Page 1

una publicación de Cooperativa Lactarte. Nro. 2/2013

¿Qué sucede al nacer?

Prácticas médicas Muchas de las prácticas que se realizan durante y posterior al nacimiento de nuestros bebés en centros de salud privados y públicos son profundamente violentas, además se hacen sin la presencia ni consentimiento de la madre y/o el padre. cooperativa

lactarte

PEGXEVXIFPSKWTSXGSQ PEGXEVXI$KQEMPGSQ 8IPJ$GSPEGXEVXI


Prácticas médicas en el recibimiento de los bebés En nuestra sociedad el nacimiento se ha convertido en un acto médico en el cual la mujer que pare y su bebé son objetos y no sujetos protagónicos. El cuerpo de la mujer y su bebé son intervenidos desde el más brutal de los poderes, es decir aquel que se ejerce sobre la propia conciencia, suplantando el poder y la confianza de la mujer en su propia capacidad de parir, de amamantar y de criar. La medicalización del nacimiento y del postparto desconoce gravemente la naturaleza de nuestra especie ejerciendo una serie de procedimientos que pueden poner en peligro la vida y la salud.

Gestación Extrauterina: Conociendo al mamífero humano La gestación del mamífero humano dura 40 semanas y tendrá que pasar alrededor de 6 meses tras el nacimiento para adquirir la madurez suficiente que le permita procesar sustancias distintas a la leche de su mamá, 9 meses más para ser capaz de desplazarse y casi 2 años para culminar el desarrollo de su cerebro. El mayor crecimiento del cerebro ocurre después de nacer y no en el útero y esto ha sido una estrategia evolutiva. Si nuestra cría esperara contar con la madurez con la que nacen otras especies, no entraría por el canal de parto, ya que nuestra pelvis se hizo estrecha cuando comenzamos a caminar sobre dos extremidades (bipedismo) y nuestro cerebro es proporcionalmente enorme (encefalización). El útero materno es el hábitat del bebé durante su vida intrauterina. Durante las 24 horas del día le proporciona oxigeno, calor, nutrición, hidratación, protección, seguridad, compañía. Fuera del útero la única manera de completar la gestación de forma sana y armónica es estando en el hábitat adecuado, es decir en el pecho de su mamá. Mamá y bebé deben permanecer unidos ya que el cuerpo materno es el Hábitat del bebé, el único lugar donde puede desarrollar las habilidades y comportamientos innatos con los que viene dotado para sobrevivir. “Es la criatura recién nacida y no la madre la que inicia la lactancia” , siempre que se encuentre en el hábitat adecuado.


¿Qué ocurre en la mayoría de los centros de nacimiento? En la mayoría de los centros de salud de nuestro país, tanto públicos como privados, se realizan una serie de procedimientos que privan al bebé de su hábitat, es decir, el pecho de su madre. El bebé es SACADO del cuerpo de su mamá e inmediatamente se le corta el cordón umbilical (pinzamiento prematuro del cordón) impidiendo que la sangre de la placenta pase a su cuerpo, privándolo de la necesaria reserva de hierro que lo protegerá de anemia y obligándole a respirar violentamente. Rápidamente el bebé es separado y sometido a una serie de procedimientos muy violentos, que se realizan de forma mecánica y rutinaria, independientemente de su condición de salud. Limpieza Secado Aspiración nasal y/o estomacal Aplicación de colirio Aplicación de Vitamina K Vacunación Identificación Introducción de cánula anal Pesado Tallado “Prueba de tolerancia” introducción de teteros de solución glucosada y/o leche de vaca químicamente tratada (fórmula infantil) Confinamiento en incubadora por varias horas. Estos procedimientos producen mucho estrés al bebé y activan su sistema de defensa lo que hace que disminuya su ritmo cardiaco, su ritmo respiratorio y su temperatura, todas condiciones muy graves en un recién nacido.


¿Qué debemos hacer para defender a nuestros bebés? Es indispensable que todas las madres, padres y familias, especialmente desde el embarazo, obtengamos información veráz acerca de las diversas prácticas médicas que se realizan en clínicas y hospitales alrededor del nacimiento de los/las bebés y su impacto su salud y su vida. Muchos de estos procedimientos son innecesarios o pueden esperar ser realizados en cercanía de la madre o del padre. Resulta fundamental conocer por qué se realizan, en qué situaciones está demostrado que son indispensables y exigir que nuestros bebés sean tratados de acuerdo a sus especificidades y necesidades reales y no como objetos de una cadena industrial de producción de “seres humanos”. Toda mujer embarazada y su bebé tienen derecho a ser tratados con dignidad y sin violencia. En Venezuela contamos con la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, la cual establece como Violencia Obstétrica la separación entre mamá y bebé, entre otros elementos (Artículos 15 y 51). La Ley de Promoción y Protección de la Lactancia Materna promueve el apego inmediato y el alojamiento conjunto durante la estancia del bebé y mamá en el centro de salud. Para información científica que ayude a recuperar el poder y la soberanía sobre nuestros cuerpos recomendamos las siguientes fuentes: http://www.quenoosseparen.info http://www.elpartoesnuestro.es/ Nils Bergman, Restaurando el Paradigma Original www.youtube.com/watch?v=hDOpnCPoBg0

cooperativa

lactarte

PEGXEVXIFPSKWTSXGSQ PEGXEVXI$KQEMPGSQ 8IPJ$GSPEGXEVXI

¿Qué sucede al nacer? Prácticas médicas  

Muchas de las prácticas médicas que se ejercen durante y posterior al nacimiento de los bebés son profundamente violentas, se realizan sin l...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you