutricionales. Sentí que en la FBA podía aportar, como un grano de arena, lo más valioso que tiene el ser humano: su tiempo. Entendí cabalmente que el problema del hambre en nuestro país no se centra en la disponibilidad de alimentos, sino en la falta de acceso a estos alimentos por parte de los sectores más pobres de la población. Hoy la FBA ayuda a unas 500

organizaciones y comedores

(Organizaciones Comunitarias Vinculadas - OCV) ubicados en la Capital Federal y el Gran Buenos Aires (24 partidos del conurbano),

¡Pero hace falta más, ya que debemos atender a todas aquellas organizaciones y comedores que están en lista de espera! En resumen, como pueden ver estoy totalmente “enganchado” como un

eslabón más en esta ¡cadena que alimenta!

Bonus!

Un breve relato de un viaje a EE.UU para una reunión con los bancos de alimentos de distintas partes del mundo.

Dado que nos hemos mudado recién a un depósito más grande, fue muy útil intercambiar opiniones con ellos, y conocer detalles de cómo manejar mayores volúmenes (hoy en día, la FBA recibe y distribuye unas 300 - 330 ton/mes de productos). En la Conferencia Anual, nos contactamos con varias organizaciones que hacen lo mismo que nosotros, trabajan en especial con la gente de América Latina, cuya presencia fue muy significativa en la reunión (bancos de alimentos de Chile, Colombia, Ecuador, Honduras, México, Paraguay y Uruguay, entre otros).

Para contactarse con la FBA: www.bancodealimentos.org.ar La Merced / 21


Cartelera. COLECTA ANUAL DE CÁRITAS El sábado 9 y el domingo 10 de junio se realizará la Colecta Anual de Caritas. Necesitamos jóvenes voluntarios para salir a la calle en grupos llevando las alcancías de Cáritas. También vamos a ir durante la semana anterior a los colegios de la zona con las alcancías de Cáritas para que los padres puedan colaborar. La Colecta Anual de Cáritas es una ocasión privilegiada de encuentro solidario. La comunidad cristiana sale como Iglesia al encuentro de toda la sociedad, para crear conciencia y promover el compromiso con los hermanos más pobres y excluidos de nuestro país.

Contactos Nuestra Señora de La Merced INSTITUCIONAL Consejo Pastoral: consejo@parroquialamerced.org Párroco: parroco@parroquialamerced.org Secretaría: secretaria@parroquialamerced.org Ministros: ministros@parroquialamerced.org

COMUNIDAD Cáritas: caritas@parroquialamerced.org Apoyo escolar: apoyoescolar@parroquialamerced.org Pastoral de la salud: salud@parroquialamerced.org Equipo de prevención ciudadana (EPC): epc@parroquialamerced.org

CONFIRMACIONES

ESPIRITUALIDAD Pastoral Familiar:

El 16 de junio a las 11, se confirmarán 70 jovenes de la parroquia y 2 adultos.

pastoralfamiliar@parroquialamerced.org

Adoración Permanente: adoracionpermanente@parroquialamerced.org

I JORNADA ANUAL JUVENIL

JÓVENES Equipo Pastoral de Jóvenes: jovenes@parroquialamerced.org

El miércoles 20 de junio (feriado) se realizará la I Jornada Anual Juvenil de la Merced desde las 10 hasta las 18:30 en el salón San José de la casa de retiros Monseñor Aguirre. Nos juntamos a celebrar la fe con toda la comunidad juvenil mercedaria. Están todos invitados, los que asisten a la pastoral, los que asistieron y los que se quieran sumar.

Jóvenes Adoradores: jovenesadoradores@parroquialamerced.org

CHECES: checes@parroquialamerced.org Misión Madariaga: misionmadariaga@parroquialamerced.org

Confirmación: confirmacion@parroquialamerced.org

CATEQUESIS catequesis@parroquialamerced.org

PUBLICIDAD EN ALÉGRATE

COMUNICACIÓN webmaster@parroquialamerced.org

En caso de que quieras anunciar en la revista contactate con Claudia por teléfono o correo. C.e.: fcaparros@fibertel.com.ar

22 / La Merced

REVISTA revista@parroquialamerced.org


ORACIÓN A LA

VIRGEN DE LA MERCED Virgen de la Merced, bajo tu amparo de madre esta familia se cobija. A ti te consagramos nuestras vidas para ser signo e instrumento de la unidad y del amor allí donde estemos. Haznos como tu, todo de Dios y de la Iglesia en la Palabra, la Eucaristía y la fraternidad. Acuérdate de nosotros en tu misericordia, rompe las cadenas que sujetan nuestro corazón para tener así, los mismos sentimientos de tu hijo Jesús. Amén.

La Merced / 23


24 / La Merced


Revista La Merced (Junio 2012)