Page 9

Del 13 al 26 de septiembre de 2009

Opinión

Con mi reggaetón no te metas LIGIA M GARCÍA

E

l reggaetón: ¿Una moda u otra forma de desdibujar la mano controladora del imperio? ¿Dónde se fabrican esos CD que a diario escuchamos en el radio, el transporte público y hasta en las manifestaciones revolucionarias, educativas y comunitarias? Creemos que esa música es nuestra porque viene en nuestro idioma, idioma maltratado en la pronunciación de las palabras, que amenaza con desmejorar aún más nuestro lenguaje. Una música que viene del rap y del reggue de los barrios negros de Estados Unidos y nos llega enlatado con una letra sin sentido dónde se vende el sexo superficial, tal como lo hicieron con la salsa, que tenía contenido y color latino caribeño y entonces nos vendieron “La Salsa Erótica”, cocinada y editada desde Puerto Rico, país éste querido por nosotros los venezolanos, pero que, lamentablemente se ha transformado en una colonia del imperio norteamericano. Una música que es repetitiva, sin matices, donde el ruido pretende alienarnos y la letra es vacía de contenido, promocionando la sexualidad irresponsable, donde a la mujer se le llama “perra” y el maravilloso acto de hacer el amor se ha vulgarizado. Se descalifica a la mujer, y al hombre se le trata de “cabrón”: "Dale, dale, dale, papi dale, que son las seis y ya viene mi marido". Otra: "Salí con tu mujer, salí con tu mujer", "eres mi cachorrita, yo soy tu perro y voy a moldelte. " Unas letras donde "subliminalmente" se les canta a la marihuana y a la cocaína y nuestros niños(as), adolescentes y jóvenes bailan y escuchan estas canciones desde que comienzan a caminar —yo diría que desde el vientre—, y comienzan a contonearse como si fueran perritas y perritos en celo. Estas canciones, repito, las escuchan en el transporte escolar, en los hogares, hasta en las escuelas y manifestaciones

Esta música pretende alienarnos con sus letras vacías de contenido, las cuales promocionan la sexualidad irresponsable, donde a la mujer se le llama "perra" y el maravilloso acto de hacer el amor se ha vulgarizado. culturales revolucionarias. Si esta apreciación es cierta, ¿cómo podemos hablar de antiimperialismo y de revolución, si con tal de atraer a jóvenes a los eventos les damos ese tipo de medicina, sabiendo que son el futuro de nuestra patria, la generación de relevo? ¿Será que nadie se ha percatado, que se está dañando a nuestros jóvenes, atentando una vez más contra unos valores cada vez más deprimidos? ¿Qué dicen los soció-

"Salí con tu mujer, salí con tu mujer", "eres mi cachorrita, yo soy tu perro y voy a moldelte. " logos, sicólogos y maestros al respecto?, ¿Será una moda que no dejará secuelas? Y las niñas, que ingenuamente bailan el "perreo" y son observadas por vecinos, tíos, adultos, quizás enfer-

mos ¿no corren riesgos? ¿Sólo la responsabilidad es de sus madres y representantes? Saben los sociólogos y sicólogos que el mayor índice de violaciones y abusos sexuales se da en los hogares, siendo los familiares, vecinos o amigos de la familia los que actúan en tales hechos, aún sin haber provocación. Por favor que alguien me diga si estoy equivocada. ¿O es quizás que estoy pasada de moda?

9 Atilio Borón: El neoliberalismo es incapaz de brindar bienestar social "La situación en Venezuela es privilegiada", afirmó el politólogo y sociólogo argentino Atilio Borón, al referirse a que el país tomó el camino del socialismo propio, una fórmula distinta al "pensamiento único del neoliberalismo" que dejó más pobreza y desigualdad. A su juicio, el socialismo es una reacción en contra de lo que fue uno de los ejes centrales de la argumentación que se hacían en los años 80 y 90 de que el mundo no tenía otra alternativa: o bien adoptábamos los principios del neoliberalismo y asumíamos los costos amargos o estábamos perdidos. Citó como ejemplo una frase del ex mandatario de Brasil Fernando Henrique Cardoso, que a su juicio fue mejor como sociólogo que como Presidente: "Dentro de la globalización no hay alternativas y fuera de la globalización no hay salvación". Entonces, dijo Borón, el gobernante quedaba atrapado dentro de lo que era el pensamiento único que es el consenso de Washington, es decir, aceptar sus condiciones como privatizar, de regular la economía, liberar el flujo del sistema financiero, despedir empleados públicos y eso se aplicó en muchos países de la región. El Caracazo, rememoró, fue una primera reacción contra el ultraje que se cometía con nuestras sociedades que se sometían a ese tipo de políticas, por ende, el neoliberalismo fue un fracaso rotundo en los países latinoamericanos. Además, dijo, el neoliberalismo, prometía altos niveles de crecimiento económico a los países que se sometían a este consenso, sin embargo, no fue así. "Los registros de la historia demuestran claramente que el neoliberalismo fue incapaz de promover el crecimiento económico tal como se prometía", puntualizó Borón, durante su participación en el foro denominado "La Construcción del Socialismo del siglo XXI ¿Hay vida después del Neoliberalismo?". (VTV)

Periódico La Cumbre  

Actualidad, analisis, reportajes

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you