Page 18

GESTIÓN DE LA ESCUELA PRIVADA SECCIÓN CONTABLE

Los beneficios impositivos en la actualidad Cr. Gonzalo

L. Peveri (asesor contable de AIEPBA) socio en Estudio Masoli & Asoc.

En este artículo intentaré hacer un breve resumen sobre los

beneficios que puede propiciar una buena gestión impositiva a toda institución educativa. La experiencia que adquiero en mi profesión muestra que, muchas veces, las personas que administran una empresa en este rubro, no vislumbran la incidencia que tienen los impuestos en la estructura económica y financiera de la misma. El primer punto a tener en cuenta es la inscripción de la empresa como PyME. Este trámite se realiza desde la página web de la Administración General de Ingresos Públicos (AFIP) y allí se categoriza a la empresa como: micro (ventas hasta 6.740.000 pesos), pequeña (hasta 40.410.000 pesos), mediana 1 (hasta 337.200.000 pesos) o mediana 2 (hasta 481.570.000 pesos). La renovación del certificado es anual y permite, entre otros beneficios, el de computar un importe mayor como pago a cuenta del Impuesto a las Ganancias -Ley 25.413-, dependiendo de cuál sea la categoría otorgada a la PyME. Aquellas asociaciones, fundaciones y entidades que no pueden inscribirse en el Registro PyME, tienen el beneficio de reducción de la alícuota del impuesto Ley 25.413, trámite que también se realiza por la página web de AFIP. El Banco Central de la República Argentina, a través de su Comunicación A6681, dispuso que los bancos no podrán cobrar comisiones a los depósitos en efectivo realizados por ventanilla en cuentas de titulares que sean micro, pequeñas o medianas empresas (MiPyMEs). Hasta ahora, este beneficio era contemplado para los depósitos realizados por personas humanas. Estar registrado en el registro también posibilita que no les cobren la nueva comisión. En lo relacionado a la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires (ARBA), tenemos los beneficios de exención en el Impuesto Inmobiliario (Art. 177 inciso l) y los Ingresos Brutos (Art. 207 inciso i). Ambas exenciones, mas allá de estar enunciadas en el Código Fiscal, deben ser tramitadas de acuerdo con lo establecido oportunamente por la agencia. En el caso del Impuesto Inmobiliario se puede tramitar por los inmuebles que pertenezcan o hayan sido cedidos en uso gratuito a los establecimientos educativos y sean destinados (total o parcialmente) al servicio educativo. En caso de que el inmueble haya sido cedido en uso no gratuito a los establecimientos también puede tramitarse la exención siempre que las contribuciones, tasas e impuestos que gravan el bien fueran a su cargo. En el caso de Ingresos Brutos es importante aclarar que, más allá de la exención, es obligación 16

del contribuyente presentar en tiempo y forma todos los meses la Declaración Jurada indicando el monto de ingresos solo a titulo informativo. La falta de presentación de una o más declaraciones, aparte de tener multa económica, vuelve pasible que se “caiga” dicha exención y haya que tramitarla nuevamente. Hay que recordar que de no tener momentáneamente la exención en Ingresos Brutos, posiblemente sean pasibles de sufrir retenciones bancarias onerosas. En lo relacionado con los impuestos y tasas comunales, no podemos hablar de una generalidad ya que cada municipio puede crear tasas y eximir total o parcialmente a sus contribuyentes. Las tasas municipales más comunes son “Servicios Generales” (conocida como Alumbrado, Barrido y Limpieza) y “Seguridad e Higiene”. Esta última (TSeH) en algunas jurisdicciones exime a las instituciones educativas, total o parcialmente, del pago. Es muy importante en este caso, leer el Código Fiscal u ordenanza de cada municipio a los efectos de saber si debe tributarse o no, y la forma de calcularlo. Al inicio de cada año, se debe revisar la Normativa Municipal porque pueden sufrir modificaciones las exenciones o la forma de cálculo. Por último, es importante aclarar que las instituciones educativas tienen el beneficio de reducción de las contribuciones patronales del Sistema Único de Seguridad Social (Impuesto 351 de AFIP), el cual se aplica en la confección del f931. Este beneficio está vigente desde el año 2001 y se renueva anualmente por un decreto del Poder Ejecutivo Nacional. El mismo tiene como contrapartida el deber de absorber el pago de las asignaciones familiares de los empleados. (En las empresas NO educativas, las asignaciones son abonadas por la ANSES directamente, no teniendo participación ni costo el empleador). En conclusión, vemos que como empresa tenemos relaciones directas con distintos organismos (AFIP, ANSES, ARBA, bancos, municipios, etc) y que las normas, leyes y resoluciones relacionadas con lo impositivo sufren modificaciones constantemente. Estas relaciones tienen un costo importante dentro de la estructura económica de nuestras empresas que podemos llegar a afectar negativamente si no estamos actualizados o asesorados en forma permanente. Un buen manejo de lo impositivo y contable ayuda a mejorar nuestras inversiones tanto en lo edilicio como en lo que respecta al mobiliario, las instalaciones, la tecnología o lo pedagógico.

Profile for LaberintosAIEPBA

Revista Laberintos AIEPBA  

Revista Laberintos AIEPBA