Page 7

no había forma de no reconocer el enorme esfuerzo y las horas de viaje gastadas para cumplir con su cita programada. Estar presente en cada juego al que fui fue una experiencia única. La energía que emanaba de los que apoyábamos y de los jugadores dándose ánimo a sí mismos y planeando estrategias, fue lo mejor de esos tres días. Incluso los gritos de los entrenadores complementaron la experiencia. Aunque experimenté una gran frustración por no encontrar quien jugara ajedrez conmigo, debo admitir que pasé varias horas en la biblioteca observando los encuentros en esta disciplina. Me siento obligada a destacar además, la actuación de nuestro equipo de básquetbol, que a pesar de no llegar a la victoria, me hizo vibrar al ritmo del drible del balón. También la actuación de nuestro equipo de fútbol, que se levantó una hinchada digna de las barras bravas del estadio. Esas, entre muchas otras cosas, le dieron a mi experiencia un sabor inolvidable. Y a pesar de que no llegué a conocer mucha gente, -debido a que las más pequeñas del bachillerato se dedicaron a acaparar a nuestros invitados masculinos-, sí pude ver que calasancio llama a calasancio, y que la parte del vídeo de presentación de los juegos “aquí más que rivales encontrarán amigos”, se cumplió a la perfección. Creo que cuando llegó el momento de la despedida nadie quería decir adiós. Por mi parte acudí al evento de clausura, más por casualidad que por otra cosa, y puedo decir con toda certeza que la felicidad de que la copa se quedara en casa, no fue nada comparada con la sensación de misión cumplida que sobrevino después de escuchar de boca de nuestros invitados que habían disfrutado de su experiencia en la ciudad.

LA HUELLA CALASANZ|PAGINA

7

LA HUELLA CALASANZ edicion 2 octubre 2014  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you