Page 1

POLITIKA “Hacerse su propia opinión deja de ser un comportamiento de esclavo” (Jean-Jacques Rousseau)

En este número: Patagonia en venta (Redacción) .............................................................................................. Pág. 2

Allende acribillado: un testigo desmiente (Armando Uribe Echeverría) .................................................................. Pág. 10

HidroAysén: el descaro del poder económico (Roberto Pizarro)...................................................................................... Pág. 4

Yeti, Pié Grande, el Trauco y Bin-Laden (Arturo Alejandro Muñoz) ...................................................................... Pág. 12

Vencer al terror (Alejandro Kirk)........................................................................................ Pág. 5

Chile: ¿país inestable? (Armen Kouyoumdjian) .......................................................................... Pág. 13

Rara Avis (Luis Casado) ........................................................................................... Pág. 6

Caso Bombas: de lo ridículo a lo trágico sólo hay un paso (Carlos Philippe) ....................................................................................... Pág. 14

¿Renacionalizar el Cobre? (Carlos Tomic y Héctor Vega) ................................................................ Pág. 7

Fosas y fosos (Danilo Aravena) ...................................................................................... Pág. 15

Democracia imposible en la medida de lo posible (Pablo Ruiz-Tagle) .................................................................................... Pág. 8

La digna voluntad (José Robredo) ......................................................................................... Pág. 16

Año AñoIIII--Edición EdiciónDigital DigitalNº Nº33 (15.05.2011) (15.05.2011)

POLITIKA

1


Patagonia en venta C

hile le cedió la mayor parte de la Patagonia a Argentina para asegurarse de su neutralidad cuando la guerra del Pacífico con Perú y Bolivia. Resultado: un aventurero inglés, Sir Thomas North, se apoderó del salitre. Ahora, lo que queda de Patagonia chilena está a la venta. ¿Quién controla las transnacionales involucradas en el controvertido proyecto hidroeléctrico concebido por la Concertación e impuesto el 9 de mayo por el gobierno de Sebastián Piñera?

de sus acciones. A su vez Endesa España controla el 61% de las acciones de Enersis. Pero el cuento no termina allí porque desde abril del 2007 Endesa España devino una filial de Enel Italia (75%) y Acciona España (25%). La relación entre las empresas está resumida en la ilustración que sigue:

Hidroeléctrica Aysén S.A., una de las empresas concesionarias del proyecto es controlada por Endesa Chile (51%) y por el grupo Colbún (49%). Colbún es controlado por las influyentes familias Matte y Angelini. Endesa Chile es un retoño de Enersis, que posee 60%

L = créditos S = accionista B = detentor de obligaciones I = servicios financieros inversión O = otros servicios financieros

2

POLITIKA

Quién tiene más influencia son las empresas que controlan el proyecto (Colbún y Endesa Chile), y las empresas que, in fine, controlan Endesa Chile: Enersis, Endesa España, Enel y Acciona. Los banqueros y los detentores de obligaciones de Colbún y Endesa Chile también ejercen una considerable influencia. El negocio debe ser bueno porque los bancos involucrados son legión como lo muestra el gráfico adjunto. Como puede verse, los dos bancos españoles, Banco Santander y BBVA, financian a las cinco empresas involucradas en el proyecto HidroAysén. El Royal Bank of Scotland (Gran Bretaña) y Citigroup (EEUU) financian a cuatro empresas cada una. Colbún es controlada por la familia Matte (49,1%) a través de Minera Valparaíso y Forestal Cominco, y la familia Angelini (9,6%) a través de AntarChile. Aparte Enersis, los principales accionistas de Endesa Chile son las AFPs Provida (BBVA), Habitat (40% Citigroup), Capital (ING), y Cuprum. Año II - Edición Digital Nº 3 (15.05.2011)


La trenza Alianza-Concertación en HidroAysén Diferentes personeros de la Concertación figuran en los Directorios de las empresas involucradas en el proyecto HidroAysén, íntimamente ligados a esos intereses financieros en la amable compañía de quienes fueron esbirros de la dictadura.

ENDESA Chile

El Presidente del Directorio de ENDESA Chile es don Jorge Rosenblut (PPD), quién fue presidente del Directorio de Chilectra, colaborador de los presidentes Patricio Aylwin y Eduardo Frei Ruiz-Tagle, subsecretario de Telecomunicaciones y ministro secretario general de la Presidencia, y luego recaudador de dineros para las campañas presidenciales de Michelle Bachelet y Eduardo Frei. Jaime Estévez Valencia (PS), ex Presidente del Banco del Estado y ex ministro de Ricardo Lagos, es Director de ENDESA Chile. En ENDESA Chile los Sres. Rosenblut y Estévez comparten amenidades con Vitorio Corbo, ex asesor del ministro de la dictadura Rolf Luders y ex presidente del Banco Central por obra y gracia de Ricardo Lagos, así como con Felipe Lamarca Claro, ex director del Servicio de Impuestos Internos de Augusto Pinochet (1978 – 1984).

Pinochet en diciembre de 1989. Jaime Estévez Valencia (PS) ha sido durante largo tiempo un condottiere del Grupo Luksic al que le prestó el dinero para adquirir el Banco Chile cuando era presidente del Banco que fue del Estado.

HidroAysén

Daniel Fernández Koprich (PPD), ex patrón de Sectra, ex Presidente de Metro de Santiago y ex Director ejecutivo de TVN, es el Vicepresidente Ejecutivo de HidroAysén. En esa calidad colabora, entre otros, con Eduardo Morel Montes, Director Suplente de Hidroaysén y cuñado de… Sebastián Piñera.

ENERSIS

En el Directorio de ENERSIS encontramos al ex Mapu Eugenio Tironi, quién fuese director de la Comunicación del gobierno de Patricio Aylwin, y luego asesor de Eduardo Frei RuizTagle. Allí comparte con Pablo Irarrázaval Valdés, Presidente del Directorio Banco Chile En el Banco Chile, Jaime Estévez Valencia y Presidente de la Bolsa (PS), miembro del Directorio, comparte con de Comercio, y con su predecesor Hernán el Asesor don Hernán Buchï Buc, ex ministro Somerville Senn, negociador de la deuda de la dictadura (1985 a 1989) y candidato a externa durante la dictadura de Augusto Pila presidencia en representación de Augusto nochet, y actualmente presidente del Admi-

nistrador Financiero del Transantiago.

ACCIONA S.A.

En Acciona SA ejerce sus talentos el ex ministro secretario general de gobierno de Ricardo Lagos (2005-2006) y ex embajador en España de Michelle Bachelet don Osvaldo Puccio Huidobro (PS), quién ostenta el cargo de Director Consejero para América Latina.

PROVIDA

En la AFP PROVIDA (Enersis - BBVA), son miembros del Directorio don José Antonio Viera-Gallo (PS), ex diputado (PS) y ex ministro secretario general de gobierno de Michelle Bachelet, y la Sra. Ximena Rincón (DC), ex Intendente de Santiago. El ya mencionado Osvaldo Puccio Huidobro (PS) parece disponer de mucho tiempo libre porque también es miembro del Directorio de PROVIDA, en calidad de suplente.

Grupo Angelini (Colbún) Marcelo Tokman, ex ministro de Energía de Michelle Bachelet, fue fichado por el Grupo Angelini (Celulosa Arauco - Colbún) como director ejecutivo del proyecto “Plan Maestro para la reconstrucción de la ciudad de Constitución”.

Mientras tanto, Energía Austral sueña con pasar piola… “La idea es encontrar un socio mayoritario, nacional o internacional, que tenga experiencia en el desarrollo de proyectos hidroeléctricos…” declaró El generador de energía eléctrica Ener- a Dow Jones Newswires Francisco Jigía Austral Ltda., filial del grupo minero menez, del banco de inversiones Asset diversificado Xstrata PLC (XTA.LN), bus- Chile. “Esto no es parte del negocio de ca un socio que se haga cargo del desa- Xtrata, por lo que quieren engancharse rrollo de sus proyectos hidroeléctricos con alguien de probada experiencia en en el sur de Chile. Energía Austral tiene este tipo de proyectos”, precisó Frantres proyectos hidroeléctricos en carte- cisco Jimenez. ra en la sureña Región de Aysén (Chile), Xstrata contrató a Asset Chile para enque incluyen la planta Cuervo de 640 contrar un socio estratégico en el desaMegawatts, así como las plantas Blanco rrollo de los proyectos hidroeléctricos y Cóndor de 360 y 54 Mwatts respectiva- que requieren una inversión estimada mente. en 2 mil 500 millones de dólares. “QuePublicado originalmente en Dow Jones Newswires (8/06/2010), nos hacemos un placer en redifundir este anuncio de Energía Austral Ltda.

Año II - Edición Digital Nº 3 (15.05.2011)

remos fortalecer el desarrollo de los proyectos; por esa razón buscamos alguien con experiencia en esa industria”, declaró la portavoz de Energía Austral Marcela Riquelme. Normal: ni Energía Austral ni su casa madre Xstrata PLC han generado nunca ni un kilowatt, ni han construido ni operado ninguna central hidroeléctrica en el mundo. Queda por saber porqué el Estado de Chile le adjudica concesiones a empresas sin ninguna experiencia en el ramo. Puede que Ricardo, Michelle y Sebastián tengan alguna idea al respecto… Entretanto Energía Austral puede ganar plata vendiendo la concesión. P

POLITIKA

3


HidroAysén:

el descaro del poder económico L

Roberto Pizarro Economista

“Las manifiestas presiones empresariales y de la autoridad política provocaron cambios de parecer en los organismos revisores del proyecto, pasando en varios casos del rechazo a la aprobación”.

4

a reciente aprobación medioambiental del proyecto HidroAysén ha generado protestas inéditas. La molestia no es sólo de los habitantes de la zona directamente afectada sino ha recorrido todo Chile. Junto a los cuestionamientos técnicos y sociales se destaca el fracaso de la institucionalidad medioambiental, que ha mostrado escasa independencia frente al poder empresarial y al aparato político gubernamental. En Aysén, maravilla del confín patagónico, sus habitantes conviven en armonía con bosques milenarios, caudalosos ríos y canales marítimos, que entregan fundamento a leyendas y mitos interminables. La sabiduría de los políticos de antaño supo reconocer este bello y prístino territorio. Ello permitió que Aysén se constituyera en un activo ecológico de la Humanidad, lugar de investigación científica, vocación turística y reserva estratégica de agua dulce para el planeta. El poder empresarial, con el apoyo del poder político, ha decidido desafiar esa geografía natural y su ecosistema, desestimando además el valor económico del turismo. Endesa (España) y Colbún (Grupo Matte) se propusieron construir cinco centrales hidroeléctricas en los ríos Baker y Pascua, con el propósito de generar 2.750 MW, mediante la inundación de 5.910 hectáreas. La construcción de las cinco represas tiene costos sociales y ambientales incuestionables. La implantación de embalses artificiales modificará la

POLITIKA

composición química de las aguas, lo que condenará a muerte a sus comunidades biológicas y destruirá el ecosistema fluvial en los ríos Baker y Pascua. Al mismo tiempo, durante los 10 años de construcción del proyecto se producirá un trastorno inédito en los asentamientos humanos de la región, en el paisaje, la vida natural y el turismo de la zona. En

delegados en la zona de Aysén. Incluso, el mismo día de la votación el Ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, declaró públicamente que el proyecto debía aprobarse, entregando así una señal ineludible a los técnicos gubernamentales. Por otra parte, las manifiestas presiones empresariales y de la autoridad política provocaron cambios de parecer en los organis-

segundo lugar, el negocio hidroeléctrico trasciende la región de Aysén. En efecto, la rentabilidad de las centrales sólo se hará efectiva al atender la demanda industrial, y muy especialmente la minería radicada en el norte del país. Con tal propósito se instalarán 3.800 torres de alta tensión a lo largo de 2.200 kilómetros, con una franja de 100 metros de servidumbre, desde Aysén hasta el centro del país (Melipilla), pasando por 9 regiones y 66 comunas. En suma, el proyecto interviene no sólo la geografía y el ecosistema de la zona más bella del país, sino introducirá una herida profunda a lo largo del territorio chileno. En tercer lugar, la escasa independencia de los organismos evaluadores cuestiona la aprobación de HidroAysén. Por una parte, la revisión medioambiental, y su aprobación, correspondió a funcionarios dependientes del poder ejecutivo,

mos revisores del proyecto, pasando en varios casos del rechazo a la aprobación. Finalmente, se desestimaron miles de demandas de la sociedad civil, componente esencial del sistema de evaluación medioambiental. La aprobación de HidroAysén ha ratificado, una vez más, la inexistencia de una estrategia de desarrollo en el país así como escasa imaginación en el tema energético. No hay prioridades ni trayectorias diseñadas por la autoridad política. Así las cosas, es el mundo empresarial quien decide el camino a seguir del país en función de sus propios negocios, mientras el aparato político desatiende los intereses nacionales, sociales y medioambientales. Los negocios han doblegado a la democracia y sus propinas han domesticado a los políticos. Así fue en los gobiernos de la Concertación y así es con Piñera. P

Año II - Edición Digital Nº 3 (15.05.2011)


Vencer al terror S

i tiene algún valor aquella dudosa teoría de la “agudización de las contradicciones”, bien pudiera ser el caso del Chile actual. Y la razón es sencilla: cada día recibimos una nueva bofetada, directa, sin anestesia y con burla.

Alejandro Kirk Periodista

“... Fueron carabineros infiltrados quienes iniciaron los “enfrentamientos”. Eran ellos los más valientes, los que tiraban más piedras, los que azuzaban a los adolescentes”...

Fotografía de Alejandro Kirk.

Todos los días pasa algo, se conoce de alguna privatización escondida, un reglamento denigrante, un memorándum fundamentalista, una disposición machista, un subsidio eliminado, una ley retrógrada, o sencillamente un circo insultante como las “instituciones” que apro-

baron HidroAysén, o la designación de un funcionario subalterno para discutir con estudiantes, profesores y rectores nada menos que la reforma del sistema educativo nacional. Esta semana tanto el país joven como el Gobierno redescubrieron la fuerza de la calle. Este último lo advirtió con histeria, como demuestra la estrategia brutal de la represión policial, mucho más brutal que la represión misma, porque persigue el fin último de amedrentar a un sector de la población mediante el miedo primario; algo que se conoce en los textos como terrorismo. Los cerca de cien mil estudiantes, profesores y trabajadores que salieron a las calles de todo Chile el 12 de mayo a luchar por la recuperación de la educación pública, no hubiesen recibido más que unos pocos segundos o líneas en los medios de comunicación, a no ser por los “enfrentamientos” que se reponen

Año II - Edición Digital Nº 3 (15.05.2011)

sin cesar. Para los periodistas de nuestros medios “independientes”, siempre la policía “tuvo que intervenir” frente a los “exaltados”. Pero, ¿tuvo realmente? ¿O estaba todo previsto? Siendo corresponsales de la cadena TeleSUR, un colega y yo fuimos testigos el año pasado de cómo en una manifestación de la ANEF fueron carabineros infiltrados quienes iniciaron los “enfrentamientos”. Eran ellos los más valientes, los que tiraban más piedras, los que azuzaban a los adolescentes “flaite”, aquellos muchachos enra-

biados de población, siempre dispuestos a tomar alguna pequeña venganza por el infierno que tienen en sus vidas, hoy, delante y atrás. No sólo fuimos testigos, sino que lo documentamos en un video que aparentemente le costó el puesto a un coronel que se burló -en cámarade gente que había sido golpeada por sus “agentes encubiertos”. Es muy fácil producir “enfrentamientos” para poder soltar los perros. Esos policías infiltrados bien pudieran estar allí para cuidar a los manifestantes y no para echarle gasolina al fuego. El jueves 12, en la marcha de los estudiantes, así como el lunes 11, en la protesta popular contra HidroAysén, no cupieron dudas del propósito “disuasivo”: actuar de manera que nunca más alguien quiera salir a la calle a ser golpeado, asfixiado, mojado y encarcelado por policías que ocultan su nombre y su dotación. En el caso de los estudian-

tes, en el Paseo Bulnes, reprimieron la cola de la manifestación con una fuerza que sólo podía provocar furia. Luego se fueron por las calles paralelas mojando a todo aquel que estuviera por ahí, y lanzando gases que inevitablemente alcanzaban al grueso de la manifestación, que escuchaba música, cantaba y aplaudía a sus dirigentes. Luego empezaron a presionar al grupo central en el propio Paseo con sus zorrillos, guanacos y sus disfraces, hasta que finalmente se decidieron a lanzar gases allí donde estaba el espectáculo, que se malogró. Misión cumplida. Todo esto grabado y documentado por todos, menos por los grandes medios de comunicación. Y esto lo hacen por miedo, porque parece que 21 años de desmovilización llegaron a su fin. Hace lustros, sino décadas que no se veía una manifestación tan sólida, tan amplia y con propósitos tan claros. Como hace décadas que no se advertía un causa -las represas de la Patagonia- que resumiera todas las frustraciones y representara tan gráficamente el conjunto de lo que hay que cambiar. Quienes encabezan esto no son las domesticadas “masas trabajadoras de la ciudad y del campo”, sino la clase media, principalmente los jóvenes que se comunican por Internet y que aborrecen el circo de partidos e instituciones que los han engañado por 21 años. Como en Egipto o Túnez. Son los mismos que hasta ahora no votan, pero que con el voto voluntario tal vez sí lo hagan, por quienes ofrezcan derechos humanos básicos: libertad de expresión, derecho de participación, disolución de los aparatos represivos, salud y educación gratuitas, leyes antimonopolios, nacionalización del cobre y de los servicios esenciales, y sobre todo una Asamblea Constituyente. P

POLITIKA

5


Rara avis S i Chile fuese una gallinácea, sería un ave fantástica: tendría huevos. Digo “tendría”, -y no “pondría”-, porque hay que tener huevos para dejarse esquilmar alegremente y más encima aplaudir como si la estuviésemos haciendo de oro. Ningún país puede ser tan boludo así, a cappella. Veamos.

Luis Casado

Barrick Gold habrá recuperado el total de la inversión en menos de cuatro años, y explotará la mina durante un cuarto de siglo. Es lo que en buen francés se llama “se faire des couilles en or”

6

Si analizas el Annual Report (balance) 2009 de Barrick Gold, te encuentras con las pepitas que paso a contarte ahorita. La actividad mundial de esta empresa es una verdadera mina, de la cual obtiene utilidades fabulosas: US$ 276 por onza de oro en el 2007, US$ 429 por onza en el 2008, y US$ 519 en el 2009. Gracias a la mina Pueblo Viejo, situada en la República Dominicana, Barrick Gold aumentará su producción de oro entre 625 mil y 675 mil onzas anuales, con un costo estimado entre US$ 250 y US$ 275 por onza. Visto que en el 2011 el precio del oro ya sobrepasa los US$ 1.500, es fácil calcular el lucro por onza de oro producida: entre US$ 1.225 y US$ 1.250, o sea de 5 a 6 veces el costo de producción de cada onza de oro. ¡Ese sí es crecimiento mi alma! Entre el 2007 y el 2011 el beneficio de Barrick Gold por onza de oro producida pasó de US$ 276 a US$ 1.250: un aumento del 453%. Lo que determina una tasa de lucro del 600% con relación al costo de producción, allí donde la industria manufacturera mundial pena para lograr un 10%. ¡Bravo los artistas! Y Chile… ¿Qué tiene que ver en esto? Por el momento nada, porque las cifras analizadas más arriba no incluyen a la copia feliz del edén. El Annual Report 2009 de Barrick Gold precisa lo que sigue: “La construcción de Pascua-Lama comenzó en el 2009. Pascua-Lama es un proyecto de clase mundial, con reservas de 18 millones de onzas de oro, y 671 millones de onzas de plata contenidas en las reservas de oro. Una vez en explotación, se espera que produzca anualmente entre 750 mil y 800 mil onzas de oro, a un costo total de entre

POLITIKA

US$ 20 y US$ 50 por onza de oro, asumiendo un precio de US$ 12 para la onza de plata. Esto hace de Pascua-Lama una de las minas más baratas del mundo.” ¿A quién hay que darle las gracias? Hoy por la mañana el oro estaba en US$ 1.502 la onza, lo que quiere decir que el lucro estará entre US$ 1.452 y US$ 1.482 por onza, o sea entre 30 y 75 veces el costo de producción de cada onza. Lo dicho, ¿A quién hay que darle las gracias? Como si fuera poco el precio de la plata está en US$ 36,84, o sea más de tres veces al precio estimado por Barrick Gold en el 2009. De Pascua-Lama Barrick Gold sacará utilidades que superan los mil cien millones de dólares anuales, para una inversión inferior a los US$ 4 mil millones. En otras palabras Barrick Gold habrá recuperado el total de la inversión en menos de cuatro años, y explotará la mina durante un cuarto de siglo. Es lo que en buen francés se llama “se faire des couilles en or”. Si Barrick Gold tendrá testículos de oro, Chile, por el contrario, verá aumentar el tamaño de sus pelotas. Por eso que te decía más arriba: porque hay que tener huevos para dejarse esquilmar alegremente y más encima aplaudir como si la estuviésemos haciendo de oro. P

Año II - Edición Digital Nº 3 (15.05.2011)


¿Renacionalizar el Cobre? El oportunismo se viste de fiesta y después de veinte años en el poder el PS sugiere la renacionalización del Cobre. He aquí la opinión de algunos inquebrantables defensores de las riquezas básicas.

Carlos Tomic Profesor de “Economía Minera” en la U. de Chile - Autor del libro “El Cobre es Chileno y debe ser refinado en Chile”. Ingeniero Comercial de la UC.

E n mi falible opinión no procede renaciona lizar el cobre pues nunca ha dejado de estar 100% en propiedad de la Nación chilena jurídicamente organizada: el Estado de Chile. Quien lo entregó a la voracidad del sector privado fue la Concertación durante la presidencia de Patricio Aylwin. En la que participaba por cierto el PS, que ahora quiere “renacionalizar” el Cobre. La Constitución de 1925 contemplaba el cobre como propiedad de la Nación y en 1971 se ratificó con el voto favorable de la unanimidad de las fuerzas políticas chilenas que el mismo es inalienable, irrenunciable e imprescriptiblemente nacional, propiedad del Estado de Chile. La única Constitución legítima que conocí en mi vida es la de 1925. Sé de un bando - firmado por 3 militares y un carabinero - que se arrogó el nombre de “Constitución de 1980” que para mí no tiene ningún valor por carecer de toda base jurídica: para que el Mandante de este país, -el pueblo chileno-, se dé una nueva Constitución hay que convocarlo a

decidir sobre una Asamblea Constituyente y luego refrendar por mayoría democrática el texto propuesto. Nada de eso ha ocurrido. En 1980 no había democracia ni registros electorales, por tanto no se convocó al Mandante y eso basta para invalidar todo institucionalidad posterior. Por si fuera poco, en 1989 no hubo aprobación del Mandante a dicho “bando militar 1980” pues el país recién salía de Estado de Sitio, sin registros electorales, sin debate, cero propuestas alternativas, sin democracia, obligado a votar sí o no al “bando de circo pobre”, único modo de obtener el permiso de los tres militares y un carabinero para volver a la democracia. ¿Me quieren tomar solamente el pelo o también otras partes más privadas? Eso no era refrendar el bando cuartelero. Como decía Jean-Jacques Rousseau “La fuerza no constituye derecho”. Si alguien quiere defender el “bando de circo pobre del 80” que argumente, está en su pleno derecho. Pero yo no pertenezco a esa recua... P

N o pongo en duda el acuerdo del Congreso (del PS). Tampoco los textos aprobados y que no serán publicados por la prensa. El problema es el de las intenciones de aquellos que manejan el Partido, sus recursos, la prensa y sus comunicados, los acuerdos con el gobierno, la tesorería, los locales del partido, etc. Hubiese bastado incluir una frase para que tuviéramos alguna idea acerca de las verdaderas intenciones. Esa referencia no está y por lo tanto dudo. Entiendo la dificultad para pronunciarse explícitamente. Lagos como candidato a presidente y los parlamentarios del partido recibieron jugosas contribuciones de parte de las transnacionales para sus candidaturas. En consecuencia entiendo que el tema les es incómodo. Quisiera verlos en el acto público que el Comité de Defensa del Cobre organizará el día de la nacionalización del cobre. De hecho, nunca han asistido.  En el texto general de lo que se aprobó no hay una sola mención a algo tan fun-

damental. Una breve mención a lo que realizó Allende -dado el contexto en el cual se incluye- tiene más de compromiso que de convicción. Leí dos comunicados de la senadora Allende durante los días del congreso. Hay referencias al día de la madre y sus agradecimientos por haber sido elegida presidenta del congreso. El resto son querellas entre socios (Alianza y Concertación) que al pueblo de Chile no le interesan. Sucesivas encuestas revelan el grado de rechazo de la opinión pública de este fraude que representa la política partidaria actual. Sorprenderse por las grandes desigualdades después de 20 años en el poder tiene más cara de cinismo que de otra cosa. Recordemos el aplauso generalizado que la clase empresarial le brindó a Lagos el día que abandonó el poder. ¡Como el que más defendió sus intereses! ¿Cómo creer que hoy repentinamente se disponen a realizar lo que no hicieron en 20 años? P

Ilustración del gran Forges.

Hector Vega Doctor de Estado en Ciencias Económicas, Universidad Aix-Marseille. Abogado U. de Chile.

Año II - Edición Digital Nº 3 (15.05.2011)

POLITIKA

7


Democracia imposible en la medida de lo posible E

Pablo Ruiz-Tagle Profesor de Derecho Constitucional, Facultad de Derecho Universidad de Chile. Director ejecutivo Corporación Océanos Azules.

Ricardo Lagos debe pronunciarse contra nuestro gatopardismo constitucional. Que diga si quiere una nueva Constitución de verdad, o si respecto a nuestra carta fundamental prefiere repetir el conocido refrán del te quiero mucho, poquito y nada. Si está en contra de la democracia restringida y en la medida de lo posible.

8

l ex presidente de la República Ricardo Lagos ha publicado sus ideas políticas sobre Chile 2030 sin incluir una propuesta de nueva Constitución y, posteriormente, ha señalado en un artículo publicado en El Mostrador su “coincidencia en torno a seguir pensando cómo somos capaces de dotarnos de una nueva Constitución, definida de una manera democrática y con la ciudadanía”. Queremos decirle con todo respeto que desde el punto de vista político centrar el debate sobre el futuro de Chile, alrededor de los siete desafíos estratégicos allí planteados, nos parece totalmente insuficiente y restrictivo. Si estamos hablando del Chile del 2030, debemos ampliar la invitación a todos los chilenos para que participen todos quienes van a ser sus verdaderos protagonistas, es decir la ciudadanía entera y particularmente los jóvenes. Dejemos que sean ellos los que principalmente opinen y no pretendamos dibujarles el país que ellos van a gobernar. Reconocemos el enorme valor de la reforma constitucional del año 2005 y las anteriores modificaciones hechas a la Carta fundamental desde 1989 a la fecha. Sin embargo hay una afirmación en el artículo del ex Presidente que no compartimos en lo absoluto y que constituye su gran equivocación, y es la idea que en la reforma constitucional del año 2005 se eliminaron todos los enclaves autoritarios salvo el sistema binominal. La reforma constitucional del año 2005 que el mismo Sr. Lagos presidió también sirvió para validar y en algunos casos reforzar con su firma y ceremonial en La Moneda, algunos de los rasgos más autoritarios de nuestra Carta fundamental. Seguridad nacional y enemigo interno Hoy el artículo 1 y siguientes mantienen la referencia a la seguridad nacional, que es una doctrina que supone la existencia del enemigo interno. Todavía el artículo 9 consagra normas sobre el terrorismo que contradicen principios básicos del derecho penal. Algunas de las normas sobre nacio-

POLITIKA

nalidad y ciudadanía del capítulo 2 de la Constitución vigentes infringen los derechos humanos de tratados vigentes en Chile. Además el artículo 23 valida a nivel constitucional el corporativismo al mantener una separación arcaica entre política y los “grupos intermedios” o “gremios”. Hoy todo el capítulo 3 de la Constitución protege la no interferencia estatal en materia de derechos, pero no garantiza con la misma fuerza la igualdad en materia laboral, salud y educación entre otros derechos. Esta falta de garantías parece a algunos políticos una cuestión doctrinaria, pero para la gran mayoría de los ciudadanos, son verdaderos enclaves autoritarios, al dejarlos indefensos frente a los abusos de las AFP, las ISAPRES, las Universidades Privadas o las organizaciones empresariales. En cuanto a los aspectos orgánicos la Constitución mantiene un rasgo de presidencialismo autoritario exacerbado de modo creciente desde 1925 a la fecha. Irresponsabilidad política A pesar de su enorme poder, todavía se exime a los Consejeros del Banco Central y del Tribunal Constitucional de responsabilidad política y constitucional, persiste el Consejo de Seguridad Nacional y un capítulo completo dedicado a las Fuerzas Armadas en la Constitución que no es compatible con el constitucionalismo republicano. Incluso más, el Consejo de Seguridad Nacional ahora refuerza el carácter autoritario y cívico militar del presidencialismo cesarista tan propio de la Constitución chilena. Esta constitución no valora y obstruye la participación de los ciudadanos. Se contratan asesores en comunicación para dar por cerrada la transición, al mismo tiempo que se agregan nuevos artículos transitorios a la carta fundamental. Mientras existan las disposiciones transitorias que tiene nuestra constitución, no tendremos plena democracia. Las leyes orgánicas constitucionales y el abstruso mecanismo de control constitucional, constituye otra barrera antidemocrática de nuestra Carta fundamental. En fin, son tantas y tan profundas las ma-

terias que requieren reforma que cabe alarmarse cuando el ex presidente las denomina como cuestiones simplemente semánticas. Falta de voluntad política para cambiar la Constitución Por eso estamos de acuerdo con el Sr. Lagos cuando dice que: “somos capaces de dotarnos de una nueva Constitución definida de una manera democrática y con la ciudadanía”; pero no compartimos su idea que sólo ahora podemos hacerlo. En la campaña presidencial del año 2009 todas las fuerzas políticas, incluso la derecha se abrió a la posibilidad de un cambio constitucional profundo en materias como la regionalización, el equilibro entre el Presidente y el Congreso, la revisión del sistema de control constitucional. La necesidad de una nueva constitución para Chile no surge sólo a partir del año 2005 ni tampoco ahora. Esta ahí presente desde siempre y ha faltado en la clase política la voluntad de hacerla. Democracia en la medida de lo posible Al igual que con la tesis de la justicia en la medida de lo posible, en el tema constitucional se pretende aplicar un axioma similar que es democracia en la medida de lo posible. La dirigencia de la Concertación ha terminado aceptando como plenamente democrático y llamando a la descalificación semántica a los críticos de un sistema que excluye a importantes sectores de la población, tales como las minorías electorales, sindicales, raciales, religiosas etc. Aceptó una carta fundamental que no consagra ni garantiza la salud y la educación como derechos, que no protege suficientemente los recursos naturales y somete su uso a sistemas discrecionales y tecnocráticos que devienen fácilmente en arbitrariedad y ganancia para pescadores. Ha validado un modelo económico basado sólo en el mercado y no en la equidad, que refuerza el centralismo y la concentración del poder, que entrega a las directivas de los partidos con muy poca base de representación el monopolio de la actividad política, no estable-

Año II - Edición Digital Nº 3 (15.05.2011)


ciendo como exigencias la democracia interna, la transparencia en el uso de los recursos, la fidelidad de los padrones etc. Partidos políticos sin legitimidad A las directivas de esos partidos les otorga súper poderes, que parecen poderes preferentes para actuar en política, tal es el poder de elegir autoridades judiciales y administrativas vía acuerdos parlamentarios, designar reemplazantes en caso de vacancia del cargo de parlamentario, y cierra el círculo de la arbitrariedad con la consagración del secretismo parlamentario en el artículo 5 de la Ley del Congreso. Para la dirigencia de la Concertación actual una mayor democratización se reduce a una reforma política minimalista que consiste en cambiar el sistema electoral, quizá sólo ampliando los cupos del Senado y la Cámara, junto con permitir sin restricciones el derecho a voto de los chilenos en el exterior y para obtener financiamiento público a los partidos políticos. A esa dirigencia no le importan los jóvenes y persiguen a los independientes y a los díscolos. Ha renegado del compromiso de campaña de ampliar el padrón electoral al descubrir ahora que se puede trabar la reforma electoral con la exigencia retórica del voto obligatorio porque tampoco se tramita como cambio constitucional serio. No se hace cargo de la falta de legitimidad del sistema político, derivada de la exclusión del 40% de los chilenos que podrían tener derecho a voto. Los parlamentarios de la Alianza y la Concertación están más cómodos con electores conocidos y amarrados (por el voto obligatorio y el binominal) que incorporando electores nuevos a sus distritos. Como lo dijo el actual Presidente de la DC, se satisfacen con una democracia de partidos, y está tan asegurada su posición de privilegio, que no importa si los partidos funcionan. No importa que no se cumpla el quórum para fiscalizar los problemas de la VIII Región, los atrasos y fraudes en la reconstrucción, el caso MINVU-KODAMA y que la Alianza los “madrugue” pidiendo comisiones investigadoras que ellos no fueron capaces de constituir.

Año II - Edición Digital Nº 3 (15.05.2011)

Un nuevo Estado Social y Democrático de Derecho Los chilenos queremos una nueva Constitución para el Bicentenario. Ojalá no sea la derecha y los partidos de la Alianza los que se tomen este tema en serio y de nuevo madruguen a la remolona política de la Concertación. La dirigencia de la Concertación nunca se ha jugado de verdad por elegir las autoridades regionales y por la descentralización de los fondos sectoriales. Tampoco creen en la desconcentración. Estos son algunos de los temas de la nueva Constitución y no son cuestiones semánticas como dice en forma errada el ex presidente. La discusión es de fondo. La propuesta constitucional de Océanos Azules consiste en impulsar el desarrollo que Chile necesita a través de un acuerdo país que convoque a todos los chilenos, a trabajadores, empresarios y al gobierno, a construir un nuevo Estado Social y Democrático de Derecho. Para ello se requiere de una propuesta de reforma constitucional que no es pura semántica o mera cuestión de palabrería y denominación. Lo que se propone seguir es el modelo de los países desarrollados de la OECD, con los que esperamos asociarnos en forma cada vez más estrecha. El Estado hemos propuesto definirlo como social para que asegure jurídicamente y financie de manera estable una red de protección que se forme con los derechos del trabajo, educación, salud, seguridad social y sindicalización entre otros. Esta red garantiza un mínimo mediante programas, leyes e incluso la Constitución para reducir la discrecionalidad de los gobiernos en su provisión. También se debe fundar en el diálogo permanente y equilibrado entre trabajadores y empresarios. Todas estas ideas requieren de reformas constitucionales profundas. El Estado se lo define como democrático, renuncia al centralismo que tanto ha servido a los evangelistas neoliberales para controlar el país sin someter las cuestiones públicas a la deliberación ciudadana y porque redistribuye su poder de manera más profunda y participativa a nivel central, regional y comunal y se da más participación y atribuciones a los ciudadanos. Este nuevo espíritu de servicio público más participativo en todas las áreas del gobierno impulsará

la creatividad y el emprendimiento público y privado y una cultura de deberes y responsabilidades republicanas que implica una nueva forma de pensar la ciudadanía chilena en su aspecto político, social y también económico. Terminar con la exclusión Finalmente, se propone terminar con todas las formas de exclusión, tales como la falta de representación de la izquierda parlamentaria, la de los que no pueden votar por vivir en el extranjero o de la falta de reconocimiento de nuestros pueblos originarios. Para realizar este cambio deben aprobarse cambios constitucionales profundos y el Gobierno debe tecnificarse de manera más equilibrada para poder administrar los recursos de todos los chilenos con más eficiencia en cada una de estas nuevas instancias de poder. Este proyecto es progresista porque expresa los ideales de centro y de izquierda y porque suma grandes mayorías a esta nueva visión republicana que expresa lo mejor de nuestra tradición chilena. Nosotros estamos de acuerdo con el Sr. Lagos que una nueva Constitución debe emanar de la soberanía popular, pero el ex Presidente todavía no se ha pronunciado sobre el fondo de la propuesta de carta fundamental. También se requiere también de un procedimiento que sea factible para llegar a debatir la nueva carta fundamental que se pronuncie sobre los méritos y beneficios de una Asamblea o de una Comisión Constituyente. En definitiva, Ricardo Lagos debe pronunciarse contra nuestro gatopardismo constitucional. Que diga si quiere una nueva Constitución de verdad, o si respecto a nuestra carta fundamental prefiere repetir el conocido refrán del te quiero mucho, poquito y nada. Si está en contra de la democracia restringida y en la medida de lo posible. Si quiere terminar con una Carta fundamental que hasta ahora en demasiadas áreas muy importantes ha sido en verdad la justificación para hacer imposible la democracia representativa y participativa en Chile. Quedan pendientes todavía algunas de nuestras críticas al documento del Sr. Lagos sobre Chile 2030 que incluyen sus referencias a una reforma tributaria, de educación, participación y otras que Chile necesita. Ya vendrán. P

“Si (Lagos) quiere terminar con una Carta fundamental que hasta ahora en demasiadas áreas muy importantes ha sido en verdad la justificación para hacer imposible la democracia representativa y participativa en Chile”.

POLITIKA

9


Allende acribillado: un testigo desmiente C

Armando Uribe Echeverría

Profesor asociado, Universidad de Cergy-Pontoise (Francia)

“Esta explicación es falsa y siniestra a la vez. Falsa porque no corresponde a la realidad. Y siniestra porque da la impresión que alguien trata de justificar algo que más tarde pudiera ser descubierto. No sé qué. O que alguien trata de vanagloriarse con el hecho de haber matado a un Presidente de la República”.

ircula por Internet desde el mes de febrero una hipótesis inaudita de la muerte de Salvador Allende. Publicada por un señor Esteban Bucat Oviedo, el título lo dice todo: “SEGÚN TRANSMISIÓN RADIAL DESDE EL MINISTERIO DE DEFENSA, FISCAL PROPPER Y DECLARACIONES DEL GENERAL JAVIER PALACIOS, OFICIALES DE LA ESCUELA DE INFANTERIA ACRIBILLARON AL PRESIDENTE ALLENDE”.

sivamente con el Presidente paseándose con un arma y lo acribilla a balazos; en la tercera versión se dice que el general Palacios sube al 2° piso donde encuentra al Presidente muerto y que cinco o seis GAP disparan hasta el final (es decir: mueren). Las tres versiones son inexactas. El presidente se suicidó frente a un grupo de escoltas. No se combatió dentro de la Moneda con los soldados. Habíamos depuesto las armas.

La hipótesis se despliega según los casos en artículos más o menos largos que recogen datos misceláneos sobre lo ocurrido ese día, desde supuestas declaraciones de militares hasta un informe de Policía de Investigaciones u otro del Instituto Médico-Legal, sin que se cite de manera formal ni precisa ninguna fuente. Si bien se anuncia como espectacular, el extraño artículo es de lectura aburrida y poco convincente, por los hechos que pretende afirmar y la falta de referencias verificables. El argumento de autoridad tampoco se hace valer, en este caso, puesto que Bucat Oviedo no es, hasta donde se puede saber, ni historiador, ni periodista, ni investigador, ni tampoco fue testigo presencial de los hechos que relata y que contradicen todo lo sabido y documentado hasta hoy sobre la muerte del presidente Allende el 11 de septiembre de 1973.

- ¿No hubo batalla, entonces?

Los combatientes de la Moneda que sobrevivieron son poquísimos. Los militares se encargaron de asesinarlos a todos en los días siguientes del Golpe. Sólo tres sobrevivieron, probablemente por error. Hugo García Herrera, escolta de Allende, es uno de ellos. Fue testigo de lo que ocurrió dentro de La Moneda ese día. Vive en la región parisina. Lo entrevistamos el 7 de Mayo de 2011. Hugo García Herrera nació en 1944. El 11 de septiembre del 73 tenía 29 años. Militante de las Juventudes Socialistas, era uno de los 20 escoltas que acompañaban día y noche a Salvador Allende desde la campaña electoral del 70 y su elección a la presidencia de la República. - ¿Qué piensa de este artículo? - Lo que más me extrañó son las tres versiones contradictorias de los hechos. Primero se dice que el Presidente Allende muere acribillado por oficiales de la Escuela de Infantería, así como cuatro GAP que lo acompañan; luego se dice que el teniente René Rivero sube con dificultad al 2° Piso y se encuentra sorpre-

10

POLITIKA

- La batalla, si así se la puede llamar, la libraron los aviones de combate de la Fuerza Aérea, los tanques y los blindados del Ejército, los destacamentos de Infantería y Carabineros. Nosotros hicimos resistencia, que es otra cosa. Éramos unos 20 jóvenes, con armas livianas, sin otros medios. Resistimos un cierto número de horas, más que nada por nuestro compromiso y por los principios de justicia y libertad. El Presidente Allende resistió a nuestro lado a un asalto que se organizó desde el exterior del palacio de gobierno. - Volvamos un poco hacia atrás. ¿Dónde estaba usted esa mañana del 11 de septiembre de 1973? - En la residencia de Tomás Moro. A mí me tocó despertar al Presidente a las 6:15 hrs. de la mañana para pasarle una comunicación telefónica de general Subdirector de Carabineros Urrutia Quintana. Comenzaba el Golpe de Estado. - ¿Cómo estaba organizada la escolta de Allende? - La seguridad del presidente estaba bajo la responsabilidad del GAP. Éramos dos grupos de escoltas de más o menos 12 personas que nos turnábamos, con 4 automóviles. A ese grupo hay que agregarle personal de Investigaciones y Carabineros. El GAP decidía la composición de la escolta, el orden de marcha, los trayectos, etc. En el clima de violencia que se había creado con el asesinato del general Schneider en octubre de 1970, se temía por la vida del presidente y se había tomado la decisión de encargarle su seguridad inmediata a un grupo de militantes seguros y leales. La selección para entrar al GAP, en esa época, era muy dura. Yo formé parte de la escolta, junto con mi hermano Isidro, desde muy temprano. Hugo García, con el grupo de turno de escoltas de Allende  y algunos más que llegaron a Tomás Moro - entre ellos Enrique Huerta, administrador del Palacio,

Julio Tapia, chofer de Allende, y el doctor Eduardo Paredes, director del Servicio de Investigaciones - , acompañó esa mañana al presidente hasta La Moneda. - ¿Cómo fueron los últimos momentos en La Moneda? - El bombardeo provocó el incendio cerca de la oficina del Presidente y también del Salón Rojo, donde las inmensas cortinas estaban en llamas, así como los muebles de aparato y la gran alfombra roja de materias sintéticas, que al quemarse producía un calor insoportable y un humo tóxico e irrespirable. - ¿Dónde estaba el Presidente? - En su gabinete, con un grupo de personas. Yo estaba en el puesto que se me había asignado en el 2° piso, arriba de la escalera que daba a Morandé 80. Vi al Presidente dirigirse con el grupo hacia nosotros por el pasillo donde estaban los bustos de los presidentes de Chile. Con cara seria, casi enojada, Allende fue botando con la mano, uno por uno, los bustos de yeso, que eran livianos y no estaban afirmados. Dejó dos no más, pero no sabría decir cuáles. Nos juntó a todos frente a Morandé 80, entre la escalera y el pasillo. Deben haber sido cerca de las dos de la tarde. El Presidente había decidido que el combate tenía que cesar. Nos dirigió unas palabras, diciendo que era mejor que salváramos la vida y continuáramos la lucha afuera. Nos agradeció y reconoció el sacrificio de habernos quedado con él hasta el último momento. Había mucha emoción en sus palabras. Nos pidió que depusiéramos las armas y nos rindiéramos. Todos tiramos las armas al suelo, ahí mismo, en el pasillo frente a la escala. Nos dijo “Ahora vamos a bajar calmadamente.” Cuando algunos empezamos a avanzar hacia la escala para ponernos delante de él, yo veo que camina muy lentamente en el sentido contrario. Nos detuvimos. Se dirigió a nosotros y nos dijo que continuáramos, y que él saldría el último.  -¿Todos salieron? - Absolutamente todos, colaboradores y GAP, salimos por Morandé 80, salvo un compañero que había quedado muy malherido por una ráfaga de fusil, Osvaldo Ramos, “Hernán”, que fue llevado luego a la Posta Central, donde desapareció hasta el día de hoy, y el periodista Augusto Olivares, asesor de Allende, que se había suicidado. Un pequeño grupo se quedó unos minutos más con el Presidente y luego salió. Entre ellos estaba Oscar Año II - Edición Digital Nº 3 (15.05.2011)


Valladares (“Raúl”), jefe de la escolta y que tenía la responsabilidad de permanecer siempre al lado del Presidente.

-¿Porqué, según usted, ha surgido esta nueva explicación de la muerte de Allende?

- ¿Mientras ustedes bajaban, soldados subían?

- Esta explicación es falsa y siniestra a la vez. Falsa porque no corresponde a la realidad. Y siniestra porque da la impresión que alguien trata de justificar algo que más tarde pudiera ser descubierto. No sé qué. O que alguien trata de vanagloriarse con el hecho de haber matado a un Presidente de la República. Se nota en el artículo como una obsesión con la palabra acribillar. Una obsesión de militares exasperados con la idea de matar al Presidente a balazos. Como si su muerte llana no bastara.

- Cuando empezamos a salir por Morandé 80, empezaron a entrar unos pocos soldados jóvenes, conscriptos de la Escuela de Infantería, donde yo hice mi servicio militar. - ¿No hubo combate frente a frente, entonces, con los soldados de la Escuela de Infantería? - No. Estábamos desarmados. Si hubiera habido enfrentamiento, hubiéramos muerto todos junto al presidente. Jamás ninguno de nosotros habría dejado al Presidente arriesgar su vida sin hacer nada. Primero tendrían que habernos liquidado a todos. Nuestra primera prioridad era su seguridad, y siempre la cumplimos. - ¿Y cuando estuvieron en presencia de los militares? - Al llegar abajo de la escala fuimos agredidos a golpes e insultos por militares que nos hicieron salir a la calle y nos tiraron al suelo, boca abajo, con las manos en la nuca, amenazándonos de aplastarnos con la oruga de un tanque. Ahí seguimos atentos esperando la salida del Presidente. Minutos más tarde salieron los otros compañeros de la escolta, entre ellos Raúl-Jano, Aníbal Carlos, Enrique Huerta, y también algunos colaboradores de Salvador Allende. Todos, salvo el Presidente. Los militares se quedaron solos con el cuerpo de Salvador Allende. - ¿Cómo se enteró de las circunstancias de la muerte de Allende? - De la Moneda nos llevaron al regimiento Tacna. Nos registraron, nos pegaron, nos amedrentaron. En un momento dado nos juntaron para llevarnos a las caballerizas del regimiento. En ese breve traslado aproveché para acercarme a Oscar Valladares (“Raúl”), el jefe de la escolta, y le pregunté por el Presidente. Me respondió al instante: “Se mató”. No atiné a pedirle detalles, porque me sorprendió profundamente su respuesta, tan categórica. La misión de “Raúl”, lo repito, era estar al lado del Presidente cualquiera fuera la circunstancia. No me cabe duda que “Raúl” fue testigo del suicidio, como los

Año II - Edición Digital Nº 3 (15.05.2011)

otros compañeros que salieron los últimos. Allende se suicidó delante de ellos. El Presidente no puede haberse quedado solo. No tengo ninguna razón de poner en tela de juicio la palabra de “Raúl”. -¿Qué fue de la escolta presidencial, luego? - “Raúl” y todos los miembros de la escolta —salvo los tres que nos salvamos por casualidad— fueron sacados del regimiento Tacna a los dos días. Los amarraron a todos con alambre y se los llevaron a Peldehue, donde tenían preparada una fosa común. Los fusilaron a todos, y luego les tiraron granadas para destrozar los cuerpos y hacerlos irreconocibles. - ¿Cómo se salvaron los tres que sobrevivieron? - Por error. Por la desorganización de los militares. Nos tenían a todos apiñados en unas caballerizas hediondas. En la noche del 11 al 12 de septiembre llegó un grupo de obreros de la fábrica textil Comandari. Nos deben haber confundido con los obreros de Comandari. Es la única explicación plausible. Fuimos a parar al Estadio Chile. De ahí nos trasladaron al Estadio Nacional. Cuando me liberaron, viví escondido con mi hermano, hasta que unas monjas francesas nos consiguieron asilo en la Embajada de Francia.

El testimonio de Hugo García está lleno detalles que no se inventan. La inmensa alfombra del Salón Rojo no era de lana, pero sintética y tóxica cuando se quemaba. Salvador Allende, minutos antes de su suicidio, derribando uno tras otro los bustos de los presidentes chilenos, como asumiendo en un gesto de rabia que la República, en Chile, se había acabado. Sólo dejó a dos bustos en sus zócalos. Hugo García no vio cuales eran. ¿Es una facilidad imaginar que fueron los de Balmaceda y de Pedro Aguirre Cerda? Balmaceda murió de su propia mano. Las palabras de Aguirre Cerda en la Moneda el 26 de agosto de 1939, durante el Ariostazo, esa intentona golpista del general Ariosto Herrera inspirada por Ibáñez del Campo, marcaron a su joven ministro Salvador Allende. Aguirre Cerda habría dicho en esa oportunidad que no tenía la intención de dejar la Moneda con vida. Con su suicidio, Allende se inscribe en lo que hay que reconocer como una tradición chilena de la muerte voluntaria en honor a la legitimidad de la función otorgada por el pueblo, cuando algunos grupos buscan hacerse del poder por la violencia. Y la historia le ha dado razón. Con Salvador Allende murió la República en Chile. Lo que se hace pasar por ella desde 1990 no es sino un pésimo remedo de democracia, y mientras no cambiemos la Constitución del 80 y su versión maquillada del 2005, no será posible levantar de nuevo una digna galería de bustos de los presidentes de Chile. P

Los combatientes de la Moneda que sobrevivieron son poquísimos. Los militares se encargaron de asesinarlos a todos en los días siguientes del Golpe. Sólo tres sobrevivieron, probablemente por error. Hugo García Herrera, escolta de Allende, es uno de ellos.

POLITIKA

11


Yeti, Pié Grande, el Trauco y Bin-Laden Barack Obama ha incluido a Osama Bin-Laden en el interminable listado de mitos físicos cuyos cuerpos nunca han sido vistos. Y que nunca se verán. Pero el afroamericano que hoy dirige a EEUU no es confiable ni creíble.

S

Arturo Alejandro Muñoz Profesor y escritor.

Luego de que ejecutaron a BinLaden, Obama dijo: “Se equivocaron los terroristas, porque nosotros los americanos nunca olvidaremos”. Pero, respecto de los asesinatos y violaciones a los derechos humanos en América Latina, muy suelto de cuerpo aseguró: “Hay que olvidar el pasado”.

Ilustración de “El Roto”

12

egún contó Obama, el proceso de asesinato duró cuarenta minutos. Consumado el crimen, el cadáver de Osama Bin-Laden fue recogido por los ‘Rambo’ de la marina de EEUU, subido a un helicóptero y lanzado al mar. Subsisten dudas razonables que apuntan a la estructuración de un montaje –uno más- por parte del gobierno estadounidense, ya que hace algunos años, cuando un violento terremoto asoló Afganistán, el gobierno de Francia (o, mejor dicho, el principal servicio de inteligencia gabacho) aseguró que Bin-Laden había perecido víctima del sismo, información que fue compartida por otros gobiernos europeos y asiáticos, hoy aliados de Estados Unidos.  Washington afirma que lo anterior era una falacia, y que la única verdad es la mencionada por Barack Obama. Durante una década, EEUU y sus aliados culparon a Bin Laden de cuanto estropicio y tragedia ocurría en el planeta. Contaban con un chivo expiatorio –una especie de tonto útil- que les permitía esconder sus verdaderas intenciones bajo el disfraz de la democracia y la paz. Crearon un mito, una leyenda… y tal cual les sucede a los mitómanos, finalmente el manejable pueblo norteamericano terminó creyendo en ella, sufriéndola y huyendo de una sombra falaz. Creación de los EEUU y de la CIA Washington, el Pentágono y la CIA crearon al hombre de barba, al misterioso líder que encabezara hace décadas la resistencia afgana ante la invasión soviética. Si alguien se sorprende con esto, más se va a espantar cuando se entere de que Osama Bin-Laden vivió largos años en Nueva York en calidad de estudiante de intercambio. No cabe duda que allí fue “entusiasmado” por la Central de Inteligencia para colaborar con occidente en detrimento de los intereses soviéticos en la zona. De regreso a Oriente, Bin-Laden fue escogido por el establishment políticomilitar norteamericano para encabezar

POLITIKA

la resistencia a la invasión de una ya decadente URSS. Washington armó a Bin-Laden…lo instruyó, lo capacitó, le dio alas y apoyo. Poco faltó para que el inefable Congreso gringo le premiase con una medalla al mérito. El problema vino más tarde, cuando los yanquis decidieron que Afganistán, sin soviéticos, debía contar con la presencia y “admi-

nistración” norteamericana, misma que torpemente deseaba occidentalizar a un país de oriente. No hubo éxito. Peor todavía, el antiguo aliado se tornó díscolo y exigió asuntos que resultaban escandalosos para Washington: ¿independencia, soberanía, libertad de comercio, petróleo de y para los afganos? “¿Qué se creen esos desarrapados barbudos malolientes, islamistas, cavernarios del siglo XIII?”. Entonces surgió el nuevo Bin-Laden. Y fue enemigo, y fue terrorista, y fue asesino, y fue loco, y fue un peligro para la paz mundial, y fue el anticristo…y fue –según los norteamericanos e israelitas- todas esas cosas, y muchas más. Sobrevino el ataque a las Torres Gemelas y a partir de aquel momento, la ‘creación’ estadounidense se convierte en “peligro mundial”. Cerrarle la boca Había que asesinarlo, dispararle en la cabeza, volarlo en mil pedazos, arrojar sus restos mortales al Mar Mediterrá-

neo, o al Rojo, o al Báltico, a cualquiera de ellos…mas, por ningún motivo, capturarlo vivo para que el mundo exigiese observar un juicio en tribunales internacionales, ya que ello implicaría que el planeta se enterara de cuán buen socio de USA –por obra y gracia de USA- había sido el tal Bin Laden. Barack Obama decidió que era preferible nutrir la vieja leyenda y convertirla en mito. Bin-Laden se incorporó entonces al listado de personajes como el Trauco, Pié Grande, Yeti el hombre de las nieves, el monstruo del lago Ness, Drácula y otros seres ficticios (o quizá reales) de similar estampa. Y el Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica se despachó el numerito de su vida al enredarse en explicaciones que aumentaron las razonables dudas respecto a los montajes propiciados y efectuados por instituciones yanquis a lo largo y ancho del planeta. De ese modo, Barack Obama se transformó en el político menos creíble de todo el mundo, pues, definitivamente, nos ha demostrado que sólo se trata de un afroamericano mentiroso, doble estándar y cipayo de sus amos sajones. ¿Cómo confiar en la palabra de un individuo que se contradice absolutamente en tan corto tiempo? Luego de que los SEALS de la marina norteamericana ejecutaron a Bin-Laden, refiriéndose al líder árabe y al atentado a las Torres Gemelas, Obama –como mensaje al mundo islámico- dijo en cadena nacional: “Se equivocaron los terroristas, porque nosotros los americanos NUNCA OLVIDAREMOS”. Pero, cuando estuvo en Chile invitado por Sebastián Piñera, respecto de los asesinatos y sangrientas violaciones a los derechos humanos cometidos por las dictaduras militares en América Latina, muy suelto de cuerpo aseguró: “Hay que olvidar el pasado”. Por ello, para Washington, para la CIA y para aliados como Zapatero, Berlusconi y Sarkozy, es mucho mejor alimentar el mito para esconder la verdad. Después de todo, ningún mito puede derribar un gobierno, ni dar muerte a un genocida. P Año II - Edición Digital Nº 3 (15.05.2011)


Chile: ¿país inestable? Sí, cuándo hablamos de política cambiaria... E

n la promoción de su imagen Chile pretende ser un país “estable”, sobre todo de cara a la inversión extranjera. ¿Qué se entiende por “estable”? En su definición minimalista, es la ausencia de imprevistos políticos, gobiernos efímeros, violencia social o movimientos extremistas. No hay que olvidar que todo esto ha ocurrido en el pasado, así que esa inmunidad no es una característica perenne.

Armen Kouyoumdjian Analista Internacional

“Todas las cosas que tocan a crecer o bajar o mudar la moneda se han de tratar con tal secreto que se sepan y se ejecuten juntamente, porque si se trasluce algo de lo que se trata, más daño hace el recelo de lo que se previene que las propias órdenes practicadas” (Quevedo).

Extendiendo la definición al plan económico y financiero, la estabilidad implica un crecimiento económico sin grandes sobresaltos, una inflación moderada, ausencia de problemas en la cuenta externa o el desempeño fiscal. Tampoco han estado ausentes del país estos problemas en varias épocas de su Historia. Seamos generosos y aceptemos que por cerca de un cuarto de siglo los criterios ya mencionados han sido positivos. La inversión extranjera ha llegado, mayoritariamente en las actividades mineras, de servicios e infraestructura. A los inversionistas se les ha dado todo tipo de ventajas, algunas de dudosa rectitud constitucional, y otros ridículos en un ambiente de libre mercado (¿con qué cara se “garantiza” un retorno mínimo, cuándo el riesgo debe estudiarlo y tomarlo el inversionista?). A pesar de todo lo anterior hay un aspecto del panorama chileno que carece de toda estabilidad, y de hecho es uno de los peores del mundo: el tipo de cambio. En los 20 años que llevo en Chile he vivido un tipo de cambio que osciló de 300 a 785 pesos por dólar (con sobresaltos en el medio), para volver a 430, saltar a más de 600 y caer nuevamente a los 470 que vemos en estos días. ¿Qué efecto tiene esto para el inversionista extranjero? El dinero que ganan o pierden se consolida en las cuentas de la matriz extranjera, en dólares, en euros, o lo que sea. Si la filial chilena vende 20% más en volumen pero el peso se ha devaluado en un 30%, no es buena noticia. Si tiene ejecutivos extranjeros o compra muchos bienes y servicios, gastos en pesos cuyo valor sube, también es mala noticia. Si vende un producto transado internacionalmente en dólares pero con

Año II - Edición Digital Nº 3 (15.05.2011)

gastos de producción en pesos, tampoco está contento. El problema es que cada año su matriz le pide un presupuesto para el ejercicio siguiente, y con una errática política cambiaria se vuelve tan preciso como una apuesta en carreras de caballos para la próxima semana. La incertidumbre es la peor pesadilla en los negocios. Para el empresario chileno que exporta fruta y verdura, o explota el turismo, el impacto no es menos dramático. Frente a un mercado muy competitivo, dónde

hay muchos proveedores de los mismos bienes y servicios en otras partes del mundo, con precios elásticos, el exportador de fruta o el operador de un hotel en Santiago ve desaparecer sus márgenes de utilidad. Una noche en un buen hotel o una comida en un restorán caro de Santiago ya no son una ganga. Con la complicación adicional, incluso en los lugares más selectos, del mal servicio. Es cierto que a pesar de todo, cada día se anuncia un nuevo proyecto hotelero en Santiago. Algunos dicen que es lavado de dinero, pero hablen con los gerentes, que también tienen que enfrentarse a una baja de los ingresos en actividades tales como seminarios y otras, para saber cómo les va. ¿Qué hace el gobierno? Confronta el problema con una mezcla de ineptitud y mentiras. La primera reacción es culpar al extranjero, insistiendo que el dólar baja en todas partes. Verdad a medias, ya que otros países de la región han mantenido un tipo de cambio mucho más estable (Bolivia y Argentina), o reducido el impacto (Brasil y Perú). Para explicar los vaivenes del tipo de cambio se culpa al precio del cobre (argumen-

to que no resiste un análisis a fondo ya que poca parte del dinero se queda en Chile, salvo lo captado por CODELCO), ¡e incluso el comportamiento del Real Brasileño! El problema de Chile es la falta de experiencia de los conductores de las finanzas públicas, ninguno de los cuales se ha sentado ni una hora de su vida en una mesa de dinero. ¿Qué proponen para enfrentar un peso fuerte? “Mejor productividad”, mantra repetitiva que recitan los ministros y el Banco Central, haciendo pensar que estudiaron en un Âshram hindú y no en Chicago. Considerando que el principal costo en la agricultura y el turismo es la mano de obra, tal vez quieren que los empresarios del rubro despidan sus trabajadores, reemplazando así el problema del tipo de cambio por uno de desempleo. Tampoco controlan el precio de los hidrocarburos, la luz y el agua, cuya política de precios es un laissez-faire inmoral. El reflejo más obvio de la ineptitud son las “intervenciones” que se organizan de vez en cuando a través del Banco Central. En lugar de hacerlo por sorpresa, sin cuantificar la intervención, modulándola según la tendencia diaria, anuncian con anticipación fecha, monto y duración. ¿Se imaginan Uds. un general que le avisa al enemigo cuándo va atacar, por cuanto tiempo y con que reserva de municiones? Además, ¿por qué limitar ese ejercicio al Banco Central? CODELCO, ENAP y CORFO también manejan fuertes montos de divisas que bien podrían participar en las intervenciones. Por otra parte no hay razón alguna para descartar los controles de capitales, acción hasta ahora vetada por la catequesis del libre mercado, pero que actualmente va ganando adeptos en todo el mundo. Quizás es el momento de recordar que la crisis que azotó Chile en la primera mitad de los 80 tuvo como causa fundamental un tipo de cambio sobrevaluado. El equipo económico y su fan club académico, que llena las páginas financieras con declaraciones tipo “aquí no pasa nada”, tienen la memoria muy corta. P

POLITIKA

13


Caso bombas:

de lo rídiculo a lo trágico sólo hay un paso

Carlos Philippe Periodista.

De la represión física se ha pasado a la represión moral y social. En Chile, en el 2011, aún se persigue por motivos políticos. Se siguen violando normas internacionales en materia de derechos humanos.

14

L os 14 implicados en el Caso Bombas ya duermen en casa a la espera que se inicie el juicio oral. Se han retirado más de 1.000 pruebas, entre las cuales hasta un poster de Axel Roses. Chile ha sido testigo de una verdadera película muy similar a “En el nombre del padre”. Film ambientado en la Inglaterra de los años 70, donde un grupo de jóvenes fue acusado de atentado (vínculos con el IRA) y cuyo único error fue ser jóvenes e irlandeses en un lugar equivocado. Todo bajo el yugo de la Corona Británica que exigía resultados. En Chile el tema no deja de ser delicado, de hecho es tabú. Se habla muy poco, demasiado poco, so pena de ser relacionado con algún bando. Mejor no opinar, asunto de mantener el orden. Un orden que el Ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, se lo ha tomado como algo personal. Presiona al Ministerio Público para que los conflictos sociales no salgan de un margen impuesto. Fronteras delimitadas para que la población entienda que el que se manifiesta en la copia feliz del edén será tratado como lumpen. Un fiscal con anhelos de fama y una Ley Antiterroristas eran los ingredientes que faltaban para escribir un guión cuasi perfecto. Falto de culpables por los bombazos ocurridos en Santiago durante el 2009, presumiblemente anarquistas, el Ministro del Interior, nervioso, exigió resultados. Los métodos daban igual. El entonces fiscal Alejandro Peña, azuzado,

POLITIKA

no lo dudó: ocuparía todo lo necesario para encontrar los responsables. Así fue, como el 14 de agosto de 2010 se allanaron tres casas. Los medios acudieron a la cita, el ex Fiscal Peña (ahora en un alto cargo en el Ministerio del Interior) en primer plano. Había resuelto el caso. Como una máquina bien engrasada hizo que todo coincidiera. Chile podía dormir tranquilo. Acusados de asociación ilícita: la Ley Antiterrorista lo permite, así como una presunción de inocencia que no existe y añejos antecedentes de algunos de los inculpados. El resto lo hicieron los medios de prensa. El veredicto social fue claro: culpables. Prisión preventiva para todos. Es facultad del Ministerio Público presentar pruebas para inculpar a quien crea pertinente. Luego, ya es tarea de los Tribunales de Justicia. Y acá empieza lo ridículo. Las “pruebas” van desde fotos del Che, hasta cuentas bancarias con sumas irrisorias (con 900 euros está claro que podemos iniciar una guerra), libros de autor, el documental de la Batalla de Chile… Enojo del juez Luis Avilés quien acusó a la fiscalía de “presentar pruebas de cuarta categoría” y falsos testigos, y acusación de dos parlamentarios (Hugo Gutiérrez y Sergio Aguiló) que piden investigar a Alejandro Peña por presuntas faltas. Al parecer la asociación ilícita sólo existe en la imaginación de Peña. Pero, hace falta señalar que los presos políticos -porque es lo que son- tuvieron que realizar una huelga de hambre para captar la atención del

Instituto de Derechos Humanos y de los parlamentarios. Fueron aislados y encarcelados como la peor calaña de la sociedad. También hubo declaraciones que defendían los procedimientos. “Da igual que las pruebas son falsas, lo importante es que se acabaron las bombas” dijo Cristian Monckeberg, diputado RN. O como el director de El Mostrador, Mirko Macari, que en la Radio Bío-Bío reconoció que los métodos eran cuestionables, pero que se debía reconocer que los bombazos habían disminuido. Lúcido, Makari definió a la perfección lo “políticamente correcto” en Chile. Cuya señal de identidad es no profundizar ni cuestionar demasiado, y aceptar la “realidad”. Existe un afán del establishment chileno en crear estereotipos y no forjar personas. Los chivos expiatorios han sido los anarquistas y los mapuches. Lo que se traduce en la imposibilidad de salir de nuestras casas y pensar diferente. Inquieta cómo se aplica la Ley Antiterroristas a cualquier disidente. Se va consolidando un modelo que lleva casi 40 años. Existen fronteras invisibles. Si circulas por dentro eres moralmente aceptado. Si no…, no tienes cabida. De la represión física se ha pasado a la represión moral y social. En Chile, en el 2011, aún se persigue por motivos políticos. Se siguen violando normas internacionales en materia de derechos humanos. No resulta cómodo reconocerlo, pero es indispensable: para no vivir en un cuento mentiroso. P

Año II - Edición Digital Nº 3 (15.05.2011)


Desde España, donde cualquier parecido no es coincidencia

Fosas y Fosos Agitada se ha puesto la actu-

alidad social y política en las tierras donde reina pero no gobierna Juan Carlos I.

Danilo Aravena Sociólogo, Profesor Honorario de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, Universidad Rey Juan Carlos de Madrid.

“... La existencia de un falso bipartidismo (...) que mantienen para alternarse en el gobierno de la nación (...) controlando y disfrutando de las prebendas que brindan las empresas públicas...”

A la aguda crisis económica y laboral de la que hablamos en la edición anterior se suman actualmente dos hechos aparentemente diferentes (pero con una enorme relación entre sí), que centran la atención de los políticos, los medios de comunicación, y de un número, no sabemos si mayoritario o no, de ciudadanos. El primero es que por fin, luego de un largo período de tiempo plagado de ambigüedades y contradicciones (se llegó incluso a la suspensión de un juez de la Audiencia Nacional por intentar hacer justicia), se dio a conocer de forma oficial el mapa de las fosas que a lo largo y ancho de toda España contienen los restos de miles de víctimas de la represión franquista. Treinta y seis años después del fallecimiento del dictador aún quedan por abrir más de 1.200 fosas comunes situadas en cunetas, campos, pozos y cuevas donde yacen miles de asesinados por el mero hecho de haber defendido o apoyado a la República. En total el Gobierno de Rodríguez Zapatero ha localizado 2.232 fosas con la ayuda de las Comunidades Autónomas (ni una sola gobernada por la derecha), Ayuntamientos (ídem), asociaciones de víctimas y ciudadanos que después de más de

Año II - Edición Digital Nº 3 (15.05.2011)

70 años de tan luctuosos hechos han querido colaborar para, si no hacer justicia al menos brindar algo de consuelo y plena dignidad a familiares y compañeros de los asesinados, y dignificar la vida y la convivencia ciudadanas. No hay una sola comunidad de España que no tenga en su territorio fosas comunes, siendo Aragón con 593 y Andalucía con 492 las que más tienen. Los datos que ha entregado el Ministerio de Justicia incluyen también los traslados de restos de republicanos que entre 1959 y 1983 se realizaron al Valle de los Caídos, monumento funerario levantado por los fascistas y en donde está enterrado Franco. Organizaciones de familiares de las víctimas, así como partidos a la izquierda del PSOE, han solicitado que se cambie el carácter de tumba oficial del tirano al monumento fúnebre citado, trasladando los restos del general golpista y haciendo del Valle de los Caídos un lugar de recogimiento y recuerdo para los familiares de los fallecidos en la guerra civil cualquiera haya sido su bando. No sólo los nostálgicos del franquismo han expresado su desacuerdo sino también la “derecha democrática” aglutinada en el Partido Popular (PP). Los lectores podrán preguntarse: Si los franquistas y la derecha democrática se oponen, ¿Que dirá o hará la extrema derecha tan de moda y tan en ascenso en toda Europa? Como dice un spot publici-

tario, Spain is diferent. En el reino de Juan Carlos la extrema derecha está inmersa, y con mucha fuerza, en el Partido Popular. A ello condujo la necesidad de la reacción de aglutinarse frente a fuerza social y política que hasta hace poco tuvo la socialdemocracia española. Y la existencia de un falso bipartidismo que PP y PSOE mantienen para alternarse en el gobierno de la nación, las comunidades y ayuntamientos, controlando y disfrutando de las prebendas que brindan las empresas públicas, la relación con las grandes empresas nacionales y trasnacionales, el control de los medios de comunicación, etc. El lector chileno podrá apreciar el subtítulo de esta columna: “Cualquier parecido no es coincidencia”. El segundo tiene que ver con que, -luego de 36 años de democracia, alguna estabilidad política, social y económica-, la crisis y el bipartidismo han abierto un foso entre la sociedad civil y los dos grandes partidos. Fortalecimiento de los regionalismos, incluso de los sentimientos independentistas en algunas comunidades, pésima valoración de los dirigentes políticos casi sin excepción, inicio de movilizaciones de trabajadores, por ahora tímidas iniciativas de jóvenes estudiantes y cesantes, podrían estar anunciando que los españoles no pueden ni tienen por que diferenciarse de los ciudadanos de Grecia, Portugal, Islandia o Francia. P

POLITIKA

15


La digna voluntad E

José Robredo Periodista

“Nos han hecho creer que recuperar el cobre es casi un imposible, que el marco legal impide cualquier gestión. Falso…”

ste año se cumplen 40 años desde que el 11 de julio de 1971 se aprobara en el Congreso Pleno la nacionalización de la gran minería del cobre y el resguardo de las riquezas básicas de nuestro país. Tal hecho histórico ha sido anulado de la memoria nacional gracias al trabajo mancomunado de la clase político empresarial que hace un par de décadas nos gobierna. Si bien la nacionalización se concretó por la acción decidida del gobierno de la Unidad Popular encabezado por Salvador Allende -que desplegó toda su capacidad política en este asunto- el logro fue resultado de la lucha incansable y la visión republicana que desde los años 30 del siglo pasado dieron Salvador Allende, Radomiro Tomic, Salvador Ocampo, Elías Lafertte e incluso líderes de la derecha de la época como Puga Vega. Conocidas las consecuencias que dejó el saqueo británico del salitre, que incluyó el derramamiento de sangre inocente y el propiciar el escenario para una guerra, se tomó conciencia de que era necesario obtener el control de nuestros recursos naturales que ya estaban siendo explotados por empresas trasnacionales sin dejar un peso para el erario fiscal. ¿Te suena familiar? A pesar de las trabas impuestas por las trasnacionales y su gobierno (EEUU) se fue avanzando en la concreción de este anhelo; el primer avance fue con Frei Montalva y su mode-

POLITIKA “Hacerse su propia opinión deja de ser un comportamiento de esclavo” (Jean-Jacques Rousseau)

16

POLITIKA

rada “chilenización”, la que finalmente terminó beneficiando a las utilidades de las trasnacionales; luego la decisión de Allende de impulsar un proyecto que significaba “iniciar el camino de la independencia económica definitiva” y que era el resultado de la generación de una “conciencia nacional”. Decía Allende a los trabajadores del cobre en Rancagua el 11 de julio de 1971, bautizado como “Día de la Dignidad Nacional”: “Compañeros mineros, una vez más debo recordarles que el cobre es el sueldo de Chile, así como la tierra es su pan… El futuro de la patria, el sueldo de Chile, está en las manos de ustedes. A defender la revolución desde el punto de vista político con la Unidad Popular y defender la revolución con la producción que afianzará el Gobierno del pueblo”. Proyección de Estado, visión de país, incluso a sabiendas de que este acto apresuraría los planes de la conjura que se gestaba a partir del 4 de septiembre de 1970. Han pasado 40 años de este momento sublime de voluntad política y de dignidad como nación y hoy nos encontramos tal como en 1930. El retroceso se concretó a partir de una serie de oscuros e intrincados decretos emanados de la mente de José Piñera (hermano de Sebastián), que establecieron la llamada “Concesión Plena”, subterfugio que le permite a los “concesionarios”hacer uso y abu-

so de los recursos mineros a los que tengan acceso. La explicación para tal aberración era que “con los impuestos que pagarían las empresas se compensaría la perdida”. De las pérdidas sabemos. Del pago de esos impuestos aun no se tiene noticia. Durante 20 años las trasnacionales han instalado sus containers para llevarse “con pala” todo el concentrado de cobre que han podido, que aparte del metal rojo incluye molibdeno, litio, oro, plata; junto con contaminar los pueblos aledaños a sus faenas. La teoría de Piñera sigue hundiéndose en el fango ante los resultados de los principales conglomerados mineros privados. El silencio cobarde concertacionista los hace cómplices del saqueo que hoy se lleva a cabo. Los intentos por recuperar la dignidad se han estrellado contra la anti-patria que ha usado de todo el poder del aparato estatal. A ellos se unen los medios, elemento fundamental de esta encrucijada. Nos han hecho creer que recuperar el cobre es casi un imposible, que el marco legal impide cualquier gestión. Falso, sólo depende de la voluntad de aplicar el artículo 24 número 5 de la Constitución: “El Estado ostenta el dominio absoluto, exclusivo, inalienable e imprescriptible de todas las minas”. Al parecer la voluntad, la dignidad y la valentía quedaron en los libros de historia. Aun queda tiempo para reverdecerlas. P

Editor general: Luis Casado Colaboradores: Roberto Pizarro - Alejandro Kirk - Armando Uribe Echeverría Carlos Philippe - Carlos Tomic - Héctor Vega - Arturo Alejandro Muñoz - José Robredo - Armen Kouyoumdjian Danilo Aravena Diseño gráfico: Editorial Latinoamericana.

Año II - Edición Digital Nº 3 (15.05.2011)

POLITIKA Nr 3 - año 1  
POLITIKA Nr 3 - año 1  

Tiempo de Movilizaciones - Hidroaysen- Defensa de los recursos.

Advertisement