Page 1

ÓRGANO DE DIFUSIÓN DE LA AGRUPACIÓN

HOMBRE NUEVO

REVISTA DE DISCUSIÓN POLÍTICA /////////////

Diciembre 2012 - Enero 2013 Precio $4 / Precio Solidario $6

13

a h c lu la n e s jo ta a y a h No

VERDADERA EMANCIPACIÓN por la

derecha y los Frente a la oposición de reeditan viejas proyectos reformistas que continuar un o Alianzas se hace imperios fuerzas que de camino de acumulación de clase. garantice la independencia

TAMBIÉN EN ESTE NÚMERO...

ECONOMÍA

INTERNACIONAL

En Debate PÁG.8

La disputa por el control de Oriente Medio Entre la desaceleración y la crisis

Contacto: lallamarada@gmail.com.ar

La Llamarada por internet: http://lallamarada.blogspot.com/

http://agrupacion-hombrenuevo.blogspot.com/


2

PÁGINA

Nacional

4 No hay atajos en la lucha por la verdadera emancipación

PÁGINA

Internacional

6 La disputa por el control de Oriente Medio

Palestina Resiste 7 Por la definitiva independencia de Colombia PÁGINA Entrevista a Marcha Patriótica PÁGINA

En Debate

8 Sobre nuestra corriente política y su actualidad

PÁGINA

El guevarismo y el sentido del momento histórico

Economía

10 Entre la desaceleración y la crisis

PÁGINA

En Lucha

11 2º Congreso Nacional de Educacion

PÁGINA

Frigorífico offal: en lucha contra la precarización laboral

JUICIO Abriendo grietas ESMA en la impunidad Durante la última dictadura militar la Escuela de Mecánica de la Armada funcionó como uno de los más grandes centros clandestinos de detención y desaparición de Argentina. Por allí pasaron 5.000 luchadores populares, desaparecieron compañeros, se apropiaron a muchos niños nacidos en cautiverio. En la ESMA se formaron los represores. El pasado 28 de noviembre comenzó el tercer juicio oral por delitos cometidos en este centro clandestino. Se palpitaba un clima de sentimientos encontrados que expresaba la lucha tan dura y prolongada buscando verdad y justicia, el recuerdo de los compañeros, la alegría de sentar en el banquillo a los represores que los desaparecieron. A lo largo de este camino, son los organismos de derechos humanos junto con las organizaciones populares, los que resisten el juzgamiento aislado y parcial de los crímenes cometidos por el

aparato represivo estatal, con los que intentan desdibujar la verdadera dimensión del exterminio. La continuidad de los juicios no es más que por la persistencia de los organismos de derechos humanos que caminan las calles y que aportan a la investigación de manera sistemática. Por la lucha se ha logrado que 68 represores sean juzgados por la causa de cerca de 800 compañeros y compañeras que permanecieron detenidossdesaparecidos en este campo de concentración. Por eso consideramos que este juicio es histórico. Porque la impunidad es la atmósfera que ronda en los juzgados es que sabemos que solo con la movilización popular estos genocidas sentirán el peso de sus condenas. La justicia es una batalla política por la memoria y la verdad de un pueblo. Es la lucha de un pueblo que no transa con el olvido y el perdón manteniendo vivo el reclamo de juicio y castigo.

12 7d: “la madre de todas las batallas”

PÁGINA

Por un ambiente sano, por una vida digna

13 retazos de luchas que deben ser una

PÁGINA

Elecciones de delegados en clarin

Arte

“Tenemos un fuerte compromiso con los procesos de lucha” 15 PÁGINA Entrevista al Grupo de Investigación de Arte para la Transformación

María de los Ángeles Verón tenía 23 años al momento de ser secuestrada el 3 de abril de 2002. Hay pruebas suficientes para sostener que fue secuestrada y desaparecida para ser explotada sexualmente. Su madre, Susana Trimarco, desde entonces lleva una lucha incansable contra las redes de trata. Bien sabemos que las redes de trata no pueden existir, entre otras cosas, sin la complicidad de la justicia, de la policía y del poder político. Luego de diez años de una perseverante y prolongada lucha, hoy no hay justicia por Marita. El juicio, de gran repercusión nacional e internacional, se convirtió en uno de los casos más emblemáticos contra la trata de personas. El tribunal integrado por Alberto Piedrabuena, Emilio Herrera Molina y Eduardo Romero Lascano dio a conocer una vergonzosa sentencia ya que absolvió de manera unánime a los 13 acusados. La indignación que generó el fallo fue expre-

sada en las calles de todo el país mediante movilizaciones espontaneas y populares. El gobierno en vez de desmantelar las redes de trata, judicializa a quienes se manifestaron en contra de la impunidad frente a la Casa de la provincia de Tucumán en Buenos Aires. Repudiamos enérgicamente el fallo, a la justicia corrupta y a los poderes cómplices. Apostamos a la unidad en la lucha contra el capitalismo y el patriarcado que nos oprime y somete. Seguimos firmes en nuestra convicción de que es en la calle, con la unidad de quienes luchamos, la forma en que conseguiremos justicia en nuestros reclamos y lograr defender nuestros derechos. ¡Desmantelamiento ya de las redes de trata! ¡Ni una víctima más de las redes de trata! ¡Basta de violencias hacia las mujeres! ¡Juicio y castigo a todos los responsables!


3

PÁGINA

C

erca del Palacio de Tribunales de la Ciudad de Buenos Aires, puede leerse pintado en una cortina metálica: “¿Para quién hicieron la cárcel, si el rico nunca entra y el pobre nuca sale?”. El graffiti, de cuño libertario, rescata una vieja frase que también ha sido incorporada a la letra de una canción por un conocido grupo de punk-rock vasco. Esas simples y a la vez rotundas palabras enuncian una verdad popular indudable. Pero por si alguno dudase, ahí está la realidad para saldar debates. La pretendida imparcialidad de la Justicia y la tantas veces proclamada igualdad ante la ley se disipan en el aire ante el carácter de clase que ordena, por ejemplo, que los empresarios de la trata y sus rufianes son inocentes, pese a decenas de testigos y damnificados que desfilan por los tribunales tucumanos denunciando lo contrario. El escandaloso fallo absolutorio para los proxenetas acusados por el caso de Marita Verón, que pese a la lucha a brazo partido de familiares y organizaciones sociales arrastra más de una década de impunidad, despertó la sana indignación de gran parte de la población. Movilizaciones y repudios generalizados, incluida la pueblada frente a la Casa de Tucumán en la capital porteña, marcaron la reacción de los de abajo ante la impunidad sentenciada y rubricada en expedientes y fallos por los de arriba. El caso que recientemente dio entidad legal a la protección con que cuentan los poderosos para secuestrar, prostituir y hacer desaparecer, promete tener nuevos procesados… pero entre los militantes sociales que se movilizaron para rechazar el fallo de la vergüenza. El Estado que en los tribunales declara la inocencia de los traficantes de mujeres amenaza con causas judiciales a organizaciones y referentes que se manifestaron frente a la Casa de Tucumán en la C.A.B.A. Sergio Berni, Secretario de Seguridad, ha declarado en distintos medios ante las roturas en la fachada del citado edificio, con tono amenazante, que no cesará hasta encarcelar a los dirigentes populares a los que él hace responsables de esos hechos. En su prédica reaccionaria ha señalado a organizaciones enteras, como es el caso del Frente de Organizaciones en Lucha - FOL. Quien desde su cargo en la cartera de Seguridad poco hizo contra la

trata de personas, o por investigar el asesinato de Noemí Condori, militante del FOL Escobar, en la última semana no ha perdido ocasión para estigmatizar a dicha organización ante la prensa amarilla amiga de la mano dura. Además, el funcionario y ex carapintada repartió sus acusaciones hacia otras organizaciones, como es el caso del PTS. El calendario, con la obligada recordación de las jornadas del 19 y 20 de diciembre de 2001, puede aportar elementos en sintonía con los anteriores. ¿Quién pagó los casi cuarenta muertos del llamado “Argentinazo”? El pueblo que dejó el cuero en las barricadas frente al estado de sitio de un mandatario decadente y en huida no recibió siquiera el favor de ver tras las rejas a la última línea de sus verdugos. Por los asesinados en diciembre de 2001, once años después, hay condenados solamente seis imputados, todos del último eslabón en la cadena de mandos. De ellos, apenas cuatro cumplen prisión efectiva. Ninguno de los funcionarios, desde De la Rúa, hasta el ex Secretario de Seguridad Mathov o el ex jefe policial Santos, se encuentran detenidos actualmente. El fugado presidente se halla procesado aún, pero libre, pese a que se ha apelado su absolución, declarada por el juez Bonadío en 2007. Mathov y Santos conocieron apenas unas semanas de prisión preventiva durante 2002. Los caídos del pueblo, en la memoria colectiva; pero esperando una justicia que exceda el reconocimiento de los que luchan, mérito ganado para siempre. En semanas donde “per saltum” y otros términos latinos provenientes del Derecho pueblan las tapas de los diarios, y entre el gobierno y las corporaciones antes aliadas y ahora enemigas se intercambian chicanas judiciales por la llamada “Ley de Medios”, desde

Diciembre de 2001 diciembre de 2012

el Poder Ejecutivo se esgrimen discursos que invitan a “democratizar la justicia”. Los señalamientos presidenciales acerca del carácter corporativo de los jueces son tan ciertos como estructurales: ese supuesto llamado a la democratización de la justicia es una encerrona, un perro mordiéndose la cola. ¿Podría la Justicia, en tanto institución, mantenerse ajena a los intereses de quienes poseen todo, incluso el poder para matar impunemente, para tener prostíbulos en calles céntricas, para alimentar la maquinaria punteril con dinero del narcotráfico o la trata? ¿Podría la Justicia tribunalicia escapar a otros procesos de justicia? Sería extraño encontrar en las sentencias la equidad negada por la desigualdad existente en otros órdenes. Pero, además, y sin dejar de reconocer los logros populares logrados al hacer avanzar el juzgamiento a una parte de los genocidas de la última dictadura, ¿querría el gobierno que desti-

na más dinero al pago a acreedores externos de deuda que a Educación o a la Asignación Universal por Hijo democratizar seriamente esa estructura? ¿Puede ser un gobierno que acicatea a las mayorías populares poniéndolas como base de un sistema tributario regresivo, con impuestos al consumo y al salario, el que cuestione el carácter aristocrático del Poder Judicial? ¿No se sirve, acaso, tantas veces como otras critica, de esa misma estructura burocrática tan entrelazada con empresarios y funcionarios? En la conocida historia de Lewis Carroll, Alicia en el país de las Maravillas, la protagonista realiza un viaje fantástico y absurdo, en el que se ve juzgada de manera delirante por los reyes de un mazo de naipes. A diferencia de lo que sería una aparente paradoja, mediante la cual la Justicia hace que los culpables queden libres y los inocentes condenados, puede leerse una norma. Mientras el estado tenga el signo de los empresarios, sean los que obtienen sus fortunas mediante el tráfico de personas para ser explotadas sexualmente, o los que se nutren de la explotación en los campos envenenados de soja y pesticidas, o los que se forran de dinero gracias a quienes dejan la salud en las tan celebradas industrias, no podremos hablar de Justicia, sino muy parcial y acotadamente; tanto dentro como fuera de los tribunales. La pelea por justicia y contra la impunidad es y seguirá siendo bandera del pueblo en lucha, y no de los gobiernos, incluso los pretendidamente progresistas. La justicia que ansiamos llegará de manera definitiva junto con los cambios que nuestro país y nuestro continente necesitan: los que pongan fin a la explotación, los que planten la bandera de la libertad y el socialismo; los que además de hablar de igualdad ante la ley, concreten la igualdad ante la vida.

Ahora más que nunca, independencia de clase

ticas del sindicalismo ofrecen algo que se parece más a que participarán de la movilización del 19, pero señala ante un nuevo “pacto social” en puerta que la cgt oficialista y el gobierno nacional se aprestan a firmar, y un acto pre-electoral que a una medida de lucha real mos que, a nuestro juicio, la presencia de una parte de que pretende relegar nuevamente a los trabajadores y contra el ajuste. como pretendida expresión sindical de la izquierda en esa marcha tiene más chances de los cacerolazos de septiembre y noviembre hegemoni - legitimar una convocatoria teñida por el descrédito de sus ingresos, la burocracia sindical de las cgt de moyano y barironuevo y la de la cta micheli salen a zados por sectores reaccionarios, los dirigentes los dirigentes patronales que la convocan, que de dar incluyen reclamos como “la inseguridad”, e invitan con una disputa seria ante las bases por el rumbo de los movilizarse. tomando una agenda que no defienden conflictos en curso y los venideros. nuestra exigencia coherentemente, y que incluye la pelea por el salario, un rol protagónico nuevamente a actores como el las jubilaciones y contra el impuesto al sueldo, tanto “momo” venegas, la ucr o la federación agraria. de un plan de lucha sostenido y progresivo hacia la moyano como micheli dan rienda a sus sendas perspec - Desde la agrupación hombre nuevo, entendemos que cúpula de las centrales debe ser una constante, pero tivas electorales para 2013. mediante una movilización la unidad de acción en defensa del salario no debe ser ello no debe traducirse en ceder ante una maniobra anunciada provocativamente para este 19/12, fecha que confundida con una participación en actos planteados divisionista que tiene como perspectiva vaciar de contenido una fecha tan significativa para la izquierda en 2001 encontró a sus dirigencias vergonzosamente con oportunismo por el moyanismo o el fap. respeta ausentes de la lucha de calles, las direcciones burocrá - mos la decisión táctica de muchos luchadores clasistas como lo es el 20 de diciembre.


4

PÁGINA

No hay atajos en la lucha por la verdadera emancipación L

legamos a un fin de año con una situación compleja para los trabajadores. La inflación (superior al 20%) carcome nuestros salarios. No se han eliminado ni el impuesto al trabajo ni el tope a las asignaciones familiares. No se ha realizado ninguna reforma impositiva que modifique el sistema regresivo vigente. El trabajo precarizado se ha consolidado estructuralmente en torno al 40%. En este contexto, los acuerdos legislativos entre el Frente para la Victoria y el PRO van poniendo de relieve de manera cada vez más transparente qué intereses se han garantizado en estos casi 10 años de “modelo” kirchnerista. Frente a la oposición de derecha y los proyectos reformistas que reeditan viejas Alianzas se hace imperioso continuar un camino de acumulación de fuerzas que garantice la independencia de clase.

Panorama económico: Entre la desaceleración suave y los límites del modelo. El año 2012 estuvo marcado por el desarrollo de la crisis internacional que afectó relativamente al país. A diferencia de quienes atribuyen la desaceleración a la gran sequía y al freno impuesto por Brasil a las importaciones de automóviles, para muchos economistas no solo la coyuntura mundial fue la causa por la que Argentina dejase de crecer a “tasas chinas”: esto es consecuencia también de los límites estructurales del “modelo” de acumulación Kirchnerista. (Ver nota “Entre la desaceleración y la crisis” pág. 10) Ante el desequilibrio de las variables económicas, algunas de las cuales constituyen características estructurales de una economía capitalista y dependiente, el gobierno ha ensayado algunas medidas paliativas que generan tensiones entre los grupos empresarios, como el establecimiento de algunos mecanismos financieros que limiten la constante fuga de divisas. Sin embargo, una de las mayores vías de salida de dólares de nuestro país es el pago de la deuda externa. Montado en el discurso de “honrar las

deudas”, este gobierno ha garantizado desde el 2005 el pago en condiciones muy ventajosas al 93 % de los tenedores de bonos de deuda. “…si la deuda no es mía ni de él, es de los 40 millones de argentinos, que tuvimos que reestructurar”, declaraba muy suelta la presidenta en el acto por el día de la democracia. Ningún oficialista siempre afecto a hablar de soberanía nacional ha puesto en cuestión el grado de dependencia que esto implica a los capitales financieros internacionales, ni siquiera plantean una revisión de la deuda como otros gobiernos han hecho en los mismos marcos del capitalismo. Bastante escaso para presentarse ante la sociedad como una fuerza progresista y que defiende los intereses nacionales el limitarse a criticar a los fondos buitres, como se expresó en el reciente fallo, luego suspendido por tres meses, de la Cámara de Apelaciones de Nueva York que ordenaba al Gobierno a pagar U$S 1330 millones. Las perspectivas para el año que viene no son del todo alentadoras. Si bien se prevé un crecimiento del PBI, éste será muy leve, lejos del 7 u 8 % del los primeros años del kirchnerismo. Por otro lado, la inflación continúa afectando los ingresos de los trabajadores, mientras no se avanza sobre la estructura monopólica y especulativa que la origina. Los augurios del inicio de una recesión a escala mundial no mejoran el panorama.

Oposición patronal, burocracia sindical y la búsqueda del sucesor En los últimos meses, se han registrado cambios sustanciales en la coyuntura política. Si bien los distintos sectores que conforman la “Opo” no han podido todavía establecer un bloque unificado con una clara dirección, se ha profundizado la polarización kirchnerismo-antikirchnerismo, fundamentalmente a partir de las masivas convocatorias como la del 8N. Esta movilización con participación preponderante de los sectores medios y altos, aunque con presencia de trabajadores y empleados urbanos, ocupó las

{Textuales} … “A confesión de partes (O la boca del pez) Sobre el endeudamiento soberan o y los “los intereses comunes ”

calles bajo una agenda claramente conservadora, aún cuando se hayan adecuado las consignas para que fueran “políticamente correctas”. Lo cierto es que la derecha, que levanta un programa aún más regresivo para nuestra clase que el vigente (mayor liberalización de la economía, reducción drástica del gasto público, etc.), logró acaudillar en su iniciativa a otras capas afectadas por la falta de poder adquisitivo.

electorales del 2013, el problema de la sucesión es sin duda una de mayores dificultades que tiene el gobierno, y en la que no aparecen propuestas que satisfagan al núcleo duro del kirchnerismo, que no ha tenido hasta ahora la capacidad de consolidar ante la opinión pública algunas figuras candidateables que puedan renovar el Staff actual, con un panorama poco alentador para pensar en una propuesta re-reeleccionaria de cara al 2015 si no logra

Lo cierto es que la derecha, que levanta un programa aún más regresivo para nuestra clase que el vigente (...), logró acaudillar en su iniciativa a otras capas afectadas por la falta de poder adquisitivo. La ruptura del gobierno con Moyano fue clave en los reacomodos y alianzas que se vienen dando tanto en el terreno sindical como en la oposición política. Moyano fue uno de los actores más dinámicos, e inteligentemente articuló con otros sectores para constituirse como alternativa política. Muestra de ello fue el último paro del 20N, logrando nuclear en su esquema a sectores tan disímiles como el “Pollo” Sobrero, los sectores más recalcitrantes del peronismo como el “Momo” Venegas y Barrionuevo, así como a Michelli y Bussi mientras se acerca al ex ministro Lavagna, a Masa o inclusive a Scioli. Por su parte, la CTA Michelli, a pesar de su escasa capacidad de movilización, confrontó al Gobierno Nacional tanto en el plano sindical como en el político con una apuesta partidaria que se orienta hacia el FAP encabezado por Binner, quien, recostado en las patronales sojeras termina el año con guiños hacia los gendarmes y entablando relaciones carnales con la Federación Agraria, sectores de la UCR e inclusive del macrismo. En este escenario en el que los distintos armados opositores tienen aparentemente perspectivas más favorables para las disputas

Cena por el Día de la industria en Tecnópolis: Palabras de la Presidenta de la Nación lunes, 3 de septiembre del 2012 “Yo creo que el gran desafío que tenemos es lo que yo decía el otro día, cuando me tocó cerrar la reunión anual del consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil, muchas veces hemos dicho que hay intereses contr apuestos entre capital y trabajo y créanme que me he convenci do - al cabo de todo este tiempo - que no hay intereses más coincidentes que el de los empresarios con los trabajad ores.“

una reedición del Pacto de Olivos. El actual gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli con su estrategia de “no confrontación” ha ido ganando terreno desde sus comienzos en el Menemato. Aparece como la figura que podría canalizar el creciente descontento de los últimos meses. El Gobierno nacional ha intentado todo el año condicionarlo imponiendo a Mariotto como vice, bloqueando iniciativas en la Legislatura bonaerense, generando un conflicto gremial importante cuando no giró los fondos para pagar el medio aguinaldo. Llamativamente la ofensiva del núcleo duro del kirchnerismo en la provincia se ha desinflado luego del 8 N. Tanto es así, que los diputados camporistas votaron las últimas leyes provinciales como la de Hábitat, dando señales claras de tregua. Una ruptura implicaría costos muy grandes que el gobierno no está en condiciones de afrontar por ahora, como tampoco Scioli, que declaró en el último congreso del PJ su lealtad al proyecto kirchnerista y al liderazgo de la presidenta. Otro que ya se anotó para la carrera presidencial es el gobernador cordobés De La Sota que luego de haber tomado impulso

Conferencia Anual de la Unión Industrial Argentina: Palabras de la Presidenta de la Nación miércoles, 28 de noviembre del 2012 “lo que es más importante: hemos venido pagando puntua lmente desde el año 2005, sin acceder al mercado de capita les con fondos y recursos propios y lo vamos a seguir haciendo, porque vamos a hacer honor a nuestros compromisos como corresponde a un país que ha recuperado la autoesti ma. Y parte de esa autoestima es cumplir, precisamente, con nuestros compromisos.”

Acto de presentación del Plan Nacional Estratégico de Seguros: Palabras de la Presidenta de la Nación martes, 23 de octubre del 2012 “llevamos pagado exactamente en materia de deuda con las reservas, 23.961 millones de dólares desde el año 2010 en que decidimos afectar parte de esas reservas, sin contar los 9.500 millones de dólares que néstor pagó al Fondo Monetario internacional tomándolo también de las reservas. observen: casi 35.000 o un poco más o un poco menos de millones de dólares. ”


5

PÁGINA

con los debates por la coparticipación de las provincias se siente seguro para postularse como opción en el podio opositor. Demás está decir que ninguna de estas supuestas alternativas representa un avance para los sectores trabajadores y populares. Por solo mencionar este año, las propuestas de gobierno en la provincia de Buenos Aires y Córdoba no tienen nada que envidiarle a los ajustes de la década del ‘90. Es cierto que el gobierno nacional ha tercerizado el ajuste haciéndole pagar los platos rotos a los gobernadores, pero esto no quita la responsabilidad de las gestiones provinciales que han recortado salarios y reivindicaciones ganadas por trabajadores estatales y el gasto social en salud y educación para los cientos de miles de familias pobres de esas provincias.

El pacto La ofensiva del PRO en complicidad con el FpV contra los trabajadores y pobres de la Ciudad de Buenos Aires es escandalosa y expresa los acuerdos de fondo entre ambos gobiernos, más allá de las diferencias y los cruces verbales. Por un lado, han intentado votar un paquete de leyes que al mejor estilo neoliberal prioriza la especulación inmobiliaria por sobre el derecho a la vivienda de miles de familias. Los legisladores kirchneristas devolvieron el favor por el aporte que diputados del PRO hicieron en la votación de la ley de ART al servicio de la UIA, y en la Ciudad garantizaron que se proponga una serie de leyes cuya única meta es favorecer a las constructoras, como el Grupo IRSA que planea por ejemplo, la construcción de un barrio para ricos “Solares de Santa María”, en detrimento de espacios públicos y de terrenos que podrían ser destinados a otras necesidades sociales. El acuerdo supervisado por figuras como Ritondo, Dante Gullo y Kicillof implica no sólo votar estas leyes sino participar en el negociado inmobiliario que mueve millones de pesos al año. Luego, a casi un año de hacerse el desentendido, el gobierno porteño aceptó la gestión del subte, con un proyecto que implica una regresión de las conquistas que legítimamente ganaron los trabajadores organizados en la AGTSYP: cuestiona el derecho a huelga y la jornada de 6 horas por trabajo insalubre, entre otras medidas. Ante la protesta de los trabajadores del subte, el gobierno nacional apoyó a la burocracia de la UTA.

El paro nacional

El 20 de noviembre la CTA Michelli y la CGT Moyano convocaron al primer paro general de la era kirchnerista. También participaron sectores enrolados en la CGT Azul y Blanca y la Federación Agraria. La convocatoria superó las expectativas de los propios organizadores. Fue fuerte sobre todo en servicios y estatales, pero más débil en el sector industrial, donde la mayoría de los sindicatos está alineada con la CGT- Caló. Moyano, sin tener la capacidad de parar el país, logró arrastrar a distintos sectores garantizando un paro contundente sobre todo por su efecto político masivo. Los piquetes en rutas, accesos y puentes tuvieron un lugar destacado en la jornada, garantizados sobre todo por fuerzas de izquierda que mostraron su capacidad de acción. A la vez, la contundencia del paro se dio por la adhesión de los señaleros de los ferrocarriles y en el Sarmiento por la conducción de la Bordó. En los gremios controlados por los sectores burocráticos el paro se acató sin discusión o asambleas, simplemente se bajó la directiva de no ir a trabajar. La importancia del paro también puede medirse por la respuesta del gobierno. A diferencia del silencio frente a la masiva movilización del 8N, la presidenta respondió el mismo día en cadena nacional y en forma virulenta, hablando de extorsión, aprietes y descalificando los reclamos y métodos de lucha. Igual distancia tomaron empresarios y políticos patronales que, preocupados por la capacidad y potencialidad de la acción de los trabajadores, insistieron en diferenciarse de estas formas de lucha. Sin embargo, la justeza de reclamar (reconocida hasta por la CGT y CTA oficialista) por la actualización del salario mínimo hasta los $5.000, o la eliminación del impuesto al salario; de pedir el 82% móvil para todos los jubilados o la derogación de la llamada “Ley Antiterrorista”, se ve desdibujada por los proyectos políticos de Michelli y Moyano. Si bien es cierto que a pesar de estas direcciones burocráticas aquí se

jugaron intereses de nuestra clase, es central la participación de los sectores combativos y anti-burocráticos para disputar la orientación política de las organizaciones obreras, sin hacer análisis exitistas. No es cierto que las bases impusieran el paro a la burocracia, ni que rompieran definitivamente con el kirchnerismo. Hay bronca, descontento, impacto material del ajuste sobre la capacidad de compra del pueblo, pero esto no se traduce en una acumulación desde una orientación alternativa por izquierda. La potencialidad de la izquierda en la jornada fue capitalizada por Moyano, con un programa político que nada tiene que ver con los intereses de clase de los trabajadores.

El día D Finalmente el anunciado 7D no fue lo que el gobierno esperaba. La Corte Suprema desechó el pedido de per saltum del gobierno y si bien el juez Alfonso dictaminó luego la constitucionalidad de los art 161 y 45 de la Ley de medios, el efecto político-simbólico que esperaban generar se neutralizó, quedando el gobierno más debilitado. (Ver nota “La madre de todas las batallas” pág. 12). Como venimos analizando, en los últimos meses el gobierno viene golpeado y se ve poca iniciativa y capacidad de respuesta. Dentro de las filas del oficialismo el discurso es que no hay derrota, pero las tensiones hacia la interna son crecientes. Las contradicciones afloran, siendo difícil a los sectores más progresistas del kirchnerismo justificar las políticas oficiales antipopulares que intentan desdibujarse con fuegos artificiales y megarecitales como en la movilización del 9 de diciembre por el “Día de la democracia”.

Perspectivas Asistimos a una situación de mayor polarización política con un empeoramiento de la situación económica.

Esto sin duda plantea una crisis política al gobierno pero que no significa una crisis de su gobernabilidad ni una pérdida de su hegemonía. Si bien hay una mayor disputa inter-burguesa, todos los sectores de la clase dominante acuerdan en la necesidad de mantener un orden institucional que les permita acumular ganancias. La táctica de ofrecer medidas de corte progresivas para sortear momentos de crisis, rasgo distintivo de la fracción de la burguesía que es sostén de este gobierno, se encuentra limitada por las condiciones económicas. El margen de maniobra se achica. El gobierno tiene menos posibilidades de realizar medidas de corte “progresistas” que le den aire, si no toca algún interés del capital. Por supuesto que puede seguir en un esquema de medidas simbólicas (como mega-festivales, o al estilo matrimonio igualitario), pero esto tiene límites concretos. La presentación del Presupuesto Nacional 2013 que prevé un gasto social por debajo de la inflación real, indica por qué lado vendrán las líneas generales de la política oficial. Por ello, más allá de la crisis política y económica actual y previendo una mayor conflictividad salarial y social el año próximo, es preciso cuidar como el bien más preciado la independencia de clase y huir como de la peste de cualquier atisbo de posiciones camaleónicas y reediciones de proyectos reformistas, para no contribuir a una nueva derrota de nuestro pueblo. Mantener la independencia de clase, forjando activamente espacios para el reagrupamiento de los que luchan nos permitirá acumular fuerzas y consolidar espacios intermedios que den respuestas políticas en la calle, poniendo en discusión un programa con un verdadero proyecto emancipatorio para nuestro país; para que la ardua lucha por el socialismo se dé en el terreno concreto, y no sólo en los volantes. No hay que desesperarse, confundirse, ni buscar atajos. Conservar una perspectiva de izquierda, anticapitalista, radical y por el socialismo, que no se diluya en ningún proyecto reformista, sigue siendo la tarea central. Agrupación

Hombre Nuevo

Diciembre de 2012


6

PÁGINA

La disputa

por el control

de Oriente Medio A partir de la crisis iniciada en el 2007 todo indica que se desplegará una nueva fase recesiva en las economías desarrolladas y que sin duda impactará en toda la economía mundial. En este marco, las disputas inter-imperialistas por el acceso a los recursos naturales y posiciones geopolíticas estratégicas se ha agudizado. El recrudecimiento de los enfrentamientos en Medio Oriente marca la pauta de hasta dónde está dispuesto el capital a llegar para asegurar sus intereses. Palestina, los orígenes de un conflicto La ocupación colonial moderna por parte de las potencias europeas constituyó un punto de ruptura con la época anterior de desarrollo del pueblo árabe. La decadencia del Imperio Otomano, antiguo ocupante de la región, permitió a Francia e Inglaterra apoderarse del territorio, protegiendo sus rutas comerciales hacia la India y el “lejano oriente”. En 1839 los ingleses ocuparon Yemen y fueron extendiéndose hacia Qatar, Bahrein, Omán y Kuwait. Los

franceses desembarcaron en Argelia y se dispusieron a conquistar todo el norte de África. Tras un acuerdo en 1916, ambas potencias se dividieron la región y coronaron monarquías aliadas que asumirían la forma de países seudoindependientes. En 1922, la Sociedad de las Naciones otorgó a los británicos un mandato legal sobre el territorio de lo que hoy es Palestina, incluyendo parte de la actual Jordania, mandato que sostuvieron hasta 1948. Por otra parte, hacia fines del siglo XIX, como respuesta a las persecuciones que sufría la comunidad judía en todo el mundo, surgió el movimiento sionista, planteando que la única forma de combatir el antisemitismo era la creación de un Estado judío1. Así, miles de judíos comenzaron a llegar

a Palestina a fines del siglo XIX y principios del XX, con el objetivo de construir allí un estado sólo para los judíos. Finalizada la Primera Guerra Mundial, las potencias vencedoras reorganizaron el mapa europeo con el objetivo de debilitar a Alemania, pero también de “llenar” los espacios “vacíos” que habían quedado en Medio Oriente luego de la crisis de los imperio ruso, austrohúngaro y turco. Durante la guerra, el imperio inglés, para obtener apoyo de la comunidad judía internacional, había prometido establecer una “patria para los judíos” que agrupados bajo la famosa consigna “un pueblo sin tierra para una tierra sin pueblo” buscaban legitimar la colonización de Palestina. “El sionismo – como explica P. Brieger- no apareció fuera de la historia, fue un subproducto de la expansión del capitalismo y la apropiación de las colonias por parte de las principales potencias europeas. Por esta razón los líderes del movimiento sionista siempre buscaron apoyarse en los países que mayor influencia tuvieran en el escenario político internacional. (…) Solamente por medio de una gran potencia mundial podrían conseguir un territorio”2. La política de exterminio nazi en Europa aumentó el flujo de inmigrantes y, al finalizar la Segunda Guerra Mundial, árabes y judíos reclamaban su derecho a tener un estado propio, lo que se conjugó con la necesidad de las potencias capitalistas de consolidar su dominio sobre un territorio clave en términos geopolíticos y de recursos naturales. Frente al repliegue de Francia e Inglaterra, los Estados Unidos, primera potencia capitalista mundial a partir de entonces, apoyaron de manera incondicional al Estado de Israel, siendo este territorio una cabeza de playa más que estratégica en la región en el marco de su enfrentamiento con la Unión Soviética y el campo socialista. En 1947 la Asamblea de Naciones Unidas decidió la partición de Palestina en dos Estados y en 1948 proclamó la creación del Estado de Israel. La creación de este Estado no establecía fronteras claras que delimitaran el territorio. Frente a esto, la Liga Árabe, integrada por Egipto, Arabia Saudita, Irak, Jordania, Yemen, Siria y Libia, que la habían fundado en 1945 con el objetivo de coordinar y constituir una alianza colectiva defensiva, le declaró la guerra. Con el apoyo financiero y armamentístico norteamericano, Israel ocupó casi la totalidad del territorio que había pertenecido a Palestina, a excepción los territorios de Cisjordania (controlados por Jordania) y de una franja de tierra sobre la costa del Mediterráneo – la franja de Gaza – que fue controlada por Egipto. Durante la guerra, el ejército israelí además de masacrar a la población civil, destruyó más de 500 ciudades y pueblos, con el objetivo de impedir el regreso de sus habitantes, sólo unos 100 mil lograron quedarse. Los palesti-

nos fueron así expulsados y hoy se calcula que más de 5 millones viven en campos de refugiados. Desde entonces y durante las décadas siguientes, se desarrollaron varias guerras entre el Estado de Israel y países integrantes de la Liga Árabe. Además, con el objetivo de movilizar al pueblo palestino para recuperar su territorio, grupos de refugiados árabes y varias organizaciones formaron la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), en 1964. En 1967, durante la llamada Guerra de los Seis Días, Israel destruyó la capacidad aérea de Egipto, Jordania y Siria y controló la totalidad de la península del Sinaí, la franja de Gaza, Cisjordania y parte de Siria, ocupando un territorio 4 veces mayor al que tenía en 1949. En 1973, frente a la situación de aislamiento de Estados Unidos luego de la derrota de Vietnam, Egipto y Siria lanzaron un ataque simultáneo el día del Yom Kippur, para recuperar los territorios ocupados. En esta oportunidad, fue clave la actuación de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) que mantuvo el embargo de las exportaciones a las potencias occidentales que apoyaban a Israel, lo que determinó que la OTAN y la ONU promovieran un alto el fuego.

Siria Las manifestaciones populares que se iniciaron hace unos siete meses fueron fuertemente reprimidas por Assad. Si bien no cabe duda de que el régimen de Bashar al-Assad en Siria sea antidemocrático y represivo, no puede sostenerse que la población entera se oponga al mismo y constituya una única “oposición”. Al contrario de países como Egipto donde hubo un rechazo mayoritario a Mubarak, el régimen sirio todavía goza de apoyo entre algunos sectores, incluyendo las élites de negocios y las minorías étnico-religiosas. El Consejo Nacional Sirio (CNS), representado en los medios como la principal coalición opositora, está compuesto básicamente por exiliados que han buscado remover a Assad del poder desde antes de la primavera árabe, siendo también el defensor principal de la intervención militar extranjera. Al lado de esa oposición hay otra de carácter local, que se agrupa dentro del Comité Nacional de Coordinación, y que favorece el diálogo por encima del conflicto y la injerencia internacional. El brazo armado del CNS, el Ejército Libre Sirio, congrega a casi 100 grupos armados distintos, algunos no nacionales, y opera de forma descoordinada. Hay creciente evidencia de que tanto las fuerzas oficiales como las de la oposición – que están siendo armados por Arabia Saudita y Qatar y entrenadas por Turquía y Estados Unidos – están perpetrando las atrocidades que ya se han cobrado más de 18 mil vidas. Tanto la inestabilidad política en Siria como la alianza entre Damasco y Teherán (Irán) son una amenaza para los intereses estratégicos estadounidenses que desde hace meses ha apoyado abiertamente un cambio violento de régimen que garantice un gobierno aliado para un país cuya ubicación geográfica es estratégica – comparte fronteras con Israel, Irak, Turquía y Líbano. Por su parte, la oposición de Rusia y China, que han vetado varios intentos del Consejo de Seguridad de la ONU de legitimar una intervención en Siria, responde también a que la relación rusa con Siria es fundamental para sus intereses geopolíticos y comerciales en Medio Oriente. Un gobierno pro occidental en Siria debilitaría la influencia de Rusia, que no podría continuar disponiendo de las facilidades que ahora tiene su flota de guerra en el Puerto de Tartús, única base de atraque y abastecimiento de sus barcos en el Mediterráneo. En este marco, el inminente emplazamiento de baterías de misiles Patriot de la OTAN en la frontera de


7

PÁGINA

Por la definitiva

Turquía con Siria es parte de la preparación de una operación militar contra el país árabe.

La disputa por el control de Oriente Medio En la reciente ofensiva del ejército israelí a la franja de Gaza - que comenzó el 14 de noviembre con el asesinato del jefe militar de Hamas Ahmed Jaabari- la fuerza aérea israelí asesinó a cientos de personas, en su mayoría ancianos y niños, tras bombardear indiscriminadamente edificios civiles, jardines de infantes, campos de refugiados. A diferencia de otros ataques, en esta oportunidad la “comunidad internacional” criticó los salvajes bombardeos y en cientos de ciudades el mundo (también en Tel Aviv donde se movilizó la izquierda israelí) los pueblos se manifestaron para repudiar los ataques y exigiendo al Estado de Israel el fin de la ocupación del territorio palestino. Tras la mediación de Egipto, Israel y el gobierno de Hamas firmaron un “alto el fuego”, como si los misiles lanzados desde Gaza y bloqueados por la cúpula antimisiles israelí pudieran ponerse en pie de igualdad con la fuerza aérea del Estado judío. Por su parte, la Asamblea General de Naciones Unidas aprobó por mayoría absoluta una resolución que reconoce a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) como un Estado observador no miembro. La resolución, reafirma además el derecho del pueblo palestino a la autodeterminación e independencia en un Estado de Palestina a partir de las fronteras de 1967 y expresa la “urgente necesidad” de reanudar y acelerar las negociaciones para alcanzar un acuerdo de paz “justo, duradero y completo” entre palestinos e israelíes. Sin embargo, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha anunciado el relanzamiento de la construcción de colonias en esta zona. Este proyecto que partirá en dos a Cisjordania, reanuda la ira del pueblo palestino que no tiene paz frente a la política imperialista. Y es que en la estrategia imperialista por el “rediseño del Oriente Medio Ampliado”, como lo llaman los norteamericanos, existe la necesidad de “romper el eje de resistencia contra el sionismo”, en el que se unen Irán, Irak, Siria y Palestina. Pero como decíamos más arriba, la disputa por el control geopolítico de ese territorio clave está estrechamente ligada con el factor económico. A los recursos ya conocidos de la región se suman ahora inmensas reservas de gas natural en el sudeste del Mediterráneo que han sido descubiertas recientemente. El centro de ese yacimiento está cerca de Homs, en Siria (más exactamente en Qara). Como en la Guerra del Golfo Pérsico, como en la invasión a Irak, el imperialismo norteamericano prepara su intervención en la región con el respaldo de la OTAN. El conflicto sirio y la política del estado de Israel forman parte de una estrategia imperialista más amplia. Por ello, más allá de las declamaciones de la ONU, no habrá paz de la mano del capitalismo y el imperialismo, causante de esta larga historia de conquistas y divisiones. Sólo la lucha de los pueblos por su emancipación social podrá concretar las aspiraciones a la independencia política y económica de los pueblos árabes. Agustina Villegas 1.  Theodor Herzl fue quien sentó las bases del sionismo (formado a partir de distintos grupos proclamados como “Los Amantes de Sion”), cuyo programa político estaba basado en la unidad cultural del pueblo judío y sostenía la necesidad de crear un Estado judío en Palestina. En 1897 crearon la Organización Sionista Mundial. 2.  Brieger, Pedro; Medio Oriente y la guerra del Golfo. El conflicto árabe-israelí. Ediciones Letra Buena, Buenos Aires, 1991. Pág. 35.

independencia de Colombia Conversamos con representantes del Capítulo Argentino del Movimiento Social y Político Marcha Patriótica, sobre el origen de la marcha y la situación de Colombia en la actualidad. -¿Como nace el "Movimiento Social y Político Marcha Patriótica"? Marcha Patriótica surge como la necesidad de configurar una alianza entre las diversas organizaciones populares de nuestro país para hacer frente al modelo económico neoliberal, las políticas regresivas, la exclusión de “las personas de a pie” de las estructuras de decisión y discusión de la sociedad colombiana, la violencia sistemática del Estado y los grupos paramilitares y demás problemáticas que hoy día y como resultado de la configuración histórica de Colombia, aquejan a nuestro pueblo. Centenares de organizaciones, colectivos, grupos de trabajo, asociaciones de campesinos, de estudiantes, de obreros, de víctimas del terrorismo de Estado y paramilitar, todos y todas con la memoria latente de la Unión Patriótica, comenzaron a juntarse en las regiones, en el campo para resistir y avanzar como pueblo organizado y luchar por los ideales del Libertador Simón Bolívar y del pensamiento latinoamericano. En esta dinámica se comienza a gestar la primera gran reunión nacional de Marcha Patriótica. Se empiezan a hacer contactos con organizaciones sociales de toda índole y se decide hacer la más grande movilización contrahegemónica de la que se tenga noticia en los últimos años, decidiendo marchar el 20 de julio del 2010 (fecha que conmemora 200 años de la supuesta independencia) por las calles de Bogotá evocando la necesidad de volver por la senda del Libertador. Pese a las amenazas del gobierno de Uribe y la falta de recursos económicos, 30.000 personas nos dimos cita en la capital de Colombia para luchar, para resistir y para avanzar en la rearticulación del movimiento popular. Después de esta inmensa movilización se continuó con la labor iniciada, llegando a todos los rincones de nuestra patria, sumando miles de organizaciones que fueron definiendo su participación. En estos años Marcha Patriótica se multiplico en pueblo, culminando en abril del 2012 con una movilización de 100.000 personas, donde 3.000 delegados de 1900 organizaciones de base, decidieron fundar el Movimiento Social y Político Marcha Patriótica, discutiendo y fundando sus pilares. Es así como el pueblo da vida a la organización popular y social más importante de la actualidad en Colombia. A su vez, se crearon capítulos internacionales, donde los colombianos desplazados pudieron sumarse con el espíritu de contribuir, luchar y construir.

-¿Como se encuentra la situación social actualmente en Colombia? ¿Hay diferencias sustanciales entre Santos y Uribe? Hoy, la principal razón que motiva a la organización y movilización del pueblo colombiano es la necesidad de la solución política del conflicto social, político y armado que se desarrolla desde hace más de seis décadas. La solución política, entendida como la transformación y la su-

peración de las causas que determinaron el inicio y continúan agudizando la conflagración, deberá trastocar las razones de la constitución del conflicto social, el cual con el desarrollo histórico desembocó en la expresión de esta confrontación mediante la vía armada. Existen tensiones en el bloque hegemónico de poder donde la naciente oligarquía ligada al sector financiero, más cercana a la clásica burguesía de Bogotá, que intentan marcar una gran distancia del poder terrateniente y mafioso, recientemente representado en el ex presidente Uribe. Sin embargo esto no se traduce en cambios de política, al contrario se profundiza el modelo neoliberal, extractivo a gran escala y de ventajas legales para las grandes multinacionales. El gobierno de Santos ha tenido más tacto y demagogia a nivel internacional, lo que aparentemente ha hecho que muchos gobiernos consideren que en Colombia están habiendo cambios importantes a favor del pueblo colombiano. Esto esta alejado de la realidad cabalmente, el gobierno Santos ha profundizado la política neoliberal, puso en marcha el TLC con los Estados Unidos y esta negociando TLC con Europa, Corea del Sur y Japón. Ha entregado millones de hectáreas a las mineras, engaña falazmente a los campesinos para que legalicen las tierras que el paramilitarismo les quitó y en unos meses se las deban vender a las multinacionales por falta de semillas, maquinaria y elementos para trabajarla, intentó privatizar la justicia y aumentar el peso económico de la educación para las familias. En ese mismo sentido no disminuyen los crímenes contra sindicalistas y defensores de ddhh, no cesan las amenazas y los desplazamientos, y el poder de la mafia y de los neo-paramilitares (ahora llamadas bandas criminales) se incrementa. Las pocas diferencias entre el gobierno Uribe y el gobierno Santos se traducen en una diplomacia más cauta y moderada, en políticas regresivas y anti populares Santos aventaja a su maestro Uribe, no en vano fue su ministro estrella.

-¿Como ven los diálogos de paz? ¿Cual es el papel de los movimientos sociales y de la marcha en particular? El pueblo en su conjunto es el principal actor de los acontecimientos, día tras día muere en la puerta de los hospitales, jornada tras jornada vuelve con los bolsillos vacíos luego de una extenuante jornada laboral, es excluido de la manera más cínica del sistema educativo, es el que ha puesto la sangre en el genocidio que hoy se calcula en cerca de 60.000 asesinados por motivos políticos y luchas sociales en los últimos 20 años; por tanto, tomando en cuenta que estas son las razones primigenias del conflicto, somos las clases populares las que nos debemos de sentar a dialogar de manera activa en la que hoy es la mesa entre la insurgencia de las FARC y el gobierno colombiano. Sin embargo el gobierno insiste en cerrar las puertas al pueblo. Es necesaria la solución política al conflicto, esto es la construcción de una Patria independiente, grande, Nuestramericana; es la consecución de una reforma agraria y urbana integral y democrática, la reconstrucción histórica y el desmonte del aparato represivo, es vivienda, salud y educación dignas, es la vida digna. MP y organizaciones sociales y populares se encuentran debatiendo el panorama político con la mas profunda voluntad unitaria, ya que la historia nos ha enseñado que es la forma mas simple de hacer frente al régimen, y así encontrar la mejor táctica popular para luchar. El papel de Marcha Patriótica en este momento es de incentivar y participar en la movilización social para lograr que el pueblo sea incluido en los diálogos. Para MP la paz con justicia social es transversal a cualquier elemento democrático y progresista que se pueda conquistar en Colombia. Sin la solución del conflicto seguiremos lejos de alcanzar la justicia social que tanto añoramos los colombianos.

Abel Deschain


8

PÁGINA

Sobre nuestra corriente política y su actualidad

¿Que implica definirse guevarista en este momento histórico? En lo que sigue algunas reflexiones, debates, opiniones, lecturas y aportes elaborados a partir de nuestra praxis política. Nuestro punto de partida Nos definimos guevaristas porque luchamos por un verdadero proyecto radical, antimperialista, anticapitalista, definidamente socialista. Reivindicamos del Che el derecho (y el deber) de pensar nuestra acción desde la historia de lucha de nuestro continente para contribuir decidida y firmemente a la revolución a escala mundial. Intentamos apropiarnos de la filosofía de la praxis que Guevara supo encarnar en sus intervenciones teóricas y prácticas. Compartimos su enfrentamiento inclaudicable con el capitalismo (sea en su versión “humanizada” o “salvaje”) y su rechazo a alianzas con las burguesías autóctonas que han demostrado ser el furgón de cola del imperialismo. Compartimos con la misma decisión el convencimiento de que la verdadera liberación para nosotros como clase, como pueblo, y para el conjunto de la humanidad es el comunismo. Cómo él, entendemos que ninguna clase social se suicida, asumiendo las conclusiones que de eso devienen en torno a la vía. Reivindicamos su enfrentamiento con el mecanicismo dogmático, con el etapismo que condenaba a los revolucionarios de América Latina a luchar por revoluciones democrático– burguesas. Defendemos su firme convicción de que la construcción del socialismo requiere situar al ser humano como centro de todas las cosas, así como el papel central que tiene la conciencia para edificar una verdadera superación del capitalismo. Apoyándonos en sus aportes, retomamos la relación orgánica entre el cambio objetivo y el subjetivo, entendiendo como tarea estratégica forjar dentro de nuestra organización y en todos los espacios en los que intervenimos hombres y mujeres nuevos. Nos sentimos representados en su consecuente internacionalismo y la vocación de forzar la marcha de la historia en favor de los desposeídos, dentro de lo objetivamente posible. Valoramos particularmente el antidogmatismo, la apropiación creadora de la teoría y el sentido del momento histórico que tuvo el Che para analizar la situación y derivar las tareas que permitirían hacer avanzar la lucha de los pueblos. El guevarismo tuvo su línea de continuidad en numerosas organizaciones políticas de América Latina que volcaron sus esfuerzos en desarrollar un proyecto de liberación para nuestro continente en las décadas del ‘60 y ’70. A nuestro entender, muchas de ellas han sido de las expresiones más avanzadas en cimentar una verdadera estrategia de poder y por el socialismo. Este es, entonces, nuestro punto de partida.

El sentido del momento histórico El Che actuó en una etapa de abierto enfrentamiento con el estado, de alza de las fuerzas populares a nivel mundial y en especial en nuestro continente, en una etapa de radicalización de las luchas con desarrollo en todos los niveles políticos, incluido el militar. Las cau-

sas de la explotación y la opresión capitalistas son las mismas que entonces, pero el momento político actual es otro, y este es el punto central para nosotros. Para las nuevas generaciones que nos estamos formando como militantes y que deseamos firmemente aportar a un cambio social de raíz en nuestro país, es preciso abordar la tarea de revisar todos los preconceptos con los que se está interviniendo desde nuestra tendencia política. Entendemos que la filosofía de la praxis nos brinda elementos para reflexionar sobre nuestra realidad concreta desde un sentido creador.

Algunos datos históricos La derrota de las organizaciones revolucionarias en los 70 no fue sólo en el plano armado sino también en el político e ideológico. Si bien, luego de “la vuelta a la democracia”, los sectores populares fueron protagonistas de importantes luchas, la transformación revolucionaria de la realidad dejó de ser un tema actual. No obstante, poco a poco, impulsado por la tenacidad de militantes y por el deterioro sin precedentes de las condiciones de vida y trabajo, los trabajadores y parte del pueblo dieron importantes muestras de resistencia contra el neoliberalismo. Luego de casi una década de acumulación de experiencias asistíamos a las jornadas del 19 y 20 de diciembre del 2001 que evidenciaron tanto el agotamiento de las políticas neoliberales como la apertura de una grave crisis de institucionalidad que condiciona la vida política hasta nuestros días. Sin embargo, a pesar de una profunda fractura social sin antecedentes en los últimos tiempos, no pudimos o no supimos alumbrar algo nuevo. El gobierno kirchnerista comprendió que para reconstruir la institucionalidad tenía que restablecer la hegemonía. Acompañado de una mejor situación económica, otorgó ciertas reivindicaciones a los sectores populares y ofreció a las distintas fracciones capitalistas las garantías de orden, de respeto a la propiedad y de acumulación de ganancias. Su política, a pesar de algunos reveses, fue efectiva, profundizando la atomización y desarticulación de gran parte de las organizaciones de la clase.

Debate al interior del guevarismo Reconocer nuestra pertenencia al campo del guevarismo tiene que ver con asumir ciertas definiciones políticas y un posicionamiento claro frente a la lucha de clases. Sin embargo, existen hoy en nuestras filas ciertos cánones prefijados, de una gran fraseología revolucionaria, de fetichismo de la radicalidad, con

buena dosis de sentido común que es necesario deconstruir críticamente. Estamos convencidos de que no es el discurso el que ubica socialmente a ninguna organización, sino la consecuencia que demuestra en la práctica. En muchas ocasiones se fundamenta que la “flexibilidad táctica” contribuye a clarificar las ideas a las masas. Sin embargo, la realidad es que en esas oscilaciones olvidan la ineludible independencia de clase que debemos siempre tener presente, para no dirigir hacia una nueva derrota a nuestro pueblo trabajador. Es un dato de la realidad, la escasa inserción en nuestra clase de los núcleos guevaristas. Por otra parte, la flexibilidad táctica y la firmeza estratégica son apreciadas de forma unilateral, por no decir inconsecuente. Hay quienes consideran que la resolución casi de carácter mágico esta exclusivamente en la construcción partidaria, omitiendo una visión integral de las tareas y el plan

estratégico que debemos construir para lograr la revolución en nuestro país. La vinculación dialéctica entre los diversos ámbitos de organización es otro de los grandes temas sobre el que, humildemente, consideramos que debemos reflexionar dentro del guevarismo (pero no exclusivamente). Numerosas y amargas experiencias han evi-

denciado lo incorrecto y suicida a nivel táctico y estratégico de considerar a los organismos de base como meras correas de trasmisión, subsidiarios a la organización política. De eso se derivan los incontables fraccionamientos de los núcleos políticos, la ausencia del debate honesto y franco, derivando en una disputa de las tendencias en los organismos gestados por la clase como si fueran un botín de guerra. En resumen, nos encontramos con la realidad de que a pesar de compartir con los núcleos guevaristas existentes cierta plataforma común, cierta base ideológica y de reivindicación de las experiencias de las organizaciones revolucionarias de los ‘70, elaboremos disímiles conclusiones políticas de las tareas que hay que realizar en esta etapa y de las herramientas que tenemos que formar.


9

PÁGINA

Nuestra posición El guevarismo es para nosotros una corriente de acción y pensamiento que contiene la vitalidad de la crítica; no es un dogma, no es un credo, sino una guía para la acción. Entre el socialismo y la lucha por el poder, que era una obsesión para el Che, entendemos que hay que construir poder popular, para tomar el poder. El poder hoy lo tiene una clase determinada con sus instrumentos y sus aparatos ideológicos, políticos y militares al servicio de sus intereses. A esta concepción global de estrategia concurren nuestra línea política y plan general de acción y desarrollo a largo plazo. Hay objetivos estratégicos, de máxima, los que sabemos que no se modifican pues son la base ideológica, política y moral de nuestra organización: socialismo de base, la toma y construcción del poder, la finalización de la explotación del hombre por el hombre, la construcción de una sociedad justa, humana y solidaria. Estos son objetivos que entrañan una serie de desafíos y necesidades a resolver para su consecución, que necesariamente implican diversas acciones y desarrollos tácticos acordes a las particularidades de cada etapa, pero que indefectiblemente deberán aportar al logro de los objetivos estratégicos. Sostenemos que no hay que temer a la flexibilidad táctica, siempre y cuando la organización posea comprobada firmeza en la concepción estratégica.

Para el Che la política estaba íntimamente ligada a la ética, no era pragmática. En consonancia con esa perspectiva guevarista estamos convencidos de la necesidad de revisar cierta visión dentro del campo popular, que en nombre del pragmatismo y el supuesto avance, entiende que los principios éticos no tienen relación con la política y que cualquier mención a la ética es una desviación idealista. Sostener que estos aspectos no son políticos, es vaciar a la política y a nuestra praxis del contenido más esencial de nuestras ideas, porque la política, a nuestro modo de ver, está atada al cariño, al amor al pueblo, a los principios, a la ética, a un estilo de trabajo sin hegemonismo y con muchas dosis de generosidad entre las fuerzas políticas revolucionarias. Siguiendo al Che que era implacable contra la doble moral, contra cualquier hipocresía, estamos pensando la nueva cultura militante, basada en un íntimo vínculo entre la política y la ética revolucionaria, entre la política y los principios. La recuperación del trabajo intelectual en función de la lucha y no de la erudición, es otro aporte vigente para nosotros que nos deja el Che. El rigor en el estudio de la teoría y en la reflexión para dotarnos de armas para intervenir en la realidad concreta. Hoy existe cierta desvalorización del estudio teórico entre las nuevas camadas militantes, nosotros afirmamos que sin teoría revolucionaria no hay transformación profunda ni

debate estratégico. Hay que encontrar una relación dialéctica entre el trabajo intelectual y la militancia más concreta si queremos una transformación verdaderamente revolucionaria de la sociedad.

La organización política como proyecto integral Entonces, ¿qué significa ser guevarista en esta etapa? ¿Cómo tenemos que intervenir en esta etapa en la que la lucha abierta por el poder no está planteada? Entre el objetivo de tomar el poder y nuestra realidad actual, ¿cuáles son las tareas que tenemos que encarar en tanto organización política? ¿Qué instancias tenemos que construir? En el análisis en términos generales existe una polarización entre quienes consideran que la resolución casi de carácter mágico está en la construcción partidaria únicamente y quienes niegan la necesidad de la construcción de organización política sosteniendo que el camino es el trabajo exclusivamente en la base. Nosotros creemos que tiene que haber un proyecto integral. La organización política va de la mano, atendiendo pero no dependiendo del desarrollo y consolidación de organismos intermedios de masas, y no implica disolverse en ellos. Defendemos la idea de que hay que construir organización política, con su funcionamiento autónomo, y política-partidaria especifica. Pero esta importante e indelegable tarea, desde nuestra concepción, debiera estar enmarcada en una visión política integral que sea capaz de vertebrar espacios de unidad intermedios, de sana convivencia entre diferentes núcleos que retoman parte de las corrientes de pensamiento del marxismo revolucionario, instancias de frente únicos, trabajo sindical, organización social, corriente de opinión, etc. Y además insistimos en que en todos estos ámbitos nuestros militantes deben ayudar a su mayor politización. Cada ámbito e instancia en su nivel de intervención y de conciencia puede interpelar y enfrentar al sistema. Las organizaciones intermedias y reagrupamientos sociales y políticos que venimos construyendo desde hace ya varios años tienen un importante nivel de definiciones y su dinámica propia. Esto no significa que la organización política deba depender de dichas instancias o de los frentes de masas, pero sí es necesario, a la luz de la experiencia histórica, establecer una relación de carácter dialéctico. Por otra parte, entendemos que la tajante diferenciación entre el trabajo sindical y el trabajo político viene de arrastre de una apropiación dogmática de la diferenciación entre lucha sindical y la lucha política escrita por Lenin en 1902. Al señalar las diferencias entre la lucha sindical y la lucha política Lenin quería establecer las particularidades de cada una, para cuestionar la concepción de que la conciencia política de clase surgiría de la simple evolución del trabajo sindical. Enfatizando que la conciencia de clase corresponde a otro tipo de reflexión que descubre la dinámica general del sistema capitalista, lo que luego Lukács ha sintetizado como conciencia de la totalidad. Sin embargo, no hay una línea en

la que pueda encontrarse la afirmación de que los revolucionarios deban dejar librada la lucha sindical a la acción de otras tendencias no revolucionarias y dedicarse de manera exclusiva a una construcción partidaria. La idea de que la “política” es monopolio de las instancias partidarias y que los organismos o militantes de base sólo pueden interesarse por las cuestiones inmediatas nada tiene que ver con la insistencia de Lenin (y del Che) en la politización de las masas. En la práctica actual, la ausencia de una política sistemática de politización de las bases, se refleja también, en la falta de recambio en las instancias de dirección marcando un índice de la debilidad de las construcciones. En síntesis, es necesario tender vasos comunicantes que garanticen que exista una verdadera ligazón interna entre todos estos niveles de organización y de politización. Creemos que sólo con una profunda y densa inserción de masas, que no se mida simplemente por “estar” en organizaciones de base o intermedias, sino por la capacidad de hacer que porciones de la población se eleven políticamente, avancen en autoconciencia y homogeneidad, se comprometan en un proceso de transformación, sólo de ese modo una organización política tiene la posibilidad de dejar de ser un núcleo de militantes para convertirse en un verdadero partido de clase.

La cuestión de la unidad Es necesario advertir sobre el fenómeno de profunda (aunque inconfesada) vocación de fragmentación que cunde dentro del campo popular. Se habla de unidad y nos estamos dividiendo cotidianamente. Entre las causas principales encontramos las prácticas viciadas de hegemonismo, personalismo y sectarismo metidas prácticamente en el ADN de muchas organizaciones que naturalizan un estilo de hacer política opuestas a la nueva subjetividad que enarbolamos. No podemos seguir hablando de la unidad sin hacer una evaluación crítica (y autocrítica) de las experiencias de unidad que hemos venido impulsando dentro del guevarismo desde los ’90 a esta parte. La unidad no se decreta, ni se salda en un acuerdo entre cúpulas. Requiere de un trabajo militante para procesar las diferencias, para construir una identidad, una práctica, una visión común. Sin embargo, nuestra propia experiencia nos demuestra que es posible revertir la naturalización de la fragmentación y que con sistematicidad, honestidad y verdadera fraternidad la unidad puede ser sólida y a largo plazo. Desde nuestra agrupación pensamos que es posible reconstruir nuestra corriente política, pero a partir de una profunda reflexión que devuelva al guevarismo en nuestro país, la vitalidad y la fuerza invencible de la revolución. Es posible construir un camino independiente, seguramente más gris, más trabajoso, pero que en proyección es el que va a ayudar a clarificar y organizar a nuestro pueblo con verdadera vocación emancipatoria. Esperamos de nuestras más profundas convicciones que estas líneas sirvan para iniciar el debate. Agrupación

Hombre Nuevo

Diciembre de 2012


10

PÁGINA

Su acción se orienta a presionar fuertemente –y con éxito- al gobierno para obtener líneas de crédito y medidas que estimulen la inversión privada, flexibilizar la intervención en materia de recaudación impositiva, y muy especialmente, disminuir los compromisos laborales como el caso de la reciente ley de ART hecha a pedido de la UIA y completamente regresiva para los trabajadores.

Panorama económico del gobierno

Los efectos de la crisis cuyo epicentro es hoy Europa se hacen sentir de este lado del Atlántico, por ahora a modo de replicas. En el marco de una desaceleración de la economía, que dejó en el pasado el crecimiento del PBI a "tasas chinas", presentamos algunos elementos sobre cuál es el panorama económico para el 2013 y su efecto sobre los sectores populares. El año que termina El 2012 estuvo marcado por la desaceleración de la economía local. A lo largo de este año, fueron numerosos los conflictos protagonizados por trabajadores en contra de cierres de empresas, despidos, reducción de horas extras, etc. La tasa de desocupación aumentó del 6,7% en el último trimestre de 2011 al 7,1% en el primero de 2012. La población activa (es decir, la que busca “activamente” trabajo) cayó del 46,1% de la población total al 45,5% lo que indica que, ante la imposibilidad de conseguir empleo, hay gente que deja de buscar. Apoyándose en las cifras del INDEC, el propio Ministerio de Trabajo reconoció un estancamiento en la creación de empleo. A este panorama, hay que sumarle, por un lado, el agravamiento de la precariedad laboral en sus diversas formas. Ese sector -que representa más de un tercio de la fuerza laboral argentina- que se mantuvo a lo largo de los años de auge económico, es el más rápidamente afectado por los vaivenes de la situación económica. Por otro lado, el proceso inflacionario dejó atrás los aumentos salariales conseguidos en paritarias, por no mencionar el irrisorio aumento del salario mínimo o de las jubilaciones. Por supuesto, y esto es enfatizado por el gobierno cada vez que tiene ocasión, lejos estamos de la situación de crisis de 2001-02. Sin embargo, aun con los mejores pronósticos, el panorama que se nos plantea a los trabajadores para el 2013 es de lucha si queremos evitar un nuevo avance contra nuestros derechos y salarios. Con esta perspectiva, resulta útil desbrozar los intrincados argumentos técnicos con los cuales diversos sectores de la burguesía y sus expresiones políticas promueven ajustes de viejo estilo o ajustes que en nombre del interés general y la “responsabilidad de todos” buscan generar consenso en los recortes.

intervencionismo estatal que va en detrimento del mercado. Esto sería contrario al crecimiento porque operaría como un “desincentivo” a la iniciativa privada. El cepo al dólar y el control a las importaciones, junto con la reforma de la Carta Orgánica del Banco Central, así como la expropiación de YPF, son parte de las medidas que, según este sector, alejan a los capitales extranjeros a quienes identifican tan interesada como erróneamente, con la llave para evitar la crisis. Las soluciones que presentan son como siempre, la devaluación de la moneda, la reducción el intervencionismo estatal y la definición de una política de atracción de capitales. La presión financiera para que la Argentina se reinserte en las redes de endeudamiento internacional, sostenida localmente por numerosas consultoras, lobbystas y periodistas de empresas, que se ha acrecentado en los últimos meses se orienta en la misma dirección. La pérdida de competitividad, a causa de los altos niveles de inflación y depreciación del peso frente al dólar, son algunas de las preocupaciones de gran parte del sector industrial. El eje está puesto sobre el tipo de cambio. El “dólar alto”, pilar de la recuperación capitalista post-

El latiguillo del oficialismo sostiene que el problema no tiene sus causas en Argentina, sino que “se nos cayó el mundo encima”. Apuntando a causas diferentes, los sectores ortodoxos y el oficialismo comparten la noción de que la causa de la crisis no es el capitalismo mismo, sino uno u otro factor “externo”. Desde el gobierno, atribuyen la desaceleración de 2012 a la sequía que significo la pérdida de 15 millones de toneladas de cosecha, al freno que en la primera parte del año Brasil impuso a las importaciones del sector automotriz, a la tendencia decreciente en las exportaciones. Coherentemente, el gobierno proyecta un 2013 con un crecimiento económico del 4,4% del PBI (presupuesto 2013) motorizado por la recuperación económica de Brasil que prevén diversos analistas, por una mejor cosecha junto con crecientes precios en los commodities, y un menor peso de los vencimientos de la deuda externa. Sin embargo no solo la coyuntura mundial fue la causa de la desaceleración económica, sino que la misma producto también de los límites estructurales que enfrenta la Argentina como país dependiente y que el “modelo kirchnerista” no ha modificado: la crisis energética implicó un gasto anual de 12.000 millones de dólares en importaciones, el déficit crónico de la balanza comercial industrial alcanzó en el período 2003-2011 los 195.000 millones de dólares y la fuga de divisas que desde inicios de 2008 alcanza a unos 60.000 millones de dólares. Por lo tanto es de prever la continuidad de políticas de control cambiario, aunque esta intervención no significa una ofensiva contra el mercado, sirviendo de claro contraejemplo el prolijo pago la deuda externa.

Perspectivas del capital concentrado Los representantes del capital concentrado que políticamente se posicionan en contra del gobierno pronostican un crecimiento de alrededor del 2,5% para el año próximo. Esta cifra es igual, no casualmente, al 2,6% que prevé el FMI desde el mes de octubre. Como siempre, para estos sectores, la causa de la crisis está en el “desmanejo” del gobierno. Señalan que el problema del modelo kirchnerista es su base en una política expansiva de estimulación del consumo junto a un

devaluación, se ha ido deteriorando con el aumento de los precios internos. No obstante, la cúpula de la UIA, y su vocero principal De Mendiguren, se mantienen todavía como pilares de sostén del gobierno. Conscientes de la situación internacional, reconocen el fin del crecimiento a tasas chinas pero no por ello estiman que estemos en las puertas de una recesión.

Por otra parte, si bien los voceros oficialistas manifiestan una preocupación en materia impositiva, y una posibilidad de discutir el próximo año el tope al impuesto a las ganancias, pero no la eliminación del mismo, el IVA continúa siendo la principal fuente de recaudación impositiva, alcanzando a ser el 18% del total tributario.

Nuestras perspectivas para el 2013

La crisis capitalista no es un fenómeno externo a nuestro país. Por supuesto, hoy no somos el epicentro de la misma y, de acuerdo a la situación, no se avizora un horizonte de crisis al estilo de la de 2001 – 02 para el año entrante. Hasta ahora, se habla de desaceleración pero no de una recesión. En este escenario, creemos que tenderán a profundizarse ajustes no tradicionales, sectorizados, “tercerizados” hacia los estados provinciales, o discursivamente identificados como “no ajustes”. Y esto es así no por las convicciones “justicialistas” del oficialismo, sino porque en tanto que versión inteligente de gobierno burgués, es consciente de que hacerlo del modo tradicional pondría en cuestión la “gobernabilidad”, es decir, el consenso conseguido en la reconstrucción de las instituciones luego del estallido de 2001. Sin embargo, aun cuando el panorama no sea de catástrofe inminente, es significativo que los efectos sobre los trabajadores ya se han hecho sentir. Mientras las trabas estructurales continúen sin resolver y la crisis se despliegue a nivel internacional, los márgenes de acción para el gobierno serán más estrechos que con anterioridad. La búsqueda de acuerdos con la CGT oficial para limitar los aumentos de las paritarias, la situación insostenible de los presupuestos de varias provincias, los aumentos tarifarios que hoy son presentados como conquistas del pueblo argentino, son algunos de los elementos que difícilmente se resuelvan con una mejor cosecha de soja. De ahí que la lucha por defender el empleo y el salario serán ejes de la agenda del conjunto de los trabajadores en el 2013. Junto a esas metas reivindicativas impostergables, y para sostenerlas de forma consecuente para el conjunto de nuestra clase, se nos impone mantener la claridad frente a ajustes diferentes a los de la década del ’90, así como mantener la claridad política para no ir al pie de las burocracias que entregaron compañeros y conquistas de la clase obrera a lo largo de décadas. Ana Marchesi Clara García B.


11

PÁGINA

2º Congreso Nacional de Educacion

Balance, perspectivas y desafíos colectivos para la educación pública

D

urante el 17 y el 18 de noviembre en la Escuela Normal “Mariano Acosta” (CABA) se desarrollaron las actividades del 2º Congreso Nacional de Educación bajo el lema “Por una educación pública, científica, no dogmática. Hacia una sociedad sin explotados ni oprimidos…”. Con una nutrida agenda de paneles y diversas presentaciones de publicaciones vinculadas al ámbito educativo circularon por las comisiones más de 500 docentes provenientes de la capital y del interior del país. El congreso fue convocado por los sindicatos Ademys (CABA), ATEN (Neuquén), ADOSAC (Santa Cruz), AGD-UBA y SUTEBA (Marcos Paz, Bahía Blanca, Escobar) y fueron adherentes más de 40 agrupaciones sindicales de distintos puntos del país que le dieron un marco de unidad y oposición a las burocracias sindicales de la docencia. A seis años de la sanción de la Ley Nacional de Educación y a una década de gobierno Kirchnerista, el congreso se perfiló como un ámbito de discusión y debate colectivos ante la insuficiente y desigual distribución de recursos y la creciente fragmentación y privatización del sistema educativo que sólo en la Ciudad de Buenos Aires ronda el 51%. Asimismo los debates que se desenvolvieron en las distintas comisiones estuvieron orientados a dar cuenta de otras problemáticas que atañen al sistema educativo como la producción de conocimiento, la reforma en la Escuela Media y Técnica, las políticas de formación docente, la evaluación, la especificidad del trabajo docente y las experiencias de aula, el gobierno de la educación y la organización sindical de los docentes. Si bien el congreso (al cierre de esta edición) continúa elaborando una síntesis y un balance propios, podemos desprender desde nuestra participación del mismo desde las agrupaciones que nos nuclean (Lista de Maestr@s y Profesor@s, Colectivo UniTE) y de las relatorías de las distintas comisiones1 algunas conclusiones que dan un panorama de la situación actual de la educación. Una de ellas la señalábamos más arriba: el avan-

ce de las políticas privatistas y de la fragmentación, sea tal vez el signo más cabal de la continuidad de la política educativa de los noventa que tuvo una expresión bien definida en la Ley Federal de Educación y más diluida en la Ley Nacional. En esta línea se destacan la creciente subvención a la escuelas privadas, los circuitos educativos que alternativizan los espacios públicos con una aparejada precarización de las condiciones laborales de los docentes y las políticas de

producción primaria y a la megaminería que, por ejemplo, son cabeza de playa en distintas universidades públicas. Otro lugar tuvo la experiencia docente y su especificidad en el aula. El trabajo como producción de conocimiento sigue siendo patrimonio de los especialistas y tecnócratas, quedando los docentes fuera de la elaboración de líneas pedagógicodidácticas, excluidos de la organización de la currícula, sujetados al “hacer”

contención destinadas a los sectores populares que no cuestionan de fondo las causas de la pobreza y la marginalidad de una parte importante de nuestro pueblo. Asimismo la distribución de los recursos materiales sigue sin resolver las enormes desigualdades entre las distintas jurisdicciones. Desigualdades que el estado nacional sostiene sin darse una política que tienda a resolver definitivamente esas diferencias. En lo sustancial ambas reformas no han modificado la relación estrecha entre mercado y educación. Se hace evidente este lazo en las políticas de producción de conocimiento atadas a la

dentro del aula, en suma, enajenados. La gran cantidad de activistas que asistimos al congreso denunciamos las persecuciones a los luchadores docentes, la criminalización de la protesta y la complicidad de la burocracia de CTERA que desde hace años se encarga de fraccionar u obstaculizar la lucha del conjunto de nuestro gremio, siendo fiel a su relación con el gobierno. Los docentes encaramos dos debates centrales entorno a la organización sindical: recuperación de la CTERA y Federación Docente. Si bien no son alternativas opuestas, los planteos muchas veces las presentan en dos polos. Por un lado, la

A mediados de octubre, conocimos el frigorífico Offal ubicado en el Parque Industrial de Burzaco, por un conflicto laboral. Allí pudimos ver reflejado en los reclamos de sus trabajadores las situaciones de total precarización a las que están sometidos en ésta como en tantísimas fábricas que hay en el país. Veinticuatro trabajado-

res del sector de logística de Offal, una de las principales exportadora de menudencias de la Argentina, decidieron realizar una medida para que sus reclamos sean escuchados. Hartos de que se les exigiera cumplir con horas extras que no cobraban, trabajar en cámaras de frío tipo túneles que exceden los cuatro grados bajo cero sin ropa térmica adecuada y sin cobertura social, todo esto

de la mano de la situación de tercerización laboral en la que se encontraban. Estos compañeros fueron contratados por Guía Laboral, empresa que se ocupa de la contratación de “personal eventual” y en esta condición engañosa de “trabajo eventual” algunos llevaban meses y otros hasta cuatro años. Cabe aclarar que en el frigorífico, del total de los 400 trabajadores (de diferentes áreas) entre un 50 y 80% son tercerizados. Decididos a luchar contra el atropello de los derechos laborales el martes 16 de octubre bloquearon la entrada y salida de camiones de la planta. La reivindicación central: la incorporación inmediata a planta permanente. A partir de allí han realizado distintas acciones: han apelado a la intervención del Ministerio de Trabajo, nuevamente bloqueado la entrada de la empresa, han movilizado en la zona con el apoyo solidario de otros trabajadores y de agrupaciones sindicales y sociales. El sindicato de Camioneros y la Federación de la Carne, que arbitrariamente hacen des-

reciente victoria del FURA en las elecciones de ATEN Provincial dan un aire y un envión hacia la unidad de la oposición combativa en CTERA, pero pocas perspectivas para aquellos sindicatos que no comparten el ingreso a la Confederación (o que fueron expulsados directamente) y que plantean un pelea contra la burocracia sin resignarse a la disolución en un aparato que sigue sin derrumbarse ni ser derrumbado, a pesar de los pronósticos. Por otro lado, la Federación Docente de la CTA no parece ser un polo de atracción para los sindicatos de las provincias con probada tradición de lucha. En esos debates no saldados, el congreso se mantuvo sobre un fino equilibrio sostenido por la fraternidad en el intercambio de argumentos y posturas de los participantes. Después de algo más de un lustro de reforma educativa kirchnerista el congreso tuvo un papel importante como gesto crítico de la política de estado sobre la educación pública y sobre los cómplices de la burocracia nacional o local. Fueron dos días de encuentro entre compañeros con una necesidad genuina de debate, de pensar en una educación que apunte hacia la construcción de otra sociedad. Cabe decir que las urgencias y la premura por resolver los gravísimos problemas de la coyuntura enfriaron ciertas discusiones más tendientes a poder elaborar y producir líneas de intervención, de acción y pensamiento que excedan lo inmediato y reivindicativo. Sin embargo, hubo consenso en considerar al congreso no como un punto de llegada sino como la continuidad hacia ámbitos estables de discusión y elaboración propias de los trabajadores de la educación, quedando por delante y con el entusiasmo de vernos cara a cara para discutir qué educación queremos en próximos congresos, foros y encuentros.

Pedro Rojas 1.  Para acceder a este material como así también a distintos insumos que fueron insumos del congreso se puede visitar http://congresonacionaleducacion.blogspot.com.ar/

cuentos en sus salarios, no hicieron eco de sus reclamos y lejos de defenderlos los han intimidado a abandonar la lucha. Las relaciones que la CGT mantiene con Guía Laboral son más estrechas que las que tienen con los trabajadores. Por su parte la respuesta de la patronal fue el envío de fuerzas policiales y de una patota para el desalojo en los bloqueos, firme en su decisión de seguir explotando a los trabajadores los reemplazó por otros, mientras que Guía Laboral les propone la reubicación en otra empresa. Los trabajadores que vienen organizándose y luchando por ser efectivos en su lugar de trabajo, han iniciado una demanda judicial por fraude laboral al frigorífico y a la contratadora. Ambas comparten la responsabilidad, ya que Guía Laboral los tiene registrados sólo para “situaciones eventuales”, por otra parte en Offal no realizaban tareas eventuales y nunca fueron efectivizados. La lucha por la reinstalación y efectivización de los compañeros en Offal continúa. Marcela Freires


12

PÁGINA

han operado en una misma dirección discursiva y cuidando siempre los intereses generales (insistimos, con o sin el límite permitido por la ley) cuando de conflictos laborales o sociales se trata. Los asesinatos de Kosteki y Santillán en Junio de 2002 probablemente constituyen el ejemplo más descarnado de tal componenda.

El llamado 7D ha sido puesto en la agenda como EL día en que, de una vez y para siempre, se pondría fin a las corporaciones mediáticas en Argentina.

T

anto esfuerzo y expectativa han sido depositadas en esta especie de bisagra entre “los monopolios” de un lado y “la democracia” del otro, que en concreto, difícilmente se logre estar a la altura de las circunstancias.

Por el contrario, sí existe y ha logrado instalarse en el plano simbólico como un cambio cualitativo por el cual la palabra estará al alcance de todos. Esto tiene un correlato directo con toda la estrategia discursiva y pretensión hegemónica del kirchnerismo, según la cual, en el relato oficial, todo aparece como construido a partir del 2003 y siempre por voluntades individuales, de arriba hacia abajo. Pero la democratización del espacio mediático no escapa a la generalidad de las luchas y conquistas del pueblo, que suelen tener larga data y estar lejos de los oportunismos de turno a la hora de presentarse como “novedad”. Pocos dudan, por otra parte, de que una ley sancionada democráticamente que reemplaza a otra promulgada durante la dictadura, ya lleva de suyo una sustancial mejora. Ni qué decir que la suerte del grupo Clarín poco importa a quienes integramos Hombre Nuevo, y que denunciamos a este multimedio monopólico durante todos estos años por su accionar en la dictadura militar, en el 2001 y en la masacre de Puente Pueyrredón cuando el titular “la crisis causó dos nuevas muertes” sintetizó con total impunidad los vínculos entre el poder político y las corporaciones mediáticas en la defensa de este sistema. Desde aquí partimos entonces para afirmar lo que sigue.

Los límites de la nueva Ley de Servicios Audiovisuales (LSA) ya han saltado a la luz

La ridícula puesta en escena de los planes de desinversión presentados a la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) en el que los socios de un grupo se reparten entre sí la titularidad de las licencias y/o medios, como si ello significara la desaparición de sus lazos; el ¿olvido? sobre la situación laboral de los trabajadores de los medios y la garantía de su continuidad, subsanado a las apuradas con la firma de un convenio luego de que los mismos trabajadores hicieran notar tal omisión; la inexplicable reunión de medios comunitarios, alternativos y populares junto al resto del sector “sin fines de lucro”, sin atender a sus características particulares; la inexistencia de un planteo sobre la distribución de la pauta oficial, y un largo etcétera que podríamos mencionar son algunos de los problemas visibles que el ejecutivo parece no haber contemplado. Entendemos que “el 7D” es una disputa de poder (y de dar o no dar el brazo a torcer) entre el gobierno y el grupo Clarín-Mitre, pero que esta escena obnubila no sólo que el trasfondo está en la aplicación de la ley y su puesta en práctica más allá de este enfrentamiento, sino que, sobre todo, oculta que asistimos a una pelea entre dos fracciones (o representación de fracciones) de la clase dominante, y que justamente eso, una perspectiva de clase, de la clase trabajadora no es tomada por la agenda de ningún medio, oficialista u opositor. Sobrados ejemplos existen para comprobar que ante el enemigo común, la burguesía abandona sus principios “irreconciliables”. En este sentido, creemos que la multiplicidad de voces no es equivalente de por sí a democratización. Más allá de la delimitación de medios y licencias que la LSA propone, rápidamente podemos notar cómo diferentes grupos operan o

De discursos y democratización Si olvidamos que los medios de comunicación son justamente eso, medios, herramientas, caemos en el error de perder de vista los vínculos entre poder económico-político y la difusión y reproducción de “sentido común”. Por supuesto, estos medios jamás admitirán presentarse como instrumentos al servicio de intereses. Por el contrario, los medios populares, alternativos y comunitarios, unos más, otros menos, sí son conscientes del rol que juegan en la difusión, y se piensan a sí mismos como actores en relación estrecha con los movimientos

sociales y las luchas que los sectores populares llevan adelante. No rehúyen de su misión, sino que se asumen desde el vamos como herramientas, propiciando otro tipo de comunicación, sin ocultar el lugar que ocupan y desde dónde “hablan”. Y ni falta hace mencionar que, debido a su situación, no se trata de medios que cuenten con la posibilidad de interpelar masivamente, sufriendo en muchas ocasiones, como si fuera poco, la interferencia de sus señales, los sabotajes y boicots, las amenazas y persecuciones, amén de una importante traba burocrática que impide su legalización. Hace unos días, durante la entrega de los premios ETER, la Red Nacional de Medios Alternativos fue distinguida con una mención por su labor informativa. Irónicamente, la distinción era entregada a medios que bajo la actual ley son ilegales. Por ello, como bien ha expresado la RNMA, para garantizar la democratización de la palabra no alcanza con multiplicar las voces. Es necesaria también la multiplicidad de discursos.

Santiago Peña

antes y despues del 7D

Construyendo comunicacion popular

En el martes 27 de noviembre ocurrieron dos represiones dirigidas a asambleístas que enfrentando al estado y al gobierno kirchnerista, luchan por ponerle freno a las políticas de saqueo y contaminación

Córdoba: el reino transgénico En las puertas de la Municipalidad de Malvinas, cientos de vecinos se agolparon para exigir la creación de una zona de resguardo ambiental para limitar las fumigaciones, problemática cada vez más sentida de nuestro pueblo. Además pedían impulsar una consulta popular vinculante para poner a consideración de todo

Malvinas si querían o rechazaban la instalación de una planta acondicionadora de granos de la multinacional Monsanto. Los funcionarios no solo hicieron oídos sordos y rechazaron unánimemente el proyecto de ordenanza que exigía el resguardo ambiental; sino que además no dejó pasar a los vecinos a la sesión pública del Consejo Deliberante y mandó

una patota a que agrediera a los miembros de la Asamblea Malvinas Lucha por la Vida dejando el lamentable resultado de varios jóvenes heridos por ser apedreados por la patota del intendente. Chubut: Regalando soberanía En la tarde del 27 de Noviembre un grupo de asambleístas de “No a la Mina” que están dentro de la Unión de Asambleas Patagónicas acudieron a la legislatura de Rawson para tratar de frenar un proyecto que da vía libre a la instalación de

mineras transnacionales. Al lugar acudió, a pedido del gobierno de Buzzi, una patota de la UOCRA, que con violencia y complicidad policial trató de desarticular la protesta. Varios asambleístas fueron gravemente heridos. Este terrible hecho tuvo respuesta en una masiva movilización de miles de vecinas y vecinos que se manifestaron en repudio al hecho y en contra de la megaminería y las políticas de los gobiernos que regalan nuestra soberanía. Lucas Mármol


13

PÁGINA

rETAZOS De LUCHAs

Jujuy

BARRIO MALVINAS ARGENTINAS EN SAN SALVADOR policial contra las y los vecinos.

REPRESIÓN Y TORTURAS EN COMISARÍAS Organizaciones de DDHH realizan conferencia de prensa en bs as para denunciar el abuso e impunidad policial en Jujuy.

QUe DEBeN SER UNA

Salta

Las luchas que se desarrollan en todo el país son por ahora parciales, están aisladas, son retazos que no logran unificarse. Sin embargo, cada una de ellas tiene el potencial de ir construyendo organización y de ir acumulando fuerzas para la clase trabajadora.

Bloqueo selectivo en el Cafayate

Formosa

Lucha de los QOM

La comunidad QOM sigue resistiendo y luchando por sus tierras, sufriendo represiones por parte de las atropellados intencionalmente los miembros de la comunidad

Santiago del Estero

Catamarca

Contra la Megaminería Resistencia de las asambleas populares contra la Megamineria en Cerro Negro, Tinogasta, Amaicha

Buenos Aires

Tucumán

Estatales

INTI Victoria de los trabajadores tras

Justicia por Marita Verón

(empresa de gaseosas, 800 trabajadores). | Rosario: Trabajadores Adolescentes de Rosario) contra los despidos,

tribunal absuelve a los 13 imputados. En todo el

trabajadores lograron frenar el recorte salarial y los provincia de bs as. Protesta de trabajadores contra los recortes en derechos humanos y salud en el Presupuesto

San Luis

Linea 135: Patotas de la UTA golpean y amenazan de muerte a trabajador despedido ambiental en San Luis Capital

Los trabajadores siguen en lucha y resisten los ataques de la patota de la empresa Monsa | Bachilleratos populares: Varias jornadas de lucha por el reconocimiento

Chubut Masacre de Trelew. Emilio Del Real, Luis Sosa y Carlos

trabajadores que reclaman por el pase a planta permanente de los terciarizados | Trabajadores de Programa de Proteccion y gobierno de la provincia | Quilmes: Trabajadores de la Subsec-

Neuquén empresa Zanon a la cooperativa Fasinpat y que el gobierno provincial se haga cargo del monto expropiatorio.La planta, la maquinaria y la marca Zanon son

Justicia por Paton, Jere y Mono descubierto la compleja trama de complici-

Capital Federal metrodelegados | Lucha contra el Pacto PRO-K | Contra la precarimovimientos territoriales y agrupaciones estudiantiles participaron de la jornada frente al .Contra el cierre de cursos. Acampes y toma de escuelas secundarias contra el cierre de cursos

reclamar mejores condiciones laborales | Jornada de lucha multisectorial en La Plata. Trabajadores estatales bonaerenses y movimientos sociales en un reclamo conjunto sociales y educativas | Corte en panamericana. Movimientos sociales son reprimidos y 68 personas son detenidas en campo de mayo, incluso menores de edad.

Elecciones de delegados en Clarín

12 ANos Nos de N de lucha l cha Fueron 12 años sin elecciones internas, sin delegados, sin representación gremial, con una gran dosis de persecución patronal, y con un sindicato de periodistas que esquivó la mirada a los derechos de los trabajadores. Corría el año 2000, cuando los trabajadores

Santa Fe

del Grupo Clarín – AGEA (Arte Gráfico Editorial Argentino) convocaban a elecciones gremiales. Días después, los delegados electos y los miembros de la junta electoral fueron despedidos. 117 trabajadores en la calle y una dirección del sindicato de prensa (UTPBA) en completo

silencio. Hasta noviembre de 2012, Clarín fue el único medio sin comisiones de delegados, ni instancias electorales internas. Fueron 12 años de despidos a quienes eran señalados por realizar actividad sindical, huelgas de hambre, solicitadas, campañas de reincorporaciones, asambleas y aplausos de 15 minutos en las redacciones de los diarios de Capital Federal. Años de perseverancia y solidaridad entre trabajadores de diferentes medios.

contra los despidos PRO. Los gremios docentes de la Ciudad en defensa de los docentes Educacion Bullrich,

A mediados de octubre de este año, en asamblea interna, los trabajadores de Clarín conformaron una lista única para presentarse a elecciones. El 15 de noviembre, a pesar de las advertencias del directorio del grupo Clarín, los comicios se realizaron con la participación del 90% de los trabajadores, que lograron firmar la primer paritaria en 37 años y la efectividad de decena de trabajadores.


14

PÁGINA

Conseguilos comunicándote con nosotros vía mail a lallamarada@gmail.com.ar


15

PÁGINA

Claudia Bang es integrante del Grupo de Investigación de Arte para la Transformación (GIAT). En esta entrevista con La Llamarada analiza, entre otros temas, los vínculos entre arte y política, el aporte de los artistas a las luchas actuales y el rol de la investigación-acción-participación en la producción de conocimiento crítico y contrahegmónico. La Llamarada -¿Qué es el GIAT? Claudia Bang - El “Grupo de investigación de arte para la transformación” somos Mina Bevacqua, Patricia Devesa, Julián Bokser y yo- Claudia Bang. Trabajamos juntos desde el 2010 con la finalidad de investigar las artes escénicas en los movimientos sociales y políticos. Todos teníamos un recorrido anterior artístico, de militancia e investigación. En mi caso participé muchos años del Frente de Artistas del Borda trabajando en la coordinación de talleres artísticos como práctica de desmanicomialización y pensando junto a otros el lugar del arte en espacios de encierro y opresión, el lugar del arte en procesos de transformación social. Tenemos un fuerte compromiso con los procesos de lucha de los movimientos sociales y políticos, participamos activamente de ellos y desde diferentes lugares ponemos el cuerpo. No nos interesa tanto producir teóricamente si es que eso se transforma en letra muerta, nos interesa producir y compartir nuestras ideas en estrecha articulación con teatristas y militantes, siendo ellos nuestros interlocutores directos. Si bien participamos de jornadas, publicaciones y desarrollamos nuestras líneas conceptuales, nos interesa más generar espacios de intercambio y circulación desde los movimientos y en los espacios de lucha. Es por esto que parte de nuestra tarea fuerte ha sido organizar dos encuentros de Arte en Movimientos Políticos y Sociales, el segundo fue el año pasado en IMPA, la fábrica recuperada.

-¿Qué entienden por "arte"? -El arte se puede definir de muchas formas, de acuerdo a qué se quiere legitimar como arte. Arte no es sólo el que se produce siguiendo los cánones del arte erudito, el arte es una manifestación cultural contenida en la vida de los pueblos, y como tal se articula y acompaña todo movimiento social. Desde esta perspectiva, consideramos el arte en permanente interacción con la vida cotidiana en cuanto a sus posibilidades sensibilizadoras y creativas, en contra de la idea de que es sólo un producto estético que se exhibe y al que únicamente tiene acceso un público favorecido por su condición social. El arte como transformador social posee un gran potencial a nivel individual, grupal y comunitario en lo referente a conformación de vínculos solidarios, posibilitador de nuevas miradas, canalizador de deseos y necesidades compartidas, promotor de participación comunitaria, transformador de representaciones e imaginarios sociales, y espacio de creación compartido que trasciende el mero discurso e invita a poner el cuerpo en acción junto a otros. La práctica escénica abre la posibilidad de abordar la realidad dando cuenta de ella de modos mucho más complejos y ricos que los posibilitados desde su enunciación.

-¿Sobre qué aspectos del arte investigan? -Indagamos sobre la articulación entre arte

y política y el lugar del arte en los movimientos sociales y políticos. Lo hacemos produciendo acciones en conjunto con los actores en lucha, indagando su incidencia en el campo artístico y en el campo socio-político y sus formas de organización, circulación y producción. Se trata de expresiones artísticas que tienen características particulares: son obras que se presentan en diferentes espacios no convencionales, espacios regulados por la lógica de las prácticas políticas y los movimientos sociales implicados: marchas, calles, plazas y otros espacios que se den estos grupos para generar sus acciones políticas. La circulación de la obra o producción final relacionada a las prácticas políticas, no sólo tiene efectos sobre los participantes del proceso creador y su movimiento por el reconocimiento y lazo social establecido con el resto de la comunidad, también sus efectos son transformadores a nivel social con el plus de sentido otorgado por la comunidad/pueblo receptor, donde cobra todo su sentido como fenómeno cultural. Estas producciones toman la calle e irrumpen en los espacios de circulación diaria de sus espectadores para hacer un llamado de atención, desnaturalizando procesos de opresión vividos y reproducidos cotidianamente. Se introduce un lenguaje extracotidiano en el espacio público y esto sorprende y altera, esta es una gran potencia transformadora del arte que los activistas tienen muy en claro.

-¿Qué es el "Teatro Activismo"? -Este término lo trabaja Patricia Devesa y expresa claramente la dimensión del teatro que nos interesa: el teatro activista tiene por finalidad producir una acción política concreta en la vía de generar una transformación social y comunitaria. No se trata de un teatro comprometido porque aborda una problemática relevante para nuestros tiempos, sino que se trata del activismo a través del teatro, es decir de una herramienta de intervención política que sea una herramienta de transformación para la emancipación, la liberación de los sectores marginados, oprimidos, populares, subalternos, dominados, según las múltiples denominaciones. Son artistas que acompañan y militan los procesos de transformación social y reconocen así en el campo de la cultura, en general, y de las artes escénicas, en particular, el terreno propicio de disputa hegemónica a la clase dominante. Sabemos que algunos de ustedes se proponen investigar “desde la acción”. ¿De dónde surge esta decisión? ¿qué implicancias tiene tanto a nivel práctico como a nivel ideológico/político? - Investigar desde la acción es la forma más congruente con nuestro compromiso social. La InvestigaciónAcción-Participativa propone esto, de todas formas surge de una necesidad de producir conocimiento de una forma contrahegemónica, que tenga como interlocutor a los procesos mismos de transformación y no a los intereses egoístas de los círculos de investigación. También esto surge desde el interés de quienes veníamos participando de algunos de estos procesos artísticos, en mi caso participo de un

grupo de intervenciones teatrales callejeras –La Bisagra Callejera- que realiza intervenciones en diferentes espacios abiertos.

-¿Cuáles serían las diferencias, si es que las hay, entre los trabajos de "artistas comprometidos políticamente" y aquellos trabajos artísticos que se llevan a cabo al interior de los movimientos sociales y políticos? -La diferencia puede ser mucha o ninguna. En principio uno podría decir que el artista comprometido trabaja mirando o acompañando los procesos de lucha y el arte en los movimientos de lucha se produce desde el movimiento mismo. Podría ser la diferencia entre el Frente de Artistas del Borda y los artistas que reivindican luchas populares sin participar internamente de los movimientos. Ambos son transformadores pero de forma diferente y tal vez complementaria: el artista comprometido podría poner más el acento en el aspecto estético y el arte en los movimiento sociales podría poner más el acento en lo político y social. Pero en la práctica esa diferencia se desdibuja cada vez más, ya que tanto los movimientos políticos como los culturales son permeables y dinámicos.

-¿Qué rol tiende a cumplir la visibilidad en las producciones artísticas en general y cuál en estas experiencias que ustedes investigan?

-Lo que sucede es que hoy la “visibilidad” de un hecho artístico está signada masivamente bajo una lógica de mercado, la visibilidad produce ganancia económica si pensamos en el hecho artístico como producto de mercado. Otras producciones se legitiman desde la academia por ser “académicamente significativas”, academia y mercado son dos campos fuertes que intentan hegemonizar toda la producción artística. Justamente las experiencias en que nos incluimos-participamos-indagamos son experiencias que en general no son tenidas en cuenta por la academia ni por la crítica teatral, porque el arte político, militante o activista cuestiona la lógica de mercado. Por otro lado, hay una tradición de entender que el arte está separado de lo político y se produce exclusivamente por artistas formados en la academia y respondiendo a ella. El “arte puro” o idealmente despolitizado responde también a una posición política, esa posición no es la nuestra. En ese sentido nos interesa enfocarnos en aquellas producciones que sí se asumen como expresión política. En los espacios de lucha y resistencia dar visibilidad es darse fuerza, identidad, potenciarse en el encuentro con otros, generar un intercambio de herramientas para la transformación, ofrecer espacios de toma de palabra y acción, acompañar y ser parte, aportar a la posibilidad de continuidad y sostenimiento de esas experiencias, que al ser resistencias en un sistema opresivo, se sostienen por el esfuerzo contante de quienes le ponen el cuerpo día a día.

Entrevista: Victoria Rojo


La Llamarada nro13  

ÓRGANO DE DIFUSIÓN DE LA AGRUPACIÓN HOMBRE NUEVO - Diciembre 2012

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you