Page 1

SAN MIGUEL DE TUCUMAN, DOMINGO 21 DE ABRIL DE 2013

2

3 En Mitomanías Argentinas, Alejandro Grimson repasa esas premisas que siempre damos por sentadas.

Anticipo del nuevo libro de Vicente Massot, que aborda la compleja relación entre Perón y Montoneros.

5 a SECCION

La Franciscomanía, A EL POBRE DE SÍS Y EL LIBRO ARGENTINO QUE SE CONVIERTE EN BEST SELLER MUNDIAL

ENTREVISTA A FRANCESCA AMBROGETTI

“Francisco piensa que una Iglesia que no camina es una Iglesia que se cae”

Por Cristiana Zanetto

PARA LA GACETA - ASÍS El turista que decida llegar hasta Asís buscando un paisaje lujurioso, cuestión ahora rara de encontrar en Italia, sentirá, además, una suerte de misticismo que aún prevalece en este lugar. Caminando por las callecitas estrechas, pavimentadas con pequeñas piedras, hasta un no creyente es seducido por la historia de Francisco, el hombre que fue consagrado Santo el 16 de Julio de 1228, por el Papa Gregorio IX, a solo dos años de su muerte. Ese hombre, con su ejemplo, hizo renacer y ayudó a la Iglesia de la época y, quizás, también a la de hoy. Basta entrar en la Basílica Superior de Asís para observar, en el mural del Giotto, al Papa Inocencio III que sueña el derrumbe de la Basílica de San Giovanni en Laterano, de Roma. Un desmoronamiento impedido por el “Poverello” de Asís. La historia de Francisco se esconde detrás de una multiplicidad de testimonios que suelen aparecer como no coincidentes. Es un problema recurrente cuando se quiere reconstruir su vida. Algunas fuentes lo presentan como un herético, otras -como la versión de Tomás de Celano o la “ultraoficial” de San Bonaventura- lo muestran como un hombre manso e inofensivo para la Iglesia. Continúa en la página 2...

Es la coautora de El Jesuita, la única biografía sobre el nuevo Papa, un libro que registra sus dichos y que brinda un perfil de un hombre al que todo el mundo quiere conocer. La primera edición apareció en 2010 y vendió 3.800 ejemplares. Hoy se reedita y se traduce en buena parte del mundo, lidera las listas de títulos más vendidos en varios países de habla hispana y puede

La devoción al Papa Francisco:

superar los cinco millones de copias a nivel global. - ¿Cómo nació El Jesuita? - Después de un encuentro con corresponsales extranjeros, en el que participé, durante mucho tiempo no habló prácticamente con nadie. Le entregué el proyecto del libro y lo guardó en un bolsillo. Tiempo después, luego de un viaje a Roma, hizo unas breves declaraciones, algo completamente inusual en él. Entonces le dije a Sergio Rubin, quien sería coautor de la biografía, que era el momento para insistir. Nos recibió pero se negaba a avanzar con la idea. Nos entregó un paquete grande diciendo que allí estaban todas sus conferencias, sus retiros, sus textos. Nos quedamos helados, pensando que eso serviría para armar una suerte de collage pero no un texto que reflejara coherentemente su pensamiento. Nos paramos para irnos y desechar definitivamente el proyecto. En ese momento recordé una pregunta que me había hecho una amiga sobre el significado de la paciencia para Bergoglio. Entonces le pregunté que había querido decir con que había que “transitar la paciencia”. Se le iluminó la cara y dijo: “si me van a hablar de estos temas…” Prendimos el grabador y el libro empezó a surgir. Esa pregunta activó una fibra que disparó su interés por hablar. Sin esa pregunta, no existiría el libro.

La historia detrás del nombre

Un fenómeno de la Psicología colectiva ◆

Por Alfredo Ygel

PARA LA GACETA - TUCUMÁN

- ¿Qué está pasando con el libro? - Cuando lo estábamos armando, Bergoglio nos decía que era un trabajo inútil porque a nadie le iba a interesar. Cuando lo vea, le diré que no fue tan inútil. El libro se agotó inmediatamente, ya salió la reedición para los países de habla hispana, liderando las listas de más vendidos. Están en marcha muchísimas traducciones para todo el mundo. El objetivo del libro era acercar al entonces cardenal a la gente. Queríamos que los lectores experimentaran lo cautivante que era para todos los que tenían un trato personal con él. Ahora lo experimenta el mundo. - En la biografía, Bergoglio recuerda que Benedicto XVI decía que el catolicismo no debía ser una simple lista de prescripciones, apuntando a la necesidad de cierta flexibilidad, pero también afirma que hay que tener cuidado con pretender una “religión a la carta”. - Creo que es el hombre del punto medio. Ya veremos cuál es ese punto medio

en los casos concretos y frente a los desafíos que deba enfrentar. Creo que los electores vieron en él a un hombre equilibrado capaz de llevar adelante los cambios que necesita la Iglesia. Cuando habla de la educación, dice que no se puede educar solamente sobre la base de

“Le pregunté qué quiso decir con ‘transitar la paciencia’. Se iluminó y dijo: ‘si me van a hablar de estos temas...’” marcos de seguridad ni solamente sobre la base de zonas de riesgo. “Tiene que haber una proporción. Hay que caminar con un pie en el marco de seguridad, en todo lo que viene adquirido, y con el otro pie tentar zonas de riesgo”, afirma. La faceta docente de Francisco no ha sido debidamente analizada y es una faceta que se puede extender a su pontificado. Sos-

tiene que sin riesgo no se puede avanzar pero tampoco a puro riesgo. Siempre hay referencias al movimiento. Piensa que una Iglesia que no camina es una Iglesia que se cae como un castillo de arena. Lo primero que le dice a los cardenales es que caminen. Caminar implica cambio. - ¿Cómo seguirá su relación con la Argentina? - Su lugar en el mundo es Buenos Aires aunque tiene profundas raíces italianas. Eso lo convierte en un papa no italiano que se parece demasiado a uno italiano. No creo que se sienta extraño en Roma ni que los romanos lo sientan ajeno. De hecho, por sus ascendientes italianos, podría pedir la ciudadanía. Pero sí es cierto que está muy apegado a su país, y en particular a Buenos Aires. En el libro recuerda cuando vivía en Frankfurt e iba al aeropuerto a ver cómo despegaban los aviones, pensando que alguno de ellos volaba hacia la Argentina. © LA GACETA

¿Cómo pensar el fenómeno de devoción popular que se desencadenó a partir de la asunción del cardenal argentino Jorge Bergoglio como Francisco, el nuevo Papa de la Iglesia Católica, conductor de 1.200 millones de católicos en el mundo, uno de los referentes máximos de la religiosidad a nivel universal? Sensación de esperanza, aluvión de fe, manifestaciones de alegría y bienestar colectivo, retorno a las iglesias, masividad inusitada en las peregrinaciones del Vía Crucis en Semana Santa, son algunas de las manifestaciones que aparecieron a partir de su elección como Papa. No es mi propósito situar estas cuestiones desde una perspectiva religiosa, sino plantearlas desde las coordenadas de la Psicología de las masas que nos ofrece la conceptualización psicoanalítica, con el fin de traer alguna luz que nos permita entender estas manifestaciones que sorprenden a la humanidad. Religión proviene etimológicamente de re-ligare. Continúa en la página 3...


2

LA GACETA

LITERARIA DOMINGO 21 DE ABRIL DE 2013

ANTICIPOS / LA GACETA LITERARIA / NOVEDADES / LA GACETA LITERARIA / LOS MÁS LEÍDOS / LA GACETA LITERARIA

PERÓN Y MONTONEROS

N

o v e d a d e s

La Batalla de Tucumán, su contexto, sus consecuencias y su legado son la apuesta del undécimo número de la publicación tucumana. La edición incluye, entre otros artículos, 8N: Dos miradas sobre las movilizaciones sociales y Los músicos de Mussolini.

LOS 70: UNA HISTORIA VIOLENTA Marcelo Larraquy

$ 130

AGUILAR – (360 PÁGINAS)

Tras la asunción de Cámpora, el derrotero de los 70 está signado por la exacerbación de los conflictos: guerrillas, represión paraestatal, luchas obreras, terrorismo estatal, Guerra de Malvinas. Larraquy explora los momentos más oscuros de las últimas décadas del siglo XX.

PERÓN. LA CONSTRUCCIÓN DE UN IDEARIO Carlos Piñeiro Iñíguez

$ 199

ARIEL – (640 PÁGINAS)

¿Perón creó el Justicialismo, o las tensiones de la sociedad argentina crearon a Perón? El autor prefiere esta última interpretación, con un añadido: Perón asimiló ideas-fuerza que germinaban en el país, y las aplicó a la formación de un movimiento político.

NACIONALISMO Rabindranath Tagore

$ 49

TAURUS – (112 PÁGINAS)

Escritor y músico, Tagore fue un feroz oponente del gobierno británico en la India. En esta obra analiza el resurgimiento de Oriente y el desafío a la supremacía occidental. Llama a un futuro más allá del nacionalismo y basado en la cooperación y la tolerancia racial.

VAN GOGH – LA VIDA Steven Naifeh y Gregory White Smith

$ 299

TAURUS – (968 PÁGINAS)

Los autores se enfocan en aspectos inexplorados de la vida de Van Gogh: su lucha para hallar su lugar en el mundo, su relación con su hermano Theo, su errática vida sentimental y sus ataques de depresión. Y ofrecen un nuevo relato sobre las circunstancias de su muerte.

esde que la orden de “desensillar” fue reemplazada por la de enfrentar a la Revolución Argentina, hasta el 25 de mayo de 1973, Perón apañó y respaldó las modalidades de combate de la guerrilla citando en sus cartas y discursos al Che, a Mao y a los Movimientos de Liberación Nacional de los países del Tercer Mundo. En su afán de hacerle sentir al poder castrense el rigor que no podían ejercer en su contra los sindicatos y políticos justicialistas, el apoyo a las formaciones especiales fue parte de una maniobra táctica, de duración restringida. Nunca una invitación para tomar el poder e instaurar un régimen socialista del tipo soviético, cubano o chino. Las diferencias quedaron al descubierto por primera vez, luego de haberse sustanciado los comicios que consagraron ganador al Frente Justicialista de Liberación, un mes y medio antes de la asunción de Héctor Cámpora. En la primera semana de abril de 1973, los jefes de las FAR y de Montoneros -Roberto Quieto y Mario Firmenich, acompañados por Roberto Cirilo Perdía- se reunieron con Perón en el soberbio Hotel Excelsior, de Roma. En uno de esos cónclaves los jóvenes guerrilleros tuvieron la temeridad de vetar algunos nombres adelantados por el General y proponer otros pensando en los numerosos funcionarios que necesitaría el nuevo gobierno. En realidad, los jefes de las dos “formaciones especiales” que se reconocían peronistas no pensaron en jugarse una patriada. Plantearon, frente al líder, cuanto consideraron legítimo en función de la sangre derramada y del trasvasamiento generacional. Su interlocutor no los sacó con cajas destempladas. Les recordó, de manera indirecta, las dificultades que se abren delante de los combatientes cuando deben reintegrarse a la normalidad. Lo hayan entendido o no, les estaba anunciando que, logrado el objetivo del regreso del conductor estratégico a la Argentina, y en virtud del cese de la guerra, las armas debían guardarse bajo siete llaves.

D

$ 129

Reedición de la novela más personal y satírica del autor. Una historia abreviada del siglo XX estadounidense en particular, y de la humanidad en general, contada (e ilustrada) para niños o extraterrestres, por parte de un loco, que bien podría ser el Creador del Universo.

$ 132

El autor es un reputado y octogenario científico que explica por qué envejece el ser humano, cómo repercute en el cuerpo y la mente el paulatino deterioro celular y, sobre todo, cómo prevenirlo. Explora, asimismo, los múltiples factores asociados con la longevidad.

EL TEOREMA DEL PATITO FEO Luis Javier Plata Rosas

$ 49

SIGLO VEINTIUNO EDITORES – (128 PÁGINAS)

La física, la química, la biología y la psicopatología se han colado en los cuentos clásicos para niños, advierte el autor: casas de chanchitos que resisten huracanes, clasificaciones matemáticas de patitos feos, trastornos del sueño en princesas, enanos con desórdenes clínicos...

LAS REDES INVISIBLES DEL LENGUAJE Graciela N. Ricci

$ 98

EDITORIAL DUNKEN – (360 PÁGINAS)

Segunda edición, corregida y aumentada, de un libro que propone una navegación diferente por los complejos mundos y temas de Borges, para llegar a los hilos alquímicos invisibles que tejen la trama de sus textos y permiten cambiar los paradigmas mentales del lector.

LOS VILLAFAÑE Javier y Juano Villafañe - Elba Fábregas

$ 89

COLIHUE – (232 PÁGINAS)

Este libro de Juano Villafañe reúne poesías suyas, de su padre, Javier Villafañe, y de su madre, Elba Fábregas. Con prólogo de Noé Jitrik, el poeta, periodista y gestor cultural no sólo rinde homenaje a su familia sino que, además, preserva el legado de sus padres.

ROMANCE GAUCHESCO DEL BINCENTENARIO. EL ABUELO Y EL NIETO Miguel Domínguez Alvarez

$ 66

EDITORIAL DUNKEN – (152 PÁGINAS)

Nacido en Santander en el 37, hijo de un defensor de la República, llegó a la Argentina en 1951, donde fundó una familia. Ahora escribe este libro para rendir tributo de corazón al país de sus sueños, “aunque mi nieto diga Las locuras de mi abuelo”.

JUAN MANUEL DE ROSAS. EL MALDITO DE LA HISTORIA OFICIAL Pacho O’Donnell

$ 115

AGUILAR – (115 PÁGINAS)

Según el autor, Juan Manuel de Rosas es aborrecido por la historiografía liberal y sigue representando aún hoy, para muchos, el atraso, el populismo, el totalitarismo y la barbarie. “Pero la Historia es tenaz -dice O’Donnell-, y lo que se trata de ignorar termina saliendo a la luz”.

Pronto se hizo evidente que Montoneros no había entendido la naturaleza del mensaje o se negaba a cumplirlo. El 18 de abril, en un acto llevado a cabo en el Sindicato del Calzado, Rodolfo Galimberti escandalizó a los militares, a la rama política del movimiento y a todas las fuerzas antiperonistas del país, al anunciar la creación de “una milicia de la juventud argentina para la Reconstrucción Nacional” (...) La respuesta madrileña no tardó mucho en llegar: Galimberti fue destituido como delegado de la juventud. Las diferencias que siempre habían existido sin rozar lo estratégico -dada la necesidad de acorralar a los militares- comenzaban ahora a ser notorias y se harían insalvables a partir de ese momento. Perón no solo regresó fruto de las operaciones guerrilleras que, en su nombre, habían lanzado contra Onganía, Levingston y Lanusse, el ERP, las FAP, las FAR y Montoneros (...). El general estaba de vuelta en el país por el peso de las armas y el contundente voto de unas masas cuyas expectativas no eran muy distintas de las de treinta años atrás. El socialismo nacional y el “trasvasamiento generacional” no les decían nada. Las voces revolución y liberación eran, apenas, eslóganes de campaña. Su principal anhelo era tenerlo a Perón entre ellas. Lo de-

La historia detrás del nombre

LA BESTIA EQUILÁTERA – (304 PÁGINAS)

TUSQUETS – (272 PÁGINAS)

más, en términos de políticas públicas, corría por cuenta del conductor. Montoneros no comprendió dos cosas: que el grado de autonomía del cual había gozado hasta entonces tocaba a su fin, y que, para un político de raza, educado en las academias militares, los mandos compartidos representan una contradicción en sus términos. El distanciamiento y posterior hostilidad con el jefe fue tanto de carácter ideológico como producto de un diagnóstico desacertado. Perón no estaba dispuesto a ceder ni compartir el poder con nadie. Si acaso esos jóvenes no se hubieran empalagado de lecturas marxistas, habrían podido dar la pelea dentro del movimiento con el concurso de unas fuerzas que nada le envidiaban a las de la “burocracia sindical” y a las de la rama política (...). El día en que Perón regresó definitivamente a la Argentina, Montoneros pergeñó un plan con arreglo a cuyos presupuestos intentaría, en adelante, hacerle notar al “viejo” -como lo llamaban, con un aire entre cariñoso y despectivoquienes eran los tenedores de las armas y los que generaban, en el seno del peronismo, las mayores adhesiones. Quisieron en Ezeiza copar el acto y de alguna manera condicionar el discurso del líder a través de sus columnas -infinitamente más numerosas que las de sus adversarios- , sus cánticos, su disciplina y sus consignas desafiantes. Al ser rechazados y masacrados no rompieron con Perón. Duplicaron el desafío y se encargaron de reivindicar aquello que, para cualquiera con un mínimo de conocimiento acerca de la situación general del país, la estructura del movimiento y la indiosincracia del conductor, resultaba insostenible. Porque conforme transcurría el tiempo y se aceleraban las contradicciones existentes en el peronismo, se ensanchaba también la brecha que separaba cuanto quería hacer Perón -la unidad nacional, para decirlo en dos palabras- de la postura fundamental de las FAR y Montoneros: la revolución.

LA FRANCISCOMANÍA

DESAYUNO DE CAMPEONES Kurt Vonnegut

POR TI NO PASAN LOS AÑOS Lewis Wolpert

Por Vicente Massot

... Viene de la página I. Una estudiosa reciente, Chiara Frugoni, profesora de Historia Medieval de la Universidad de Roma, en su libro Francisco, historia de un hombre, al confrontar las diferentes fuentes históricas, nos ofrece el retrato extraordinario de una persona muy humana y, además, el de un santo que en, el siglo XIII, fue lo suficientemente ejemplar, excepcional y tan comprometido con su fe como para ser capaz de evitar el derrumbe de la Iglesia de la época y, quizás, el de la actual. En Francisco, el hombre y el Santo son una sola entidad, con todas las debilidades y defectos de carácter de una persona. Se trata de un hombre que rompe con el modelo tradicional de la santidad y de la devoción. Francisco es una persona alegre que recomienda el gozo a sus compañeros, que ama la pobreza y que nunca desprecia el placer emotivo y sereno. Está muy lejano de aquellos rostros tristes y serios exaltados por la espiritualidad monástica tradicional según la cual el monje debe sufrir.

Distintas hipótesis Todas las fuentes relatan la historia de Francisco a partir de sus 25 años, es decir en el momento de su conversión. No sabemos nada de su niñez. Podemos decir que su

verdadero nombre fue Giovanni (Juan); así lo bautizó su padre, Pietro Di Bernardo, rico mercader de tejidos. Los familiares, luego, comenzaron a llamarlo Francisco. Quizás en homenaje a que cuando nació su padre estaba vendiendo telas en Francia o, más probablemente, a que su madre era una noble de origen francés. Se explicaría, así, por qué Francisco amaba expresarse en esa lengua, pues sería la que habría escuchado en su infancia. Las hipótesis respecto a su nombre son muchas. Puede ser, como señala Tomás de Celano, que se deba al entusiasmo con el que leía, en francés, las canciones de gesta y los relatos heroícos de Arturo y de los Caballeros de la Tabla Redonda. Esos valores de cortesía y de solidaridad, al parecer, Francisco ejercitó en algunas batallas en las que participó siendo joven. Fue encarcelado, junto a otros, por más de un año. Descubrirá a Dios luego de dos revelaciones nocturnas. En Asís se despojará de todos sus bienes materiales, contrariando a su padre y decidirá vivir en la pobreza por propia voluntad dedicándose a predicar y a cuidar a los leprosos. Enseñará la importancia de vivir en base al trabajo producido por las propias ma-

R

a n k i n g TUCUMAN

FICCION

1 2 3 4 5

AMOR Isabel Allende CINCUENTA SOMBRAS DE GREY E. L. James VENGANZA DE SANGRE Wilbur Smith LA RIDÍCULA IDEA DE NO VOLVERTE A VERTE Rosa Montero UNA VACANTE IMPREVISTA J. K. Rowling

NO FICCION

1 2 3 4 5

EL JESUITA S. Rubin y F. Ambrogetti LOS AMORES DE CRISTINA Franco Linder ÁGIL MENTE Estanislao Bachrach SOBRE EL CIELO Y LA TIERRA J. Bergoglio y A. Skorka DESAFIANDO IMPOSIBLES Verónica y Florencia de Andrés

nos. Reunirá a su alrededor a doce seguidores que serán los primeros hermanos de su orden. En 1210 obtendrá la autorización oficial del Papa Inocencio III para predicar, a pesar de ser un laico. San Francisco que, para muchos, fue una especie de “juglar hippy”, una suerte de John Lennon que cantaba a los pájaros y hablaba con los animales, era, en verdad, un soldado de Cristo. Su idea de Iglesia –presagio o profecía para el nuevo Papa– era la de una milicia fundada en la disciplina y en la voluntad de superar todos los grados de la obediencia. Francisco no tomó como modelo la vida de los Apóstoles. Imitó directamente al Cristo pobre y peregrino. Ya en el modo humilde de vestir se revelaba su innovativa cercanía a la pobreza en contraste con un clero que cultivaba otro modo de vivir, lejano a las necesidades de los más carenciados.

Similitudes El ejemplo de Francisco, que se hizo conocido inmediatamente por su dedicación a los humildes, puso a la Iglesia frente a una elección de supervivencia. Una situación no muy diferente a la de la Iglesia actual que, acosada por múltiples es-

cándalos, busca su permanencia, no sólo en Europa, en donde desde hace tiempo ha perdido adeptos, sino de manera particular en Sudámerica y en Asia. Es así que el nombre de Francisco, pronunciado hace algunas semanas desde el balcón de San Pedro, ha devuelto la percepción de una Iglesia renacida y renovada. El “más italiano de los santos; el más santo de los italianos”, como lo definía Mussolini, ha sido disputado, como ejemplo, por muchos. Pero Francisco, al menos en Italia, ha sido considerado el santo socialista, el santo proletario, el santo pacifista y amante de los animales, y hasta el santo feminista, ya que reconoció también a las mujeres la facultad para difundir la palabra de Cristo, como es el caso de Santa Clara. No olvidemos que en su tumba está sepultada su amiga, la noble romana Jacopa dei Settesoli, cuestión insual para la época. “Dios, dame la fuerza para cambiar las cosas que puedo cambiar, de aceptar aquellas que no puedo cambiar y de saber distinguir unas de otras”, decía San Francisco. Parecen palabras dirigidas especialmente al Papa argentino. © LA GACETA Cristiana Zanetto – Periodista italiana, colaboradora de medios gráficos y televisivos.

R

FUENTE: REVISTA Ñ

$ 22

(96 PÁGINAS)

LIBRERIAS EL ATENEO, EL GRIEGO Y LA FERIA DEL LIBRO

REVISTA EL PULSO ARGENTINO Jorge Brahim (Director Editorial)

Adelanto de El cielo por asalto (editorial El Ateneo)

a n k i n g ARGENTINA

FICCION

1 2 3 4 5

CINCUENTA SOMBRAS DE GREY E. L. James CINCUENTA SOMBRAS MÁS OSCURAS E. L. James AMOR Isabel Allende LA RIDÍCULA IDEA DE NO VOLVERTE A VERTE Rosa Montero CINCUENTA SOMBRAS LIBERADAS E. L. James

NO FICCION

1 2 3 4 5

EL JESUITA F. Ambrogetti y S. Rubin SOBRE EL CIELO Y LA TIERRA J. Bergoglio y A. Skorka ÁGIL MENTE Estanislao Bachrach ROMANCES ARGENTINOS DE ESCRITORES... Daniel Balmaceda LOS AMORES DE CRISTINA Franco Linder


LA GACETA

LITERARIA DOMINGO 21 DE ABRIL DE 2013

3

CRITICAS DE LIBROS / LA GACETA LITERARIA / CRITICAS DE LIBROS / LA GACETA LITERARIA / CRITICAS DE LIBROS / GALERIAS.EDUC.AR

LA FRANCISCOMANÍA La devoción al Papa Francisco: Un fenómeno de la Psicología colectiva ... Viene de la página I.

LA LEYENDA DEL “GRANERO DEL MUNDO”. El mito del país de los frigoríficos, proveedor de alimentos para el mundo, es sacudido por Grimson.

Desmitificando la argentinidad a fuerza de incomodidades Alejandro Grimson desmiente viejas premisas nacionales sin presumir de pureza alguna

ENSAYO MITOMANÍAS ARGENTINAS ALEJANDRO GRIMSON (Siglo Veintiuno - Buenos Aires)

Alejandro Grimson parte de una confesión: nada le preocupa más que la descontextualización. Y no importa que recién lo diga expresamente en la página 44 de su espléndido libro Mitomanías Argentinas, pues es a partir de esa certeza, que goza rango de motor, que el autor encuentra la vía regia de su acreditada lupa. Doctor en Antropología e investigador en Comunicación, Grimson se aboca a poner en el tapete unas cuantas premisas que los argentinos damos por descontadas y las repetimos cual si fueran verdades de apuño. Sea porque las escuchamos de

boca de nuestros padres, o de nuestros mayores en general, sea porque se consolidaron como verdaderas puntas de lanza del imaginario, tales premisas, entiende Grimson, son en rigor fuente de malentendido y, por añadidura, de una cierta toxicidad. Por ejemplo: que Argentina es el peor país del mundo, que estamos a salvo del racismo y de la xenofobia, que la Argentina es un país europeo, y así.

Viaje de ida Según los hallazgos de Grimson, hábil en el empleo de una herramienta apta para desmalezar el tic de tomar arbitrariamente la parte por el todo, no ha conocido otro país donde sus habitantes despotriquen tanto contra su terruño, sus modos, sus orígenes y su destino. Pero eso no es todo. Tal parece que los argentinos estuviéramos condenados a la frustración y al

inconformismo porque jamás nos comparamos con países que están peor. Caído el mito de que estamos “condenados al éxito” (Argentina granero del mundo, crisol de razas, etcétera, etcétera, etcétera), ingresamos en un pozo de melancolía que, desde luego, nos llevará derechito a situarnos frente a espejos que nos devolverán una imagen desmejorada. Un viaje de ida. Conste, con todo, que Grimson se cuida celosamente de no caer en los mismos hábitos que interpela. Es decir, nada más lejos de abrir juicios de valor categóricos, de moralizar o sugerir que dispone de la receta mágica del pensamiento fecundo. Más bien despliega las mitomanías argentas, las pone en remojo, las expone, y si las desmiente tampoco presume de pureza alguna. Se siente parte del fenómeno que analiza, asume el desafío, juega sus cartas (epistemológicas, ideológicas, subjetivas…) y se

contenta, tal como enuncia por ahí, con contribuir al debate. Es probable, cómo no, que Mitomanías Argentinas promueva una suerte de incomodidad. Son tantas las presuntas verdades que Grimson desconoce, que más de un lector podría sentir vacilar convicciones muy primarias, muy arraigadas, muy íntimas. En consecuencia, rechazar el texto sería un camino igual de comprensible que de expeditivo. Sin ánimo de dar consejos, que para eso está el Viejo Vizcacha y no el autor de estas líneas, es dable sugerir resistir esa incomodidad, esa especie de invasión a la identidad, para poder disfrutar de un libro que amén de muy bien escrito y llevadero es capaz de acercar agua hacia el molino de una argentinidad más ajustada y, por qué no, más madura. © LA GACETA

El juego y la belleza de la matemática DIVULGACIÓN

POETAS TUCUMANAS SIGLO XXI

MATEMÁTICA PARA TODOS

AUTORAS VARIAS (Ediciones del Parque - Tucumán) Partícipes de esta antología son las poetas tucumanas Elsa Blökl, Mónica Cazón, Amira Juri, Leticia Mure y Silvia Inés Weisz Cuéllar, a quienes se sumaron Celia Aiziczon y, como invitada especial, Paulina Vinderman, de Buenos Aires. Todas ellas tienen en común un largo recorrido literario, materializado en libros de contenido específicamente lírico o ensayos, la docencia (varias tuvieron o tienen a su cargo cátedras de materias humanísticas en la Universidad Nacional de Tucumán), el haber obtenido importantes galardones, figurar entre los autores que integran otras antologías o haberse ocupado de similares compilaciones o la participación en cursillos, mesas de debate y talleres literarios, con propósito de perfeccionamiento o como conductoras de ellos. En el caso de Vinderman (cuya obra ha sido premiada por la Secretaría de Cultura de la Nación y el Fondo Nacional de las Artes), cabe señalar su destacada labor en la especialidad de traducción, habiendo vertido al español textos de creadoras de renombre internacional, como Emily Dickinson y Sylvia Plath, entre otras. Los 43 poemas reunidos para esta selección -algunos acompaña-

Las 43 obras de esta selección conforman un arco expresivo que va de la estética neo-romántica hasta la estructura libre. y fuentes de inspiración que dan identidad a cada poeta y establecen la particularidad de sus universos íntimos. A la larga y extensa bibliografía tucumana, iniciada por Juan Bautista Alberdi y continuada por insignes escritores -algunos han trascendido las fronteras nacionales, caso de Tomás Eloy Martínez, Julio Ardiles Gray, Sixto Pondal Ríos o Elvira Orphée-, se agrega ahora este nuevo aporte en el género poesía, mereciendo sin duda calificarlo como un acierto editorial. © LA GACETA

WILLY G. BOUILLON ◆

ADRIÁN PAENZA (Sudamericana – Buenos Aires) Vamos a hablar de un nuevo fenómeno editorial: Matemática para todos, de Adrian Paenza. El título refleja una tendencia de nuestros tiempos, aunque, si prescindiéramos del plural de la última palabra, el contenido del libro se ajusta perfectamente a la propuesta del autor. ¿Qué hace a este tipo de libros tan interesante para tanta gente? Lo curioso es que uno escucha que a los jóvenes no les gusta la matemática, los padres piensan que no es la materia más sencilla y si preguntamos a cualquier persona en la calle, seguramente nos dirá que no figura entre sus preferencias. Entonces, ¿cómo explicar su éxito de ventas? La propuesta lúdica-matemática encerrada en estas páginas facilita el acercamiento de cualquiera de nosotros a su lectura. Desde el capítulo inicial (¿Para qué sirve la matemática?) hasta el último (Problemas más desafiantes) tendremos que apelar al razonamiento, la lógica, cierta destreza y una gran intuición para resolverlos. Pero, sin duda, estos no son los típicos ejercicios escolares que ponen nervioso a un estudiante en un examen, aún cuando “esto también es hacer matemática”, como el autor repite con acierto.

REUTERS

WALTER VARGAS ◆

Poemas de mujeres que hacen escuela POESÍA

dos por sugestivas ilustraciones de los artistas plásticos Ana Lía Canal Feijóo y Alejandro Gómez Tolosaconforman un arco expresivo muy variado, que incluye desde la concepción temática y formal propia de la estética neo-romántica hasta versos de estructura libre y contenido, en general, más influido por los cánones de la poética contemporánea. Esa significativa amplitud es analizada en detalle y con lúcido equilibrio en el prólogo desarrollado por la doctora Liliana Massara (profesora de Letras en la UNT), en el cual comenta estilos, situaciones

La religión liga a los hombres entre sí, los pacifica otorgándoles una fraternidad en el lazo social que disminuye la hostilidad que se expresa en la máxima del filósofo inglés Thomas Hobbes: “El hombre lobo del hombre”. Unidos en un objeto exterior común que reemplaza el ideal individual de cada uno, los hombres se identifican entre sí y se enlazan en agrupamientos colectivos o comunidades. En las comunidades religiosas, Dios padre viene a concretizar ese ideal colectivo que liga y hace uno lo disperso, que promueve la unificación de eso que en la vida aparece fragmentado. El Habemus Papam, pronunciada con emoción cada vez que queda consagrado el representante de Dios en la Tierra viene a traer el mensaje repetido de que hay Uno, que existe un Dios que cuida a los humanos en su carencia y finitud. Dios, el Padre, funda a la comunidad de hermanos brindándole unidad a aquello que desligado trae la discordia social, en el que lo disperso acarrea el caos bajo la amenaza del “todos contra todos”. Identificación e idealización son los mecanismos psicológicos fundantes de las instituciones y la comunidad más vasta. Así la religión hermana a los hombres y les otorga un ideal común al cual consagrarse en una unidad para todos los humanos. La elección de un nuevo Papa con sus misterios, incógnitas y expectativas, con el humo blanco elevándose hacia el cielo anunciando la buena nueva, en el ritual repetido una y otra vez a lo largo de la historia de la humanidad ¿Qué nueva significación vino a traer esta vez? Como en toda repetición, trajo la diferencia. El nombre elegido, las palabras dichas, los gestos y actos realizados, vinieron a significar que la dirección hacia donde apunta el nuevo pastor de los católicos responde a un nuevo orden adonde dirige sus pasos. Francisco despojándose de los ornamentos y atributos lujosos, renunciando a las supuestos beneficios mundanos que le otorga su lugar especial, pagando sus cuentas como uno más, inclinándose ante los pobres y desprotegidos, abogando por confraternizar con sus hermanos de otras religiones, condenando los abusos sexuales, oponiéndose a la corrupción esté donde esté, viene a traer una respuesta frente al malestar hecho cultura. Viene a decir que hay salida frente al goce sin medida del discurso capitalista globalizado, a expresar que hay esperanza frente al consumismo desenfrenado, a la pobreza, a la indignidad a la que son sometidas grandes masas humanas. Manifiesta un no a las guerras, a los enfrentamientos productos de las diferencias ideológicas, raciales o religiosas, a los abusos a los que son sometidos los niños, a la trata de las mujeres explotadas sexualmente. El Pa-

Aventuro una conjetura: los docentes debemos cumplir con una planificación necesaria para que los alumnos adquieran ciertas destrezas y conocimientos que les permitan superar un grado o ciclo académico. Pero, ¿podríamos usar este tipo de juegos matemáticos para ayudarlos a comprender los temas planteados, para ayudarlos a hacer matemática? Pienso que la respuesta es un contundente “Sí”. Lo he verificado en mis clases: los alumnos quieren que los desafíen, quieren saber para qué sirve lo que les enseñamos, quieren que les resulte más agradable estudiar estos contenidos, quieren, simplemente, comprender lo que hacen. No hay que confundirse, que las clases se aborden desde lo lúdico no significa que carezcan de “seriedad”. Por supuesto, esto requiere de un esfuerzo extra por parte del docente: leer estos libros y ver cómo incluirlos en lo planificado. Hace algunos años, el gran matemático español Miguel de Guzmán, nos dejó este pensamiento: “El juego y la belleza están en el origen de una gran parte de las matemáticas. Si los matemáticos de todos los tiempos se lo han pasado tan bien jugando y contemplando su juego y su ciencia, ¿por qué no tratar de aprenderla y comunicarla a través del juego y de la belleza?”. Los libros del Dr. Paenza suscriben con fidelidad a esta premisa. © LA GACETA

JULIO RICARDO ESTEFAN ◆

pa se coloca así en el lugar de encarnar que “al menos Uno”, constituye la excepción que escapa a la lógica imperante de un goce ilimitado. Es esto lo que provoca la adhesión de la gente en la búsqueda de nuevos horizontes al dolor de existir en el hoy de la civilización. Francisco representa una esperanza para la humanidad atrayendo hacia sí los ideales de un mundo mejor. Esperanza que se asienta en gestos y palabras que van de la mano de sus actos, a contrapelo del discurso de los políticos donde lo que se dice no se corresponde con lo que se hace. Tras la renuncia de Benedicto XVl que dejó una sensación de zozobra y vacío en tanto el hombre se muestra impotente frente a la corrupción y el imperio del goce ilimitado, la Iglesia Católica re-inventándose a sí misma, vino a ofrecer con Francisco este mensaje de concordia, paz, y respeto por el semejante Una significación especial tuvo para los argentinos la elección del nuevo Papa. A la altura de los ídolos populares que triunfan en el mundo Bergoglio (cual Maradona, Messi, la princesa Máxima, Gardel o Cortázar) viene a demostrar lo que es el “ser” argentino, siempre “llamado al éxito”. La elección del Papa argentino aparece en el imaginario popular como el “triunfo de todos”. Ese lugar único, por un proceso de identificación imaginaria se convierte en el logro de cada uno de los argentinos, y de allí las manifestaciones de euforia que provocó esta noticia a lo largo y ancho del país. Casi en un tiempo y un devenir mágico trajo la posibilidad ilusoria de que el clima de confrontación, la situación de pobreza, o la inseguridad fueran a desaparecer, llevando a los argentinos a su “real destino de gloria”. Es verdad que los ideales instan a la acción y promueven a alcanzar nuevas metas a través del esfuerzo que realizamos para el logro de nuestros sueños. Pero lo que el Psicoanálisis nos enseña es a no engañarnos, a descreer en los señuelos, a diluir las identificaciones haciendo que el sujeto se encuentre con aquello que traba y pone obstáculos a su vida. La esperanza se nutre de la espera que inmoviliza e impide a que el sujeto ponga en acto sus fuerzas creativas. Que el destino de la humanidad sea otra cosa que el goce ilimitado en su tendencia mortífera, que seamos capaces de acotar nuestras pulsiones tanáticas, no solo depende de las acciones que el Papa Francisco lleve adelante en su misión espiritual. El destino de cada sujeto y de la humanidad en su conjunto depende de lo que cada uno de nosotros haga con eso que no anda en nuestras vidas y en el lazo con el semejante. Nuestro porvenir más bien está ligado a que recuperemos la palabra frente a lo inexorable del sufrimiento, que sostengamos un decir que nos lleve a un hacer transformador sobre lo real de la vida, posibilitándonos realizar lo posible y aceptar lo imposible. © LA GACETA Alfredo Ygel - Psicoanalista. Miembro del “Grupo de Psicoanálisis de Tucumán”. Profesor de la Facultad de Psicología de la UNT


4

LA GACETA

LITERARIA DOMINGO 21 DE ABRIL DE 2013

ENTREVISTA A DELPHINE DE VIGAN

“La escritura se nutre de las grietas y heridas de la infancia” La autora de Nada se opone a la noche habla sobre su novela, la más galardonada y -con medio millón de ejemplares vendidos- la más leída en Francia en 2011, que ahora se edita en nuestro país. “Escribir jamás es cómodo”, afirma la escritora que se propuso narrar la terrible vida de su madre. ◆

Por Fabián Soberón

PARA LA GACETA - TUCUMÁN - ¿Por qué eligió la figura de su madre para escribir Nada se opone a la noche? - Creo que la muerte de mi madre, la brutalidad del descubrimiento de su cuerpo, me ha dado el permiso para escribir sobre ella y hacer de ella una figura novelesca. Esta es una búsqueda del origen. Investigando en el entorno de mi madre y de su increíble familia, he ido a lo más cerca de lo que me constituye: lo que me ha sido transmitido, lo que he recibido o tomado por herencia familiar pero también lo que he rechazado. El libro explora el mito pero también su polaridad, su contradicción. - Se podría decir que Nada se opone a la noche es un libro de no ficción. ¿Ha tenido presente algún referente clave (en el terreno de la no ficción) a la hora de escribir su libro? Me refiero a alguna obra de un autor admirado por usted. - De hecho, me parece haber explorado diferentes formas en este libro: la novela, la biografía, la autobiografía y probablemente la autoficción; particularmente en los pasajes donde me incluyo en la escenas simultáneamente como narradora y personaje del libro. Sentía ganas de mezclar los estilos, o, mejor expresado, liberarme de ellos. Nada se opone a la noche es un intento antes que todo de contar la vida de mi madre, desde su primera infancia hasta su muerte,

Leyéndolo (a Charles Juliet) comprendí cuán magnífico homenaje puede ser una novela cuando su objetivo no se limita a recomponer cuentas pendientes, sino acercarse a una verdad

la vida de una mujer que comenzó en los años 50 y terminó en 2008; atravesando diferentes épocas que también significaron influencias para ella. Como referencia clave, podría citar Lambeaux, la novela donde Charles Juliet evoca a sus dos madres (su madre biológica y su madre adoptiva). Leyéndolo he comprendido cuán magnífico homenaje puede ser una novela cuando su objetivo no se limita a recomponer cuentas pendientes, sino acercarse a una verdad. He comprendido que se puede escribir a partir de uno sin centrarse en uno mismo. Yo creo que el verdadero clic sucedió allí mismo, en la prosa precisa, nítida y luminosa de Charles Juliet. - Para usted, ¿Nada se opone a la noche es un hito importante en su carrera como escritora? - Sí. El libro ha tenido en Francia un éxito excepcional y el reconocimiento simultáneo del público y de los críticos. Eso no es común. Contrariamente, yo pensaba que esta novela con tono confesional no sería tan popular como los otros y sería destinada a un público más restringido. Es formidable para un autor darse cuenta en un cierto momento que ha logrado el interés de un público tan vasto. Es una gran felicidad. Pero luego es necesario ser capaz de retomar el propio camino, la propia trayectoria; sin llevarse de la influencia de los lectores y la crítica para reencontrar la línea de trabajo. - Hay una serie de episodios que pueden parecer increíbles o curiosos. Por ejemplo, el encuentro de su madre con Lacan. Este episodio introduce un elemento delirante o extraño en el texto. ¿Ha pensado en introducir lo delirante o absurdo en su libro? - Estoy convencida de que el episodio de Lacan, tal como mi madre

LE-SITE-DES-LIVRES.COM

me lo ha transmitido por escrito y verbalmente, es fidedigno. En Francia, los especialistas de Lacan, los lacanianos, concuerdan en decir que él estaba enfermo al final de su vida y podría haber tenido reacciones violentas hacia sus pacientes. Elisabeth Roudinesco, quien es en Francia una gran especialista de Lacan, me dijo que ella pensaba que era verdad.

PERFIL

Delphine de Vigan nació en BoulogneBillancourt, en 1966, y vive en París. Su novela No y yo recibió el Premio de los libreros y fue llevada al cine. Las horas subterráneas fue seleccionada para el Premio Goncourt y obtuvo el Premio de Los Lectores de Córcega. Nada se opone a la noche ha obtenido el Premio de novela FNAC, el Premio de novela de las Televisiones Francesas, el Premio Renaudot de los Institutos de Francia, el Gran Premio Madame Figaro y el Gran Premio de las Lectoras de Elle. Con más de medio millón de ejemplares, figuró durante varios meses en el ranking de las novelas más vendidas de Francia y está siendo traducida y reeditada por veinte editoriales extranjeras.

- En un pasaje del libro usted dice que pensó en escribir sobre Lucile cuando advirtió que su escritura estaba ligada a ella, a sus ficciones, a sus momentos de delirio. ¿Podría comentar este pasaje? - Es una manera de decir que para mí el origen de la escritura se encuentra en la niñez. Está ligada a ese momento que fue para nosotras (mi hermana y yo) un tiempo de exilio, de cambio radical para nuestras vidas. En esta situación vertiginosa, en la que mi madre sale de la realidad, algo impulsó la necesidad de escribir, como si la realidad tuviera que estar sostenida por palabras porque de otra manera no tendría modo de existencia. Habitualmente, la escritura se nutre de las grietas y heridas de la infancia. Para mí, es el movimiento mismo de la escritura. Buscar decir lo indecible, reflejar con palabras aquello que uno no es capaz de describir necesariamente. - El escritor Richard Ford me dijo que escribir sobre los padres está inspirado en emociones fuertes. Y que esa experiencia deja mucho entre manos para escribir. ¿Qué opina de esta afirmación de Ford? ¿Usted cree que es así? - Sí, seguro. Escribir sobre los padres, la familia, ¡nos posiciona en una zona de total incomodidad! Así como le digo, no era yo quien quería escribir este libro, él se me impuso. Mi trayectoria de autora pasaba por ese punto y no podía evitarlo. Escribir sobre la familia plantea la cuestión de derechos y deberes que uno tiene hacia ella y no era indiferente a ello, por más que sé que a veces hace falta sobrepasar los miedos o las prohibiciones para que las palabras puedan existir. Eso no es cómodo. Pero escribir jamás es cómodo y me parece indispensable que la escritura sea un lugar de investigación, de interrogación, de duda, de conflicto. En esta obra el conflicto era entre yo y yo: ¿hasta dónde llegaría? En un momento, casi abandono esta empresa, por razones que interpreto como negativas. Por pereza o por cobardía. Pero cada vez el libro me retomaba. Es necesario decir que tuve grandes momentos de placer, de júbilo en el momento de la escritura, particularmente con la remembranza de los aspectos más originales, cómicos de mi familia y de su mitología: la gran flexibilidad física de mi abuela a los 70 años en su traje de gimnasia brillante, el humor extravagante de mi madre, la sabia organización de las comidas de nuestra tribu en vacaciones, la gran casa de Pierrmont atravesada por las corrientes de aire, las risas y los aromas de la cocina… - Usted comenta que Lucile leyó su novela Días sin hambre. ¿Qué cree que diría su madre sobre Nada se opone a la noche? -Esto es imposible de responder. Yo no sé cómo hubiera reaccionado mi madre con este libro, y no lo sabré jamás… Contiene extractos de textos que ella misma escribió y que intentó publicar en varias oportunidades. En este sentido, no tengo el sentimiento de traicionarla, y seguramente también he tenido algunas veces la fantasía de prolongar algo que ella misma hubiera querido hacer. Esta novela es un libro de amor y un homenaje antes que todo. Quise rendir homenaje a mi madre, a su misterio, a su dulzura, a su dolor, a su violencia y a su belleza. © LA GACETA Nota: la traducción directa del francés fue realizada por Liberal Hostier.

Viaje al fin de la noche NOVELA NADA SE OPONE A LA NOCHE DELPHINE DE VIGAN (Anagrama – Buenos Aires) Una niña reluciente, de ojos azules, callada, enigmática, viaja en el metro junto a su madre para una sesión fotográfica. Desde hace meses es modelo para una cadena de ropa. Su rostro brilla en los pupitres de todos los chicos de París. Su prístino rostro inigualable posa en los carteles cerca del metro. Su padre, George, la admira y siente extrañeza frente a la niña. Ella no vive sola. Tiene seis hermanos que pronto serán ocho. Lo que no sabe, y pronto sabrá, es que el rumor negro de la muerte rondará su cuerpo, su pelo, su mente, de una manera furiosa y pegajosa, como un cuervo oscuro y torpe, despiadado. Ella se llama Lucile. Y es la madre de la escritora Delphine de Vigan. Lucile, hermosa, hermética, admirada, y su rostro, su pelo rubio casi blanco, su mirada perdida, ronda, inolvidable. Los cambios de casa, la muerte de su her-

mano Antonin, el futuro suicidio de su hermano Jean Marc, todo marca en silencio y a fuego lento la vida agitada y triste de Lucile. Los hermanos eran ocho hasta que Antonin se cayó en un pozo y las versiones difieren. Eran ocho hasta que Jean Marc hundió su cara en una bolsa mientras se masturbaba solo, aislado, en su habitación. Nada se opone a la noche no es una novela. Y sí es una novela. Es mucho más. Delphine de Vigan cuenta la vida de su madre desde la niñez hasta la madurez. ¿Cómo la cuenta? Como una novela. Pero lo que narra, atravesado por las estrategias de la ficción y por las llagas del dolor, es el conjunto desmesurado y amorfo de episodios, terrible, como un huracán, que rodeó y modificó la vida de Lucile. Delphine de Vigan ha elaborado un relato de no ficción sobre la vida de su madre. Y una investigación descarnada sobre las relaciones entre Delphine y su madre, sobre la herencia inmarcesible de Lucile. Y también, como en un policial, narra, desesperada, las peripecias de la escritura, los devaneos, las dudas, las preguntas.

FRAGMENTO DE NADA SE OPONE A LA NOCHE * POR DELPHINE DE VIGAN Una tarde de ese mismo invierno, cuando volvíamos de una visita al dentista y caminábamos uno al lado del otro sobre la estrecha acera de la calle Folie Méricourt, mi hijo me preguntó, sin previo aviso y sin que nada en la anterior conversación hubiese podido predecir esa pregunta: – La abuela... de alguna manera... ¿se suicidó? Todavía hoy, cuando pienso en esa pregunta me conmociono, no por su sentido sino por su forma, ese de alguna manera en boca de un niño de nueve años, una consideración hacia mí, una forma de tantear el terreno, de avanzar de puntillas. Pero era quizá una auténtica duda para él: teniendo en cuenta las circunstancias, ¿la muerte de Lucile debía ser considerada un suicidio? El día que encontré a mi madre en su casa no pude ir a buscar a mis hijos. Se quedaron en casa de su padre. Al día siguiente les

Al principio se niega a escribir. Una coincidencia férrea y subterránea la decide: un día comprende que su escritura está ligada a la vida de Lucile. Como en un thriller, las preguntas y las inquietudes se suceden. Y los enigmas serpentean y persisten: ¿quién fue Lucile? ¿Por qué amó a un vagabundo llamado Gaspar que fue asesinado ? ¿Por qué nadie reaccionó cuando Lucile escribió una carta a toda la familia diciendo que George, su padre, la había violado?

Hacia lo siniestro La “novela” de Delphine de Vigan atrapa porque es un huracán silencioso y amargo, porque es un río que lleva en su seno la narración y las dudas, la historia desaforada y los interrogantes. La locura y el dolor, el proceso estrambótico y secreto que la lleva a la locura conviven con el ritmo y los conflictos que genera la escritura misma. De Vigan entrevista a las hermanos vivos de Lucile y les pide su testimonio. Escucha las grabaciones que ha dejado George sobre su vida. Escarba en las cartas, las fotos en blanco y negro,

los archivos, los diarios íntimos, los recuerdos rotos, el dolor vivo. Todo es objeto de su desaforada investigación. De Vigan mete los dedos y el corazón late y la música de pájaro mustio y desolado sobrevuela las páginas. Lucile fue una mujer hermosa que amó a muchos hombres y que fue internada muchas veces. Una mujer que leyó, que pintó, que adoró las artes y que fracasó en todas. Tuvo tres caídas y apenas se repuso. La última la dejó con el rostro azul, inmóvil, y con las falanges oscuras, como si tuvieran tinta. En Nada se opone a la noche, los muertos abundan y el suspenso es una escalera hacia lo siniestro. Delphine de Vigan se interna en los meandros oscuros de la locura, en las grietas de la noche, en la espesura del dolor, en un viaje sin regreso. Nada se opone a la noche no es una biografía, no es mero documento, no es sólo un álbum de familia. Es un tren en el que el furor triste no se detiene. Es un viaje al fin de la noche. © LA GACETA

FABIÁN SOBERÓN ◆

anuncié la muerte de su abuela, creo que dije algo así como: «La abuela ha muerto», y en respuesta a las preguntas que me hacían: «Ha elegido quedarse dormida» (a pesar de que he leído a Françoise Dolto). Semanas más tarde, mi hijo me llamaba al orden: al pan hay que llamarlo pan. La abuela se había suicidado, sí, se había quitado de en medio, había bajado el telón, se había retirado, rendido, había dicho stop, basta, terminado, y tenía buenas razones para llegar a eso. Ya no recuerdo cuándo surgió la idea de escribir sobre mi madre, en torno a ella, o a partir de ella, sé cuánto rechacé esa idea, la mantuve a distancia, el mayor tiempo posible, esgrimiendo la lista de los innombrables autores que habían escrito sobre la suya, desde los más antiguos hasta los más recientes, para demostrarme de qué manera ese terreno había sido pisoteado y el tema degradado, alejé de mí las frases que me venían a primera hora de la mañana o a la vuelta de un recuerdo, tantos principios de novela en todas sus posibles formas de los que no quería oír ni la primera palabra, establecí la lista de obstáculos que no dejarían de presentarse ante mí y de los riesgos imposibles de determinar que correría metiéndome en un lío como ése. *Anagrama


21-04-2013 LITERARIA LA GACETA  

Domingo 21 de abril de 2013 Literaria LA GACETA

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you