Page 2

EDITORIAL

2

Consejo de administración Rodolfo Rosas Moya Presidente Clara Huacuja Rountree Secretaria

Marco Antonio Bautista Tesorero

Fabrizio León Diez Director Sabina León Huacuja Directora edición impresa

Israel Mijares Arroyo Director edición digital

Irma Ribbon López Subdirectora

Andrés Silva Piotrowsky Coordinador editorial Quintana Roo Rosario Ruíz Canduriz Coordinadora general Ana Marín Ramírez Coordinadora de edición

Felipe Escalante Tió Jefe de mesa de redacción

Sasil Sánchez Chan Editora K'iintsil

María Elena Briceño Cruz Coordinadora de información Yucatán / Campeche

Antonio Bargas Cicero Editor Deportes

Víctor Felipe Cámara Salinas Coordinador de diseño editorial

Annel Góngora Sosa Relaciones públicas y cuentas

José Luis Domínguez Castro Defensor del lector Ramiro Medina Acereto Jefe de circulación

LA JORNADA MAYA Lunes 28 de enero de 2019

Y su mamá también N

o se puede escribir sobre la realidad sin sentido del humor, sobre todo cuando la realidad ofrece escenas tragicómicas muy sabrosas. El PRI, o lo que queda de éste, se ha sumado en rebaño a respaldar a Morena en piezas clave de su proyecto de Nación, tales como la guardia nacional. Los priístas, en lo privado y lo público, han hecho todo tipo de contorsiones físicas y mentales para explicar y tratar de desmentir su posición subordinada. El PRI empieza a convertirse en lo que alguna vez fue el triste Partido Verde: una organización que otorga y vende bien sus votos como partido satélite de una verdadera organización política, en este caso Morena. No debe extrañarnos. El tricolor no tiene ideología, ha sido siempre el partido del poder y para el poder, así que una vez derrotado de forma masiva, es normal que se acerque a quien ahora tiene el sartén por el mango. El PRI es presidencialista en sus genes e instrumento natural de presidencias hegemónicas, así que tan sólo sigue su naturaleza más íntima: “lo que usted ordene, señor Presidente”, a cambio de prebendas y favores privados o perdones a expedientes personales inconfesables. No tiene nada de nuevo. El oportunismo es esencial para que la democracia no se entrampe. La política la pueden impulsar los idealistas y quienes tienen proyectos de país, pero son los cínicos los que muchas veces son el fiel de la balanza para completar las mayorías constitucionales y del gobierno cotidiano. Lo interesante es otra cosa. México siempre ha sido –en sus momentos transformacionales– bipartidista y las democracias maduras, cuando funcio-

LOs pROYectOs De pAís, LOs ActORes cON iDeAs Y LOs pARtiDOs cON DestiNO pROpiO sON fáciLMeNte iDeNtificAbLes Y NiNguNO es

tRicOLOR

nan bien, tienden al formato de dos partidos efectivos. En el siglo XIX, en México vimos la lucha dual de centralistas versus federalistas cuando el país ganó su independencia y empezó a nacer; luego en las guerras de Reforma e Imperio fueron liberales versus conservadores. En la Revolución Mexicana los más sangrientos campos de batalla vieron a los ejércitos constitucionalistas versus las tropas de la Convención de Aguascalientes. El PRI, con su larguísima dictadura perfecta, distorsionó por décadas ese formato natural que hace avanzar la historia. Ahora, al completarse el ciclo democrático con una alternancia hacia la izquierda y con un priísmo en ruinas, el formato de binomios regresa. Es la lucha izquierda versus la derecha, el libre mercado versus el estado interventor, la globalización versus el nacionalismo, el ambientalismo versus el industrialismo… México sólo tiene dos partidos reales: Morena y el PAN, en esas dos organizaciones están las ideas, los principios y los proyectos de nación; el resto son organizaciones satelitales, complementarias y en busca del poder por el poder, del escaño por la prebenda o peor. Es bueno que el panorama sea transparente. Lo que resulta de carcajada es que, si el PRI y su bancada pensaban hacer pasar su posición subordinada como parte de una actitud propia y razonada, la presidente y secretaria general de Morena, Yeidckol Polevnsky -con sus declaraciones contundentes y brutales sobre cómo ella está operando políticamente- dejó constancia irrefutable que en el PRI manda la fuerza de Morena. Debemos agradecer la desvergüenza de los priístas; gracias a su actuación como simples meretrices políticas, los proyectos de país, los actores con ideas y los partidos con destino propio son fácilmente identificables y ninguno es tricolor. Eso sí, también ya quedó muy claro que la presidente de Morena es la nueva jefa del PRI… y su mamá política también. contacto@lajornadamaya.mx

Consejo Editorial para la Lengua Maya Jorge Miguel Cocom Pech Fidencio Briceño Chel, Feliciano Sanchez Chan

Dirección de Administración y Finanzas Erik Marcial Farfán Góngora Asesor Legal Armando Carrillo Carmona Publicación de lunes a viernes editada por Medios del Caribe S.A. de C.V. Calle 43 #299D por 30 y 32A Colonia San Ramón Norte C.P 97117 Mérida, Yucatán, México. Teléfono: (999) 2900633

Impresión: Medios del Caribe S.A. de C.V. Calle 1ra sur con 55 av sur y carretera federal mz 227 lt 2 colonia Ejidal, CP 77712, Playa del Carmen, Quintana Roo Número de certificado de licitud de título y contenido: 16539 Reserva al uso exclusivo del título La Jornada Maya No. 04-2014-100210372900-101 del 04/2014, otorgada por la Dirección General del Derecho de Autor.SEP.

Distribución: Medios del Caribe S.A. de C.V. Calle 43 No. 299-D, San Ramón Norte. Mérida, Yucatán, México Prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta publicación, por cualquier medio, sin permiso expreso de los editores. Nombre del diario: La Jornada Maya, año 4, número 901

▲ Yeidckol Polevnsky dejó constancia irrefutable que en el PRI manda la fuerza de Morena. Foto Cuartoscuro

Profile for La Jornada Maya

La Jornada Maya · lunes 28 de enero de 2019  

La Jornada Maya · lunes 28 de enero de 2019