Page 3

OPINIÓN

LCC 521 Del 26 de abril al 2 de mayo de 2008

E s t a

e s

u n a

p á g i n a

d e

d e b a t e

l i b r e

d o n d e

l o s

a u t o r e s

q u e

i n t e r v i e n e n

e x p r e s a n

s u s

3

o p i n i o n e s

Miopía improvisada Antonio Godoy Propietario de la Galeria Tula-Print

¡E

n el reino de los ciegos, el tuerto es el rey! La ciudad no da para más. Tenemos los políticos que nos merecemos. ¡Mediocridad, mucha mediocridad es lo que hay! ¿Córdoba?, una ciudad de catetos. Ser de “fuera” y “hablar fino” tiene alguna ventaja: la gente se expresa sin ningún tapujo. La anterior letanía de quejas es una enfermedad general y común de los habitantes de muchas ciudades. Las oigo cuando regreso a Barcelona, cuando viajo a Santiago de Compostela o me alojo en Salamanca. Tal vez, y a modo de reflexión, Madrid se escape de esta pandemia porque seguramente “todo el mundo esta de paso”. Los que han vivido o viajado a Madrid me entenderán. Pero volvamos a Córdoba, que es lo que nos ocupa. Para empezar, y como remedio contra la enfermedad de la quejas, les planteo un sencillo ejercicio de miopía. No vean el bosque, sino el árbol. No vean la luna, sino el pulgar que tienen delante. ¿Listos? Primer ejercicio de miopía. Mirar con nostalgia lo que sucede y se genera culturalmente en Barcelona, Madrid o Sevilla no es el mejor espejo donde mirarse. Hace poco, en una conversación institucional, y al hilo de lo anteriormente dicho, se ponía sobre la mesa dos afirmaciones que torcieron el semblante de los allí presentes. Por un lado se decía que, pese a lo que se diga, en Córdoba existe una buena oferta cultural. Y por otra, el concepto de Córdoba-capital de provincia como “ciudad de segunda división”. Esta última idea incomodó a todos los asistentes, por aquello de que la ciudad de uno, es la ciudad de uno. Pero se argumentaba con números y datos estadísticos en la mano. Véase población, véase recursos económicos asignados y disponibles… Da que pensar…Al final asentimos con la cabeza, aunque como apunté en esa reunión, ser ciudad de segunda división no implica que no se exija una gestión “impecable” de los recursos y un buen hacer en proyectos creativos. Intenté explicar, por ejemplo, que el hecho de que Córdoba no estuviese en el escenario internacional de cierta museística era una situación dónde tampoco estaban Málaga, Salamanca o León hace unos años. Pero que gracias a diversos equipamientos y proyectos expositivos concretos hoy lo están. Hubo decisión política y consenso entre sectores económicos, culturales y políticos de las ciudades. Algo que en esta ciudad estamos lejos de conseguir, en especial por esa “guerra de guerrillas” entre los diversos poderes que rigen las

En la imagen, el acto de presentación de la programación del Festival de la Guitarra. /Foto: J.Huertos

realidades de nuestra ciudad. Y no hablo tan sólo de los políticos. Tal vez ciudades como las anteriormente citadas sean los espejos donde mirarnos y no tanto ciudades como Barcelona o Madrid. Segundo ejercicio de miopía: Capitalidad Cultural-2016. En primer lugar, felicidades por la campaña de imagen y marca entorno a la fecha del año 2016. Un pro-

Aeropuerto de Córdoba como fundamentos dinamizadores de la ciudad ¡Siempre la economía! No me quejo, aunque lo parezca. Solo constato una realidad al despojar a la Capitalidad Cultural de sus ropajes. Mucha gente podrá decirme que ser Ciudad de la Cultura Europea es un gran “spot”, como lo fue la “Expo” para Sevilla o las Olimpiadas para Barcelona. También

hay realidad económica que sostenga las nuevas infraestructuras- o si se optará por el modelo de las Olimpiadas de Barcelona o la “Expo de Zaragoza” donde hay un “después” del evento. Los políticos nos dirán que hay un “después” pero hasta ahora no hemos visto sobre el papel nada de esa realidad. Mientras, sobre el eje del río, aunque solo sea sobre plano, van creciendo equipamientos donde la economía y cultura se dan la mano y hablan del futuro de esta ciudad . La verdad, es que esta pareja siempre han ido juntas. Dónde había mecenas ahora hay grandes corporaciones y empresas. Donde estaba la Iglesia hoy están las Instituciones Públicas. Y en el medio, un fenómeno de la segunda mitad del siglo XX: el consumismo cultural del que somos actores y protagonistas. Nosotros, los ciudadanos de Córdoba.

“Mirar con nostalgia lo que sucede y se genera culturalmente en Barcelona, Madrid o Sevilla no es el mejor espejo donde mirarse” yecto de futuro, una ilusión que se puede convertir en expresión de una ciudad. Pero no nos engañemos, porque bajo su aspecto cultural, se esconde un gigante de intereses económicos en cuya base están incrustados el Palacio de Congresos y el

me argumentarán de los beneficios de las infraestructuras que se crearán… Pero lo preocupante, debido a la opacidad en la gestión de la candidatura, es si se seguirá el modelo inicial de la “Expo” o el “Forum” de Barcelona - donde tras el ”evento” no

PÁGINA TRES EL SEMANARIO LaCalledeCórdoba

Profile for El Semanario La Calle de Córdoba

El Semanario La Calle de Córdoba - Nº 521  

Edición impresa número 521 de El Semanario La Calle de Córdoba.

El Semanario La Calle de Córdoba - Nº 521  

Edición impresa número 521 de El Semanario La Calle de Córdoba.

Advertisement