Page 34

MIÉRCOLES 4 DE ABRIL DE 2012

ÁNGELES CRUZ MARTÍNEZ

La digitalización del sistema nacional de salud y la posibilidad de que la historia clínica de los pacientes, sus estudios de laboratorio o de imagen se puedan consultar en cualquier hospital todavía están lejos de ser una realidad. La pretensión del gobierno federal de tener el expediente clínico electrónico en este sexenio se topó con una realidad: 80 por ciento de los hospitales del país carece de una infraestructura de red a la cual se puedan subir las aplicaciones clínicas y administrativas. Samuel Gallegos, gerente de producto y salud de la empresa Comstor, especialista en sistemas informáticos para el área médica, explicó que las autoridades están convencidas de la necesidad de mejorar la calidad de la atención a los pacientes con la ayuda de la tecnología, aunque por ahora, cada institución camina por su lado. Lo importante será, dijo, que el trabajo se realice de manera eficiente para que al final, independientemente del proveedor de servicios informáticos, cada clínica, hospital e institución de salud se puede comunicar y conectar con el resto y acceder a la historia clínica de las personas. Esto ayudaría a los médicos a realizar un diagnóstico certero y proporcionar el mejor tratamiento. Actualmente, los mexicanos pueden tener dos o más historias clínicas si es que han acudido a distintos servicios médicos –Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado o Secretaría de Salud (Ssa)–, lo cual, además de encarecer la atención, dificulta la solución de los problemas de salud de los pacientes. En entrevista, Gallegos explicó que el arranque formal del proceso

ANGÉLICA ENCISO L.

Los planes y programas que se diseñen en saneamiento y agua potable, de la cual 9.1 por ciento de los mexicanos carece, deben tomar en cuenta la integración de los derechos humanos ante la expansión en la privatización de servicios, señala un análisis del Observatorio de Política Social y Derechos Humanos. Advirtió que hay una marcada tendencia a atribuirle un precio u otorgarle un valor monetario que puede afectar el cumplimiento del derecho humano al agua ya reconocido en el artículo cuarto de la Constitución. “La posible participación de otros actores, primordialmente el sector privado, podría dar lugar a interferencia en la realización del derecho humano al agua si es

34

El IMSS, con más avances; sin embargo, la red todavía es insuficiente, asegura especialista

Digitalizar el sistema de salud aún está lejos de ser una realidad ■ Aunque

el arranque formal del expediente electrónico se dio en 2003 con la expedición de la NOM 024, 80% de los hospitales carecen de la infraestructura que se requiere: Samuel Gallegos para digitalizar el sistema nacional de salud se dio con la expedición de la norma oficial mexicana (NOM) 024 del expediente clínico

electrónico, aunque el IMSS ha invertido recursos económicos y humanos desde 2003 y con más fuerza a partir de 2007. Sin contar

DE

LA SERIE

con los detalles sobre el sistema que utiliza el organismo, Gallegos comentó que a la fecha es la institución con mayor avance. Tiene

BARBUDOS

Turistas toman una foto junto a una de las esculturas que integran la exposición de Javier Marín que puede visitarse en la explanada del Museo de Antropología e Historia ■ Foto Yazmín Ortega Cortés

■ Análisis

del Observatorio de Política Social y Derechos Humanos

Atribuir precio al agua puede afectar el cumplimiento del 4º constitucional que el Estado, como principal responsable de la garantía de los derechos, pero también principal administrador de los recursos, no toma las medidas para asegurar el acceso de toda la población, sin discriminación, al vital líquido”, indicó. Esto, además, tiene repercusiones en la realización de otros derechos humanos, ya que al formar parte de ellos y al ser interdependientes, el derecho humano al recurso se encuentra ligado, por ejemplo, al derecho a la salud

mediante el acceso al agua potable de calidad aceptable que no represente riesgos para la salud; o bien, al derecho a la alimentación, al ser indispensable para el cultivo de productos agrícolas. Recordó que en el país recientemente se publicó en el Diario Oficial de la Federación el decreto que reforma el artículo cuarto de la Constitución, el cual ya incluye el derecho humano al agua y al saneamiento. En éste se reitera la obligación del Estado mexicano de ga-

rantizar el acceso a ese derecho y señala que la ley definirá las bases, apoyos y modalidades por las que éste garantizará la participación de la Federación, las entidades federativas, los municipios y la ciudadanía. Lo que sigue es que esta nueva disposición sea incorporada a las leyes generales y secundarias, códigos y reglamentos que refieren al uso y distribución del agua en el país, con la finalidad de que se definan términos en los que cada instancia participará.

una red integral que le permite entablar comunicación interna en todo el país y, según información oficial, ya funciona el expediente clínico electrónico y están en posibilidad de “escalar hacia un sistema integral”, dijo. Sin embargo, en el pasado mes la capacidad de la red resultó insuficiente para el funcionamiento del sistema informático en las unidades médicas. Por eso la decisión de limitar, y por varios días cancelar, el acceso a Internet en las áreas administrativas del IMSS. Gallegos explicó que la decisión de que clínicas y hospitales tengan el expediente clínico y electrónico requiere antes una serie de decisiones para tener éxito, entre otras, la instalación de una red de grado médico acorde con las necesidades de cada unidad. Según la utilidad que se le vaya a dar, se elegirá una red con un hardware y software robustos, capaces de garantizar la transmisión de datos, texto, imágenes, resultados de laboratorio, inventarios de medicamentos, entre otras aplicaciones indispensables en la prestación de los servicios de salud, y a los cuales tenga acceso de modo sencillo el personal médico, de enfermería, administrativo e incluso, los pacientes. Según datos de la Dirección General de Información en Salud de la Ssa, existen mil 600 proyectos en igual número de clínicas y hospitales para instalar el expediente clínico electrónico, pero la mayoría carece de infraestructura para subir las aplicaciones. Debido a que ya existe la decisión de la administración federal de avanzar en este proyecto, el Seguro Popular aporta el financiamiento que necesitan los estados para ello. Además, el expediente clínico electrónico es el paso previo para avanzar hacia el sistema único de salud. Para ello es necesario, de acuerdo con información oficial, que el país logre la cobertura universal de salud. Gallegos comentó que a países como España les tomó de cinco a 10 años concretar el uso de esta herramienta. En México “apenas estamos iniciando”, apuntó.

La Jornada, 04/04/2012  
La Jornada, 04/04/2012  

Edición impresa de La Jornada: 04/04/2012