Page 1

SAN MIGUEL DE TUCUMAN, DOMINGO 12 DE AGOSTO DE 2012

2

4

El escritor y periodista Roberto Espinosa señala que la copla es una herramienta hermosa para jugar con los chicos y estimular su sensibilidad.

Rogelio Ramos Signes propone salir de la trampa según la cual, si el niño lee es por mérito de los padres, pero si no lo hace es por culpa ajena.

5 a SECCION

El rol de los padres Existe un espacio infinito que abre puertas a realidades fantásticas, llenas de riqueza expresiva e imaginación. Pero los padres deben desempeñar un papel más activo, a través de una labor que comienza el primer día de las vidas de sus hijos. ◆

Por Patricia Mejalelaty PARA LA GACETA - BUENOS AIRES

lises, el héroe troyano de la Odisea, lucha denodadamente para defender a su patria con una valentía extraordinaria. Matilda es una niña de cuatro años a la que le fascina leer, mientras que sus padres sólo ven televisión. Charlie ama los chocolates y es apoyado por su abuelo para que logre entrar a la fábrica de sus sueños. Harry siente pasión por la magia, y él y sus amigos estudian incansablemente en Hogwards para ser los mejores magos posibles y combatir el mal. Existe un mundo más allá de la vida de todos los días en la cual nos vemos sumergidos. Un universo que sobrepasa la vorágine de la escuela, la apretada agenda de los chicos, los mensajes de texto, las redes sociales o los juegos por internet. Uno en el que la fantasía convive con maravillosas historias que nos permiten ver que todo es posible. La evaluación internacional PISA (Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes) señala que 50% de los jóvenes argentinos terminan el secundario sin comprender lo que leen. En el siglo XXI, participar activamente de la vida cívica implica tener las habilidades necesarias para acceder y actuar en consecuencia. La alfabetización es la base del pensamiento crítico y de la toma de decisiones basadas en la información, aspectos esenciales para una democracia sana. Mientras que niveles bajos de alfabetización contribuyen a la pobreza, al crimen y a una salud débil, una sociedad más educada es una sociedad más justa e inclusiva, en la cual todos pueden participar en forma completa. La especialista colombiana Yolanda Reyes afirma que cuando un niño admite que “odia leer” no se refiere, en realidad, a una verdadera elección sino más bien a malas experiencias, a desencuentros permanentes con la lectura y los libros, a la carencia de momentos de intercambio, fecundos y ricos, en torno a la palabra escrita. Crear el hábito lector en un niño supone una tarea continua que un adulto mediador debe encarar de forma sostenida, en la conciencia de que su accionar es determinante para la formación

U

Los chicos, los libros y un futuro inquietante La lectura enriquece nuestras percepciones, nos proporciona herramientas para comprender la realidad, tomar decisiones y participar activamente dentro de ella. Un país, como la Argentina, en el que la mitad de sus jóvenes termina el secundario sin entender lo que lee, tiene un pobre futuro. ¿Podemos hacer algo para transformar ese horizonte?

del niño como lector. Una labor intensa que comienza desde el primer momento de vida y que debe continuar, inclusive, después de que el niño haya aprendido a leer y se haya convertido en un adolescente apabullado por la tecnología.

Espacios y presencias ¿Podemos decir que la responsabilidad de conformar al niño como lector recae solo en la escuela? Desde Fundación Leer creemos que no. Es cierto que la lectura es uno de los ejes centrales del proceso educativo que la escuela trabaja, sin tregua y sin pausa. Sin embargo, en ella no puede recaer toda la responsabilidad. La familia tiene un rol insoslayable en este sentido. Para contribuir desde el hogar a la formación del hábito lector, la lectura debe estar presente en cada una de las situaciones que vivimos: el diario durante el desayuno, el libro en el colectivo o la conversación mientras los llevamos a la escuela o al pediatra, el diálogo sobre lo leído, múltiples oportunidades de escribir en el hogar, acceso a libros y a revistas al alcance de los niños, paseos que incluyan librerías y bibliotecas, y desde ya, la exposición a los niños de las más variadas manifestaciones artísticas. Pero por sobre todo, es importante que los niños vean leer a los adultos que los rodean. No bastarán los más convincentes discursos en torno a la importancia de abandonar la televisión y abrazar la lectura, si los niños no ven a los adultos que los rodean leer y disfrutar de los libros. La creación de un espacio para la lectura en nuestra vida diaria no es compleja. Solo implica decidir que es importante que exista. Leer a los niños un cuento todas las noches antes de que se duerman es el mejor regalo que podemos hacerles para contribuir a su formación como lectores. De nosotros depende. Hoy podemos comenzar. © LA GACETA Patricia Mejalelaty – Directora ejecutiva de la Fundación Leer, entidad que organiza, entre otras actividades, la maratón de lectura que reúne a casi 4 millones de chicos de todo el país.

ENTREVISTA A CANELA

“Cada niño lector que se pierde termina siendo un adulto menos apto para vida” ◆

Por Mónica Cazón

PARA LA GACETA - TUCUMÁN

- ¿Qué podemos hacer los padres para guiar a nuestros hijos a la lectura? - Si los padres son lectores, ya encuentran en su propia historia personal el camino que los llevó a la lectura. Ahora, si los padres no son lectores, hay un problema. Cuando los niños no ven libros en sus casas o no ven a sus padres leyendo, cuando el libro no forma parte de lo cotidiano, entonces es difícil despertar su interés. El niño es un gran imitador. Si nos ven felizmente leyendo un libro, un diario o una revista, ellos verán que hay un mundo que atrapa a los padres. Y de ese modo es más fácil que lleguen a ser lectores. Lo segundo que hay que tener en cuenta es que hay que leerles. Antes de dormir, en los viajes, cuando se enferman. A veces no es fácil porque los padres trabajan, están ocupados o muy cansados, pero hay que hacer el esfuer-

zo. El mismo esfuerzo que hacemos para comprarles sus medicinas o sus zapatillas. Criar hijos implica un gran trabajo. Yo creo que la parte más placentera del trabajo es jugar con ellos y leerles. También tiene que haber libros al alcance de los chicos. En la casa, en las bibliotecas del barrio, en la escuela o a través del intercambio. Los padres deben tener la convicción del beneficio de la lectura. Hay casos en los cuales un niño dice “en mi casa no había libros pero yo me volvía loco por ellos” pero son casos excepcionales. - Creo que también es importante que los chicos elijan leer. ¿Cuál es la clave para lograrlo? - Leer enseña a elegir; es como un círculo virtuoso. No es que hay que enseñarles a elegir un buen libro. A medida que

PERFIL Su verdadero nombre es Gigliola Zecchin pero todos la conocemos como Canela. Nació en Vicenza, Italia, pero vive en la Argentina desde que tenía nueve años. Condujo numerosos y exitosos ciclos radiofónicos y televisivos, como Café con Canela. Actualmente, y desde hace varios años, produce y conduce Colectivo imaginario (TN). Dirigió el departamento de Literatura para niños y jóvenes de Editorial Sudamericana. Publicó 28 libros para niños y cuatro para adultos. Ganó, entre otros premios, el Martín Fierro y el Fund TV. se avanza en la lectura hay un proceso que se produce solo. La destreza con la lectura enseña el camino. Es como una práctica; si jugás al fútbol con asiduidad, ese entrenamiento irá produciendo destrezas cada vez más exquisitas. Lo mismo ocurre con los libros. Hay que recorrer un camino, como si trepáramos a una montaña para llegar a la cumbre. - ¿Podemos formar seres pensantes y libres sin la lectura?

- Podemos ser pensantes y libres sin la lectura pero, por supuesto, leer nos ayuda a alcanzar la comprensión del mundo y nos abre un horizonte. - En la Argentina hay referentes muy importantes de la literatura infantil y, sin embargo, nuestro país ha tenido resultados muy pobres en las pruebas internacionales de comprensión lectora. ¿Por qué crees que ocurre esto? - Porque creo que no se educa en el

esfuerzo. Los padres creen que el esfuerzo de los hijos tiene que ser premiado con entretenimientos, regalos, mimos exagerados. En cambio la educación en el esfuerzo es ayudarles a entender que el esfuerzo es parte del ejercicio vital; que después de él, hay algún tipo de compensación. Creo que en la Argentina la educación por el esfuerzo no está bien vista. Y se nota en la disputa de los padres con los educadores cuando les ponen una mala nota. Los jueguitos electrónicos, la playstation, conforman otro extremo muy doloroso del abandono que padecen los chicos. Cada niño lector que se pierde con todos estos problemas termina siendo un analfabeto funcional, un adulto menos apto para ciertos trabajos, menos apto para la vida. © LA GACETA


2

LA GACETA

LITERARIA DOMINGO 12 DE AGOSTO DE 2012

LA GACETA LITERARIA /ESPECIAL DÍA DEL NIÑO / LA GACETA LITERARIA / ESPECIAL DÍA DEL NIÑO / LA GACETA LITERARIA

N

E N T R E V I S TA A M A R Í A R U T H PA R D O B E L G R A N O

ove d a d e s

EL LOBIZÓN OCULTO Y OTRAS LEYENDAS DE MIEDO Ana María Shua LA BRUJITA DE PAPEL (64 PÁGINAS)

$ 35

Hay leyendas de muchas clases. Algunas explican el origen de las cosas, otras refieren a personajes históricos y otras parten de creencias en seres sobrenaturales. A Ana María Shua le gustan todas...

MANUELITA LA TORTUGA María Elena Walsh ALFAGUARA INFANTIL (32 PÁGINAS)

$ 39

Reedición de una colección ilustrada, a todo color, pensada para que los chicos comiencen a leer con la obra de la entrañable María Elena Walsh. Incluye En el fondo del mar, una tonina..., Canción tonta, Saben por qué la garza colorada y La Mona Jacinta.

DON FRESQUETE María Elena Walsh ALFAGUARA INFANTIL (32 PÁGINAS)

$ 39

Otro de los títulos de la colección de la poeta, escritora, música, cantautora, dramaturga y compositora argentina. Este volumen incluye, además del cuento que le da nombre, Y aquí se cuenta la maravillosa historia del gatopato y la princesa Monilda.

EL CARACOL DE LOS SUEÑOS Roberto Espinosa FACULTAD DE FILOSOFÍA Y LETRAS - UNT (140 PÁGINAS)

$ 40

El libro reúne diez relatos del escritor y periodista de LA GACETA, vinculados con los mitos tucumanos, que pueden ser leídos por niños pero también por adultos. Como valor agregado, la obra incluye un CD en el que dos de los cuentos son leídos por los chicos.

“Hay que evitar que la escuela sea una institución anacrónica” La Secretaria de la Asociación Argentina de Lectura afirma que todos somos culpables del desinterés de los chicos por la lectura. Entre los factores ligados a la educación escolar, menciona los textos poco interesantes y las metodologías que no consideran las diferencias individuales.

PURAPANZA Liza Porcelli Piussi

LA BRUJITA DE PAPEL (32 PÁGINAS)

$ 53

“Antes, cuando papá decía que la panza de mamá tenía olor a paraíso, yo le decía que no y nos peleábamos. Porque papá me contestaba que yo no conozco el olor del paraíso. Y yo le decía que no me importa porque él no conoce la panza de mamá. Yo estuve ahí y él no...”.

LOS VIAJES DE GULLIVER Jonathan Swift EDICIONES DE LA FLOR (128 PÁGINAS)

$ 118

Ilustrado por Luis Scafati y con estudio preliminar y traducción de Eduardo Stilman. Además de las aventuras con los liliputienses, los periplos menos conocidos del intrépido viajero, que lo llevaron al país de los Houyhnhnms y a Laputa entre otros lugares.

LA BRUJA Y EL ESPANTAPÁJAROS Gabriel Pacheco FONDO DE CULTURA ECONÓMICA (44 PÁGINAS)

$ 65

Una bruja muy torpe tiene problemas para manejar su escoba y queda relegada de su grupo. El espantapájaros quiere ayudarla a continuar su camino y toma una decisión: con la paja de su cuerpo fabrica una escoba especial que la bruja logra manejar sin problemas.

EL MONTE ERA UNA FIESTA Gustavo Roldán

$ 41

ALFAGUARA (64 PÁGINAS)

En el monte chaqueño las reuniones son muy concurridas: monos, coatíes, leones, palomas, vizcachas, lechuzas y sapos se juntan para charlar y compartir historias maravillosas. Claro que siempre alguno trae un cuento para sorprender al resto...

- Ejerció la docencia en todos los niveles. ¿Cómo se puede ser creativo sin abandonar la academia? - Propiciando en el aprendizaje el desarrollo de la creatividad. Nada hay más alejado de la creatividad que una escuela rígida y rutinaria. Es necesario rever la función de los libros en el sistema escolar y qué oportunidades se brindan para la lectura. Y recordar que los docentes asumen actitudes creativas cuando la atmósfera de sus clases está libre de tensiones y generan estrategias de trabajo que tiendan al intercambio, el desarrollo de la reflexión, el juicio crítico y la creatividad. - ¿Quiénes son los responsables del desinterés de los chicos por la lectura? - Todos somos culpables -por negligencia o por desconocimiento- y todos debemos afrontar el reto de un tiempo cambiante. Algunos niños se interesan por la lectura pero no siempre se logra la afición permanente. Con el tiempo, asocian la lectura con los requerimientos escolares y otros medios suplantan la lectura. Entre los factores escolares que inciden pueden citarse materiales de lectura poco interesantes, metodologías que no consideran las diferencias individuales, lectura de un solo tipo de libros. Es preciso evitar que la escuela sea una institución anacrónica. Hay que propiciar una escuela abierta y flexible, con capa-

$ 63

“Rehabilitó perros, adiestro personas”, advierte el autor. Millán ofrece al lector las técnicas prácticas necesarias para entender cómo ve el mundo el mejor amigo del hombre (y también de los niños) y cuáles son sus necesidades para una vida pacífica, feliz y equilibrada.

cidad crítica (y autocrítica) y nuevas formas de trabajo. - Actualmente el mercado nos marca horizontes ¿Está descalificada la literatura infantil y, en el caso de que así sea, es por negligencia O por ignorancia? - Coincido en la incidencia del mercado, un fenómeno global al que es difícil escapar, pero no creo que la literatura infantil esté descalificada. Sí es cierto que muchos la consideran un género menor, les cuesta aceptarla como literatura, no logran distinguir los valores estéticos de muchas obras. Libros hay pero, ¿cuántos se publican? ¿Cuántos se difunden? - ¿Se debe introducir a los chicos en la lec-

PERFIL María Ruth Pardo Belgrano es Secretaria de la Asociación Argentina de Lectura, profesora en Enseñanza Secundaria, Normal y Especial en Letras, egresada de la Universidad de Buenos Aires, y maestra normal nacional. Ejerció la docencia en los cuatro niveles y fue rectora de un colegio. Codirigió colecciones infantiles y coordinó los talleres para chicos de la Sociedad Argentina de Escritores. Es autora de numerosos libros sobre la lectura en la escuela y sobre literatura infantil.

tura de autores clásicos, adaptadas por supuesto? - Según Italo Calvino, “los clásicos sirven para entender quiénes somos y adónde hemos llegado”. Un clásico es un libro que derrota el tiempo, supera el olvido, ejerce influencia, se impone por inolvidable, permanece. Un clásico trasciende lo local, se impone por sus respuestas y por sus valores estéticos. Actualmente muchos clásicos llegan a los chicos a través del cine, de las versiones en video o de dibujos animados pero no por un contacto directo con las obras. Por ello, proponemos la lectura de los textos - Cuéntenos de su Diccionario de Literatura infantil y juvenil. El Diccionario, producto de lecturas, consultas bibliográficas, recopilación de datos, entrevistas a lo largo de años, fue ideado para docentes, padres, abuelos, estudiosos que se inician en la especialidad y para todos aquellos interesados en autores o en temas ligados a la formación literaria y al placer de leer de chicos y adolescentes. Está integrado por microbiografías, términos específicos del área y otros afines que tienden a la transtextualidad. Hemos incluido escritores europeos, americanos y argentinos, con especial referencia a estos últimos y unos pocos de otros lugares. © LA GACETA

Con la sonrisa de una copla

EL ENCANTADOR DE PERROS César Millán con Melissa Jo Peltier PUNTO DE LECTURA (336 PÁGINAS)

Por Mónica Cazón

PARA LA GACETA - TUCUMÁN

“Los niños, como las abejas, viven en el seno del hogar. Nadie repara en ellos sino cuando molestan; pero ellos reparan en todo, todo lo imitan, son placas sensibles, películas vírgenes”. ◆

Por Roberto Espinosa

PARA LA GACETA - TUCUMÁN NOCTURNO - RECETARIO DE SUEÑOS Isol

$ 122

FONDO DE CULTURA ECONÓMICA (32 PÁGINAS)

Este libro está fabricado para brillar en la oscuridad. Simplemente hay que exponer alguna de sus hojas a la luz solar o a un foco para que la tinta fosforescente “se cargue” y devuelva, cuando estemos a oscuras, algo del ingenio que Isol dejó entre sus páginas.

EL TRAJE DEL EMPERADOR Y OTROS CUENTOS CLÁSICOS Silvia Schujer

$ 42

ALFAGUARA INFANTIL (156 PAGINAS)

Aquí se dan cita personajes de cuentos conocidos: La Bella y la Bestia, Aladino, El Gato con botas, los músicos de Bremen y El Sastrecillo Valiente, entre otros. Son los relatos contados en las casas de los niños alrededor del mundo durante las últimas dos centurias.

QUÍMICA HASTA EN LA SOPA Silvana Fucito e Ileana Lotersztain

$ 54

EDICIONES IAMIQUE (48 PAGINAS)

¿Por qué lloramos al cortar las cebollas? ¿Por qué se va el gas de las gaseosas?... La química está presente en gran parte de las actividades que hacemos a diario y es una disciplina fascinante. En este libro, Silvana Fucito e Ileana Lotersztain ayudan a descubrir fenómenos de la química en la vida cotidiana.

onrisa de ojos. Palabra. Juego. Copla. Canto. Estos amigos bastan para echar a andar en la travesía de la imaginación. Onomatopeyas, retruécanos, rimas, rondas despiertan la sensibilidad de los changuitos. “Por la cima de tu nariz rueda una sandía y te dice: ¡Güen día! En la oreja del cerro se repulga una empanada y dice: que tengái una linda mañana... En la punta de un pelo tirita un mosquito y te dice: Te doy un besito...” Las coplas son una mano abierta a la inventiva, un abrazo de afecto entre padres e hijos, entre abuelos y nietos. Todas las noches, antes de los cuentos, o cuando regresábamos del jardín, les decía a mis hijas Rocío y Julieta coplas del cancionero popular fáciles de memorizar: “Los gallos cantan al alba, yo canto al amanecer, ellos cantan porque saben, yo canto por aprender... No me tires con piedritas que me vas a lastimar, tírame con tus ojitos y me vas a enamorar”. Luego venía la etapa de jugar con las palabras y de inventar rimas. Traveseábamos de este modo: “Un piojo hace abdominales en el horno y te dice: ¡Buongiorno! En la sonrisa del día baila una cumbia un tero y te dice: Changuita horrible, te quiero... Río abajo toma helado una piraña y dice: Que tengái una relinda mañana... En la

S

rama de un lapacho, se queja un colibrí y dice: ¿Que ya no me querí?” “Los niños, como las abejas, viven en el seno del hogar. Nadie repara en ellos sino cuando molestan; pero ellos reparan en todo, todo lo imitan, son placas sensibles, películas vírgenes”, decía el gran catamarqueño Juan Alfonso Carrizo (1895-1957), autor de Rimas y juegos infantiles, hermoso libro que editó en

1996 el Instituto de Literatura Española de la UNT, y que deberían tener siempre a mano los docentes. Para los changuitos que festejan hoy su día les arrimo estas coplitas de Pico Chismoso que escribí para la ocasión. “El lorito de mi tata se pone mis alpargatas; hasta por los codos habla, Pico Chismoso se llama. Como es loro tucumano se come siempre las eses, come locro y empanadas, canta zambas y vidalas. El lorito picotea los piojos de mi mollera, sale a pasear en mi hombro y saluda a la bandera. Se sube a mi triciclo, zapatea en el tambor, cuando se pone mimoso, me da un abrazo de oso. Es bandido y tartamudo, chueco y muy presumido, le viene hipo y suda cuando una niña le gusta. ‘Adió, granito de arró’, le dice a la flor Eugenia, se le tuercen las pupilas y se le caen las medias. A la luz de un farolito, toma coraje el lorito, toma aire, saca pecho, y hecho un tembladeral dice: ‘Ayer canté en las nubes, hoy en el vientito, ahora quiero ser canto en tu corazoncito’. ¡Ay este Pico Chismoso!, sabandija y remolón, arropalo a mi sueño y regalame una canción”. © LA GACETA Roberto Espinosa – Periodista de LA GACETA, escritor. Su último libro para niños es El caracol de los sueños.


LA GACETA

LITERARIA DOMINGO 12 DE AGOSTO DE 2012

3

e t r e N a e r Pa l mejor

LA GACETA LITERARIA /ESPECIAL DÍA DEL NIÑO / LA GACETA LITERARIA / ESPECIAL DÍA DEL NIÑO / LA GACETA LITERARIA

ove d a d e s

MIL GRULLAS Elsa Bornemann

La importanci a de la literatur a infantil en el mundo pudo visualizarse en un hecho reciente. En el ac to inaugural de los Juegos Olímpicos 2012 en Londres, J. K. Rowling, autora de Har ry Potter leyó fragmentos de Peter Pan. Des filaron figuras alusivas a personajes salidos de las plumas de mosos de la lit eratura infantil. autores faSi bien Inglaterra es un pa ís co raria infantil, el n una rica tradición litehe qué punto, el fa cho nos muestra hasta ctor económic o producto de las jugosas gana ncias que prop orciona el género a las ed itoriales y al Re ino, influyeron en esta de cisión. Un fenó meno similar ocurre en muc hos países. Sin duda las ca mpañas mundi fabetización y ales de alde promoción ◆ Por Horacio Semeraro de la lectura; la concientizac ión de su impo PARA LA GACETA - BUENOS AIRES rt an factor estimulan cia como te de la imagin ación, el desarrollo cogniti vo y la creativ idad tuvieron llegada. Insisten temente divulgadas por la do cencia, la psicopedagogía y la sociología se vieron favoreci das por la difu sión de obras como la saga de Harry Potter en libros y cine, que esta vez ju garon a favor. Pude apreciar personalmente su efecto en la re ciente Feria de l Libro Infantil y Ju venil en Buenos Aires. Importan tes editoriales que distribuyen su s catálogos en los colegios, congre gaban en sus stands un públ ico numeroso. La presencia de ta lleres interactiv os, lectura de cuen tos -entre otra s actividades- compl ementaron feliz mente el evento. Todo es bueno a la hora de fomentar la le ctura.

ALFAGUARA (48 PÁGINAS)

Naomi y Toshiro son dos niños en Hiroshima de 1945. Unidos por el cariño y el afecto, el verano los sorprenderá con un sol estallando. Es la bomba atómica. En un acto de amor incomparable, Toshiro hará con sus manos mil grullas para salvar a su amiga.

texto infantil en el acto inaugural de los Juegos

$ 49

La aparición de la autora de Harry Potter leyendo un

Olímpicos de Londres prueba la relevancia del género en

ALLY Y EL PICNIC DE PRIMAVERA Lucie Cooper

la actualidad. Hay muchas iniciativas valiosas pero nada

LA BRUJITA DE PAPEL (32 PÁGINAS)

¡Era el Día de la Primavera! Y para festejarlo, Ally iría de picnic al parque con sus amigas. Pero cuando iba a ponerse su vestido favorito, se encontró con una desagradable sorpresa: estaba manchado. ¡Ahora iba a necesitar de toda su magia para llegar a tiempo!

$ 36

reemplaza a las lecturas de cuentos por la noche.

NUESTRO PLANETA, NATACHA Luis María Pescetti ALFAGUARA (336 PÁGINAS)

$ 46

La señorita Greichu les propone a sus alumnos un proyecto para todo el año: el planeta y la supervivencia de la humanidad. Visitas, cartas y trabajos se suceden mientras los chicos reflexionan acerca de cómo cuidar nuestro planeta y a la especie humana.

CAPTURADOS EN FOTOGRAFÍA Adaptado por John Green ALTEA (112 PÁGINAS)

$ 29

Cuando Candace encuentra una cámara de tránsito que ha capturado las aventuras de Phineas y Ferb, está feliz. ¡Ahora puede probar que siempre están tramando algo! Pero Perry el Ornitorrinco quiere esa cámara, ¡porque contiene evidencia de que es el Agente secreto P!

LORO HABLANDO SOLO Juan Lima COMUNICARTE (56 PÁGINAS)

Viejos y bueno s hábitos En la actualid

EL LÁPIZ Paula Bossio FONDO DE CULTURA ECONÓMICA (24 PÁGINAS)

$ 43

Una niña encuentra el extremo de una línea que, al avanzar las páginas, se transforma en burbuja, liana, aro o tendedero para colgar los juguetes. Es el trazo que alguien hizo con un lápiz. Y, también, un homenaje al juego, al dibujo y sus posibilidades infinitas.

A JUGAR CON EL SAPO RUPERTO Roy Berocay ALFAGUARA INFANTIL (32 PÁGINAS)

$ 39

Ruperto, el sapo más famoso del arroyo Solís Chico, te invita a leer y a jugar. Como Ruperto piensa que divertirse es muy importante, en este libro encontrarás: un cuento, juegos con los personajes de esta historia y una canción sobre el derecho de los niños a jugar.

EL REY ARTURO, LOS CABALLEROS DE LA MESA REDONDA Y OTRAS LEYENDAS BRITÁNICAS Oche Califa

$ 37

COLIHUE (96 PÁGINAS)

GENEVIÈVE PATTE (Fondo de Cultura Económica – México) Los niños. Su entidad plena. Las lecturas aconsejables, los cambios operados en el tiempo, por la tecnología. Las bibliotecas infantiles. Su función, su utilización inteligente. Replanteos. Los adultos y los niños. Este es el pluritema de la investigación de Geneviève Patte. Un libro que podría ser pesado, debido a sus características, se convierte en una lectura amena gracias al enfoque del tema y al estilo de la autora, una prestigiosa especialista en la materia. ¡Cuántos ejemplos a seguir! Los niños de hoy son muy maduros. La tecnología, la informática, los medios de comunicación hacen lo suyo. Y lo hacen vertiginosamente y tienen en los niños un receptor –y observador- constante y comprometido, materia dúctil y plástica ¡Cuidado! ¿Qué les interesa en materia de lecturas? He ahí la incógnita. Habría múltiples respuestas. Si bien el mundo los

ALBA OMIL ◆

$ 69

Incluye El increíble caso del cangrejo pirulo, que sólo podría resolver el sagaz sapo detective. Además trae una edición especial del diario La voz del charco, con las intimidades de los festejos del cumpleaños de Ruperto, y reportajes a sus amigos y enemigos.

LA CASA DE RODOLFO Claudia Vera y Nora Hilb ALFAGUARA INFANTIL (40 PÁGINAS)

$ 44

¿QUÉ LOS HACE LEER ASÍ?

ALFAGUARA INFANTIL (56 PÁGINAS)

Un día, el lobo Rodolfo encuentra la puerta de su cueva tapada por una piedra. Empieza a aullar desesperado: ¡ya no tiene hogar! Todos los animales del bosque acuden en su ayuda y lo invitan a vivir en sus hogares. Pero Rodolfo no está cómodo en ninguno...

HISTORIA DE UNA PRINCESA, SU PAPÁ Y EL PRINCIPE KINOTO FUKASUKA María Elena Walsh ALFAGUARA INFANTIL (32 PÁGINAS)

$ 39

LECTURA

ha cambiado, mantienen intactas la magia, la fantasía que portan sus genes. Cómo es el niño en -y producto de- la era digital; cuánto debemos aprender de él y cómo responder a sus necesidades, son interrogantes serios que, entre otros, se plantean en estas páginas que nos llevan a reflexionar sobre muchas cosas más allá de lo denotado; por ejemplo, la lectura en la escuela, su selección y la forma en que opera como motivadora para proyectos que la complementarían. Buena reflexión que conlleva, en el fondo, replanteos en las políticas educativas: enfoques más actuales y menos acartonados en la educación, especialmente en el ámbito de enseñanza de los colaterales de la lectura: la gramática, por ejemplo. “En un mundo que se ‘unifica’ cada vez más, la biblioteca pone énfasis en la comunicación humana, los lazos y las relaciones interpersonales alrededor de la necesidad de conocer, de reconocerse y de pensar. Ella puede en este aspecto, desempeñar un papel fundamental”, concluye la autora. Densas páginas de citas amplían el discurso y una amplia bibliografía lo complementa. © LA GACETA

En las leyendas británicas sobrevive, de una forma u otra, la historia de los celtas, pueblos que habitaron gran parte de Europa. Sus historias y creencias han dieron lugar a aventuras atrapantes que emocionan.

RUPERTO ROCANROL Y OTRAS BOBADAS Roy Berocay

Sukimuki era una princesa japonesa. Vivía en la ciudad de Siu Kiu, hace como dos mil años, tres meses y media hora. Hasta que un día apareció una enorme Mariposa de todos colores. Y la princesa, que padecía de un gran aburrimiento, decidió moverse. Y su vida cambió...

LAS AVENTURAS DEL REY MONO Y OTRAS LEYENDAS CHINAS Oche Califa COLIHUE (96 PÁGINAS)

$ 33

Los niños, la lectura y las bibliotecas

PUERTA AL INFINITO. Los libros, literariamente, transportan a los pequeños a otros mundos.

En este libro no hay señal para celular. Solamente habla el loro. La cáscara siempre verde de la almendra es suya, en el valle de Traslasierra. Llueve, nieva, hay sol con luna, las cabras saltan en caída libre, los chanchos vuelan, canta la rana. Y los poemas son los árboles.

$ 55

ad centes pasan la , los niños y adolesrgas horas por día leyendo en la co mputadora, a través de Facebook y otra s re es tema perman des sociales. Aunque en simposios, lo qu te de seminarios y e habría que ha cer, quizás, sería ince ntivar la lectur a de textos y buenos libros del género al qu e pueden acceder por In ternet, canaliz ando esa inquietud y nece sida lectura y comun d de llenar espacios de icación. Eso si n dejar de estimular la trad icional lectura de libros. Instituciones com o la Academia Argentina de Literatura Infa ntil y Juvenil, (Aalij), Jitanjafora, Cedilij, Ed elij, Alija, ofrece n continuamente su mater ial. En cuanto a libros, existe en todas las librerías un in agotable y variado caudal co n bellas ilustra ciones clasificados en lectur as para niños entre tres y 15 años, con reco mendaciones pa ra cada edad. De cualquier m anera, nada re emplaza las lecturas de cu entos a la noch e, antes del sueño, en esa frontera con al as propicia pa ra los duendes y las hadas, en la que los superhéroes y la s figuritas se to man un recreo. Como dice una amiga, creo ríamos volver que “debea la hora del cu ento”. © LA GACETA Horacio Semerar o – Miembro de la Academia Arge ntina de Literatur a infantil y juvenil.

Entre las leyendas chinas se destacan las del Rey Mono: un personaje fantástico con un maestro real: el monje Tang, figura clave en la difusión del budismo. Y resaltan también las historias de princesas: reivindicación de la mujer en una cultura que tradicionalmente las oprimió.


4

LA GACETA

LITERARIA DOMINGO 12 DE AGOSTO DE 2012

El primer paso Ver un niño leyendo un libro es una imagen que conmueve, tal vez porque está cargada de recuerdos, quizá porque es menos frecuente que antes. Un niño atrapado por una historia es un ser indefenso que se ha involucrado en algo pergeñado por otros, pero que ya le pertenece. De una página a la siguiente, dejará de ser testigo para convertirse en protagonista. ◆

Por Rogelio Ramos Signes PARA LA GACETA - TUCUMÁN

ué es lo que lleva a un niño a buscar el abrigo de un libro es algo que me he preguntado, y que he preguntado, muchas veces. Y las respuestas que me di, y las que me dieron, fueron siempre diferentes, aunque tenían en sí algún punto en común: la suposición, la inexactitud, la imposibilidad de saber científicamente algo que, en el fondo, sigue siendo indescifrable. Padres lectores se lamentan, para sí, de no haber logrado despertar en sus hijos el amor por la lectura; y, al mismo tiempo,

Q

conocemos escritores que crecieron en hogares donde no había libros. En los dos casos, para bien o para mal, para aliviar conciencias o para idealizar alguna tarea relacionada con la enseñanza, las tintas se cargan sobre los docentes. En fin, la ecuación es simple: si mi hijo lee, es mérito mío; si mi hijo no lee, es culpa de los demás. Y así vamos por la vida, agregando nuevos desconocimientos a nuestra ya sobrecargada alforja de ignorancias. Creo, de verdad, que nadie puede ayudarnos. Las teorías abundan (o sea que abundan las suposiciones), pero el niño sigue intere-

sándose o desinteresándose por los libros. Sé que hay escritores estudiosos del tema que se desvelan pensando qué literatura puede interesarle a los chicos. Yo, como escritor, como simple idóneo en el tema, creo que el niño quiere que le cuenten una historia; es lo que nosotros mismos quisimos en la infancia; y es, de alguna manera, lo que seguimos queriendo hoy. Por eso, ya sea pensando en un público infantil como pensando en los mayores, debemos producir una obra que nos atrape a nosotros. Es el primer paso. El segundo paso vendrá o no vendrá; de-

penderá de muchos factores, inmanejables. Lo que sí es cierto es que si ese segundo paso se da (el interés del niño por la historia que le estamos ofreciendo), quiere decir que el primer paso fue el correcto: habíamos escrito una historia que a nosotros nos gustaba, y no algo que nos disgustaba pero que suponíamos que a alguien (pequeñito) iba a interesarle. Sé que mi opinión no resuelve el enigma, pero al menos es un pedido a los colegas para que, a la hora de escribir ciertos libros, pensemos que también estamos escribiéndonos para nosotros; para el no-

sotros que fuimos hace algunas décadas. Ya concluyendo este texto, me recuerdo en alguna fría siesta de invierno, parecida a ésta, con los dedos ateridos saliendo apenas por debajo de las mantas para dar vuelta otra hoja y continuar leyendo algo que alguien había escrito para él, pero que hice mío. © LA GACETA Rogelio Ramos Signes – Escritor. Autor de En busca de los vestuarios, ganador del premio al mejor libro ilustrado de la Asociación de Literatura infantil y juvenil.

El papel del periodismo

Aprender a elegir

Las publicaciones periódicas cobijaron a buena parte de

En tiempos de cambio y vértigo, lo relevante sigue siendo la búsqueda, la curiosidad y las elecciones.

los grandes textos infantiles. Desde las primeras décadas y

hasta hoy, LA GACETA le otorgó un lugar relevante al

letras y la imaginación. Por Honoria Zelaya de Nader

PARA LA GACETA - TUCUMÁN no de los temas que más preocupa en el entorno de la literatura infantil es el de la saludable relación entre el niño y la lectura. Ya no se discute si existe la literatura infantil. Ni se necesita proclamar sus funciones. Tras muchos años de esfuerzo se ha logrado que el “había una vez” tenga presencia en el panorama cultural argentino. Contamos con escritores reconocidos a nivel mundial, crecen los números de tirada, los programas de promoción a la lectura, las instituciones dedicadas al género, pero el verdadero desafío sigue siendo el de la conquista del niño lector. Y entre otras aperturas, el del accionar decidido de la prensa. Entiendo que cuando se habla de literatura infantil no se debe pensar sólo en libros, sino también y con justicia en los destellos de la prensa abordada por especialistas. Claro está que el libro infantil es una conquista moderna. Al llegar la imprenta, las pocas obras que reconocieron un destinatario infantil eran de marcada tendencia didáctico-moralizante. Si bien, en las postrimerías del siglo XVII, Perrault publica los Cuentos de Mama Oca,

U

que no fueron escritos para niños, pero con el tiempo gozaron de la adhesión de los pequeños. Por fin, hacia mediados del siglo XVIII se dan los primeros pasos de una literatura que mira con respeto a la infancia. Y esta aparición viene de la mano del periodismo. En Londres, John Newbery, abre la primera librería para niños y edita The Lilliputian Magazine, el primer periódico infantil. La iniciativa fue revolucionaria. Prendió en otros países. En Alemania surge Kin- Freunde; en Francia, Los amigos de la infancia; en España, la Gaceta de los niños y en Italia, Collodi publica por entrega, en 36 capítulos, en el Giornali per i bambino, las aventuras de Pinocho ¿Y qué pasó en la Argentina? ¿Puntualmente en Tucumán? Pasó que el 1 de marzo de 1931, LA GACETA anuncia en un aviso de importantes dimensiones que: “Todos los días visitará a nuestros niños lectores La Cenicienta”. Pasó que iniciaba, por entregas, como “historieta cinematográfica” la narración de un cuento de raíz folk. Pasó que a esta historia le sucedieron varias otras. Sucedió también que publica-

apá y mamá se fueron a dormir, ¿y ahora, qué hacemos?” Seguramente esta frase la repetimos miles de veces con nuestros hermanos, o la pensamos, si fuimos hijos únicos; lo cierto es que esperar a que los mayores descansen un rato a la siesta, nos enfrentaba en la niñez, a un universo exquisito y misterioso que por supuesto queríamos descubrir o investigar. Desde jugar en el maravilloso jardín de la casa de la abuela hasta trepar por los estantes más elevados para descubrir el libro o la revista prohibida, que seguramente devoraríamos con interés. Eran esos textos que siempre nos avisaban que leeríamos “más adelante” y que nosotros sospechábamos, con razón, que el “más adelante” eran demasiados años para nuestro universo ávido. Las opciones no eran muchas, jugar sin hacer demasiado ruido o leer, pintar, armar coreografías de baile y mirar las imágenes de las enciclopedias (que sí estaban a nuestro alcance) ¿Quién no recuerda los tomos de Lo Sé Todo, El Libro Gordo de Petete, Anteojito, Billiken y tantas más? Puedo caer en el cliché de la famosa y aburrida frase de “todo tiempo pasado fue mejor” pero no creo en eso, y tampoco sacralizo a las generaciones anteriores. El tiempo pasado es pasado y sólo nos puede aportar desde el lugar de rescatar lo valioso y respetarlo. Lo inevitablemente cierto es que los chicos de ahora no son los de antes, y mamá y papá tampoco. Ya no duermen siesta. El siglo XXI, caracterizado por la velocidad y la pluralidad de acontecimientos, afianza mi idea de los urgentes cambios

“P

género que contagia en los chicos el entusiasmo por las

Por Mónica Cazón

PARA LA GACETA - TUCUMÁN

HACE OCHO DÉCADAS. El 1 de marzo de 1831, LA GACETA anuncia el inicio, por entregas, de la “historieta cinematográfica” de La Cenicienta.

ba cuentos para niños. Entre ellos los de Tránsito C. de Riva Jordán, autora del primer libro para niños en nuestro medio. Pasó, que a partir de sus horas iniciales, algunas veces más, otras menos, desde diversos enfoques LA GACETA siempre atendió a la literatura infantil. En la actualidad ofrece semanalmente la Colección de Fábulas para Antes de dormir. Encomiable actitud. El compromiso de los medios gráficos en la conquista del niño lector es axial. © LA GACETA Honoria Zelaya de Nader - Doctora en Letras, especialista en Literatura infantil, presidenta de la Filial tucumana de la Asociación Argentina de Lectura.

que deberían considerarse para la literatura dedicada a la niñez y la juventud. ¿Cómo es posible continuar ofreciendo las mismas lecturas, autores y cancioneros? Atención, de ninguna manera digo que deben descartarse los clásicos; no se trata de excluir las formas tradicionales. Me parece más fructífera la idea de ampliar el canon existente que la de una confrontación entre lo nuevo y lo viejo. Pienso en la importancia de encontrarnos abiertos a las nuevas estéticas, y sobre todo formar a los chicos en el concepto de la libertad de elección. No debemos olvidar que somos los adultos los que ofrecemos a los niños las primeras herramientas para que se enamoren o desdeñen el riquísimo mundo de las letras. De ello dependerá que los chicos de este tiempo, en el momento que mamá y papá se duerman, elijan un libro que les despierte su interés. Esto puede sonar a utopía si tenemos en cuenta la tecnología; pero no creo que deba preocuparnos puesto que todo dependerá del uso que ellos mismos le den a la computadora, a la televisión, a los celulares, etc. Aprender a elegir, incorporar conocimientos jugando, riéndonos y cantando es una excelente fórmula para que ese chico lea. Y cuando hablo de aprender a elegir, incorporo la realidad del chico de cualquier medio social. En la Argentina hay excelentes autores que se dedican seriamente a la literatura infantil. © LA GACETA Mónica Cazón – Escritora, coordinadora de la Asociación Literaria David Lagmanovich.

12-08-2012 LITERARIA  

Domingo 12 de agosto de 2012 Literaria LA GACETA

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you