Issuu on Google+

Plataforma para la conservación y defensa de Toloño y su entorno

Torrolate Toloño eta bere inguruaren babes eta zaintzaren aldeko plataforma

Razones técnicas que impiden que el Golf & Wine prospere El objetivo fundamental que persigue la segunda propuesta de revisión de las Normas Subsidiaras de Labastida sigue siendo el de dar cobertura urbanística a un campo de golf privado que se pretende financiar con la recalificación de suelo para 750 “viviendas”.

do peticiones de otros colectivos para someter a referéndum la iniciativa más polémica en la historia de Labastida. Pero siempre se han estrellado contra el muro autoritario que impide a los vecinos expresarse democráticamente mediante consulta popular. La Alcaldía de turno viene recluyendo la voz del pueblo en los estrechos márgenes de unas informaciones públicas que despacha de la forma más rutinaria y despectiva. E incluso en esos trámites mínimos e ineludibles ha vulnerado el derecho de participación ciudadana. Lo ha constatado el Ararteko.

Operaciones inmobiliarias como ésta son las que han causado la crisis que todos, en mayor o menor medida, estamos padeciendo. Dada la práctica inexistencia de demanda, la oferta de desmesurados desarrollos urbanísticos como los que se proponen en Labastida carece de la más mínima racionalidad económica. En el año 2003, el campo de golf se presentó como la panacea que vendría a resolver todos los problemas de la economía local. Pero hoy a nadie se le escapa que la ordenación urbanística propuesta sólo serviría ya para engendrar meras “plusvalías de papel”.

El rechazo social, la lacra del transfuguismo y, sobre todo, la crisis del ladrillo deberían bastar para que los partidarios del golf&wine renuncien a su objetivo. Sin embargo, lo que han hecho ha sido lanzar una segunda versión que incurre en las mismas deficiencias técnicas que la primera. Torrolate ha denunciado hasta 28 infracciones jurídicas en sus últimas alegaciones (que pueden conseguirse en www.labastida-torrolate.org). Los ejemplos que siguen muestran que quienes defendemos el patrimonio natural de Labastida cada día somos más y estamos ganando también, otra vez, el debate técnico.

La obcecación en ese objetivo, por otra parte, tampoco resiste un debate político sereno. Cuando se ha sometido a la consideración del Parlamento Vasco y de las Juntas Generales de Álava, todos los grupos representados, excepto el PP, se han manifestado abiertamente en contra del golf&wine. En el propio Ayuntamiento, la unanimidad inicial se rompió hace tiempo y la mayoría necesaria para seguir adelante ya sólo se alcanza gracias al voto de un tránsfuga. Un síntoma más de la marbellización que, por desgracia, sufre nuestro pueblo.

La nueva propuesta de PGOU para Labastida si-

El objetivo en cuestión, en fin, se pretende imponer eludiendo el debate social que requiere. Durante todos estos años, pese a contar con el respaldo de miles de firmas, nuestros ofrecimientos de diálogo no han recibido del Ayuntamiento más que silencio cuando no desprecio e incluso algún que otro insulto. Tampoco han falta-

gue siendo innecesaria e insostenible

www.labastida-torrolate.org

Diciembre 2010. Nº 19 1


Diputación prohíbe la recalificación de Toloño El Servicio de Montes de la Diputación Foral de Álava remitió en junio al Ayuntamiento un informe al que hemos tardado en acceder pero que resulta ser de extraordinaria importancia. Al tener reconocido legalmente carácter vinculante -y salvo que lo haya recurrido, cosa que no nos consta- el Ayuntamiento no tiene más remedio que hacer lo que los técnicos de Diputación le ordenan. Y lo que le ordenan es que retire de su segunda propuesta la determinación relativa a la recalificación urbanística de los terrenos forestales que pretendían ocuparse con el campo de golf.

los cuatro vientos los partidarios del golf&wine, Diputación no trata de forma distinta a Labastida respecto a otros pueblos alaveses. Porque no está diciendo que no puedan ubicarse campos de golf en montes de utilidad pública. Lo que dice es que, para ello, estos montes no pueden perder su condición de tales -cosa que sucede cuando el título de uso no es una concesión temporal sino, como aquí se ha hecho, la cesión en propiedad a una sociedad privada-. Y añade, por supuesto, que esos montes concedidos tendrían que mantener su clasificación urbanística de suelo no urbanizable.

El Informe en cuestión comienza constatando que el Ayuntamiento pretende convertir en suelo urbanizable más de cinco hectáreas de terrenos forestales. Según el Catálogo de Montes, casi cuatro de ellas son monte de utilidad pública y no se pueden recalificar porque son inalienables, imprescriptibles e inembargables. El resto, aún siendo de titularidad privada, “constituyen enclavados” por lo que “difícilmente podrían pasar a constituir suelo urbanizable sin perjudicar al dominio público forestal” que les rodea. Gracias a este informe sabemos además que a primeros de año Diputación había advertido al Ayuntamiento del problema. Y que le ofreció dos posibilidades: o detenía la tramitación del plan hasta la resolución del deslinde o, de seguir adelante, excluía los terrenos forestales del suelo propuesto como suelo urbanizable. Una vez más, el Ayuntamiento hizo caso omiso y no obedeció. Aprobó su segunda propuesta urbanística como estaba, condicionándola a la suspensión de las determinaciones relativas al campo de golf hasta la resolución del deslinde. Pero ahora los técnicos forales le recuerdan que esa fórmula no es válida. El Informe explica también la situación en que se encuentra la tramitación del deslinde y aclara que las actuaciones practicadas sobre el terreno están ratificando la delimitación del monte de utilidad pública que se desprende del Catálogo. Por ello, la propuesta “debe excluir” la recalificación urbanística “de los terrenos englobados dentro del perímetro que oficialmente asigna en estos momentos la Administración Forestal alavesa a los montes de utilidad pública” afectados.

La nueva propuesta de PGOU, Sector 1

Parece que estas dos condiciones elementales que rigen en toda Álava son inasumibles para quienes tienen intereses en la operación inmobiliaria de Labastida. Pero ése es su problema. Por cierto; si consiguieran resolverlo, se encontrarían con una dificultad añadida porque el PTP sí prohíbe en Rioja Alavesa campos de golf en suelo no urbanizable preservado.

Las consecuencias prácticas de este pronunciamiento son de enorme envergadura. Pese a lo que propagan a 2


Nuestro ayuntamiento “pasa” de todo Desde los tiempos en que la Diputada Foral de medio ambiente y montes era Marta Alaña (PP) hasta los actuales de Estefanía Beltrán (PNV) y Mikel Mintegi (EA) todas las instituciones que lo han analizado han coincidido, al margen de siglas, en poner de manifiesto las carencias técnicas del golf&wine. La novedad que aporta el hasta hace poco Diputado de Medio Ambiente es, si acaso, la energía con que ha reaccionado ante el enésimo incumplimiento por el Ayuntamiento de Labastida de los deberes que sobre él pesan en materia de coordinación interadministrativa.

nes sólo se respeten por los Ayuntamientos cuando sus resultados les sean favorables. Porque no es un papel más sino la pieza clave que el Derecho comunitario impone para luchar contra el urbanismo salvaje y asegurar que los planes son, a partir de ahora, conformes con las exigencias del desarrollo sostenible. Para que ese concepto no sea un mero eslogan electoralista, los partidos deberían ser los primeros en exigir a sus alcaldes y concejales un exquisito respeto hacia estos informes ambientales, especialmente cuando son desfavorables. Si creen que vulneran la autonomía local por no ceñirse a aspectos reglados y de carácter supramunicipal, que los recurran ante los Tribunales. Pero si no, que se dejen de zarandajas leguleyas y de obscenos pataleos.

Y, sin entrar en detalles, es una reacción comprensible porque está en juego algo tan importante para el conjunto de Álava como es la eficacia de las evaluaciones ambientales que de los planes urbanísticos efectúan los técnicos de Diputación. No puede ser que esas evaluacio-

Fecha

Institución

Reproche

Reacción del Ayto.

21-09-2004 Diputación (Montes)

Primera denegación de permuta

Caso omiso

05-07-2005 Diputación (Montes)

Segunda denegación de permuta

Caso omiso

Deniega descatalogación de MUP

Caso omiso

07-2005 Diputación (Montes) 08-06-2006 Diputación (Medio Ambiente)

Informe preliminar de Impacto Ambiental: desfavorable 20-03-2007 Gobierno Vasco (Biodiversidad Afección a la Red Europea Natura 2000

Caso omiso

12-07-2007 Diputación (M. Ambiente)

Caso omiso

05-11-2007 Diputación (Montes) 17-12-2007 Comisión de Ordenación del Territorio del País Vasco (COTPV) 25-03-2008 Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) 25-04-2008 Ararteko 03-12-2009 Tribunal Vasco de Cuentas Públicas (TVCP) 17-12-2009 Diputación (Montes) 03-02-2010 Diputación (M. Ambiente) 14-06-2010 Diputación (Montes) 07-2010 Diputación (M. Ambiente)

Informe definitivo de Impacto Ambiental: desfavorable Prohíbe recalificar todo el área del golf Informe desfavorable: devuelve el expediente al Ayuntamiento para su reconsideración en profundidad No hay agua suficiente para el riego del campo de golf Aprecia violación del derecho a la participación ciudadana y ordena que se facilite su ejercicio. Censura la cesión de terrenos Censura la cesión de parcelas municipales a una sociedad privada por irregularidades graves Requerimiento para que revoque las cesiones de monte de utilidad pública Informe complementario desfavorable: la ordenación propuesta es ambientalmente insostenible Informe vinculante: impide la recalificación del MUP como suelo urbanizable Requerimiento para que acate el Informe ambiental complementario 3

Caso omiso

Caso omiso Elabora en 2010 una segunda propuesta con leves retoques Interpretan al revés Sin atender Se desconoce por el momento Pretende supeditarlo al resultado del deslinde en curso Discrepa Se desconoce por el momento No acata


Otro cuento de la lechera con moraleja para Labastida Había una vez un pueblo de la provincia de Ávila llamado Las Navas del Marqués. El Ayuntamiento, la Diputación y la Junta de Castilla-León se pusieron de acuerdo para hacer allí la “Ciudad del Golf”: 210 hectáreas que albergarían dos greens y 1.600 “viviendas”. Como siempre en estos casos, justificaron la idea en su interés para el desarrollo económico del municipio. Entre los tres constituyeron una sociedad anónima que luego vendió los terrenos -por concurso público- a una promotora. Después procedieron a la revisión del planeamiento urbanístico para recalificar los terrenos.

pre en estos casos, alegaban que los jueces se habían extralimitado en sus funciones pues habían entrado a controlar aspectos reservados a la discrecionalidad de la Administración. Pero el Tribunal Supremo ha rechazado su recurso (que reputa temerario, por lo que les condena además a pagar las costas del juicio). La Sentencia de 23 de marzo de 2010 recuerda que los jueces están, precisamente, para impedir la arbitrariedad de la Administración y confirma que la recalificación de los terrenos era ilegal. El proyecto no se puede llevar a cabo. Y colorín colorado; con esta decisión inapelable del Supremo, el cuento de la Ciudad del Golf de Las Navas del Marqués se ha acabado. Como siempre en estos casos, el final del cuento -feliz para el patrimonio naturaltendrá consecuencias que seguramente se podrían haber evitado hace siete años con otra actitud de las Administraciones implicadas. Sea como fuere, vaya nuestra más cordial enhorabuena para don Everardo por haber demostrado que con tenacidad y buenas razones es posible derrotar una vez más a Goliat. Y también por haber contribuido a establecer una valiosa jurisprudencia que ya nadie podrá eludir en casos similares y que es la siguiente: la Administración no puede convertir suelo no urbanizable protegido en suelo apto para urbanizar.

Pinares de Las Navas implicados en la operación

Durante el procedimiento, un tal don Everardo presentó alegaciones advirtiendo que los terrenos en cuestión tenían importantes valores naturales y que no se podían recalificar. Sus alegaciones fueron informadas desfavorablemente por el Equipo Redactor pagado por el Ayuntamiento y, en abril del 2003, el órgano autonómico competente otorgó la aprobación definitiva del nuevo plan. Don Everardo interpuso entonces recurso de alzada pero la Administración lo desestimó. Como siempre en estos casos, se le vino a decir que todo se había hecho respetando escrupulosamente la legalidad y, cómo no, con amparo en informes técnicos “rigurosos”. Pero el cinismo no pudo con don Everardo. Interpuso recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León. Arriesgaba tiempo y dinero de su bolsillo pero al final los jueces le dieron la razón. En Sentencia de 29 de septiembre de 2006, la Sala de Burgos anuló la recalificación.

Lo que nos quieren quitar en Labastida

Por ahí es por donde llegan hasta Labastida las moralejas que, como siempre en estos casos, apelan a la sensatez de cada cual. Y muy especialmente a la de quienes, después de esto, quedan obligados a escribir para el cuento del golf&wine un final inmediato que no cargue sobre los vecinos más facturas derivadas de la prepotencia e irresponsabilidad de su Ayuntamiento.

Esta sentencia no gustó nada a la promotora y la recurrió. El Ayuntamiento y la Junta también se sumaron, con dinero público, al recurso de casación. Como siem4


Torrolate nº 19