Page 8

Establecimiento del cultivo a) Material de propagación: Gran parte del éxito de una plantación de piña depende de la calidad del material de siembra y de su selección. Según el origen del material, las plantas de piña pueden provenir de: •Hijos de pie: nacen de la base de la planta y producen frutos a los 14 –16 meses. •Hijos axilares: también se les denomina chupones. Nacen en las axilas de las hojas y producen frutos a los 16 – 18 meses. •Hijos basales: llamados también bulbillos. Nacen debajo del fruto y producen frutos más o menos entre los 16 y 18 meses. •Hijos de corona: son las coronas de los frutos. Es el tipo menos recomendado debido a que su producción es más tardía, más o menos entre los 25 y 26 meses. La mayor parte de los productores de la zona de Madriz que se dedican a este cultivo, han realizado sus plantaciones con hijos basales y han tenido muy buenos resultados; un porcentaje menor ha utilizado los hijos axilares, con resultados bastantes aceptables. En el dibujo pueden observar los distintos tipos de hijos. 14

b) Conservación de los hijos: Es recomendable conservar el material de propagación. Esto se puede hacer en un cobertizo ventilado, así pueden durar de 4 a 5 meses sin dañarse. Otro procedimiento consiste en seleccionar hijos que pesen menos de 4 onzas y media para plantarlos en almácigos o semilleros, a una distancia de 2 a 6 centímetros entre cada uno. Cuando llegue la época adecuada de siembra, se transplantan al sitio definitivo. c) Desinfección de los hijos: Antes de sembrar los hijos de piña, se deben desinfectar sumergiéndolos en una solución de agua y cloro al 10 % por cinco minutos. Esto significa que a 10 litros de agua se le agrega 1 litro de cloro. Esta solución se practica para prevenir daños provocados por cochinillas, que es una de las plagas más frecuentes, así como para prevenir pudriciones ocasionadas por hongos presentes en las bases de los hijos, cuando se arrancan de la planta madre. d) Preparación del terreno: Las áreas donde vamos a sembrar piña deben quedar totalmente expuestas al sol, es decir sin sombra. Con anticipación se debe realizar la limpieza del terreno, no quemando la maleza, sino carrilándola según la pendiente de cada terreno. En terrenos con pendiente, se realiza una labranza localizada con piocha, tomando en cuenta la distancia de siembra adecuada; en terrenos con poca pendiente (semiplanos), se puede realizar la preparación del suelo con bueyes. e) Siembra: Al realizar la siembra se deben enterrar todas las raíces y luego apretar la tierra alrededor para obtener firmeza al pie de la planta y evitar que ésta se caiga después de un fuerte viento o una lluvia. Se debe tener cuidado de no salpicar el cogollo de la planta, para evitar pudriciones. En la zona de Ticuantepe, los piñeros siembran los hijos a la distancia de 60 centímetros entre surco y 30 centímetros entre planta. Obtienen buenos resultados, pero hay que tomar en cuenta que en esa zona tienen mejores suelos, pues son de origen volcánico. 15

Cultivo no tradicionales  

Material de Referencia Módulos Técnicos La Cuculmeca

Cultivo no tradicionales  

Material de Referencia Módulos Técnicos La Cuculmeca

Advertisement