Page 1

todos los detalles de un día inolvidable

LA boda DE ana Y jose SEVILLA, 30 JUNIO 2018

El pasado 30 de junio la pareja selló su amor junto a sus familiares y amigos en una ceremonia nada convencional y llena de detalles. La finca de José Guirado, padre del novio, fue el lugar elegido para la ocasión


PREPÁRATE para

descubrir

algo NUEVO

LAEXCLUSIVADELABODA.ES

LA EXCLUSIVA DE LA BODA es una marca registrada por Imagen and Media Comunicacion SL. © Copyright Leyenda | Todos los derechos reservados. Prohibida su venta y distribución.


SUMARIO

EXCLUSIVA

Especial ANA y JOSE

4

8

PADRE E HIJO

30 junio 2018

8

10

26

40

en la casa de la abuela Angelita donde tuvo lugar la puesta de largo.

24

8

CON LA FAMILIA

un pilar básico en la vida del novio.

10

ESPECTACULAR

20

EL RITUAL DE ARENA

Ana, deslumbrante con el estilismo elegido.

epicentro del enlace.

26

48

40

LLUVIA

de confeti, pétalos y arroz a la salida.

CÓCTEL

con vistas a la ciudad de Ávila.

48

UNA VELADA

56

BAILE

con un menú que hizo las delicias de los paladares más exigentes una tarde-noche llena de detalles para los novios y sus invitados.

56

ACOMPAÑADOS DE LOS SUYOS

La pareja nos demostró durante la sesión de fotos que su amor es sólido y sin fisuras.

LA FIESTA POSTERIOR con photocall incluído.

LA EXCLUSIVA DE LA BODA marca registrada por Imagen and Media Comunicacion SL. © Copyright Leyenda | Todos los derechos reservados DEPOSITO LEGAL: CO 773-2012. Email: quiero@laexclusivadelaboda.es Edición impresa en Madrid 2018. Prohibida su venta y distribución.


PUESTA DE LARGO

4

Hace poco más de un año que se conocieron José Antonio y Ana Belén en una barbacoa en casa de un amigo. El destino y la casualidad les unió aquel día, y desde entonces no han vuelto a separarse. La familia de José Antonio se encargó de todos los preparativos para un acontecimiento inédito, pues creían que José Antonio nunca se casaría. La entrada de la casa de la abuela Angelita estaba decorada con detalles muy cuidados, como una guirnalda de flores que rodeaba la escalera.


EN casa de su

abuela angelita José Antonio y Ana Belén se casaron oficialmente el miércoles 27 de junio en el Ayuntamiento de San José de la Rinconada, en una ceremonia íntima oficiada por el Alcalde. Solo la familia más cercana acudió a la cita. Sin embargo, el sábado 30 de junio fue el gran día. 250 invitados llegados de distintas partes del mundo acudieron al enlace de la pareja en la finca del padre de José Antonio.

Una pequeña lluvia inesperada en la mañana del sábado hizo temer por los preparativos de la boda que sería al aire libre. Por suerte, el tiempo mejoró y, a pesar de la fecha, el calor brilló por su ausencia dando paso a una temperatura ideal para vivir una mágica noche de verano. A las 18:30 el equipo de La Exclusiva llegó a la casa de la abuela Angelita, en el número 51 de la calle Severo Ochoa en San José de la Rinconada. El novio nos abrió la puerta ilusionado y con muchas ganas de que fueran avanzando las horas. Angelita también estaba en casa, esperándonos con un vestido azul celeste, a juego con sus ojos, nos contó, emocionada, que se casaba “su niño”. José, padre del novio, llegó con su nieto Pepe, sobrino de José Antonio, para ayudarle a vestirse. Más tarde se sumaron Ana, madre del novio y madrina de la boda, la hermana mayor de José Antonio y madre de Pepe, también llamada Ana como su madre, y Laura, hija pequeña de esta última y sobrina también del novio. Todos quisieron acompañar a José Antonio en este día tan especial y aprovecharon para hacerse la tradicional foto de las tres generaciones de “Josés”, recordando en todo momento al abuelo Pepe.


CON LOS NERVIOS BAJO CONTROL

6


TODO LISTO PARA VESTIRSE

José Antonio tenía todo preparado para vestirse, y antes de empezar a arreglarse nos contaba cómo fue la boda oficiada por el alcalde a la que asistieron sólo los familiares más cercanos.“Fue una primera toma de contacto, y ya hoy es el tiki-taka”. Le preocupaba el tiempo, pues habían caído unas gotas y la boda sería al aire libre. “Por suerte todavía no han puesto las mesas, pero ha trabajado mucha gente para decorar el campo, mi hermana Ana, un iluminador, un florista…” nos contaba mientras nos enseñaba vídeos de cómo había quedado el lugar. “Vamos a hacer también una parrillada Argentina”, decía ilusionado en el transcurso de su puesta de largo.

TRAJE Y COMPLEMENTOS

El traje, de color azul marino, colgaba de una percha. Camisa blanca, corbata roja, no faltaba ni un detalle. José Antonio tenía todo preparado para vestirse, incluido el reloj, un complemento de gran valor sentimental, “mi bisabuela se lo regaló a mi abuelo Pepe, este se lo regaló a mi padre y mi padre me lo ha regalado a mí”. En una cajita guardaba el novio una de las mejores sorpresas, los gemelos de Iron man que le había prestado su “compadre” Miguelito. La abuela Agelita y su padre, Jose, le ayudaron a vestirse.


SU HERMANA ANA NOS CONFESÓ ESTAR MÁS NERVIOSA QUE EL PROPIO NOVIO

8

Ana, la hermana del novio, nos decía que estaba mucho más nerviosa que en su propia boda. “Llevo dos semanas si Él siempre decía que nunca se iba a casar, todos pensábamos lo mismo, y cuando me enteré que se casaba quería pa los preparativos de la boda.


“ANA ES MARAVILLOSA” En esta cuenta atrás tuvimos la ocasión de hablar con el protagonista y su abuela Angelita, encargada personalmente de que le novio luciera con luz propia. Ella es, junto con el resto de la familia, un pilar básico en la vida de José Antonio. ¿Qué tal estás, nervioso? La verdad es que no. Estaba más nervioso el miércoles cuando nos casó el alcalde. Hoy ya puedo decir que es mi mujer. Entonces no son nervios, pero sí mucha ilusión por celebrar este día con toda nuestra gente. Tengo ganas de que empiece ya. ¿Cómo conociste a Ana Belén? Fue curioso porque vivíamos en la misma urbanización y nunca habíamos coincidido. Yo estaba en una barbacoa en casa de un amigo, y ella vino a recoger a su hija que estaba allí también. Empezamos a hablar y no nos hemos vuelto a separar. ¿Cómo es ella? Mi mujer es guapísima. Es maravillosa. ¿Cómo decidiste casarte? Mi familia y mis amigos se pensaban que nunca me iba a casar, pero fue conocer a Ana y lo tuve claro desde el primer día. Nos fuimos a vivir juntos a los dos meses y yo tengo muchas ganas de formar una familia. ¿Llegará pronto? Yo espero que sí. Yo quiero ser padre pronto. Ya tenemos a Ana, que es hija de mi mujer, pero yo quiero tener más hijos. La abuela Angelita nos enseña fotos de la familia y nos cuenta orgullosa que su bisnieto Pepe es igual de puntual que ella, “mi madre me decía que 5 minutos en la cama no hacían nada, y en eso Pepe ha salido a mí, esperando a su abuelo estaba para que lo recogiera y venirse a casa”. Cuando le preguntamos por el novio, Angelita se emociona: “El novio es un encanto. Yo lo quiero muchísimo, muchísimo, como si fuera mi hijo, es muy bueno y muy cariñoso. Todos son cariñosos conmigo pero él es especial”. ¿Qué te parece Ana para su nieto? Es muy linda, muy linda. Tiene una hija que es lindísima también. La novia es muy buena y lo quiere mucho, que eso es lo que a mí me importa. ¿Esta usted contenta por la boda? Yo sí, yo tengo mucha ilusión con la boda de mi niño. ¡Ay, qué pena me dio cuando empezó a llover esta mañana con todo lo que han preparado! Angelita se emocionó al recordar a su marido y nos dijo que en un día tan especial como era la boda de José Antonio, todos le echarían mucho de menos.

in dormir”, decía. “Quiero que tenga su fiesta especial, es mi único hermano y mi ojito derecho y se lo merece todo. articipar en todo, quería ser la madrina, la que oficiase la boda y hasta la damita”. Ana organizó la mayor parte de


Tras visitar a la familia de José Antonio, nos dirigimos a la calle de la Algaba número 26, lugar donde vive Ana, la madre de Ana Belén. La encontramos en la puerta pendiente de la salida de otra novia, que casualmente salía de una de las casas vecinas. Ana Belén estaba en el patio de la casa, la estaba maquillando la estilista Sonia Gil. Sus grandísimos ojos azules y su sonrisa nos dejaron impactados. Ana, la madre de la novia, nos contó de ella que “es una niña muy serena, sensata, espiritual… pero de pequeña era un trasto. No le tenía miedo a nada, se perdió 4 veces… era horrible. Y ahora lo que más puedo destacar de ella es que es muy buena madre, muy muy buena madre. Y está educando a Ana desde la libertad. Y admiro mucho la forma que afrontó la separación porque a la niña no le han hecho ningún daño y eso es lo más importante”. Sonia terminó de maquillar a Ana Belén y se dispuso a probarle peinados. A la novia le gustaban todos, suelto, con coleta, raya al lado, raya al centro… y no terminaba de decidirse. Estaba guapísima con cada uno de ellos. En la planta de arriba estaba Antonino, hermano de Ana Belén, con su mujer Gaby, que se habían casado recientemente en México y habían venido para la boda de su hermana. Estaban viendo unos dibujos con la pequeña Ana, que al vernos empezó a decir ilusionada: “¡Mamá va a salir en una revista!”. Al preguntarle cómo es su hermana, Antonino respondió “muy guapa, como ya habréis visto”. Empezó a ponerse nervioso y solo pudo destacar la belleza de la novia. Nos reconoció que le daba vergüenza describir a su hermana, no quería emocionarse. Gaby nos dijo que la había conocido hace poquito pero que era muy buena persona y al igual que su marido, destacó la belleza de Ana Belén.

10


Los PREPARATIVOS

DE LA NOVIA

“Sonia Gil, la estilista nos describió el peinado. “Nos hemos decidido por la cola que era lo que hicimos en la prueba inicial, pero ella como es tan guapa le queda todo maravillosamente bien, al final hemos hecho una cola alta con la raya en medio, con el detalle de la trenza en la coronilla para darle ese punto informal, y le hemos puesto unas flores que eso ha sido algo de última hora que nos ha dejado la chica de la floristería y mira lo bien que ha quedado”. “A Sonia la conozco porque la tía de Jose es clienta de ella, y me la recomendó y mira que contenta”, nos contó la novia, que finalmente se había decidido por una cola alta. “Era mi idea inicial, lo que pasa que después he dudado porque con todo lo que me hacía me veía bien”.


vestido y complementos 12

Ana Belén tenía muy claro cómo quería el vestido. Era un traje blanco roto de estilo romántico de Pol Núñez, con la espalda al aire y algunos detalles de estilo griego. Era un regalo de su padre, Antonino Parrilla. Aunque había estado tranquila, empezó a ponerse nerviosa a la hora de vestirse. Su madre no daba con los botones de lo nerviosa que estaba y Ana Belén empezó a impacientarse. Era tarde, y aún quedaban las fotos de familia. Gaby, su cuñada, y su amiga Julia, le ayudaron a terminar de vestirse.


COMPLEMENTOS

Subimos a ver el vestido y nos encontramos con una sorpresa, los zapatos. Ana Belén no encontraba zapatos que le gustasen, y un día, en una papelería vio unos cromos antiguos que le encantaron, y decidió comprarlos y forrar unos zapatos blancos que tenía, “pegándole los cromos y con forro de los libros del colegio”. Una idea muy original que dio como resultado unos zapatos de novia únicos “Do It Yourself (DIY)”. El ramo estaba compuesto por flores silvestres de temporada, eucalipto y proteas. Se trataba de un diseño romántico que habían encargado a la floristería Pulgar Verde.


Cuando Ana Belén bajó por las escaleras, toda la familia quedó impresionada de su belleza. “Es la novia más guapa del mundo” decían.

14


“PARECE QUE NOS CONOCEMOS DE TODA LA VIDA”

Ana Belén nos confesó que, al igual que su ya marido, estaba más nerviosa en la boda oficiada por el alcalde, pero que en esta ocasión estaba más tranquila. “Será que ya estoy casada...”.

¿Cómo conociste a José? Lo conocí en una barbacoa. Iba a recoger a Ana que estaba en una barbacoa, llegaba yo de Sudamérica, y me dijo el padre que estaba en una barbacoa. Y yo ‘cabreá perdía’, porque estaba cansada del viaje, llegué todo el camino rechistando, y cuando aparecí estaba allí porque tenían un amigo en común. Y empezamos a hablar, y hasta ahora. Casualidades de la vida. Además, él vivía en la misma urbanización que yo, yo en el bloque 2 y él en el bloque 1, y nunca habíamos hablado. ¿Cuánto tiempo lleváis? Llevamos un año. Un año y nos casamos ya. Parece que nos conocemos de toda la vida. A los dos meses nos fuimos a vivir juntos, porque claro, éramos vecinos (se rió) y estábamos todo el rato en mi casa o en la suya, y al final decidimos irnos a vivir juntos, lo teníamos súper claro. La pequeña Ana apareció en escena ya arreglada para la boda y la novia no paró de decirle lo guapa que estaba. Madre e hija se dedicaron piropos y gestos de cariño que mostraron la gran relación que tienen.


Antes de que la familia al completo marchara hasta la finca, pudimos hablar más tranquilamente con el hermano de la novia y su mujer. Acerca de Ana no pudo comentarnos nada por la emoción. Sobre su cuñado le fue más fácil articular palabra. “Lo conocí hará unos siete meses, antes de irme a México. Yo lo conocía de oídas por un amigo mío, ‘El Carlope’, que también es amigo de él, y cuando me enteré que estaba saliendo con mi hermana la verdad es que me alegré mucho. Y cuando ya lo conocí y vi que era un personaje como mi hermana, o más todavía… Son tal para cual. Los dos son unos personajes”, decía entre risas. “Además Jose está ‘enchochao, enchochao’, así que me alegro mucho por mi hermana”. (se rió). Por su parte, Gaby nos explicó que estaba muy contenta porque veía a Ana súper ilusionada.

16


ANTONINO, PADRE Y PADRINO

El padre de la novia, Antonino Parrilla, nos contó uno de los secretos de la boda, y es que habría helados de “stracciatela, turrón, nueces con nata y caramelo, dulce de leche, fresa natural y limón. Y para coctelería, helado de canela, de enebro y de cardamomo”, todos de su empresa “Heladería bolas”. También tuvo ocasión de hablarnos de su hija: “Es una chica muy inteligente, simpática y cariñosa cuando quiere. ¿Qué voy a decir yo que soy su padre? Además me han puesto de padrino, que a mi estas cosas no me gustan mucho, pero bueno, hay que cumplir”. Sobre Jose bromeaba diciendo que conocía más al padre que al hijo. “Yo es que he vivido un tiempo fuera del pueblo, entonces no he tenido mucho trato con ellos pero al novio lo veo una persona seria y con empuje. Eso es lo importante, yo creo que es alguien con ganas y que le quedan muchas cosas que hacer en la vida”, concluía. Ahora sí llegaba el momento de dirigirse a la Finca de su consuegro.


San Juan de los PANETES, TESTIGO MUDO DEL ENLACE

La iglesia elegida por la pareja para la ceremonia es, sin duda, un lugar emblemático de en la la finca de José Guirado, padre de José AntoLa ceremonia tuvo lugar capital nio, situada en la aragonesa urbanización La Jarilla, concretamente en la calle Adelfas situado muy cerca número 20 de San José de La Rinconada. Un entorno familiar que había decon la plaza delmimo Pilar. un equipo de unas veinte personas capitaneadecorado mucho EnGuirado, la imagen de la do por Ana hermana del novio. derecha, la torre El equipo de La Exclusiva octogonal quedallegó a las 21:00 horas. El novio ya estaba en la entrada reflejada de la finca. Llego sobre unoen el Audi A5 de su compadre Miguelito y esperaba impaciente la llegada de la novia, acompañado de su madre, su de los ventanales hermana Ana su sobrina de ycristal que se Laura. La temperatura era ideal. Aunque para algunos invitados, “para ser 30 de junio hacía incluso fresquito”. pueden encontrar 18 en la calle Salduba.

EN LA FINCA DE JOSÉ GUIRADO


¡Y LLEGÓ!

20

Ana Belén llegó a las 21:11. La primera en bajarse del coche fue la pequeña Ana, que se reunió con Laura para recibir a la novia con unos globos. Iban vestidas iguales. Ambas eran las damitas de honor. Finalmente, José Antonio se dirigió al lugar donde iba a oficiarse la boda, y esperó allí a la novia. No faltaba un detalle en la finca. Sillas vestidas de blanco acomodaban a los invitados. Unas 250 personas se reunieron para celebrar la unión de la pareja. Paula Guirado, hermana del novio, los recibió interpretando un tema de India Martínez, ‘90 minutos’, acompañada a la guitarra. Una sorpresa para muchos de los asistentes. Paula tiene una voz preciosa, y fueron los novios quienes le pidieron que cantara en su boda. Paula nos confesó que estaba muy nerviosa, pero que no podía negarse y que le gustó mucho la experiencia.


EL ENCUENTRO Ana Belén entró del brazo de su padre, radiante, con una sonrisa enorme que transmitía la inmensa felicidad que estaba viviendo en ese momento. Miró a José Antonio y le dijo: “¡Qué guapo eres!”. Él no dejó de piropearla a lo largo de la ceremonia y en su encuentro tampoco faltaron palabras bonitas hacia la protagonista. La pareja no paró de sonreír. Se intuía que lo que sucedería aquella noche sería algo mágico y así fue.


FRENTE A ELLOS

Pepe, sobrino del novio, abrió la ceremonia leyendo un bonito texto titulado ‘Cuando dos almas se encuentran’. Tras él, Ana, la hermana de José Antonio que oficiaba la boda, comenzó su discurso. “Buenas noches a todos, ya estamos aquí. Parecía que no iba a llegar el día, y con la que nos ha caído hoy… yo ya me veía con paragua, pero aquí, por supuesto. Gracias a todos los que estáis aquí, por haber venido a compartir con Ana Belén y José Antonio este día tan especial, y es que hoy es un gran día. Hoy, Ana Belén y José Antonio nos han reunido para contarnos a todos que al final el amor triunfa”, pronunció ante los más de 200 congregados .

22


UNA CEREMONIA LLENA DE EMOTIVIDAD

Desde el incio de la ceremonia se respiraba mucha emoción. Pepe, sobrino del novio fue el primero en dirigirse a los protagonistas. Tras el pequeño, fue Ana, hermana de José Antonio y fue en este instante cuando empezaron a asomarse las primeras lágrimas. “Cuando mi hermano y Ana Belén me dijeron que se casaban yo no me lo podía creer, claro está. Tanto es así que me ‘harté’ de dar saltos y me quería apuntar a todo. Le quería quitar el puesto a la madrina […] Se conocieron en una barbacoa en casa del Requena. ¡El Requena! Con la de veces que yo le había dicho que el Requena y toda la pandilla no iban a encontrar novia nunca (los asistentes se rieron), pues mira se están casando (más risas), parece que sí”. Las hermanas de los novios, Rocío Guirado y Esperanza Parrilla también les dedicaron mensajes personalizados. Ana Belén no dejó de llorar emocionada en toda la ceremonia, en especial cuando habló su amiga Julia, que no pudo contener las lágrimas mientras describía la gran amistad que le unía a la novia. Es su gran confidente.


TRAS LA CEREMONIA DE ARENA, LOS VOTOS

José Antonio se dirigió a la novia para dedicarle un “te quiero para siempre y por siempre, y que espero formar una familia pronto, para siempre, y con muchos hijos… o no”. Los invitados se rieron. Por su parte, Ana Belén le dijo: “Te quiero mucho. Gracias por aparecer en mi vida, y solo espero que sigamos aprendiendo los dos, el uno del otro”. Ambos se fundieron en un beso mientras se repetían una y otra vez “te quiero, te quiero”.

24


JOSE Y ANA

UNIDOS PARA SIEMPRE La ceremonia estaba siendo emocionante. Como

habían recalcado los familiares y amigos, lo de Ana Belén y José Antonio había sido todo un flechazo. Hacía un año que se habían conocido y estaban muy enamorados. Describían su historia como “amor de verdad”, y no había más que verlos. Emocionados e ilusionados no dejaban de mirarse, de lanzarse palabras bonitas y gestos de cariño. Para la pareja no existía el mundo. Hasta Ana destacó que se saltaron el protocolo besándose antes de tiempo, pero a los novios no les importó. Destacaron que muy enamorado tenía que estar José Antonio para haber dado el paso de casarse, y más en tan poco tiempo,

que nunca le habían visto así, y recalcaron la buena relación que tiene con la hija de Ana Belén. Lo mismo dijeron de la novia, una chica de “espíritu libre” se había enamorado y casado en tan solo un año. Todos coincidían en que lo que estaba ocurriendo ahí era amor verdadero. Y llegó la ceremonia de arena. Se dice que su origen viene de los tiempo ancestrales cuando los novios al casarse tomaban arena del lugar donde cada uno de ellos había nacido y la mezclaban en un recipiente para simbolizar su unión. Es un ritual que no está vinculado a ninguna religión y simboliza la unidad de dos personas en un proyecto en común e indivisible.

LAS ALIANZAS Eran clásicas de oro. Con ellas y un nuevo beso sellaron su amor frente a los suyos.


LLUVIA DE PÉTALOS

Tras la música interpretada en directo, una intensa lluvia de pétalos cayó sobre Ana y Jose que ya eran, oficialmente, en presencia de los suyos, marido y mujer. Claudia y Marta fueron las encargadas de repartir los pétalos.

28 26


“VALGAME DIOS”

Paula volvió a cantar, esta vez ‘Válgame Dios’ de Niña Pastori, y los novios se pararon a escucharla antes de pasar a saludar a los padrinos. Besos, abrazo y muchas felicitaciones cerraron una ceremonia emotiva, cercana, familiar y muy romántica. Una lluvia de pétalos acompañó a la pareja a la salida de la ceremonia.


28


AMOR a primera vista Su historia parece sacada de una película romántica. José Antonio está en una barbacoa en casa de su amigo Requena. Ana Belén llega de Sudamérica donde había estado de viaje. Cansada del vuelo, llama a su ex para preguntar por su hija e ir a recogerla. Están en una barbacoa. Casualmente en la casa de Requena. Ana Belén refunfuñe, está muy cansada para ir a casa de nadie, y menos a una fiesta, pero está deseando ver a su hija. Al llegar a la barbacoa, Ana Belén se dispone a saludar a los invitados y conoce a José Antonio. Ambos sintieron un cosquilleo instantáneo, no sentido ni en el primer amor. La pequeña Ana aún no se quiere ir, y Ana Belén decide ir a comprar fruta para los niños. José Antonio que había cruzado varias palabras con ella, decide acompañarla, y ahí surgió el flechazo. Eran vecinos, ambos terapeutas, y nunca antes habían coincidido. Desde aquel día no se separaron y a los dos meses se fueron a vivir juntos. Poco tardaron en decidir que querían pasar el resto de su vida juntos. Fue amor a primera vista. En la boda quisieron hacer un pequeño guiño a aquella barbacoa que les unió, y por ello, como nos contó José Antonio, habría una parrillada Argentina.


“Ana me da mucho amor del rico. Es la mujer de mi vida, lo tuve claro desde que la conocí”

30


Ellos son José Antonio Guirado Haro, (36) y Ana Belén Parrilla Frías (36) ÉL, DE SAN JOSÉ DE LA RINCONADA, SEVILLA Y ELLA, DE LA CAPITAL HISPALENSE. AMBOS SON TERAPEUTAS.

A José Antonio le encanta recordar que ha tenido a Ana Belén cerca todo este tiempo. Él vivía en el bloque uno y ella en el bloque 2 de la misma urbanización. Describe a la novia como “la mujer más maravillosa del mundo. Dulce, atenta, cariñosa, sincera, divertida y guapísima”. Ana Belén destaca que el novio es “algo cabezota y protestón, pero muy leal con sus amigos, divertido, cariñoso, se lleva muy bien con mi hija, y es alto, guapo y muy atractivo”.


26 32


José Antonio es una persona tradicional y romántica, por ello decidió hacer una pedida de mano “en condiciones”. Fue durante un almuerzo familiar. “Estaba impaciente por trincarla”, declaró. Él le regaló un anillo y ella le regaló un reloj.

“Jose es guapo, atractivo, cariñoso, leal con sus amigos, divertido y algo protestón”

LA PEDIDA DE MANO

“Ana es guapa , atractiva, dulce, atenta, cariñosa, sincera y divertida”


34


“Jose lo es todo para mí. Junto a mi familia, es lo más importante en mi vida. Es la primera persona con la que quiero compartir las alegrías y en la primera en quién me refugio cuando tengo un mal día. Es el primero que me tiende una mano y casi siempre sin necesidad de pedírselo. Me siento amada, valorada y respetada en todos los sentidos. Jose me ha aportado muchas cosas a mi vida. Juntos siento que crecemos como personas”


LOS INVITADOS DISFRUTARON DE UN CÓCTEL ÚNICO

ORIGINAL Y CON ENCANTO UNA BANDA DE JAZZ AMENIZÓ LA CELEBRACIÓN QUE FUE TIPO CÓCTEL AL AIRE LIBRE Tras la primera sesión de fotos como marido y mujer, dio comienzo el cóctel en la finca de José Guirado. Todo estaba decorado con velas colgantes, candelabros, macetas, flores, mesas de distintas alturas… Tal y como los novios habían querido, una boda de estilo vintage-campestre. Los invitados coincidieron en el buen gusto con el que había sido decorado el lugar. Una banda de jazz amenizó la velada al ritmo de clásicos como ‘cheek to cheek’ o ‘fly me to the moon’.

36

Un ambiente mágico para una noche de verano tan especial. No habría banquete. La cena, tipo cóctel, había sido encargada al catering Alberto Mejías, “un catering con mucho nombre” nos dijo el novio. No faltó detalle, selección de especialidades Alberto Mejías, jamón ibérico de bellota, queso puro de oveja,

caña de lomo ibérica de bellota, cazuelas de salmorejo….Además de exquisiteces que no paraban de ofrecer los camareros, en el jardín había varios puestos. El centro estaba presidido por una gran mesa de quesos variados, con frutos secos, tostas y confituras. Era uno de los puntos de encuentro. “Si no encuentras a alguien estará en la mesa de los quesos” decían los invitados. Rodeando el jardín se encontraban los demás puestos, uno de pescado frito, otro de gambas frescas y un bufet de ensaladas. Una idea que los invitados calificaron como “muy original”. Este estilo de celebración hizo que cada uno comiese lo que quisiera donde quisiera y con quien quisiera, destacando los invitados la “comodidad” de la cena.


Muchos de los invitados no quisieron perderse el partido de la Selección mientras degustaban el mejor jamón ibérico, entre otras delicias.

En el cóctel encontramos el recuerdo de este día para los invitados: macetas con semillas para que nazca en ellos la semilla del amor. Junto a éstas, un mensaje de agradecimiento a todos ellos.


M

ercedes nos contó que de pequeño José Antonio era algo vacilón, siempre quedaba primero en las carreras hasta que empezó a decir “¿para qué voy a participar si sé que voy a ganar?” recordaba entre risas. Del mismo modo quiso que quedara por constancia y escrito en La Exclusiva, para que nadie le quite el puesto, que los novios le han pedido que sea la madrina del primer hijo que tengan, y quiso aprovechar este medio para pedirles “que se den prisa y que tengan hijos pronto”.

38

La sorpresa estaba en el picadero, donde estaban haciendo una parrillada argentina. Patatas asadas, verduras a la parrilla, mojo y panes artesanos acompañaban a unas carnes con un sabor excelente.


FAMILIARES Y AMIGOS DISFRUTARON DE UNA celebración INOLVIDABLE los novios aprovecharon para hacerse fotos con los invitados Durante el cóctel tuvimos la oportunidad de hablar con gran parte de los invitados que nos hablaron de muchas cosas, entre ellas, por su puesto, de los protagonistas. “El novio es guapísimo, simpatiquísimo y estupendísimo”, decía una animada Laura, comadre de Ana Haro, la madre de José Antonio, que es como si fuera de la familia y que aseguraba estar pasándoselo muy bien. Estaba en una mesa rodeada de las tías del novio. Hablamos con Mª Carmen que decía que su sobrino es “maravilloso”, aunque reconoció que “de chico era muy malo. Tiraba los huevos por la ventana”, decía riéndose a carcajadas. “Pero para nosotros es especial, para mis padres es como un hijo, y hemos tenido la suerte de convivir muchísimos momentos con él”, continuaba Mª Carmen, que nos dijo que la novia era una persona que transmitía mucha paz y que estaba segura de que iba a hacer muy feliz a su sobrino. En el mismo grupo estaba Mercedes, “la tía chica” de José Antonio. “Nos hemos criado juntos y él siempre ha sido un niño buenísimo y yo lo quiero muchísimo, para mí es mi hermano chico”.


40 42

La tita Mari Loli nos decía que la novia era “guapísima, simpatiquísima y muy amable”, y del novio destacó que más que un sobrino es como un hermano, “nos llevamos muy poquito, tres añitos nada más, y nos hemos criado juntos. Me cascaba muchísimo todo, y de pronto me dice que se casa ¡y no sabía ni que tenía novia!”. Mari Loli confesó que al novio de chico le llamaban “el terrorista. Era un trasto, nos cogía a su hermana y a mí y nos pegaba a las dos”. La boda le parecía “muy bonita y entrañable”. “La estoy disfrutando muchísimo. Tenía muchas ganas de que se casara, parecía que se iba a quedar soltero como han dicho en la ceremonia, pero muy ilusionada con esta boda, muy bonita, con la música y todo, la comida espectacular”. Angelines coincidió con sus hermanas en lo travieso que era José Antonio de chico, y a la vez “un chico muy cariñoso y muy tierno. Yo lo adoro. Es mi niño, mi niño chico”.


FELIZ CON LOS SUYOS

Javi, primo del novio, nos dijo que “Jose es un cachito de pan, es maravilloso y la novia un encanto”. Él también se había preocupado por la lluvia que hubo ese día por la mañana “ya iba a coger las sombrillas de la playa y estaba dispuesto a tirarme todo el día alrededor de los novios con las sombrillas para taparlos, pero al final no ha hecho falta y ha quedado todo muy bonito y maravilloso”. Nos contó que tuvo una pequeña lesión, y José Antonio iba todos los días desde San José de la Rinconada hasta Triana, donde vive Javi, para darle masajes, “para que te hagas una idea de lo bueno que es”.


42 44 42


CONFIDENCIAS

Juli nos contó de su “sobrino el mayor”, que es “muy tierno, muy bueno y muy cariñoso”, y que la novia es “una niña encantadora”. Coincidió con el resto de invitados en destacar lo bonita que era la boda, “es muy sencilla, con mucho gusto, muy familiar y muy bonita”. Manu, el marido de Ana Guirado, decía que la boda parecía sacada de Marbella, “mi sobrino es muy espléndido”, y nos contó que Jose le dijo una vez a su hermana “¿Tú que haces con ese viejo montada en la moto? Pues que sepas que ese viejo se quedó en la familia”. Ana y su marido se empezaron a reír y Manu aprovechó para desearle lo mejor a los novios.


Rosa, la mejor amiga de Marina y Esther, hermana de Alejandro, preparadas para mostrar su videofriend. Un gran trabajó que logró su objetivo: emocionar a los novios y, de paso, a todos los presentes.

50 44

CUMPLEAÑOS

Nada podía hacer sospechar a Alzhara que su prima Lorena tendría el detalle de preparar una tarta temática especial por coincidir su 30 cumpleaños con el día de la boda. La novia, siempre detallista, encargó una tarta de fondant que recreaba una montaña que estaba siendo escalada por una simpática rubia con cierto parecido a Alzhara. Este bonito detalle emocionó a la cumpleañera quien no pudo evitar lanzarse a los brazos de los novios.


UNA TARTA PARA LOS MÁS GOLOSOS

C

omo madrina y como madre del novio, tengo que decir que ha sido una boda muy emotiva y muy sentimental. Me ha encantado cómo lo hemos llevado, cómo lo ha llevado mi hija. Ha sido un entorno muy familiar, porque en realidad todas las personas que hay aquí, aunque haya mucha cantidad, pero por ejemplo, yo estoy aquí con unos tíos míos, con amigos de toda la vida… Son cosas que te llegan al corazón, más que si a lo mejor se hubiera hecho en una iglesia o hubiera sido de cualquier otra manera. Porque todo lo que ella decía, tanto la amiga de Ana o mi nieto o mi hija cuando han hablado, nos llega a todos al corazón porque somos así, no somos de otra manera, y la verdad es que es un día muy importante”, contaba emocionada la madrina, que a pesar de ser su madre, bien podría parecer hermana del novio. La interrumpía María, tía de José Antonio para decir que “así tenían que ser todos los días, por la felicidad de las personas. Aquí hoy todo es sonrisas, cariño, parece que hay amor, amistad, reencuentro de personas que hace tiempo que no veías…”. La madrina retomaba la palabra para decir que “Ana va guapísima”, y que es una niña muy linda.


Una imagen vale más que mil palabras. Marina y Alejandro, bailando como dos tortolitos o...¿como dos patitos?

ablamos con los amigos del novio, H Julio y Gabriel. “Soy su hermano putativo porque su padre es mi padrino.

Nuestros abuelos eran amigos, nuestros padres eran amigos y nosotros somos amigos desde chiquititos”, decía Julio. Gabriel nos contaba que su relación era la misma, y nos confesaba que se le habían saltado las lágrimas en la ceremonia. “El miércoles en el ayuntamiento me pude aguantar, pero hoy no me he podido contener, se nos ha casado”, decía. En ese momento pasó José Antonio por al lado y ambos le prometieron que estaban hablando bien de él.

56 46

Julia, madre de Julio Alberto nos contaba que Julio es el mejor amigo de José Antonio, son como hermanos. “Mi hijo lleva 4 años y medio viviendo en Italia, vino a la despedida de José Antonio y hoy se ha levantado a las 3 de la mañana para coger un vuelo a Madrid y de Madrid un AVE para venir a la boda de su hermano, porque es su hermano”. También nos contó que de chico era un bicho, y que no quería que fuese a su casa, “era muy nervioso y yo antes de que vinieran siempre quitaba todas las


ANÉCDOTAS

los amigos de LOS novios nos narraron pasajes que ya forman parte de la historia

figuritas porque las cogía todas. Pero luego es muy cariñoso, me lo como enterito. Y a Ana la he conocido ahora, pero es un encanto. Están muy enamorados. Yo me enteré en Navidad, que me dijo que se casaba que estaba muy enamorado, y luego cuando la conozco a ella y veo esas miradas y esa complicidad… pues dije, es que se tienen que casar”. Con respecto a la boda destacó que es un estilo de boda al que allí no están acostumbrados, “normalmente te sientan en una mesa, y a lo mejor de los seis que estáis a tres no los conoces, y aquí estás que hablas con unos, con otros, que vas para un lado y para otro… esto es genial”. J.R, otro de los amigos íntimos de José Antonio decía que “el novio ha sido siempre un sin vergüenza, con la correa muy corta (se reía), pero ha sido un buen amigo. Lo estamos pasando espectacular, la ceremonia ha ido muy bien, el sitio es muy bonito, la comida perfecta y con los amigos y la compañía mejor todavía”. J.R aseguraba que la novia iba guapísima, “y con esos ojos que tiene…”. Paco empieza a contar anécdotas como cuando tenían las llaves del gimnasio del Púa y entraban por las noches. Empezaron a hablar entre los amigos, J.R, Ramonchi y Paco de la profesora Isabel Santos y de otras historias como la famosa anécdota de las notas. “Hemos vivido muchas cosas juntos”, sentenciaba Paco

Ramonchi, amigo del novio desde el colegio nos preguntaba si alguna vez habíamos conocido algún Ramonchi. “¿A qué no? Es que soy único”, decía entre risas. “Llevo con él desde que somos chiquititos en el colegio, y te puedo asegurar que yo a Pepe lo quiero… es mi hermano, mi amigo, mi confidente… y tenemos una relación que mira, yo vivo en Madrid, él aquí en Sevilla, pero siempre hemos mantenido la amistad, nos hemos llamado, hemos hablado… hubo una época que él estuvo un poquito más ausente, más a su bola, pero yo me puedo pegar sin hablar con él tranquilamente 4 o 5 meses pero lo veo y tenemos una química especial”. Ramonchi aprovechó la ocasión para contarnos una de esas anécdotas de la juventud que los amigos nunca olvidan. “Cuando estábamos en el instituto me llama un día Pepe y me dice, enano, te vas a quedar loco, acabo de conseguir una cosa… me he metido en la sala de estudios y he conseguido el disquet con toda la plantilla de las notas. En esa época, él tenía un ordenador, una impresora… y me dice, enano, tengo el disquet, vamos a meterlo en el ordenador y tenemos todas las notas, la de inglés, la de historia… vamos a meternos que está la plantilla y ponemos las notas que nos dé la gana. Hablamos de segundo de bachillerato. Éramos seis colegas de toda la vida. Así que imagínate, teníamos la plantilla de las notas, yo ese año había estudiado menos que el cochero de Batman, y digo, pues venga, vamos. Y me decía Pepe, enano, en inglés ¿qué?, y le digo yo, en inglés ponme un 9. Y me dijo, enano, déjate de rollos que la vas a liar. ¿Historia? A mí en verdad la historia nunca se me ha dado muy bien, pero ponme un 6.5. Y Pepe me decía: ‘enano se te está yendo la castaña, La Tere que es muy larga te va a enganchar y…’ Pero no le hice caso, y seguí, en filosofía un 8.5… en fin, que me vine arriba de una manera enorme. Los 6 amigos nos pusimos cada uno nuestras notas, y yo llegué el día de las notas a la tienda de mi madre que tiene una tienda de deportes, y claro, el Guirado y el resto habían sido más moderados con sus notas, así que efectivamente, la Tere me trincó. ¿Historia un 7, filosofía un 8…? ¡Tú eres tonto! Dame las notas de verdad, que te he visto que no has hincado el codo en todo el trimestre, me decía mi madre. Y mi padre que el pobre es un buenazo, le dijo: ‘Tere que yo he visto cómo ha pegado un empujón al final’, pero no coló. Mi madre empezó a decir que no sabía quién era más tonto de los dos, y que o le daba las notas de verdad o se plantaba en el instituto, y nada, le tuve que dar las notas de verdad. Me llamaban Atila el rey de los unos, todo unos. Se pegaron todos unas risas a costa mía… no engancharon a nadie nada más que a mí, y todo por culpa de Pepe, ¿qué te parece?”.


“PARECE UNA PELÍCULA DE WOODY ALLEN”

Yeni no podía perderse la boda de su amiga Ana Belén y dejó a su bebé con el padre, “conozco a la novia de hace muchos años, del pueblo, del instituto, de amistades que teníamos en común… lo que pasa que estos últimos años nos estamos relacionando muchísimo más, porque ha fluido así, estamos en la misma onda, la misma energía… ella es muy espiritual, está con el reiki, yo soy instructora de yoga y por eso estamos más unidas. Para mí fue súper especial lo vivido cuando me casé yo, tanto la despedida, que echamos un día en una piscina las amigas y lo pasamos muy bien, como en mi boda, y yo no podía perderme la suya”. Yeni nos contó que estaba encantada, conociendo a gente, hablando con unos y con otros, “la boda me encanta, con la música de fondo, la gente… tengo la sensación de que estoy metida en una película de Woody Allen, estoy encantada”. Cuando se enteró de que José Antonio era el novio de su amiga, no se lo podía creer, “conozco también a su marido de hace muchos años, a la familia de él… y cuando me dijo que estaba conociendo a un chico, que tenía muchas cosas que contarme, que estaba encantada y vi la foto del whatsaap con él dije: ¡¡¡ahhhh, no me lo puedo creer!!!, y me dio mucha alegría. Se ve que están muy felices y muy enamorados”.

los hermanos de la novia no se esperaban que la boda fuese tan bonita “Admiro mucho a mi hermana porque no le cuesta trabajo ni le da miedo enfrentarse a las cosas y yo soy muy tímida”, nos decía Esperanza, la hermana mayor de Ana Belén. “Mi hermana es muy entrante, muy simpática, muy amiga de sus amigos, muy buena persona, le gusta mucho vivir el momento, es muy pasional... A Jose no lo conozco mucho pero hemos hecho migas dese el principio porque es un chaval muy simpático muy entrante también, y es muy fácil hacerse amigo de él, y tener una buena conversación con él porque no cuesta nada de trabajo, te lo pone muy fácil”. Esperanza nos confesó que no se esperaba que la boda fuese tan bonita, “tenía una idea porque ya me habían contado cómo iba a ser, pero no me imaginaba que fuese tan bonita, me encanta, no he visto otra igual”.

48 42

Lo mismo opinaba su hermano, Paco, “la boda me está pareciendo estupenda, no me la esperaba así. No conocía tampoco el sitio, sabía que iba a ser en casa del padre de Jose pero no esperaba que el sitio fuese tan bonito, además está decorado con muy buen gusto. Estamos comiendo estupendamente y estamos pasando un buen rato con la familia”. Paco aprovechó la ocasión para destacar el carácter fuerte de su hermana, “Ana es muy buena, muy divertida, pero tiene un carácter muy fuerte y es muy peleona con sus cosas. Al novio lo conozco de cuando jugaba al rugby, y es un tío muy divertido y muy amigo de sus amigos. Hacen muy buena pareja”.


50


Con muchas ganas de hablar de su tita se nos acercó Víctor, sobrino de Ana Belén. “Me gusta mucho la boda y la novia es muy guapa, es mi tita, la quiero mucho y le deseo que sea muy feliz con el tito nuevo”. ¿Cómo es el tito nuevo? Le preguntamos, a lo que él respondió: “muy grande”.Julia, amiga de la novia, es rumana pero vive en Madrid. Se había emocionado muchísimo al dedicarle unas palabras a los novios en la ceremonia. Nos dijo que le había pillado por sorpresa, no sabía que tenía que leer al principio y no quería hablar mucho por miedo a emocionarse otra vez. “Ana es por un lado súper humilde, tímida… por el otro lado muy apasionada, viva, sincera, muy directa, y le encanta disfrutar de la vida”. “La boda me está encantando, es diferente, se ve que no es un sitio habitual para celebrar bodas, y me está encantando todo, la música, la iluminación, la gente…”. Julia nos contó que a pesar de ser amiga de Ana desde hace 17 años, al novio lo había conocido la noche anterior. “No hace falta conocerlo de más para saber que está enamorado, se le nota en los ojos, en la conexión que tienen”.


Estuvo toda lavale noche esquivándonos, pero al Una imagen más que final conseguimos hablar con la madre de la mil palabras. Marina y novia, a Ana le dan “mucha vergüenza estas Alejandro, como cosas”, pero bailando finalmente nos dedica unas palabras. “Me ha o...¿como sorprendido mucho la boda, dos tortolitos la verdad es que no me la esperaba así. Está dos patitos? muy bien organizada, lo han preparado todo muy bien… se lo han currado ¿eh? Yo estoy muy a gusto. La hermana mayor, Ana, sobretodo, ha sido quien ha organizado esto, aunque han ayudado muchas personas”. Estrella, tía de la novia destacó de su sobrina su carácter alegre y dulce. “Es una niña muy linda, muy tierna y muy dulce, y siempre ha tenido una personalidad muy despierta y activa”. Al novio lo conoció en la boda pero le causó muy buena impresión. También hablamos con Gregorio, hermano del padre de Ana Belén que sólo podía hablar maravillas de su sobrina. “Solo hay que mirar al novio para saber cómo es mi sobrina. Esos ojitos brillantes… está loquito. Mi sobrina es una niña encantadora, muy llana, muy simpática… estoy muy contento y además ha sido un acto muy bonito, muy sencillo, le ha llegado mucho a la gente, y estoy muy feliz”.“Ana es la amiga perfecta para irte de fiesta y de vacaciones a cualquier lado” destacó Cristina, cuñada de la novia. “Por desgracia ya no hacemos tantos planes juntas porque tengo 4 hijos, pero antes estábamos todo el día juntas y es fantástica”.

56 52


“ESTÁ SIENDO UNA BODA SUPERBONITA”

54 60

Carmen, prima del novio, nos decía que es una persona especial, muy cariñosa, y que “para él la familia es lo más importante”. “Es una boda diferente. Ha sido una ceremonia muy emotiva, y a mí me está encantando, es súper bonita”. Con respecto a la novia, Carmen destacó que “Ana tiene una dulzura especial. Entró a la familia desde primera hora como una más y así lo va a seguir siendo”. Pepe, el sobrino del novio nos contaba que le estaba gustando mucho la boda y que los novios estaban muy guapos. “Lo que más me ha gustado de la boda es el queso”, decía. “Es el campo de mi abuelo, aquí es donde monto”. A la pregunta de si lo estaba pasando bien, Pepe nos respondía que tenían un animador de la empresa de su madre, y que “ha venido para vigilarnos. Hemos jugado al fútbol y ahora estamos haciendo trucos de mágia”. No faltaba un detalle en la boda. “Yo soy Lola, vecina de sus tías pero como si fuera una tía más. Yo a él lo quiero de corazón como si fuera mi sobrino de verdad. Y Ana ahora mismo es como si fuera otra de la familia, un encanto de niña, con un corazón muy grande, y nada, que sean muy felices”. Así se nos presentaba una extrovertida Lola, que estaba pasándoselo “estupendamente bien” en una boda que ella calificó como “fantástica”. “Estamos todos muy bien, los niños están entretenidos, estamos todos muy a gusto, el sitio está precioso y esto es una maravilla”.


CASI UN AÑO DE PREPARATIVOS

Rocío, la hermana pequeña de José Antonio nos contaba que el novio “es una persona muy extrovertida, amable, siempre está disponible para todo, es muy alegre, siempre te ayuda… aunque siempre ha sido muy malo, pero es él, es único, mi hermano es impresionante, no hay otro igual”. Con solo 13 años escribió un precioso discurso que leyó en la ceremonia. Nos contó que suele escribir, “me gusta mucho la escritura y cuando me inspiro cojo un boli y una hoja, y escribirle algo a mi hermano y a Ana ha sido muy fácil, me salió solo”. Rocío habla con una madurez increíble a pesar de su corta edad, es sensata, cercana y muy cariñosa. “La novia es una persona ejemplar, la quiero muchísimo y le deseo lo mejor”, continuaba. “La boda ha quedado chulísima, nos hemos pegado mucha paliza, pero el resultado está siendo increíble, ha merecido la pena”, decía Rocío, que nos contaba que había ayudado a su hermana Ana con los preparativos, “le he ayudado a decorarlo todo, la parte de la ceremonia, a elegir las mesas, el banquete… todo. Hemos estado unas 22 personas trabajando para que esto quede así de bien. Hemos tenido la facilidad de que es la casa de mi padre, y podíamos venir cuando quisiéramos”. Casi un año han estado trabajando en la finca para preparar la boda, y es que José Antonio y Ana Belén llevaban tan solo dos o tres meses de relación cuando le dijeron a la familia que se querían casar, nos contaban las hermanas del novio. Paula estaba muy nerviosa. Había pasado mucha vergüenza por cantar ante tanta gente, pero poco a poco iba disfrutando cada vez más de la boda. “Ha quedado muy bonito, ¿verdad? Las flores, la iluminación… hemos trabajado mucho, pero mi hermana Ana ha sido la que se ha llevado la mayor parte”, decía. “Yo no sé a qué hora me iré, pero mañana no estoy operativa, así que espero que no me llamen para limpiar” bromeaba Paula. Al preguntarle por los novios, Paula destacó que “Mi hermano es mi hermano, es mi niño, el mejor del mundo. Y Ana es la única cuñada con la que me llevo en condiciones”.


BAILE

NUPCIAL

Ana Belén, con ayuda de la estilista, apareció con un cambio de look. Estaba radiante, con el pelo suelto y su eterna sonrisa, se dirigió al novio para comenzar su primer baile como marido y mujer. La canción elegida para inmortalizar ese momento tan especial fue “Amor de mis amores”, de Natalia Lafourcade. La pareja no paró de besarse durante todo el baile mostrando una química solo propia de una pareja completamente enamorada. Tras el baile nupcial, el DJ amenizó la fiesta con la popular canción “despacito” de Luis Fonsi, y todos salieron a la pista de baile. Laura, la sobrina del novio capitaneaba una coreografía que varios familiares seguían.

SECUENCIA COMPLETA:

56


Era la guinda final de una fiesta que había sido especial por muchos aspectos. Los detalles, el lugar escogido, el estilo de la boda, la bonita historia de amor de los novios…. Todos coincidían en que era una noche mágica que quedaría para el recuerdo.Y tras tantas emociones vividas, dejamos a los novios y a los invitados disfrutando de la noche y nos despedimos para emprender nuestro viaje de vuelta. No sin antes coger uno de los recuerdos de boda, que siguiendo el estilo de la boda, estaban dispuestos a disposición del que quisiera coger uno, a la salida de la finca, unas macetas con semilla “para que siembre y nazca el amor” como el de nuestros novios, que nos hicieron soñar por una noche en que el amor verdadero existe, y está más cerca de lo que creemos, en el bloque de al lado.


60 58

THE END.


“TODO COMENZÓ EN UNA BARBACOA DEL REQUENA” La historia de amor entre José Antonio y Ana Belén empezó en una barbacoa en casa de Requena, que no podía faltar a la boda, y le preguntamos cómo fue aquella historia. “Yo di una barbacoa en casa de mis padres que estaba en Gines, invité a Jose, y Ana vino porque estaba su hija ahí que estaba con su ex marido, y nada, se conocieron, después de la barbacoa se fueron a comprar fruta para los críos, Jose dijo que quería ir con ella, se fueron a un Más que había al lado, y ya siguieron hablando y tal y hasta hoy que se han casado”. Requena nos contó que José Antonio “es un tío muy formal, que siempre cumple su palabra, muy amigo de sus amigos y una bellísima persona”. “Puedo opinar con certeza y seguridad que Pepe Guirado es una persona de notable alto. Un tío con una coherencia y una filosofía de vida extraordinaria. Amante de sus amigos, extrovertido y muy dado a bromear”, nos decía Alberto Garrido. Los amigos bromearon sobre lo bien que hablaba, y Alberto respondió “tengo un lenguaje muy coloquial, lo mismo que te hablo aquí, te hablo en el Congreso de los Diputados”, lo que provocó las risas de todos los amigos. “Yo soy colega del Guirado de toda la vida. Es el primero del grupo que se casa, que dure mucho y que le vaya bien”, le deseó Alonso,‘El chino’. El canoa’ nos confesó que eran unos rebeldes. “Yo conozco a Jose desde chico también, como casi todos los que estamos aquí, llevamos juntos desde los 14 años en el instituto, y ahí

empezaron a surgir muchísimas anécdotas que nos fueron uniendo. Éramos unos rebeldes y empezamos a faltar a clase, a jugar al futbolín…”. Ramonchi le interrumpió para decir que “íbamos menos a clase que MacGyver a una ferretería”, y los amigos empezaron a reírse diciéndole que eso no tenía nada que ver. Y volvieron a hablar del tema de las notas. Esta vez, ‘El canoa’ nos contó que él es muy manitas, “y una vez con un trozo de caucho falsifiqué el sello del instituto, y así firmábamos todas las notas”. Sergio, que así se llama, aprovechó la ocasión para cantarnos otra anécdota, “estaba de obra en mi casa y pasó Jose por allí que venía de trabajar. Nos vio a mi padre y a mí cargando hormigón y sin pensárselo dos veces, se puso a cargar con nosotros. Por eso te digo que es un tío excepcional, que lo tengo en lo más alto y que lo quiero muchísimo. Tiene un corazón impresionante. Ojalá pueda yo darle a él algún día todo lo que él me ha dado a mí”. De la novia nos contó que había trabajado con él, y que “también es una persona bellísima, fabulosa, súper encantadora y con un corazón impresionante, súper noble, súper madre… y en definitiva una persona excepcional”. Carolina conoció al novio hace 3 años, el tiempo que lleva con uno de sus amigos, Gabriel. “Jose es corazón puro. A Ana la conozco menos pero también es maravillosa”. Carolina

nos contó detalles hasta ahora desconocidos del novio, como que es fan de Rocío Jurado, “dale un micro al novio que se pone a cantar Rafael, Camilo Sesto o Rocío Jurado. Jose es un regalito, y a boda es espectacular. ¿Que yo no te quiero ver? Me voy para otro lado, ¿Que quiero comer más? Pues como más. Además lo han hecho muy bonito, la entrada, todo, la hermana cantando…” Además de folclórico, nos enteramos por los amigos que al novio le gustaba mucho comer. “Jose ahora es un tío sano y se cuida, pero antes comía como una lima sorda, de hecho tiene el record de comer albóndigas en mi casa, se comió 56 albóndigas, las albóndigas de toda una semana de una sentá”, nos contó Ismael. “Jose es un crack, un genio, yo lo quiero un montón, es mi mejor amigo sin duda. Y la boda es algo superior, esto es magnífico, no falta un detalle, es la mejor boda en la que yo he estado en mi vida, no esperaba menos de él”, nos dijo, y añadió “que sepa Ana y quede por escrito que no se va a librar de mí, que me va a tener allí todo el día dándole la lata”. Javi, otro amigo de José Antonio, quiso dejar un mensaje a los novios, “Jose, que eres un tío magnífico, hemos pasado grandes momentos juntos y los que quedan vivir. Un beso fuerte a ti, a Ana y a los que vengan, Os queremos”.“Compadre, vamos a seguir creando recuerdos, te quiero mucho mi vida”, concluyó Miguelito.

Sus mejores amigos nos narraron muchas anécdotas en una conversación de lo más divertida


laexclusivadelaboda.es

Revista Jose y Ana  

Revista Jose y Ana

Revista Jose y Ana  

Revista Jose y Ana

Advertisement