Page 14

14

OPINIÓN

LA JORNADA MAYA Jueves 15 de agosto de 2019

Rosario Robles, ¿chivo expiatorio? CARLOS MARTÍNEZ GARCÍA

E

s Rosario Robles un chivo expiatorio? Según Andrés Manuel López Obrador sí lo es. Al menos en dos ocasiones lo ha dicho así. Cuestionado acerca de la presunta culpabilidad de Robles en la nombrada estafa maestra, AMLO ha respondido que los verdaderos responsables son otros y que la ex secretaria de dos dependencias federales no fue quien originalmente maquinó el fraude. En septiembre del año pasado, ya como presidente electo y ante la insistencia de reportero(a)s sobre su actuar en lo referente a casos de corrupción en el sexenio de Peña Nieto, López Obrador manifestó: “Dije con mucha claridad [en campaña] que no era mi fuerte la venganza; en un debate hasta le dije a uno de los candidatos [el panista Ricardo Anaya] ‘ni a ti te voy a meter a la cárcel’. ¿Rosario Robles es un chivo expiatorio, sí o no? Sí, como otros, porque los de la mafia de poder y algunos medios de información les gusta mucho ofrecer circo a la gente y nosotros ya no queremos eso” (https://www.jornada.com.mx/ultimas/politica/2018/09/15/ rosario-robles-es-un-chivo-expiatorioconsidera-amlo-9195.html). Más o menos expresó similares términos hace unos días: “Yo sigo pensando lo mismo, que los responsables de la tragedia nacional son los de mero arriba, tanto del sector público como del sector privado, nada más que ya no puedo llamarles como les decía antes. ¿Y qué era lo que sucedía? Se simulaba, se exponía a chivos expiatorios” (https://www.proceso.com.mx/594800/ amlo-descarta-persecucion-en-el-caso-

rosario-robles-aun-la-considera-un-chivoexpiatorio). Es necesario comprender el significado original de la imagen del chivo expiatorio para dilucidar el sentido de lo expresado por el Presidente en el caso Rosario Robles. En la Biblia, Levítico capítulo 16, Dios instruye a Moisés para que a su vez él transmita a su hermano Aarón cómo debía hacerse propiciación por los pecados del pueblo. Cada año, “el día 10 del mes séptimo”, el sacerdote tenía que elegir “dos machos cabríos”, Uno era degollado para expiar “las impurezas y transgresiones de los israelitas, cualesquiera que hayan sido sus pecados” (versículo 16). Al otro animal se le imponían las manos sobre la cabeza. El oficiante “confesará entonces todas las iniquidades y transgresiones de los israelitas, cualesquiera que hayan sido sus pecados. Así el macho cabrío cargará con ellos, y será enviado al desierto por medio de un hombre designado para esto. El hombre soltará en el desierto al macho cabrío, y éste se llevará a tierra árida todas las iniquidades” (versículos 21 y 22). Ambos chivos eran inocentes. El sacrificado vertía su sangre para limpiar la culpa del otro, el llevado al desierto cargaba simbólicamente con transgresiones no perpetradas por él y debía enfrentar condiciones muy hostiles que le matarían poco a poco. Tal es el origen y sentido del Día del Perdón (Yom Kippur), ceremonia que, según el calendario hebreo, este año tendrá lugar el 9 de octubre. Afirma Xabier Pikaza que “esta es la fiesta básica del judaísmo interpretada como comunidad cultural […]. Ha venido a convertirse en la fiesta por excelencia: día del encuentro purificador de Dios con su pueblo, anticipación de su presencia final” (Gran diccionario de

Reparto y crecimiento LUIS LINARES ZAPATA

R

etorna el viejo dilema de consolidar el crecimiento para, después, repartir la riqueza generada o su contrario: repartir para inducir el crecimiento. Alrededor de este tipo de diferendos se desenvuelve, por estos días, la disputada actualidad del país. Las diferencias que han surgido, en medio de visiones encontradas, van dando forma a posturas que solicitan y hasta exigen acuerdos. Ya en el siglo XIX en Dinamarca fue tomando forma la conciencia de incluir, orgánicamente, a los individuos caídos en los dramáticos bolsones de pobreza y marginación que, por esos inhumanos días, afectaban a dicha nación. Poder hacerlo les dotó con la energía indispensable para conseguir el de-

sarrollo compartido del que ahora presumen ante el mundo. Aquí, durante la lucha revolucionaria, surgió la inquietud de incorporar a los excluidos y sus demandas. Fue un intento que tuvo concreciones pero, desafortunadamente, insuficientes. No fue sino hasta el gobierno del general Cárdenas que se retomó, con enérgicos actos restitutivos de derechos, el impulso de trabajar por una sociedad más igualitaria. En ese periodo se incorporaron al desarrollo mayores contingentes de trabajadores del campo y la industria que contribuyeron, con logros notables y sólidos respaldos, al crecimiento económico con más justicia. El Presidente de la República ha ido difundiendo el que otrora tituló modelo alternativo de nación. En ese conjunto de propuestas, guiadas por una visión abarcadora, se apuntala al Plan

En la historia abundan casos de pretendidos actos de limpieza propiciatoria

Navegar en medio de críticas es ya un distintivo que norma la actualidad plural de esta nación

la Biblia, segunda edición, Editorial Verbo Divino, Navarra, España, 2015, p. 453). Dado que AMLO es muy dado a usar imágenes bíblicas, las que frecuentemente cita en las conferencias de prensa matutinas, es válido preguntarse si para él Rosario Robles está cargando con delitos que no cometió. Porque si nos atenemos al origen del sacrificio penitencial, el chivo expiatorio era un vehículo para llevar sobre sí cargas y faltas de otros. Es decir, era completamente inocente y por ello se le imputaban transgresiones ajenas. En sintonía con el imaginario bíblico sobre la función del chivo expiatorio, ¿acaso cree el Presidente que la ex secretaria de Desarrollo Social y de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano nada tuvo que ver en la estafa maestra? ¿O usa el concepto en el sentido de que no solamente ella se benefició con dicha operación fraudulenta, sino también otros personajes del sexenio peñanietista? Este mecanismo de trasladar culpas de unos a quienes no son culpables, y cómo viene a ser catarsis personal o grupal lo ha estudiado magistralmente René Girard en El chivo expiatorio (Editorial Anagrama, Barcelona, 1982). La estigmatización de quienes deben ser inmolados en beneficio de una comunidad que considera que le han sobrevenido catástrofes mediante la presencia de los extraños, está presente en todas las culturas. Es un mecanismo supuestamente purificador que victimiza a inocentes. En la historia abundan casos de pretendidos actos de limpieza propiciatoria. La estafa maestra fue una operación concertada, que requirió participación de encumbrados personajes y conocimiento del mundo financiero. El trasiego ilícito de fondos no lo hicieron seguramente chivos expiatorios, sino consumados delincuentes.

Nacional de Desarrollo. La narrativa que ahí se plasma, concreta, con seriedad y precisión, varios de los programas distributivos ya en marcha. Y no sólo en esas propuestas se atisban nuevos derroteros sino, también, se enchufan otras muchas decisiones de índole meramente política. Es, en este primordial terreno donde no ha habido dudas ni titubeos, sino enérgicas acciones que han causado estupor en amplios sectores de la población. En especial entre aquellos que obtenían beneficios y ventajas indebidas. Se trata, con tales actos de autoridad, de modificar, de trastocar, de abandonar rituales y malformaciones financieras u organizativas que se prestaban a conductas equivocadas. Las ondas desatadas por la enérgica marcha, iniciada desde la cúspide del nuevo poder, se han esparcido por innumerables rumbos de México. En la mayoría de los casos donde se han ejecutado dichas iniciativas –con duros e implícitos cambios– la ciudadanía ha dado su apoyo de manera entusiasta y renovada. Se aprecian, desde la amplia base de la pirámide poblacional, coincidencias sustantivas con la marcha de la nueva administración. Surgen así y de manera continua, expresiones y acuerdos aún en medio de la incertidumbre

causada por los sucesivos y veloces cambios. Aquellos que dieron su indiscutido respaldo en las urnas a las propuestas de transformación radical no se han sentido defraudados. Por el contrario, se les han ido uniendo otros muchos que expresan, de forma abierta, sus coincidencias con la marcha del gobierno. Las sonoras oposiciones que han expuesto los afectados o, también, los que disienten por concepciones distintas, forman, de variada manera, el entramado consustancial de la vida democrática. Navegar en medio de críticas es ya un distintivo que norma la actualidad plural de esta nación. También lo es el respeto mostrado, sin trabas o injerencias, entre los poderes de la unión, a diferencia de tiempos pasados, por fortuna en vías de extinción. Sendas formaciones de ciudadanos que ahora aspiran a construir un México distinto al conocido no se sienten relegados y tampoco abandonados. Por el contrario, a cada paso certifican que, el Presidente está, todos los días, con ellos y para ellos. Esta constancia se aprecia como la forma de gobernar que escogieron al votar por Morena y su candidato. La serie, bien conocida y estudiada de sondeos de opinión, ha ido certificando tal concordancia con el copioso mandato de las urnas.

Profile for La Jornada Maya

La Jornada Maya Yucatán - jueves 15 de agosto de 2019  

La Jornada Maya Yucatán - jueves 15 de agosto de 2019  

Advertisement