Page 1


Más allá de la zona CONCEBIDO, DISEADO Y PRODUCIDO POR: MARIO ALBERTO AGUILAR ISLAS Y EDUARDO VALLE FUENTES DISEO DISEO DE CUBIERTA: EDUARDO VALLE FUENTES EDICIN Y REDACCIN FINAL: MAQUETACIN: DERECHOS EXCLUSIVOS DE EDICIN EN ESPAOL 1A EDICIN EN CASTELLANO 2019, TWISTED MIRROR TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. NO SE PUEDE REPRODUCIR EN NINGN MEDIO NI NINGUNA PARTE DE ESTE LIBRO SIN LA AUTORIZACIN POR ESCRITO DE LOS PROPIETARIOS DEL COPYRIGHT.NOS DISCULPAMOS POR CUALQUIER IMPRECISIN QUE SE HAYA PODIDO PRODUCIR Y SUBSANAREMOS LAS POSIBLES IMPRECISIONESO LA POSIBLE INFORMACIN QUE FALTE EN LAS SUCESIVAS REIMPRESIONESDEL LIBRO Impreso en México


Más allá de la zona Concebido, diseñado y producido por: Mario Alberto Aguilar Islas y Eduardo Valle Fuentes Diseo Diseño de cubierta: Eduardo Valle Fuentes Edición y redacción final: Maquetación: Derechos exclusivos de edición en español 1a edición en castellano © 2019, Twisted Mirror Todos los derechos reservados. No se puede reproducir en ningún medio ni ninguna parte de este libro sin la autorización por escrito de los propietarios del copyright. Nos disculpamos por cualquier imprecisión que se haya podido producir y subsanaremos las posibles imprecisiones o la posible información que falte en las sucesivas reimpresiones del libro Impreso en México


INDICE El infierno . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9 Una planta solitaria . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 13 El arte de Jacob Emory . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 21 Sé que estás despierto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 27 El que mato a su esposa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 31


7


El infierno

Un hombre caminaba dentro de la niebla, podía escuchar sus propios pasos y delante de si no parecía haber nada. Pero él caminaba y caminaba, sin siquiera pensar algo, sin siquiera reflexionar y caminó hasta que finalmente emergió entre la niebla, una caverna enorme con una entrada oscura y fría. Entonces el lo supo con la lógica que había llegado el momento, había finalmente llegado a las puertas del Infierno, él, una pobre alma solitaria, sabía que era su obligación entrar, no había de otra, caminó dentro de la caverna y estaba muy oscura adentro, con algo pulsante terriblemente maligno al fondo. Podía sentir el olor a carne podrida, y entonces escuchó una voz que entró desde todos los poros de su cuerpo, una voz inminente terriblemente poderosa que le dijo: —Bienvenido. La pobre alma, temblando, a punto de perder la compostura, con la voz quebradiza y llorosa preguntó: —¿Quién eres? La voz, intrigante pero paciente le contestó: —Tú sabes quién soy. 9


10

Entonces, el hombre empezó a llorar: —No entiendo, no entiendo, ¿por qué estoy aquí? ¿Por qué?, si yo llevaba una buena vida, ¿por qué? Si yo no le hice nada a nadie, ¿por qué? Y entonces, luego de varios segundos, tomándose su tiempo, la voz tan calmada y profunda le pregunta: —¿Qué esperabas? Él se secaba las lágrimas, sollozando y reflexionó: —En la tierra dicen que el mayor truco que tú le jugaste a la humanidad es convencerlos de que tú no existías. La voz responde, luego de pensar unos instantes: —No, la mayor jugada que le jugué a la humanidad, es hacerles pensar que había alternativa. El Hombre continúa sollozando y dice: —¡Tú eres el diablo! La voz le corrige: —No, yo soy Dios...


11


12


Una planta solitaria

Este era un hombre de la tercera edad, su cabello lleno de canas cubría las arrugas y las manchas de su frente producidas por toda una larga vida de trabajo y experiencia. Era un viejo bastante feliz siempre sonreía, sus arrugas a pesar de ser bastantes se amoldaban a su rostro haciéndolo ver incluso apuesto a pesar de la edad. La gente del lugar donde vive lo quiere mucho era un señor muy respetable y siempre sonreía y saludaba a las personas que encontraba, nunca se le vio meterse en ningún problema, podríamos decir que este hombre vivía la vejez que algunos ya quisieran tener. Pero este señor tenía algo curioso, eraconocidoespecialmenteportenerunapasatiempo bastante lindo, era amante de las plantas, tenía el mejor jardín quizá no solamente en todo su vecindario sino de la ciudad completa, el abuelo era una enciclopedia viviente, sabía todo lo que hay que saber del tema, le fascinan las plantas y tenía un estante 13


14

grandísimo que llega hasta el techo, lleno de puros libros que hablaban sobre plantas. Pero que pasa, una mañana nota algo muy extraño en su jardín que no estaba ahí antes y quien mejor que él para saberlo, estaba barriendo las hojas secas con un rastrillo y con un solo vistazo lo supo, vio entrecerrando los ojos y ahí estaba esa cosa, se acerco sus pisadas rompiendo las ramas viejas que habían caído de algunos helechos que el tenia, con esfuerzo se agacho y lo vio, había una nueva planta que estaba naciendo en su jardín, una que él no había sembrado, una que él no reconocía en absoluto, no era nada que él hubiera visto jamás en su vida o en los varios libros de botánica que tenia en los estantes, se asomaba entre la grama, tenía una forma alargada y tubular, estaba ennegrecido de hecho curiosamente parecía un dedo con una pezuña larga como si fuera de madera y se extendía un poco más allá y en la punta había una hoja, lo curioso es que esta planta tenía una notita amarrada y decía “Este es un regalo especial para alguien que disfruta de las plantas tanto como lo hago yo”. El anciano sonrió y lo que parecía misterioso se convirtió en una cosa muy bonita, se sintió alagado, le tomo fotografías y las subió a Internet a su blog pidiendo ayuda a sus amigos aficionados de todas partes del mundo (no solamente en español si no también en ingles) pidiendo que alguien lo ayudara o que le dieran una pista sobre que tipo de planta podría ser. Un canadiense le sugirió que debia ser de esas plantas extrañísimas sacadas de dios sabe dónde, que


15

a su parecer por el color necesitaba sombra, que tuviera cuidado, que no dejara que el sol la afectara mucho. Por la contextura parecía un hongo, un hongo con una hoja. El anciano hizo lo que le sugirieron, así que intento hacerle un toldo encima. Le dio todos los cuidados que le daba a sus otras plantas, y jamás supo si fue por el consejo del canadiense o porque simplemente era una planta muy fuerte y estaba destinada a hacer lo que hizo, esta empezó a crecer, empezó a prosperar, todos los días crecía un poquito más, la rama se hizo más larga y más fuerte y de la hoja empezaron a brotar otras hojas y también broto algo extraño, algo que tenía el aspecto de una fresa y era duro. Nuevamente el no supo si era porque le procuraba sombra o porque la planta iba a crecer independientemente de esta, así que ya le quedaba muy grande el pequeño toldo. Desinstalo el mismo y con mucho miedo decidió experimentar, porque el sufriria si la planta llegaba a morir. Le daba de beber, le daba sus cuidados, en el fondo sabía que era fea pero a él no le importaba, era una planta hermosa y este objeto con forma de fresa que estaba creciendo de la punta, dejo de ver el cielo para caerse en un costado, queriendo decir que se estaba haciendo cada vez más pesada, se estaba abombando y con el pasar de las semanas está fresa creció hasta convertirse en algo extraño, algo con forma de piña o por lo menos tan grande como una y era muy obscura, marrón obscuro, de tacto poco amistoso, parecía el capullo enorme de un hongo, era impresionante porque el tallo


16

se había hecho lo suficientemente fuerte para poder sostenerla. Una noche el viejo estaba en su cama viendo la televisión, ya se había quitado sus anteojos había dejado de leer y le entro el sueño como siempre, apagó el televisor y se acomodo, cerró los ojos y se puso a dormir de costado. Durante esa noche, antes de que cayera en un sueño profundo escucho un sonido raro, como el que hace un huevo al romperse, algo que venia del jardín lo escuchó por la ventana pero no le da mayor importancia y se durmió A la mañana siguiente el jubilado sale temprano y se encuentra con la sorpresa y asocia con lo ocurrido la noche anterior resulta, que el objeto con forma de piña se había roto, algo parecía haberlo roto, pero los pedazos de esa rotura no estaban dentro de ese cascaron vacio, estaban afuera y eso solo podía decir una cosa, algo había emergido dentro de ese capullo, algo se había salido. Su sonrisa amigable típica se había borrado en un segundo, no se le ocurrió mejor idea que tomar la cámara fotográfica y empezar a tomar fotos con el fin de subirlas a Internet y muy nervioso pregunto en su blog “¿Que está pasando aquí?” El contó la historia y pregunto nuevamente “¿Qué es esto? ¿No entiendo?” sea lo que sea que hubiera salido debía estar por ahí en el vecindario, o por lo menos eso creía el pobre incauto, porque sea lo que sea que hubies salido de hecho estaba en la casa, más cerca de lo que él creía de hecho esa cosa extraña


17

tenía una misión, una misión que cumplió ni bien el anciano siguió su rutina de todos los días. Dejo de leer se quito sus anteojos y se puso a ver televisión sin saber que estaba siendo observado por una inteligencia fría y muy rara el hombre apagó el televisor y trató de dormir un poco pero escuchaba que algo estaba caminando, caminando por el techo, algo se le acercaba lentamente por detrás y encima de el. Algo le cae en el pecho el hombre y este gime y con una mano vacilante tantea para encender la luz cree que es un insecto muy grande pero cuando enciende el bombillo y se ilumina el pobre hombre solo empieza a llorar y gime y grita, aquella cosa era horrible tenía varias extremidades y una cabeza bastante grande, el pobre hombre no pudo resistrilo mas y perdió la conciencia. Amanece al día siguiente, el reloj marcaba las 3 de la tarde, había dormido durante horas y horas el pobre anciano. Siente lagañas, siente como si hubiese estado llorando por horas, los ojos le duelen y la luz que entra por la ventana no hace más que lastimar sus ojos hinchados por las lagañas. Está respirando mal tiene la nariz completamente tapada y la garganta le duele, los huesos le duelen, los músculos, siente taquicardia, pareciera que su lengua es un calcetín, lo siente completamente seco cada vez que trata respirar hay un sonido quejumbroso y entonces se da cuenta de lo que paso. Aquella cosa se las había arreglado para meterse dentro de él, de haberlo invadido, recordó que antes de caer dormido sintió una picadura.


18

Pero eso no era lo peor, lo peor vino cuando su cuerpo comenzó a moverse sin que el lo ordenara, con movimientos muy rigidos el hombre empezó a pararse de su sofá lenta y torpemente, aquel anciano solo podía ver como si estuviera dentro de una película, era el pero no podía moverse, ni hablar, ni gritar. Ya no tenia control sobre su propio cuerpo. Lo último que este pobre hombre pudo recordar es haber viajado, no sin antes tomar esa nota que él había guardado con mucho amor, esa nota que había despegado de aquel tallo esa mañana. Una nota que él mismo se amarro al dedo meñique y con ella se fue cojo y caminando hasta otro jardín en alguna otra ciudad, se las arreglo para que con sus propios dedos pudiera cavar un agujero y enterrarse a si mismocompletamentehastalacabeza,dejandosolamente afuera el dedo meñique ennegrecido con la nota amarrada.


19


20


El arte de Jacob Emory

Por aquellos tiempos no era más que un chiquillo de 10 años de edad, había nacido y crecido en un pequeño pueblito. No era agradable, ya que, en ese entonces, tenía una cierta peculiaridad que a la gente no le agradaba; Jacob era un devorador de libros, cuando los demás niños jugaban o estaban platicando, Jacob simplemente estaba sentado leyendo un libro. Pero esta característica no era aquello que era desagradable para los demás, sino que Jacob era una enciclopedia viviente en cuanto a ocultismo se refiere, de hecho el sabía más aún que la propia gitana del pueblo. Pero como siempre le ocurre a una persona de gran potencial nacida en un pueblo pequeño, este le queda pequeño para sus pretensiones, así que ni tarde ni temprano hizo sus maletas y se fue, durante 7 años, por lo que nadie tuvo noticias sobre Jacob. Durante el transcurso de este periodo, él ya se había convertido en un adolescente. Mientras que yo tenía mi propia pandilla, era un chico atento, un buen muchacho. Un día, iba a la cafetería del pueblo acompañado de mi pandilla y amigos. Ahí encontramos a alguien que nos resultó demasiado familiar. 21


22

Y entonces ahí estaba, Jacob. No lo podía creer. Quien ya a sus 17 años era totalmente diferente a como los demás lo conocíamos, todos nos sorprendimos porque su aspecto personal estaba un poco descuidado, y su actitud era un poco mas burlona. Jacob sentado en la silla, hizo una seña con la mano y pidió a aquel joven que se acercara, los chicos se le acercaron y los saludaron, este solo se limitó a decirles: —¿Quieren ver algo impresionante. Los chicos le respondieron: —¡Sí, claro queremos ver! —Necesito una hoja de papel. Dijo Jacob. Los chicos empezaron a tirar carcajadas sarcásticas, uno de ellos agarró una servilleta y se la arrojó a Jacob y le dijo en un tono grosero: –Ahí tienes, confórmate con esto Jacob sacó de su abrigo un lápiz y comenzó a dibujar una figura humana (Jacob no era un artista, pero era un dibujante bastante bueno), estos chicos cuando le iban a soltar un montón de comentarios sarcásticos. Pero entonces, aquellas risas burlonas se callaron y las expresiones de los rostros de aquellos chicos se convirtieron en expresiones de terror, pues aquel dibujo cobró vida y comenzó a moverse en la servilleta. Minutos más tarde, la pequeña audiencia de aquella cafetería se convirtió en una muchedumbre, aquello era un alboroto total. Jacob empezó a dibujar perros y gatos, y estos comenzaron a moverse. Jacob tenía una gran idea en mente, así que mandó a pedir


23

una carpa con muros blancos y al interior de esta se cobraba una entrada para que la gente pasara a admirar el espectáculo. Jacob vestido de cirquero le gritaba a la gente: —¡¿Qué quieren que dibuje?!–Dibuja una locomotora- Dijeron algunos. —Dibuja un dragón- Dijeron otros. Jacob haciendo caso a las peticiones de la gente, dibujaba lo que le pedía; Jacob sabía que el lápiz no le duraría para siempre, pero él le sacaba provecho hasta el momento. Un día las peticiones de la gente se volvieron un poco más pasadas de tono: —Dibuja un monstruo. —Dibuja una mujer desnuda. Y como era de esperarse, Jacob no se opuso a ninguna petición, pero el no negarse a una de estas le costó todo. Un chico, que hace ya mucho rato estaba gritando: –¡¡¡¡Jacob, Jacob!!!!Jacob ya muy fatigado y muy cansado le responde en un tono similar al de una persona cuando la despiertan: —¿Qué quieres? —Jacob, dibújate a ti mismo- Dijo el joven. Jacob quedó sorprendido, nunca nadie le había hecho una petición así, Jacob inocentemente pensó que no habría problema alguno. Pero esto seria un grave error. Así que Jacob comenzó a dibujarse en el muro, el mismo abrigo, el mismo peinado y complexión similar, etc.


24

Cuando Jacob terminó de pintar su autorretrato en el muro blanco, los demás dibujos dejaron de caminar, los minutos transcurrieron parecían horas, y aquel silencio helaba la sangre. Cuando el Jacob dibujado tomó vida, de su abrigo sacó un lápiz (una versión del lápiz “mágico” de Jacob). Comenzó a dibujar una línea recta de abajo hacia arriba muy larga, luego de izquierda a derecha, luego de arriba a abajo. El Jacob falso estaba dibujando una puerta, Jacob estaba atemorizado porque él sabía lo que pasaba, mientras que el público estaba anonadado con el espectáculo; “Aún recuerdo ese momento” por el cuál hasta el día de hoy, se arrepintió por toda su vida. El Jacob falso abrió la puerta, y los dibujos tuvieron acceso a él, entonces, dieron comienzo a una masacre total. Uno de los monstruos tenía la garra en la mandíbula de Jacob y tiraba de ella hacia abajo, otro tenía su garra en el otro extremo de la boca e igualmente tiraba de ella pero hacia arriba, incluso uno de los monstruos tenía las pezuñas en sus ojos, lo estaban desgarrando. El público corrió espantado, todo se vino abajo, esa fue la última vez que todos vieron a Jacob Emory vivo. Días después de la masacre, la gente que pasaba por ahí enfrente comenzó a notar que algo había sido escrito en la pared, decía: “Jacob Emory recibió lo que merecía”


25


26


Sé que estás despierto

He estado aquí acostado por más de dos horas. Ya son las 5:35 AM y no hay nada que pueda hacer. ¿Sabes qué es lo peor de todo esto? Estoy en el mismo cuarto que mis padres. Ellos no apartan la mirada de mí, lo único que puedo hacer es tratar de no llorar o gritar. Sus ojos están concentrados en mí, y sus bocas están completamente abiertas. Hay un fuerte hedor de sangre en el aire y estoy paralizado del miedo. La cosa es que, en el momento de que de la señal de que ya no estoy dormido, estaré completamente jodido. Moriré, y no habrá nadie ahí para salvarme. He estado pensando en alguna manera de escapar, pero lo único que puedo hacer sería correr lo más rápido que pueda, salir de mi casa, y gritar por ayuda, esperando que mis vecinos me oigan. Es arriesgado, pero si me quedo aquí igual moriré. Está esperando que me despierte y vea su obra maestra. Seguro te preguntaras a que me refiero, te explicaré lo que sucedió esta mañana. Hace unas tres horas ya, escuché unos gritos que venían del otro lado de la casa, me levanté a ver qué había ocurrido, pero me dieron unas ganas repenti27


28

nas de ir al baño, en vez de hacer lo que debía hacer e ir a investigar, fui al baño primero. Hubiera muerto por mi estupidez. Pero miré desde la puerta del baño justo después de hacer mis obligaciones. Había sangre por todo el piso. Estaba muy preocupado y salí corriendo directo a mi cuarto a esconderme bajo mis sábanas. Traté de volverme a dormir como si todo fuera un sueño muy lúcido o algo. Luego escuché la puerta del baño abrirse. Como el niño asustadizo que soy, traté de observar desde mi cama que estaba pasando. Pude ver que algo estaba arrastrando a mis padres, muertos. Lo que los arrastraba no era humano, parecía un cavernícola, era calvo y no parecía tener ojos, caminaba encorvado como si tuviera una joroba. Esta cosa era más lista que un animal común. Estaba consciente de lo que hacía. Recostó a mi padre a un lado de la cama, viéndome. Luego colocó a mi mamá en una silla del otro lado de la cama y la posicionó para que me observara también. Luego embarró sus garras en sangre y las frotó contra la pared, dibujando algún tipo de símbolo como si fuera su firma, para marcar lo que él llamaría una “obra maestra”. Y para terminar, escribió algo en la pared que no podía leer en la oscuridad. Luego se situó debajo de mi cama, para atacarme en el momento en el que me despertara. Desde entonces no he podido leer el mensaje, pero la habitación está comenzando a iluminarse por la luz del sol, siento que no debería leerlo, pero no puedo resistir el impulso de hacerlo, son sólo cuatro palabras. “Sé que estás despierto


29


30


El que mató a su esposa

Esta historia es real, sucedió en verdad, quizá más veces de la que te imaginas, pero al menos una vez pasó. Este era un marido, que amaba con todas sus fuerzas a su mujer. La adoraba, la veneraba, no había nada en el mundo más importante que ella, ella era su sol, su pasión, era su todo. ¿Alguna vez te has sentido tan enojado, pero tan enojado que ves puntos negros o, aun peor, ves rojo? Pues esonosecomparaconloquesintióestehombre,cuando su esposa se murió. Y cuando su esposa murió, fue con pistola en mano, a buscar a ese bastardo que la asesinó. El hombre fuera de sí apuntó, apuntaba a aquel que había matado a su mujer.Y aquel que había matado a su mujer, lloraba y lloraba como si lo estuviera suplicando, sin poder decir ni una palabra. Pero eso ni lo consoló ni lo ablandó, apretó el gatillo, no una, sino varias veces hasta vaciarla cámara de la pistola. Es una pena, porque quizá, si hubiera podido hablar, hubiera podido meter algo de razón en la cabeza atormentadadeaqueldesaforadohombre,perodespués de todo ¿cómo podía hacerlo? Había acabado de nacer hace tan solo un par de horas. 31


Esta obra se terminรณ de imprimir en los talleres

UAM Azcapotzalco En esta obra se utilizan las fuentes: Bell MT, Hashtag. Se utilizรณ papel:Cultural

de la

Profile for edoarudo-kun

Más Allá de la Zona. Volumen 4  

Antología de Creepypastas que existen en Internet. Manejando el concepto de colección, esta recopilación de antologías de terror queríamos...

Más Allá de la Zona. Volumen 4  

Antología de Creepypastas que existen en Internet. Manejando el concepto de colección, esta recopilación de antologías de terror queríamos...

Profile for lalinvf
Advertisement