Issuu on Google+

Fotografía de Ban Vel

PÁGS. 4 y 5

E n t r e v i s ta c o n M a r i o R o b e rt o M o r a l e s

¿Una revolución de colores?

Guatemala, 18 de septiembre de 2015

suplemento semanal de la hora, idea original de Rosauro Carmín Q.


Página 2 / Guatemala, 18 DE SEPTIEMBRE de 2015

(In)dependencia Este 15 de Septiembre se celebró una vez más en Guatemala lo que hace casi doscientos años fue, digamos, una especie de canjes de poder; una transacción, por decirlo así, bancaria; donde la élite criolla negoció el cambio de poder y así, sin choque sangriento, firmaron un acta en la que se pactaba que se dejaría de entregar impuestos a la Corona para que los criollos pudieran apropiarse del poder político en su totalidad, porque si bien los criollos tenían el poder económico, no tenían acceso a la clase política y justamente eso fue lo negociado y firmado. 26 años después creaban la República de Guatemala.

E

Por Sergio Castañeda

ste 15 de Septiembre de 2015 las celebraciones por la supuesta i nd e p e nd e nc i a no se hicieron esperar, vinieron de la mano con el patriotismo de pacotilla que consume buena parte de la población, producto de un sistema educativo mediocre que no prioriza en estimular el pensamiento crítico de los estudiantes ni la formación humanista y social de éstos, sumándole la reproducción del discurso hegemónico con el que los grandes medios de comunicación nos bombardean noche y día. Este 15 se celebró nueve días después de haberse llevado a cabo un proceso electoral por demás viciado, embarrado en escándalos de corrupción con los ex mandatarios “patriotas” presos y ligados a proceso y

Ilustraciones de Verza Til

con el deterioro cada vez más hubiese sido un paso radical y evidente de un sistema oli- fundamental en el camino de la transformación del sistegárquico-militar que ya no da ma). Esto responde a una espara más. Resulta imperante comprender tratégica sistemática para haque los cambios que se necesitan cer creer a la ciudadanía que se son profundos y que rebasan una encontraba empoderada y que coyuntura, pues los problemas en patrio ardimiento fueron a que nos aquejan son estructu- las urnas olvidando lo fundarales e históricos, y mientras eso mental de la postergación elecno sea comprendido, difícil será torera, para que de esa forma incidir realmente como sujetos el Tribunal Supremo Electoral pudiese declapolíticos. Y es que “…el patriotismo de pacotilla rar posterioruna vez más que consume buena parte de mente, en una movieron las la población, producto de un especie de cirpiezas a su sistema educativo mediocre co vernáculo, que el pueblo antojo, pues días antes de que no prioriza en estimular guatemalteco el pensamiento crítico…” dio muestras las elecciode un gran vanes se dio la renuncia de Otto Pérez Molina, lor cívico por el porcentaje de implicado en corrupción, lo cual población que asistió a las urera una de las mayores deman- nas y cuanta demagogia y retódas de la ciudadanía, quizá y rica barata usted se imagine. Con esto no quiero decir que lamentablemente, por encima de exigir la postergación de las me disgustó la noticia de la reelecciones (lo cual, de lograrlo, nuncia y, posteriormente, cuan-

do se ligó a proceso al señor Otto Pérez Molina, aunque sí es lamentable que muchos sectores no se hayan indignado sino hasta ahora porque Tito Arias esté implicado en corrupción y nunca antes hayan mostrado indignación por tener como presidente a alguien que ayudó a perpetrar el genocidio, pero así es la lógica muchas veces en este Macondo. Lo que recalco es que este país que celebró su (in) dependencia necesita soluciones estructurales y no atol con el dedo electoral. Es por eso que la lucha debe continuar, por muy decepcionante y lamentable que resulte pensar que Nito o Sandri estén muy cerca de llegar a la casa presidencial. Imperante resulta comprender que no le toca a nadie, que ninguna opción es buena y que en cambio hay que apostarle a la transformación del Estado desde la raíz. Solo luego de eso podremos comenzar a hablar de independencia.


a

Guatemala, 18 DE SEPTIEMBRE de 2015 / Página 3

Para quien quiera conocer la mentalidad del guatemalteco Por Ángel Valdés

Para la viajera o el viajero que llega por estos días a Guatemala y quiere conocer la forma de pensar de sus gentes, lo mejor que puede hacer es ver las celebraciones por el Día de la Independencia el 15 de Septiembre.

E

n todos los desfiles, actos y cualquier ocurrencia al respecto, aparecen algunas y algunos disfrazados de indígenas. ¿En qué cabeza enferma germinó la idea de inculcar a las mentes infantes y púberes que los indígenas participaron en el proceso de Independencia? En los establecimientos escolares de cierto nivel económico, aunque ahora la idea se ha propagado a todos lados, se les dio por organizar mercados diminutos, tipo mercadillos, y ponen a las y los alumnos a vender comida típica, vestiditos de... indígenas. -aunque ojo, ellos lo llaman “de inditos”- la marimba a todo volumen y los padres y madres compran aquello a precios altí-

simos, los fondos quedan en el colegio, pero la cuestión es ¿qué mente perversa insiste en inculcar que los indígenas participaron en la Independencia? Pero si se observa más a fondo, se aprecia el desprecio que por la población indígena tienen los no indígenas, ¿acaso en las escuelas de niñas y niños indígenas se disfrazan de criollos y escenifican estampas alambicadas, cursis y burlescas de sus vidas? Luego viene la “ceremonia” de la antorcha, que ahora no bastando con los días previstos se ha ampliado más y empiezan el día 10 sino es que el 9 o el 8. Si hemos visto brutalidad y desprecio solapado en “inocentes” mercadillos, desfiles y actos, lo de las antorchas refleja el verdadero latir de todas las Guatemalas sin exclusión alguna. Se observa a las y los corredores por la carretera; el que encabeza la cuadrilla patria porta la antorcha con independentismo celo, mientras tanto a los costados de la ruta que cruza por pueblos, caseríos, casetas y cualquier sitio que cuente con un humano chapín, están nutridos de una enardecida concurrencia apertrechada de bolsitas con agua, toneles

provistos con el líquido vital, mangueras y cuanto artilugio se preste para manejarlo. Al cruzar la antorcha aquellas barreras humanas, la concurrencia cual asiduos al circo romano para ver luchar gladiadores, lanza un rugido estremecedor que asusta hasta las mismas piedras y empieza el espectáculo denigrante, inhumano. Al ver aquello, la viajera y el viajero comprenden perfectamente bien porque aquí matan gente todos los días y nadie se conmueve. Al ver aquello la viajera y el viajero comprenden por qué nada cambia y se persiste en los esquemas de hace casi dos siglos atrás, aunque de tanto en tanto se organicen movilizaciones, hagan renunciar a sus mandatarios y luego se retorna al modo de siempre: nada de cambios y menos violentos, nada de aventuras “progresistas”, nada de transformar las estructuras de la nación y por supuesto nada, pero nada de derechos políticos y económicos a los indígenas. Los derechos culturales sí, porque nos proveen de ideas para recrear las fiestas patrias. Espero que hayan tenido un feliz megapuente de independencia.


páGina 4 / Guatemala, 18 De septiembre De 2015

¿Una revolució Análisis de

E

s probable que a partir de las fiestas electorales y cívicas usted aún esté bajo los efectos de la embriaguez patriota. De ser así lo más recomendable es que siga su recorrido y se evite las agruras o migraña que podría provocarle esta lectura. Luego de leer la columna de opinión de Mario Roberto Morales publicada en elPeriódico la semana pasada me quedé con la espinita de conversar con él y conocer más sobre las denominadas “revoluciones de colores”, el particular caso de Guatemala con nuestra “revolución azul y blanco” y la extraña coyuntura política que vive el país. Para ello me dirigí las márgenes del Centro Histórico y visité la casa de este escritor y académico guatemalteco ganador del Premio Nacional de Literatura “Miguel Ángel Asturias” y miembro de la Academia Guatemalteca de la Lengua. ¿Usted participó en las manifestaciones de los sábados? Fui a algunas de las marchas en la Plaza por curiosidad. Las venía analizando por la televisión pero a veces la pantalla no le da a uno la visión de conjunto que le da estar en la plaza, allí uno está parcializado por el entorno. Naturalmente pude comprobar que la mayoría de la manifestación humana que había allí era festiva y hedonista, era una diversión. Se trataba de protestar indignadamente contra la corrupción. Algo que noté desde el principio es que

EntrEvista con Mario robErto MoralEs por salazar o

la corrupción eran Baldetti y Pérez Molina, es decir, si Juan Carlos Monzón no hubiera sido el primer señalado, únicamente la atención se habría concentrado en Baldetti y Pérez Molina. Había una personificación de la corrupción en dos individuos y eso hace perder de vista que la corrupción es inherente al sistema, un sistema primero económico y después político. Sin embargo en algún momento creí que de esa movilización podía surgir otro tipo de manifestación reivindicativa en una especie de alianza del movimiento popular organizado (sindical, campesino, indígena, mujeres y estudiantes) con las capas medias urbanas que estaban llegando a La Plaza, toda esta gente que iba a soplar vuvuzelas y que se aglutina en torno a las convocatorias de las redes sociales y que insistió hasta el final en que ese movimiento no debía tener organización, que no debía tener jerarquías y objetivos tácticos-estratégicos sino simplemente su fin era protestar, eso era libertad, eso era lo de ahora, lo otro es pasado de moda, lo izquierdista, de guerrilleros. Mucho me temía que esto fuera efímero. ¿La denominación “revolución azul y blanco” cómo se vincula con el concepto de las revoluciones de colores? Me puse a averiguar sobre la decepción de la Primavera Árabe y ahí me topé con este concepto de “revoluciones de colores” y con el libro de Gene Sharp el cual lleva por título Politics of Nonviolent Action (1973). Ahí se describen tácticas hegemónicas que no recurren a la dominación a través de la fuerza, no se trata ya de hacer que la gente haga una cosa coaccionada por las armas o por la ley sino se trata de que lo haga influida por las redes sociales, la televisión e imbuida en esta mentalidad posmoderna de las juventudes para las cuales la gratificación inmediata hedonista es lo único que hay, el carpe diem, el let it be. Estás tácticas están dirigidas a este tipo de personas, de la generación X para abajo. Generaciones que han sido víctimas del intelicidio audiovisual sistemático. Fue a través de esta pequeña búsqueda que empecé a distinguir el guión al que obedecían las movilizaciones y también empecé a sospechar de la CICIG. Pero ojo, la CICIG en buena hora está en Guatemala, yo no descalifico sus acciones y en buena hora hizo lo que hizo, en buena hora Baldetti y Pérez Molina están presos, perfecto. Ahora veo que todo esto corresponde a intereses mayores, la CICIG es un organismo de Naciones Unidas y las Naciones Unidas están dominadas por Estados

Unidos entonces ¿qué vínculo puede haber entre Estados Unidos, la CICIG y la lucha contra la corrupción? Establezco que en nombre de esa lucha que representa una política exterior similar a lo que han representado la lucha contra el narcotráfico y la lucha contra el terrorismo. En nombre de la lucha contra la corrupción se procura desestabilizar gobiernos como el de Venezuela, como el de Argentina, Ecuador y Brasil. Se trata de una política exterior para cambiar regímenes y gobiernos. Atando cabos la CICIG es parte de la política exterior de Estados Unidos que se llama “lucha contra la corrupción”. Pero ¿por qué la CICIG acusa a unos y salva a otros? El caso de la “Línea 2” que prácticamente está intacta de no ser por Muadi y alguien que cayó por lo del IGSS, nadie más está señalado. Todo esto obedece realmente a la gran estrategia involucrada en el Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte, que es un plan de Estados Unidos no solo para contener la influencia china en Nicaragua con el gran canal interoceánico que están construyendo los chinos allí y la influencia rusa que está en Costa Rica y en Nicaragua sino es además la manera de militarizar la zona para asegurar las inversiones del capital corporativo transnacional en este espacio de Centroamérica. Se trata de limpiar la mesa de impresentables Eso son las revoluciones de colores. porque francamente Pérez Molina y Baldetti eran demasiado ostentosos, demasiado ob¿Qué representa la virtual victoria electoral scenos. No solo en su robo sino en darlo a con- de Jimmy Morales? ocer, comprando propiedades y lujos. Estados Creo que es quedar peor que con Pérez MoUnidos no podía permitirse ese lujo de tratar lina y la Baldetti. Jimmy Morales representa con impresentables, necesita gente más discre- cuarenta años hacia atrás, son los militares de ta para implementar su plan y por eso va haber la contrainsurgencia, los militares de los desaCICIG en Honduras y también en El Salvador. parecidos. Ese es el arte de la revolución de colores, hacer creer a la gente que ellos tienen la iniciativa. ¿Usted interpreta a Pérez Molina como un Hay gente que todavía cree que por sus movi- militar más progresista? lizaciones cayó Pérez Molina y la Baldetti. CuClaro, él era de los militares de la paz, así se ando escribo lo que escribo se enojan conmigo les llamó. Fue de los que firmó a paz mientras y los comprendo porque es como decirles: lo que los que están con Jimmy Morales fueron que hicieron ustedes estaba calculado. Lo peor los que nunca quisieron que se terminara la sería que este sábado no huguerra, ellos no querían fir“…no se traguen mar la paz. ¿Entonces qué biera nada después de los resultados de las elecciones. la píldora de que sentido tuvo todo esto? Si eso sucede significaría que “Guatemala despertó”, yo No sueño con una Guatela gente ya se tragó la idea de creo que no, simplemente mala autónoma, independique ellos acabaron con los ente. Estamos en la época de cambió de pesadilla.” la globalización y sé que socorruptos y ya pueden irse a su casa y que ahora viva Guamos el área de influencia de temala con Jimmy Morales. los Estados Unidos, lo único por lo que lucho Todo esto de las antorchas y las caminatas como columnista es porque la gente tome concon la cara pintada, el hecho de andar sop- ciencia crítica de esa situación. lando vuvuzelas…usted se le acerca a cualquiera y le pregunta qué es la independen¿Qué características tiene la revolución cia o qué significó y no saben o incluso se azul y blanco que no comparte con respecto ponen a vestir de indígenas a los niños para a otras revoluciones de colores? la independencia cuando ni los indígenas ni El esquema es el mismo, es decir, la gente se los ladinos tuvieron algo que ver allí, fue un moviliza, se cree el papel y en esto ya están caypacto entre criollos. Lo que usted ve en estas endo en la cuenta varios: las cosas siguen igual manifestaciones masivas es la honda igno- o peor, es decir, hay algunos cambios para que rancia popular y la manipulación de masas. todo siga igual. ¿Cuál es el resultado de nues-


Guatemala, 18 De septiembre De 2015 / páGina 5

ón de colores? coyunturA

ochoa / FotograFías dE ban vEl y salazar ochoa

tra revolución azul y blanco? Jimmy Morales, ni siquiera podemos decir que hubo cambios para que todo siguiera igual sino hubo cambios para que las cosas empeoraran, ese es el esquema. En lo particular, el confite que se le da a la gente, lo que se decía sobre que la capa media nunca se moviliza ha cambiado. Si la capa media se moviliza es a través de la festividad, para gozar un rato pero si se trata de organización, de jerarquía, de objetivos tácticos y estratégicos ahí ya no va. A lo que aspiro es que la mayor cantidad de guatemaltecos, sobre todo aquellos que partic-

iparon con entusiasmo en las manifestaciones se pongan a pensar críticamente en esto y que no se traguen la píldora de que “Guatemala despertó”, yo creo que no, simplemente cambió de pesadilla. ¿Cómo podrían reencauzarse estas manifestaciones? Sigo pensando en que es solo a través de la movilización popular que el pueblo avanza, se requiere cambiar las consignas y continuar la lucha para cambiar la Ley Electoral y de Partidos Políticos, la de Compras del Estado, todas aquellas que haya que cambiar y que han sido pro-

puestas por varios grupos. Sobre todo ir hacia la refundación del Estado, hacia una Asamblea Nacional Constituyente y que el pueblo forme organizaciones fiscalizadoras de la corrupción y estratégicamente cambiar la matriz oligárquica de la economía, que esta se convierta en una economía en donde haya muchos empresarios pequeños que es lo que hasta el día de hoy no se ha permitido. Se necesita un capitalismo donde haya más capitalistas Bajo esa “lógica” de lo menos peor ¿Cómo observa a los dos candidatos que están en la segunda vuelta? Si uno ama la vida va escoger la enfermedad que más vida le va a permitir. En ese sentido podría hablar de Sandra porque por lo menos tiene un voto popular duro al cual se debe, por ende se esperaría que algo hiciera por ellos. Jimmy Morales no, él es populista además de fascista aunque probablemente su escasa cultura no alcance para que él llegue a darse cuen-

ta de eso. Ya dijo que va abolir los pactos colectivos, dice además que no avala el matrimonio gay y el aborto o sea toda la línea del Tea party del partido republicano estadounidense, es un Donald Trump tropical. Entonces, así, a regañadientes y con el brazo doblado yo diría que entre estos dos pues es mejor Sandra. ¿Alguna reflexión final ante este panorama político? Es imprescindible que la juventud pase de una conciencia hedonista-festiva a una conciencia crítica-organizada, es la única forma que la historia nos indica que sirve para hacer cambios políticos. En ninguna parte del mundo la fiesta ha hecho cambios políticos, nunca en la vida. La festividad está bien pero digamos, la lucha por el poder que es la política no tiene que ser divertida de la misma manera en que es divertido beber tragos o fumar mota, es un tipo de satisfacción distinto y es a eso a lo que habría que tirarle.


Doscientos quetzales de colores

Página 6 / Guatemala, 18 DE septiembre de 2015

Por Désirée Cordón.

Una circular venía engrapada a mi agenda de la Pascualina. Todas teníamos la misma agenda porque era el único elemento colorido que nos permitían tener sobre el escritorio. La agenda Pascualina venía desde Argentina hacia una oficina donde la mismísima directora nos vendía semejante pieza por un precio demasiado alto. Tenía emoción por escribir sobre ella con mis lapiceritos de colores, tenía armonía por voltear de página para que un personaje me diera otro consejo con un “Che, mina” que no entendía. Entre tanto color, la maestra decidió atentar contra mi pieza y apuñalarla con una nota de línea punteada para separar el manifiesto del codito firmado.

L Fotografía de deliciasdeguatemala.blogspot.com

Fotografía de Lalo Landa

a circular ordenaba “enviar a su hijo(a) vestido(a) de indito(a) y llevar productos que puedan vender porque se estará llevando a cabo un mercadito”. Mi madre trabajaba en un bufete, tenía uñas rojas y largas, el pelo le olía a salón y a mucho que hacer. Los papeles en la mesa del comedor se multiplicaban y no había tiempo para analizar las implicaciones sociales que comunicaba el tumor que le había salido a mi Pascualina. Así que el fin de semana dimos vueltas para quedar bien con el colegio. Me emocionaba la idea de vender, a mis añitos ya me habían diagnosticado una timidez crónica. Vender era tener que hablar, vender era tener que interactuar y sumar. Vender ya comenzaba a sudarme las manos. Mi padre me compró 200 quetzales de dulces típicos. Coloridos como mi agenda. Pasé la noche en vela pensando que el día siguiente tendría que domar mis nervios y dar bien los vueltos. Era lindo, era como estar enamorada. Mi mamá me trenzó en pelo y la blusa me picaba un poco, me quedaba grande, mi cuerpo no la reconocía. En mi mochila llevaba todos mis productos azucarados y los fui viendo a través del zipper

durante todo el viaje en bus. Recuerdo poner mis cajitas sobre la mesa, estaba parada sobre unas sandalias de plástico y detrás de mí había un quetzal de cartulina. Me sentía alta e importante, el negocio se me subía a la cabeza. La psicóloga se hubiera ido de espaldas con la performance que tuve. Vendí los 200 quetzales de dulces y mi compañera de al lado solo logró vender dos tostadas. Estaba orgullosa. Quería llegar a casa con billetes y demostrarles a mis papás que sí podía hablar con las personas. Guardé mis cajitas con polvito de color mezclado y mi maestra me llamó al salón. Realmente nos llamó a todos, pero en mi cabeza solo estaba yo. Yo, la que vendí mucho. Nos felicitó, me felicitó. Nos pegó estrellitas en la frente, me pegó una estrella enorme en la frente y me quitó mis doscientos quetzales. Al parecer la venta del mercadito sería para comprar un televisor y un lector de cd’s para preprimaria. Eso no estaba escrito en el codito. Llegué a mi casa llorando y mi mamá me consolaba mientras me quitaba los hules de las trenzas. Mi padre se molestó enormemente porque el colegio era suficientemente caro y escribió una nota en mi agenda de colores.

Retro Por redacción Cultura

En el marco del “Año de Italia en América Latina”, una iniciativa promovida por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de la Cooperación de Italia con el objetivo de reforzar la presencia italiana en el continente a través de un articulado programa de actividades que pretenden representar de manera integrada todos los aspectos de nuestra identidad y nuestros valores.

E

l evento, que se desarrolla a lo largo de 18 meses (desde enero 2015 hasta el primer semestre 2016) se propone incrementar las relaciones entre Italia y América Latina, alimentadas por una cercanía que se basa en la inmediatez y la profundidad de las relaciones humanas, las raíces históricas compartidas y una común sensibilidad cultural. Una cercanía que se ve reflejada en el renovado interés puesto por el Gobierno de Italia en los Países de Latinoamérica, recientemente ratificado en ocasión de la VII Conferencia Italia-América Latina y Caribe celebrada en Milán el pasado mes de junio.

Exposición fotográfica del 23/09 al 09/10 Inauguración martes 22 de septiembre – 19 horas. Sede Instituto Italiano de Cultura Entrada libre

‘‘Cultivos en Balanyá’’


Historias detrás de la imagen

Guatemala, 18 DE septiembre de 2015 / Página 7

ospectiva de Marino Cattelan Es en este ámbito que en los últimos meses se han llevado a cabo en Guatemala algunas prestigiosas actividades culturales organizadas por el Instituto Italiano de Cultura. Otra de ellas será una noche especial también realizada en el marco del Año de Italia en América Latina la cual se celebrará el martes 22 de septiembre en la sede del Instituto Italiano de Cultura y tendrá como protagonistas las hermosas imágenes de Marino Cattelan. “Capturar las expresiones humanas es una tarea insólita, difícil y fascinante. Dolor, alegría, miedo, admiración, son aspectos diarios de cada existencia. Pocos observan esta armonía, como pocos esperan un amanecer o un atardecer, pues generalmente vivimos distraídos y ocupados. No hay nada más enigmático, místico y   asombroso que el ser humano. Penetrar el misterio que encierra una mirada, un gesto, una mano envejecida por el duro trabajo en el campo o  un rostro arrugado como una hoja seca, es lo que siempre me ha cautivado en mis numerosos viajes en la región. Tuve el privilegio de recorrer por casi 30 años volcanes, selvas, ríos, humedales, pero lo  que más me hizo temblar el alma fueron las miradas tejidas con colores, sudor y sufrimiento…. Quiero dedicar mis huellas a esta Tierra como una carta de amor”.  Marino Cattelan.

‘‘Anciana Ixil, 1990’’

Marino Cattelan (Vicenza, Italia, enero 1957) Llega a Guatemala a finales de los años 80 como voluntario de una misión italiana que trabaja con niños huérfanos de la guerra civil. Fotógrafo, escritor, viajero apasionado e inagotable, en sus fotografías Cattelan se deja inspirar por la belleza de la naturaleza para llegar a la profundidad del ser humano, a través del trabajo, la tierra, la vida y los rituales de la población indígena. Es autor de numerosas publicaciones fotográficas sobre Guatemala y otros países centroamericanos. En 1994 funda la Editorial Xibalbá Publicaciones. Sus fotografías se encuentran en los más conocidos calendarios y en numerosas postales de Guatemala. Todas las numerosas publicaciones fotográficas y narrativas de Cattelan están relacionadas con la cultura indígena rural de Guatemala y otros países centroamericanos como es el caso de Honduras y El Salvador. En el año 2011 presentó “Imágenes de Guatemala” en la Bienal de Venecia.

‘‘Pescador de Las Lisas, Santa Rosa’’


Página 8 / Guatemala, 18 DE septiembre de 2015

Pacutan, Santa Apolonia. Fotografía de Marino Cattelan

Peronia celebra 15 años ininterrumpidos de arte comunitario Ciudad Peronia está de fiesta y celebra uno de los festivales artísticos más longevos en la escena artística cultural en Guatemala. Quince años ininterrumpidos de llevar música, cine, teatro, poesía, grafiti y malabares a una de las comunidades más populosas de Villa Nueva. El Festival invita a hablar y reflexionar sobre el valor de la vida, en un país en donde la muerte asociada a la violencia es un mal cotidiano. Salir a las calles, cuando la gente se oculta por el miedo a la violencia. Es un espacio para la expresión, para poder convivir, reír y recuperar las áreas públicas para la recreación, ausentes en los asentamientos pobres del país. El colectivo Peronia Adolescente invita al público en general, a los amantes de la cultura, y artistas a dejar a un lado los prejuicios y acercarse a convivir y disfrutar de la vida. La cita es en la Terminal de Buses de Ciudad Peronia, este 19 de septiembre, desde las nueve de la mañana.

Inauguración de exposición colectiva “ITZUL, reencuentro con el maestro Elmar Rojas”

El próximo miércoles 23 de septiembre a las 18:30 horas, en la Galería del Centro de Fundación G&T Continental (5ave.12-38, zona 1), se realizará la inauguración de la exposición “ITZUL, reencuentro con el maestro Elmar Rojas”, que reúne la producción plástica de los pertenecientes a este taller artístico de los años noventa. Los exponentes son: Francisco Auyón (+), Irene Carlos, Mariadolores Castellanos, Jorge Félix (+), Alfredo García, María Elena Lamport (+), Arturo Monroy, Blanca Niño, Fer Andrino (Fernando Salazar) y Francisco Yoc. Ellos son quienes en palabras del maestro Rojas, concluyeron aquel taller y por ende se hicieron acreedores al derecho de pertenecer al grupo llamado ITZUL.


Cultural 18-09-2015