Page 12

GLOBAL B4

MIÉRCOLES 11 DE JULIO DE 2018 La Hora ECUADOR

I

Nicaragua revive los horrores de la guerra

Tifón de categoría cinco llega a Taiwán MINUTERO

Taiwán ha desalojado a más de 4,000 personas de la aledaña isla de las Orquídeas Ya se ha paralizado toda la actividad industrial, financiera y educativa Keelung en la zona. Taipei Yilao Hsinchu GRAVEDAD: el tifón sostendrá vientos de hasta 191 k/h con Las Orquídeas Taichung ráfagas de hasta 234 k/h.

E de stre Ta cho iw án

CHINA

Mar del Sur de China

Hualien

TAIWÁN Kaoshiung

Kuanshan Taintung

El supertifón María amenaza también a Japón y a China.

Zonas de probable afectación

La zona más poblada de Taiwán, que incluye la capital Taipei, el Nuevo Taipei y zonas cercanas, agregó el centro meteorológico.

Taiwán se blinda para supertifón María EFE • Taiwán ha inicia°doTAIPEI, las evacuaciones y demás

preparativos para la llegada del tifón María, que afectará especialmente a la zona norte de la isla, la más poblada y que incluye la capital Taipei. Los primeros embates de María llegarán al norte de Taiwán en la noche de hoy, y ya se ha paralizado toda la actividad industrial, financiera y educativa en la zona, que será golpeada por vientos de hasta 191 kilómetros por hora con ráfagas de hasta 234 kilómetros por hora, dijo el Centro Meteorológico Central de Taiwán. Cinco líneas de trenes en Taiwán ya han anunciado la interrupción de los servicios y se están multiplicando los anuncios de aerolíneas que cancelan vuelos. María es el primer supertifón que llega a la isla este año.

P

Entre la población hay miedo de que la historia se esté repitiendo. Ortega está haciendo lo mismo que Somoza. Elaboración: LA HORA

Con 16 años peleó por la revolución en las montañas de Nicaragua. Allí vio morir compañeros y perdió una pierna por un proyectil RPG-7. Pero nada es comparable. No hay un día que Álvaro no haya llorado desde que mataron a su hijo el pasado 21 de abril. Sentado en la sala de su humilde casa en el barrio de Monimbó, en la ciudad rebelde de Masaya, Álvaro Gómez revive traumas heredados de las guerras civiles de los años 1970 y 1980, igual que muchos nicaragüenses en la ola de violencia que deja más de 250 muertos en casi tres meses. Su hijo, de 23 años y llamado como él, trabajaba en una fábrica y estudiaba finanzas. Murió en una barricada en Monimbó, tres días después de estallar las

MASAYA, AFP •

protestas contra una reforma al seguro social, que derivaron en el reclamo de la salida del poder del presidente Daniel Ortega y su esposa, Rosario Murillo. “Cuentan que lo agarraron, lo golpearon y le pegaron un balazo en el pecho. Lo arrastraron ya muerto. Fueron policías. Cuando me avisaron, no me impacté porque pensaba que mi hijo estaba trabajando. Fui a ver a la morgue: Era él”, relata a la AFP con la voz entrecortada. “Sandinista, no danielista”

El ‘profe’ tenía pocos años cuando triunfó en 1979 la insurrección popular que, comandada por el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN, izquierda), derrocó al dictador Anastasio Somoza. En la década de 1980, durante la que gobernó Ortega, peleó en la guerra entre sandinistas y contrarrevolucionarios. “La familia Ortega-Murillo está haciendo lo mismo que Somoza. Siento coraje porque luchamos por la revolución y mandan a matar a los hijos y a los nietos de quienes llevamos a Daniel al poder, en 1979 y luego peleamos por mante-

RECUERDOS. Álvaro Gómez en la trinchera estudiantil en la que asesinaron a su hijo. El hombre vivió la guerra contra Somoza y ahora no sabe qué pensar.(AFP)

Los muertos no se alejan ° Al profesor le atormentan los sueños y los recuerdos. “Yo soñé con mi hijo: lo miré trabajando, lo miré estudiando, yo lo quería ver un hombre casado, con

familia, pero este gobierno...”, dice sin poder concluir, consumido por el dolor. Se ve llamándolo por teléfono, platicando y escuchándolo, visitándolo a la casa donde vivía -a unos 200 metros de la suya- o caminando juntos -él con alguna dificultad- por las calles adoquinadas del siempre aguerrido barrio Monimbó.

nerlo ahí”, manifestó. Paramilitares y antimotines del gobierno, apoyados por francotiradores, han creado pánico en ciudades y pueblos, adonde llegan fuertemente armados y encapuchados a desmontar barricadas, que según el gobierno las levantaron “golpistas” y “delincuentes”. Una ciudad sitiada

Monimbó, símbolo de la resistencia sandinista y hoy levantado contra Ortega, aún tiene muchas barricadas y está prácticamente sitiado. “Se cierran trincheras a partir de las 6 p.m.”, se lee en un papel colocado por los manifestantes -también encapuchados- en una barricada cerca de la casa del profesor. “Soy lisiado de guerra, y me siento inútil. Desde la muerte de mi hijo siento impotencia y coraje de ver tantas muertes y no poder hacer nada en esta guerra desigual. Ellos (las fuerzas de Ortega) andan con armas; los jóvenes, piedras y morteros”, manifestó el

profesor, quien dice seguir siendo sandinista pero “no danielista y mucho menos murillista”. Sueños y recuerdos En Monimbó muchos sienten volver al pasado. Ángela Alemán, de 69 años, dice que su madre fue baleada y tuvo varios familiares presos y torturados por Somoza en la guerra. “Hoy vivo con angustia porque mis hijos van a las trincheras”, aseguró. Según esta sicóloga, regresaron los temores a “las desapariciones, los encarcelamientos arbitrarios, las torturas, a que los hijos desparezcan y reaparezcan pero muertos”. La sociedad nicaragüense, dice la experta, tiene “síntomas claros de un estrés postraumático” que no fue tratado después de las guerras, como son la evasión, el insomnio, las pesadillas, la hipersensibilidad y un miedo que ha provocado incluso “un éxodo” en los últimas semanas.

Colombia: 44.000 estudiantes dejan clases por choques armados BOGOTÁ, EFE • Al

menos 44.829 estudiantes y 2.285 profesores colombianos se vieron obligados a suspender clases en el primer semestre del año por los enfrentamientos entre grupos armados ilegales en la región del Catatumbo (noreste), denunció ayer la ONG Consejo Noruego para los Refugiados (NRC). Según detalló la organización, unos 80 colegios del Catatumbo, región selvática y fronteriza con Venezuela, tuvieron que suspender las clases de forma temporal por “temor a la violencia”. Este ataque brutal contra lo que se supone es un espacio seguro para que los menores de edad aprendan, crezcan y

jueguen es una grave violación de los derechos del niño. Poner fin a estos ataques debe ser una prioridad para el Gobierno”, afirmó el director del NRC en Colombia, Christian Visnes. Reclutamiento forzoso

En esa zona operan además de la guerrilla del Ejército de Li- GUERRA. El conflicto ha sacado a beración Nacional (ELN), un miles de alumnos de las escuelas. (El reducto del Ejército Popular Colombiano) de Liberación (EPL), grupos de narcotraficantes y otros delin- es considerado por el Gobierno cuentes dedicados a la minería una banda narcotraficante. Por otra parte, la ONG agregó ilegal. Según las autoridades locales, los enfrentamientos que estos niños que no asisten a del primer semestre en el Cata- clases están “más expuestos” al tumbo, que dejaron un núme- reclutamiento forzoso por parro indeterminado de muertos, te de grupos armados, así como fueron por disputas territoria- a convertirse en “víctimas del les entre el ELN y el EPL, que trabajo y abuso infantil”.

Quito 11 de julio de 2018  

Quito 11 de julio de 2018

Quito 11 de julio de 2018  

Quito 11 de julio de 2018