Page 1


Memoria de talleres impartdos por La casa incierta entre 2005 y 2011 (*no incluimos los talleres realizados en materia de gestión cultural) :

• 2004/2005: Taller de teatro y clown y espectáculo “Terra vermelha” presentado en agosto de 2005 en el Teatro Nacional de Brasilia con el grupo de adolescentes “El galpao do riso” de una favela de Samambaia (Distrito Federal de Brasilia (Brasil). • 2005, 2007, 2009: Proyecto de formación de los equipos educatvos de las 26 Escuelas Infantles Municipales del Ayuntamiento de Madrid. Se realizaron talleres, conferencias y espectáculos. • Julio/ agosto de 2006, 2007, 2008, 2009, 2010 y 2011: Talleres de artes escénicas y primera infancia para educadores y artstas en el Sesc Pinheiros de Sao Paulo (Brasil) y en el Espaço Sobrevento. • 2008, 2009: Talleres de formación para educadores de infantl y artstas sobre las artes escénicas y la primera infancia en el Centro de Arte Teatro Fernan Gómez de Madrid en el marco de la Residencia de la compañía. • 2010- 2011: Talleres sobre la poétca de la primera infancia para padres, educadores y bebés en Francia (Saint-Nazaire, Concarneau, Briec, Dihun, o Plonevez Porzay, Villiers-le bel), Brasil (Sao Paulo), España (Comunidad de Madrid). • Septembre de 2011: Taller sobre creación para las Compañías profesionales de artes escénicas de Cataluña Associació Professional de Teatre per Tots els Públics (TTP) htp://www.tp.cat/. • 2011- 2012 Proyecto Grundtvig fnanciado por la Comunidad Europea para la formación artstca de adolescentes y adultos en su relación con la primera infancia en Francia (París y Martnica), Finlandia, Alemania, República Checa y España.

La Casa Incierta Urb. El mirador del Romero. c/ Chopo, 8. 28210 Valdemorillo. Madrid. España. Tel.: +34 91 899 30 20 – 677 39 66 59 – 678 47 70 92 – casa@lacasaincierta.com http://www.lacasaincierta.com


La casa incierta viene desarrollando una labor de formación permanente en varios ámbitos. Iniciamos estas actvidades hace más de 10 años, pero de una manera más clara con los talleres realizados en Samambaia (Distrito Federal de Brasilia- Brasil) con un grupo de jóvenes adolescentes que se formaban en clown en esta favela. El trabajo de formación dio lugar a un espectáculo llamado “Terra vermelha” que se estrenó en el Teatro Nacional de Brasilia en agosto de 2005. Ese taller - espectáculo fue especialmente duro y gratfcante porque pudimos experimentar el valor de la catarsis en el teatro, cuando los dramas personales más ásperos se convierten en universales. Años después seguimos trabajando en un taller con uno de los jóvenes del grupo que dio lugar a otro espectáculo que se estreno en la Casa de América con el ttulo de Ser sin nombre. Ese mismo año, La Casa Incierta se adjudica un concurso público del Ayuntamiento de Madrid para la realización de un Proyecto de Desarrollo Creatvo y Artstco en 17 escuelas infantles municipales. En el marco de este proyecto, La Casa Incierta imparte talleres durante un año de formación a los equipos educatvos en las siguientes áreas: movimiento y expresión corporal y dramátca (artes escénicas), artes plástcas, música y narración oral. Los talleres se realizaron siguiendo la pedagogía de la expresión dramátca de Giselle Barret, experta internacional en esta área. Como la actvidad era pionera en España, la Catedrátca de la Universidad de la Sorbonne en Expresión drámatca y formadora de educadores, Giselle Barret, realizó un trabajo de formación de nuestros monitores en expresión artstca con carácter previo a los talleres. El proyecto se completó con la organización de una serie de conferencias impartdas por Ana Pelegrín, la propia Giselle Barret y Eduardo Pérez de Carrera sobre la relación de las artes y la primera infancia junto con la exhibición de los espectáculos (Pupila de Agua y la Geometría de los Sueños) en 17 escuelas municipales. Este proyecto nos sirvió en años posteriores como base para realizar otros trabajos similares adaptados a la realidad de la comunidad educatva en ayuntamientos como el de Rivas, Arganda del Rey y Alcorcón. La casa incierta obtuvo el concurso posteriormente en los años 2007 y 2009 hasta su desaparición en 2010 y realizó un Proyecto de formación de los equipos educatvos de las 26 Escuelas Infantles Municipales en materia de artes escénicas, musicales y plástcas.

La Casa Incierta Urb. El mirador del Romero. c/ Chopo, 8. 28210 Valdemorillo. Madrid. España. Tel.: +34 91 899 30 20 – 677 39 66 59 – 678 47 70 92 – casa@lacasaincierta.com http://www.lacasaincierta.com


Además de las numerosas conferencias organizadas y realizadas por la compañía, hemos realizado también un Proyecto de formación para artstas y educadores en el Teatro Fernán Gómez de Madrid a lo largo de nuestra Residencia en el Teatro y en el Ciclo Rompiendo el Cascarón. Recientemente cabe destacar que la Casa Incierta forma parte del proyecto Grundtvig 2011-2012 con fondos Europeos para la formación de profesionales y padres que trabajan con la primera infancia. La casa incierta ya ha impartdo una serie de talleres en Chemnitz (Alemania) a lo largo de 2011 y seguirá haciendo un taller específco para madres adolescentes con sus bebés en el mes de diciembre de 2011 en Martnica (Francia). Por últmo cabe señalar que la compañía ha realizado más de 1500 funciones para la primera infancia y los recién nacidos desde su fundación; su carácter pionero y el gran desconocimiento general que hay al respecto nos ha llevado a formalizar un trabajo pedagógico previo, durante y posterior a cada función. Muchos adultos vienen por primera vez al Teatro con sus bebés y no saben cómo actuar, llegan cargados de miedos, prejuicios y temores que tratamos de deshacer cuidadosamente. Este trabajo viene muchas veces acompañado de Talleres específcos para padres y bebés o para educadores con bebés como los realizados en el Teatro Fernán Gómez de Madrid o de carácter internacional como los que hemos realizado en Francia en ciudades como Saint-Nazaire, Concarneau, Briec, Dihun, o Plonevez Porzay o en Brasil en ciudades como Sao Paulo, Rio de Janeiro o Brasilia. A raíz del trabajo de La Casa Incierta varios grupos de artstas en España y en Brasil han iniciado su trabajo dirigido a la primera infancia (tal es el caso del grupo Sobrevento en Brasil, y otros diez grupos más diseminados por todo el país, Antonio Catalano (Casa degli Alferi) en Italia, Hugo Pérez (Al flito de la Silla), en España por citar sólo algunos casos. Esta labor se completa además con la publicación de artculos en distntas revistas especializadas (como Cuadernos de Pedagogía, el Boletn de la Insttución Libre de enseñanza, la Revista Ubu, la Revista Primer Acto, Lazarillo etc...o en las numerosas entrevistas que damos en diferentes medios de comunicación como son la Radio, la Televisión o la prensa escrita internacionales.

La Casa Incierta Urb. El mirador del Romero. c/ Chopo, 8. 28210 Valdemorillo. Madrid. España. Tel.: +34 91 899 30 20 – 677 39 66 59 – 678 47 70 92 – casa@lacasaincierta.com http://www.lacasaincierta.com


Porqué un proyecto con adolescentes Hemos llegado a creer que el alma que habita en el almario de una persona es la misma que los hábitos que surca o que habitan su cuerpo, y que además, su ser es una copia a imagen y semejanza del hábito, copia a la que llamamos “traje”, y que no es otro que el traje que viste al personaje. Un personaje al que llamamos, por ejemplo, “adolescente”. Y decimos esta persona es adolescente y no decimos está adolescente. Contnente y contenido fundidos en uno como si la casa en la que habitamos fuera nuestro propio ser, del cual no nos podemos mudar. Hemos llegado a confundir las característcas más o menos estereotpadas del personaje “adolescente” con la naturaleza profunda y misteriosa de su ser. ¿Cuantas característcas nos vienen a la mente cuando alguien se signifca diciendo “tengo un hijo adolescente”?... y suspira. Ser “adolescente” es quizás uno de los mayores estereotpos, donde menos margen hay a la excepción, al error, a la diferencia y sobre todo a la singularidad del que habita en cada persona. Hay quien llega a califcar esta edad como una enfermedad pasajera. Quizás porque no llega a ver en profundidad qué esta pasando. Parece que todo adolescente forma parte de esa rebeldía sorda, vaga, y agilipollada que atribuimos a los cambios hormonales propios de la pubertad. Una rebeldía dialéctca que probablemente busca en la oposición con la autoridad algún motvo para no vivir una vida que damos por indolente, sobrada y aburrida. Muchas veces irrespetuosa y maleducada con los mayores otras con comportamientos que parecen autstas. Adolescencia unida a metamorfosis del cuerpo, acné en la piel y en el espíritu, anestesia de la vida y letargo somnolento. Una vida tribal al amparo de otros adolescentes y que marca con fuego las lineas de ruptura con los progenitores. Puede llegar a ser contradictorio pensar en un adolescente que ordena sus cosas, que limpia su cuarto, que ayuda en las tareas de la casa, que responde con cariño a sus padres... etc. Tanto es así que no nos llegamos a imaginar una conducta diferente de la que les asignamos, quizás fruto de la obcecada realidad. Llegamos a dar por hecho que los adolescentes son así o asá y punto, que son lo que aparentan ser. Aunque se trate de casos extremos o excepcionales, forma parte del imaginario del que escucha la palabra “adolescente” atribuirle además los gestos de violencia, de alcoholismo de fn de semana o de autodestrucción propios de una indigestón de mundo adulto en el que todavía es un niño o de infantlismo al que se trata como a un adulto. También la forma de vestr La Casa Incierta Urb. El mirador del Romero. c/ Chopo, 8. 28210 Valdemorillo. Madrid. España. Tel.: +34 91 899 30 20 – 677 39 66 59 – 678 47 70 92 – casa@lacasaincierta.com http://www.lacasaincierta.com


ha contribuido a colocar al adolescente en una frontera aún más rígida sobre las característcas del traje que lo defne como personaje sociológico extremadamente estgmatzado. Alguien a quien no se puede dar responsabilidades. Al lado del adolescente vemos una madre o un padre que sufre, se desespera, que se irrita o que simplemente se deprime en una profunda tristeza y sentmiento de perdida de un amor que se destruye, al mismo tempo que exclama: “¡Pero si yo lo todo hago por tu bien!”. Curiosamente, en el antguo teatro griego se le atribuía el nombre de persona al que era capaz de hacer sonar (per- sonare) la máscara. La persona era la voz que se encontraba tras la máscara. Esto nos lleva a pensar que como personas que somos, y sobre todo a partr de una determinada edad, cuando nuestro estado no se corresponde del todo con la expresión de nuestro ser y pasamos de “ser” a pensarnos cómo somos o no somos, cómo eramos o no o cómo seremos o no; nos vamos convirtendo en un compendio más o menos complejo de máscaras, de máscaras cerebrales llenas de gestos y expresiones medidas, en el que el rostro contribuye a tapar o enmascarar nuestra naturaleza profunda. ¿Y tu de mayor que quieres ser? Cuando a la persona le ponemos un traje (otra máscara), cuando hablamos de persona-traje o de persona con traje, acabamos por fundir del todo al ser profundo del individuo, con sus hábitos y gestos propios y únicos de su persona, con los trajes que le consttuyen como personaje. Creer que la verdad del alma de un ser humano, la profundidad de su ser, sea cual sea su edad, se defne por las máscaras que se pone a sí misma o que le atribuimos los demás, puede llevarnos a un desconocimiento de la persona sin traje, del ser único y misterioso que es cada ser humano y cuyas fronteras van mucho más allá de nuestra razón y comprensión. ¿Y quién esta detrás de la máscara del adolescente, de la máscara de la persona? Quizás sea ese que, como veremos en profundidad más adelante, vibra intensamente cuando juega al simulacro auténtco del teatro, al juego de cambiarse de máscara, y de desnudar la naturaleza profunda de su persona poniéndose otras. ¿Y cómo es esa naturaleza profunda, ese estado volcánico que es la adolescencia? Hemos desarrollado un temor a los volcanes en erupción, pero ¿no nos estarán dando claves del magma profundo de la humanidad? Sobre todo si pensamos que el arte dramátco se nutre esencialmente del drama como fuerza motora, tal y como lo hace el adolescente, dramatzando su vida en los polos de la Tragedia y de la Comedia. La Casa Incierta Urb. El mirador del Romero. c/ Chopo, 8. 28210 Valdemorillo. Madrid. España. Tel.: +34 91 899 30 20 – 677 39 66 59 – 678 47 70 92 – casa@lacasaincierta.com http://www.lacasaincierta.com


Las conductas condicionadas por los estgmas sociales no deberían alejarnos del impulso que alberga cada ser humano que nace, cada adulto que nace en cada niño adolescente. Cada ser humano es un universo antguo y profundo formado de innumerables cadenas genétcas y de innumerables transformaciones de la materia a lo largo de miles de millones de años. Desde este punto de vista, el adolescente no es el que adolece, al que le falta algo para ser completo, sino un compendio de océanos y mares profundos. Un ser en transformación, en plenitud de facultades para aventurarse y explorar terras desconocidas por la humanidad, para empezar a dar los pasos por si mismo que den sentdo al motvo de su nacimiento. Ese primer nacimiento de la concepción que le da la singularidad única y misteriosa de su ser, hecho que escapa a nuestra razón, a las medidas de espacio y tempo que conocemos. Etmológicamente, el vocablo “adolescente” indica a aquel que esta en la edad del crecimiento, es sinónimo de alimento, y esto, siendo una obviedad desde el punto de vista fsico no lo es tanto desde el punto de vista de la creación y de la investgación, que es el ámbito que nos concierne.

La Casa Incierta Urb. El mirador del Romero. c/ Chopo, 8. 28210 Valdemorillo. Madrid. España. Tel.: +34 91 899 30 20 – 677 39 66 59 – 678 47 70 92 – casa@lacasaincierta.com http://www.lacasaincierta.com


Porqué el teatro Decíamos antes que jugar (to play, como dicen los ingleses refriéndose a interpretar en el teatro o el jouer los franceses: el jugar) al simulacro del teatro tene una parte de vibración energétca asimilable por medio de la energía fotónica, o por medio de la vibración de la terra, del agua o del aire. Como decíamos antes, es la constatación de éste últmo elemento la que dio origen al concepto de persona. Las personas que nos dedicamos al teatro vemos con cierto malestar el papel que se le asigna a menudo al teatro como sinónimo de “fngir” es decir simular una acción de un modo falso. Lo dicen los locutores de deportes cuando un jugador de fútbol fnge una agresión del contrincante y éste afrma que ha hecho teatro. Pero no lo dice cuando 22 jugadores y un arbitro juegan al papel de ser “futbolistas” y otros, espectadores (el antguo coro griego) les miran y partcipan coralmente de su destno. La obra dura 90 minutos si no hay prorroga. Brook defnía el Teatro como “alguien que hace algo o dice y alguien mira”. Desde esta perspectva, un jugador que no se cree sufcientemente el papel de defensa, atacante o medio volante, un jugador que no se cree el signifcado de los colores que defende, que no se cree en defnitva el papel que desempeña en el equipo será difcil que gane la confanza del director de escena, del entrenador. Las reglas del juego deportvo son reglas que nacen en el teatro, del rito catártco del teatro. En el Teatro, al igual que todo acontecimiento que parte de unos condicionantes, de unas reglas de simulación y artfcio; lo más difcil, el reto, no es que sea falso en sí mismo, -como podemos imaginar del mismo modo que el reto de los jugadores de fútbol o de baloncesto no sea que el partdo esté amañado-, sino que el simulacro sea creído por los que interpretan y por los que miran y escuchan. El desafo, como decía Stanislavsky, es “creer en lo que se crea y crear lo que se cree”. Que el simulacro sea auténtco, ya sea en una actvidad deportva, teatral o polítca. Es en éste aspecto que el juego del teatro tene un enorme poderío, porque sabemos que la posibilidad de cambiar roles equivale a cambiar puntos de vista, a colocarse en el lugar del otro, a descubrir que cada instante es un poliverso con infnitas posibilidades de interpretación, y de recepción. El Teatro nos invita a ver el mundo de un modo diferente, a soñarlo de un modo diferente. La isla de Outopos, la isla que no existe, puede existr en el Teatro tal y como creía Thomas More cuando La Casa Incierta Urb. El mirador del Romero. c/ Chopo, 8. 28210 Valdemorillo. Madrid. España. Tel.: +34 91 899 30 20 – 677 39 66 59 – 678 47 70 92 – casa@lacasaincierta.com http://www.lacasaincierta.com


describía la isla de la utopía en el archipiélago Fernando de Noronha de Pernambuco Brasil. El Teatro fortalece la empata entre los seres humanos y es, por éste y otros muchos motvos, un vehículo de desarrollo de la sensibilidad. Es fundamental saber que el teatro, cuando es Teatro, disuelve las máscaras que tenemos como personas y es maravilloso presenciar cuando el espectador accede al pozo infnito del ser humano, que está en el escenario sin saber ninguno de los dos que lo que están compartendo ¡es una comunicación sin máscaras, y además a través de otras máscaras! Acceder al ser profundo del actor mediante tu ser profundo de espectador es el modo más directo de experimentar empíricamente que todo lo que nos habíamos imaginado que era un adolescente es FALSO. Y mientras el interprete juega, el espectador también lo hace.

Notas: Diccionario RAE adolescencia. (Del lat. adolescenta). 1. f. Edad que sucede a la niñez y que transcurre desde la pubertad hasta el completo desarrollo del organismo 2. pubertad. (Del lat. pubertas, -āts). 1. f. Primera fase de la adolescencia, en la cual se producen las modifcaciones propias del paso de la infancia a la edad adulta.

La Casa Incierta Urb. El mirador del Romero. c/ Chopo, 8. 28210 Valdemorillo. Madrid. España. Tel.: +34 91 899 30 20 – 677 39 66 59 – 678 47 70 92 – casa@lacasaincierta.com http://www.lacasaincierta.com


El proyecto

Desde el 2 al 25 de marzo queremos desarrollar un proyecto de formación intenso a través de un taller de artes escénicas en un Insttuto de la Comunidad de Madrid. Un trabajo previo de recogida de testmonios de los propios partcipantes, de sus compañeros del Insttuto y de sus familiares recogidos en video y grabaciones sonora, nos permitría construir la dramaturgia de una pequeña obra que serviría como colofón al trabajo realizado. Dicho material serviría además como video de todo el proceso. La muestra del espectáculo se realizaría durante dos días en un Teatro en la Comunidad de Madrid. El trabajo del taller girará en torno al tema de la construcción de la identdad afectva de las personas entre 12 y 16 años. Servirán como temas de referencia el trabajo sobre la fragilidad, los errores, la difcultad, la delicadeza o sobre la capacidad de maravillarse. Si bien todos los horarios y organización de grupos hay que acordarlos con el Insttuto partcipante, podríamos trabajar por ejemplo de lunes a viernes durante 1 hora y media o 2 horas diarias con un grupo de un máximo de 14 jóvenes. Trabajaríamos a partr del texto poétco “Y quién era yo antes de ser yo?, a través de lecturas y ejercicios teatrales. Trabajaremos sobre algunas palabras y gestos claves que defnan el esbozo de los acentos y los ritmos de la pieza. Una pieza que contaría con la colaboración de equipo de 4-5 personas: un músico profesional como es el pianista Mijhail Studyonov, con un cameraman profesional como es Marcelo Barbosa, dos profesores-directores que son Carlos Laredo (dirección escénica y dramaturgia) y Clarice Cardell (dirección de actores y musical), y Patricia Gorlino (dirección de actores y musical).

La Casa Incierta Urb. El mirador del Romero. c/ Chopo, 8. 28210 Valdemorillo. Madrid. España. Tel.: +34 91 899 30 20 – 677 39 66 59 – 678 47 70 92 – casa@lacasaincierta.com http://www.lacasaincierta.com

Si yo no adolezco de nada en español  

Dossier del taller Si yo no adolezco de nada en español

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you