Page 60

GASTRONOMÍA

POR PILAR FERRER

ROSCÓN DE REYES

El Día de Reyes no se concibe sin el tradicional y exquisito bollo en forma de anillo. Su origen se remonta al Imperio Romano, como ofrenda al dios Jano. Su mayor promotor fue el Rey Luis XV de Francia y fue en la Corte francesa donde se inició la costumbre de introducir en el roscón una moneda de la suerte. ¿Qué sería de la jornada del seis de enero sin el tradicional Roscón? Es un hecho evidente que la festividad de los Reyes Magos ya no se concibe en los países de tradición católica sin el conocido y delicioso Roscón, junto a los regalos de los Magos de Oriente. Un delicioso postre en el que el secreto de su sabor inigualable radica en una exquisita mezcla de harina, levadura, azúcar, mantequilla, huevos, ralladura de cítricos, agua de azahar, frutas escarchadas y almendras. DESDE EL IMPERIO ROMANO Su antigüedad y origen son algo inciertos, aunque se remonta al Imperio Romano. Se dice que data de ese Imperio y que ya era consumido por los Césares. Esos pasteles circulares, elaborados con artesanía, eran ofrecidos al dios Jano, dios de la suerte, para implorar su protección durante el nuevo año. Según la Asociación Empresarial de Pastelería de la Comunidad de Madrid, el mayor promotor de este dulce fue el Rey Luis XV de Francia.

LA GUíA DE RESTAURANTES

Cuenta la historia que el cocinero de la Corte de Versalles obsequió al Monarca, el día de la Epifanía, seis de enero, un roscón tradicional de su tierra, pero con la sorpresa de introducir un regalo, en aquel caso un diamante, para el Rey.

60

Desde entonces, se inicia la costumbre de introducir una moneda, una figura o un objeto en el pastel como símbolo de la buena suerte.

60

ENERO 2012 LA GUIA

www.revistalaguia.com

LA GUIA SARASOTA ENERO 2012  

Revista en español para los hispanos de la Bahía de Tampa.

LA GUIA SARASOTA ENERO 2012  

Revista en español para los hispanos de la Bahía de Tampa.