Page 1


el cielo de los animales Bego単a Ugalde

lacallepassy061ediciones


El cielo de los animales Begoña Ugalde La Calle Passy 061 Ediciones http://lacallepassy061ediciones.blogspot.com Edición virtual, 2010 Bordados en portada e interiores de Josefina González http://beibiylosanimales.tumblr.com/


el cielo de los animales Bego単a Ugalde

lacallepassy061ediciones


Cantan los pájaros, cantan, con todos sus trinos, gorgoritos. (Y me dan miedo.) Después, de la lluvia, el mediodía. Parece que todo está perdido ya, puesto en el agua. Marosa di Giorgio

El hombre emplea el gusto principalmente para juzgar si la comida es agradable o no. Este es probablemente también el principal uso que hacen de este sentido los peces, ranas, lagartos y mamíferos. Las aves, por el contrario, parecen tener el gusto y el olfato muy rudimentarios y confiar mayormente en sus ojos y oídos. de “La conducta de los animales” J.D Carthy


accidentes


Un pájaro cruza la ventana atraído por la luz vuela sin entender que el cielo está en otra parte.

*

Llegamos por diferentes caminos cargados de bolsas plásticas las direcciones anotadas rápido en los bordes de la mano.

*

No hay silbidos en los pasillos Ni flores sobre los muebles.

11


*

Porcelanas chinas sucias por el polvo que guardan las cosas que no son tocadas con frecuencia.

*

Sillones pegados a las paredes vasos quebrados manchas de vino que parecen islas.

*

Para evitar quemaduras la alfombra enrollada sobre sĂ­ misma como un pergamino absurdamente grande.

*

Son miles de casas iguales las que rodean la casa ajena muy pequeĂąos aquĂ­ dos pedazos desprendidos del ventanal. 12


*

Nadie mĂĄs lo ve sobre el refrigerador aletea con toda su fuerza su vuelo dĂŠbil no logra atravesar la oscuridad y el humo.

*

Alguien saca fotos dispara sobre el suelo y las paredes seguro que salimos borrosos mirando hacia cualquier lado hacemos un gesto de sorpresa y confusiĂłn.

*

Casi todos duermen en el living brazos doblados sobre brazos piernas rostros y espaldas que no reconocemos.

13


*

Intercambian sue帽os gastados casi blancos plumas o vasos por todas partes papeles de regalo.

*

Aunque est谩 muy sucio sigue siendo algo transparente el centro del coraz贸n la pista de baile.

*

Como hojas a las ramas la respiraci贸n se sostiene apenas somos manchas en el suelo junto a los abrigos.

14


*

Todo derramado en el mes贸n de la cocina restos de torta velas apagadas en alguna parte el coraz贸n latiendo apenas la lengua dormida por el vodka.

*

Como un vendaval silencioso busca la humedad del nido se estrella contra lo invisible.

*

Sacudimos la cabeza queriendo entregarnos un regalo improvisado una luz tan blanca que enceguece.

15


*

Detenido el corazón balanceamos nuestras manos en un último baile sin ganas esperando que por fin se desocupe el baño.

*

Bajo la gotera de la ducha nos desabrochamos con torpeza como abriendo un tesoro escondido o una postal esperada mucho tiempo.

*

La espalda desnuda en los azulejos imaginamos la calle oculta bajo la neblina el frío que pone fin a toda fiesta.

*

Hablamos en voz baja de esa sed que sólo la saliva puede calmar.

16


*

Disolverse en lugares rojos como el jugo en polvo es dulce.

*

La mirada descansa sobre algo que intenta desafiar la gravedad o el aire que no es aire es humo el pรกjaro tan solo irreconocible su plumaje pardo.

*

En lo oscuro los ojos de los animales y algo mรกs que no entendemos brilla. * Sobre los sillones de tapices floreados apoyamos nuestras cabezas para recordar el camino a casa.

17


*

De manera tan insistente afuera se anuncia la venida del sol.

18


pรกjaros


Como todos los amaneceres desde los árboles y los alumbrados se desata un canto idéntico.

*

Los pájaros escondidos en el follaje escaso del parque otro encuentro entre nosotros el corazón detenido parece que se rompen las ramas.

*

Comprenden ausente una parte del canto como un manojo de llaves perdidas los pájaros el encierro involuntario reclaman a coro.

21


*

Un ave menos es un amanecer detenido aclaran.

*

Y es tan parecido ese canto dices al de otras maĂąanas es tan parecido se sostiene e insiste se prolonga. Imagino el primer dĂ­a del mundo el ruido que deja la explosiĂłn.

*

Nuestros pasos apenas suceden en las veredas como las gotas de agua que golpearon tu cuello oculto en mi pelo y las baldosas.

*

Los perros rompen con hambre las bolsas de basura

22


y ladran a las primeras sombras mientras algunos todavía duermen.

*

Hay tantas cosas desparramadas sobre el pasto húmedo cuentas de luz deshaciéndose cuerpos pequeños de pájaros caídos.

*

De forma extraña los vidrios quebrados señalan nuevos accidentes.

*

En lugar de ojos hormigas trazando senderos al fondo de la tierra.

23


jaulas transparentes


En el pasto oscuro se besan y se tocan los que no tienen una pieza de otro color.

*

El pasto oscuro es en realidad un color perdido que es todos los verdes o todos los bordes.

*

Los perros perdidos se sacuden bajo la manguera que alguien olvid贸 cerrar.

27


*

Entre bocas que se prueban y hormigas te propongo escuchar la sangre que se mueve adentro los pulmones como acuarios rompiéndose.

*

Huellas de saliva sobre nuestras pieles dibujan un zoológico que podríamos habitar en jaulas invisibles los osos los perros las aves nosotros las islas.

*

Los caracoles dejan líneas brillantes sobre las piedras se deshacen al moverse quedándose por donde pasan.

28


*

Para entender a otras especies hay que olerse como los perros tocarse con los ojos abiertos mancharse con la sangre que ha caĂ­do al pasto.

29


cautiverio


Tomamos desayuno con la ropa impregnada de cenizas tratando de recordar nuestros nombres como si importaran.

*

Tazones con dibujos animados servilletas de papel dobladas por la mitad imitamos una rutina que no existe.

*

Sobre la cama el sol se estira tiĂąe nuestras espaldas como el tĂŠ el sudor se evapora y nos recuerda que el dĂ­a avanza. 33


*

Las sábanas son una hoja de cuaderno donde escribimos con los ojos vendados

*

Centímetros celestes cuadrados siameses dibujos hechos en conversaciones telefónicas.

*

Miramos sin hablar a los gatos que descansan lamiéndose lentamente sobre el tejado.

*

Las cicatrices que nos hemos regalado se rozan.

34


*

Al mismo tiempo pensamos que la felicidad es hablar de los gatos del vecino como si fueran nuestras mascotas.

35


animales en extinci贸n


Mejor no hablar mucho esta tarde y acostarnos cada cierto rato mientras dan en la televisi贸n un documental sobre animales que viven lejos

*

Discutir posibles zool贸gicos en las nubes interrumpidos por edificios o cerros incendiados el cielo naranjo por la contaminaci贸n.

*

Los aullidos no son tesoros enterrados en el patio no pueden guardarse en cajas debajo de la cama o en la boca lo que secretas se queda.

39


*

Desde hace días en el velador el vaso de agua a medio llenar junto a esa figurita china de dos gatos haciéndose cariño con un cascabel amarrado al cuello.

*

Levantarse a recalentar lo que sobró de pizza masticar rápido en silencio alimentar a las mascotas.

*

Afuera neblina espesa los otros gatos haciéndose cariño y peleando a la vez.

*

Despierto en la mitad de la noche toco mis dientes de a poco

40


las muelas los colmillos como una cordillera impenetrable veo que sigues aquí.

*

Entonces me asusta oír aullar a los perros como anunciando algo que no entiendo.

*

Recuerdo ese sueño que envuelve otro sueño la sequía de los campos en verano.

*

Me levanto para tomar agua al prender la luz las cucarachas escapan corriendo mis pies se enfrían sobre las baldosas entiendo que en la oscuridad se oculta el hambre.

41


*

El sonido del refrigerador es un murmullo tibio que me invita a dormir a su lado como las tortugas en invierno.

*

Un animal peque単o somos un animal que se extingue.

42


animales de la calle


Cómo si el comienzo del día ya no nos perteneciera Como si supiéramos saltar.

*

Cruzamos rápido la calle queda un sabor escaso como al mirar el borde de las montañas y saber que nunca estaremos ahí.

*

Recojo de la vereda pequeños vidrios rotos peces cansados de su acuario.

45


*

El Mapocho sin caudal me recuerda los espejos de esa pieza a la que no volvimos

*

Puentes en los que apoyĂŠ la espalda o me perdĂ­ antes de cruzar del todo como una hormiga nadando en pasta de dientes.

*

Sobre el puente venden animales inflables de colores brillantes compro dos para poner sobre mi cama o tirar al rĂ­o a ver si recuperamos algo.

46


lamerse


La lluvia golpea el techo con fuerza las fotos de paisajes exĂłticos que recortamos del diario se desdibujan a los pies de la cama.

*

Se trata de lamer lentamente donde la piel se ha roto hasta reconocer una cicatriz.

*

Esperar la maĂąana en el suelo de la cocina intentando escuchar el canto los pĂĄjaros sobre el alumbrado.

49


*

Con la mirada fija limpiar de a poco las heridas que nos hacemos fuera.

*

Es necesario buscar con la lengua los surcos dejados antes que la sangre se seque dejando una mancha oscura que la saliva no puede limpiar.

50


nuestras mascotas


Después de la lluvia el cielo duele un poco con sus nubes brillantes como piscinas vacías.

*

Las cosas están un rato húmedas en la calle los animales se secan con el sol huelen como lo que no queremos tocar.

*

Imagino a cada uno por su lado escarbando comida entre escombros recorto fotos y escribo con letras grandes: Se busca Se busca Responde al nombre de. 53


*

Pego bajo un poste de luz mis carteles sobre otros carteles me pregunto si alguien recuerda los rostros de los animales perdidos.

*

Entiendo que es necesario separarse para buscar los peque単os corazones que laten dentro de nuestras mascotas.

54


índice

Accidentes 9 Pájaros 19 Jaulas transparentes 25 Cautiverio 31 Animales en extinción 37 Animales de la calle 43 Lamerse 47 Nuestras mascotas 51


e l cielo de los animales de bego単a ugalde fue pensado y diagramado en los talleres de la calle passy 061 ediciones, manuel montt 1587, providencia, santiago de chile, durante el mes de marzo de 2011


El cielo de los animales de Begoña Ugalde  

El cielo de los animales de Begoña Ugalde. Poesía, La Calle Passy 061 Ediciones, 2011

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you