Page 11

11

POLICIALES LA GACETA

LUNES 2 DE DICIEMBRE DE 2013

›› JUSTICIA FEDERAL | CAUSA POR DROGAS

Ordenan la preventiva para la narco policía El juez Bejas dispuso esta medida para cinco de los siete imputados que tiene la investigación, y ordenó embargos de hasta $ 200.000 LA GACETA / FOTO DE INÉS QUINTEROS ORIO

LA INVESTIGACIÓN

La agente involucrada proveía información clasificada a un vendedor de drogas cuando cumplía funciones en la Digedrop La investigación federal que pesa sobre un distribuidor de estupefacientes conocido como “El Garra” avanza con medidas que complican su situación procesal y la de sus presuntos cómplices. En este marco el juez Daniel Bejas, titular del Juzgado Federal N°1, dictó la semana pasada la prisión preventiva para cinco de los siete procesados que tiene esta causa. Entre los imputados que deberán esperar en prisión el debate oral en el que se juzgarán sus responsabilidades por comercializar marihuana y cocaína, se encuentran una policía y un empleado del Concejo Deliberante de la capital. Estos acusados, junto con “El Garra”, están señalados como piezas fundamentales en el funcionamiento de esta organización delictiva que operaba en una vivienda ubicada en San Luis al 1.600. El 1 de octubre pasado, la Policía Federal allanó ese domicilio luego de investigar el modus operandi de los imputados. Está comprobado que esta banda liderada por “El Garra”, según consta en la investigación judicial a la que tuvo acceso LA GACETA, funcionaba como una asociación ilícita dedicada al fraccionamiento y venta de marihuana. Además habían instalado

ORGANIZACIÓN. En Octubre, la Policía Federal allanó una vivienda en San Luis al 1.600, en ese lugar “El Garra” (otro imputado) coordinaba la venta. una “cocina” que les permitía procesar químicamente la “pasta base” para venderlas como “ravioles” de cocaína. De acuerdo con la investigación, “El Garra” era el responsable de organizar y financiar todas las actividades ilícitas en las que participaban varios familiares suyos. Según la Justicia Federal, el imputado promovía con dinero

cada movimiento de la banda y se ocupaba de organizar los contactos tanto con los “dealers” que trabajaban para ellos como con algunos empleados de la Policía de Tucumán. De esa manera, evitaban ser sorprendidos cada que se iba a realizar algún procedimiento. En el informe judicial se detalla que esta asociación contaba con la colaboración de perso-

la Provincia Paul Hofer. Pero había sido relegada de ese cargo y puesta a disposición de la Guardia Urbana. Según la investigación del juez Bejas, esta policía fortaleció la actividad criminal de “El Garra” proveyéndole información clasificada sobre los allanamientos que iban a realizarse. Así el imputado podía eludir el accionar de la Po-

nal de la Dirección General de Drogas Peligrosas (Digedrop), una seccional de la capital y de la Brigada de Investigaciones.

La narcopolicía La mujer policía involucrada en esta investigación cumplió funciones hasta septiembre pasado en la Digedrop, según informó el secretario de Seguridad de

1

La Policía Federal investigó por 10 meses, por orden del juez federal Daniel Bejas, el accionar de la banda comandada por “El Garra”

2

La banda vendía estupefacientes. Incluso tenían una “cocina” para “estirar” la cocaína. En la organización había varios familiares de “El Garra”

3

En un informe elaborado por los jueces federales de la región se detalló que muchas familias se dedican a la venta de estupefacientes

licía y, además, informar a los “dealers” cuando se iban a realizar controles policiales. Por otra parte, un empleado municipal que trabajaba en el Concejo Deliberante de la capital se ocupaba -siempre según la investigación- del procesamiento de la “pasta base” (cocaína) para su posterior fraccionamiento y venta. El cruce de las llamadas telefónicas entre los imputados aportó una buena parte de los elementos probatorios que le permitieron a Bejas dictar la prisión preventiva para los acusados. Junto con esta medida el juez ordenó embargos a estos tres imputados que van desde los $ 50.000 a los $ 200.000.

Detienen a un vendedor de marihuana con 90 “bagullos” Tras dos meses de investigación personal de la Dirección General de Drogas Peligrosas (Digedrop) logró desbaratar la venta de estupefacientes en una vivienda ubicada en la calle Bernabé Araóz al 1.400. El informe oficial firmado por el director de esta repartición, el comisario Fabián Salvatore, indica que mientras duró la pesquisa

se pudo comprobar que en esa vivienda un hombre conocido como “Carluncho” y su hijo “un tal Gula” se dedicaban a la venta de bagullos de marihuana y ravioles de cocaína. La denuncia había sido radicada en la Digedrop por vecinos de la zona que afirmaban que en la casa de “Carluncho” circulaban todos días grupos de jóvenes consumidores.

Luego de conocer la denuncia el Juzgado Federal N°1, a cargo del juez Daniel Bejas, ordenó que se realice una investigación para corroborar si en ese lugar se comercializaban drogas. La vigilancia de la Policía también permitió comprobar que los familiares de “Carluncho” se paraban como “campanas” en la esquina de la vivienda y en las vías

del ferrocarril (ubicadas al frente de la casa) lo que dificultaba el trabajo de los pesquisas. A pesar de esto los investigadores lograron recabar elementos probatorios del ilícito que se estaba cometiendo. Una vez que se recogieron las pruebas, el juez Bejas ordenó que se realice un allanamiento. Esta medida se hizo efectiva el sábado

por la siesta por personal de la Digredrop y del Grupo CERO. Según se explica en el informe, cuando los policías irrumpieron en la vivienda hubo una huida de un grupo de consumidores que estaban en ese lugar. Según la Policía, cuando “Carluncho” vio entrar a los uniformados intentó deshacerse de las drogas que tenía arrojándolas

por el inodoro. Sin embargo, el personal logró aprehenderlo antes de que se deshiciera de las pruebas. En el allanamiento se incautaron de 90 bagullos de marihuana, $ 2.000 en efectivo y recortes de cocaína. “Carluncho” fue detenido por la Policía durante el procedimiento. En tanto que “Gula”, su hijo, permanece prófugo

Dos accidentes de tránsito se cobran la vida de dos motociclistas En uno de los choques, que ocurrió en la ruta 307, falleció un estudiante de Filosofía y Letras; el otro accidente sucedió en Concepción Los accidentes de tránsito volvieron a vestir de luto las rutas de la provincia. El primero de los choque ocurrió en la ruta 307 que va a los valles mientras que el segundo ocurrió en la ciudad de Concepción. En ambos casos murieron motociclistas. La primera víctima de la inseguridad vial fue un joven estudiante de la Facultad de Filosofía y Letras que viajaba en dirección oeste-este por la ruta 307. Alrededor de las 10, Mario Antonio Corbera había llegado al Kilómetro 16 de esa tra-

za a bordo de una moto Honda CG de color negro. En ese momento, chocó de frente contra un auto que viajaba en la dirección contraria, informó la Policía. El fuerte impacto se produjo en una zona conocida como “La Ramadita”, cuando la moto que conducía Corbera chocó contra un VW gol sin patente que era manejado por Víctor López de 38 años que se dirigía a Santa María, Catamarca. Por causa del golpe Corbera, que tenía 25 años, salió despedido de la moto y perdió un brazo y una

LA CHISPA DE CALLIERA

pierna, detalla el informe policial. El joven estudiante perdió la vida en el acto. Todavía se investiga cuáles fueron las causas que provocaron la trágica colisión.

Mario Corbera tenía 25 años, había participado de las tomas de la UNT y era uno de los impulsores de la creación de un comedor estudiantil.

Choque en la ciudad El otro motociclista que falleció, que fue identificado como Walter Cejas de 52 años, circulaba por una esquina semaforizada de Concepción cuando ocurrió el accidente, informó el comisario Héctor Manuel Figueroa, jefe de la Unidad Regional Sur (URS).

“Cejas practicaba enduro y conducía una motocicleta XR 400 en el momento del choque. Todavía desconocemos los pormenores del

VISTO Y OÍDO

accidente pero las primeras pericias indican que chocó contra el costado derecho del guardabarros delantero de una camioneta Fiat

Strada”, explicó. La camioneta, dominio HSM 714, era conducida por Rafael Bertolot de 62 años, oriundo de la provincia de Buenos Aires. En el momento del accidente, Cejas circulaba por la calle Alberdi de esa ciudad y, al llegar a la esquina con Italia chocó contra la camioneta. Según Figueroa, en el lugar del hecho no encontraron el casco del motociclista. “El joven cayó al pavimento y por la gravedad de las heridas fue trasladado al Hospital Padilla donde murió alrededor de las 16”, concluyó.

LA GACETA / FOTO DE ROBERTO DELGADO

SIN RASTROS DE LOS AGRESORES DE LA JOVEN SECUESTRADA Y ABUSADA La Policía no consiguió identificar a ningún sospechoso del secuestro y posterior abuso sexual de una joven de 23 años, que denunció haber sido obligada a subir a un auto en la zona del Hospital de Niños y luego despertó en Monteros. Desde la Regional Oeste informaron que nadie había denunciado la desaparición de la víctima y qué tipo de vehículo usaron los secuestradores. Tampoco pudieron determinar quién llevó a la joven al hospital de Monteros, donde hoy recibiría el alta. DESCUBRIÓ AL LADRÓN DENTRO DE SU CASA Y LO ATRAPÓ Un individuo de 24 años ingresó a una vivienda situada en calle Alsina al 100, el sábado a la madrugada. Pero el dueño de casa, de 37 años, advirtió la presencia del delincuente cuando emprendía la huida con una caja de herramientas. El hombre lo persiguió y consiguió alcanzarlo a pocos metros, para luego entregarlo a la seccional 5ª, donde quedó aprehendido por hurto con escalamiento. BUSCAN A UNA ADOLESCENTE DE 14 AÑOS Sofía Ruiz tiene 14 años y vive en Bernabé Aráoz al 700, pero nadie sabe nada de ella desde el jueves. Según denunció su familia, la adolescente salió de la casa a las 14 para ir a la Escuela General Belgrano, ubicada en calle Libertad, entre Lavalle y Bolívar. Sin embargo, no llegó a clases. Vestía un pantalón gris a cuadros, una remera naranja y un delantal blanco, además de cargar en sus hombros una mochila azul. Por cualquier dato sobre su paradero, llamar a la comisaría más cercana. DOS HOMBRES LA AMENAZARON DE MUERTE Y LE QUITARON LA CARTERA Leonora Contreras, de 31 años, caminaba por avenida Alem y La Plata cuando dos individuos en moto se le acercaron, la amenazaron de muerte con un cuchillo y le quitaron la cartera, el jueves a la siesta. Pero el cabo Claudio Castaño y el agente Martín Barros les dieron alcance y recuperaron las pertenencias de la mujer. Los dos asaltantes, de 19 y 25 años, quedaron aprehendidos.

Choca y le secuestran un cuchillo Un hombre de 31 años conducía una motocicleta Honda CG por la ruta 347. A la altura de la comisaría de El Cadillal, chocó desde atrás contra el Fiat Sienna del subcomisario Daniel Gómez, el segundo jefe de esa dependencia. Según fuentes policiales, el motociclista sufrió lesiones leves y llevaba un cuchillo, que quedó secuestrado.

02 12 2013 cuerpo central la gaceta  

Lunes 2 de diciembre de 2013, Cuerpo Central LA GACETA

Advertisement