Page 19

Por lo general, el charango tiene cinco cuerdas dobles, es decir, cinco pares de cuerdas, aunque en Perú, en la zona de Ayacucho, se estila 4 cuerdas simples: dos a cada extremo, y uno doble, “octaveado”, en medio. Los de caja cavada (o “laukeado”, por su parecido al laúd), son más comunes en Bolivia, mientras que en Perú son laminados, por lo que comúnmente se dice que parece una pequeña guitarrilla. Existen también charangos muy pequeños como el Walaycho, Maulincho o Chillador. Tambien charangos grandes como el Roncoco, Khonkhota y Charango mediano o mediana. El charanguista boliviano Ariel Villazón tiene una teoría interesante sobre el origen del charango. Él piensa que su origen resultó de una variante directa del Timple (Guitarra pequeña) de las Islas canarias, es decir que el charango es un timple Canario modificado. Las similitudes con la Vihuela y la Mandolina no parecen ser tan contundentes como las que tiene con el timple canario. Su hipótesis se basa en tres puntos clave: primero, la construcción y el tamaño son idénticos; segundo, las notas son las mismas en algunas de sus afinaciones; y por último, el propio término “charango” proviene de las “charangas españolas”, que son parecidas a las tunas o comparsas. Posiblemente los emigrantes hispanos solían interpretar en sus comparsas (charangas) acompañados de timples. De ahí el nombre de «charango». Otra coincidencia adicional y clara se puede observar en la forma abombada de la caja de resonancia del instrumento. También sugiere que la evolución desde el timple al charango se dio cuando los materiales para encordar cambiaron de tripa de animal a Nylon, y otros o seguramente a algún constructor se le ocurrió, al sustituir las cuerdas de tripa de gato por las de nylon, duplicar la cantidad de cuerdas para mejorar su sonoridad, siendo la única novedad la MÍ octava del centro. Como fuera, todo esto sucedió durante la época colonial. Recién en los años 50, el charango comienza a ganar popularidad en la ciudades grandes, donde era despreciado por sus orígenes campesinos.

sígueme en Facebook LaCarne Magazine

19

LaCarne Magazine Bolivia N3  

Hate, el metal que arrasa Bolivia Contenido: La Logia, Wookie Dread, Chorizo Caliente, El Temple Diablo, Raroneat´s, Sub Pub, Hate, Mucho Bl...

LaCarne Magazine Bolivia N3  

Hate, el metal que arrasa Bolivia Contenido: La Logia, Wookie Dread, Chorizo Caliente, El Temple Diablo, Raroneat´s, Sub Pub, Hate, Mucho Bl...

Advertisement