Page 74

- jesús ramiro viajar, vivir, degustar

Restaurante ‘The Fat Duck’ Evaluación 9,0 - Comida 9,0 - Servicio 8,5 - Vino 9,0 - Ambiente 8,9 - Media

High Street Bray Berkshire SL6 2AQ. Bray (UK) thefatduck.co.uk +44 (0) 1628 580 333

Heston Blumenthal ha sido durante varios años, según la crítica mundial, el mejor cocinero del mundo. Él mismo se define como un niño: creativo, imaginativo, caprichoso, inquieto… En sus platos encontramos el equilibrio perfecto entre modernidad y tradición, y quizás por eso hacen que el cliente se adentre en un mundo mágico sin por ello perder la autenticidad de la receta.

74

Pero centrémonos en nuestro anfitrión. Blumenthal es sumamente cuidadoso con los detalles, sabe perfectamente que esa es la gran diferencia. La mayor parte de su tiempo está marcado por esa preocupación, es consciente de que ser el mejor no es cuestión de suerte sino, en una gran medida, del esfuerzo y el trabajo cotidiano, del día a día.

Heston Blumenthal fue de los primeros cocineros que integró en la cocina un laboratorio-taller para la investigación culinaria. Actualmente cuenta con un equipo de seis cocineros que trabajan la parte de investigacion y deAsí consigue la perfección de sus sarrollo creativo. platos, los cuales son muy bien exEsta es una tarea nada fácil, contraria- plicados al cliente por el servicio de mente a lo que el comensal piensa. En sala. Pocas en el mundo tienen tanta la cocina creativa, cuando el concepto coordinación como The Fat Duck. Su mágico o imaginativo importa, son de- mimo y esmero por abrirte la mente y cenas las pruebas que hay que realizar conducirte por los aromas y sabores y mucho el tiempo invertido; en mu- que trasmiten los platos, es todo un chas ocasiones se tardan varios años, lujo. Realmente observando en conhasta conseguir materializar en un junto el trabajo Blumnethal, no es un plato ese concepto que buscábamos o simple intérprete, es todo un compositor, un genio. teníamos en mente.

En definitiva, Blumnethal es un ser especial que por casualidad entró en la cocina, pero que si hubiera acabado en otro oficio en el que la creación entrará en juego, estoy seguro de que también habría sido capaz de ‘regalarnos su esencia mágica’. Dentro de su menú degustación tiene muchos y espectaculares platos; imposible decantarse por un matiz de la infinita paleta de sabores. Al final de mi experiencia en el Fat Duck me ofreció probar una de sus recetas en proceso experimental, ¡ojalá ya esté presente en el menú! Se trataba de una pizarra con un mapa donde aparecen las zonas productoras más importantes de whisky. Y sobre cada una de ellas una gominola elaborada con su whisky respectivo. Un juego divertido y a la vez educativo, toda una experiencia. Jesús Ramiro

-

Condado de Haza Selección Reserva 2004 Gran vino que nada tienen que ver con sus otros hermanos más clásicos. Tinto limpio y brillante muy cubierto con un color intenso de cerezas y tonos violáceos que nos indican un vino aun prematuro. El primer golpe en nariz nos descubre ricas notas tostadas, ahumadas, de

regaliz y tinta china. Al mover la copa aparecen los recuerdos a frutas maduras, ciruelas, arándanos y toques de café. Gran volumen en boca con un tanino bien marcado que acabará por limarse con el tiempo en botella. Cremoso por su madera noble, tonos de coco y vainillas, y nuevamente los recuerdos

de frutas en fase retronasal. Gran vino de guarda, al que el tiempo hará bien, limando esos toques duros, descubriéndonos ese vino cremoso dulce y de trago largo que ya es.

-

Una gran obra firmada por un gran artista, Don Alejandro Fernández. Alberto Polo (Sumiller Restaurante Ramiro’s)

Lados mag Issue #16  
Lados mag Issue #16  

Music, Fashion, Art, Designe

Advertisement