Page 1

SAN MIGUEL DE TUCUMAN, DOMINGO 2 DE DICIEMBRE DE 2012

2

4

Los jóvenes reelaboran tendencias -dice Néstor García Canclini-: son creadores que optan por vincular a quienes hacen arte y lo transmiten con sus consumidores,

“Hay un público de lectores profundos, una cofradía mundial que sabe desechar el actualismo y afirmar los valores”, afirma Abel Posse en su crítica a la frivolidad.

5 a SECCION

EL TEATRO QUE BAJÓ EL TELÓN PERO CONSERVÓ LA MAGIA. La sucursal porteña El Ateneo - Grand Splendid fue elegida por el diario inglés The Guardian como una de las dos librerías más bellas del mundo.

Cómo se vende un libro El Ateneo acaba de cumplir cien años. Pertenece a Ihlsa, grupo que incluye también a la cadena Yenny y que tiene 45 librerías en todo el país. Conocer Ihlsa es conocer el mercado argentino del libro. Allí se vende entre un 25% y un 30% de todos los títulos comerciales del país. El director comercial del grupo y la directora editorial de

El Ateneo nos cuentan qué se lee, cómo cambiaron las librerías, qué incide en la compra de un libro, qué ocurre con el e-book

E N T R E V I S TA A L U Z H E N R Í Q U E Z

E N T R E V I S TA A J O R G E G O N Z Á L E Z

“El libro abarca desde Vonnegut a Doña Petrona” - ¿Cuál es el punto de equilibrio en la venta de un libro? - Nuestra tirada promedio es de 3.000 ejemplares. Con la venta de 1.500 se cubren los costos. - ¿Cuáles son los géneros más vendidos en la Argentina? - El libro de investigación periodística, el policial y el libro de autoayuda. El libro se suele asociar a la narrativa y al ensayo, pero esos dos géneros no llegan a un tercio de la oferta. El libro es un soporte que abarca desde Kurt Vonnegut a Doña Petrona. El rubro infanto-juvenil representa el 23% de nuestras ventas. El punto de quiebre fue Harry Potter, que eliminó el preconcepto de que los chicos no podían leer una novela larga. En el caso del sello El Ateneo, uno de los más vendidos a través del tiempo es Mi planta de naranja lima. Sucesivas reimpresiones de un libro leído por padres e hijos y recomendado en las escuelas. - ¿Qué está ocurriendo con el e-book? - En Estados Unidos y en Japón la tendencia es

“Antes la librería intimidaba a la gente”

fuerte. Pero en Europa el crecimiento ha sido limitado y está amesetado. Y, aunque en algún momento la tendencia va a llegar, todavía en América latina no es muy relevante. De todos modos no creo que se trate de un fenómeno que vaya a destruir el libro papel. Creo que, por el contrario, habrá una convivencia. El libro digital es una amenaza potencial, fundamentalmente, para quienes imprimen los libros tradicionales y para los libreros. Nosotros apostamos y creemos en el futuro del libro papel. De hecho el año que viene abrimos una nueva unidad de negocios que es una imprenta para libros con baja tirada. Podremos hacer millones de ejemplares al año pero con una gran variedad de títulos. - ¿Qué pasará con los derechos de autor? - Es difícil saber qué ocurrirá pero las hipótesis sobre su desaparición o limitación no están asociadas necesariamente a consecuencias positivas. Continúa en la página 2...

- ¿Cuántos libros vende el Grupo Ihlsa al año? - Vendemos 5 millones de ejemplares al año. En el último, esos 5 millones surgieron de 89.000 títulos. De unos vendimos 20.000 ejemplares; de otros, sólo uno. Los 100 títulos más vendidos representan el 13% de nuestras ventas. El mercado argentino es muy particular, muy distinto a los del resto de habla hispana. Es un mercado con lectores sofisticados. Acá cuesta generar best sellers. En el mercado español, que antes de la crisis era cinco veces más amplio que el nuestro, un best seller promedio era diez veces más grande. Un millón de ejemplares contra 100.000. Esta última cifra no está muy lejos de las de los grandes long sellers. - ¿Cuáles son los factores que inciden en la venta de un libro? ¿Cuánto cuenta la tapa, la contratapa, el sello editorial, la vidriera, el tiempo de exhibición, las críticas, la publicidad, el boca en boca, el consejo del librero? - Hicimos una encuesta en diversas librerías de

Buenos Aires y el interior. Casi el 60% de los compradores toma la decisión en el salón de ventas. Cuenta, entonces, la exhibición, la tapa, la atención del librero. La contratapa es fundamental: en pocos segundos da una idea al lector sobre lo que puede hallar. El sello editorial casi no incide. El libro, por sus características particulares, no responde demasiado a las reglas habituales del marketing. Un comentario de un conductor radial popular vale más que 50 avisos convencionales. - ¿Cómo se transformaron las librerías en los últimos años? - Escucho decir que los libreros no son los mismos que hace 30 años. Hace 30 años yo era librero y puedo decir que los lectores tampoco son los mismos. Antes el librero tenía el monopolio de la información. Sabía, a través de los editores, lo que venía, o tenía adelantos de las críticas de los diarios y en base a ellas armaba su vidriera. Continúa en la página 4...

PASADO Y PRESENTE

E

l mismo año en que Alberto García Hamilton fundaba LA GACETA, el español Pedro García, quien luego sería conocido como “el as de los libreros de América”, abría una editorial y librería en Buenos Aires. Uno de los dos primeros libros que editó fue Las Bases, de Juan Bautista Alberdi. García conformó una prestigiosa colección de libros de medicina que superaría el millar de títulos y que

tendría como asesores a los ganadores del premio Nobel Bernardo Houssay y Luis Federico Leloir. Cuando cumplía sus bodas de plata y la librería se mudaba a un tradicional edificio en la calle Florida, empezó a extenderse el eslogan “Lo que está, está en El Ateneo”. Carlos Fuentes solía repetir que fue allí donde compró su primer libro de Borges. Con el tiempo, la librería se transformó en un

ámbito de encuentro entre lectores y autores. En El Ateneo se organizó La Primavera de las Letras, antecedente de la hoy masiva Feria del Libro de Buenos Aires. Manuel Mujica Láinez, Jorge Luis Borges, Horacio Quiroga, Victoria Ocampo, Leopoldo Marechal y María Elena Walsh eran algunos de los habitués de la librería. En 1998, el Grupo Ilhsa adquirió El Ateneo e inició el proceso de expansión que lo llevó a

coordinar 45 librerías, que reciben 14 millones de visitantes anuales, en los más distintos puntos del país: 17 están en el interior. Entre ellas, la sucursal tucumana. La sucursal porteña El Ateneo-Grand Splendid fue elegida por el diario inglés The Guardian como una de las dos librerías más bellas del mundo. Se instaló en el inmueble del tradicional teatro en el que cantó Gardel. Por allí pasa hoy un millón de visitantes al

año. Tiene 2.000 metros cuadrados y conserva los balcones, los palcos y la cúpula originales. En el escenario se instaló un café en el que hoy puede encontrarse a escritores como Juan José Sebreli. “Me pasé la vida escribiendo y leyendo en cafés. Pero hoy este es uno de los pocos que queda en Buenos Aires sin la tortura de los televisores’’, le dice el ensayista a LA GACETA Literaria. © LA GACETA


2

LA GACETA

LITERARIA DOMINGO 2 DE DICIEMBRE DE 2012

LA GACETA LITERARIA / LANZAMIENTOS / LA GACETA LITERARIA / CRITICA DE LIBROS / LA GACETA LITERARIA / LOS MÁS LEÍDOS

N

o v e d a d e s

EL PLACARD DE MURIEL Mónica Cazón

$ 40

ALCIÓN EDITORA – (75 PÁGINAS)

Los jóvenes y las culturas emergentes en la era digital generación interesada menos en las obras que en la participación de procesos creativos XTOESASTRAL.WORDPRESS.COM

“Tengo a mis hombres separados en compartimentos, aquí el amor, más allá el sexo, por esta esquina la amistad. La verdad no siempre tiene una misma cara”, revela en tono íntimo la talentosa Cazón (colaboradora de estas páginas), en los relatos de Ella y yo y Nosotras.

INVESTIGACIÓN CULTURA Y DESARROLLO NÉSTOR GARCÍA CANCLINI Y MARITZA URTEAGA (COMPS.) (Paidós – Buenos Aires)

LA POESÍA DEL PENSAMIENTO George Steiner

MAX WEBER Y LAS PARADOJAS DE LA MODERNIDAD Michael Löwy

$ 65

NUEVA VISIÓN (160 PÁGINAS)

Selección interdisciplinaria de ensayos de especialistas sobre Weber, quien supo captar con agudeza la modernidad occidental: desencantamiento del mundo, racionalidad instrumental y politeísmo de los valores.

LOS BORGIA – LUCES Y SOMBRAS Guy Le Thiec

$ 99

PAIDOS (200 PÁGINAS)

Crimen, sexo y poder: he aquí lo que inmediatamente evoca el nombre de Borgia. De esa familia valenciana que dio dos papas y reinó sobre la Roma del siglo XV. El relato de su ascenso y su decadencia (sostiene el autor) plantea una meditación sobre el deseo y el poder.

VARIACIONES DE KOCH Manuel Soriano

$ 89

ALFAGUARA (122 PÁGINAS)

El protagonista de estos cuentos es Koch. Pero, ¿quién es Koch? ¿El turista que sube con su mujer a un auto conducido por un psicópata? ¿El marido que espera el resultado de un análisis sobre fertilidad? ¿El ejecutivo pide ingresar a una sociedad londinense? Todos. Y más.

LA EXCEPCIÓN DE LA REGLA Vivian Mansour

$ 35

FONDO DE CULTURA ECONÓMICA (64 PÁGINAS)

La vida de Leo no es nada fácil: sufre del constante acoso de un grupo de niños a los que percibe como amenazantes seres marinos. Pero un buen día, con la ayuda de la niña más lista de la clase, Leo conseguirá ganarse el respeto de todos.

MI GATO LUIS Javier Garrido

$ 40

LA BRUJITA DE PAPEL (32 PÁGINAS)

No siempre se puede ser lo que se quiere ni siempre se es aquello que uno quisiera. Precisamente, esta es la historia de un gato que quiso ser un perro (al menos por un rato). Cuentos cortitos con una pizca de humor para pequeños lectores.

El argentino García Canclini es un prestigioso y galardonado etnógrafo, autor de trabajos de investigación sobre la modernidad y la contemporaneidad en el ámbito de la cultura y su desarrollo a través de una visión crítica del comportamiento cultural de los jóvenes. En los últimos años, su carrera tanto docente como de investigador se desarrolla en México, donde reside, así como en prestigiosos centros de estudios superiores. Junto a Maritza Urteaga, García Canclini se ocupa este libro de compilar tres relevantes trabajos de investigadores latinoamericanos. El esclarecedor prefacio del etnógrafo analiza con minucia el consumo de los bienes culturales por parte de los jóvenes y lo opone, en cierta medida, al consumo en los centros de difusión de la cultura letrada o “académica” -museos, bibliotecas, teatros entre otros-. En efecto, la obra se ocupa de las culturas emergentes nacidas al calor de experiencias digitales, así como del tejido de nuevas redes para favorecer un arte “colaborativo”, en particular música, moda, literatura, diseño, arquitectura. En el marco de la nueva cultura urbana, jóvenes innovadores están cambiando la manera de relacionarse, de crear cultura y de hacer negocios -sobre todo en el campo de la música y de la literatura-. Estos jóvenes son “mejor” designados como prosumidores; es decir, creadores que optan por intercambios, por vincular a quienes hacen arte y lo transmiten, con sus consumidores. Son trendsetters, dicen García Canclini y Urteaga, puesto que reelaboran las tendencias.

$ 29

COLIHUE (64 PÁGINAS)

RÉPLICAS DEL SISMO Graciela Batemarco

$ 45

VINCIGUERRA (112 PÁGINAS)

“La poesía es presentativa, autotélica: la palabra tiene valor dentro del poema, se representa a si misma. Crea mundos y los expresa con palabras justas -prologa Jorge Emilio Nedich-. Batemarco halla el latido, el bajo fondo, el grito. El estertor que va de la vida a la muerte”.

SIN DATOS

ESTAS PRIMERAS TARDES… Y OTROS POEMAS PARA LA REVOLUCIÓN Juan L. Ortiz EDITORIAL SERAPIS (180 PÁGINAS)

En su rara combinación, la poesía de Ortiz se muestra como una de las resoluciones más sutiles -y menos conocidas- de las letras argentinas del siglo XX respecto a la siempre tensa relación entre literatura y revolución.

EL VERDADERO ORIGEN DEL FÚTBOL Y OTROS CUENTOS Diego González

$ 60

EDITORIAL DUNKEN (192 PÁGINAS)

¿Por qué el hombre fue expulsado del paraíso? ¿Cómo el tango se difundió hasta los mas recónditos rincones del universo? ¿Cuál fue el verdadero origen del fútbol (¿Diego Armando es Dios? ¿O es el hijo?). El autor ofrece respuesta a todos estos interrogantes en este libro.

MANUAL DE LA NUEVA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA ARGENTINA J. M. Abal Medina – Horacio Cao (Comps.)

$ 130

ARIEL (288 PÁGINAS)

En los últimos años, el Estado argentino ha demostrado que puede diseñar y ejecutar con éxito políticas de envergadura -plantean los autores-. Para ello ha requerido de administraciones públicas con complejos mecanismos de organización, que este libro retrata.

El primer trabajo compilado, de Carla Pinochet Cobos y Verónica Gerber Bicecci se ocupa de los circuitos de arte, de competencias, habilidades y recursos de los artistas jóvenes, así como de estrategias combinadas para desarrollar su trabajo. En un segundo momento Raúl Marcó del Pont Lalli y Cecilia Vilchis Schöndule delinean el perfil de los editores jóvenes e independientes de la ciudad de México. Por último Julián Woodside Woods, Claudia Jiménez López y Maritza Urteaga abordan la creatividad y desarrollo de la música popular alternativa que se difunde a partir de “las prácticas de ruptura y cuestionamiento de las generaciones emergentes”. A lo largo de toda la publicación abundan las interpelaciones, los interrogantes abiertos cuyas respuestas en continua construcción, pueden ser vertidas de manera arries-

gada por un lector reflexivo y crítico. Es decir, en la experiencia de abordaje de este texto el destinatario participa activamente, relaciona lo expresado

El consumo de bienes culturales de los chicos se opone al consumo en los centros de difusión de la cultura académica. con lo que se vive en su contexto social y puede sacar sus propias conclusiones.

Intercambios y públicos En el epílogo los compiladores se interrogan si estas prácticas juveniles creativas conformarían un arte sin jerarquías en oposición al que se exhibe en museos o en conciertos de élite. A través del análisis exhaustivo que ela-

boran todos los investigadores de esta compilación, los autores confirman las jerarquías y agregan: “…en vez de obras para poseer o contemplar, (numerosos jóvenes) prefieren intercambios, participar en los procesos“, “…importan menos las obras que percibir las tendencias”, “…remixean, reciclan, negocian con ‘públicos’ diferentes cada vez”. En este punto se impone considerar las nociones de multiculturalidad y de conectividad generalizadas que planean por sobre todo el libro. La lectura de estos ensayos contundentes y enriquecidos por una bibliografía actualizada y específica tanto de cada trabajo, como de la introducción y epílogo, resulta indispensable para los expertos abocados a estas cuestiones. © LA GACETA

BEATRIZ E. DE PAROLO ◆

CÓMO SE VENDE UN LIBRO

FARSA DEL VENDEDOR DE LOROS Y COTORRAS Javier Villafañe El volumen reúne nueve historias del titiritero villafañe. La que da nombre al libro es la de un vendedor de loros que, con mucho ingenio, engaña a los comerciantes del pueblo en complicidad con el gobernador: ambos harán hablar a los verdes animalitos, a su manera.

LOS PROSUMIDORES. En el marco de la nueva cultura urbana, jóvenes innovadores están cambiando la manera de relacionarse, de crear cultura y de hacer negocios.

E N T R E V I S TA A L U Z H E N R Í Q U E Z

...Viene de la página I. Supongamos que el 90% de los autores pasaran al circuito digital y que el 90% de los derechos fueran libres. Eso no generaría más lectores. - Una queja habitual de los autores es el tiempo de exhibición de los títulos en las librerías. - Con 30.000 novedades al año no es una tarea fácil. El Ateneo tiene posibilidades de exhibición que las librerías de 200 metros cuadrados no tienen. En el Grand Splendid hay 1.500 libros de poesía, un número imposible para una librería chica. El objetivo es tener la mejor oferta posible. - ¿Por qué la Argentina dejó de

ser el motor editorial de habla hispana? - Con la Guerra Civil española llegaron maravillosos editores republicanos, que instalaron editoriales como Emecé, Sudamericana o Losada, y convirtieron a la Argentina en el centro de la edición en lengua española. Eso se mantendría durante toda la dictadura de Franco. Así se editaron aquí a intelectuales de la talla de Camus o Sartre. O se lanzó a escritores como García Márquez. Hoy España, aunque ahora es un mercado muy golpeado por la crisis, sigue siendo el más grande. Entre los de habla hispana les sigue México y luego la Argentina. A los autores argentinos les cuesta

R

a n k i n g TUCUMAN

FICCIÓN

1 2 3 4 5

CINCUENTA SOMBRAS DE GREY E. L. James UN FINAL PERFECTO John Katzenbach CINCUENTA SOMBRAS MÁS OSCURAS E. L. James EL LIBRO DE LOS PLACERES PROHIBIDOS Federico Andahazi LA VIRGEN EN TUS OJOS Florencia Etcheves

NO FICCIÓN

1 2 3 4 5

AGILMENTE Estanislao Bachrach LA PRESIDENTA Sandra Russo EL MANUSCRITO ENCONTRADO EN ACCRA Paulo Coelho KAMIKAZES Reynaldo Sietecase MATEMÁTICA PARA TODOS Adrián Paenza

mucho entrar en otros mercados. - ¿Cómo pasaron los Grüneissen, los dueños del Grupo Ihlsa, de la petrolera Astra a El Ateneo? - Fue un paso muy natural porque siempre fue una familia vinculada a la cultura, particularmente a la música y al arte. Su padre era socio de la editorial Emecé. Y, en una época en que se vendían muchas empresas argentinas, se preguntaron por qué en la Argentina no había librerías como las de Estados Unidos. Cuando el Grupo Ihlsa compró Yenny, en 1996, y luego El Ateneo, dos años después, entre ambas empresas reunían 12 librerías. Actualmente hay 45.

- ¿Cómo nació el Premio Letra Sur que organiza El Ateneo? - Acabamos de elegir el ganador de la quinta edición del Premio Letra Sur y publicaremos la novela en diciembre. Javier Martínez, hijo de Tomás Eloy, nos presentó a Walter García Moreno, del grupo de medios Jornada, de Chubut. Nos asociamos, formamos un jurado de alto nivel y este año recibimos 326 novelas, un número no lejano al que reúne el Premio Clarín. El jurado de este año lo integraron Juan Sasturain, Martín Kohan y Vlady Kociancich. En la misma colección del premio tenemos autores nuevos y otros consagrados, como Fogwill, Vicente Battista o Guillermo Nielsen. © LA GACETA

R

FUENTE: REVISTA Ñ

En busca de la relación dialéctica entre la complejidad del pensamiento y la unidad estética de su estilo, George Steiner traza un recorrido por la totalidad de la historia filosófica occidental; desde los presocráticos hasta Heidegger. Del helenismo a Celan, es el subtítulo.

LIBRERIAS EL ATENEO, EL GRIEGO Y LA FERIA DEL LIBRO

$ 82

FONDO DE CULTURA ECONÓMICA - SIRUELA (231 PÁGS.)

a n k i n g ARGENTINA

FICCIÓN

1 2 3 4 5

CINCUENTA SOMBRAS DE GREY E. L. James CORAZÓN DE REY Sergio “Maravilla” Martínez CINCUENTA SOMBRAS MÁS OSCURAS E. L. James LA VIRGEN EN TUS OJOS Florencia Etcheves HOMBRE DE GRIS Jorge Asís

NO FICCIÓN

1 2 3 4 5

AGILMENTE Estanislao Bachrach KAMIKAZES Reynaldo Sietecase ECONOMÍA A CONTRAMANO Alfredo Zaiat ENCUENTROS Gabriel Rolón CORAZÓN DE REY Sergio “Maravilla” Martínez


LA GACETA

LITERARIA DOMINGO 2 DE DICIEMBRE DE 2012

3

CRITICAS DE LIBROS / LA GACETA LITERARIA / CRITICAS DE LIBROS / LA GACETA LITERARIA / CRITICAS DE LIBROS /

Tucumán

y el peronismo LA GACETA / ARCHIVO

Distintos autores

tes creían que había pasado lo peor de la crisis. Gutiérrez explica que los sindicatos de base de Fotia gozaron de un marco de autonomía que generó conflictos laborales en los ingenios hasta la huelga azucarera de 1949. Ese año, Perón desbarató la protesta, cuestionó a los dirigentes e intervino la central azucarera. La reforma del estatuto de esta modificó sensiblemente.

enfocan diferentes facetas de la relación del partido con la provincia a través de las

Iglesia y Universidad

décadas

HISTORIA EL PRIMER PERONISMO EN TUCUMÁN FLORENCIA GUTIÉRREZ Y GUSTAVO RUBINSTEIN (COMPS.) (Edunt – Tucumán)

El peronismo emergió como un fenómeno que impactó profundamente en la sociedad, abarcó todas las esferas de la Argentina y su proyección contemporánea es aún materia de vivas controversias. La compilación dirigida por Gustavo Rubinstein y Florencia Gutiérrez se focaliza en Tucumán, que se erigió desde 1945 en una de las fortalezas electorales de la corriente fundada por Juan Domingo Perón. Una serie de entrevistas a diferentes actores vinculados con la organización gremial del proletariado azucarero enriquecen la propuesta. Mariana Parra y Graciela Ulivarri, en Política y mundo del trabajo en los años 30, describen que Tucumán se apartó de la fisonomía fraudulenta de la Década Infame, por la coincidencia de intereses entre los radicales concurrencistas y el gobierno de Agustín P. Justo. Al quebrar la política de abstención del comité nacional de la UCR, Justo les garantizó elecciones transparentes a los radicales tucuma-

nos y apoyó con obras públicas a la gestión de Miguel Campero. En el plano provincial, el Estado salió en defensa de los intereses de los trabajadores. A Campero se lo acusaba de abanderado del obrerismo, mientras que los conservadores le imputaban exacerbar las pasiones populares.

Fotia y radicales Rubinstein se ocupa de la experiencia del PJ y sus conflictos internos entre 1946-55. Fotia convirtió a Tucumán en uno de los bastiones

Fotia convirtió a Tucumán en uno de los bastiones del peronismo. Se hizo fuerte en las boletas laboristas y quiso incidir en la candidatura a gobernador. En 1949 apareció el verticalismo y fue intervenida hasta 1955. electorales del peronismo en el país. En la primera etapa se hizo fuerte en las boletas del laborismo y pretendió incidir en la candidatura a gobernador, pero Perón impuso a Carlos Domínguez. El verticalismo apareció en la escena. La huelga azucarera de 1949 le puso

El insoportable riesgo de “ser lo que hacemos”

límites a la autonomía de Fotia, que permaneció intervenida hasta la caída de Perón en 1955. En medio de esa crisis, la fórmula Fernando Riera - Arturo del Río profundizó la subordinación a Perón, mientras que la de Luis Cruz Vicente Miguez consagró a sindi-

calistas no azucareros. El análisis de la crisis radical tras la irrupción del peronismo lo aborda Lisandro Lichtmajer, quien detalla la lucha entre los unionistas y los dirigentes jóvenes que se identificarían con Intransigencia y Renovación. Celestino Gelsi brilló en esa tarea de reconstrucción política, que buscó rehacer el partido y equilibrar la influencia de los industriales azucareros. El radicalismo, a partir de 1949, desarrollará una fuerte acción opositora, ya que, según Lichtmajer, sus dirigen-

TLU.EE

ENSAYO

SEXO

¿PARA QUÉ TRABAJAMOS?

LENGUAJES DE LA SEXUALIDAD

SERGIO SINAY (Paidós - Buenos Aires)

Querer y deber Desde un espiritualismo de orígenes diversos (Carl Jung o Bertrand Russell, por ejemplo), el au-

CARLOS ABREHU ◆

Enfoques sobre Viagra, homosexualidad y bisexualidad TELAM (ARCHIVO)

El autor somete a discusión un asunto cuya dificultad principal es que la solución parece obvia. ¿Acaso no es visible que trabajamos para sobrevivir? Pero esta sencilla respuesta deja sin entender por qué “nos matamos trabajando” y, con demasiada frecuencia, se pierde así el gusto por vivir. El riesgo de trabajar es que en lugar de ayudarnos a “ser lo que somos” nos conduce a “ser lo que hacemos”. Trabajamos “porque necesitamos pertenecer, ser parte de algo, sentirnos partícipes del mundo que habitamos, transformarlo, explotarlo, conocerlo, buscar la razón de nuestra presencia en él” (página 152). Pero el trabajador actual vive perturbado por reorganizaciones, reducciones, actividades que exceden su capacidad, movilidad geográfica, competencias impiadosas, etcétera. Cosas que lo conducen desde el estrés al suicidio o a la pérdida de sentido para su vida. Y así, si terminamos “siendo lo que hacemos, basta con dejar de hacer para dejar de ser” (página 38).

Las relaciones de la Iglesia con el peronismo, que explora Lucía Santos Lepera, muestra facetas diferenciadas con los obispos Barrere y Aramburu. En la primera hubo roces con el poder peronista, en tanto Aramburu mantuvo una vinculación no traumática con el gobierno de Cruz. La identificación de sacerdotes con Eva Perón fue fuente de problemas. María Celia Bravo despliega el plan de reorganización que emprendió Horacio Descole, en pro de la modernización académica de la UNT, compatible con el proyecto de inserción regional. La Ciudad Universitaria era su obra maestra, pero la crisis de 1949 frustró la iniciativa. Oscar Chamosa detalla las conexiones entre el peronismo y el folclore. El ex sindicalista Rafael De Santis precisó aspectos de la relación entre Fotia y Acdel Vilas, primer comandante del Operativo Independencia. Fotia llegaba en auxilio de ellos (los detenidos), a defenderlos y a aclarar la situación. “Y eso nos permitió en la época de Vilas salvar cientos de compañeros, no así del torturador Bussi”, dijo De Santis. Aunque admite desconocer a ciencia cierta quién mato a Atilio Santillán, el gremialista consigna que Roberto Gorriarán Merlo, ex jefe del ERP, atribuyó el asesinato a su organización. © LA GACETA

JEFFREY WEEKS (Nueva Visión - Buenos Aires) El libro reúne una serie de ensayos breves sobre conceptos clave alrededor de la sexualidad humana. Jeffrey Weeks -además de activista gay- es un prestigioso sociólogo e historiador galés, especializado en la temática sexual. Epistemológicamente, su postura se sitúa entre las constructivistas: la sexualidad -postula- debe

El autor pretende “reflejar la riqueza de las preocupaciones y de los pensamientos que están en curso sobre lo sexual”. LA ADVERTENCIA. “El trabajador actual vive perturbado”, alerta Sinay. tor propone una decena de preguntas orientadoras. Como: “¿Estoy haciendo lo que quiero o lo que debo?”; “¿Soy lo que hago o hago lo que soy?”; “¿A través de mi trabajo trato de llegar más alto o más profundo?”. El planteo del libro alude especialmente al modo de producción capitalista, aunque pretende que su examen es válido con independencia del sistema ideológico o la ubicación geográfica en que se

cumple el trabajo. ¿Es así? Si tomo en cuenta una estadística con datos del FMI, los argentinos no estaríamos en el ojo del huracán de quienes se matan trabajando: la productividad laboral promedio de un argentino alcanza sólo el 20% de la del trabajador norteamericano. El volumen está bien escrito y analiza asuntos centrales del tema. © LA GACETA

JORGE ESTRELLA ◆

POLÉMICO. Weeks ofrece casi 100 nociones, ninguna libre de controversias. ser entendida como producto de una construcción histórica, social y cultural. Una visión que plantea que los teóricos e investigadores de la sexualidad están en permanentes debates y reajustes sobre las significaciones del vocabulario y las palabras para referirse a lo erótico. Amor, bisexualidad, deseo, sexo seguro, diversidad sexual, clóset, feminismo, placer, poliamor, gay, intimidad, queer, transgénero, viagra, son sólo algunas del casi cen-

tenar de nociones -ninguna libre de controversias, por cierto- que aborda este libro. El autor pretende, de esta manera, “reflejar la riqueza de las preocupaciones y de los pensamientos que se encuentran en curso sobre lo sexual”. Se trata de un logro indiscutible: cada ensayo describe, en forma clara y amena, la evolución del término, sus significados contemporáneos y sus implementaciones.

En suma, Lenguajes de la sexualidad despliega una valiosa fuente de información para lectores -comunes o especializados- que quieran conocer mejor el cada vez más vasto campo de la sexualidad. Y constituye, de idéntica manera, un aporte para el autoconocimiento y así como para el conocimiento del otro. © LA GACETA

INÉS PÁEZ DE LA TORRE ◆


4

LA GACETA

LITERARIA DOMINGO 2 DE DICIEMBRE DE 2012

Literatura y decadencia en Occidente Hoy estamos ante una exageración y una intoxicación de la cultura del espectáculo, de la mera imagen, del exitismo y del “entretenimiento”. De tanto querer divertirnos, terminamos en la frivolidad. Sólo las obras permanecen y duran ◆

Por Abel Posse

PARA LA GACETA - BUENOS AIRES e tocó la suerte, como escritor, de vivir en el mayor momento de proyección nacional e internacional de la literatura de nuestra gran provincia del imperio de la lengua castellana. El verdadero boom novelístico, el más alto nivel, lo lograron Alejo Carpentier, Joao Guimaraes Rosa, Juan Rulfo, José María Arguedas, Borges, José Lezama Lima, Roberto Arlt, Machado de Assis. En el campo de la poesía: Neruda, Huidobro, César Vallejo, Enrique Banchs, Ricardo Molinari, Drummond de Andrade y los geniales Darío y Leopoldo Lugones. Me formé en aquellos años en que los periodistas tenían tiempo para leer y cuando cada mesa de café de Buenos Aires parecía un curso de “extensión universitaria”. El cáustico Nalé decía que “en los cafés de Buenos Aires podría encontrarse algún perverso, pero nunca un tonto”. Había que saber marxismo al dedillo, psicoanálisis freudiano y otros, toda la literatura rusa, francesa, alemana. La cultura literaria involucraba entonces a los periodistas y cineastas. Tiempos de Artistas Argentinos Asociados, SonoFilm, mucho cine Lorraine y ciclos completos de Bergman, Kurosawa, Huston… Uno de mis temas principales se centra en Los perros del Paraíso, Daimon y El largo atardecer del caminante. Novelas que el crítico norteamericano Seymour Menton ubicó en su estudio sobra la Nueva novela histórica. Yo intenté un lenguaje distinto para narrar esa historia de América Latina, amputada de La voz de los vencidos (esos perros del Paraíso…). La historia interesa como desenlace de culturas, de nuestro choque cultural, en última síntesis entre el hombre del ser y el del estar (como lo pensaron Bernardo Canal Feijóo y Roberto Kusch). Oposición o conflicto de dioses, entre la cosmovisión judeocristiana y el panteísmo cósmico de los aborígenes. Surgió geográficamente un nuevo continente, pero culturalmente un proceso que continúa en nosotros, en nuestra particularidad existencial. En nuestra marginalidad en relación a los mecanismos de decisión de mundo. El gran crítico ruso Mijail Bajtin afirmó que la novela es el triunfo de la vida sobre la ideología. La ideología es abs-

M

tracción intelectual, el arte es la intimidad de la vida, el interior de la casa, incluida la cocina y el baño. Por lo tanto la novela rescata el sentido de la historia a su manera, en el hoy y aquí de los protagonistas. La novela trata la condición humana más allá de los eternos partidos de réprobos y salvados. Afirmó Gide que “Todo escritor debe saber optar entre el brillo y la gravedad”. Hoy el brillo parece ser el preferido de la industria editorial y de la industria crítica. Pero en todas las épocas la gran literatura se abre paso. A fin de cuentas, los que prevalecen arrancaron pegándose a sus ediciones: Nietzsche, Proust, Joyce, Borges. Kafka no publicó sus obras mayores. Herman Broch, “el autor del mayor poema en prosa en lengua alemana”, fue editado durante su exilio por la biblioteca del Congreso de Estados Unidos. Hay un público de lectores profundos, una cofradía mundial que sabe desechar el actualismo y afirmar los valores.

El quiebre espiritual Vivimos en una Decadencia que todavía llamamos crisis, económica, política, social. Crisis de imperios, como siempre. Pero dejemos la metáfora crisis y vayamos a su fundamento: la caída espiritual en nuestra cultura occidental. Las dos grandes ideas, o caminos de desarrollo económico: capitalismo privado y democrático - socialismo marxista, con capitalismo de Estado y “dictadura del proletariado”. Dos ideologías incompletas que se alejan de los fundamentos espirituales de la cultura Occidental. Este quiebre espiritual es denunciado por Schopenhauer, por Nietzsche (el visionario del triunfo nihilista en Occidente) y por Spengler en su Decadencia de Occidente. El tema es viejo. Pero es actual todo lo insolucionado. Esto es, estamos en Nietzsche, Bergson, Max Scheler. Este gran desvío espiritual que encuentra en el siglo XX (que en esencia dura todavía) el campo de enfrentamiento de los dos “humanismos” que se deshumanizan en capitalismo financierista y, por la otra parte, en el predominio de la dictadura sobre el sueño de justicia social. Los dos grandes imperios comunistas implosionan en apenas dos décadas, sin guerras exteriores ni catástro-

ELECCIÓN. Posse plantea que Nietzsche, Proust, Joyce, Borges, Kafka, Schopenhauer, Tolstoi, Dostoievsky y Faulkner son algunos ejemplos de los escritores que hicieron su opción por la “gravedad”. Hoy, en cambio, lo que prefiere la industria editorial es el brillo. fes. Y el capitalismo occidental vive su mayor crisis histórica. Espiritualmente, literariamente, ese fascinante siglo de locura, invención, vitalismo, y muerte, nace en un adolescente de 19 años que con mirada genial y prístina invita a la rebelión, a abandonar esta “Temporada en el infierno”. Descubre que los dioses han sido traicionados y que aún no se impone el redentor espiritual. El grito de Arthur Rimbaud retumba tan actual como el Zaratustra de Nietzsche, porque la enfermedad espiritual de Occidente permanece y sigue. Dijimos Rimbaud y luego los creadores de un siglo de oro literario de la cultura occidental: Tolstoi, Dostoyevski, Melville, Poe, Joyce, Hermann Broch, Proust, Faulkner, Cèline, Borges, Rulfo, Nabokov, Guimaraes Rosa, la universalizada novelística latinoamericana. La enumeración es inmensa en su contenido. Dos humanismos traicionados y la locura tecnológica que nos está llevando al drama ecológico, es mucho. La cultura, la creación literaria, se alzó en rebeldía contra este Occidente enfermo. Y esto también es actual, e imprescindible. Seguimos en déficit espiri-

tual y la cultura sigue teniendo su lugar primordial en la construcción humana. Nuestra tarea como creadores, es cultivar la visión independiente (desde la realidad mundana hasta las apuestas metafísicas) y expresarlo con vigor estético. La creación artística nace en esa hondura interior que el mismo artista no puede distinguir y expresar con certeza analítica. Por eso fracasan más los críticos profesionales que los creadores cuando se ponen a hablar de arte. Todos los ismos fracasan según pasan los años. Solo las obras permanecen y duran. En suma: la respuesta más importante, aunque tangencial, periférica a las razones, es el arte, como un dominio extraño, casi marginal, a las preocupaciones de la política, la economía, la sociología. Hoy estamos ante una exageración y hasta una intoxicación de la cultura del espectáculo, de la mera imagen, del exitismo y del “entretenimiento”. De tanto querer divertirnos, terminamos en la frivolidad. Hegel sospechó a comienzos del siglo XIX que se preparaba algo grave para la cultura europea. Al inaugurar los cursos de estética, expre-

só: “El arte, por el lado de su destino supremo, es para nosotros cosa del pasado”. Sin dudas se quería referir a este arte clásico fundador de dioses, de Homero, Virgilio, Dante, Shakespeare o Cervantes. Pero su visión se refería a una pérdida de vigencia del arte y en particular de la palabra fundacional de las principales civilizaciones y culturas: El Taote-king, la enseñanza de Buda, los Uganishadas, la Biblia, el Nuevo Testamento. Pero la poética, como fenómeno de todos los pueblos y culturas siguió su camino. Hegel vio en vida la creación del mayor poeta alemán que fuera compañero suyo en el seminario de Tubinga: Friederich Hölderlin. Y luego el genio de Goethe, y Schopenhauer y Federico Nietzsche. Esto solamente en Alemania… ¡Poblada decadencia! © LA GACETA Abel Posse – Escritor y diplomático. Ganador del Premio Rómulo Gallegos, el máximo galardón de las letras latinoamericanas. La semana pasada ingresó a la Academia Argentina de Letras. Este texto es un fragmento de la disertación que hizo el día de su incorporación.

CÓMO SE VENDE UN LIBRO LA CUEVA DE ALADINO

E N T R E V I S TA A J O R G E G O N Z Á L E Z ... Viene de la página I. En ese entonces, las novedades eran 3.000 al año. Hoy son 30.000 y, por lo tanto, es imposible estar al tanto de todas ellas. Hoy el lector tiene un acceso inédito a la información y eso puede modificar los viejos roles. Por otro lado, sigue pasando que la recomendación atinada de un librero puede generar una fidelización extraordinaria en los lectores. En los 60 y los 70 el libro se asociaba al mundo intelectual. Solía ser usado como objeto para presumir sofisticación. La librería, entonces, intimidaba a la gente, a todo aquel que no era un lector especializado o recurrente. Eso no permite crecer. Genera un público cautivo pero muy reducido. Trabajé durante años detrás de los mostradores de las librerías y he visto cómo se forman lectores. Cómo un hijo o un marido ingresan a la lectura al acompañar a su madre o esposa a una librería. Pero depende de cuán amable sea el ámbito en el que el libro se expone y cuán amplia sea la oferta.

POR ERNESTO SCHOO El Ateneo, en la calle Florida, equivalía para mí a la cueva que Aladino visita, deslumbrado: la cueva de los tesoros incalculables, con los árboles cargados de frutas que son piedras preciosas y, por el suelo, las ánforas y los arcones desbordantes de monedas de oro. Así se me presentaban las estanterías de El Ateneo. Acaso más importante aún fue tener, más adelante, la posibilidad de armar mi propia biblioteca a partir de la portentosa colección (creo que única en la historia de la edición argentina) de clásicos editados por ese sello, desde los griegos hasta el siglo XIX. Ernesto Schoo – Escritor, crítico teatral de La Nación, colaborador fundacional de LA GACETA Literaria.

EL HISTÓRICO LOCAL SOBRE LA PEATONAL FLORIDA. Ernesto Schoo evoca los “tesoros” que encontró, desde niño, en las estanterías.

- ¿Las grandes cadenas asfixian a las librerías pequeñas o tradicionales? - Ninguna librería cerró a causa nuestra. La competencia levanta el nivel general y le da más protagonismo al libro. Lo cierto es que, en los últimos años, ha crecido la venta de libros. Nosotros abrimos dos sucursales, en el mismo año, en Comodoro Rivadavia (Chubut) y Resistencia (Chaco). La primera es una de las ciudades con mayor ingreso per cápita del país; la otra ocupa uno de los últimos puestos dentro de ese índice. En los dos lugares los resultados fueron positivos. Lo que comprobamos es que hay una demanda dormida en el interior.

- ¿Cuánto se vende por Internet? - Temátika, nuestro sitio, es uno de los más sólidos dentro de su especie; pero sus ventas equivalen a las de una de nuestras sucursales medianas. Representan un 3% de nuestras ventas. En la Argentina todavía no está muy instalada la costumbre de comprar por Internet. - ¿El precio es una barrera para la generación de lectores? - No lo es. El precio es la excusa para justificar que uno no lee. Eso es lo que evidencian las encuestas. Los pesos que se necesitan para comprar un par de jeans sobran para comprar cinco títulos que se acaban de lanzar o diez libros pocket. Regalar libros no genera lectores. Se generan con planes de lectura, con educación, por contagio, etcétera. Per se, ningún ebook producirá un lector. Por otro lado, la materialidad del libro tiene un simbolismo particular. La biblioteca que tengo en mi casa, y que puede ver cualquier persona a la que invito a cenar, dice mucho de mí. Dice quién soy. - ¿Qué cambió en el mercado editorial con la venta de la mayoría de las editoriales argentinas a grupos internacionales a partir de los 90? - Han constituido sucursales muy argentinas. Planeta y Random House, que son las dos editoriales más grandes, tienen poca relación con lo que publican sus casas matrices. De hecho, a través de sus colecciones de Seix Barral y Mondadori, publican muchísima literatura local. Nunca vi tantos autores argentinos publicados; y un porcentaje muy relevante son jóvenes. © LA GACETA

02-12-2012 LITERARIA  

Domingo 2 de diciembre de 2012 Literaria LA GACETA

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you