Issuu on Google+


E単e Revista para leer Verano 2010


*0#"

>Ż!Ţ+-*-**+1=

#*i(-

*2#*#


#1"#&-02-"-1*-1.0-"3!2-1 "##*#$Ţ,'!*-1**++-1

Tú seguirás disfrutando de todos nuestros productos y servicios como siempre, porque lo único que cambiamos es el nombre.

,$Ţ0+2##,

+-4'120@#1


;QSWKGTQUGTEQOQGNXKGPVQ 3WGPQEQPQEGFKU VCPEKCUPKHTQPVGTCU 5KGORTGRQTFGNCPVG www.quierosercomoelviento.com

IMPULSOR OFICIAL DE LA SELECCIÓN ESPAÑOLA DE FÚTBOL





Sumario Eñe. Verano 2010

12 Diario de Elvio E. Gandolfo 24 Editorial 26 Autores Serie Negra 35 38 45 49 61 66 75 81 94

Pablo de Santis Rafael Courtoisie Fernando Savater Dick Francis James Ellroy Leonardo Oyola Lorenzo Silva Benjamin Percy Alicia Giménez-Bartlett

p ág i na s azu l e s 115 Eduardo Galeano. Biblioteca Particular 117 Harlan Coben. Preestreno 125 Agenda Ilustraciones de Carmen Calvo


UNIVERSIDAD AUTONOMA


Noticias 2010: El Festival Eñe crece

Este año el Festival Eñe tiene dos citas. La primera en Latinoamérica: Montevideo, en colaboración con Aecid. Será del 4 al 7 de agosto. Un gran encuentro de todas las letras españolas. La segunda, será en Madrid. El Círculo de Bellas Artes se llenará de literatura, el 12 y 13 de noviembre. El Festival Eñe vuelve. Reserva las fechas. Te esperamos para disfrutar de la literatura

Conversaciones Conferencias Encuentros Mesas Redondas Debates Cine Música Performances Catas ...

FESTIVAL EÑE. Libros, escritores y lectores


Festival Eñe América 04-07 agosto 2010 Centro Cultural de España / Teatro Solís / Casa de Escritores / Ministerio de Educación y Cultura...

Montevideo celebra el Festival Eñe. No te lo pierdas

MINISTERIO DE ASUNTOS EXTERIORES Y DE COOPERACIÓN

www.revistaparaleer.com


Diario de Eñe Elvio E. Gandolfo Diariomon y Diarioba Montevideo y Buenos Aires, del 26 de marzo al 21 de abril de 2010

Diariomon (Diario de Montevideo) 26 de marzo Cita con ME para hablar de la novela corta que me había pasado en original. Dos horas antes me llamó: no podía venir, se le amontonaron las cosas por hacer antes de irse unos días de vacaciones, para aprovechar la Semana de Turismo (conocida en otros países como Santa). Quedamos en vernos el miércoles próximo. La novela es muy buena y totalmente distinta a la anterior, ya editada. Los trayectos de un viajante comercial que vende videos con categorías como «Falsa felicidad», «Dolor» o «Rarezas» (la más pedida). El vendedor se llama Butor y trilla el interior de Uruguay. Le había dicho a GS que en cuanto terminara con ME nos veíamos. Así que lo llamo desde el diario. Había quedado en darme unos pesos por el prólogo, pero me dice que está esperándolos. Entretanto, mi hija Laura me llama, en plan paseo por las calles para agotar a Iñaki, mi nieto hiperenergético, y decido acompañarla unas cuantas cuadras. Me voy del diario y nos encontramos a mitad de camino: me hace reír Iñaki en día de fastidio pleno, once meses, alternativamente cara de bebé y de hombre filosófico y robusto: cortando dientes, mezcla de baba y resfrío, sonrisa seductora, quejidos, bruscos gritos de entusiasmo, toses melodramáticas. Cuando llego a casa, me dicen que llamó GS, que nos vemos mañana. Día de citas frustradas. Día de originales de amigos o conocidos, también. Hacía meses o años que no me daban tres en la misma semana: JB me da una aparente biografía de un amigo común (vistazo: sobrecarga de adjetivos y garliborleos, sin entrar en materia), y una novela de RR. «No

12


ELVIO E. GANDOLFO

es policial», me advierte, por eso quiere mi opinión (es cronista policial y buen autor de relatos de ese género). Leo unas páginas: ciencia ficción de mutantes humanos y animales, rarísima. Día de sol mezclado con viento entre fresco y frío, desconcertante. Mantiene un poco a raya a los mosquitos, que hace semanas que nos enloquecen. Lectura de Ordeno y mando, de Amélie Nothomb: huequito. 28 de marzo Domingo. Voy a la feria de Tristán Narvaja. Abarca unas cuantas cuadras, desde 18 de Julio hasta La Paz, expandiéndose en calles laterales. Se ha ido desbordando sin pausa en los últimos veinte años, hasta hacerle perder la forma por completo. No hay control municipal alguno del espacio, y en los cruces de calles cuesta mucho pasar, porque los puestos avanzan hasta dejar apenas pasillos del ancho de una persona. En la misma medida, la feria ha ido perdiendo en buena parte el público que tiene más para gastar (que va en cambio a shoppings o ferias barriales), salvo la especialidad de Tristán Narvaja: librerías y tiendas de antigüedades. Por eso decido ir tarde (termina del todo a eso de las 16.00): parto a las 14.30. Como es un día de sol esplendoroso, queda bastante gente. Percibo algo que ya noté muchas veces: si voy en decidido y a la vez flexible plan de avance, atento a los demás y con capacidad de leves cambios de dirección (tobillos, cintura, torso para ponerme de perfil y pasar entre dos), es como si la gente lo advirtiera y se apartara voluntariamente, salvo en un par de ocasiones. Es una energía en relación compleja, casi un ballet, fluida, parapsicológica, inconsciente. Me quedo a charlar un buen rato con E, empleado de la librería M, a quien conozco desde hace décadas. Los dos ya estamos acostumbrados a las interrupciones sistemáticas y a veces ametrallantes de decenas de padres, hijos y tríos o cuartetos de chiquilinas o chiquilines que vienen a buscar textos para la temporada escolar y liceal, que acaba de empezar. Igual nos matamos intercambiando chistes y datos de cine, amigos, amigas, emigrantes a la otra orilla (Buenos Aires). Vuelvo cuando ya todo empieza a deshacerse, a irse, y queda una especie de resaca flotante, muy lumpen y gritona, camiones organizados

13


Editorial

P. D. James, la creadora de ese hipnótico personaje que es el comandante de policía y poeta Adam Dalgliesh, tiene un relato titulado «El asesinato de Santa Claus» que comienza así: «Si usted es adicto a las historias de detectives, puede que haya oído hablar de mí. Digo adicto de antemano pues […] no soy un H. R. F. Keating o un Dick Francis». Podríamos parafrasear a la señora James y escribir: «Si usted es adicto a las historias de detectives, puede que haya oído hablar de Dick Francis. Decimos adicto a antemano pues», lamentablemente, Francis es un maestro de la novela negra poco conocido por el gran público español debido a que la mayoría de su obra permanece inexplicablemente inédita en castellano. Francis murió hace unos meses, así que esta Eñe Serie Negra, en la que publicamos uno de sus relatos y donde le rinde homenaje Fernando Savater, uno de sus fans más reconocidos y reconocibles (pues sus novelas comparten la ambientación en escenarios hípicos), está dedicada a su memoria. Junto a ellos, Alicia Giménez-Bartlett pone a sus entrañables Petra Delicado y Garzón a resolver un caso en formato breve, James Ellroy enumera trece cosas que podría contar sobre sí mismo —y las cuenta—, Lorenzo Silva sucumbe a la negra vocación de la realidad y Benjamin Percy eriza la piel con un relato lleno de referencias médicas, información obtenida a través de Internet y un punto de vista inquietante. Esta Eñe tiene también un buscado acercamiento a autores de una y otra orilla del río de la Plata. Son uruguayos Eduardo Galeano y Rafael Courtoisie. Son argentinos Pablo de Santis y Leonardo Oyola. Y en el medio, Elvio E. Gandolfo, un rosarino nacido en Mendoza y avecindado desde hace años en Montevideo. La razón es que este número coincide con el primer Festival Eñe en Montevideo. La fiesta de las letras en castellano aterriza en América Latina. Es lo que tiene Eñe, la letra que compartimos.

24


NOTODO CUMPLE 10 AÑOS CINE MÚSICA LIBROS ESCENA EXPOSICIONES CITAS CULTURALES TENDENCIAS TECNOLOGÍA La Cultura y tú


Autores

Carmen Calvo (Valencia, 1950) es la autora que firmó la inteligente y divertida exposición Hombre patata que el año pasado puso en la agenda el Jardín Botánico de la Universidad de Valencia. También es una artista multifacética cuya obra forma parte de las colecciones permanentes del Solomon R. Guggenheim Museum en Nueva York, el Marugame Hirai en Kobe, Japón, el macba en Barcelona, la Fundación Peter Stuyvesant en Ámsterdam, y el ivam en Valencia, entre otros museos y centros de arte. Harlan Coben (Nueva Jersey, 1962) es un exitoso escritor de novela policial y de suspense, traducido a más de veinticinco idiomas en treinta países. Después de No se lo digas a nadie, Última oportunidad y Por siempre jamás, los seguidores de su personaje Myron Bolitar volverán a encontrarse con él en Muerte en el hoyo 18, que rba Libros publicará en julio de este año. Rafael Courtoisie (Montevideo, 1950) es un poeta reconocido y también autor de las novelas Vida de perro (Premio Nacional de Narrativa en Uruguay), Santo remedio (finalista del Fundación Lara), Tajos, Caras extrañas y Goma de mascar, todas publicadas en España por Lengua de Trapo. James Ellroy (California, 1948) es uno de los dioses universales del género negro y policial. Sus novelas más famosas son L. A. Confidential y La dalia negra, ambas convertidas en películas igualmente memorables. Puestos a elegir «el libro» del llamado Demon Dog of American Crime Fiction, seguro muchos se quedan con Mis rincones ocuros, su brutal autobiografía. Ellroy lo tiene claro: «El mejor es el último». Se titula Sangre vagabunda y, como casi toda su obra, ha sido publicado este año por Ediciones B.

26


AUTORES

Dick Francis (Lawrenny, Gales, 1920 - Islas Caimán, 2010) fue un maestro de la novela de suspense, ambientada sobre todo en el mundo de la hípica. Sus cuarenta y dos libros fueron traducidos a una veintena de idiomas y se vendieron por millones. De hecho, en Inglaterra se le considera un best seller del siglo xx. En España, sin embargo, la mayor parte de su obra no ha sido traducida. Para asombro de sus fans, como Fernando Savater. Eduardo Galeano (Montevideo, 1940) es un escritor con seguidores. Miles de seguidores en todo el mundo. Es el autor del clásico Las venas abiertas de América Latina. Tiene una prosa inconfundible, afilada y mestiza, punto de encuentro del ensayo, la poesía, la narrativa de ficción y la crónica periodística. Es un apasionado del fútbol (de ahí su libro El fútbol a sol y sombra). La Universidad de Washington le concedió el American Book Award por la trilogía Memoria del fuego y la editorial Siglo xxi ha publicado una veintena de títulos de su obra en la Biblioteca Eduardo Galeano. Elvio E. Gandolfo (Mendoza, Argentina, 1947) es un escritor, traductor y periodista argentino avecindado en Montevideo. Ha publicado una decena larga de libros, entre los cuales destacan Boomerang (finalista del Premio Planeta de Novela), La reina de las nieves, Ferrocarriles argentinos y Cuando Lidia vivía se quería morir, estos tres últimos de relatos. Es un experto en el género de la ciencia ficción; traductor, por ejemplo, de Philip K. Dick. Alicia Giménez-Bartlett (Almansa, 1951) es la creadora de una deliciosa pareja de detectives españoles: la inspectora Petra Delicado y su inseparable «Watson» Fermín Garzón, personajes que Ana Belén y Santiago Segura encarnaron para una serie de televisión. En 1997 obtuvo el Premio Femenino Lumen por Una habitación ajena. Sus últimas novelas son Nido vacío (Planeta, 2007) y El silencio de los claustros (Destino, 2009). Leonardo Oyola (Buenos Aires, 1973) fue el sorprendente ganador del Premio Dashiell Hammett a la mejor novela policial de 2007 por Chamamé (Salto de Página). Antes había publicado Siete & el Tigre Harapiento (finalista del Clarín-Alfaguara 2004), Hacé que la noche venga y Santería. Su último libro publicado en España es Gólgota (Salto de Página, 2008).

27


Benjamin Percy (Oregon, Estados Unidos, 1979) es el autor del desconcertante y espléndido relato en clave de thriller «20 de abril de 2008». Su obra, inexplicablemente inédita aún en castellano, está formada por dos colecciones de relatos, The Language of Elk y Refresh, Refresh, y la novela The Wilding. Ha obtenido el Premio Plimpton, que concede la revista The Paris Review, y el Whiting Writers’, y es también profesor de escritura creativa en el MFA Program de la Universidad de Iowa. Pablo de Santis (Buenos Aires, 1963) es escritor y guionista de cómic y de televisión. Dentro de su amplísima obra, destacan las novelas juveniles El último espía y Lucas Lenz y la mano del emperador (ha publicado una docena de ellas), la colección de historietas dibujadas sobre guiones suyos Rompecabezas, y las novelas La traducción (finalista del Planeta-Argentina), Filosofía y letras, El calígrafo de Voltaire y El enigma de París, que obtuvo el Premio Planeta-Casa de América en 2007. Fernando Savater (San Sebastián, 1947), con toda seguridad, no necesita presentación. Ni en España ni en América Latina. Como ensayista, ha publicado medio centenar de libros para aprender a pensar (un poco) como filósofo, entre ellos los clásicos Ética para Amador, Palabras cruzadas: una invitación a la filosofía, Invitación a la ética o el más reciente de todos, Historia de la filosofía: sin temor ni temblor. Su biografía paralela como escritor de novela negra era, sin embargo, menos conocida hasta que en 2008 ganó el Planeta con la novela La hermandad de la buena suerte. Muchos corrieron entonces a buscar la anterior, y no menos buena, Caronte aguarda. Lorenzo Silva (Madrid, 1966) es el creador de la saga de los guardias civiles Bevilacqua y Chamorro y, desde 2008, comisario de Getafe Negro, «el festival (anual) de novela policíaca de Madrid». Justamente con la segunda entrega de la serie, El alquimista impaciente, obtuvo el Premio Nadal del año 2000. Tres años antes, otra de sus novelas, La flaqueza del bolchevique, había sido finalista del mismo premio y llevada al cine con María Valverde y Luis Tosar como protagonistas. Su libro más reciente es La estrategia del agua, publicado por la editorial Destino este año, con el que Bevilacqua y Chamorro vuelven (a la escena del crimen) tras cuatro de descanso.

28


minerva 13 REVISTA CUATRIMESTRAL DEL CĂ?RCULO DE BELLAS ARTES www.revistaminer va.com

suscripciĂłn anual (tres nĂşmeros) EspaĂąa 40 â‚Źs%UROPAâ‚Źs!MÂŁRICA,ATINAâ‚Ź

% $ 5 ! 2 $ / ' ! , % ! . / s 7 ) - 7 % . $ % 2 3 / ,6 ) $ / ' ! 2 # Ù ! 6! , $ › 3 s 9 6 % 3 + , % ) . ' › 2 ! 2 $ - / 2 4 ) % 2 s * / ( . " ! . 6 ) , , % &2%$%2)#+7)3%-!.s*5$)4("54,%2 2/$2)'/& 2%3¸ .s(%#4 /2"%2, )/: 96% !,!)."/)3s,!&52!$%,3"!53 $ / . !4! 7 % . $ % 2 3 s % $ 5 ! 2 $ / 3 # ! , ! *5!.¸6%,!$%,#!-0/s0%4%2"â2'%2

EDICIONES DEL CĂ?RCULO DE BELLAS ARTES PHILIPPE JACCOTTET Cantos de abajo

FREDRIC JAMESON El realismo y la novela providencial

VV. AA. La fragilizaciĂłn de las relaciones sociales

JEAN BAUDRILLARD La agonĂ­a del poder

JULIà N JIMÉNEZ HEFFERNAN (ed.) Tentativas sobre Beckett

HENRI MICHAUX Ideogramas en China / Captar / Mediante trazos

PETER GOWAN et al. Buscando imĂĄgenes para Europa

SERGE FAUCHEREAU (ed.) En torno al Art Brut

JOSÉ MANUEL CUESTA ABAD )clausuras( de Pierre Klossowski

VV. AA. Arquitectura y ciudad. La tradiciĂłn moderna entre la continuidad y la ruptura

ANDRÉS Sà NCHEZ ROBAYNA Una lectura

DONALD KUSPIT (ed.) Arte digital y videoarte FÉLIX DUQUE ÂżHacia la paz perpetua o hacia el terrorismo perpetuo? RĂœDIGER SAFRANSKI Heidegger y el comenzar MARIANO MARESCA (ed.) Visiones de Pasolini VV. AA. El yo fracturado. Don Quijote y las ďŹ guras del Barroco ROBERT CASTEL et al. Pensar y resistir ROGER CHARTIER (ed.) ÂżQuĂŠ es un texto?

JORDI DOCE (ed.) PoesĂ­a en traducciĂłn

ANTONIO GAMONEDA La campana de la nieve / Escritura y alquimia

PIERRE KLOSSOWSKI Cartas a Betty / Lettres Ă  Betty

PATXI LANCEROS Y FCO. DĂ?EZ DE VELASCO (eds.) ReligiĂłn y violencia

FÉLIX DUQUE (ed.) Heidegger. Sendas que vienen

ALLEN GINSBERG Madrid 1993

SLAVOJ ZIZEK et al. Arte, ideologĂ­a y capitalismo

LUIS DE PABLO A contratiempo

VV. AA. Imagen y palabra

LAS NOCHES BĂ RBARAS III Tercera ďŹ esta de mĂşsicos de la calle

JORGE ALEMĂ N (ed.) Lo Real de Freud

MIGUEL CASADO (ed.) Mecånica del vuelo. En torno a Aníbal Núùez

VINCENZO VITIELLO Borges. Memoria y lenguaje

JOSÉ à NGEL VALENTE Palabra y materia

SANTIAGO à LVAREZ CANTALAPIEDRA Y ÓSCAR CARPINTERO (eds.) Economía ecológica: reexiones y perspectivas

IGOR Sà DABA (ed.) Dominio abierto. Conocimiento libre y cooperación VV. AA. Los otros entre nosotros. Alteridad e inmigración FÉLIX DUQUE [ed.] Poe. La mala conciencia de la modernidad JUAN BARJA Y JORGE PÉREZ DE TUDELA (eds.) Dante. La obra total JUAN CALATRAVA (ed.) Doblando el à ngulo Recto. 7 ensayos en torno a Le Corbusier JAVIER ARNALDO [ed.] Goethe. Naturaleza, arte, verdad FÉLIX DUQUE [ed.] Hegel. La Odisea del Espíritu JEAN STAROBINSKI El almuerzo campestre y el pacto social JOSÉ-MIGUEL ULLà N Låmparas


Eñe Serie negra

35 Pablo de Santis Puertas 38 Rafael Courtoisie Un más allá del cubismo 45 Fernando Savater Dos veces campeón 49 Dick Francis El día de los perdedores 61 James Ellroy Trece cosas que puedo contar sobre mí 66 Leonardo Oyola Rusos 75 Lorenzo Silva Cuatro apuntes (negros) del natural 81 Benjamin Percy 20 de abril de 2008 94 Alicia Giménez-Bartlett Modelados en barro Ilustraciones de Carmen Calvo


Pablo de Santis Puertas

El hombre de impermeable esperó diez minutos a que le abrieran la puerta. —Otro más —dijo el hombre de barba desde el umbral—. ¿Sabe con cuántos policías hablé los últimos días? Pase, se está mojando. El hombre de impermeable se quedó en el pequeño hall. —¿Me va a hacer alguna pregunta nueva? ¿O son las mismas que me hicieron los otros? —dijo el hombre de barba. —A veces, una vieja pregunta encuentra una respuesta nueva. Se sentaron en los sillones de cuero. El hombre de barba no lo invitó con nada. No quería prolongar durante horas aquella reunión. —Vengo a preguntarle por sus libros. —Pensé que hablaríamos del asesinato de mi mujer. —Creo que hay una relación entre sus libros y la muerte de su mujer. El hombre de barba señaló unos libros apilados sobre el mármol del hogar. —Eso lo dice porque no los ha leído. No son novelas policiales. Son libros para niños. —Cuando hay un asesinato, la policía en general tiene que hacer un gran esfuerzo para descubrir pistas. En este caso las pistas han sobrado. —Razón de más para que den con el asesino. Y ni siquiera tienen un sospechoso firme. —Usted sabe que existe un sospechoso firme. El hombre de impermeable, sin pedir permiso, avanzó hacia la pared y tomó uno de los libros. En la portada se veía una puerta y la mano que la abría. Título: El hotel de las ventanas rotas. Colección: Puertas peligrosas. El hombre de impermeable volvió a su lugar.

35


Rafael Courtoisie Un más allá del cubismo

Un artista es un monstruo agradable. salvador dalí

Pintar un cuadro de Louis Groussac no es tan difícil como parece. Hace quince años que vivo en Miami. En mis periodos de «inspiración» trabajo unas cuatro o cinco horas diarias en el atelier y luego unas seis horas más en la galería de arte Gala Beach, muy cerca de Ocean Drive. Cuando puedo, dejo la galería en manos de Margaret (María Margarita, una cuban american rubia que habla un perfecto inglés y pasa muy bien por yanqui ante los turistas europeos), bajo hasta la playa, me doy una zambullida, me limpio de voces chillonas de señoras ricas, del olor oscuro y pesado del dinero y de algunas minúsculas manchas de pintura que pudieran haber quedado en mi piel. Después de este baño de mar vuelvo renovado al negocio. La Gala Beach Gallery Art es un pequeño mar de gente. Un turista se enojó el otro día porque el nombre de la galería le parecía ofensivo con respecto a la mujer de Salvador Dalí. Gala Beach, Gala bitch, «Gala perra», «Gala puta». La verdad es que ni se me había ocurrido; jamás pensé en ese juego de palabras cuando bauticé el primer local de la galería, un diminuto estudio de tres metros cuadrados donde expuse, con estrepitoso fracaso, mis primeras obras. Debo aclarar que mis primeras obras llevaban la firma de Manuel Martínez, y les ponía abajo siempre la fecha y las letras llh. Esas letras no guardaban un secreto valioso, no representaban un código esotérico que pudiera ser desvelado por los agentes de la cia ni del fbi ni del Mossad ni de ninguno de los servicios de inteligencia de cualquier

38


Fernando Savater Dos veces campeón

A pesar de que sir Arthur Conan Doyle fue un gran entusiasta de los deportes (hay una foto suya corriendo emocionado a recibir al vencedor en la maratón de los juegos de Londres, puro Carros de fuego) y de lo inglés, las carreras de caballos sólo aparecen en un relato de Sherlock Holmes, Silver Blaze. La historia es estupenda, una de las mejores de la saga —¿se puede decir más?—, pero revela claramente la ignorancia supina del maestro en lo referente a los modos y ritos del turf. Todos los detalles circunstanciales son erróneos o inverosímiles: los aficionados al misterio y al hipódromo disfrutamos agradecidos el cuento, pero a cada paso murmuramos entre dientes «no, hombre, eso no, así no pudo ser». Y nos quedamos con las ganas de una narración que una la excelencia en la intriga con una razonable exactitud del ambiente hípico. No se trata, por supuesto, de algo imposible de lograr. Lo consiguió Rudyard Kipling en su magnífico The Broken Link Handicap, y también ocasionalmente Lord Dunsany, Edgar Wallace, Damon Runyon, Ellery Queen o Leslie Charteris, por nombrar sólo algunos de los más célebres, al menos en el ámbito literario anglosajón. Pero sin duda el rey indiscutible de este subgénero que combina el relato policíaco con el mundillo de las carreras de caballos ha sido Dick Francis, que acaba de morir a punto de cumplir noventa años. Escribió cuarenta y dos novelas (la última de ellas apareció el pasado septiembre) y un libro de relatos, manteniéndose siempre fiel a los estereotipos del thriller —enigma, violencia, emoción y algo de sexo, aunque nunca con flatulencias perversoides— pero también a la descripción fidedigna del turf, tanto en sus aspectos legales y codificados como en sus oscuras transgresiones. A veces alguna de sus tramas flojea o resulta demasiado convencional —aunque las tiene magistrales— pero

45


Dick Francis El día de los perdedores

Partió hacia el Grand National con 300 libras en el bolsillo y una amalgama de culpa y fanfarronería en el alma. Austin Dartmouth Glenn recordó su promesa de no poner en circulación billetes antes de tiempo. Al menos durante cinco años, se le advirtió con dureza. Para entonces, las aguas habrían vuelto a su cauce y el multimillonario robo sería historia antigua. La policía estaría entregada a la persecución de villanos de nuevo cuño y los comprometedores números de serie se habrían difuminado en la oscuridad infecta de algún listado ya obsoleto. En cinco años podría gastar sin preocupaciones las 15.000 libras que había recibido por haber ayudado al cabecilla del robo a dejar para siempre una desagradable prisión. «Todo eso está muy bien», se decía Austin a sí mismo consternado, mirando por la ventana del tren. «Pero ¿qué hay de la inflación?» Pudiera ser que en cinco años esas 15.000 libras no valieran ni el papel en que iban impresas. O quizá el color o la forma de los billetes de cinco libras hubiesen cambiado. Había oído la historia de un entusiasta ladrón de cajas fuertes que, tras doce años de condena, volvió a casa al encuentro de un escondrijo lleno de antiguos billetes de cinco. Todo ese tiempo para terminar con un montón de papel moneda fuera de circulación. Austin Glenn torció la boca, divertido por la idea. A él no le ocurriría eso, ni hablar. Austin había pagado el billete de tren con divisa de curso legal, al igual que las latas de cerveza, los sándwiches envueltos en celofán y el ejemplar de Sporting Life. Guardaba los billetes de 300 libras en un bolsillo interior, a buen recaudo. No se arriesgaría hasta entrar en el bullicioso anonimato que ofrecía el público mientras esperaba para entrar a las puertas de la pista de Aintree.

49


James Ellroy Trece cosas que puedo contar sobre mí*

uno1 Los rasgos de carácter que me definen, que me han convertido en quien soy. Bien. Mi fe religiosa y la creencia en Dios. La sensación de que tenía un don que se desarrolló desde que mi padre me enseñó a leer con tres años y medio. El asesinato de mi madre en 1958, que suscitó en mí una inmensa curiosidad por todo lo relacionado con lo criminal, y que se transformó en una curiosidad por la historia criminal y social de Los Ángeles, y también de Estados Unidos. El hecho de que tengo un gran talento, una persistencia, una gran diligencia y una meticulosidad sobrehumanas. Y siempre soy consciente de que trato de ser mejor, de aprender de mis errores. Tengo una gran conciencia de Dios, de mis lectores, para mejorar y mejorar y mejorar como escritor. Así que he escrito libros cada vez más largos, libros distintos, utilizando diversos estilos. Los otros seis o siete atributos que podría añadir a eso para explicar quién soy… Vaya. Soy divertido, puedo hablar delante de público y sé cómo interpretar. Me gusta divertir a la gente. Y la gente no está acostumbrada a que los escritores le diviertan. dos Mi mayor héroe no es escritor. Creo que ese hombre es el artista más grande que Dios y la civilización han creado jamás. Está por encima de los demás. En su genio, en su coraje. Él me enseñó más que nadie. Beethoven. Él es forma, revolución, contenido. Es el desencadenamiento del poder implícito en el lenguaje de los sonidos. Cómo hizo de su temperamento * … charlando amenamente con Rodrigo Fresán. La conversación se realizó el martes 16 de febrero en la biblioteca Jaume Fuster de Barcelona como parte del ciclo El Valor De La Paraula.

61


Leonardo Oyola Rusos

Demostrando que su sangre además de azul era fría, el príncipe Felix Yusupof, empuñando una pistola mientras abandonaba todo ceremonial y protocolo, le disparó por la espalda a Grigori Rasputín. De inmediato, repitió la acción apoyando el cañón de su arma, todavía caliente, en la nuca de su víctima, gatillando por segunda vez. —¡Muérase, por favor! —rogaba desesperado el duque Dimitri Pavlovich, llevando todavía en sus manos el candelabro con el que minutos antes le había partido el cráneo al monje loco que seguía dando pelea. El diputado Vladimir Purishkierich contemplaba la escena aún sin poder explicarse cómo aquel autoproclamado hombre santo había sobrevivido, en primer lugar, al vino con cianuro con el que lo habían convidado durante su llegada a la fiesta. Para sorpresa de los tres, Rasputín permanecía con los ojos bien abiertos, denotando en sus pupilas recorridas por sanguínea irritación una furia demencial que subrayaba su legendaria como abrasadora mirada. Alertados por los disparos, Andréi Sattatangó y sus subordinados irrumpieron en el cuarto. Todos se quedaron paralizados ante aquel cuadro. Sattatangó volvió en sí tras un segundo eterno y, sin titubear, con su bayoneta atravesó el estómago de quien llegara a ser el hombre más poderoso de Rusia. Hizo girar la cuchilla para que fuera más efectiva la herida y recién entonces sacó el acero cubierto de sangre y vísceras. Rasputín, vomitando ríos de color púrpura a través de sus labios cerrados, empecinado en seguir respirando, clavó la vista en su agresor. Los soldados de Sattatangó finalmente acabaron con el monje, arrojándolo a las aguas del Nevá para que se ahogara. «De ésta sí que no se salva ¿no?», comentaban todavía inseguros cuando la poderosa corriente

66


Lorenzo Silva Cuatro apuntes (negros) del natural

historia de un cúter Luisa releyó otra vez su informe. Aunque estaba razonablemente segura de lo que afirmaba en él, quería tener también la convicción de que había logrado expresarlo de la forma más precisa. Las palabras técnicas le daban ventaja frente al profano, pero al final tenía que mojarse. Conocía bien, al cabo de quince años de profesión, la mentalidad de quienes iban a leer su escrito. Y sabía, también, que lo que ella sostuviera, si lo hacía con la suficiente rotundidad, podía resultar determinante. Aquello era rotundo, desde luego. Y lo que estaba en juego, ninguna minucia. Si firmaba aquel informe y lo elevaba a la autoridad judicial, era muy posible que un hombre que estaba en la cárcel saliera libre. Y que una mujer a la que se había tratado como víctima pasara a ser inculpada. Fue consciente de lo que eso suponía: el poder de trocar el destino de dos personas, que el azar había puesto en sus manos. Por haber estado de guardia la noche que aquella mujer se había presentado en comisaría. Por haber examinado sus lesiones y escuchado su insostenible y atolondrada historia. Que su ex marido le había hecho con un cúter aquellas rajitas tan superficiales, tan paralelas y tan pulcramente dibujadas. En medio de un forcejeo, nada menos. Luisa había visto alguna vez la clase de heridas que causaba ese útil en las circunstancias en que la supuesta víctima describía haberlas recibido. Erráticas, oblicuas, profundas. Frente a un filo así, la carne tiene la misma consistencia que la mantequilla. Eso decía en su informe. Y que las heridas que presentaba la víctima (de cúter, sí) obedecían a un claro patrón autolesivo. Luisa hizo un esfuerzo para que esta parte, la que iba a hundir a la mentirosa, sonara lo más fría posible. Que no se le pudiera achacar el más mínimo rencor por

75


Benjamin Percy 20 de abril de 2008

Normalmente, el síndrome de Möbius te lo pasa tu padre, si tu padre es drogadicto o tiene alguna tara. Pero mi padre no se drogaba. Sin embargo, estaba rodeado de pesticidas y fertilizadores que el médico supuso que habían arraigado en su esperma y florecido en mi cerebro. Da miedo cómo una cosa lleva a la otra. Cómo un veneno invisible puede meterse en tu interior y ahí ramificarse sin que tú ni siquiera te des cuenta. El Möbius afecta a los nervios craneales y produce una cara sin expresión, como una máscara. Cuando era niño la gente me llamaba Cara Muerte. Hace años, mi padre llevaba una granja en las afueras de Wisconsin Rapids. Tenía cincuenta vacas frisonas y doscientos acres de soja y grano. Un día estaba en lo alto de nuestro silo de cuarenta toneladas y el ensilado se vació sobre la cinta transportadora. El otoño anterior su secador no había funcionado bien y el silo se llenó de polvo de cemento, piedra molida y moho. Estaba retirando toda esa masa apelmazada cuando perdió el equilibrio y cayó en el remolino verde dorado, que le hizo girar y girar y finalmente se lo tragó y él se ahogó con el ensilado, que se le metió en la garganta y finalmente en los pulmones. No supe lo que había pasado hasta que su mano y su brazo aparecieron por la apertura de ocho por ocho de la base, donde yo separaba el grano cuando obstruía la salida. No me molesté en apagar la cinta, así que su gruñido me siguió mientras corría hacia la casa y golpeaba la puerta con el puño y llamaba a mi madre para que saliera a la tarde y viera lo que había sucedido. Yo tenía trece años entonces, y a esa edad no le tienes miedo a muchas cosas. Así que cuando mi madre se desplomó en

81


Alicia Giménez-Bartlett Modelados en barro

Lo más cerca que había estado Garzón de un modelo de alta costura fue el día que lució su traje de Primera Comunión. Mi caso no era muy diferente; claro que, al menos, yo conocía la existencia de pasarelas, diseñadores, colecciones de invierno y hasta había oído hablar de Yves Saint-Laurent. El subinspector, no. Lo de colección le sonaba a sellos, la pasarela a puente y a Saint-Laurent hubiera podido confundirlo con un mártir francés. Puede que fuera debido a ese obvio desconocimiento de la materia por lo que levantó ampollas nuestra designación. Todos los compañeros acusaron al comisario Coronas de injusticia: «¿Por qué ellos y nosotros no?» era la pregunta. Por una vez se morían de ganas de trabajar; en especial los jóvenes, todos unos esnobs que se gastan la pasta en zapatos italianos, y camisas de marca y para quienes la palabra «diseñador» está muy por encima de cualquier otro quehacer. Supongo que es cosa de épocas, en realidad. En la mía el esnobismo era harapiento, con lo que al menos ahorrábamos y podíamos seguir denostando al Capital. En tiempos del subinspector…, bueno imagino que con tener una buena bufanda para pasar la posguerra ya podía uno sentirse feliz. Para que nos adjudicaran este caso supuso una ventaja ser mujer. El comisario pensó que nosotras estamos más cercanas a la moda, el costurero, la aguja y el dedal. Podía pensar lo que quisiera, no iba a ponerme a discutir. Aunque en realidad toda aquella excitación alrededor del caso no era tanto por el diseño como por estar cerca de las bellas modelos que teóricamente nos rodearían por doquier. Pero nada resultó tan idílico y lo que conseguimos fue cargar con un caso que conllevó un gran trabajo y acabó siendo difícil de resolver. Habían matado a una chica, una modelo profesional. Apareció tendida por la mañana en el taller del diseñador por el que estaba contratada. Yacía sobre el lago de su propia sangre, alta y hermosa, como una zancuda

94


Biblioteca Particular

MI BIBLIOTECA: HAY ABRAZOS QUE MATAN Por Eduardo Galeano

Unos añitos antes de Cristo, ardió la biblioteca de Alejandría. Dos mil años después de Cristo, el fuego de los conquistadores quemó la biblioteca de Bagdad. El fuego de otros conquistadores había devorado, en el siglo dieciséis, los libros musulmanes en Andalucía y los libros mayas en Yucatán. Para poner sus libros a salvo de las quemazones, un visir de Persia inventó, hace mil años, la biblioteca móvil, que viajaba con él en una larga caravana de camellos. Ahora, en nuestros días, la tecnología cibernética nos permite guardar toda la literatura universal dentro de una cajita minúscula. Dicen que ésa es la biblioteca más segura y más práctica. Éste parece ser el mejor remedio contra las desventuras del fuego y la falta de espacio. Pero, lamentablemente, a mí no me sirve. Prehistórico de mí, me confieso completamente incapaz de leer libros en pantalla. Yo necesito que mis libros huelan a papel y a tinta, que yo pueda tocarlos y sentirlos, estrujarlos contra el pecho, y que pueda también anotar lo que se me ocurra en los márgenes de las páginas, y subrayarlos, y aplaudirlos o insultarlos. Y discutir con ellos cuantas veces quiera, así, cuerpo a cuerpo: porque los libros que están de veras vivos, los que valen la pena, tienen cuerpo, como nosotros, para que el alma no se quede sin casa.

Por eso, mi biblioteca está hecha de libros marcados por las arrugas y las cicatrices. Son los libros que merecen quedarse, por lo mucho que los quiero o por la pena que me da arrojarlos al frío de la intemperie. Y tan vivos están que en las noches se reproducen. Y ahí está el problema. El enloquecido crecimiento demográfico de mi biblioteca nos está dejando sin cama ni techo. Helena y yo estamos acorralados por los libros que crecen y avanzan, y en vano les suplicamos que nos hagan un lugarcito, por amor de Dios.

115


COLECCIÓN PALABRA E IMAGEN _

La Fábrica Editorial recupera una colección mítica, Palabra e Imagen, creada por Esther Tusquets en 1967. Un diálogo entre grandes escritores y fotógrafos de primera línea, en cuidadas ediciones de lujo, que iniciamos con la reedición de Los cachorros de Mario Vargas Llosa, con fotografías de Xavier Miserachs, y continuaremos con Viejas historias de Castilla la Vieja de Miguel Delibes, con imágenes de Ramón Masats. Por sólo 29 euros, unas obras imprescindibles en cualquier biblioteca.

DOS S LO S TÍTU D IB LE S C IN E IM P R

LOS CACHORROS

VIEJAS HISTORIAS DE CASTILLA LA VIEJA

Mario Vargas Llosa y Xavier Miserachs El retrato de adolescencia de uno de los grandes escritores del siglo XX.

Miguel Delibes y Ramón Masats. La belleza de una tierra sabia y vieja.

www.lafabricaeditorial.com

LA FÁBRICA MADRID Alameda 9 | 28014 Madrid Verónica 13 | 28014 Madrid T. 91 360 13 20

LA FÁBRICA BARCELONA Tapioles 53 | 08004 Barcelona T. 93 329 22 37


Preestreno

MUERTE EN EL HOYO 18 HARLAN COBEN

1 Myron Bolitar examinó con el periscopio de cartón aquella multitud ridículamente ataviada. Trató de recordar la última vez que había utilizado un periscopio de juguete. La imagen de los comprobantes de compra de una caja de cereales Cap'n Crunch parpadeó ante sus ojos como esas manchas que aparecen después de mirar hacia el sol y que suelen producir dolor de cabeza. A través del reflejo en el espejo, Myron observó a un hombre vestido con bombachos (¡bombachos, por el amor de Dios!) que miraba fijamente una minúscula esfera blanca. Los espectadores murmuraban con entusiasmo. Myron contuvo un bostezo. El hombre de los bombachos se puso de cuclillas. Los espectadores ridículamente ataviados intercambiaron codazos antes de sumirse en un silencio imponente, al que siguió una quietud absoluta, como si hasta los árboles, los arbustos y las repeinadas briznas de hierba estuvieran conteniendo la respiración. Entonces, el hombre de los bombachos golpeó la esfera blanca con un palo. El público empezó a comentar el golpe en una jerga indescifrable. El volumen del murmullo aumentó a medida que la bola fue ascendiendo. Algunas palabras se hicieron inteligibles. Luego, frases enteras. «Bonito estilo.» «Espléndido golpe.» «Buen golpe.» «Un estilo realmente bueno.» Enfatizaban la palabra «estilo» como si alguien pudiera

pensar que se referían a un estilo de natación o a un estilo arquitectónico. —Señor Bolitar. Myron apartó el periscopio de su rostro. Tuvo la tentación de gritar «Arriba periscopio», pero temió que algún socio del exclusivo Club de Golf de Merion lo considerase un acto de inmadurez. Sobre todo durante la disputa del Open de Estados Unidos. Miró por encima del hombro a un hombre de rostro rubicundo que debía de rondar los setenta y comentó: —Vaya pantalones. —¿Disculpe? —¿Qué pasa?, ¿tiene miedo de que le atropelle uno de los carros eléctricos? Los pantalones eran anaranjados y amarillos, de un tono algo más brillante que una supernova en el instante mismo de la explosión. Sin embargo, en aquel hombre apenas si destacaban. Parecía como si todos se hubiesen levantado aquel día preguntándose qué indumentaria desentonaría más en el llamado mundo libre. Muchos lucían tonos de verde y anaranjados típicos de los rótulos de neón más vulgares. El amarillo y unos tonos púrpura sumamente raros también abundaban, por lo general juntos, en una combinación de colores que resultaría estrafalaria hasta para el equipo de animadoras de un instituto del Medio Oeste. Era como si al verse rodeada por toda aquella belleza natural la gente se empeñara en hacer cuanto estuviera en su mano para compensarla. 117


SUSCRÍBETE A EÑE Eñe es una revista para leer. Una revista de creación literaria. Una revista principalmente de relatos, aunque también con el diario de un escritor, un ensayo sobre la biblioteca particular de alguien dedicado a la creación y algún que otro poema. Cada número lo ilustra un artista de renombre, que crea la portada y las ilustraciones del interior. Eñe es trimestral. Es una revista para guardar. Suscríbete a Eñe y, de regalo, llévate la camiseta del Festival Eñe. Por sólo 40 euros al año, recibe cómodamente en tu domicilio los cuatro números anuales de Eñe (sin gastos de envío). Además, te regalamos la camiseta del Festival Eñe. Enviar a La Fábrica. Verónica, 13. 28014 Madrid. España. También puedes suscribirte a través de nuestra página web: www.revistaparaleer.com o enviando un correo electrónico a la dirección: suscripciones@lafabrica.com

Nombre Apellidos Dirección

Ciudad Código postal País Teléfono E-mail Domiciliación bancaria Entidad

Oficina

DC

Número de cuenta

Firma

ÚLTIMOS NÚMEROS

EÑE 21 NUEVOS ESCRITORES DE NORTEAMÉRICA

EÑE 20 COSECHA EÑE 2009

CAMISETA DEL FESTIVAL

EÑE 19 LOS MÚSICOS ESCRIBEN


AGENDA EÑE VERANO 2010

ARTE CARTIER-BRESSON EN EL MoMA Nueva York. Se apaga la histeria desatada por los fans de Tim Burton y vuelve la calma al Museum of Modern Art de la mano del maestro francés del fotorreportaje. La exposición se titula «The Modern Century». MoMA. Hasta el 28.06. PICASSO EN EL TATE Liverpool. «Picasso: Peace and Freedom»: los comisarios del Tate (el de la ciudad de los Beatles, ojo) aseguran que es espectactular, con 150 obras procedentes de todo el mundo. Tate Liverpool. Hasta el 30.08. PRAGA, PARÍS, BARCELONA Barcelona. Pere Català Pic, Josep Masana, Josep Sala y Emili Godes junto a sus contemporáneos en «Modernitat fotogràfica de 1918 a 1948». MNAC. Hasta el 12.09. EL QUATTROCENTO Madrid. Un repaso de Ghirlandaio desde su famoso Retrato de Giovanna Tornabuoni y un recorrido irrepetible por el arte florentino del Quattrocento. Museo Thyssen-Bornemisza. 23.06. al 10.10.

MARCOS DE RECLUSIÓN Madrid. El artista: Martín Ramírez. Su lugar de creación: el centro de internamiento del DeWitt State Hospital, en Auburn, California. Sus materiales: muy limitados. «Martín Ramírez. Marcos de reclusión» es una exposición sorprendente y estremecedora. Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Hasta el 12.07. PHOTOESPAÑA 2010 Madrid, Cuenca y Lisboa. Más de 120 actividades entre exposiciones, talleres, debates, clases magistrales, visitas guiadas, acciones en la calle y proyecciones en la 13a edición de PHE. László Moholy-Nagy, Jeff Wall, Harold Edgerton, Helen Levitt, Bleda y Rosa, Juergen Teller y Roman Signer son algunos de los artistas invitados. El tema es el Tiempo. Varias sedes. 09.06 al 25.07. CARAS B Nekane Aramburu y Carlos Trigueros acaban de finalizar una investigación sobre el videoarte español 1970-2010. La AECID ha tomado nota de su valioso trabajo en tanto descubridor de obras inéditas y anuncia el libro y la muestra itinerante «Caras B del videoarte en España». Desde julio. historia.videoarte@gmail.com

OJODEPEZ MEETING Barcelona. La admirable revista de fotografía documental OjodePez reúne en su ciudad fundacional a los mejores fotodocumentalistas del mundo. Palau de la Virreina. 15 al 17.07. IL TEATRO DEL MONDO Venecia. Últimos días de la exposición-tributo al célebre arquitecto italiano Aldo Rossi, «Il Teatro del Mondo, edificio singolare», actividad permanente de la Biennale de Venecia. Ca’ Giustinian. Hasta el 31.07. www.biennale.org ANISH KAPOOR Bilbao. Imprescindible esta retrospectiva dedicada al artista indio Kapoor, renovador de la escultura con sus texturas industriales conseguidas con acero, cemento, cera y resinas. Museo Guggenheim. Hasta el 12.10.

ARTES ESCÉNICAS DÍES DE DANSA Barcelona. El 19o Festival Internacional de Danza en Paisajes Urbanos vuelve a sacar ese arte a las calles. Durante las noches, ojo al Pati de les Dones del cccb: hay sorpresas. Varias sedes. 02 al 04.07. 125


EÑE. SERIE NEGRA

IONESCO EN EL ROMEA Barcelona. Todo el mundo conoce la premisa dramática de La lección: una joven acude a un profesor para mejorar sus conocimientos de aritmética... Dirige Joan Maria Gual. 25.06 al 04.07. www.teatreromea.com TODOS A AVIÑÓN Aviñón, Francia. Una cita obligada en el calendario teatral. ¿Una recomendación? El belga Guy Cassiers dirige una adaptación de El hombre sin atributos, de Musil. Varias sedes. 07 al 27.07. www.festival-avignon.com LOS CORDEROS Madrid. Daniel Veronese e Histrión Teatro traen a Madrid Del maravilloso mundo de los animales: Los corderos, obra con la que triunfaron el año pasado en el Central de Sevilla. Teatro Español, sala pequeña. Hasta el 20.06.

LA MOSTRA DE WOO Venecia. La cita anual en el Lido se aprovechará este año para rendir homenaje al cantonés John Woo, director de películas de acción que van desde la brutal Hard Boiled hasta Misión Imposible II. 01 al 11.09. www.labiennale.org BURIED Atentos al estreno de Buried («Enterrado»), el segundo largometraje de Rodrigo Cortés, que en el último festival de Sundance fue ovacionado al final de cada proyección. Salas de toda España. Septiembre/octubre.

FIESTAS

CINE

EL SUEÑO DE LA RAZÓN Sudáfrica. Insistimos: el Mundial de Fútbol es «la fiesta» de este verano, y el juego de «La Roja» un poderoso argumento para pensar que esta vez se puede soñar con razones. Varias sedes. 11.06 al 11.07.

IBIZA DE CINE Ibiza. Buenas películas en un escenario de ensueño: he ahí la promesa del Ibiza International Film Festival, que este 2010 llega a su cuarta edición. Palacio de Congresos. 09 al 13.06.

EXPO SHANGHÁI Shanghái. La hipermoderna ciudad de China ha batido ya todas las marcas de gasto, participación y consumo de una Exposición Universal. Recinto de la Expo. Hasta el 31.10.

126

LIBROS EÑE EN AMÉRICA Montevideo. El Festival Eñe, la gran fiesta de las letras en castellano, tiene una segunda cita en América Latina. En 2010 será en la capital uruguaya. Y cada año, en una ciudad diferente. 04 al 07.08. www.revistaparaleer.com LOS CACHORROS Palabra e Imagen, Mario Vargas Llosa y Xavier Miserachs. La Fábrica recupera la legendaria colección creada por Esther y Oscar Tusquets en 1967 con la reedición de la famosa nouvelle del joven y audaz Vargas Llosa. El libro incluye 35 fotos de Miserachs, varias inéditas, y el prólogo es de Esther Tusquets. www.lafabrica.com SEMANA NEGRA Gijón. Homenaje a la edición de 2004 y a Celda 211, la novela de Pérez Gandul, que al ganar uno de los premios de ese año quedó lista para su exitosa adaptación cinematográfica. 9 al 18.07. www.semananegra.org LA FERIA DE EDIMBURGO Edimburgo, Escocia. El mundo editorial dirige todas sus luces a la primera ciudad literaria de la unesco. 14 al 30.08. www.edbookfest.co.uk


IONESCO EN EL ROMEA / LA MOSTRA DE JOHN WOO / BURIED / EÑE EN AMÉRICA / LOS CACHORROS EN PALABRA E IMAGEN / JUAN DIEGO FLÓREZ / BIENAL DE FLAMENCO / JAZZ EN MONTREUX

BLOOMSDAY Dublín. Cuatro días ideales para conocer la ciudad de Leopold Bloom, el famoso personaje de Ulises, de Joyce. Hay lecturas, paseos guiados, dramatizaciones y conciertos. 12 al 16.06. www.jamesjoyce.ie OBRA MAESTRA La formidable fotografía de Francesc Català-Roca en el segundo volumen de la colección Obras Maestras de La Fábrica. Más de 250 imágenes seleccionadas de los archivos del autor y comentadas por Joan Fontcuberta, Chema Conesa y Hans-Michael Koetzle. www.lafabrica.com I FLIP Paraty, Brasil. Una preciosa ciudad de la costa brasileña para una divertida cita literaria: la Festa Literária Internacional de Paraty. Robert Crumb es la estrella invitada de este año. Del 04 al 08.08. www.flip.org.br THE WIRE EN ERRATA NATURAE Tras el éxito obtenido con Los Soprano forever, esta nueva e inquieta editorial invita a seguir pensando a partir de la tv, ahora con la fabulosa serie The Wire. El libro incluye un texto de su creador David Simon. www.erratanaturae.com

MÚSICA LA PRIMAVERA DE PRAGA Praga. Don Giovanni, dirigida por Václav Kaslík; Idomeneo, por Yoshi Oida; Pierre Boulez y su Ensemble Intercontemporain... El Festival Internacional de Música cumple 65 años y lo celebra así. Hasta el 04.06. www.festival.cz SÓNAR Barcelona y La Coruña. El mejor festival de música del país se extiende este año Xacobeo a tierras gallegas: Hot Chip, Ryoji Ikeda, Air, LCD Soundsystem, Chemical Bros., Roxy Music, Plastikman, etc. 17, 18 y 19.06. 2010.sonar.es JUAN DIEGO FLÓREZ París. El tenor peruano, «le plus grand ténor rossinien de notre temps», será la estrella de La Donna del Lago en el teatro de la Ópera Nacional de París. 14, 18, 21, 24, 27 y 30.06. www.operadeparis.fr LA BIENAL DE FLAMENCO Sevilla. Estrella Morente, Tomatito, Marina Heredia, Eva Yerbabuena, Juan José Amador, Pastora Galván: 55 espectáculos y un concepto: «Flamenco de viva voz». 15.09 al 09.10. www.bienal-flamenco.org

AC/DC EN LA CARTUJA Y SAN MAMÉS Sevilla y Bilbao. Los incombustibles hermanos Young & Cia. detonarán los cañones y lo que haga falta para poner a todo el mundo a dar cabezazos contra el aire. Isla de La Cartuja, 26.06. Estadio San Mamés, 28.06. JAZZ EN MONTREUX Montreux, Suiza. El festival a orillas del lago Lemán es también un pretexto para visitar las antiguas casas de Byron, Chaplin, F. Scott Fitzgerald y Freddie Mercury, o viajar en el llamado «tren de chocolate» hasta Gruyères, el pueblo que da origen al famoso queso. 02 al 17.07. www.montreuxjazz.com FIB Benicàssim. Ray Davies, Vampire Weekend, Kasabian, The Prodigy, Klaxons, Foals, Echo & The Bunnymen... Todos los caminos conducen a la famosa playa de Castellón. 15 al 18.07. fiberfib.com JAZZALDIA San Sebastián. Patti Smith, Elvis Costello, Arturo Sandoval, Kris Kristofferson, Dave Holland & Pepe Habichuela. ¿Más? Sí, muchos más. 21 al 25.07. www.heinekenjazzaldia.com 127


¿QUÉ TIENEN EN COMÚN ARISTÓFANES, PLAUTO Y PETRONIO? ¿O JUAN DE MENA Y CERVANTES? ¿LOPE DE VEGA, CALDERÓN Y QUEVEDO? ¿EVELYN WAUGH Y P. G. WODEHOUSE? ¿ALFREDO BRYCE ECHENIQUE Y EDUARDO MENDOZA? LO SABEN LOS GUIONISTAS, LOS POETAS, LOS ENSAYISTAS MÁS AGUDOS Y LOS ESCRITORES DE FICCIÓN. SI ES DIFÍCIL PROVOCAR UNA SONRISA, HACER REÍR PUEDE SER UNA EMPRESA IMPOSIBLE CUANDO SÓLO SE CUENTA CON LAS PALABRAS. CON TODO, LOS ROMANOS CREÍAN QUE HASTA EL ÉPICO HOMERO LO HABÍA INTENTADO CON SU BATRACOMIOMAQUIA, ESA ESPECIE DE ILÍADA EN CLAVE DE PARODIA. EÑE TAMBIÉN QUIERE INTENTARLO. POR LO PRONTO, WLADIMIR KAMINER YA NOS HA DICHO QUE SÍ. UN RUSO QUE ESCRIBE EN ALEMÁN. ¿IMAGINAS ALGO MÁS EXPLOSIVO QUE ESO? EÑE 23. OTOÑO 2010. HUMOR

Eñe. Revista para leer La Fábrica Editorial España Editor Alberto Anaut Directora Camino Brasa Coordinador Toño Angulo Daneri Director de Arte Pablo Rubio / Erretres Diseño Diseño Gema Navarro / Erretres Diseño Maquetación TMori Corrección de textos Julia Fanjul Producción Paloma Castellanos

Director de Comunicación Álvaro Matías Directora Comercial Chelo Lozano Suscripciones Mercedes Serna T +34 91 360 09 24 F +34 91 360 13 22 suscripciones@lafabrica.com www.revistaparaleer.com Distribución en Madrid Antonio Machado T +34 91 632 48 93 machadolibros@ machadolibros.com Distribución en el resto de España Les Punxes T +34 93 485 63 80 punxes@punxes.es

Consejo Editorial Bernardo Atxaga Miguel García Sánchez Luis García Montero Margo Glantz Antonio Muñoz Molina Rosa Regàs Juan Villoro Asesores literarios Jorge Eduardo Benavides, Félix Romeo y Doménico Chiappe Gracias a Israel Fernández y Elvira Gallego Socios Protectores Bancaja BBVA Iberdrola Telefónica

Papeles Eñe utiliza papel Munken Pure de 130 g/m2 de la página 1 a la 32 y en las páginas coloreadas del final (de la 113 a la 144), y Munken Print de 80 g/m2 de la 33 a la 112. La cubierta se ha impreso en Munken Lynx de 300 g/m 2, y las ilustraciones, en Rives Artist de 170 g/m 2. Papeles distribuidos por

Fotomecánica Cromotex Impresión Brizzolis ISSN 1699-58-56 DL M-12803-2005 La Fábrica Verónica, 13 28014 Madrid. España T + 34 91 360 13 20 F + 34 91 360 13 22 www.revistaparaleer.com info@revistaparaleer.com

Cualquier forma de reproducción, distribución, comunicación pública o transformación de esta obra sólo puede ser realizada con la autorización de sus titulares, salvo excepción prevista por la ley. Diríjase a CEDRO (Centro Español de Derechos Reprográficos, www.cedro.org ) si necesita fotocopiar o escanear algún fragmento de esta obra.

Esta revista ha recibido una subvención de la Dirección General del Libro, Archivos y Bibliotecas para su difusión en bibliotecas, centros culturales y universidades de España, para la totalidad de los números editados en el año 2009.



Eñe. Revista para leer nº 22