Page 6

impulsado a casi el 50% de los estudiantes que ejercieron su voto, a optar por esta inesperada decisión. Situaciones como esta nos cuestionan sobre la importancia que se le debe atribuir a este voto, cuyas diversas interpretaciones provocan una imagen distorsionada hacia él, haciendo que pierda su esencia verdadera. Sólo hasta el momento en que el voto en blanco logre recuperar su arjé, se conseguirá hacer que su impacto e incidencia sea de carácter trascendental. Para ello, debemos dejar de actuar como “ateos” y “zombis” de la política, y comenzar a ser colombianos, pues únicamente aquellos ciudadanos que se preocupen por el futuro de su nación y el progreso de ésta, pueden tener el honor de nombrarse a sí mismos como “verdaderos colombianos”.

POR YURLEY GARAY VANEGAS

LA EUTANASIA EN COLOMBIA Desde hace varios años se escucha por los pasillos de la UCI un término mal llamado “homicidio por piedad”. Esta palabra ha adquirido otro sentido, algo más específico: procurar la muerte sin dolor a quienes sufren. Todavía este sentido es muy ambiguo, puesto que la eutanasia, así entendida, puede significar realidades no sólo diferentes, sino opuestas profundamente entre sí. Ejemplos que nos da Juan Guillermo Ortíz; dar muerte al recién nacido deficiente que se presume que habrá de llevar una vida disminuida, la ayuda al suicida para que consume su propósito, la eliminación del anciano que se presupone que no vive ya una vida digna, la abstención de persistir en tratamientos dolorosos o inútiles para alargar una agonía sin esperanza humana de curación del moribundo, etc. Pablo J. Ginés, en un artículo del diario Forum Libertas afirma que la legalización de la eutanasia afectaría notablemente a la población. Como lo es en el caso de Holanda. En dicho país esta práctica ya no solo es realizada en enfermos sino también en gente que no quiere vivir como lo es el caso del senador socialista Brongersma. Esto me hace recordar cuando hace unos pocos años mi mamá me contó la historia de mi primo Iván Camacho, quien duró 7 años en coma. Sin embargo, esto no fue motivo por el cual mi tía le quisiera practicar la eutanasia, los médicos de dicha clínica le rogaron por más de 2 años que lo desconectaran pero el amor de madre fue más grande que esto. Sin conocer cual fuera su posición al PAGINA 6|LA HUELLA CALASANZ

respecto el día 18 de Agosto del 2012 Iván despertó y le agradeció a su madre por el apoyo y por no arrebatarle el derecho de la vida. ¿Por qué estos doctores querrían desconectar a Iván? Sera por el hecho de que con la legalización de esta práctica lo que se lograría es un menor gasto económico ya que un paciente terminal se puede llegar a gastar medicamentos y cuidados por más de 2 años y esto aumentaría los gastos de dicha clínica. En lo personal quisiera saber si cuando estos doctores decidieron tomar estos cargos pensaban en ganar dinero o en salvar vidas, aunque por lo visto la respuesta es más que obvia. Esto es lo que miran los “honorables” legisladores que desean la legalización de la eutanasia en Colombia. Pero, ¿Cuál es entonces el sustento de una ley de este estilo?, ¿Tenemos estudios juiciosos al respecto? Como se ha querido hacer con el aborto ¿Vamos a convertir ahora la eutanasia en un acto médico sin serlo? Si estamos buscando la Paz de Colombia ¿Cómo alentar una ley para matar colombianos?

Me pregunto si las personas que apoyan la eutanasia han leído en la biblia esta frase: « No es lícito matar a otro, aunque éste lo pida y lo quiera y no pueda ya vivir... para librar, con un golpe, el alma de aquellos dolores, que luchaba con las ligaduras del cuerpo y quería desasirse». Dios nos da la vida y es el único que tiene el derecho propio de quitárnosla. Se ha odio nombrar varias veces por nuestro pontífice que no es moralmente aceptada esta práctica y no es bien vista por la iglesia. Ahora como ciudadana colombiana quisiera aportar una solución a esta pregunta de si se legalizará la eutanasia en Colombia o no. Al pensar en aprobar esta ley tenemos que pensar principalmente en los afectados, así como nosotros lo vemos con ojos ajenos pensando solo en nuestras creencias sí un paciente está en su etapa terminal y sufre, ¿Porque no le damos el derecho de decidir sobre su vida? Lo que deberían hacer nuestros legisladores es alentar una ley en la cual haya estrictas normas sobre esta práctica como lo serían que el paciente presente una enfermedad de tipo terminal la cual le ocasione intenso dolor o sufrimiento y no se pueda solucionar de otra manera; que otro médico lo haya examinado y tenga el mismo dictamen; la más importante de todas que el paciente de manera consiente lo solicite, que sea voluntad propia.

POR: MARIANA PEDRAZA

LA HUELLA CALASANZ ED 3 2015  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you