Page 1

 


Soldado Rojo (Andrea Mínguez) Li Zhensheng, nacido el 22 de septiembre de 1940, fue un fotógrafo que capto unas de las imágenes más conocidas de la Revolución Cultural China. Li trabajaba como periodista en el periódico Heilongjian Diarly que hacia propaganda de la revolución. Todos los periodistas de este periódico llevaban un brazalete que tenia impreso unos caracteres chinos que se traducían como "soldado rojo de las noticias" que mostraba una alianza con Mao. Su objetivo era fotografiar las imágenes positivas, las que estaban a favor de Mao, pero gracias a ese brazalete, Li pudo fotografiar la realidad, la cara negativa de la revolución, pudo fotografiar todo aquello que los periódicos no publicaban. Estas imágenes se hicieron públicas en el 1988. Li fue una víctima más de esta Revolución Cultural, y tuvo que trabajar en un campo de reeducación durante dos años.

Homenaje a Mao (Andrea Mínguez) En el vestíbulo del edificio del Comité Provincial Chino, los funcionarios del partido comunista hacer un último homenaje al Presidente Mao Zedong fallecido el 9 de Septiembre de 1976. Esta fotografía fue tomada el 15 de Septiembre de ese año por Li Zhensheng, periodista que fotografió durante la Revolución Cultural las escenas de palizas, de tribunales populares, ejecuciones, manifestaciones,... que reflejan el cataclismo social, económico y político que provocó la ruina humana en China. Aún así, esta imagen refleja que para muchos, Mao es una persona que merece recordar ya que, cómo dice el fotógrafo: «Fue un desastre humano como otros desastres que azotaron la humanidad a lo largo de la historia. Pero como dice un proverbio chino “todo lo malo puede convertirse en bueno”».

En el cadalso Rojo (César Dieste)


En esta foto vemos como dos personas llevan colgado de una manera ciertamente humillante carteles en chino que vienen a señalar su condición de opositores al régimen, algo que, como vemos en la foto, conllevaba ser tratado no peor que un animal. Uno de esos hombres, Wang Yilung, había sido Secretario Provincial del Partido Comunista. De nada le había servido el título cuando fue acusado de ser "un elemento negro del Partido" y ser arrojado probablemente a uno de esas lóbregas cárceles "revolucionarias", o ser directamente torturado para después ser expuesto como un trofeo frente a una multitud radical y sin piedad. Lo que estas personas debieron de sufrir o experimentar antes de ser ejecutados -o quien sabe que fue de ellos- , rodeados de aquella multitud que clamaba a voces un castigo debieron de ser casi un castigo peor que la muerte. La foto es una obra maestra que plasma a la perfección las dos caras de la Revolución Cultural; por un lado, el fanatismo y la gran cantidad de personas que la secundaron con la total de seguridad de estar haciendo lo mejor para su país, por otro, la violenta -y en algunos casos, monstruosa- represión llevada a cabo por el régimen chino. Esta misma imagen aparece en el libro, cuando el narrador evoca un recuerdo del padre de Luo, que se vio obligado a pasar por la misma situación.

Mi único crimen: ser "reaccionario" (David Márquez) En la foto aparecen dos personas de mediana edad, ciudadanos de China, situados en el centro de una muchedumbre, sobre una silla, inclinados, con la mirada en el suelo y detrás de un cartel en el que aparecen una serie de palabras en Chino en las que pone su nombre, y su crimen, en este caso, el crimen consiste en formar parte de una "banda negra". Aunque no estoy muy seguro de en que consiste este crimen, pero es muy probable que se trate de un comportamiento contrario a los ideales de Mao. Esto recuerda al momento en el que hay un flashback en la novela y se encuentran Luo y su amigo en una reunión en la que ponen en esta situación a los padres de Luo en el que escribieron su nombre, y su crimen: reaccionario. Este procedimiento demuestra cómo en el periodo de la Revolución Cultural, todo aquel que no tuviese, u obedeciese, el régimen de Mao Zedong, sería humillado, castigado, o, incluso, ejecutado

Larga gloria la Presidente Mao (César Dieste) En esta imagen, vemos a unos jóvenes que probablemente obligados o incitados por sus padres han decidido seguir el camino del perfecto revolucionario chino. Alzan orgullosos sus puños tras un cuadro del Gran Timonel. Seguramente también estarían presentes dirigentes revolucionarios que mirarían


con orgullo los jóvenes que han creado. El control de la educación, la censura de determinados libros y contenidos potencialmente peligrosos para la estabilidad del régimen y la lectura obligatoria de libros, como el Libro Rojo de Mao, marcarían a muchos jóvenes el camino que deberían seguir. Aquellos que por ser hijos de intelectuales o simplemente por ser denunciados acabarían en una forzosa reeducación que en muchos casos lo único que logró fue causar sufrimiento inútil. La figura de Mao que preside a los jóvenes, impecable, se elevó casi al nivel de deidad, de hecho, la mínima crítica a su persona o a su política acarrearía funestas consecuencias, como más de una vez tendría oportunidad de demostrar el Gran Timonel. Los jóvenes alzando el puño no dejan de recordarme a ciertos regímenes totalitaristas europeos que hubo hace mas de medio siglo. En el libro queda bastante claro como la figura de Mao es sagrada e inviolable -por ejemplo, cuando el jefe se relaja al ver que el violín tiene algo que ver con Mao- y el fanatismo y la fe ciega de los campesinos de las aldeas hacia su líder.

Publicitando el poder (Laura Cambronero) En la fotografía podemos una observar a un conjunto de personas fabricando lo que parece ser un cartel o una especie de pancarta relacionada con Mao. Ésta podría estar siendo realizada para publicitar al gobernante chino por todo el país y que, de esta manera, la gente confiara más en sus ideas y se hiciera más fiel a ellas. La imagen es del año 1967, es decir, uno de los primeros años de la Revolución Cultural, por lo que sería lógico el pensar que la elaboración de dicha pancarta pudiese estar relacionada con lo mencionado anteriormente, pues en esta época Mao quería ir contra todas esas personas intelectuales que, según él, introducían ideas capitalistas en su país; por lo tanto, con la elaboración de este tipo de carteles lo que se pretendía era hacer que la gente tuviera una visión comunista, al igual que Mao, y que rechazase las ideas capitalista, provenientes de occidente. Como consecuencia, suponemos que lo que parece escrito serán ideas revolucionarias o pensamientos del propio Mao. Un posible título para esta fotografía sería “Publicitando el poder

El, ella y el Libro Rojo de Mao (Laura Cambronero) En este cartel observamos a una pareja formada por un chico y una chica, la cual posee un libro rojo con la imagen de un hombre que debido a su parecido, lo más probable es que sea Mao; como consecuencia, dicho libro sería el famoso Libro Rojo de Mao. Este libro estaba constituido por citas y discursos pronunciados por el propio Mao y estuvo considerado como el principal icono de la China comunista durante la época de dicho presidente. En esta época era


obligatorio estudiar dicho libro y se podía penar el hecho de no conocerlo o de perderlo; se consideraba que los trabajadores eran más felices y más productivos si conocían las normas que venían escritas en éste. Su importante repercusión en este país hizo que todos los personajes que aparecían en los carteles que hacían propaganda del Partido Comunista, a excepción del propio Mao, lo hicieran con dicho libro en la mano. Este cartel podría tener como título “Él, ella y el Libro Rojo de Mao”.

El chapuzón rojo de Mao (David Márquez)

En la imagen se puede observar a una serie de jóvenes chinos vestidos con un bañador y un gorro a orillas del río Songhua, mientras leen el Libro Rojo de Mao, el único libro que estaba permitido en aquella época. Como bien se indica en la novela "Balzac y la Joven Costurera China” , cuando el Cuatrojos negaba tener libros ocultos en su maleta para no ser considerado reaccionario ya que el resto de libros estaban marcados de contrarios al régimen.. Esta inmersión es realizada para conmemorar el segundo aniversario del baño de Mao en el río Yangzi. Este acto, protagonizado por los jóvenes chinos en el año 1968, demuestra el fuerte aprecio, respeto y la gran admiración que los ciudadanos de China sentían hacia su líder Mao Zedong.

El baño de la victoria (Sonia Gracia) La gente se encuentra en el rio Songhua , están celebrando el primer aniversario del baño de Mao en el río Yangtze que era el símbolo de su vuelta al poder y el comienzo de la revolución cultural. Durante la revolución cultural se realizaban actos en honor a Mao como el que vemos en la foto. Con el libro tiene en común el símbolo de Mao como un dios ya que todos lo siguen y hacen lo mismo que hace él.

Un trabajo de todos(Laura Casero) Esta fotografía muestra una de las campañas de trabajos colectivos en el campo. Dado que una de los principales objetivos del comunismo era la eliminación de las clases sociales se ordenó a todas las personas, independientemente del puesto que


ocupasen en la sociedad, fueran enviadas al campo durante un tiempo de manera que todos supiesen los que era trabajar duro en los campos que lo hizo Mao en su juventud. Con esto se pretendía volver a los inicios de la ideología y dar valor al trabajo en común.

Un castigo ejemplar (Laura Casero) En esta imagen capturada por Li Zhensheng se observa la ejecución pública de varias personas, al fondo de la imagen se puede ver una multitud observando la ejecución. El hecho de hacerse de forma publica, tanto los juicios, como los interrogatorios o las ejecuciones tiene un doble carácter: por un lado un carácter ejemplarizante como aviso y amenaza a quienes no compartieran las ideas de la revolución cultural o contradijeran sus normas, y por otro lado haciendo participe a todo el pueblo de las decisiones tomadas por los dirigentes de la revolución.

El pañuelo rojo(Laura Casero)

El uso de la propaganda es fundamental durante la época de revolución, como lo es el papel de las nuevas generaciones a través de la fomento de una organización de la juventud comunista. La imagen representa el compromiso revolucionario desde muy temprana edad sobre el fondo de la bandera comunista. El hecho de que una joven adolescente ate el pañuelo rojo (símbolo revolucionario) a su hermano pequeño simboliza la unión del niño a la revolución, recibiendo el relevo que le proporciona su hermana mayor.

Como Dios(Laura Casero)

Para la mayoría de la población china Mao Tse-Tung era el hombre que había liberado el país, con todo lo que hizo ha llegado a ser un icono para el país un símbolo que no se olvidara. En este cartel se observa al Gran Timonel grandioso como un dios (para


muchos chinos lo fue), siendo alabado por la población y con la capacidad de controlar todo lo que ocurría en su país. Hay numerosos carteles e imágenes de aquella época en los que Mao se ve representado de esta manera.

Fiebre por el rojo (Paula García)

Esta fotografía es un cartel, en el que representa la revolución cultural china, en ella se ve como todo el pueblo lleva el libro rojo de Mao, el único libro que podía leerse en aquel periodo, en la historia que hemos leído esto se ve reflejado ya que el cuatrojos tenía escondidos libros prohibidos, aquellos libros que no podían ser leídos; científicos,occidentales, es decir cualquier libro que no tratara sobre Mao o su ideología .

Reeducar es olvidar quién eres.(Sara Floría) En esta fotografía nos muestra un grupo de personas en un campo de trigo. Antes de empezar o al terminar la jornada de trabajo, leyendo el libro rojo de Mao bajo la dirección del jefe de la aldea y portando un retrato de su líder político, Mao. La misma colocación de las personas en varias filas, ordenadas según su altura, las ropas sencillas, el cabello de los hombres muy corto nos da una idea de organización “como un pequeño ejército”. Podrían ser jóvenes enviados al campo para ser reeducados por los campesinos. Allí no había otra lectura que el libro rojo de Mao u otras publicaciones comunistas, además los campesinos en la mayoría de los casos no sabían leer. La reeducación consistía en el trabajo duro, alejados de sus familias y de todo lo que conocían.


Y como nos cuentan en el libro con la desesperación de saber que la vuelta a casa era prácticamente imposible. Según nos cuenta Dai en el libro, millones de jóvenes fueron enviados al campo para su reeducación. Su único crimen, ser considerados intelectuales.

Revolución Cultural  

Comentario de imágenes

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you