Page 1

Sabere ienciaS


2

octubre · 2021

Editorial OBJETIVOS DE LA

3 y 4 Presentación

4T

El gobierno presidido por Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se ha propuesto objetivos múltiples y muchos de ellos los está cumpliendo no obstante la doble crisis que marcó la primera mitad de su gestión. Los propósitos relacionados con mejorar la calidad de vida de la mayoría de los mexicanos se ha logrado, no tan sólo porque el gasto social ha aumentado sin precedentes con relación a otras gestiones sino porque se ha ejecutado con transparencia, eficiencia y probidad. La inversión también ha crecido, sobre todo la relacionada con infraestructura y la relativa a energías y combustibles, el presupuesto proyectado al respecto para 2022 es un punto más alto del PIB que el que hubo en el último año de Enrique Peña Nieto, aun así, no será suficiente para lograr el prometido crecimiento de 4 por ciento anual del PIB, si las proyecciones de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público se cumplen, al terminar la gestión de AMLO el crecimiento económico en todo el sexenio será de 7.6 por ciento. El gasto público decayó este año y crecerá 8.6 por ciento en términos reales el año entrante, aun así, el crecimiento económico en cuatro años (2018-2022) será de 14.7 por ciento, lo que es insuficiente para ser autosuficientes en energía y granos básicos, universalizar el acceso gratuito a la salud y a la educación, formalizar el trabajo y garantizar el crecimiento del empleo a una tasa igual o superior al crecimiento de la población en edad de trabajar. La ampliación del gasto requiere mayores ingresos presupuestarios y ello implica una reforma tributaria, reformar la Ley del Banco de México para fondearse con esa dependencia o aumentar la deuda, estrategia que ha sido negada por AMLO. Los ingresos presupuestarios son tres puntos del PIB menores al gasto público: los ingresos se han mejorado disminuyendo la evasión y elusión fiscal, no condonando el pago de impuestos, aumentando el número de contribuyentes y combatiendo la corrupción, y por el lado del gasto, se han suprimido programas fantasmas, fondos mal administrados y prácticas reiteradas de corrupción en distintos niveles del servicio público. Con administración honesta y eficiente se ha logrado aumentar el

gasto público a una cuarta parte del valor del Producto Interno Bruto, sin embargo, el aumento real de algunos programas se ha traducido en decrementos en otros: protección social, salud y energías han aumentado su gasto real y medio ambiente, agricultura y desarrollo rural así como ciencia, tecnología e innovación han disminuido. Poco se ha avanzado en la autosuficiencia de granos y en la rectoría del Estado sobre energéticos, de ambos tenemos déficit y en ambos podemos lograrlo en el corto plazo, con precios accesibles, suministro estable y el menor daño ambiental. Enhorabuena la reforma que pretende recuperar el abasto estratégico del Estado, entre otros, el de energéticos y el de litio.

¡Rozando la bala! RAÚL MÚJICA Apophis: un asteroide con una historia interesante SERGIO CAMACHO LARA

5 La quinta extinción JOSÉ GUICHARD

6 Defensa planetaria JOSÉ RAMÓN VALDÉS PARRA

7 NEAs, NEOs, PHAs, NECs, etcétera RAÚL MÚJICA

8 Tras las huellas de la naturaleza ¡Un sueño en alta mar! TANIA SALDAÑA RIVERMAR Y CONSTANTINO VILLAR SALAZAR ILUSTRACIÓN: DIEGO TOMASINI “EL DIBRUJO” es un suplemento mensual auspiciado por La Jornada de Oriente DIRECTORA GENERAL Carmen Lira Saade

Directorio

MÚLTIPLES

Contenido

9 Homo sum Pandémica contracción de la matrícula escolar SERGIO CORTÉS SÁNCHEZ

DIRECTOR Aurelio Fernández Fuentes CONSEJO EDITORIAL Jaime Cid Monjaraz Alberto Cordero Sergio Cortés Sánchez José Espinosa Julio Glockner Raúl Mújica

10 Tekhne Iatriké La medicina y la investigación espacial JOSÉ GABRIEL ÁVILA-RIVERA

COORDINACIÓN EDITORIAL Sergio Cortés Sánchez

Épsilon

REVISIÓN Aldo Bonanni

JAIME CID MONJARAZ

EDICIÓN Denise S. Lucero Mosqueda DISEÑO ORIGINAL Y FORMACIÓN Elba Leticia Rojas Ruiz

· Nuestra portada: Órbitas de los más de mil asteroides potencialmente peligrosos (PHAs) conocidos. Imagen tomada de: http://apod.nasa.gov/apod/image/1308/phas_jpl_3254.jpg

Dirección postal: Manuel Lobato 2109, Col. Bella Vista. Puebla, Puebla. CP 72530 Tels: (222) 243 48 21 237 85 49 F: 2 37 83 00 www.lajornadadeoriente.com.mx www.saberesyciencias.com.mx

Tus comentarios son importantes para nosotros, escríbenos a: saberesyciencias@gmail.com

AÑO X · No. 115 · octubre 2021

Las opiniones expresadas en las colaboraciones son responsabilidad del autor y de ninguna manera comprometen a las instituciones en que laboran.

11 Reseña (incompleta) de libros De paso ALBERTO CORDERO

12 Cazando asteroides desde el INAOE Calendario astronómico octubre 2021 AGUSTÍN MÁRQUEZ Y JOSÉ RAMÓN VALDÉS


3

octubre · 2021

Raúl Mújica *

¡Rozando la bala!

V

arias veces al año aparecen notas en los medios diciendo que la NASA advierte sobre un gigantesco asteroide que “rozará” la Tierra; algunos son mesurados y solo dicen que “volará alrededor de la Tierra”, mientras que los más acelerados mencionan hasta el juicio final, debido a que un peligroso asteroide se dirige hacia nosotros. Sin duda se trata de una estrategia para atraer más “clicks” a la publicación, y aunque siempre salen expertos a aclarar que no hay ningún peligro, en muy pocas ocasiones sale otra publicación haciendo la corrección, como el caso, que por lo mismo, me llamó la atención y que sucedió el año pasado. El Daily Express, en Reino Unido, publicó una nota sobre un asteroide acercándose a la Tierra, pero iba acompañada de una imagen que mostraba un asteroide chocando con la Tierra; solo que el tamaño del asteroide estaba un “poco” exagerado, correspondía a mil 500 km de diámetro, cuando el estimado para el asteroide era de 4.1 km, que además pasaría a varias veces la distancia Tierra-Luna. Debido a la presión, los editores decidieron eliminar la ilustración y colocar una nota aclaratoria. Sin embargo, un evento como estos puede suceder, los expertos dicen que de hecho sucederá, el problema es que no sabemos cuándo, por lo que se han desarrollado redes internacionales de vigilancia de asteroides y se sabe que en los próximos 100 años, al menos, no hay un asteroide de gran tamaño (del orden de varios kilómetros) que vaya a impactar la Tierra, pero existen millones de menor envergadura y que pueden aún causar daños regionales o locales. Los asteroides son objetos rocosos y junto con los cometas forman los llamados Cuerpos Menores. Ambos son residuos de la formación de nuestro sistema solar, por lo que es muy importante estudiarlos. Aunque son mucho más pequeños que los planetas, hay millones de ellos dando vueltas alrededor del Sol, la mayoría está entre Marte y Júpiter, en el llamado Cinturón Principal de Asteroides, pero también hay una gran cantidad en otro cinturón, el de Kuiper, localizado más allá de Neptuno. Algunos son peligrosos porque debido a perturbaciones gravitacionales se salen del Cinturón de Asteroides, se acercan a la órbita de la Tierra y pueden chocar con ella. A estos se les conoce como Asteroides Cercanos a la Tierra (NEAs). Entonces, ¿son peligrosos los asteroides? Algunos lo son. Se estima que cerca de un millón de NEAs tienen dimensiones similares o mayores al de Tunguska, unas 300 veces más poderosos que la bomba lanzada en Hiroshima. Si un asteroide de 100 metros impactara la Tierra podría destruir cualquier ciudad del mundo, millones de personas morirían sin aviso. Uno de un kilómetro podría acabar con un país entero y generar consecuencias graves para la vida, ya que modificaría drásticamente la temperatura y clima del planeta. Uno de 10 km acabaría

con casi toda la vida en la Tierra, como lo hizo el que cayó en nuestro país hace 65 millones de años. El famoso cráter de Chicxulub que se encuentra en Yucatán, y del que nos hablá José Guichard en uno de los artículos de este número de SyC, fue generado por un asteroide de unos 10 km y que no solo acabó con los dinosaurios, sino con casi 75 por ciento de la vida en la Tierra. Aunque la probabilidad de que un asteroide peligroso, como Chicxulub, golpee la Tierra es baja, las posibles consecuencias hacen que sea una prioridad encontrar y catalogar esos asteroides que algún día pueden afectarnos. En la imagen de portada de este número de SyC se muestran las órbitas de los más de mil peñascos de roca y hielo llamados Asteroides Potencialmente Peligrosos (PHA). Estos PHAs miden más de 140 metros de diámetro y pasarán a menos de 7.5 millones de kilómetros de la Tierra, aproximadamente 20 veces la distancia a la Luna, ya están registrados y ninguno golpeará la Tierra en los próximos 100 años, aunque no se han descubierto todos los PHA. Además, aunque ya estén registrados, luego de 100 años, muchas órbitas se vuelven difíciles de predecir ya que algunas pueden ser perturbadas por su paso cerca de la Tierra o de otros planetas, tal es el caso de Bennu, que recientemente fue noticia ya que su órbita fue recalculada luego de la visita de la misión OSIRIS-Rex, así como de observaciones con telescopios desde la Tierra. Otro caso es el de Apophis, descubierto en 2004 y cuya designación oficial es 2004 MN4. Inicialmente los cálculos de su órbita indicaron una probabilidad del 2,7 por ciento de impactar con la Tierra en 2029. Afortunadamente, tal como que nos platica Sergio Camacho en otro de los artículos de este número, observaciones posteriores descartaron completamente esa posibilidad. Los astrónomos de todo el mundo reconocen el potencial peligro que estos objetos, por lo que además de la determinación precisa de las órbitas para calcular con certidumbre la probabilidad de impacto de estos objetos con la Tierra, se requiere investigar estrategias para salvar la Tierra, por ejemplo, este año la NASA planea lanzar la Prueba de Redireccionamiento de un Doble Asteroide (DART), de la que nos platica José Ramón Valdés en su artículo sobre Defensa Planetaria. Desde México, los telescopios del INAOE, la Cámara Schmidt de Tonantzintla y el telescopio de 2.1m del Observatorio Astrofísico “Guillermo Haro”, de Cananea, Sonora, se han sumado a las campañas de seguimiento y monitoreo de estos objetos, lo que mostramos en una de las infrografías generadas por el Grupo de Planetas Menores del INAOE. Se estima que unas 100 toneladas de material “caen” a la Tierra cada día. Rocas y trozos de hielo de un tamaño mucho más pequeño, que por lo general no representan ningún peligro, pueden generan exhibiciones memorables de bolas de fuego y meteoritos, así que esperamos que los artículos de este número les sirvan para apreciar de doble manera a estos interesantes objetos. * rmujica@inaoep.mx

Sergio Camacho Lara *

Apophis: un asteroide con una historia interesante

A

pophis es un asteroide cuya órbita alrededor del Sol cruza la órbita de la Tierra. A este tipo de asteroide se le llama “asteroide cercano a la Tierra”, conocido en la literatura de habla inglesa como “Near-Earth Asteroid” (NEA). Por sus dimensiones y su órbita, a Apophis también se le llama “asteroide potencialmente peligroso” o “Potentially Hazardous Asteroid” (PHA por sus siglas inglés), por el daño que su impacto a la Tierra podría causar. Por lo tanto, su observación continua ha sido de interés para determinar si en el futuro cercano hubiera una alta probabilidad de impacto. Apophis fue descubierto el 19 de junio de 2004 por los astrónomos Roy Tucker, David Tholen y Fabrizio Bernardi en el Observatorio Nacional de Kitt Peak, cerca de Tucson, Arizona. Sin embargo, debido a problemas técnicos y de clima, sólo lo pudieron observar durante dos noches. Por fortuna, casualmente el observatorio de Siding Spring en Australia lo volvió a encontrar en diciembre del mismo año. Con las pocas observaciones hechas en la segunda mitad del año 2004, no era posible determinar su tamaño con precisión, aunque se sabía que era grande, ni calcular con exactitud su órbita y la probabilidad de un impacto a la Tierra. En diciembre de 2004 hubo un período de preocupación, por suerte no muy largo, porque con base en las observaciones que se hacían, existía una probabilidad de 2.7 por ciento de que Apophis impactara a la Tierra el 13 de abril de 2029. Esto es, una probabilidad de impacto de uno en 37. Aunque la información que se tenía sobre Apophis fue pública, incluyendo que el tamaño mínimo que se le calculaba era 450 metros, la prensa internacional y las redes de televisión no le dieron gran atención. Esa falta de atención fue muy justificable, ya que 4


4

octubre · 2021

3

Apophis: un asteroide con una historia interesante

éxito de tragarse a Ra en su paso cada noche para que no termine la obscuridad. Apophis completa una órbita alrededor del Sol en aproxiel 26 de diciembre de 2004, un terremoto de magnitud 9.1 en madamente 0.9 años terrestres. Esto lo pone en el grupo de la escala de Richter tuvo su epicentro en la costa noroeste de asteroides “Atenas” cuyas órbitas tienen diámetros menores la isla de Sumatra, Indonesia. El terremoto ocasionó grandes que el diámetro de la órbita de la Tierra (1 Unidad Astronómipérdidas, humanas, materiales y ambientales, por lo que la ca; 1 UA). Como resultado del acercamiento cercano de Apoatención del mundo estuvo enfocada en los intentos de rescaphis a la Tierra en 2029, el diámetro de la órbita de Apophis se te y al drama humano que se desplegaba en el Océano Índico. hará poco mayor que la órbita de la Tierra. Cuando esto suceRegresando a Apophis, si ese 2.7 por ciento de probabilida, será reclasificado al grupo de asteroides “Apolo” cuyas dad de impacto a la Tierra se hubiera llegado a convertir en órbitas cruzan la órbita de la Tierra y son mayores que 1 UA. realidad, las consecuencias habrían sido mucho más graves Sabiendo que la aproximación cercana de abril de 2029 que las ocasionadas por el tsunami del Océano Índico. Al hacer no conlleva riesgo para la Tierra, la comunidad de astrónomos cálculos de probabilidad de impacto, a la incertidumbre asolo vio como una gran oportunidad para determinar con mucha ciada con el desconocimiento de la órbita exacta del asteroide, precisión los parámetros físicos de Apophis, avanzar el conocisu tamaño, su período de rotación y otros factores, le corresmiento científico sobre asteroides y llevar a cabo un ejercicio ponde un “corredor de riesgo”. Este corredor de riesgo es por de defensa planetaria. Hacia estos objetivos, la Red donde el asteroide podría pasar cerca de la Tierra o donde Internacional de Alerta de Asteroides (International Asteroid podría impactar a la Tierra. Al calcular la trayectoria de Warning Network; IAWN) llevó a cabo una campaña de obserApophis con los datos que se tenían en diciembre de 2004, su vación de Apophis en su acercamiento a la Tierra de marzo de corredor de riesgo de impacto empezaba en la costa oeste de 2021. Bajo el nombre “IAWN Apophis 2021 Campaign”. La Canadá, seguía casi paralelo a la costa del Pacífico de Estado Campaña inició el 15 de octubre de 2020 y terminó el 15 de Unidos, la costa oeste de México, cruzaba tierra en la frontera marzo de 2021. El acercamiento máximo de Apophis fue el 6 entre Costa Rica y Nicaragua, entraba brevemente por el mar de marzo a poco más de 40 veces la distancia de la Tierra a la Caribe, pasando luego sobre Colombia y Venezuela para salir Luna. Con las observaciones acumuladas, se sabe que Apophis al Océano Atlántico donde terminaba. Por no haber informatiene un período de rotación de 30 horas. ción sobre esta posibilidad en los medios de información, no El Grupo sobre Planetas Menores del INAOE participó en hubo preocupación entre la gente que vivía a lo largo del la Campaña IAWN Apophis 2021 con observaciones especcorredor de riesgo. troscópicas de Apophis con el telescopio de 2.1m del Sin embargo, los astrónomos sí se preocuparon por estiObservatorio Astrofísico Guillermo Haro (Cananea, Sonora). Se mar las consecuencias de un impacto de Apophis. Usando obtuvieron las curvas de la reflectancia espectral relativa de modelos, se estimó que el impacto de un asteroide de 450 Apophis para cada noche de observaciones y la clasificación metros de diámetro, en el océano, cerca de la costa levantaría taxonómica indica que Apophis pertenece a la clase S (rocoso) olas del orden de 200 a 300 metros de altura (comparado a de asteroides. · El Grupo sobre Planetas Menores del INAOE participó en la 30 metros del tsunami en el Océano Índico). La altura de esta Para el tercer de los objetivos mencionados, la Campaña Campaña IAWN Apophis 2021 realizando observaciones espectroscóola dependería de la profundidad del Océano Pacífico o IAWN Apophis 2021 simuló que Apophis no había sido descupicas las noches del 6 al 11 de marzo de 2021 con el telescopio de Atlántico en el lugar de impacto. Es de esperarse que no bierto y caracterizado, para realizar un ejercicio internacional 2.1m del Observatorio Astrofísico Guillermo Haro (Cananea, Sonora). habría habido muchas pérdidas en vidas humanas o de anide defensa planetaria a partir del momento que Apophis La figura muestra las curvas de la reflectancia espectral relativa de Apophis para cada noche de observación. El resultado indica que males ya que se tendrían casi quince años para tomar medidas “fuera descubierto”. Su “descubrimiento” sería con base en Apophis pertenece a la clase S (rocoso) de asteroides. de mitigación, principalmente de evacuación. Sin embargo, el los reportes de observaciones de posibles asteroides que noragua del mar penetraría varios kilómetros en tierra firme llemalmente envían los observatorios del mundo al Minor Planet vándose a su paso buena parte de la infraestructura y dañanCenter, es decir, sin hacer un esfuerzo especial. En el caso de do mucha más. Apophis, las observaciones de seguimiento, también operando Cuando un asteroide recientemente descubierto es de en modo normal, que realizan los observatorios, servirían para interés, pero no es posible hacer más observaciones por su posición alrededor del Sol o por cualquier hacer su astrometría (parámetros orbitales) y caracterización. A pesar de que Apophis estaba a 17 otra razón, se buscan imágenes de observaciones anteriores que cubren la región del cielo por donde millones de kilómetros de la Tierra en su máximo acercamiento en 2021, los datos obtenidos por el ese asteroide debería de haber pasado. Una vez que se encuentra el asteroide, los segmentos de su radar de Goldstone permitieron determinar que el asteroide tiene 340 metros de diámetro y esto perórbita, que aparecen en las imágenes, contribuyen a una mejor determinación de la órbita del aste- mitió eliminar las posibilidades de impacto a la Tierra en 2036 y en 2068. De hecho, Apophis no tiene roide. En inglés a estos datos se les llama “precovery” que es una forma económica de indicar que ya probabilidades de impactar la Tierra en los próximos cien años. son datos obtenidos de imágenes anteriores al descubrimiento del asteroide. El 27 de diciembre de Desviándose del caso real, los parámetros orbitales del Apophis simulado se alterarían hasta que 2004 se encontró el “precovery” del 15 de marzo de 2004. Estos datos se usaron para refinar el cálculo la probabilidad de impacto a la Tierra llegara al valor en que habría que alertar a las autoridades de de su órbita. Como se mencionó, Apophis fue descubierto en junio de 2004 y fue designado inicial- un riesgo significante. La alerta llevaría recomendaciones sobre acciones que agencias espaciales y mente 2004 MN4 por el Centro de Planetas Menores (MPC por sus siglas en inglés) que posterior- autoridades de protección civil podrían tomar. mente, cuando su órbita se consideró suficientemente determinada, le dio su identificación final: La alerta de posible impacto a la Tierra se enviaría a los gobiernos de los países en riesgo, a la (99942) Apophis. Oficina de Naciones Unidas para Asuntos del Espacio Ultraterrestre y al Grupo Consultivo de Planeación Con los datos de la órbita de Apophis obtenidos de “precovery” de imágenes astronómicas ante- de Misiones Espaciales (Space Mission Planning Advisory Group; SMPAG). Este grupo de agencias espariores y datos sobre su tamaño, obtenidos entre diciembre de 2012 y marzo de 2013 por los radares ciales incluye a todas las que tienen la capacidad de enviar una serie de vehículos espaciales hacia un de Arecibo, (Puerto Rico) y Goldstone (California), la posibilidad de un impacto a la Tierra en 2029 asteroide que tenga probabilidades de impactar a la Tierra. Tanto IAWN como SMPAG se establecieron quedó descartada. Ahora se predice que Apophis pasará a 31,900 km de la Tierra, sin riesgo de impac- en 2014 bajo los auspicios de la Organización de las Naciones Unidas. Actualmente IAWN trabaja bajo to en 2029. No es común que un asteroide tan grande pase tan cerca de la Tierra. la Presidencia de la National Atmospheric and Aeronautics Administation (NASA) de los Estado Unidos Tampoco es común que los asteroides reciban un nombre, la mayor parte de ellos sólo tienen la y SMPAG bajo la Presidencia de la Agencia Espacial Europea. El Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica designación numérica que les da el MPC. Una vez que un asteroide recibe su número definitivo, su(s) y Electrónica (INAOE) es miembro fundador de IAWN desde enero de 2016. descubridor(es) puede(n) darle un nombre y estos astrónomos escogieron el de “Apophis”, el 19 de La Campaña IAWN Apophis 2021 incluyó el uso de modelos de riesgos debidos al impacto de un julio de 2005. Se dice que Tholen y Tucker eran aficionados a la serie de televisión “Stargate SG-1”. asteroide para estimar, con las escalas de Palermo y Torino, pérdidas de vidas humanas y materiales Uno de los villanos de esa serie era un extraterrestre de nombre “Apophis” y es posible que por eso con base en los datos de la caracterización de Apophis (e. g. tamaño, velocidad y ángulo de incidencia, le hayan dado ese nombre al asteroide. En el mundo ficticio de la serie, “Apophis” había vivido en composición) y lugar de impacto a lo largo del corredor sobre la superficie terrestre con riesgo de Egipto en la antigüedad y se hacía pasar por un dios, dándole así el nombre al dios mitológico egip- impacto. Este ejercicio se repetirá, refinando así la defensa planetaria de la Tierra. cio. Por otra parte, “Apophis” es el nombre griego de “Apep”, enemigo del antiguo dios egipcio del Sol, Ra. “Apophis” es una malévola serpiente que vive en la eterna obscuridad de Duat y trata sin * sergio.camacho@inaoep.mx


octubre · 2021

5

José Guichard *

La quinta extinción

A

lo largo de la historia de la vida en la Tierra han teniretrocedió hacia el impactador después de cierto tiempo. do lugar cinco grandes extinciones. Todas catastrófiInmediatamente después de esto, un colosal penacho de cas. En cada una de ellas todas desapareció al menos roca vaporizada, una enorme bola de fuego, debe haber el 65 por ciento de las especies vivientes. Si bien la causa de subido hacia el espacio, lanzando polvo y rocas en trayectoesas extinciones es aún motivo de controversia en algunos rias balísticas que las llevaron muy lejos alrededor de la casos, no ocurre así con las consecuencias y las características Tierra. En el caso de Chicxulub, se cree que este penacho fue de estas catástrofes, pero no aprendemos de estas experienseguido de otro, impulsado por la liberación repentina de cias planetarias, y ahí vamos nosotros, los seres humanos, bióxido de carbono de la capa de piedra caliza impactada, como responsables principales de otra extinción. ubicada a unos 3 km por debajo de la superficie. La cavidad Los biólogos afirman que una sexta extinción, que amemisma puede haber alcanzado una profundidad de unos 40 naza al planeta entero, ha empezado ya: cada año, el ser km antes de que el centro rebotara para formar un pico cenhumano barre de la faz de la Tierra a trescientas especies tral. El pico se hizo tan grande y alto que se derrumbó, provivas, incluyendo a la culpable, la nuestra. Si no empezamos duciendo varios anillos y crestas que se expandieron hacia a tomar conciencia de nuestra conducta aniquiladora y rapaz afuera. Mientras tanto, las paredes del cráter continuaron (deforestación, cambio climático, contaminación, etcétera), expandiéndose hacia fuera. Se cree que la cavidad transitoirremisiblemente la especie humana desaparecerá también, ria tenía un diámetro de aproximadamente 100 km. El diáal menos en este planeta. Pero en esta ocasión hablemos no metro final se calcula de unos 180 km. de la sexta, sino de la quinta extinción. El calor de la eyección de Chicxulub que reingresó a la La extinción del Cretácico-Paleógeno (K-Pg), también atmósfera probablemente provocó gigantescos incendios foconocido como Cretácico-Terciario (K-T), fue una extinción restales en todo el planeta, y los terremotos de grado mayor masiva repentina de tres cuartas partes de las especies de a 10 provocados por el impacto incrementaron la actividad plantas y animales de la Tierra, hace aproximadamente 65 volcánica planetaria a escalas inusitadas, ayudando a que se · Mapa de gravedad que muestra las características topológicas millones de años. Con la excepción de algunas especies ectoformaran grandes cantidades de ácido sulfúrico y ácido nítridel cráter Chicxulub. El rojo y el amarillo indican una alta gravetérmicas como las tortugas marinas y los cocodrilos, ningún co, que se precipitaron a la superficie en forma de lluvia dad, mientras que el verde y el azul son mínimos de gravedad tetrápodo que pesara más de 25 kilogramos sobrevivió. ácida, matando plantas y animales y disolviendo rocas en Marcó el final del período Cretácico y el de la Era Mesozoica, una gran área alrededor del lugar del impacto. al tiempo que presagiaba el comienzo del Paleógeno, primer Debido a que el impacto ocurrió en una península, un tsuperiodo la Era Cenozoica, que continúa hasta nuestros días. nami (registrado en rocas encontradas en México y Cuba) se Los sedimentos depositados en el límite K-T, que se pueden encontrar en todo el mundo en extendió y, al golpear Florida y la costa del Golfo, debió haber destruido vastas áreas en lo que hoy es rocas marinas y terrestres, indican claramente que esta extinción masiva tuvo un origen extraterres- México y Estados Unidos. Se han encontrado indicios de este tsunami en Texas y el Mar Caribe. tre. El registro geológico de esta época muestra una capa rica en minerales producidos por impacto, El polvo fino, que había sido levantado por las bolas de fuego y la intensa actividad volcánica así como niveles mucho más altos (10 a 100 veces) de lo normal de iridio, un elemento raro en la permaneció suspendido en la atmósfera durante muchos meses antes de llegar a la superficie. Esto corteza terrestre, pero muy abundante en los meteoritos primitivos. podría haber oscurecido el cielo sobre toda la Tierra evitando que la luz del Sol llegara a la superEl cráter Chicxulub, en la Península de Yucatán, proporciona pruebas convincentes de que el ficie, por lo que la temperatura de la superficie cayó muy por debajo del punto de congelación límite K-T y la extinción de los dinosaurios fueron provocados por el impacto de un objeto de 10- durante muchos meses, exterminando a miles de especies. Cuando el cielo se despejó, las tempe20 km de diámetro, muy probablemente un asteroide carbonoso. El cráter es visible en los mapas raturas pudieron haber aumentado a niveles demasiado altos debido al aumento de los niveles de sísmicos de la zona, y su existencia ha sido comprobada de manera definitiva por varios grupos de gases de efecto invernadero como el vapor de agua y el bióxido de carbono. Este ciclo global de investigadores de todo el mundo. Chicxulub se produjo hace 65 millones de años y es el cráter más temperaturas extremas de calor-frío-calor habría matado a muchas especies de animales y plantas grande de la Tierra que se sabe se ha formado en los últimos mil 800 millones de años. en todo el planeta. Se ha encontrado evidencia de grandes impactos cercanos en el tiempo a las épocas en que se Un modelo alternativo sobre las consecuencias del impacto del K-T sugiere que el efecto de dieron las otras extinciones masivas, aunque las conexiones no son tan claras como en el caso del calentamiento de invernadero fue pequeño, pero que la producción lenta (durante muchos años) evento K-T, y se sospecha de otras causas, principalmente geológicas, biológicas o climáticas. de ácido sulfúrico mantuvo la temperatura baja (en decenas de grados) durante muchas décadas, El cráter de Chicxulub ya no es visible en la superficie, pero se puede estudiar mediante el uso lo que podría haber tenido un efecto negativo, igualmente destructivo para la vida vegetal y animal. de mediciones de anomalías de la gravedad, que es un método usado por los geofísicos para estuUna amplia gama de especies pereció en la extinción K-T, siendo las más conocidas los dinodiar la (no tan perfecta) esfericidad de la Tierra. El cráter parece tener una morfología de cuenca de saurios no aviares. También destruyó miles de otros organismos terrestres, incluidos algunos mamímúltiples hilos: un anillo central, llamado de pico, con un diámetro D ≈ 80 km, un anillo interior con feros, aves, lagartijas, insectos, plantas y todos los pterosaurios. En los océanos, la extinción K-T D ≈ 130 km y un anillo exterior con D ≈ 195 km. acabó con plesiosaurios y mosasaurios y devastó los peces teleósteos, tiburones, moluscos (espeNo se conoce con exactitud el origen del objeto que provocó esta catástrofe. Pudo ser simple- cialmente ammonites, que se extinguieron) y muchas especies de plancton. Se estima que más del mente un cuerpo de tantos que aún viajan por el sistema solar y chocan contra los planetas de vez 75 por ciento de todas las especies de la Tierra desaparecieron. en cuando. Sin embargo, se han propuesto algunas ideas según las cuales este tipo de colisiones Sin embargo, la extinción también brindó oportunidades evolutivas: a raíz de ello, muchos grutiene un ciclo; una de estas ideas es la de la traslación del sistema solar en la Vía Láctea. En cada pos sufrieron una notable radiación adaptativa, divergencia repentina y prolífica hacia nuevas forvuelta de 240 millones de años pasa por encima y por debajo del plano galáctico, lo que provocaría mas y especies dentro de los desorganizados y vaciados nichos ecológicos. Los mamíferos, en pardistorsiones gravitatorias y cruces con todo tipo de cuerpos que terminarían chocando contra los ticular, se diversificaron en el Paleógeno, desarrollando nuevas formas como caballos, ballenas, planetas. Otra idea es la de la hipótesis Némesis, según la cual el Sol tendría una enana marrón de murciélagos y primates. El grupo superviviente de dinosaurios eran aves, terrestres y acuáticas, que compañera que crearía distorsiones periódicas en la nube de Oort, arrojando cometas hacia los pla- irradiaron a todas las especies modernas de aves, al igual que los peces teleósteos, y quizás tamnetas interiores cada 27 millones de años. Actualmente se cree que lo más probable es que este bién los lagartos. objeto proviniera del Cinturón Principal de Asteroides, entre Marte y Júpiter, donde, debido a una Dicen que no hay mal que por bien no venga. Aplicado al evento K-T, hay que decir que nosotros gran colisión entre dos grandes asteroides, un fragmento saliese disparado hacia la Tierra, y des- estamos aquí gracias a ese enorme asteroide que destruyó casi toda la vida animal hace 65 millones pués de un viaje de millones de años, chocara con ella. de años, porque al extinguirse los grandes reptiles, la evolución pudo tomar un camino en el cual los Por diferentes métodos se ha llegado a la conclusión de que la gravedad terrestre aceleró el pequeños mamíferos tuvieron la oportunidad de desarrollarse y, a lo largo de millones de años, una asteroide hasta los 75 mil km/h, dotándolo de una potencia destructiva equivalente a 50 millones de esas especies evolucionó hasta formar nuestra especie, el Homo Sapiens. Es paradójico que, siendo de megatones o más, superior a todo el arsenal nuclear fabricado en la historia de la humanidad. una consecuencia directa de la quinta extinción, nuestra especie esté provocando la sexta. En el instante en que el asteroide golpeó la superficie de la Tierra, dos inmensas ondas de choque debieron haberse propagado lejos del lugar del impacto, una a través del lecho rocoso, y la otra * jguich@inaoep.mx

«


6

octubre · 2021

José Ramón Valdés Parra *

Defensa planetaria

L

a Tierra recibe continuamente impactos de desechos espaciales y pequeños asteroides pero en ocasiones ha sido impactada por asteroides más grandes. Aunque los impactos de grandes asteroides son poco comunes, podrían ser de graves consecuencias para nuestro planeta. El primer paso que debemos dar para defender a nuestro planeta del impacto de un asteroide es descubrir aquellos, de tamaños grandes y moderados, que pueden causar daños de diferentes proporciones si llegaran a impactarla. Esta tarea la llevan a cabo diferentes observatorios alrededor del mundo, pero ¿qué podemos hacer si tenemos la seguridad de que uno de estos objetos está en una órbita de colisión con nuestro planeta? Una colisión tendrá lugar cuando haya coincidencias espacial y temporal de las órbitas de la Tierra y la de un asteroide, y para evitarla, lo más razonable es modificar la velocidad orbital del asteroide y evitar así la coincidencia temporal de ambas órbitas. A este proceso se le conoce como deflexión de un asteroide y una de las tecnologías propuestas, y que en un futuro próximo será probada en un caso real, es el impacto cinético; es decir, impactar un asteroide con un proyectil sin carga explosiva que modifique, como las bolas de un billar, la velocidad orbital del asteroide, de manera controlada. Un experimento conjunto, entre la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA), que por vez primera probará la posibilidad de desviar un asteroide de su órbita, tendrá lugar tan pronto como en el otoño de 2022. La NASA participa con la misión Double Asteroid Redirection Test (DART); mientras que la contribución de la ESA, en un principio concebida como la Asteroid Impact Mission (AIM), recientemente se ha transformado en la misión Hera. El objetivo de ambas misiones es el asteroide binario (65803) Didymos, formado por un cuerpo mayor de 780 metros y uno menor, Dimorphos, de 160 metros, que posee una órbita circular retrógrada (en dirección opuesta a la rotación del cuerpo principal). Didymos es un objeto que no representa ningún peligro para la Tierra, razón por la cual fue seleccionado para probar la tecnología del impacto cinético y así producir la deflexión de un asteroide. A finales de septiembre de 2022 se encontrará a unos 11 millones de kilómetros de la Tierra. DART fue desarrollado por el Johns Hopkins Applied Physics Laboratory (APL) con el apoyo de varios centros de la NASA: el Jet Propulsión Laboratory (JPL), el Goddard Space Flight Center (GSFC), el Johnson Space Center (JSC), el Glenn Research Center (GRC), y el Langley Research Center (LaRC). Su lanzamiento se ha movido a una segunda ventana de oportunidad, entre el 24 de noviembre de 2021 y el 15 de febrero de 2022. Con el tamaño de un automóvil pequeño (1.2 m x 1.3 m x 1.3 m) y una masa de 300 kg, DART impactará a Dimorphos el 30 de septiembre de 2022 a una velocidad de 6.6 km/s (unas nueve veces la velocidad de una bala disparada por un fusil automático), en la dirección contraria a su movimiento orbital. Teniendo en cuenta la masa calculada de Dimorphos (4.86 x 109 kg), un impacto de estas características debe provocarle una disminución de 0.00043 m/s en su velocidad orbital, lo cual reducirá su órbita alrededor del asteroide mayor. Estas variaciones podrán ser observadas por telescopios terrestres. Además, cinco días antes del impacto, LICIACube, un CubeSat fabricado por la Agencia Espacial Italiana (AEI), se separará de DART para observar los resultados de la colisión. DART es un satélite de alta tecnología que, para garantizar el éxito de la misión, ha incorporado importantes avances tecnológicos en las áreas de navegación óptica autónoma, experiencia en el guiado de misiles, algoritmos para maniobras autónomas de navegación en tiempo real, inteligencia artificial para diferenciar a Dimorphos de Didymos, comunicación satelital con la Tierra, sistemas de propulsión eléctrica e iónica y potentes concentradores solares. La misión Hera será lanzada el 8 de octubre de 2024 y arribará a Didymos el 28 de diciembre de 2026, cuatro años después de que DART haya impactado

· Efectos del impacto de DART sobre la órbita de Dimorphos. Créditos: NASA/Johns Hopkins APL

Dimorphos. Hera jugará un papel fundamental en evaluar el éxito que haya tenido esta misión doble en el intento de modificar la órbita de un asteroide utilizando la tecnología del impacto cinético. Hera tendrá dos objetivos fundamentales, uno científico y otro tecnológico. La ciencia que desarrollará Hera consiste en un estudio temprano de las características del cráter dejado por el impacto de DART, a través de un mapeo de alta resolución de la superficie con cámaras ópticas e infrarrojas. Además, medirá con mayor precisión la masa de Dimorphos y sus propiedades orbitales, lo cual será de crucial importancia para cuantificar el cambio de la órbita del asteroide. Una segunda etapa científica contempla el lanzamiento de dos CubeSats (Juventas, desarrollado por GOMSpace y Milani, desarrollado por Tyvak International SRL) para hacer un estudio detallado de las propiedades de la superficie y el interior del asteroide, a través de observaciones de radar de baja frecuencia, de imágenes multiespectrales, detectores de polvo y estudios de gravimetría. Esta última etapa incluye estudios detallados de las propiedades superficiales y la forma del cráter producido por el impacto de DART. Desde el punto de vista tecnológico, Hera demostrará el funcionamiento de múltiples nuevas tecnologías como la navegación autónoma alrededor de un asteroide, la comunicación óptica con la Tierra, el envío de información desde el espacio profundo, a velocidades nunca antes utilizadas, así como la comunicación entre una red interna de satélites, formada por los Cubesats y la propia Hera. DART y Hera fueron diseñados y cumplirán sus funciones de manera independiente, pero el resultado conjunto de las dos misiones significará un gigantesco paso en las labores de defensa planetaria al poder evaluar las posibilidades que en el futuro tendrá la humanidad para producir la deflexión de un asteroide en un evento real. DART y Hera son un claro ejemplo de una exitosa colaboración científica y tecnológica internacional que ha sido denominada Asteroid Impact Deflection Assessment (AIDA). Además de probar un gran número de nuevas tecnologías que en un futuro se incorporarán a otras misiones de exploración espacial en el sistema solar, la ciencia que ambas misiones van a producir aportará nuevos conocimientos sobre la estructura superficial, la composición interna de los asteroides, la formación y estabilidad de asteroides binarios; así como la formación de cráteres de impacto en cuerpos menores del sistema solar. Por el bien de la humanidad, no nos queda más que esperar el éxito de ambas misiones. * jvaldes@inaoep.mx


7

octubre · 2021

Raúl Mújica *

NEAs, NEOs, PHAs, NECs, etcétera

D

e acuerdo con la Unión Astronómica Internacional (IAU), todos los objetos que no sean planetas, ni planetas enanos, ni satélites, y que orbiten alrededor del Sol, se denominan colectivamente “cuerpos menores del sistema solar”. Estos actualmente incluyen a los cometas y asteroides, así como los meteoros que algunas veces provienen de ellos. Son muy importantes para conocer un poco más sobre la formación de nuestro sistema solar, ya que son remanentes de este proceso que sucedió hace unos 4 mil 500 millones de años. Algunos de estos “guijarros” de hielo, roca y metal, a diferencia de los planetas y lunas, no han sufrido cambios a lo largo de este largo tiempo, es como si estudiásemos fósiles de la evolución planetaria. Hemos escuchado diferentes nombres asociados con este grupo de objetos “menores”, como los que aparecen en el título de este texto, trataremos de explicar a qué se refieren cada uno de ellos, pero antes sólo debemos mencionar que, aunque los asteroides se identificaron desde hace un par de cientos de años, hasta muy recientemente es que se les estudia con mayor detalle, y ya no solo determinando sus órbitas, sino tratando de conocer su estructura y composicón química, ya sea con telescopios terrestres o enviando sondas a visitarlos e incluso tomar muestras de algunos de ellos, como el caso de Bennu, un asteroide de unos 500 metros de diámetro, al cual llegó la misión OSIRIS-Rex, tomó muestras y regresará con ellas a la Tierra en 2023. Ya se menciona en un par de los artículos de este número de SyC las regiones en las que se localizan los asteroides. La zona principal es el Cinturón Principal de Asteroides, ubicado en la región entre Marte y Júpiter, donde se estima que existen entre 1 y 2 millones de asteroides con diámetro mayor a un kilómetro y millones de asteroides más pequeños. Palas y Vesta son de los mayores conocidos, ambos miden más de 500 kilómetros de diámetro. En esta zona se localiza también Ceres, que fue reclasificado como planeta enano. Recientemente, la misión Dawn visitó a Vesta y luego a Ceres, encontrando cosas soprendentes, como por ejemplo que en Vesta se originaron los meteoritos HED (howarditas, eucritas y diogenitas). Existe otra región, también en forma de anillo, llamada el Cinturón de Kuiper, que va desde Neptuno y hasta unas 50 Unidades Astronómicas (UA, 1UA ~ 150 millones de kilómetros), y una tercera región esférica llamada la Nube de Oort. Sin embargo, existen otros asteroides que comparten su órbita con la de un planeta, se les conoce como troyanos y se localizan cerca de puntos estables delante o detrás del planeta. La población más importante es la de Júpiter, aunque hay troyanos de Marte y Neptuno, incluso, en 2011, la NASA anunció el descubrimiento de uno ¡terrestre! La misión Lucy, que se espera sea lanzada este año, visitará un asteroide en el Cinturón Principal y siete troyanos, en la órbita de Júpiter. La travesía tardará 12 años, pero será bien aprovechada ya que cuatro de estos asteroides son binarios, además, será la primera vez que se explore a miembros de esta población de cuerpos menores. Ahora bien, las órbitas de los asteroides pueden cambiar debido a la interacción gravitacional con los planetas, principalmente. Estas perturbaciones pueden lograr que asteroides del Cinturón Principal salgan de su órbita y sean lanzados al espacio en todas direcciones a través de las órbitas de los otros planetas, incluyendo la Tierra, donde pueden alterar su historia geológica, o como en el caso de la Tierra, la evolución de la vida. A estos asteroides se les conoce como Asteroides Cercanos a la Tierra (NEAs). Un grupo un poco más amplio son los llamados Objetos Cercanos a la Tierra (NEOs) que incluye a los NEAs y a cometas cuya distancia al perihelio es menor a 1.3 UA. Entre los cometas, se clasifican como Cometas Cercanos a la Tierra (NECs) solo a aquellos que son de periodo corto, menor a 200 años, además de cumplir con el límite del perihelio. Por otro lado, los NEAs se dividen en otros grupos: Atira, Aten, Apolo y Amor. · Un Atira es un NEA cuyas órbita está contenida en su totalidad dentro de la órbita de la Tierra (reciben su nombre luego del asteroide 163693 Atira).

· Un Aten es un NEA cuya órbita cruza la de la Tierra, pero su semi eje principal es más pequeño que el de nuestro planeta (son llamados así por el asteroide 2062 Aten). · Un Apolo es un NEA cuya órbita se cruza con la de nuestro planeta, pero su semi-eje principal es más grande que el de la órbita de la Tierra (se les denomina así por el asteroide 1862 Apolo). · Un Amor es un NEA que se acerca a la Tierra con órbitas exteriores a las de la Tierra, pero dentro de la órbita de Marte (llamados así por el asteroide 1221 Amor). Existen además los llamados Asteroides Potencialmente Peligrosos (PHAs), que como su nombre la indica, pueden representar una amenaza para la Tierra debido a su acercamiento y a su tamaño: son iguales o mayores a 140 metros de diámetro y se acercan a menos de 0.05 UA, unos 7.5 millones de kilómetros. Con respecto a su composición química, existe también una clasificación para los asteroides, son tres clases muy amplias que incluyen los siguientes tipos: los C o condrita, compuestos de arcilla y silicatos, son los más comunes, pero tambien los más antiguos del sistema solar; los tipo S o “pedregosos”, compuestos de silicatos y níquel-hierro; y los tipo M o metálicos, compuestos principalmente de níquel-hierro. La diferente composición de los asteroides nos dice mucho sobre la región en la cual se formaron, en particular a qué distancia del Sol estaban en ese proceso, ya que para algunos casos fue necesario que la temperatura fuese suficientemente alta para poder lograr que el hierro llegase al centro. Esta composición, así como la estructura, los han vuelto cada vez más atractivos, no sólo por lo que aportan al estudio del sistema solar, sino por lo que potencialmente representan económicamente, en el futuro desde luego. Y es que algunos, como Psyche 16, localizado en el Cinturón Principal, están compuestos de metales de alto valor, ya que además de hierro y níquel, también podrían contener platino y oro. La misión Psyche, una colaboración entre la NASA y Space X, está planeada para ser lanzada en 2022, llegando a este asteroide en 2026. Por primera ocasión una misión visitará a un objeto metálico, y no es para menos el interés, ya que el valor estimado de los componentes de Psyche podría superar en muchas veces el valor de la economía global de nuestro planeta. Desde luego que de la exploración a la extracción y explotación, de estos recursos minerales en asteroides, hay un buen trecho, se trata de un gran desafío, más si están situados lejos, pero siendo los asteroides un objetivo tan prometedor económicamente, seguramente se intentará alcanzar a un NEA, lo cierto es que, dada la inmensa recompensa que esto representa, esta línea se desarrollará de manera más rápida que otros proyectos de exploración espacial. Lo cierto es que los asteroides son “cuerpos menores” sólo en el nombre, tanto por el peligro que potenciamente representan, como por las claves que pueden darnos para conocer el origen del sistema solar y por la recompensa económica que implicaría su explotación, son realmente mayores.

información sobre algunos asteroides: Apophis https://saberesyciencias.com.mx/2021/03/28/una-serpiente-demoniaca-malvada-caotica/ Bennu https://saberesyciencias.com.mx/2020/12/15/una-pila-escombros/ Vesta https://saberesyciencias.com.mx/2019/11/11/vesta/ Un troyano terrestre https://www.jpl.nasa.gov/news/nasas-wise-finds-earths-first-trojan-asteroid Un asteroide con forma de hueso https://www.eso.org/public/spain/news/eso2113/?lang * rmujica@inaoep.mx


8

octubre · 2021

Tras las huellas de la naturaleza Tania Saldaña Rivermar y Constantino Villar Salazar · Ilustración: Diego Tomasini “El Dibrujo” *

¡Un sueño en alta mar!

T

ermino el capítulo tercero del libro y cierro los ojos, apago la luz y acomodo la almohada, inmediatamente me atrapa el sueño y minutos después me encuentro limpiando la escotilla de una fragata llamada “Pizarro” que emprende el viaje hacía América, lentamente busco la manera de saber la fecha, es el 5 de junio del año 1799. Rápidamente me dirijo hacia la cabina y en mi recorrido me topo con un joven francés que habla acaloradamente y sonríe a un joven alemán; doy dos pasos hacia atrás y pienso en bajar de este navío, pero es muy tarde, el viaje ha comenzado y no me queda más que seguir un largo trayecto hacia tierras desconocidas. Recibo la orden de continuar con mi tarea, cosa que no dudo en hacer, es bien sabido que marinero que no obedece las órdenes del capitán es arrojado por la borda, al menos eso recuerdo de las innumerables películas que he visto, al dirigirme a mi puesto tropiezo con unas maletas y con algunos instrumentos que reconozco rápidamente, son instrumentos científicos, es claro que estos señores que se ven bien vestidos son científicos, en ese momento me llaman para ayudar a llevar a lugar seguro todo el equipaje e instrumentos de trabajo, microscopios, telescopios un reloj de péndulo; en total, 42 instrumentos debidamente empaquetados uno a uno para evitar que se dañen, ya en el camarote veo una bitácora y logro la hazaña de ver una nota: <<Tengo la cabeza aturdida de alegría>>, escribía Alexander von Humboldt, en ese momento volteo a ver el rostro de aquel joven alemán y sonrío nerviosamente, el aturdido de alegría soy yo, sin duda estoy junto a dos de los más grandes naturalistas que han existido y me esmero en ser visto por aquellos; limpio perfectamente cada rincón y logro ver las copias de algunas cartas y solo frases que me han quedado grabadas: <<Mi ánimo era bueno>>, había anotado en su bitácora, en aquel momento pensé: señor Alexander, imagine el mío; es más hasta olvidé que minutos antes otro marinero me había comentado que ese viaje era una verdadera locura pues días antes había noticias de que se habían visto buques de guerra británicos en las proximidades. Nada, en ese momento pensé: ni cañones ni miedo al enemigo pueden estropear este momento. Escucho cómo le comenta a Aimé Bonpland la idea que ya había quedado plasmada en sus cartas <<todas las fuerzas de la naturaleza están entrelazadas y entretejidas>>, cuánta razón tiene este hombre; pienso y tomo mis cosas para salir de aquella habitación, la noche alcanza mi aventura y me acerco al bordo para pensar y admirar el hermoso cielo; no lo puedo creer, en aquel momento se escuchan pasos que me hacen dirigir la mirada hasta donde se escuchan gritos de alegría y asombro, aquella noche el mar parecía en llamas por la fosforescencia, Humboldt anotaría: <<todo el mar era como un líquido comestible lleno de partículas orgánicas>>. A la mañana siguiente recolectamos algas, medusas, peces y aves, mientras Humboldt y Bonpland medían la altura del sol, la temperatura del agua, todo con la intención de probar cada uno de los instrumentos pues tenían el objetivo de lograr medir las montañas, y así fue, tras dos semanas de viaje atracamos en Tenerife, en las Islas Canarias, nuestra llegada fue un poco, sin chiste, toda la isla estaba cubierta por la niebla, pero cuando se levantó y el sol Tras las huellas

ALEXANDER VON HUMBOLDT FUE Y ES CONSIDERADO EL MAYOR NATURALISTA DE SU TIEMPO, UN HOMBRE VISIONARIO QUE NO SOLO CAMBIÓ LA FORMA DE VER Y ESTUDIAR A LA NATURALEZA, SINO QUE INSPIRÓ A HOMBRES COMO BOLÍVAR,

JEFFERSON Y DARWIN

iluminó la cumbre blanca y reluciente del volcán Teide, el señor Humboldt (como ya me había acostumbrado a decirle), corrió hacía la proa y tuvo la visión del primer volcán al cual iba a ascender en esta gran aventura. Como era de esperarse y ya que había poco tiempo, me tocó a mí hacer los tratos con los guías locales y así emprendimos el viaje; no teníamos mucho tiempo así que sin mucho equipo y con tan solo unas antorchas de abeto, subimos el gran volcán, llegamos a 3 mil 600 metros, el viento era helado y casi no nos podíamos sostener, el rostro congelado pero los pies ardiendo por el calor que desprendía el suelo, todo esto a Humboldt no le importó, era una probadita de lo que le depararía el destino en este maravilloso viaje, el aire dijo, estaba lleno de magia. Era momento de volver al barco. Alexander von Humboldt fue y es considerado el mayor naturalista de su tiempo, un hombre visionario que no solo cambió la forma de ver y estudiar a la naturaleza, sino que inspiró a hombres como Bolívar, Jefferson y Darwin. Nació en Prusia un 14 de septiembre (fecha importante, ya que todos los grandes nacen un 14 de septiembre; feliz cumpleaños, Tania Saldaña Rivermar, te amamos), de 1769 y murió a los 89 años el 6 de mayo de 1859. Su obra guarda la idea, la ilusión, el conocimiento y el arte que marcó un hito en el conocimiento de la naturaleza. Llegamos al barco, miro una vez más alrededor y suena la alarma, abro los ojos, son las 6:00 am y es momento de despertar, espero con ansias pasen las horas para abrir nuevamente las páginas escritas por la historiadora Andrea Wulf La invención de la Naturaleza. El nuevo mundo de Alexander von Humboldt, de la editorial Debolsillo, que nos ha hecho soñar e imaginar y que simplemente no se lo pueden perder. @helaheloderma

* traslashuellasdelanaturaleza@hotmail.com


9

octubre · 2021

Homo sum Sergio Cortés Sánchez *

Pandémica contracción de la matrícula escolar

E

n los últimos cuatro años la matrícula escolar es decreciente: los que egresan del sistema educativo nacional son más que los que ingresan. Desde 2015 es negativa la variación de la matrícula de educación básica y a partir de 2018, todo el sistema de educación nacional tiene ese comportamiento. Las variaciones negativas del nivel básico están relacionadas con su amplia cobertura (92 por ciento) y por las tasas negativas de crecimiento poblacional: entre 2000 y 2020, la tasa anual de crecimiento de la población de seis a 11 años fue de -0.11 por ciento y para los años 2018-2024, dicha tasa será de -0.31, en tanto que la tasa de la población de 12 a 14 años será de -0.25 por ciento. El crecimiento de la matrícula de enseñanza media superior está más relacionado con su rezago (25 por ciento) y con la política pública de universalizar esa enseñanza (gratuidad y becas públicas) que con el crecimiento de la población que demanda ese tipo de servicios (15-17 años), cuya tasa de crecimiento para los años 2018-2024 será de -0.09 por ciento. El nivel de enseñanza superior (incluye posgrado) está en crecimiento, entre otras causales, porque tiene una cobertura menor a la mitad de la población con la edad deseada para cursarla (34.7 por ciento es la tasa bruta para licenciatura escolarizada y de 42 por ciento para licenciatura escolarizada y no escolarizada), porque es una población con tasas de crecimiento positivas y, sobre todo, porque a partir de 2019 es universal y gratuita para los inscritos en instituciones públicas. La pandemia aceleró la contracción de la matrícula del sistema educativo y la multiplicó por cuatro: en dos años (ciclos escolares 2019-2020 y 2020-2021), la disminución fue de un millón 72 mil 800 y tuvo efectos diferenciados por sexo, tipo de financiamiento y nivel de enseñanza: 39.5 por ciento de las contracciones correspondieron a alumnas y 60.5 por ciento a alumnos; 28.6 por ciento de las bajas se registraron en instituciones públicas y 71.4 por ciento en escuelas privadas; en cuanto a los niveles de enseñanza, la básica registró la mayor caída (83.6 por ciento), la media superior tuvo una disminución de 23.7 por ciento y capacitación para el trabajo mermó su matrícula en 0.8 por ciento; en sentido inverso, la educación superior (incluye posgrado) fue el único nivel de enseñanza que creció en 8.1 por ciento. En el primer nivel de enseñanza (educación inicial, preescolar, primaria y secundaria), la pandemia afectó por igual a alumnos y alumnas; en donde si hay diferenciación es en el tipo de financiamiento: 44 por ciento de la contracción se registró en instituciones públicas y 56 por ciento en instituciones educativas privadas. Las familias con niños en preescolar fueron las más afectadas del nivel básico: 452 mil 600 niñas y niños abandonaron el ciclo escolar 2019-2020 o ya no fueron inscritos en 2020-2021; de las y los inscritos en primaria, la pandemia afectó a 294 mil 800 en los ciclos escolares 2019-2020 y 2020-2021; en los subsistemas de educación inicial y en la secundaria, la reducción de matrícula fue de 70 mil 100 y 78 mil 900, respectivamente. En el nivel de enseñanza media superior la pandemia provocada por el Covid-19 registró efectos diferenciados en la matrícula: la contracción en los ciclos escolares 2019-2020 y 2020-2021 fue de 254 mil 700, de este total, 62 por ciento correspondió a los alumnos y 38 por ciento a las alumnas. En lo referente al financiamiento, 88 por ciento de las bajas correspondió a instituciones privadas y 12 por ciento a las públicas. El nivel de educación superior fue el único que creció durante la pandemia: en los ciclos 2019-2020 y 2020-2021 la matrícula de alumnas subió 104 mil 300 y la de los alumnos disminuyó en 17 mil 300; la inscripción en instituciones públicas aumentó en 108 mil 200 en tanto que la de instituciones privadas disminuyó en 21 mil 100. Hay tres subniveles en educación superior, el correspondiente a Normal y Licenciatura aumentó 36 mil 500 en los dos ciclos escolares afectados por la pandemia, el de Licenciatura y Tecnología subió 63 mil

300 y Posgrado se contrajo en mil 700. En el Posgrado hubo diferenciación por grado, en Maestría hubo merma de 5 mil 600 en tanto que Doctorado y Especialidad aumentaron mil 500 y 2 mil 400, respectivamente. La pandemia fue precedida por una crisis económica, una prolongada pérdida de poder adquisitivo salarial y un lento e insuficiente crecimiento del empleo. Sus efectos fueron revertidos parcialmente por el incremento del gasto en protección social y un incremento real de los salarios mínimos. Con la pandemia se profundizó la crisis económica, el desempleo y subempleo aumentaron, disminuyeron las horas laboradas y el ingreso salarial mermó para la mayoría de las familias. Para enfrentar la doble crisis, se reestructuró el gasto familiar y/o se incorporaron al mercado laboral los jóvenes o los que ya tenían empleo aumentaron su jornada de trabajo, ya sea para garantizar su manutención, para ayudar al gasto familiar o solventar su propio gasto; dado los roles sociales de proveedor del masculino, los que se retiran del ciclo escolar son preponderantemente los alumnos. Al no haber clases presenciales, cesa el gasto de transporte de 36.2 millones de alumnos, se reducen la compra de uniformes, el pago de cuotas y cooperaciones, se suprime el pago de alquiler de vivienda y gastos en comidas fuera de casa. La variación real del gasto entre 2020 y 2019 fue -10 por ciento en educación nacional, de 0.1 por ciento en el gasto público y -38 por ciento en el gasto privado. Con la educación a control remoto durante 15 meses se desdibujaron las diferencias impartidas entre las instituciones privadas y las públicas; el cierre de las instalaciones y la cancelación de la mayor parte de actividades extracurriculares mermaron el plus que pudieran tener las instituciones privadas y hay abandono del ciclo escolar y/o cambio a instituciones públicas, sobre todo en la enseñanza media superior y la superior.

Tres cuartas partes del gasto nacional es público y una cuarta parte es privado. El gasto en educación no es prioridad ni de particulares ni del gobierno de la 4T, a partir de 2015 decrece y en 2021 el gasto nacional en educación era 5.1 por ciento menor, en términos reales, al de 2018; en esos años, el gasto público cayó 3.5 por ciento y el privado, 9.4 por ciento. En 2021 el gasto nacional en educación es cercano a seis puntos del PIB, lo ideal, según la Ley General de Educación, son ocho puntos. Protección social, energéticos, salud, infraestructura, seguridad pública son las prioridades del gobierno de la 4T, la educación, en especial la superior, que ya se considera obligatoria, universal y gratuita tendrá que esperar mejores tiempos. * sercorsan@hotmail.com


10

octubre · 2021

Tékhne Iatriké José Gabriel Ávila-Rivera *

La medicina y la investigación espacial

G

eneralmente se considera que la investigación espacial, dentro de su enorme costo, es innecesaria e inclusive ociosa, considerando la tétrica pobreza y hambre que hay en el mundo. En efecto, una visión superficial de esta actividad humana puede conducir a la conclusión de que hay temas prioritarios que deben de abordarse, pues es improbable que la mayor parte de los seres humanos podamos llevar a cabo, un día de nuestra efímera vida, un viaje espacial; sin embargo, esta visión superficial es particularmente parcial y no refleja la verdadera importancia de extender nuestros horizontes más allá de lo que podemos encontrar en la Tierra, que por lo pronto, representa nuestro único y perecedero hogar. La visión del cielo y el espacio han constituido desde la más lejana historia de la humanidad un elemento de poderosa atracción sensorial e intelectiva. En efecto hay evidencias de que, incluso en la edad de piedra clasificada como el Neolítico, el hombre primitivo dejó registros en osamentas, las distintas fases de la luna. Esta información seguramente fue grabada para poder evaluar las posibilidades de predecir algún fenómeno vinculado con la cacería o la recolección de plantas de modo que pudiese tenerse acceso a mejores fuentes de alimentación, considerando los fenómenos migratorios o estacionales de los seres vivos que circundaban en su periferia, o los tiempos adecuados de siembras y cosechas. Pero la visión del cosmos era extremadamente parcial, con una gran cantidad de deducciones que giraban en torno a conceptos mágicos y religiosos que formaban parte de un conocimiento incompleto y particularmente prejuicioso; sin embargo, ya algunos filósofos de la antigüedad llegaron a la conclusión de que la Tierra era esférica concibiendo un universo geocéntrico como Platón (427 a. de la era común), Aristóteles (384 a. de la era común) y Ptolomeo (90-100 de nuestra era). Sin embargo, aún se creía que la Tierra constituía el centro del universo. Fue hasta Nicolás Copérnico (1473-1543) en el que se concibió un modelo con el Sol como un astro que ocupaba el centro de un sistema con la Tierra girando alrededor. Otros estudios y aportaciones fueron mostrando conocimientos fascinantes. Jamás podré dejar de evaluar con un sentimiento de profunda emoción y conmovedora ternura, imaginar cómo Isaac Newton (1642-1727) pudo explicar, con su ley de la gravitación universal, la forma en la que dos cuerpos se atraen, dependiendo de la masa que poseen y la distancia que las separa. Este extraordinario logro fue alcanzado con un cerebro portentoso, estudio, observación y una asombrosa capacidad de análisis, sin instrumentos de medición astronómica como los que actualmente nos permiten evaluar el universo, teniendo acceso a tecnologías que representan portentosos aparatos de capacidades inimaginables que extienden nuestros sentidos a magnitudes insólitas. Muchos elementos que ocupamos en la actualidad son producto de la investigación espacial y constituyen algo tan cotidiano, que dejamos de imaginar cómo fue que se construyeron. Vamos perdiendo nuestra capacidad de asombro y solamente mostramos expresiones de preocupación, cuando por una razón o por otra, perdemos acceso al ya imprescindible acceso a la red y a la telefonía celular. Nuestra vida gira en torno al “sistema” y cada vez es menos frecuente que este sistema… se caiga. Es muy difícil poder cuantificar el impacto de la investigación espacial en nuestras vidas cotidianas. Los beneficios que hemos adquirido son inconmensurables y abarcan temas tan disímbolos como la seguridad ante la delincuencia (rastreos digitales que establecen las corporaciones policiacas para comprender el comportamiento y movimientos de malhechores), la mirada interrogante que mostramos ante la nota periodística que nos previene de la probabilidad, alta o baja, de estar expuestos a una lluvia pertinaz, un ligero chapuzón cuando nos dirijamos a la labor cotidiana; o el bloqueador solar que hemos de ponernos para evitar el efecto de la luz ultravioleta y así, prevenir el envejecimiento prematuro y las arrugas que preocupan tanto a las personas de sexo femenino. La tecnología espacial indudablemente tiene como fin hacer de nuestra vida algo mejor. Los desastres naturales como huracanes pueden prevenirnos de modo que podamos actuar en consecuencia, con medidas de recelo tan obvias como guarecerse en casa o inclusive, evitar el viaje vacacional hasta que se den tiempos mejores. Esta trascendencia de las barreras que nos impone nuestro entorno nos proporciona información que nos permite, sin lugar a dudas, establecer decisiones que son verdaderamente sorprendentes. Hablando en términos de los avances en el conocimiento de las enfermedades y los abordajes terapéuticos, ahora podemos conocer mejor nuestra

genética, los comportamientos óseos ante la temida osteoporosis, sistemas de localización de personas con enfermedades como Alzheimer (que en el pasado se perdían en una forma inexorable), telemedicina (es decir, información médica que se puede adquirir remotamente), asistencia para personas con discapacidades, modelos matemáticos y estadísticos para prevenir enfermedades, monitoreo de condiciones médicas por periodos prolongados para poder definir el comportamiento orgánico en función del tiempo, cirugía robótica, alimentaciones especiales, ultrasonidos de muy alta resolución para efectuar diagnósticos no invasivos y sorprendentemente precisos, diseño de prótesis que potencializan las capacidades de las extremidades y un largo etcétera. En México, el primer cardiólogo que recibió un electrocardiograma desde el espacio fue el doctor Ramiro Iglesias Leal (1925-2021) que, por cierto, recientemente fallecido en el mes de enero de este año, no ocupó en una forma importante los espacios periodísticos. La sociedad mexicana está polarizada y sumida en el prejuicio de la banalidad. Por esta razón, en general, la investigación espacial es menospreciada, incluso en una forma más hundida que la investigación en general. Por esta razón es fundamental que se impulse a los jóvenes para que dirijan la atención al espacio, en formas tan simples como mirar al cielo en días soleados, nublados, o en las noches de luna o de estrellas. Esta simple acción debe de generar sentimientos de profunda conmoción, pues fue este mismo cielo en el que Newton, apenas con su cerebro, dedujo en una forma admirable que dos cuerpos se atraen en una magnitud directamente proporcional a su masa e inversamente proporcional al cuadrado de la distancia que las separa. * jgar.med@gmail.com

Épsilon Jaime Cid

“Las estrellas tienen el mismo aspecto todas las noches. Las nebulosas y las galaxias son aburridas e inmutables, mantienen la misma apariencia general durante miles o millones de años. De hecho, solo el sol, la luna y planetas, junto con algún ocasional cometa, asteroide o meteorito, parecen dinámicos.” Seth Shostak (1943 - ) Astrónomo

“Tenemos la capacidad, física y técnica de proteger la Tierra de los impactos de asteroides. Ahora somos capaces de remodelar el sistema solar, de forma muy leve y sutil, con el fin de mejorar la supervivencia humana.” Rusty Schweickart (1935 - ) Astronauta

“Cuando hablamos de la “ira” del cielo, la “agitación” del mar, la “resistencia” de los diamantes a ser tallados, la “atracción” que ejerce la Tierra sobre un asteroide cercano o la “excitación” de un átomo, de nuevo pensamos en una especie de visión animista del mundo. Estamos atribuyendo existencia real a objetos inertes. Algún nivel primitivo de nuestro pensamiento dota a la Naturaleza inanimada de vida, pasiones y premeditación.” Carl Sagan (1934-1996) Astrónomo


11

octubre · 2021

Reseña (incompleta) de libros Alberto Cordero *

De paso **

** Taibo, Paco Ignacio II. (2007). De paso. Barcelona: Ediciones B.

— ¿Cómo te llamas, muchacho? —preguntó el recién llegado. — Pablo el rojito me llamaba. Porque ahora que cumplo dieciséis años, me llamo Pablo a secas. — Ta´bueno —dijo y se me quedó mirando. Luego me tendió la mano — Sebastián San Vicente es mi nombre. San Vicente era pulcro y muy maniático en cuestiones de higiene, se lavaba las manos dos, tres, seis, ocho o diez veces diarias; decía que era para esconder la grasa y las manchas de carbón que había adquirido cuando trabajaba como mecánico en los barcos. Ese fue uno de los muchos datos sueltos que poco a poco fui adquiriendo sobre su vida. Las cosas cambiaron cuando conocí a San Vicente. Yo solía trabajar en muchos sitios, por dinero suelto aquí y allá. Repartía ropa de lavanderías, oficiaba de alcahuete de un par de putas jarochas que me dejaban dormir en el porche de su casa en el verano; ayudaba a Cosme, un tendero gachupín a engordar botellas de habanero —dos por una y no le digas a nadie, la mitad de habanero auténtico, la mitad de una mezcla de alcohol y caña quemada, con lo que podía dormir sobre el mostrador de La Vencedora en invierno, escapando de las ratas y leyendo el periódico por las noches antes que Cosme lo usara para envolver. Trabajaba de ayudante de tipógrafo, movía las masas de plomo compuestas a la mesa de formación, llenaba las columnas y prensaba a mano el papel, barría el piso. Bueno, para decirlo de una vez, desde hacía dos años, cuando Rojo se murió en el accidente de caldera número tres, había perdido mi oficio de hijo y no tenía uno nuevo. San Vicente me dio un oficio. Él sabía que no se puede vivir como hombre si no se tiene un oficio. Y él me dio dos: de mecánico y de incendiario. Como mecánico era hábil, le hablaba a los motores en su idioma mientras los arreglaba, les susurraba cosas. Luego descubría que les recitaba fragmentos de las obras de Malatesta y Bakunin mientras los iba afinando, precisando, ajustando, hasta lograr el ronroneo indicado, perfecto, en el que la máquina funcionaba sin desajuste. Él me enseñó ese oficio. Y mientras hablaba de motores, cuando no hablaba con los motores, me contaba la historia de la humanidad según Reclús. Me iba describiendo los feudos y las tribus, los reyes y el surgimiento del capital. Me contaba la historia de la Comuna de París, como si hubiera estado allí. Me hablaba de Barcelona la Roja, y de los mártires del primero de mayo en Chicago. De Louis Lingg, que se voló el rostro con un cigarrillo que tenía explosivos antes de permitir que lo llevaran a la horca;

de Oscar Neebe, que cuando supo que tan solo lo condenaban a quince años y no compartiría la suerte de sus compañeros, le gritó al juez: <<¡ahorcadme con ellos>>. Y acompañados por su voz, desfilaban países, hombres, y todo lo que me rodeaba se complementaba con la visión de otros ojos, que apenas acababa de comprender como míos. Yo había oído antes esa voz gruesa, de obra teatral que sale ronca del pulmón: la voz de la rebelión. Había voceado sus periódicos, había estado en alguna asamblea, había visto a los obreros del petróleo, había rechinado por la injusticia descarada de las compañías inglesas, gringas y holandesas; había visto la miseria de nuestros barrios. Había escuchado la voz, pero no había recibido en el rostro, como una bofetada, el llamado de la rebelión. Esa idea que va creciendo dentro de uno y abriendo surcos en la piel, proponiendo la aventura suprema, platicando suavecito en el oído en nombre del destino. No era buen orador. En las asambleas públicas no hacía un buen papel. No calentaba la sangre de los trabajadores que se reunían de la Casa del Obrero Mundial. Era de otro estilo. Cuando llevaba menos de mes y medio en Tampico, se había organizado con algunos trabajadores de la Local Comunista. Con los más duros, con los más escépticos, los más aventureros, los más cueros-correosos ante la patronal: los intransigentes. No más de una docena. Todos ellos con mirada afiebrada, reluciente. Nos fuimos a vivir juntos en una casa sobre el río Pánuco que estaba abandonada. Hicimos un poco de carpintería y dormíamos en el suelo, lado a lado, mirando el cielo a través de los agujeros en el techo. Un día llegó con Greta. Era una puta alemana que había visto en los Salones Imperial, bebiendo con capataces gringos de las compañas; fina ella, distante de la plebe, siempre vestida de gasas y tules de color pastel. San Vicente la trajo a nuestra casa y ella sonrió. No hablaba más que unas palabras de español. Ellos hablaban en francés entre sí. Supongo que ella le contaba su historia, cosa que hasta donde mi experiencia da, siempre hacen las putas durante los dos o tres primeros meses de conocerte. Él le hablaría de otras cosas. Un día San Vicente no llegó a dormir. Greta y yo, tras remolonear por el cuartito, nos dejamos caer sobre las colchonetas con que habíamos sustituido el suelo original. Yo le tenía miedo porque la había oído gimiendo en las noches, en medio del sueño; porque había escuchado los susurros del tul cuando San Vicente la despojaba cariñosamente de la ropa para desvestirla. Arrastré mi colchoneta hasta la terraza y ahí traté de dormir. Ella llegó desnuda con la noche, me acarició el pelo y se tendió a mi lado. Los senos palpitaban, yo cerré los ojos y puse mi mano entre sus piernas. Su piel blanca relucía con la luna y a mí se me salió una lágrima cuando terminamos de hacer el amor y quedamos jadeando abrazados. Yo pensaba que había traicionado a mi amigo, que había tomado algo que le pertenecía sin pedirle permiso, que le había robado una cosa. Luego me quedé dormido. San Vicente nos despertó por la mañana con el olor del café recién hecho. Yo traté de esconderme y él me sonrió. Ella le preguntó algo. Lucía su desnudez como la noche pasada, pero el día había amanecido turbio y no había sol que hiciera brillar su piel. Él le contestó primero en francés y luego volteó hacia mí para traducir. — En la cárcel. Pasé la noche en la cárcel. La policía detuvo a todo el grupo por un manifiesto que pegamos anoche. Dos o tres horas después, mientras yo rascaba la arena con los pies, vino a buscarme para ir a un trabajo; a reparar una caldera que daba calefacción y agua caliente a un hotel. — Ella no es nuestra propiedad, amigo. Tú no eres una propiedad. Yo no tengo propiedades, tengo compañeros. Tranquilo —me dijo. Fue lo único que me dijo. * acordero@fcfm.buap.mx


12

octubre · 2021

Efemérides Agustín Márquez y José Ramón Valdés *

Calendario astronómico octubre 2021 Las horas están expresadas en Tiempo Universal (UT)

Octubre 8. Lluvia de meteoros Dracónidas. Actividad entre el 6 y el 10 de octubre, con su máximo el 8 de octubre. La tasa máxima observable es variable, con al menos 20 meteoros por hora. El radiante se encuentra en dirección de la constelación de Dragón, con coordenadas AR=17h54m, DEC=+54º00´. El cometa 21P / Giacobini-Zinner es el origen de esta lluvia, siendo el mejor momento desde el anochecer del día 8 hasta la madrugada del 9 de octubre, hacia la parte noreste de la Esfera Celeste. Octubre 9, 18:35. Conjunción de la Luna y Venus. La Luna estará 2° 51´ al norte de Venus, en dirección de la constelación del Escorpión. Octubre 14, 07:08. Conjunción de la Luna y Saturno. La Luna estará 3° 56´ al sur de Saturno, en dirección de la constelación de Capricornio, hacia el sureste de la esfera celeste. Octubre 15, 10:02. Conjunción de la Luna y Júpiter. La Luna estará 4° 08´ al sur de Júpiter, en dirección de la constelación de Capricornio. Octubre 21. Lluvia de meteoros Oriónidas. Actividad entre el 2 de octubre y el 7 de noviembre, con un máximo el 21 de octubre. La tasa máxima observable es de 15 meteoros por hora. El radiante se encuentra en

dirección de la constelación de Orión, con coordenadas AR=06h20m, DEC=+16º00´. Los escombros dejados por el cometa Halley inducen esta lluvia y el mejor momento será la madrugada del 21 de octubre, aunque la presencia de la Luna puede causar una disminución de eventos significativamente. Octubre 23, 22:40. Mercurio en dicotomía. Mercurio estará en media fase, es decir la mitad del planeta aparecerá iluminada, esto en su aparición matutina. Octubre 25, 03:45. Mercurio en su mayor elongación al oeste. Mercurio alcanza su mayor separación del Sol, en su aparición matutina. Octubre 26. El Cúmulo Doble de Perseo (NGC 869 y NGC 884) ya estará bien ubicado para su observación la mayor parte de la noche, hacia la parte noreste de la esfera celeste. Octubre 28, 14:28. Venus en dicotomía, es decir, la mitad del planeta aparecerá iluminada. Al día siguiente alcanzará su mayor separación del Sol, en su aparición vespertina. Octubre 31. La Galaxia Fornax A (NGC 1316) en la constelación del Horno, ya estará bien ubicada para observación la mayor parte de la noche, hacia la parte sureste de la esfera celeste. Luna Nueva Octubre 6, 11:06

Cuarto Creciente Octubre 12, 03:25

Llena Octubre 20, 14:56

Cuarto Menguante Octubre 28, 20:05

* amarquez@ inaoep.mx, jvaldes@ inaoep.mx

Profile for La Jornada de Oriente

Saberes y Ciencias #115: ¡Asteroides! fósiles del sistema solar  

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded