Page 1

El Ucabista 128 magazín

Septiembre / Octubre 2013 Publicación de la Dirección de Comunicaciones de la UCAB

y4

C

P v 3 2, a los ia n s. lg sió ág las ta c a r P en a os a la o lo pon co let a n par el a Mu or das a d res ab cogi st y Te fie Pol n s es o co otos La tiag n Sa os d e f añ ción 60 olec

ad sid er niv au el sd re alo

e a lPásicos a ca a r t os c r is a Yo dio de l

n u Coreinde el est Defi

pa

rio

ña

ll a

cu

m e e m nt

as

5 .1

. 27

P á g sp a d a n ó e t la pa y

ac

ág

Es

Un

at

us

a

pe P á rip g. e c 25 ia sc om

ol

oc

ut or

a


El Ucabista 128 Magazín Publicación de la Dirección de Comunicaciones de la UCAB Nº 128 Agosto / Septiembre / Octubre 2013

Editor Rector Francisco José Virtuoso Director General de Comunicación, Promoción y Mercadeo Sebastián de la Nuez Director de Comunicaciones Luis Ernesto Blanco Consejo Editorial Elizabeth Araujo Luis Ernesto Blanco Agrivalca Canelón Néstor Luis Luengo María Fernanda Mujica Acianela Montes de Oca Caroline Oteyza Emilio Píriz Pérez Consultor Jurídico Laurence Quijada Coordinador de Redacción Simón González Redacción Adriana Núñez Diseño ABV Taller de Diseño Waleska Belisario Fotógrafos Francisco Javier Touceiro Jhineska Aldana Colaboración de fotografía Raquel Cartaya (portada) Mariana Yépez Ilustración Benjamín García Corrección de estilo y redacción Ricardo Tavares Aimée Juhazs Asistente Gertrudis Pérez Asistente de Oficina Larry Romero Distribución Larry Romero Roberto Hernández Impresión Impresos Minipres, C.A.

Damos que hablar

Esperanza renovada Este número de El Ucabista Magazín es muy especial, pues coincide con la celebración del mes aniversario de la universidad. En efecto, este 24 de octubre la UCAB cumple sesenta años. Un largo recorrido, qué duda cabe; es hora de recordar para hacer un balance y continuar con más fuerzas. El rector fundador, padre Carlos Guillermo Plaza, dijo en su discurso inaugural que la universidad tiene un credo, un programa y una aspiración. Agregó el padre que la universidad cree, ante todo, en los valores supremos del espíritu, en la religión cristiana y en Venezuela: «La de ayer, la de hoy y la de mañana (…). Y cree en la juventud, la mejor riqueza que posee una nación». En el programa alude a formar integralmente a la juventud según la concepción cristiana de la vida; capacitar a sus alumnos para el ejercicio de las diversas profesiones en un sentido técnico, social y patriótico; fomentar la investigación científica en todas las ramas del saber humano; conservar, difundir y enriquecer el patrimonio cultural de la humanidad; contribuir a la mutua comprensión y acercamiento de los pueblos, en especial de las naciones americanas. Y la aspiración: «Queremos sumarnos en forma fraternal a ese gran todo de las universidades de Venezuela, cuyos ideales y programas estarán siempre dictados por un noble anhelo educador». Ahora que ha pasado todo este tiempo puede decirse que, básicamente, credo, programa y aspiración continúan siendo los mismos. Esas premisas se resuelven hoy en día en la misión y la visión de una institución que ha sabido amoldarse a los tiempos, modernizarse, sin perder su norte ni por un momento. Pero en este año 2013 necesitamos reflexionar sobre los valores de la universidad. Porque el país necesita la reflexión, y la universidad es reflejo también del país. La reflexión se promueve a través de Valores en tránsito, un proyecto que aúna un esfuerzo creativo –valga sintetizarlo en el trabajo de los artistas Santiago Pol y Teresa Mulet− y una intención comunicacional. La propuesta rompe moldes y llama la atención desde la fiesta del color y de la palabra, centrando la atención en los valores y su significado práctico: excelencia en la búsqueda de la mejor elección, solidaridad en el compromiso social, respeto mutuo como conciencia ciudadana, compromiso con el desarrollo sustentable, responsabilidad en la autonomía real de la academia, servicio al otro desde la visión cristiana de la vida; y como corolario,«en todo amar y servir». Tal es el mensaje fundamental que quiere transmitir la UCAB en sus sesenta años. Que esta palabra sea difundida e internalizada por la comunidad ucabista, y por extensión por todo el pueblo venezolano. Que sea recibida y compartida. Es el mejor deseo desde El Ucabista Magazín. Por lo demás, invitamos a le lectura de esta revista, siempre con temas novedosos y noticias que remiten a la solidaridad y a la excelencia. Francisco José Virtuoso


Imagen

Los vidrios hablan Cada quien que escoja su frase predilecta. Usted puede pasar a toda prisa por el pasillo del piso 3 del Edificio de Aulas, quizás el más transitado de la universidad; pero en algún momento se va a detener, atraído quizás por una palabra de un poeta o de un filósofo. Se enganchará. La palabra es comunicación, encuentro, diálogo y creación. Teresa Mulet le saca la lengua a lo convencional y pone las paredes a hablar. O los vidrios. Ella es la de la foto. Su creatividad le ha abierto las puertas en Venezuela y en otros países. Le gusta jugar con la tipografía como elemento gráfico para decir cosas con mucho sentido plástico, pero también del otro, o sea, común. O sentido en muchos sentidos. Las letras, sus colores y sus formas van de la mano y el talento de Teresa toma por asalto ventanas, muros, escaleras. Incluso su juego de mullidos asientos literalmente habla. La artista ha hecho, en el pasillo del Edificio de Aulas, parte del proyecto Valores en tránsito junto con Santiago Pol. Párese y lea, que algo le va a quedar.

Imagen

3


Es actual

Valores con

arte y diseño

4 El Ucabista / Mayo-Junio-Julio 2013

A través de la intervención de los espacios por parte de artistas gráficos, esta universidad resalta los principios y la identidad de los ucabistas

Este año lectivo se inició la campaña Valores en tránsito, apoyada por el Banco Exterior, una iniciativa para resaltar, a través de medios gráficos, aquellos principios que definen a los ucabistas: excelencia, solidaridad, respeto mutuo, compromiso, responsabilidad y servicio al otro. Esta idea fue impulsada por una investigación que realizaron José Francisco Juárez, José Luis Da Silva, María Elena Mestas y Luisa Angelucci, bajo la coordinación de Humberto Valdivieso. A través de consultas realizadas en los consejos de Escuela se definieron los valores que destacan en la Católica, con el propósito de resaltar la identidad de la institución en una fecha especial: su 60 aniversario. «Teníamos que convertir el resultado de las encuestas en textos e imágenes que llevaran un mensaje a la comunidad universitaria. Decidimos, en consecuencia, construir tres campos de significados: universidad del respeto, universidad de la honestidad y universidad del compromiso», expresó Valdivieso. De esa forma se llegó a la creación de siete piezas gráficas, ideadas por el reconocido diseñador gráfico Santiago Pol, y se fijaron como murales a las paredes del Edificio de Aulas. Seis de ellas representan los valores y la última, que mira hacia La Feria, alude al 60 aniversario de la universidad. Esas telas o gigantografías se llevaron a un formato mucho más pequeño y fueron distribuidas en distintos espacios del campus de Montalbán. Al mismo tiempo, una versión en piezas de vidrio permanecerán en el Edificio del Rectorado. Para acompañar esta campaña, la diseñadora gráfica Teresa Mulet realizó una intervención del tercer piso del Edificio de Aulas. En este espacio de180 metros de extensión se colocaron expresiones de intelectuales latinoamericanos que van en sintonía con la campaña institucional. Buena parte de las citas se extrajeron de las entrevistas de Sofía Imber y Carlos Rangel, legado periodístico que está en manos del Centro de Investigación de la Comunicación. El director de la Escuela de Ciencias Sociales, Tito Lacruz, rescata la importancia de hablar de estos valores, especialmente del respeto mutuo como conciencia ciudadana: «Para cualquier sociedad es importante reflexionar sobre el respeto en la medida en que el mundo se hace más globalizado. Tenemos, como universidad católica, que seguir fortaleciendo ese reconocimiento al otro como sujeto hacia el cual dirigimos nuestra producción intelectual». Simón González


Semblanza

Cuando Guido Arnal salvó a la UCAB

La voz de María Eugenia Parada Reverón, del otro lado del teléfono, se oye vivaz, despierta, hasta juvenil. Nada en el tono delata su edad, ni su memoria, tan fresca como su habla. Desde 1967 es la esposa de Guido Arnal Arroyo, a quien conoció en el Colegio San Ignacio. Ella cursó allí quinto año de Humanidades y él daba clases en Ciencias. «Yo creía en él y me pareció bien», dice sobre la decisión de Arnal de aceptar, tras hondas cavilaciones, dirigir aquella convulsionada UCAB, que vivía en los primeros años de la década de los setenta del siglo pasado los coletazos del mayo francés de 1968 –la rebeldía estudiantil en estado puro– y el enfrentamiento non sancto de corrientes teológicas.

La crisis, quién lo hubiera imaginado, había explotado en las primeras páginas de la prensa. La UCAB se parecía a la UCV. Pero con una diferencia que la hacía más llamativa: quienes se manifestaban y hacían ayuno de protesta eran «los niños bien», con el apoyo de curas y profesores que, sin renegar de su cristianismo, proponían otra mirada y otro compromiso. Gustavo Sucre, que es el jesuita con más tiempo en la universidad, testigo excepcional de aquellos días, habla de una «guerra fratricida» entre sacerdotes. «Los de la teología de la liberación se pasaban en su aplicación del método marxista», comenta cuatro décadas después de aquellos sucesos que conserva intactos en su recuerdo, como si

Clases suspendidas, expulsiones, autoridades cuestionadas: en ese contexto el ingeniero Guido Arnal Arroyo (Caracas, 1931) asumió el mando en la Universidad Católica Andrés Bello. Era 1972, el año en que se vivió en peligro

aún oyera la algarabía en los pasillos ucabistas. Guido Arnal tenía 41 años, era decano de Ingeniería. Se había graduado –magna cum laude, precisa su señora– en la primera promoción de ingenieros de la UCAB en 1958, que llevó por nombre Doctor Justo Pastor Farías, un reconocido docente que destacaba, además, por su calidad humana y apego a la doctrina democrática. Profesor de Geometría Descriptiva y de Resistencia de Materiales, el nombre de Arnal se comenzó a barajar cuando el conflicto se volvió inmanejable y las posiciones en pugna parecían irreconciliables en un clima de mutuas acusaciones y desconfianza. Como consecuencia, las clases estaban suspendidas, grupos de Semblanza

5


40 años en las aulas Guido Arnal Arroyo

• Ingeniero Civil (UCAB, 1958). • Doctor Honoris Causa (UCAB, 2003). • Ministro de Estado para la Educación Superior, Ciencia y Tecnología. • Presidente de Fundayacucho (19941996). • Miembro del Consejo Directivo de la Fundación La Salle de Ciencias Naturales. • Miembro fundador de la Academia Nacional de la Ingeniería y el Hábitat: Sillón XII. En la Universidad Católica Andrés Bello: • Profesor de Geometría Descriptiva y Resistencia de Materiales (1958-1990). • Director de la Escuela de Ingeniería Civil (1960-1967). • Decano de la Facultad de Ingeniería (1967-1972). • Vicerrector Académico, encargado del Rectorado (1972-1974). • Rector (1974-1990). En la Universidad Central de Venezuela: • Profesor de Geometría Descriptiva y de Tecnología III (1960-1997). En la Universidad Santa María: • Profesor de Geometría Descriptiva y Resistencia de Materiales.

6 El Ucabista / Agosto-Septiembre-Octubre 2013

estudiantes exigían la reincorporación de los expulsados –o no reinscritos, para cuidar los eufemismos– y las protestas se sucedían un día tras otro. Arnal confesaría tiempo después que se lo pensó mucho y que sostuvo media docena de reuniones con el entonces provincial de los jesuitas, el padre Jesús Francés. «Él aceptó y fue la salvación», expresa el jesuita Luis Ugalde, entonces estudiante de la UCAB y solidario con las protestas. Ugalde sustituiría, en 1990, a Arnal en el rectorado ucabista. «Se buscó una persona no ideológica, si eso fuera posible, y Guido (Arnal) hizo muy bien su papel. Logró institucionalizar la universidad con la aprobación del estatuto orgánico», agrega Ugalde. También Gustavo Sucre pone el énfasis en la concreción de esa suerte de constitución interna que es el estatuto de la UCAB. «Se buscaba, desesperadamente, con la universidad cerrada, a alguien que pudiera dirigir aquello, con una división enorme. Él aceptó y puso orden en la casa y creó reglamentos para evitar esa discrecionalidad que se evidenció en las expulsiones», recuerda Sucre. Arnal fue, y es aún hoy, el único rector seglar en los 60 años de vida de la UCAB. Inicialmente fue designado como vicerrector académico y a fines de enero de 1974, un año largo después

de la crisis, se posesionó como rector, cargo que ejercería durante los próximos 16 años. Pero desde el comienzo, en los hechos, era quien manejaba los hilos del poder interno. Sucedía al sacerdote jesuita Pío Bello, a quien se le otorgó un permiso para ausentarse de la universidad y así, de manera elegante, abrir la posibilidad de solucionar el agrio conflicto. Recto y gran cristiano Bello, que se marchó a Italia en plan de estudios, reconocería en una extensa entrevista para El Ucabista que aquella fue una de las etapas más dolorosas de su vida. «Traté de evitar que el movimiento estudiantil ucabista se politizara. Un sector de los jesuitas opinaba que la política era parte de la formación del estudiantado. Para mí, tenía un signo de deformación y desorientación. Las elecciones debían tener un sello académico y no político. La historia ha demostrado que la política dentro de los centros estudiantiles, gremios, sindicatos y asociaciones se convierte en una especie de sanguijuela. Los partidos de izquierda querían hacer feudos dentro de la UCAB. Me hicieron un cliché que no tenía sentido, ser un hombre de derecha», le confesaría a María Fernanda Mújica. Arnal, conocedor del clima interno de la UCAB, de carácter prudente y reserva-


do, se propuso reabrir la universidad a la mayor brevedad y revisar los casos de estudiantes y profesores que habían sido sancionados por las anteriores autoridades. «Se hará justicia con base en el resultado de las investigaciones y juicios sobre cada uno de ellos», prometió. Roberto Dubuc, dirigente del movimiento Tercera Juventud, de simpatías de izquierda, y quien había sido electo al Consejo Universitario, hizo saber el apoyo al nombramiento de Arnal. «Confiamos en que se produzcan las reincorporaciones, que haya pluralismo ideológico y que cesen las acusaciones contra nosotros de extremistas y subversivos», declaró entonces. «Arnal fue un rector muy acertado, preocupado por los procedimientos, permitió el debate universitario», acota Ugalde, que reconoce que la UCAB que él recibió en 1990 era muy diferente y muy positiva. Los padres Sucre y Luis Azagra, este último ya fallecido, fueron apoyos fundamentales, la conexión con el peculiar y complejo mundo jesuita. Ugalde, que fue vicerrector académico en los últimos años de su mandato, lo considera un hombre recto, detallista y de trato sencillo. «Era muy respetuoso de las diversas opiniones, no hablaba demasiado pero estaba claramente identificado con la UCAB», señala. Para Sucre, el mandato de Arnal fue hacia

adentro, hacia la casa ucabista.«Esta era una universidad monárquica y centralista; mandaba el rector. Con el estatuto se logró el equilibrio; ahora, y desde hace tiempo, las decisiones son colegiadas», precisa. Además, lo define como un hombre modesto, gran cristiano y gran profesor. María Eugenia Parada recuerda aquel tránsito al rectorado de su marido como un período difícil, en el que el teléfono no cesaba de sonar, en ocasiones con insultos y amenazas. Arnal tenía la virtud, dice ella, de no traer el trabajo a casa, así que las asperezas de la transición que él logro en la UCAB pasaron inadvertidas en el grupo familiar, que completaron sus hijas María Genoveva, abogada; María Antonieta, comunicadora social; y Luisa Eugenia, pediatra e infectóloga, residenciada en Houston. En el hogar se cultiva más la faceta del Arnal profesor. «Debió ser muy bueno, porque adonde va lo saludan con cariño sus cientos de exalumnos», dice la esposa, que apelando a sus dotes artísticas intervino un viejo libro de Arnal de geometría descriptiva con fotos, frases y recuerdos de la dilatada vida docente del exrector. «Lo titulé Mi marido el profesor», dice, y su voz parece el de una colegiala.

Contacto a las 8 Guido Arnal fue mi rector, el que firmó mi título de periodista –comunicador social, perdón– en 1979. Lo recuerdo con su figura alargada, casi de perfil, siempre vestido con corrección, parco de gestos y palabras, entre las que arrastraba esa erre que está en su primer apellido y se duplica en el segundo. Junto con mi compañera de correrías estudiantiles, Gioconda Rojas, herederos sin quererlo de aquellos días de revueltas del 72, logramos establecer un informal, pero efectivo, vínculo con el rector, para contarle, sin testigos, nuestras angustias como representantes del estudiantado, saltando esos trámites de pedir citas, hacer antesalas y mandar cartas, que entonces no había correos electrónicos. Podía ser durante una clase de Publicidad –a la que ambos mirábamos de reojo– o de Régimen Jurídico, que no estábamos para eso, en que abandonábamos el salón, cruzábamos el jardín y subíamos hasta la oficina del rector, en el viejo edificio de la Biblioteca, donde quedaba entonces. El único detalle a saber era la hora en que la secretaria concluía su labor. Lo demás era tocar la puerta, esperar un par de minutos y ver aparecer la figura de Arnal, quizás sorprendido de constatar la presencia de aquel par de atrevidos, pero siempre dispuesto a escuchar durante diez o quince minutos, que eran suficientes, una sucinta, aunque no tan objetiva, versión de las disputas con las autoridades aguas abajo, aún melancólicas con la vieja UCAB. Nos hacía pasar, escuchaba con atención, tomaba alguna nota y, tiempo después, uno sabía que había actuado.

Javier Conde Damos Semblanza que hablar

7


Reportaje

De Montalbán para el mundo

Dentro del edificio de laboratorios, estudiantes talentosos y comprometidos llevan a cabo dos propuestas: hacer un carro fórmula y hacer otro todo terreno para competir en el ámbito internacional

Delegación de Baja UCAB.

Delegación de Fórmula SAE-UCAB.

8 El Ucabista / Agosto-Septiembre-Octubre 2013

La mayoría de los estudiantes de la UCAB se ubican rápido en Fashion boulevard: en módulo seis hay un ascensor; en módulo cinco, la librería; en módulo cuatro, secretaría; en módulo tres y módulo dos, el cafetín; y en módulo uno estaba el Banco de Venezuela y ahorita no hay nada por ahí. Todo se hace familiar hasta que se va más allá de Solarium. Hasta cuando se llega a un edificio al que muchos llaman «la dimensión desconocida»: el edificio de Ingeniería. Por ahí se entra y a mitad del pasillo de planta baja se sale a un espacio abierto que tiene unos galpones. En uno de ellos sueñan, trabajan y se trasnochan estudiantes ucabistas. En ese galpón de la dimensión desconocida, estudiantes fiebrúos por participar en la competencia Fórmula SAE Brasil y en la de Baja


SAE Tennessee diseñan, sueldan y construyen dos carros desde cero. Fórmula SAE es una competencia internacional universitaria organizada por la Sociedad de Ingenieros Automotores (Society of Automotive Engineers). El concepto consiste en que una compañía ficticia contrata a un grupo de estudiantes para diseñar un vehículo monoplaza tipo fórmula que debe someterse a pruebas de diseño, costos, aceleración, maniobrabilidad y resistencia. El primer encuentro fue en 1979, y desde entonces se ha convertido en la obsesión de estudiantes curiosos de distintas partes del mundo. «Somos el equipo más consolidado de Fórmula SAE que ha habido en la UCAB», dice orgulloso el capitán del equipo, Luis Fernández, estudiante de Ingeniería Industrial de séptimo semestre, quien lidera el primer equipo de Fórmula SAE que agrupa a treinta estudiantes de carreras tan distintas entre sí como Comunicación Social, Economía e Ingeniería. Fórmula SAE UCAB nace en 2005, luego se reactiva en 2011 para competir nuevamente en Estados Unidos. Ahora, la generación de 2012-2013 quiere ir a Brasil y ser los primeros venezolanos en competir en la ciudad de Piracicaba (a dos horas de São Paulo), para medirse con más de 80 universidades. «Queremos dejar el nombre de la UCAB y de Venezuela en alto», confiesa el capi, cuyo equipo quiere empezar a compartir ese protagonismo que la Universidad Simón Bolívar está comenzando a tener en esta competencia. Los fiebrúos uesebistas quedaron en el puesto número 11 en la prueba de resistencia y en el primer lugar en la prueba de costos en la competencia Michigan Speed Racing, celebrada en mayo de este año.

nica y prueba de frenado para poder participar en las pruebas dinámicas: suspensión y tracción, aceleración, maniobrabilidad y sled pull (la prueba en la que el vehículo hala una carreta de un peso determinado). Además, igual que Fórmula SAE, deben defender ante un jurado el diseño de su vehículo en inglés. Por séptima vez, la UCAB compitió en abril de este año en la ciudad de Tennessee. Baja UCAB ha logrado consolidarse como una de las organizaciones más fuertes de este tipo en Venezuela por ser la universidad pionera y porque lleva siete años seguidos cumpliendo los requisitos para competir. Además, en el encuentro en Tennessee figuraron como líderes en el grupo de universidades venezolanas. Y en la competencia de 2011 en Kansas quedaron en el tercer lugar en la categoría sled pull. Hernández afirma orgulloso que Baja UCAB no solo quiere protagonismo, sino que quiere cooperar con otros grupos. El capitán de Fórmula SAE cuenta que el equipo de Baja les está prestando el taller y el equipamiento hasta agosto. Hernández, por su parte, explica que Baja UCAB contó con el apoyo de la Ley Orgánica de Ciencia, Tecnología e Innovación (Locti) de 2006 a 2009, y decidieron invertir esos recursos en el taller y la maquinaria. «Este tipo de logros hacen especial al equipo. Hemos podido ayudar a otras universidades. Esta temporada, por ejemplo, vinieron dos equipos de la Universidad Simón Bolívar y otros dos de la Universidad Central de Venezuela», comenta orgulloso de contribuir con la creación de otros vehículos.

riedad de materiales, los costos y lo difícil que puede ser manejar un proyecto tan largo con la inflación o devaluación que sufrimos. Luchamos con el tiempo de producción, dado que importar algo podría tardar de uno a dos meses», declara un contundente Diego Hernández, en nombre de Baja UCAB. No solo eso. Para el transporte del vehículo lidian con la aduana. «El carro de Fórmula SAE que compitió en 2006 lo tiene el Seniat retenido en Valencia. Hemos viajado hasta allá para que nos lo entreguen, pero hay un papeleo loco de por medio», cuenta Fernández, y agrega que tardaron diez meses en conseguir los tubos de acero al carbono para hacer el chasis. Los cambios comienzan desde adentro A pesar de que el rector bendiga el vehículo, que el decano y el vicerrector apoyen con contactos y asesoría a los muchachos, los equipos necesitan mucho más. Pero no se desaniman y creen que hay propuestas a corto plazo que pueden motivar a estos equipos a seguir adelante. «Nos quejamos mucho de las trabas que nos pone el país, pero no se resuelve lo que sí está a nuestro alcance. Sería estimulante recibir beneficios sencillos por representar a la Universidad fuera del país. Que el proyecto se tomara como materia electiva, que nos dieran entradas de cine, exoneración en el pago de estacionamiento», propone el capitán de Fórmula. Hernández justifica su petición con una declaración casi apostólica: «Un Bajero, en mayúscula, pierde Carnavales, Semana Santa y navidades. Un Bajero pierde sábados y domingos realizando potazos. Un Bajero trabaja 48 horas continuas para entregar el proyecto que va a representar a la universidad y a Venezuela». A pesar de esto, un bajero y un formulero se contentan al saber que aprenden a desenvolverse en un entorno laboral. Que aprenden a trabajar en equipo, a liderar y emprender proyectos propios. Los bajeros y formuleros, por muchos trasnochos que paguen, saldan las deudas al llevar orgullosamente una camisa que lleva en el pecho el logo de la Universidad Católica Andrés Bello y en la espalda bien grande uno que dice «Venezuela».

La cuenta, por favor Según José Daniel García, jefe de Patrocinio en el equipo de Fórmula SAE, el costo total del proyecto es de 700 mil bolívares, lo que costaría un Toyota Corolla de 2011 usado, según tucarro.com. Entusiasmo común ve. Diego comenta que el presupuesto El carro ucabista arranca su recorrido de Baja para este año fue de aproximapor una pista de tierra irregular. Pasa por encima de unas rocas, de unos tron- damente un millón de bolívares. Los cos. Pasa a otro carro competidor para muchachos han reunido los fondos a atravesar un riachuelo y seguir de largo través de patrocinios, donaciones familiares y potazos en las calles y centros para llegar a la meta. Así lo muestra el comerciales. video promocional del equipo al que le En palabras de los que sufren: «En Vetoca construir un carro todoterreno. Diego Hernández, capitán del equipo de nezuela no solo luchamos por hacer Baja, explica que se trata de un vehículo el mejor carrito y dar la talla internaciotipo boogie que se somete a las pruebas nalmente, sino que luchamos contra la de inspección del motor, inspección téc- escasez de materia prima, la poca vaMarian Licheri

Reportaje

9


Internacionalización

Las oportunidades del exterior Hay 42 convenios-marco activos que conectan a la UCAB con entidades diversas en el exterior. La profesora Lizbeth Sánchez observa de cerca lo que hacen las universidades en otros países, y plantea la necesidad de que las políticas públicas en Venezuela se pongan las pilas

Las universidades en otros países deben entender que en Venezuela hay esa cosa rara que llaman control de cambio. La institución foránea que ofrece una determinada oportunidad de estudio o intercambio debe enviar los recaudos en los términos en que Cadivi los solicita. A veces cuesta explicar esto, en otro idioma, ante otra cultura. Se necesita Cadivi, pues por lo general academias, institutos o universidades foráneas brindan la matrícula, pero no el pasaje ni la estadía. La profesora Lizbeth Sánchez sabe de internacionalizaciones. Sabe de oportunidades de estudios. Sabe la importancia de formar a lo que en la actualidad llaman estudiante glocal. Su roce con colegas en otras partes del mundo le permite ser concluyente: en primer lugar, el estudiante venezolano es bien visto en el exterior, es creativo y emprendedor. Nunca deja en entredicho a la universidad que lo ha enviado. Y la propia universidad es vista con admiración, pues contar con siete u ocho centros o institutos de investigación no es muy común entre las universidades privadas y, además, han hecho aportes concretos al país. El trabajo en el SRI Lizbeth Sánchez Meneses dirige el Secretariado de Relaciones Internacionales (SRI) de la UCAB, y es el enlace con la Asociación de Universidades Confiadas a la Compañía de Jesús en América Latina (Ausjal). La Católica forma parte de muchas asociaciones y redes, pero la principal es Ausjal. El trabajo en el secretariado abarca tres grandes áreas: el fortalecimiento del sistema de cooperación internacional, la movilidad y la internacionalización en casa. Este año se han firmado varios convenios-marco para intercambiar docentes y estudiantes, colaborar en el plano científico y compartir buenas prácticas. Por ejemplo, hay convenios con universidades muy antiguas y prestigiosas colombianas, cosa muy importante hoy en día. Hay 42 convenios activos hoy. Sobre todo los estudiantes aprovechan estas oportunidades –y también los profesores−: se van a Telecom París Tech, Bremen, Deusto, Comilla. También hacen cursos de verano. La internacionalización en casa va de la mano con el Proyecto Formativo Institucional, donde figura como objetivo deseable, y dentro del propio campus requiere la semestralización total de las carreras. Eso está en marcha, pero todavía falta. Sánchez afirma que ya no hay carreras anuales en Europa. Allá se habla de créditos y semestres, no en términos de asignaturas y años. También hay que estandarizar metodologías de enseñanza-aprendizaje para la internacionalización del currículo. Si Lizbeth Sánchez pudiera ser escuchada por las autoridades en materia educativa, les exigiría eliminar las preferencias o restricciones en cuanto a las carreras que el joven venezolano puede seleccionar para estudiar en el exterior. Cadivi tiene una lista de las que considera prioritarias y otras a las que simplemente no otorga divisas. Aprender un segundo idioma no puede ser considerado síntoma de una determinada ideología. Para Lizbeth Sánchez hay algo fundamental: «Hay que retomar Fundayacucho para que la gente vaya a estudiar donde quiera; hoy se ha vuelto muy problemático ir a estudiar a ciertos lugares.En otros países de América Latina, la internacionalización es un problema de Estado. Por lo tanto, se hacen políticas de Estado y se promueven fondos públicos para fomentar la movilidad física y virtual». SN

10 El Ucabista / Agosto-Septiembre-Octubre 2013


Entrevista

Un contador de hechos

«Escribir en la prensa me ha obligado a contar lo más difícil de la manera más simple», dice Javier Cercas. Habla en esta entrevista con una egresada de la UCAB (ver también página 25)

Javier Cercas es un tipo de una simpatía sin estridencias. Habla mucho, alto y claro, dejando en evidencia que es un escritor reconocido internacionalmente, un profesor de universidad y un filólogo que escribe en la prensa. A pocos segundos de iniciar nuestra charla, se siente obligado a aclarar que su caso no es el del «periodista que se vuelve novelista» sino al revés, el del novelista que, gracias a haber tenido trascendencia como escritor, consiguió hacerse un hueco en el mundo del periodismo; una profesión que se ha convertido en «uno de sus mayores descubrimientos». Después del éxito de Soldados de Salamina, reaparece a lo grande con La ley de la frontera, una novela de aprendizaje, amor, violencia y sexo. –¿A usted le gusta o le molesta que lo identifiquen como el periodista que escribe novelas? –Estoy resignado. Además, tiene una explicación. En Soldados de Salamina, el protagonista se llama Javier Cercas y es periodista, pero yo no. Yo no hago periodismo, yo tengo la suerte de poder hacer literatura en un periódico. Escribir en la prensa me ha obligado a contar lo más difícil de la manera más simple, a hacer

12 El Ucabista / Agosto-Septiembre-Octubre 2013

media alta de Madrid. Un chico bien que sufre acoso escolar. –El acoso escolar me parece absolutamente repugnante. La violencia en la escuela es el fracaso de la educación. –¿Le resultó difícil escribir Por eso, este chico, que es acosado, decide cruzar la historias reales para su frontera; irse al otro lado columna del diario El País? –Sí, por supuesto, aunque ve- para sentirse protegido, para nía entrenado porque en nin- sentir que pertenece a un guna novela existe la ficción grupo. Y otra cosa, también pura. Todas las historias par- cruza la frontera porque descubre el sexo. ten de un hecho real, si no fuera así, no tendrían el más –El descubrimiento del sexo mínimo interés porque no existiría el menor arraigo en es fundamental para los tres protagonistas. ¿Le parece la realidad del lector. algo decisivo en la vida de un adolescente? –En su nueva novela, La ley de la frontera, usted plantea –Absolutamente, me parece una visión muy pesimista de la cosa más importante que los medios de comunicación. le puede ocurrir a un adolescente. Es apasionante, inten–Vivimos en una sociedad so, doloroso, terrible… ¡La mediática, eso es así. Los adolescencia es dura! El sexo medios ya no solo reflejan la realidad, ahora la constru- y el amor te introducen en un yen; tienen esa enorme res- estado de delirio. ¡Tiene una potencia descomunal! ponsabilidad. La televisión crea y destruye vidas, crea y destruye mitos a diario. Se ha –En su novela, por supuesconvertido en una enfermedad: to, hay una mujer: Tere, la chica con la que Cañas y Zala mediopatía. gros forman un triángulo –: Hablando de mitos, el pro- amoroso. –Tere fue para mí un descutagonista de su novela, Zabrimiento, no me imaginé que gros, encarna el mito del fuese a ser tan potente. Es el quinqui español: el delinpersonaje decisivo, que encuente juvenil. –El quinqui no es un mito es- carna los dilemas morales. Es la esfinge, la que más evopañol, es un avatar del mito universal. El quinqui es el de- luciona, aunque en la novela pretendo demostrar que la lincuente adolescente de la época de la transición espa- normalidad y la madurez son ñola, que encarnaba la mez- una estafa. cla de miedo y esperanza ha–Para terminar: ¿en qué hiscia la democracia. Yo quise demostrar qué había dentro toria anda envuelto ahora, como escritor o como de esos chicos, dentro de esos pandilleros rodeados de periodista? –Hemingway decía que si chicas guapas, esos chicos tú cuentas sobre lo que estás valientes e inconscientes porque, claro, si no tienes na- escribiendo, algo esencial da, no tienes nada que perder. siempre se escapa. Estoy empezando una cosa y hasta ahí puedo contar. –El otro protagonista, Cañas, está del otro lado de la frontera, en esa zona clase Gabriela Llanos un ejercicio de nitidez sin perder complejidad contando historias reales. También me ha obligado a salir a la calle, y eso es estupendo cuando eres un escritor de gabinete.


Noticias y Reseñas

Hito para la psicología Las psicólogas ucabistas Kaira Gámez y Francis Hernández fueron galardonadas con el primer lugar con mención honorífica en el concurso Premios Estudiantiles 2013, organizado por la Sociedad Interamericana de Psicología. El trabajo de ambas consistió en la validación psicométrica y el desarrollo de una versión para Venezuela de la prueba psicológica Children Abuse Potential Inventory. Este instrumento se emplea para medir la probabilidad que tienen los padres o cuidadores de maltratar a los niños bajo su responsabilidad. Así, Gámez y Hernández se convirtieron en las primeras ucabistas en obtener este reconocimiento que no tenía dueño venezolano desde hace 18 años y que se entrega bienalmente. Gámez afirmó sentirse «feliz y orgullosa» del aporte que hizo junto a su compañera al crecimiento de la psicología en el país. En el futuro estiman profundizar sus investigaciones sobre el tema. Las psicólogas acudieron a recibir su premio al Trigésimo Cuarto Congreso Interamericano de Psicología, celebrado del 15 al 19 de julio en la ciudad de Brasilia, en Brasil. Kaira Gámez y Francis Hernández.

La Haya y Viena Dos equipos de estudiantes bien preparados y competitivos fueron seleccionados para representar al país en competiciones internacionales. Se trata de un grupo de estudiantes de la Facultad de Derecho y otro de la Escuela de Economía. El primero ganó entre sus pares nacionales en la primera ronda venezolana de la Competencia Internacional de Simulación Judicial ante la Corte Penal Internacional. Esto le valió el derecho de representar a Venezuela en las fases avanzadas de la contienda, que se desarrollaron en la sede de la Corte Penal Internacional, en La Haya. Por su parte, los estudiantes de Economía Laura Méndez, Juan Noguera y Gustavo Abreu visitarán, a finales del mes de febrero de 2014, la sede de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), en Viena, Austria. Este es el premio por su destacado desempeño en la quinta edición del Modelo de Simulación de la OPEP, organizado por la Escuela de Economía. Los profesores Érika Padrón y David Da Silva, organizadores del evento, expresaron su satisfacción por los resultados obtenidos en el desarrollo de la iniciativa.

Vivir la excelencia Elías Michelena es un digno ejemplo del joven que la UCAB busca formar. Durante los reconocimientos de la Escuela de Economía a docentes y estudiantes fue elogiado por su rendimiento académico, labor de voluntario y rol en la organización del Congreso de Actualidad Económica. «La excelencia ucabista cumple 60 años y es un recordatorio de que tenemos que practicarla, vivirla con modestia y responder con ella», expresó Michelena durante el acto en el cual se reconoció el trabajo de 21 profesores que obtuvieron entre 5,5 y 6 puntos en sus evaluaciones, 16 alumnos por desempeño académico (promedio igual o superior a 16,5 puntos), cuatro profesores en función de tutores, ocho integrantes del programa de voluntariado y alumnos que participaron en la organización del Congreso de Actualidad Económica y el Modelo OPEP. 11 años de Avessoc La Asociación Venezolana de Servicios de Salud de Orientación Cristiana (Avessoc) cumple 11 años promoviendo una sociedad solidaria a través de la creación de espacios de cooperación entre sus miembros, así como la salud integral y la atención médica de calidad a poblaciones vulnerables. Avessoc, o sus centros de salud asociados, ha prestado en este tiempo casi un millón 500 mil servicios a las personas más necesitadas, incluyendo consultas médicas, servicios de diagnóstico, intervenciones quirúrgicas, etc.

Noticias y reseñas

13


Entrevista

El dueño del diván Vinotinto

Morales: participación, fiesta e inquietud social.

Celebrar la acción social En noviembre siguen los festejos por el 60 aniversario de la UCAB y el acento estará en la responsabilidad social. La Dirección de Proyección a la Comunidad programó la exposición La UCAB en 60 Palabras. Se trata de frases – enviadas por personas de las comunidades, organizaciones cercanas a esta casa de estudios o integrantes de la comunidad universitaria– que sintetizan la labor social que efectúa la Católica desde sus inicios en las comunidades populares. Se expondrán las frases en diversos lugares, incluso se ha hablado de un fin de semana en el Sambil. A principios de noviembre se previó un encuentro en torno a la responsabilidad social universitaria, para compartir experiencias exitosas de distintas casas de estudios. La actividad cuenta con la presencia de la invitada internacional Cristina de La Cruz, directora del máster en Ética y Desarrollo de la Universidad de Deusto. Para cerrar, otro encuentro, pero esta vez de organizaciones sociales de base. «El propósito es reunir a las pequeñas organizaciones que día a día trabajan para solucionar problemas de las comunidades. La idea es que nos conozcamos mejor, intercambiemos estrategias y podamos trabajar en proyectos en redes», Expresa la directora de Proyección a la Comunidad, Mercedes Morales.

Venezuela vista desde afuera Más de un centenar de investigadores y estudiantes de diversas universidades nacionales y extranjeras se dieron cita en la UCAB para participar en las terceras Jornadas de la Sección de Estudios Venezolanos de la Latin American Studies Association (LASA), llevadas a cabo el 17 y 18 de junio de este año. En el evento se presentaron estudios sobre los más variados ámbitos de la realidad venezolana, con el objetivo de poner al alcance del público trabajos producidos o discutidos en el extranjero a los que normalmente no tiene acceso. Los sucesos políticos y la rica historia venezolana han llamado la atención de académicos internacionales y de venezolanos residenciados fuera del país. Como ahora resulta más difícil que los académicos criollos viajen a congresos internacionales, la sección de Estudios Venezolanos decidió organizar jornadas dentro del país: primero fue en la Universidad del Zulia (LUZ) y ahora le tocó a la UCAB. Las relaciones entre Venezuela y Estados Unidos, la emigración de cerebros venezolanos más estudios históricos, de artes plásticas, y de cine y literatura se presentaron en el evento.  Además de un nutrido grupo de investigadores que labora en el país, participaron otros que  trabajan en Francia, Alemania, España y Estados Unidos. Ver http:// lasa.international.pitt.edu

Objetivo común El emprendimiento, poco a poco, se ha ido instaurando como un elemento que define lo que es «ser ucabista». Así, los esfuerzos de la Escuela de Economía se han enfocado en fomentarlo como un modo de asumir la vida a escala social y universitaria. La decana de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales, Patricia Hernández, estima que a mediano plazo se estructure un centro de emprendimiento que aglutine todas las iniciativas que se han generado en esta área y que llevan sello ucabista. Empucab, grupo independiente fundado por los estudiantes Jean Carlos Moreno y Amanda Artiles con el fin de brindar herramientas a quienes hacen vida en la Universidad para que emprendan una idea de negocio, coincidirá en este espacio con los integrantes de las cátedras de emprendimiento de pregrado y postgrado. Hernández asegura que, aparte de la formación, las principales ventajas del programa son el acompañamiento y el financiamiento que brindan al emprendedor durante todo el proceso. En junio, 60 emprendedores comunitarios se sumaron a otras setecientas personas que han sido certificadas tras culminar todos los niveles del programa auspiciado por la UCAB, a través de su Escuela de EconoPostgrado se expande mía, y por la Fundación BBVA Provincial. Gracias a la contribución de la Fundación Mercantil, la Universidad acondiciona seis aulas para dictar clases de postgrado dentro de las instalaciones del Instituto de Teología para Religiosos, ubicado en la tercera avenida de Altamira. Los salones contarán con equipos y mobiliario moderno para las clases, y está previsto que comiencen a funcionar en septiembre de este año. La fundación también hizo aportes para contribuir con otras acciones de la Universidad tales como Programa Construcción de mi Plan de Vida, Programa Institucional de Formación, Apoyo y Promoción de Estudiantes con Discapacidad en la UCAB, Quinta Jornada Nacional de Pedagogía Hospitalaria en Venezuela y las Jornadas Ambientales UCAB.

Para más información

http://apps.ucab.edu.ve/notiucab/ 14 El Ucabista / Agosto-Septiembre-Octubre 2013

@lacatolica

www.facebook.com/enlaUCAB


Centrales

Álbum de recuerdos

Seis décadas han pasado desde aquellos días de bonanza fiscal a comienzos de los años cincuenta, gracias al aumento de la exportación y el alza de los precios del petróleo. Avanzaba a toda velocidad la construcción de carreteras y autopistas, se expandía la banca, se levantaban edificios y se iniciaba una política de vivienda, especialmente en Caracas. El 19 de octubre de 1953, Marcos Pérez Jiménez autorizó por decreto el funcionamiento de la Universidad Católica –que luego se llamó Andrés Bello– como respuesta a la propuesta educativa de la Iglesia católica en Venezuela y la Compañía de Jesús. La labor de un grupo de jesuitas liderados por el rector fundador, padre Carlos Guillermo Plaza, la colaboración de muchos amigos y la cesión de las instalaciones del Colegio San Ignacio, de Mijares a Jesuitas, fue la combinación que impulsó el nacimiento de la UCAB. Centrales

15


1953-1963: superar las dificultades

Biblioteca Jesuitas El Colegio San Ignacio se mudó a Chacao en 1953, con la excepción de tercero y cuarto año de bachillerato. Para la UCAB fue importante tener en sus instalaciones estudiantes próximos a comenzar estudios universitarios que se convirtieron en un alumnado potencial. Provenía de la institución que hasta ese año funcionó en un edificio en la esquina de Mijares, y se había expandido a la esquina de Jesuitas con la compra de la propiedad contigua, la residencia de quien fuera presidente de la República entre 1890 y 1892, Raimundo Andueza Palacio. Así, la sede tenía dos entradas: una en la esquina de Mijares y otra en la esquina de Jesuitas. Justamente por este acceso, a la derecha del patio de Jesuitas, en una de las aulas más grandes se instaló la biblioteca de la naciente Universidad Católica con libros donados por bibliotecas que tenían los jesuitas en Venezuela y otros que trajeron de España.

Patio Jesuitas En 1955, dos años después de su apertura y bajo la rectoría del padre Pedro Pablo Barnola, se creó el Instituto de Investigaciones Económicas, que se constituyó luego en el Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales. También fue fundado el Instituto de Investigaciones Históricas por los padres Pablo Ojer Celigueta y Hermann González Oropeza. La UCAB había sumado a las facultades fundadoras –Ingeniería y Derecho– las de Farmacia, Humanidades y Economía, así como las escuelas de Psicología, Administración Comercial, Contaduría y Arquitectura. El patio de la esquina de Jesuitas se consagró como el Paraninfo, y se colocó al fondo un busto de Andrés Bello que daba la bienvenida a los estudiantes y era testigo de los actos solemnes que se celebraban en la UCAB. En alusión a la casa del humanista, ubicada a solo una cuadra, en la esquina de Las Mercedes, se grabaron en el pedestal los versos en latín del padre Epifanio Labrador que, traducidos al castellano, rezan: En donde de niño jugabas con flores allí floreció tu Universidad (29 de noviembre de 1955)

16 El Ucabista / Agosto-Septiembre-Octubre 2013


1963-1973: un sueño realizado

Primera piedra En 1956 la población estudiantil se había duplicado en la sede de Mijares a Jesuitas. Entonces se inauguraron los primeros laboratorios de Química, Biología, Microbiología y Farmacia, resistencia de Materiales, Hidráulica y Electromecánica. La Compañía de Jesús compró la casa vecina, donde vivió José Gregorio Hernández durante 18 años. Con la década de los sesenta llegaron también los sueños de una sede más amplia para la universidad, que comenzaron a hacerse realidad el 5 de febrero de 1963, cuando la familia Vollmer donó 32 hectáreas en la hacienda de caña Montalbán. La primera piedra se colocó una semana después, el 12 de febrero, día de la conmemoración de la batalla de La Victoria, escenario donde José Félix Rivas, antepasado de la donante, Luisa Herrera Uslar de Vollmer, fue protagonista. Comenzó entonces la construcción del Edificio de Aulas: una planta física de quinientos metros de largo que integraría a 4 mil alumnos de todas las facultades. Biblioteca Mientras se levantaba con entusiasmo el Edificio de Aulas y se vislumbraban los laboratorios, en 1964 comenzó la construcción de la sede de la Biblioteca, que culminó el año siguiente. Un edificio de cuatro pisos con auditorio para 180 personas, salón de exposiciones y salas de conferencias. El fondo bibliográfico contenía 250 mil volúmenes, 200 mil páginas de manuscritos en microfilm, 400 mapas antiguos y 44 tomos de índices con referencia a más de 100 mil documentos inéditos del Archivo de Indias. En esta planta funcionaron el Rectorado, los Vicerrectorados, la Secretaría General, Ocace, Administración y, posteriormente, el Instituto de Investigaciones Históricas y el Instituto de Investigaciones Económicas. En 1975 se creó el Centro de Investigaciones Jurídicas, que se convirtió en 2007 en el Instituto de Investigaciones Jurídicas, y que actualmente adelanta trabajos en las líneas de investigación de Derechos del Niño, Seguridad Ciudadana y Control del Delito, Delincuencia Económica y Administración de Justicia. Centrales

17


1973-1993: período de cambios

Módulo 6 La construcción del módulo 6 del edificio de aulas terminó el 22 de noviembre de 1983 con el financiamiento del Gobierno, que se logró gracias al patrocinio del presidente Luis Herrera Campins (derecha) y del presidente de la Comisión Nacional para la Celebración del Bicentenario del Nacimiento de Andrés Bello, Rafael Caldera. Bajo la rectoría del ingeniero Guido Arnal Arroyo (izquierda), el único rector seglar que ha tenido la Católica y quien lideró la época de mayores transformaciones de la universidad, se culminaron también el edificio de Servicios Centrales, el Centro Loyola, el edificio de Estudios de Postgrado, los campos deportivos y la Residencia de los Padres. Postgrado El 24 de noviembre de 1990, el rector Guido Arnal Arroyo presidió la inauguración del Centro Loyola –que incluye la iglesia María Trono de la Sabiduría y el Aula Magna– y el edificio de Estudios de Postgrado e Investigaciones. En su discurso, el rector expresó que todas las edificaciones del campus se habían levantado «gracias al respaldo del Gobierno nacional, de fundaciones, de empresas públicas y privadas, y de los egresados de la universidad». Agregó que el financiamiento provino desde el principio de recursos especiales que aportaron «las instituciones que tienen fe en la seriedad de la UCAB y que se nutren de los profesionales egresados de ella». En 1991 nació la Coordinación de Investigación en la Escuela de Comunicación Social, que se convirtió luego en el Centro de Investigación de la Comunicación; se especializa en investigación de Nuevas Tecnologías de Información y Comunicación, Periodismo, Medios y Representaciones Sociales, Comunicación Política y Libertad de Expresión, y Comunicación Visual.

18 El Ucabista / Agosto-Septiembre-Octubre 2013


1993-2003: tiempo de madurez

Cincuentenario Cuando se cumplieron 50 años de la creación de la Universidad Católica Andrés Bello, estaba en plena construcción el edificio Cincuentenario. Como un recordatorio de aquel 12 de febrero de 1963, cuando se colocó la primera piedra en el campus de Montalbán, la nueva edificación se inauguró el mismo día, pero de 2004. Con siete niveles y la planta baja, el edificio aportó mil 600 pupitres en 24 aulas, oficinas, zonas de estudio y un salón de usos múltiples, entre otras áreas flexibles que pueden utilizarse en eventos diversos. En sus espacios funciona el Decanato de Desarrollo Estudiantil, creado en 2003 con la misión de dirigir el trabajo de las direcciones de Cultura, Deporte, Pastoral, Proyección a la Comunidad, Centro de Asesoramiento y Desarrollo Humano, y la Oficina de Cooperación Económica para estimular la formación integral de los estudiantes. También resguarda las oficinas del Centro de Investigación de la Comunicación, el Centro de Derechos Humanos y el Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales, que desde 1997, en alianza con la Asociación Civil para la Promoción de Estudios Sociales, adelanta el Proyecto Pobreza, que tiene como propósito analizar y proponer posibles soluciones a la situación de la pobreza en Venezuela. Santa Inés El Centro de Salud Santa Inés (CSSI) forma parte del Parque Social UCAB P. Manuel Aguirre, que nació para acercar las comunidades vecinas a la universidad y, al mismo tiempo, llevar la universidad y sus servicios hasta los habitantes de las zonas aledañas. El CSSI vio la luz el 13 de septiembre de 1999 con el propósito de ofrecer atención profesional que promueva calidad de vida con el empleo de un modelo de salud integral de calidad y sin fines de lucro. Hoy en día ofrece ambulatorio de salud con atención preventiva y curativa a los sectores más necesitados con 25 especialidades médicas y más de 14 estudios de diagnóstico. En alianza con la Conferencia de Religiosos y Religiosas de Venezuela, el CSSI dio origen a la Asociación Venezolana de Servicios de Salud de Orientación Cristiana (Avessoc), una red de 26 centros de salud de inspiración cristiana y sin fines de lucro que busca brindar atención efectiva a pacientes de bajos recursos en el área metropolitana. Centrales

19


2003-2013: universidad y comunidad

Padres Luis Ugalde y José Virtuoso En 2010, el provincial de la Compañía de Jesús nombró al padre Francisco José Virtuoso rector de la Universidad Católica Andrés Bello por un período de cuatro años. La gestión del rector saliente, padre Luis Ugalde, se prolongó por 20 años en los que destacan la ampliación física y académica de la universidad, con el fin de desarrollar las áreas de investigación, docencia y servicio a la comunidad. Durante su rectoría se crearon el Parque Social, el Secretariado Social, la Dirección de Proyección a la Comunidad, el Centro de Derechos Humanos y las direcciones de Prensa y Publicaciones. Nacieron también los núcleos de Coro, Guayana, Los Teques y La Castellana, así como el Decanato de Desarrollo Estudiantil, la Facultad de Teología y las carreras de Ingeniería Informática e Ingeniería en Telecomunicaciones.

Centro Cultural Al cumplir 60 años, la UCAB se enfoca en su proyecto de renovación y modernización a través del Plan Estratégico UCAB 20-20. Un logro visible de este proceso es el Centro Cultural Padre Carlos Guillermo Plaza, una obra de infraestructura que fue diseñada con salas de videoconferencia y auditorios, además de espacios de discusión y trabajo en equipo, cuyo propósito es favorecer las labores de docencia e investigación. Cuenta con acceso a bases de datos internacionales y recursos tecnológicos que se expanden a toda la universidad, como el uso de la red inalámbrica y videoconferencias, y la ampliación del ancho de banda de Internet. K airine Torrealba

20 El Ucabista / Agosto-Septiembre-Octubre 2013


Gestión estratégica

Por una universidad verde

La universidad posee un rol clave en la generación de una cultura de protección del ambiente y, en el ejercicio de sus actividades cotidianas, genera impactos que afectan su sostenibilidad a nivel global. Por ello, es fundamental que incorpore iniciativas orientadas a la protección del ambiente en sus procesos de docencia, investigación, extensión y gestión, lo cual se logrará reconociendo la Sustentabilidad Ambiental como uno de los Ejes de nuestro Plan Estratégico UCAB 20-20. Esta preocupación por el cuidado y la protección del ambiente se plasma en diversos documentos de la Unesco, la ONU y Ausjal. Igualmente, el proceso de transformación hacia una universidad verde se enmarca en el Programa de Universidades Sustentables desarrollado por el Ministerio de Educación y responde a la definición, en nuestro Proyecto Formativo Institucional, de la sustentabilidad y la protección del ambiente como uno de los valores fundamentales de la institución.

La Católica se propone hacer de la sustentabilidad ambiental un tema que esté en su oferta académica, investigaciones y práctica cotidiana

mo un reto de carácter global, transversal e interdisciplinario que se sustenta en valores compartidos relacionados con la importancia de la protección del ambiente. (ver gráfico)

Punto de partida La preocupación por el ambiente no es nueva en la universidad. Ya desde hace algunos años se conformó un equipo que comenzó a trabajar en la articulación de un conjunto de iniciativas en el marco de un Programa Integral de Gestión Ambiental (PIGA). A pesar de los avances, un diagnóstico general de la universidad da cuenta de diversas oportunidades de mejora: a) En cuanto a las actividades académicas y la sustentabilidad ambiental En Venezuela, la oferta académica en materia de sustentabilidad ambiental se concentra en 51% en programas de posgrado, 39% programas de pregrado y 10% programas de doctorado. La UCAB posee oferta en posgrado y doctorado, aunque carece de la misma en pregrado, caso similar al de sus princiMisión del eje Contar con una universidad sustentable que contribuya con pales competidoras en la región capital: USB y Unimet. el proceso de transformación hacia una sociedad responsa- Al analizar la oferta en el área de sustentabilidad ambiental ble desde el punto de vista ambiental y que se constituya en de la UCAB, se observa que en pregrado no se ofrecen proun referente nacional e internacional en lo que se refiere a la gramas asociados con esta disciplina; mientras que en postincorporación de contenidos «verdes» en sus labores de do- grado (especialización y maestría), la oferta se restringe a cencia, investigación, extensión y gestión, mediante la defini- egresados del área de ingeniería. Otra opción para la promoción de la cultura de sustentabilidad ción de un sistema de gestión ambiental que cuente con la participación de toda la comunidad universitaria y de otros y protección ambiental está relacionada con la consideración actores de la sociedad, con quienes deben construirse pro- de cátedras vinculadas con ella en los programas de las fundas alianzas para la cooperación. Este se constituye co- diversas titulaciones de pregrado o programas de postgrado.

Gestión estratégica

21


Luis Laya y Joaquín Benítez, al frente de la sustentabilidad ambiental.

En la universidad se desarrollan algunas investigaciones sobre sustentabilidad ambiental, aunque no se encuentran articuladas en una línea de investigación, la cual debería orientarse, en principio, a dar respuesta a las propias demandas de la UCAB para convertirse en una universidad sustentable. b) En cuanto a las actividades de extensión y la sustentabilidad ambiental En materia de extensión, la universidad ha mantenido algunas iniciativas y acciones relacionadas con la protección del ambiente, las cuales necesitan ser fortalecidas: • Feria Ecológica (dentro de las Jornadas Ambientales). • Proyección a la Comunidad: Ruta de la Basura. • Proyección a la Comunidad: Fundación Educacional Escuela Canaima. • Proyección a la Comunidad: Formación de promotores ecológicos comunitarios. • Servicio Comunitario: Modelo comunitario de recogida selectiva y aprovechamiento de residuos sólidos urbanos para la inclusión social. Consejo Comunal Telares de Palo Grande. • Ecoucab: Grupo Ecologista de la UCAB. c) En cuanto a la gestión de la universidad y la sustentabilidad ambiental En UCAB Caracas se generan aproximadamente 70 toneladas anuales de residuos reciclables que en su mayoría no están siendo reutilizados. Igualmente, un estimado de 6 mil 500 vehículos entra a la UCAB diariamente, lo cual es un número importante si se considera la población total de estudiantes. Existen, además, importantes oportunidades de mejoraren materia de manejo de las aguas, consumo energético y gestión de áreas verdes. En términos generales, no se cuenta con una infraestructura organizativa para gestionar todos los aspectos asociados con la sustentabilidad ambiental y se carece de políticas claras en este sentido. Los retos: iniciativas estratégicas Para mejorar nuestra situación actual y con la participación de diversos actores clave de la universidad, se definió un portafolio de iniciativas estratégicas asociadas con las diversas dimensiones del quehacer universitario:

22 El Ucabista / Agosto-Septiembre-Octubre 2013

a) En materia de docencia: • Incluir cátedras verdes en los programas actuales (obligatorias o electivas como parte del proceso de renovación curricular). • Diseñar cátedras transversales sobre Sustentabilidad Ambiental y Protección Ambiental, y sobre Economía y Ecología: cátedra Konrad Adenauer. • Estudiar la factibilidad del desarrollo de una nueva carrera (pregrado) o programa de posgrado relacionado con temas ambientales. • Desarrollar el sistema de medición de la cultura de sustentabilidad en la comunidad universitaria. b) En materia de investigación: • Desarrollar una línea de investigación sobre sustentabilidad ambiental, definiendo las políticas, prioridades y una agenda de investigación que, en principio, se oriente a la solución de las propias necesidades de nuestro campus. c) En materia de extensión: • Fortalecer los Programas Sociales en materia ambiental. • Desarrollar, como parte de la oferta de servicios de Consultores UCAB, un área de consultoría en materia ambiental. • Diseñar las políticas asociadas con el funcionamiento de grupos ecologistas en la UCAB. d) En materia de gestión: • Implementar un sistema de clasificación y disposición adecuada de residuos sólidos en el campus. • Estudiar y calcular la captura de CO2 del campus y proponer alternativas para el incremento del arbolado y sus áreas verdes. • Proponer y ejecutar una campaña –pide cola– para disminuir el uso de vehículos dentro de las instalaciones de la comunidad universitaria de la UCAB. • Medir la huella de carbono de la UCAB. • Diagnosticar el funcionamiento de los laboratorios en materia de control de emisiones. • Definir políticas y normas para el control de emisiones PTS durante los procesos constructivos en la UCAB. • Definir normas y procedimientos para el diagnóstico oportuno de fallas en sistemas de aguas y para el acondicionamiento de nuevas instalaciones. • Proponer la instalación de una planta de tratamiento de efluentes. • E studiar la factibilidad de sistema para la captura, almacenamiento y utilización de aguas de las lluvias. • Diagnosticar el consumo de energía en el campus (incluye la instalación de medidores de energía eléctrica). • Diseñar una propuesta para el reacondicionamiento del edificio de laboratorios enfocada en la gestión eficiente del consumo de energía eléctrica. • Construir un jardín aéreo para el edificio de posgrado. • Desarrollar una campaña de concientización del uso de las áreas verdes del campus. • Desarrollar una política de sustentabilidad ambiental de la UCAB y un sistema de indicadores para hacerle seguimiento a los logros. • Obtener la Certificación ISO 14000 (Sistema de Gestión Ambiental).


Gestión estratégica

El salto al mañana

Inicia sus labores el comité estratégico que evalúa los avances del plan UCAB 20-20 Los próximos años de la Universidad Católica Andrés Bello estarán enmarcados dentro de la iniciativa denominada UCAB 20-20. En el documento presentado a la comunidad universitaria, denominado «La universidad evoluciona», se reúnen los objetivos, iniciativas, responsables, metas y plazos de los ejes que definió la universidad como aspectos centrales de su estrategia: renovación curricular, profundización de la extensión, desarrollo tecnológico, comunicación, calidad de gestión, internacionalización, desarrollo del talento, sustentabilidad, identidad y expansión. El objetivo fundamental del documento es direccionar los cambios necesarios para dar un salto hacia el mañana, el futuro y la innovación; hacia el compromiso con el país. La justificación es más que clara: los nuevos tiempos obligan a las instituciones a repensarse permanentemente; el contexto país impone un conjunto de problemas que demanda respuestas acertadas; también desde el contexto educativo se nota el deterioro de la educación básica y diversificada, entre otros aspectos. «Es por ello que hemos asumido la necesidad del cambio, de la transformación interna para asumir los retos que desde el contexto global y local se nos

imponen. Lo hacemos desde nuestra experiencia, capacidad y fortaleza», dice el rector Francisco José Virtuoso en la carta de presentación del documento. «Las propuestas encuentran su origen en el desarrollo de un Proyecto Formativo Institucional. La comunidad universitaria, a través de un proceso de reflexión, ha sintetizado en este proyecto macro las características básicas de su filosofía educativa. El camino incluyó un largo período de diagnóstico, evaluación y autocrítica», señaló Gustavo García, director de Planificación de la UCAB y responsable fundamental de la consolidación del plan y del Sistema de Gestión Estratégica. Parte de los cambios contempla un modelo de gobierno y herramientas adecuadas para hacer seguimiento a los avances. Cada uno de los ejes implica iniciativas que deben cumplirse en un tiempo determinado para lograr los objetivos y alcanzar los indicadores y metas trazadas. Las iniciativas tienen responsables y recursos previamente definidos, lo cual permitirá hacer mejor seguimiento.

zadas por el rector–, los decanos, el director de planificación y los mentores de los ejes conformarán un comité estratégico que se encargará de hacer seguimiento trimestral al plan y de discutir aspectos clave que permitan incorporar nuevos elementos o robustecer los propios procesos de gestión estratégica. También en UCAB-Guayana se conformará un comité integrado por el vicerrector de extensión, el director de planificación y los mentores de los ejes en la sede. Asimismo, alumnos, profesores y trabajadores de la universidad tienen un rol fundamental dentro del plan. De ellos y de sus propuestas dependen las mejoras de desempeño. «La excelencia y calidad solo pueden lograrse si concebimos la plena integración de los servicios y procesos administrativos como soporte a los proceso académicos. Esto nos exige a todos consolidar una cultura de la calidad y una orientación hacia la mejora continua», señaló Gustavo García. Luis Ernesto Blanco

Todos protagonistas El sistema de gobierno de la UCAB se organizó en torno al Sistema de Gestión Estratégica, y las autoridades –encabeGestión estratégica

23


Tecnologías y Redes

Para olvidarse de las colas ¿Cómo funciona? Rodríguez explica que los sistemas tradicionales manejan el arribo y la atención del cliente in situ. «La propuesta de Sin Cola contempla el ciclo de atención desde todas sus perspectivas, incluyendo el prearribo y la post-atención», destaca.

Pre-arribo. El cliente envía un SMS para pedir turno y reciben su número de ticket. Arribo. El servicio llama a los clientes desde la plataforma. Estos reciben un SMS para notificarles que se aproxima su turno. Atención. El cliente recibe un SMS para informarle que llegó su turno. Post-atención. El cliente recibe un SMS con una encuesta de satisfacción para evaluar el servicio prestado.

Ronald Rodríguez, director de Sin Cola.

24 El Ucabista / Agosto-Septiembre-Octubre 2013

Una plataforma digital hecha en Venezuela y con talento ucabista le declara la guerra a uno de los males que aqueja a los venezolanos diariamente

Nada más cotidiano para los venezolanos que las colas. Nos toca hacerlas en el supermercado, en el banco, en el hospital o la clínica, al hacer algún trámite en un ente público o simplemente para pagar los servicios básicos. Justamente, en la cuna de las colas nació un proyecto que pretende acabar con ellas o —al menos— mitigarlas. En 2012, siete jóvenes caraqueños crearon Sin Cola, una solución tecnológica que le permite al cliente de un determinado servicio solicitar una cita a través de un mensaje de texto y recibir por esa misma vía notificaciones sobre su turno, la cantidad de personas que están en espera y tiempo estimado en el que será atendido. La idea logró destacarse entre las primeras diez, de más de 400 que se postularon al concurso de emprendimiento digital que organiza anualmente la Fundación Wayra. De esta forma, Sin Cola obtuvo la asesoría, la promoción y el financiamiento semilla de la empresa Telefónica. Sin duda, la iniciativa ha sido un éxito. En diez meses, la empresa alcanzó su punto de equilibrio financiero; es decir, logró recuperar toda la inversión inicial realizada, tanto por los socios como por Telefónica. Actualmente, Sin Cola cuenta con clientes corporativos de la talla de Movistar, Banesco y TodoTicket. Además, tiene más de 100 médicos que utilizan el servicio en la atención de sus pacientes. Pero no solo la empresa privada ha mostrado interés por esta solución tecnológica, un ente gu-

bernamental ya está trabajando en la adecuación de sus sistemas para una futura implementación de la plataforma. Este emprendimiento digital totalmente hecho en Venezuela ya comienza a causar impacto más allá de nuestras fronteras. La propuesta fue presentada en Chile y logró captar el interés de varios grupos de inversionistas. Próximamente, la sociedad firmará dos acuerdos comerciales que le permitirán entrar en el resto de América Latina, Puerto Rico, República Dominicana y el sur de Florida, en los Estados Unidos. Contra viento y marea Ronald Rodríguez, Carlos Vidal, Manuel Barbera, Jesús Federico, César Laurentin, Gerónimo De Abreu y Álvaro Urbáez, los siete fundadores de Sin Cola, han logrado la proeza de avanzar a un ritmo acelerado en un momento difícil para la economía nacional. El director de Finanzas, Ronald Rodríguez, explica que el desarrollo de su emprendimiento fue complicado por el acceso a las divisas y una legislación laboral que «aplica bien para empresas grandes, pero no ampara a las pequeñas y medianas». A pesar de la ayuda de Telefónica, los fundadores de Sin Cola han aportado de sus propios recursos para hacer viable esta iniciativa. «Hubo momentos en que no había para el café, pero debías pagarle al empleado», recuerda Rodríguez. Ligia C. Villamediana


Testimonio

Gabriela sin zetas en Madrid

Gabriela Llanos, ucabista, lleva quince años trabajando en medios de comunicación en España. Pero el camino ha estado plagado de escollos. He aquí una crónica sin desperdicio Llevo quince años en Madrid de pura casualidad. No era una meta, ni siquiera una ilusión. Así dicen que ocurren las cosas importantes: vino la vida (personificada en tres de mis mejores amigos de la universidad) y me agarró por los pelos, literalmente. «La Embajada de España está dando becas para licenciados venezolanos», me dijeron una tarde los tres, cargados de un entusiasmo que no lograron contagiarme. Y así fueron pasando los días. Yo continuaba trabajando en El Nacional, colaborando en Radio Capital y escribiendo para la revista Conexión, pero un lunes, a las siete de la mañana, los tres juntos asaltaron mi casa y me sacaron de la cama rumbo a ese examen que debía determinar cuál de nosotros cruzaría el charco patrocinado por el Gobierno español. Para ser sincera, yo iba muy relajada, porque no me auguraba la más mínima oportunidad. Ellos, los tres, se habían graduado cum laude, habían estudiado para la prueba y tenían claro lo que deseaban en su futuro profesional; por el contrario, yo me dejé llevar como quien se cuela en una fiesta en la que le importa un pito desentonar. Hice aquel examen: unas cuantas preguntas de habilidad numérica, otras tantas de habilidad verbal, más una carta en la que debía explicar los motivos por los que anhelaba hacer un máster en España. Ahora que lo pienso, si hubo algún secreto en el giro que dio mi vida profesional, sin duda fue aquella carta, redactada a lo Corín Tellado, enume-

rando bondades de la «querida madre patria». No fue difícil: mis padres son argentinos y llevo el tango más desgarrado corriendo por las venas. De los cuatro, fui la única que obtuvo la beca de la Embajada de España. El 1 de septiembre de 1997 (no se me olvida, porque la noche de mi despedida caraqueña murió Lady Di) aterricé en el aeropuerto de Barajas dispuesta a formalizar mi inscripción en el máster de Radio Nacional de España y la Universidad Complutense de Madrid. Mi adaptación no fue complicada, y no lo parecía al principio: ser la única extranjera entre cuarenta y dos periodistas españoles requería una buena dosis de echada pa’lante. Además de meterme un puñal de actualidad en el momento más amable de España dentro de la Comunidad Europea, el tema del acento, «el cantadito caraqueño» que tanto les gustaba en la cotidianidad y tan poco en las ondas, me hizo transitar por el camino de la amargura. En aquella época, en la radio española era una obligación pronunciar correctamente las eses, esas que tanto nos cuestan al final de las frases; las jotas, esas que nos tragamos para economizar; y, por supuesto, las famosas ce y zeta, esas que para nosotros existían solo para corroborar con el gesto apretado algún error ortográfico en el colegio. Me obligué a repetir mil veces las palabras cerveza, Zaragoza y zarzuela… ¡Pero nada! Jamás logré «galleguizar» mi acento, ni siquiera hoy, quince años después. Sin embargo, suTestimonio

25


Fachada de la Cadena Ser en Madrid.

pongo que algo debieron ver (más bien oír) en mí, porque mi año de máster se fue extendiendo y empecé a trabajar en la radio hecha para y por españoles. En Radio Nacional de España hice noticieros, programas de humor, de cultura, dramatizaciones e, incluso, llegué a dirigir y presentar mi propio programa de variedades. De allí pasé a Televisión Española, donde fui reportera, redactora y guionista, hasta que aterricé en la Cadena SER, primero en la emisora musical y luego en lo que llaman emisión generalista. Actualmente trabajo en la Wradio, la emisora internacional del Grupo Prisa, que se emite en España, Latinoamérica y la parte hispana de los Estados Unidos. Formo parte de un programa de noticias que tiene tres redacciones base: Madrid, Colombia y Miami, con corresponsales repartidos por todo el mundo siguiendo el pulso de la actualidad. En mi redacción cada día es diferente: concretamente, me encargo de cubrir los acontecimientos políticos, sociales, culturales y del espectáculo que tienen lugar en España. Una experiencia profesional que me permite aportarles dos ideas: en primer lugar, y aunque al principio exista un cierto complejito de recién llegado, la formación en la Univer-

26 El Ucabista / Agosto-Septiembre-Octubre 2013

sidad Católica Andrés Bello me dio la armadura necesaria para afrontar cualquier reto; y en segundo lugar, que la esencia latina, lo que somos, el carácter que imprime el trópico, no se olvida nunca; es más, se refuerza y en esa diferencia, inevitable, está latente la fórmula del éxito. El balance de estos quince años es positivo: una larga y concurrida revista de experiencias. España me ha dado muchas cosas: la posibilidad de tener a mi familia unida, un matrimonio, un divorcio y la fortuna de los buenos amigos. En Madrid he construido mi hogar; he escrito un libro de relatos y dos novelas; he pasado los momentos más alegres, el nacimiento de mis dos sobrinos madrileños, y el más triste, la pérdida devastadora de mi madre. Confieso que de vez en cuando me entra el comején de la nostalgia y me pregunto qué habría sido de mí si me hubiese quedado en Venezuela. Quizás estaría igual, tecleando esto mismo en la computadora, sin tanto desorden de ánimo por culpa del cambio de estaciones climáticas,

tomándome un guayoyo o un jugo de parchita, con mi arepita de queso y mis planes de viernes para una partida de dominó. Pero, a pesar de que con el paso del tiempo una no deja de sentirse diferente –que no es «ni de aquí ni de allá», sino una mezcla atropellada–, emigrar, cambiar de aires por una temporada o para siempre, aporta muchas cosas. La principal: la posibilidad de constatar que lo esencial permanece y que se puede transitar un nuevo camino cargado de aprendizaje. Como decía mi tío, Carlos Giménez, director del Grupo Rajatabla: «Partir nos da la posibilidad de construir nuestras propias referencias, dejando atrás los fantasmas que nos atormentan para crear y vivir más a gusto». Gabriela Llanos


Para filosofar

Corina invita a filosofar

La filosofía es Aristóteles, es Platón, es el prusiano Kant y cosas tan crípticas como la teleología, pero en verdad es un enigma más fácil de estudiar de lo que por lo común se cree. Corina Yoris, afable y dicharachera, la defiende y la promueve

La filosofía es la única disciplina que se plantea las grandes preguntas que afectan a todo el mundo Victoria Camps La gente la estudia porque quiere, no por una ambición determinada; lo hace por saber más Corina Yoris El padre Arruza la casó con el profesor Eduardo Piacenza, un caballero uruguayo a quien conoció precisamente en las aulas universitarias. Los casó, pues, el legendario Francisco Arruza, sacerdote jesuita para más señas, y ella guarda la foto de él llevándola del brazo al altar. Hizo el rol no solo de cura, sino de padre, ya que el suyo había fallecido para la época. Y era Arruza −fue vicerrector administrativo y secretario de la Fundación Andrés Bello, además de profesor de Lógica− quien a veces decía por los pasillos de la UCAB: «Corina y yo somos muy infelices porque somos lógicos». La lógica es materia fundamental en la Escuela de Filosofía. Corina Yoris fue su directora durante algunos años, pero ahora, y es el motivo por el cual aparece en esta edición de EUM, dirige la maestría en Filosofía dentro del área de Postgrado. Su entusiasmo por esta disciplina merece ser compartido con los lectores: como decía Platón, la filosofía es para los intermedios, aquellos que no son ni sabios ni ignorantes. Los ignorantes, simplemente, no saben. Los sabios son dioses y hay que dejarlos quietos. ¿Qué queda? El intermedio, que no sabe y se da cuenta de ello. Hay un gran mercado de eventuales estudiantes allí. A la filosofía, afirma Corina Yoris, le ha costado poner pie en el país. No hay muchos sitios donde estudiarla; con García Bacca hubo un brote interesante en la UCV. En la USB, con Mayz Vallenilla. La Escuela de la UCAB arranca en 1966, pero a partir de 1974 se fueron cerrando los cursos paulatinamente. Fue un bajón producto de la crisis interna de 1972; de modo que durante tres años no se abrió el primer año. Cuando Corina Yoris se matricula es porque vuelve a abrirse el primer año. En ese entonces la carrera tenía cuatro años, al igual que ahora. A partir de 1977 se empieza a escribir otra Escuela, con una serie de profesores que levantan su prestigio: no es que antes no lo tuviera, pero en esa época se crearon foros y se organizaron coloquios con otras universidades, lo cual renovó el entusiasmo e impulsó estos estudios.

marxismo). Filosofía de la Práctica parte de Aristóteles y hace hincapié en ética, filosofía política y filosofía del derecho, y en la manera como ellas se llevan a la práctica. Por su parte, Teoría de la Argumentación hace énfasis en el discurso que elabora la filosofía política, la filosofía del derecho y la ética. La gente le tiene miedo a la filosofía porque la piensa abstrusa. En España, se ha comentado y es un hecho, hay un renovado interés por sacarla a la calle. Hay autores que tocan de cerca a sus lectores y venden muchos libros sin dejar de ser filósofos, como Fernando Savater. Últimamente, editoriales han publicado Así habló Zaratustra y El Príncipe usando las narrativas del manga. «La maestría que ofrece la UCAB la puede asumir cualquier profesional», afirma Corina Yoris. Al cursante se le ofrecen pistas para entrar en contacto con las grandes corrientes filosóficas. Se muestra orgullosa por la calidad de los profesores con que cuenta. Y se apresura a advertir: «También debes acercarte a San Agustín y a Santo Tomás de Aquino. Eso no es catecismo, es una gran equivocación de la gente pensar que la filosofía es una cosa curera. Esos son dos pilares de la filosofía medieval. Y también René Descartes, “pienso, luego existo”. Y luego Kant, Hegel, Nietzsche… Pero también hemos sido muy germanistas. Los venezolanos tienden a olvidarse de los autores latinos». Nunca es tarde para estudiar filosofía. El querido profesor Alonso Pérez Luciani terminó en la UCAB, con más de 70 años, su maestría. Fue el primer egresado en Filosofía de la Práctica.

La oferta En la maestría dirigida por Corina Yoris se ofrecen dos líneas: Teoría de la Argumentación y Filosofía de la Práctica (no con- Sebastián de la Nuez fundir con la teoría de la praxis, emparentada más bien con el

Para filosofar

27


Guía de la universidad

Lugares secretos, pero no tanto

Lejos −o increíblemente cerca− de los pupitres, las sillas y los escritorios, en el campus hay lugares secretos, listos para ser descubiertos y aprovechados

La universidad ofrece a sus estudiantes diversos espacios dirigidos al estudio y la recreación. Esta revista sigue empeñada en que la gente arme una bitácora útil para conocer los lugares más ocultos del campus. Estudio confortable Calculadoras, cuadernos y hamburguesas se desparraman en las mesas ubicadas en la parte trasera del restaurant Solarium. A la izquierda de la barra donde se expenden desayunos se sitúa una discreta escalera, la cual lleva a una puerta que se funde con la pared contigua. Esta da acceso a tres pequeños salones de estudio, equipados con mesas, sillas y aire acondicionado. Así, los escalones, prácticamente imperceptibles, llevan a un lugar donde la comodidad en el estudio en grupo está asegurada. Para acceder al espacio, los estudiantes deben dirigirse a la Dirección de Identidad y Misión y solicitar el permiso. Búnkeres para psicólogos El Edificio de Laboratorios es un lugar ajeno a todo aquel que no pertenezca a la Facultad de Ingeniería. Sin embargo, los estudiantes de Psicología conocen ampliamente los secretos que guarda la infraestructura en su segundo piso: ahí se encuentran dos laboratorios de Psicología Experimental. El primero está equipado con jaulas y aparataje para montar experimentos con roedores; en el segundo hay una serie de computadoras en las cuales se realizan experimentos de memoria y percepción con humanos. Lienzo en blanco La reja de gruesos barrotes blancos, en el quinto piso del edificio Cincuentenario, está abierta. La tentación por descubrir qué hay más allá de las misteriosas escaleras es inevitable. Los escalones de granito conducen a un espacio luminoso y amplio, un lienzo en blanco en el cual los ucabistas pueden dar rienda suelta a su imaginación. Un extenso ventanal permite que la luz del día se apodere del lugar. En un extremo del salón hay una modesta tarima de madera dispuesta a albergar espectáculos, conferencias o charlas; en el otro, una pequeña terraza al aire libre. A driana Núñez Moros

28 El Ucabista / Agosto-Septiembre-Octubre 2013


Cultura para armar

Tamara va al cine

Durante dos semanas, la UCAB fue escenario para el rodaje de Tamara, la última cinta de la cineasta caraqueña Elia Schneider, inspirada en la vida de la abogada venezolana Tamara Adrián, quien pasó por una cirugía de reasignación de sexo para convertirse en mujer. «Me interesan los temas que tienen que ver con la exclusión, la intolerancia y los prejuicios. Soy sensible a los temas en los que existe un sufrimiento silencioso. Ese es el caso de Tamara», revela Schneider. En el film se muestran el dolor y las dificultades que enfrentan las personas que deciden completar el protocolo de reasignación, además de su lucha por hacer valer el derecho a la identidad que otorga la Constitución. La realizadora de Huelepega (1999) Punto y raya (2004) y Un lugar lejano (2008) encuentra similitud entre la discriminación que ha padecido Tamara y la que ella misma ha experimentado. «Tamara tiene la condición de haber nacido en un cuerpo que no siente suyo y yo tengo la condición de ser hija de sobrevivientes del Holocausto. Ella logró ser lo que quería y es rechazada por ser verdadera. Me siento absolutamente identificada con ella». KT

Música

Jolgorio auditivo

El segundo esfuerzo de larga duración de la banda Lebronch, radicada en la capital, es un variopinto recorrido de once capítulos en el cual la fusión de diferentes géneros de la música popular constituye el principal estandarte de acción. Bajo el sugestivo y coloquial nombre De Chow, los integrantes de Lebronch se deslastran de cualquier prejuicio artístico para confirmar sus habilidades en el terreno de la experimentación musical, al obtener envidiables niveles de equilibrio en la combinación de ritmos provenientes principalmente del rock, el ska y el reggae, junto con sonoridades emanadas del punk, el folk anglosajón, la música balcánica y hasta el country. La temática de las composiciones —escritas principalmente por Christopher Urbina, vocalista y segundo guitarrista del acto— gira principalmente en torno a volátiles encuentros y desencuentros amorosos, la crítica social y un fuerte contingente de añoranza por la libertad del pensamiento juvenil. Destacan en el trabajo los aportes del saxofonista Joaquín Phelan, futuro comunicador social ucabista, en cortes llenos de humor e idiosincrasia como Ovejas cojas, Cara de cera, La Chimboteca, Hijo del mundo y El juez. La mezcla final del disco, que puede ser descargadogratuitamente a través de la web www.lebronch.com, estuvo a cargo de Héctor Castillo, productor de relevancia mundial que ha trabajado con músicos como David Bowie, Philip Glass, Björk y Lou Reed. Javier Camacho Miranda Cultura para armar

29


Para leer AGUA ZANCUDO Vol. I

DICCIONAR IO HISTÓR ICO DEL E SPAÑOL DE VEN EZUELA francisco jav ier pérez

Estamos hoy ante una gozosa realidad que nos permite ver la historia de una buena cosecha de palabras del español de Venezuela, que, como no se nos oculta, no es más que una selección, un primer paso en un trabajo que habrá de darnos nuevos frutos que ya esperamos con impaciencia todos. El método seguido es excelente. El resultado, que lo juzgue cada lector. Ahora sólo me queda decirles: toma y lee. Así conocerás mejor la historia de nuestras palabras, en la que se refleja la historia de nuestra vida en común, de nuestra sociedad, de nuestras gentes, de su manera de ser y comportarse, de entender el mundo que les ha tocado vivir en cada momento. Y queda una última línea que ha de ser de gratitud para con Francisco Javier Pérez por su gran esfuerzo por el amor y la pasión con que se dedica a nuestra lengua. Todos debemos sentirnos orgullosos de un libro cuyas páginas son para ti, lector. Gracias. manuel alvar ezquerra

rif j –00110574–3

esta publicación cuenta con el aval científico de la academia venezolana de la lengua

Vol. I

isbn 978–980–6741–88

DICCIONAR IO HISTÓR ICO DEL ESPAÑOL DE VEN EZUELA francisco jav ier pérez Prólogo Manuel Alvar Ezquerra

agua 37 aguacate 71 ají 79 arepa 91 auyama 114 baquiano 118 bejuco 122 bija 14 4 bochinche 149 bohío 156 bojote 16 0 bola 167 bollo 180 bolo 192 bolsa 196 bonche 2 01 budare 2 0 4 bululú 210 butaca 213 cabeza 22 0 cabuya 229 cachapa 239 cacho 2 45 caimán 263 cambur 275 caney 292 caña 295 casabe 30 7 chamo 321 chinchorro 323 conuco 331 coroto 337 cuca 349 danta 357

entrépito 36 6 furruco 369 gafo 37 7 ¡guá! 382 guachafita 386 guacharaca 391 guanábano 4 03 guáramo 413 guarandinga 415 guarapo 42 0 guazábara 433 gurrufío 439 hallaca 4 41 hamaca 456 huevo 4 65 iguana 476 íngrimo 4 89 interior 494 invierno 496 isleño 50 0 jipato 50 4 ladilla 50 7 lavativa 510 leche 515 leco 529 machete 531 macolla 537 macundales 54 0 maíz 543 maraca 558 marico 568 mata 574 mono 57 7 monte 592

niche 598 nigua 6 0 0 ñame 6 0 7 ñapa 614 ñato 619 ñinga 621 ojo 625 onoto 634 paja 645 palo 652 pan 695 pana 711 pantaleta 715 papelón 717 parejero 731 pepa 733 perico 743 pichirre 745 plátano 74 8 pulpería 763 queso 769 rancho 781 sampablera 791 tapara 796 tequeño 805 tobo 80 7 totuma 80 9 tusa 819 vaina 823 varilla 830 yuca 835 zamuro 84 8 zancudo 867

francisco javier pérez (1959) Lexicógrafo, historiador de la lingüística y ensayista. Licenciado en Letras, magíster y doctor en Historia por la Universidad Católica Andrés Bello, de la que es Profesor Titular e Investigador de Planta en el Instituto de Investigaciones Históricas. Ha sido investigador y Director de Investigaciones en el Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos (celarg) y en la Universidad de Augsburgo ( proyecto «Nuevo Diccionario de Americanismos»). Profesor invitado de las maestrías de lingüística de los Institutos Pedagógicos de Maracay y Barquisimeto y de Literatura Venezolana en la Universidad Central de Venezuela. Profesor de Seminario en la Escuela de Letras de la ucv. Individuo de Número de la Academia Venezolana de la Lengua y su actual Presidente. Miembro Correspondiente de la Real Academia Española y de la Academia Panameña de la Lengua. Miembro de Número del Instituto de Estudios Canarios. Investigador Nivel iii (ppi). Presidente de la Fundación Julio César Salas. Vicepresidente de la Asociación Otro Futuro. Miembro de la Fundación Pedro Grases. Director Académico de la Cátedra Fundacional Andrés Bello (ucab). Columnista de El Nacional y miembro de su consejo de cultura. Premio de Ensayo «Julio César Salas», Mención Honorífica en el Premio de Ensayo «Orlando Araujo», Botón «Profesor Luis Díaz» de la Universidad de Carabobo. El «Encuentro Nacional de Docentes e Investigadores de la Lingüística» le rindió homenaje en su edición núm. xxiii (Instituto Pedagógico Rural «El Mácaro», 2004). El Diccionario bibliográfico de metalexicografía española, editado por Ignacio Ahumada, destina 29 entradas a su tarea como lexicógrafo. Autor de más de veinte libros sobre lexicografía, historia de la lingüística y literatura. Algunos títulos serían: Historia de la lingüística en Venezuela. Diccionario del habla actual de Venezuela. Diccionario venezolano para jóvenes. Estudios de lexicografía venezolana. Pensar y hacer el diccionario. Mitrídates en Venezuela. Oídos sordos: Julio Calcaño y la historia del purismo lingüístico en Venezuela. Orientalismo en Venezuela: Historia de la lingüística sánscrita. El insulto en Venezuela. El lexicógrafo inadvertido: Alejandro de Humboldt y su exploración lingüística. Sordera, estruendo y sonido. Ensayos de lingüística venezolana. El sabio en ruinas. Biografía escrituraria de Félix E. Bigotte. Sus ensayos literarios han sido recogidos en las tres entregas de la serie «Satisfacciones imaginarias». Para la Colección Biográfica de El Nacional ha escrito las biografías de Julio César Salas, Julio Calcaño y Lisandro Alvarado.

Vol. I

Sembrando paz Unas madres de la comunidad de Catuche, en la parroquia La Pastora de Caracas, se convirtieron en agentes de cambio al propiciar la disminución de la violencia en ese sector. Junto a la organización Fe y Alegría, ellas crearon el Proyecto Catuche, con el que lograron poner un freno al conflicto entre dos bandas adversarias en la zona. Los testimonios y experiencias derivadas de este proyecto fueron ensamblados en las páginas de este libro por cuatro especialistas de las principales universidades del país. Ellos construyeron un «manual de pistas para la acción» con el fin de frenar la violencia en el país.

Gran Sabana, paso a paso El autor es capaz de ilustrar el hábitat de la Gran Sabana, específicamente del pueblo de Santa Elena de Uairén. Así, plantea un recuento geográfico, político y cultural de este sector. Adentrarse en este libro es garantía de conocer cómo es el clima, la flora, la fauna y cómo son las costumbres de los habitantes de esta región, dándole especial relevancia al modo de vida de la etnia pemón. Además, se contempla el nacimiento y desarrollo de las instituciones, servicios y movimientos artísticos propios de Santa Elena. Finalmente, se explica el rol que han jugado las misiones emprendidas por la Iglesia católica en pro del desarrollo de esta comunidad.

Filosofía para la actualidad El devenir del pensamiento filosófico, tanto regional como universal, fue analizado especialistas durante el Simposio Internacional sobre Patrística, Escolástica y Modernidad; el resultado del evento dio paso a este libro, que integra todas las ponencias desarrolladas. Los textos están acompañados por reflexiones complementarias de sus autores. Los ensayos giran en torno a la relación entre la academia y la libertad y dignidad humana. Así, se abordan temas para comprender la individualidad y la colectividad desde su dimensión más trascendente.

Lenguaje como identidad En esta obra se contempla la descripción histórica de un conjunto representativo de voces del castellano propio del país. De este modo, la historia de cada palabra se presenta tomando en cuenta su origen y el momento de su extinción del hablar del venezolano. Adicionalmente, se indican los distintos cambios de forma y contenido a las que han sido sometidas algunas expresiones a lo largo del tiempo. El libro, según su autor, es el reflejo de «lo que somos los venezolanos». Además, permite al lector tener un conocimiento Título profundo de la cultura del país y Patrística, escolástica y modernidad fomenta qué aspectos de esta se Título Autor Corina Yoris (compiladora) transmitan más allá del momento Acuerdos comunitarios de convi- Título Ediciones Quirón y Fondo Editorial puntual en el que se desarrollan. Historia de Santa Elena de Uairén UCAB, Caracas, 2012 vencia ante la violencia armada La primera entrega del diccionario Autores Manuel Llorens, Verónica Autor Jesús Antonio de la Torre está integrada por una selección Zubillaga, Gilda Núñez y John Arranz de 100 palabras desde la letra «A», Souto Publicaciones UCAB, Caracas, 2013 hasta la «Z», por lo que es una Amnistía Internacional, Caracas, 2013 unidad independiente de lo que serán los otros volúmenes que Pérez piensa divulgar a corto plazo. Título

Diccionario histórico del español en Venezuela Autor Francisco Javier Pérez Bid. & Co. Editores y Fundación Empresas Polar, Caracas, 2013

Leyes romanas Educación renovada La obra de Bernad es una guía para La UCAB entiende la educación que los estudiantes de Derecho se como algo más integral que lo que se aproximen a la cultura romana desaprende en las aulas. Cómo estruc- de una perspectiva jurídica. La escriturar un nuevo modelo educativo fue tura al calor de las explicaciones en el problema que se plantearon los clase da como resultado un manual profesores que participaron en las sistemático, útil para entender esta Undécimas Jornadas de Educación disciplina. El libro revisa las ideas en Valores. El resultado está refleja- fundamentales de la legalidad rodo en este libro: diez ponencias, diez mana, la historia y el concepto de experiencias valiosas que pueden derecho que surgió en esta civilizaayudar a mejorar la educación en el ción, las personas físicas y jurídicas, país. y la actividad jurídica junto a los Título distintos tipos de procedimientos. Balance y nuevos retos de la edu- Título Curso de Derecho Privado Romano cación en valores Autor José F. Juárez (coordinador) Autor Rafael Bernad Mainar Publicaciones UCAB, Caracas, 2013 Publicaciones UCAB, Caracas, 2012

30 El Ucabista / Agosto-Septiembre-Octubre 2013

Aspectos jurídicos del exilio Esta obra tiene como objetivo comprender el concepto de refugiado en el derecho internacional. Se realiza un análisis exhaustivo de los instrumentos de carácter universal y regional que lo explican y se establecen nexos entre ambas modalidades. El hilo conductor del estudio es la evolución del término «refugiado» a lo largo de la historia. Se contemplan temas como el asilo, los organismos de protección y las condiciones necesarias para ser Jorge Luis Borges considerado como un refugiado.

Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca

Título

Derecho internacional de los refugiados Autor Adalberto Urbina Briceño Publicaciones UCAB, Caracas, 2013

(1899-1986)


El Ucabista Magazín 128  

Publicación de la Dirección de Comunicaciones de la UCAB

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you