Page 1


Segunda edici贸n, 2009


Biblioteca PHotoBolsillo

Ortiz Echag端e


José Ortiz Echagüe Un notario de la tradición Por Asunción Domeño

Retrato del autor. Rebasando la barrera del sonido, 1963


«¿Ortiz Echagüe? ¿Quién es? Para un joven de hoy su nombre no dice nada en concreto. Sin embargo, se trata de uno de los gigantes de la fotografía, y en particular de esa fotografía especial que se calificaba de pictórica […] Durante más de cincuenta años Ortiz Echagüe ha sido “el” fotógrafo español y el fotógrafo de España.»

Con estas palabras, recogidas en un homenaje que le rindió a José Ortiz Echagüe la revista Arte Fotográfico en 1976, definía Daniel Masclet la trayectoria de uno de los fotógrafos españoles más sobresalientes de la primera mitad del siglo XX, un recorrido que se iniciaba setenta años antes. Fue en el señalado año de 1898, a la edad de 12 años, cuando José Ortiz Echagüe se enfrentó por primera vez al manejo de una cámara fotográfica. Esta llegó a sus manos de una manera providencial ya que, poco tiempo antes, el joven había recibido la negativa categórica de su familia a su intento de emprender la carrera de pintor. Si su vocación inicial eran los pinceles, la cámara fotográfica se va a convertir en el medio de expresión de su sensibilidad artística, y aunque aprendió los fundamentos técnicos de la fotografía de un modo autodidacta, no desdeñó las primeras lecciones de estética que le proporcionó su hermano mayor, Antonio, estudiante de la Academia Julian, de París, cuando regresaba a casa en los meses estivales. Los dos hermanos acudían juntos por los alrededores de Logroño —ciudad en la que residía por aquel entonces la familia— con objeto de buscar parajes y motivos susceptibles de ser representados y Antonio transmitía a su hermano me-

Tinajas de La Mancha, Ca. 1935


Rifeño, 1909

nor su conocimiento sobre composición, iluminación, selección de temas…, lecciones que van a quedar hondamente grabadas en su memoria y de las que van a surgir obras como Sermón en la aldea (1903) o Taller de costura (1905). El año 1903 se va a convertir en una fecha decisiva para José Ortiz Echagüe. Es el momento en que, continuando la saga familiar, ingresa en la Academia de Ingenieros Militares de Guadalajara, donde va a permanecer por espacio de seis años. Esta decisión marcará la orientación de su trayectoria profesional, pasando la fotografía a convertirse en una ocupación de sus ratos libres. Los mandos de la Academia conocieron, no obstante, sus dotes en este terreno, que venían avaladas por el logro de diferentes premios y medallas en concursos fotográficos y por la admisión de sus obras en algunas prestigiosas publicaciones como el anuario inglés Photographs of the Year. Por esta razón, José Ortiz Echagüe fue designado para fotografiar, en su visita a la Academia en 1907, al rey Alfonso XIII vestido con el uniforme de ingenieros y, tras su graduación, desplazado al Norte de África con su Unidad para hacer frente a un conflicto bélico, es destinado al Servicio de Aerostación con la función de tomar imágenes de la situación de los campamentos enemigos en ascensiones cautivas de globo. Aunque en estos primeros momentos las trayectorias profesional y fotográfica mantienen algunos contactos, lo cierto es que cada una de ellas va a discurrir por derroteros bien distintos. En el terreno profesional, Ortiz Echagüe va a ir desarrollando una creciente inclinación por el mundo del aire, de tal modo que en enero de 1911 consigue obtener el título de piloto de globos y en agosto el de aviador, siendo el suyo el tercer carné que se expedía en España. Pero la aventura aeronáutica no se va a detener aquí sino que va a constituir un factor determinante para que Echagüe lleve a cabo en 1923 la fundación de CASA —Construcciones Aeronáuticas S. A.—, la primera industria de fabricación de aviones en España, al frente de la cual permanecerá casi cincuenta años; a este seguirá en 1950 otro gran proyecto empresarial, la Sociedad Española de Automóviles de Turismo, SEAT, cuya creación y dirección es encomendada por el I.N.I. a José Ortiz Echagüe. Si a nivel profesional Ortiz Echagüe es un adelantado a su época, responsable de la tecnificación, modernización y motorización de España, paradójicamente, su cámara fotográfica va a mirar en una dirección opuesta, la de


01. Serm贸n en la aldea, 1903


04. Taller de costura, 1905


08. Moro al viento, 1909


19. Zoco en Marruecos, Ca. 1910


20. Siroco del Sรกhara, 1964


21. Escopeta, Vinazo y Centeno, 1916


22. Tipo de Carbajales, 1916-1930


23. Alcaldesas de Zamarramala, 1916-1930


24. Boda en Lagartera, 1920-1923


27. Albercanas en traje de fiesta, Ca. 1930


28. Alcaldesa de Zamarramala, 1916-1930


29. Lino de Orio, 1932


30. Tipo de Zamora 1, 1916-1930


31. Traje antiguo maragato, 1916-1930


45. Lagarteranas en misa, 1920-1923


51. Penitentes en Cuenca, 1939-1940


52. Cruceros de Roncesvalles, 1945


53. Un pastor en Castilla, 1942


54. Un pastor en Castilla 2, Ca. 1955


Ortiz Echagüe  

Considerado durante años como el fotógrafo de España

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you