Page 1

Calle Sol No. 2615

AÑO 1 No. 9

Col. Jardines del Bosque

12 DE MAYO DEL 2013

3. ASPECTO HISTORICO 3.3.- Principales acontecimientos históricos pastorales. Continuación… El señor Cura Efrén Tamayo Díaz, comunicó a la comunidad la conveniencia expresada por el señor Cardenal Don Juan Sandoval, de tener un solo Patrono en nuestra parroquia, y propuso se hiciera una votación ente los Mártires que se veneran en la parroquia y San Rafael Guizar y Valencia, quien desde hace muchos años es venerado en la parroquia por muchos fieles y un grupo de Veracruzanos que residen en la colonia.

TEL: 3121 6038

C.P.44520

Sr. Cura Efraín Humberto González González Vicario Luís Armando Dueñas Gómez

Guadalajara, Jal.

COOPERACIÓN VOLUNTARIA

de esta comunidad, el Pbro. Luís Wilfrido Vázquez García. Se abre el primer consultorio homeopático en la parroquia, el 27 de Enero del 2009. La Dra. Homeópata Guadalupe Espinoza es quien prestando un servicio a esta comunidad dará consulta a los enfermos que lo soliciten, los miércoles y viernes de las 17:00 a las 20:00 hrs., la consulta tendrá un costo de recuperación de cinco pesos. Continuará….

El 29 de Marzo del 2007, después de una votación muy cerrada, en la que intervinieron integrantes del Equipo Coordinador Básico, miembros de sus grupos y la comunidad parroquial, se informó que San Rafael Guizar y Valencia, ganó en la votación el derecho a ser a partir de esa fecha, el Santo Patrono de la Comunidad de El Calvario, y se acordó que se celebrará su fiesta el 24 de Octubre de cada año. Así mismo se decidió que las reliquias de los Santos Mártires, se seguirían exponiendo para su veneración, los días 21 de cada mes. El 2 de Junio de 2008, el señor Cura Efrén Tamayo Díaz, presentó en la Misa de bienvenida a la Virgen de Zapopan en su visita a la parroquia, al presbítero Luís Wilfrido Vázquez García como su sucesor. El 23 de Junio el Excmo. señor Obispo Don Miguel Romano Gómez presidió la Misa Solemne en la que tomó posesión canónica como tercer párroco

San Rafael Guizar y Valencia, Patrono de nuestra comunidad


2

Domingo de la Ascención del Señor PRIMERA LECTURA

Del libro de los Hechos de los Apóstoles.

1,1-11

En mi primer libro, querido Teófilo, escribí acerca de todo lo que Jesús hizo y enseñó, hasta el día en que ascendió al cielo, después de dar sus instrucciones, por medio del Espíritu Santo, a los apóstoles que había elegido. A ellos se les apareció después de la pasión, les dio numerosas pruebas de que estaba vivo y durante cuarenta días se dejó ver por ellos y les habló del Reino de Dios. Un día, estando con ellos a la mesa, les mandó: “No se alejen de Jerusalén. Aguarden aquí a que se cumpla la promesa de mi Padre, de la que ya les he hablado: Juan bautizó con agua; dentro de pocos días ustedes serán bautizados con el Espíritu Santo”. Los ahí reunidos le preguntaban: “Señor, ¿ahora sí vas a restablecer la soberanía de Israel?” Jesús les contestó: “A ustedes no les toca conocer el tiempo y la hora que el Padre ha determinado con su autoridad; pero cuando el Espíritu Santo descienda sobre ustedes, los llenará de fortaleza y serán mis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria y hasta los últimos rincones de la tierra”. Dicho esto, se fue elevando a la vista de ellos, hasta que una nube lo ocultó a sus ojos. Mientras miraban fijamente al cielo, viéndolo alejarse, se les presentaron dos hombres vestidos de blanco, que les dijeron: “Galileos, ¿que hacen allí parados, mirando al cielo? Ese mismo Jesús que los ha dejado para subir al cielo, volverá como lo han visto alejarse”. Palabra de Dios. R. Te alabamos, Señor.

SALMO RESPONSORIAL

Del salmo 46

R/. Entre voces de júbilo, Dios asciende a su trono. Aleluya. Aplaudan, pueblos todos; aclamen al Señor, de gozo llenos; que el Señor, el Altísimo, es terrible y de toda la tierra, rey supremo. R/. Entre voces de júbilo y trompetas, Dios, el Señor, asciende hasta su trono. Cantemos en honor de nuestro Dios, al rey honremos y cantemos todos. R/. Porque Dios es el rey del universo, cantemos el mejor de nuestros cantos. Reina Dios sobre todas las naciones desde su trono santo. R/.

SEGUNDA LECTURA

De la carta a los hebreos.

9,24-28; 10,19-23

Hermanos: Cristo no entró en el santuario de la antigua alianza, construido por mano de hombres y que sólo era

figura del verdadero, sino en el cielo mismo, para estar ahora en la presencia de Dios, intercediendo por nosotros. En la antigua alianza, el sumo sacerdote entraba cada año en el santuario para ofrecer una sangre que no era la suya; pero Cristo no tuvo que ofrecerse una y otra vez a sí mismo en sacrificio, porque en tal caso habría tenido que padecer muchas veces desde la creación del mundo. De hecho, él se manifestó una sola vez, en el momento culminante de la historia, para destruir el pecado con el sacrificio de sí mismo. Y así como está determinado que los hombres mueran una sola vez y que después de la muerte venga el juicio, así también Cristo se ofreció una sola vez para quitar los pecados de todos. Al final se manifestará por segunda vez, pero ya no para quitar el pecado, sino para la salvación de aquellos que lo aguardan y en él tienen puesta su esperanza. Hermanos, en virtud de la sangre de Jesucristo, tenemos la seguridad de poder entrar en el santuario, porque él nos abrió un camino nuevo y viviente a través del velo, que es su propio cuerpo. Asimismo, en Cristo tenemos un sacerdote incomparable al frente de la casa de Dios. Acerquémonos, pues, con sinceridad de corazón, con una fe total, limpia la conciencia de toda mancha y purificado el cuerpo por el agua saludable. Mantengámonos inconmovibles en la profesión de nuestra esperanza, porque el que nos hizo las promesas es fiel a su palabra. Palabra de Dios. R. Te alabamos, Señor.

ACLAMACION ANTES DEL EVANGELIO

R. Aleluya, aleluya. Vayan y enseñen a todas las naciones, dice el Señor, y sepan que yo estaré con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo. R. Aleluya,...

EVANGELIO

Del santo Evangelio según san Lucas.

24,46-53

En aquel tiempo, Jesús se apareció a sus discípulos y les dijo: “Está escrito que el Mesías tenía que padecer y había de resucitar de entre los muertos al tercer día, y que en su nombre se había de predicar a todas las naciones, comenzando por Jerusalén, la necesidad de volverse a Dios para el perdón de los pecados. Ustedes son testigos de esto. Ahora yo les voy a enviar al que mi Padre les prometió. Permanezcan, pues, en la ciudad, hasta que reciban la fuerza de lo alto”. Después salió con ellos fuera de la ciudad, hacia un lugar cercano a Betania; levantando las manos, los bendijo, y mientras los bendecía, se fue apartando de ellos y elevándose al cielo. Ellos, después de adorarlo, regresaron a Jerusalén, llenos de gozo, y permanecían constantemente en el templo, alabando a Dios. Palabra del Señor. R. Gloria a ti, Señor Jesús.


3

Regresar al camino El agradecimiento implica regresar al buen camino de la vida. “Uno de ellos, al ver que estaba curado, regresó alabando a Dios en voz alta, se postró a los pies de Jesús y le dio las gracias”. Dice el refrán que “es de bien nacidos el ser agradecidos”. Sin embargo, el episodio de los diez leprosos que encontramos en el Evangelio, nos muestra y nos revela que la gratitud es, más bien, una virtud rara, una virtud exótica, algo parecido a esas flores curiosas que brotan en medio de la nieve o en los lugares más insospechados de la tierra. Nos cuesta ser agradecidos. Pero ¿por qué? ¿Cuál puede ser la razón de esa dificultad? Tal vez porque en el fondo “dar las gracias” implica regresar un camino; algo que no siempre estamos dispuestos a hacer: “Mientras iban de camino, quedaron limpios de la lepra. Uno de ellos, al ver que estaba curado, regresó...” Esos hombres, los diez, estaban desahuciados, eran unos muertos en vida, comidos por la enfermedad y por la soledad, señalados por la sociedad, proscritos, relegados, rotos por dentro y por fuera. Esos hombres pasaron en un instante a recuperar, de golpe, toda su dignidad, toda su salud, todo su cuerpo. Debió ser algo impresionante, inesperado, impactante. El único detalle en contra es que Jesús lo hizo gratis. A Jesús no le debían mil millones de dólares, ni una comisión, ni siquiera un regalo de agradecimiento. Lo único que le ataba a la persona que les había curado era su capacidad de agradecer; pero eso implicaba regresar por el mismo camino, tal vez perder un poco de tiempo, y reconocer el favor. Algo que sólo uno estuvo dispuesto a hacer.

“Regresar el camino” y dar las gracias no

siempre y no todos estamos dispuestos a hacerlo. Somos mucho más agradecidos con el doctor, con el psicólogo o con el nutriólogo, que nos recibe en su consulta, reloj en mano, y nos receta un medicamento, una dieta o una terapia, que con el confesor que desde el confesionario nos absuelve, sin dinero de por medio, y nos limpia de la lepra del pecado. Somos más agradecidos con el funcionario o con el político que nos hace algún favor, a cambio de una significativa comisión, que con nuestros papás, que con esfuerzo y con sacrificio han gastado y han dado su vida para sacar adelante la nuestra. ¿Y con Dios? con Dios, más que agradecidos somos exigentes y muchas veces injustos. Le exigimos curaciones, le exigimos milagros, le exigimos que tengamos suerte, le exigimos que encontremos un buen trabajo, le exigimos que nos vaya siempre bien en la vida, le exigimos que no nos pase nada ni a nosotros ni a los nuestros, le exigimos que no nos falte el dinero, que nuestros hijos tengan éxito en la vida.... Exigimos, exigimos, exigimos y si no nos cumple renegamos, nos alejamos o dudamos de él haciéndolo culpable de todo lo que nos pasa. Parece mentira, y es triste, que no nos hayamos dado cuenta de que Dios ya hizo el gran milagro, de que él ya cumplió con su parte. Él nos ha dado lo más importante: la existencia y su amor; su vida y su muerte; su cuerpo y su sangre; la resurrección

y la vida eterna. A nosotros es a quienes nos corresponde, ahora, recorrer el camino. El problema es si estamos dispuestos a regresar, de vez en cuando, ese camino, para corresponder con nuestra capacidad de agradecer. Diez leprosos fueron curados de su enfermedad. Los diez se beneficiaron del milagro, pero sólo uno regresó el camino para dar las gracias. Ese leproso, además del milagro de su curación corporal, escuchó palabras no menos misteriosas e impresionantes, que sin duda marcaron el resto de su existencia: “Levántate y vete, tu fe te ha salvado”.

Cada domingo tenemos la oportunidad de “regresar el camino” para dar gracias a Dios. La palabra “Eucaristía”, significa “acción de gracias”. Sólo por ese motivo ya sería algo grande ir a Misa. Sorprende y entristece ver la facilidad con que dejamos de hacerlo, a veces por flojera, otras veces porque la prisa de la vida, que también se hace presente los fines de semana, nos hace ver ese “dar gracias” como una pérdida de tiempo. Con toda razón, el Papa Juan Pablo II advertía al inicio del tercer milenio a todos los creyentes que “la Eucaristía dominical, congregando semanalmente a los cristianos como familia de Dios en torno a la mesa de la Palabra y del Pan de vida, es también el antídoto más natural contra la dispersión”. No hacerlo, no es sólo signo de ingratitud, sino también signo de despiste existencial. Ser agradecidos no cuesta dinero, es gratis; tal vez eso es lo malo, porque todo lo gratuito corre el riesgo de no ser valorado. Es cierto que no cuesta dinero en esta vida, pero tendrá su peso cuando en la otra oigamos: “¿No fueron diez los que quedaron limpios? ¿Dónde están los otros nueve?” Pbro. Luis Armando Dueñas Gómez

La profesión de la Fe ¿Cuál es la plena y definitiva etapa de la Revelación de Dios? La plena y definitiva etapa de la Revelación de Dios es la que Él mismo llevó a cabo en su Verbo encarnado, Jesucristo, mediador y plenitud de la Revelación. En cuanto Hijo Unigénito de Dios hecho hombre, Él es la Palabra perfecta y definitiva del Padre. Con la venida del Hijo y el don del Espíritu, la Revelación ya se ha cumplido plenamente, aunque la fe de la Iglesia deberá comprender gradualmente todo su alcance a lo largo de los siglos. “Porque en darnos, como nos dio a su Hijo, que es una Palabra suya, que no tiene otra, todo nos lo habló junto y de una vez en esta sola Palabra, y no tiene más que hablar” (San Juan de la Cruz). Tomado del Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica. Número 9

La Misa contiene una riqueza inagotable. Es asamblea, banquete pascual, comunión, sacrificio, memorial, eucaristía. -Banquete pascual, ya que nos alimentamos de la Palabra y del Cuerpo-Sangre de Cristo, el cordero pascual inmolado a favor de todo el mundo.


4

alvario

AHORA LO PUEDES CONSULTAR EN INTERNET: Ingresa a: http://issuu.com/ladesignstudio/docs/lavoz1-08?mode=window&viewMode=doublePage

REZO DEL ROSARIO Y OFRECIMIENTO DE FLORES MAYO "Durante el mes de Mayo Mes de María rezaremos el Rosario y ofreceremos flores a la Virgen María a las 7:00 p.m. La intesión de la misa se hará por la persona o familia que desee donar las flores para algun día." PLATICAS PRE-MATRIMONIALES - Del 13 al 17 de mayo tendremos pláticas Prematrimoniales a partir de las 8:30 de la noche. Interesados anotarse oportunamente. PLATICAS PRE-MATRIMONIALES Si estás cerca a la fecha del bautismo te invitamos a tomar la preparación los días 20 y 21 de Mayo a las 8 de la noche. HORA SANTA Les recordamos que el Santísimo nos espera todos los días de 9 a.m. a 1 p.m. Si es posible y puedes anotarte a una hora determinada para visitarlo puedes anotarte en la Notaría Parroquial !NO LO DEJEMOS SOLO!

24

MISA EN LA ZONA V Los invitamos el viernes 17 de Mayo a la Misa de la zona V, en la calle de Asunción # 3056 domicilio de la señora Ofelia Alicia Santander. GRUPO JUVENIL DE LA PARROQUIA Te seguimos invitando a integrarte al grupo juvenil de la parroquia, nos reunimos todos los miércoles a las 8:45 de la noche.

¡Te esperamos!

VIGILIA DE PENTECOSTES Te invitamos a participar en la “VIGILIA DE PENTECOSTES” el próximo sábado 18 de Mayo a partir de las 21:00 hrs. Tendremos catequesis, oración, cantos, alabanzas y la Eucaristía a las 23:00 hrs. Nos unimos en oración por el eterno descanso de nuestra hermana Claudia Pérez Ventura.

aniversario

¡Descanse en paz!

Sacerdotal Agradecemos a Dios nuestro Señor, por concederle al señor Cura Efraín Humberto González Glez. Fecha Ordenación Sacerdotal 17/05/1989

XXIV años

de vida sacerdotal.

¡Felicidades!

CONSULTORIO DENTAL Dra. Silvia Magdalena Romo Dávalos Cirujano Dentista Atención especial a niños y adultos 30 años de experiencia

Fresno #1962-2 Col. Del Fresno Guadalajara, Jal.

Previa cita 38-11-42-39 Cel. 044-33-13-13-75-60

e-mail: silviaromodavalos@hotmail.com

La Voz Número 9  

Boletín Semanal de la Parroquia del Calvario en Guadalajara

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you