Page 4

OpiNióN A4 tiempo lectura 15 min.

la tolerancia es un crimen cuando lo que se tolera es la maldad”. ThOMAS MANN

sáBAdO 16 dE MArzO dE 2013 La Hora quiTO, ECuAdOr

Guardarme de la violencia, ya se exprese mediante la lengua, el puño o el corazón”. MARTiN luThER KiNG

CARTAS Aeropuerto y cinismo

Nuestro inefable Alcalde declaró que su antecesor, el general Paco Moncayo, debió inaugurar el Aeropuerto, si estaba el 72% de la obra. Añadió que la torre de control es la más alta y que el Aeropuerto era el más nuevo de América. Tamaños molones, similares a la desproporcionada placa que él y su jefe pretendieron colocar. Elemental que es el más nuevo, si es el último inaugurado, pero orgullo debería sentir si es que fuese por lo menos el mejor del Ecuador o el mejor de Sudamérica, que no lo es. Con este pretexto abusan de las cadenas nacionales por los cuestionamientos a su gestión, cuando debe aceptar democráticamente un debate sobre el tema, no ampararse en el atropello oficial. Tomarse diez minutos en la TV para “a manera de réplica” atacar a sus antecesores es cobarde. Abusen y abusen, que no hay nada gratis, para eso ganaron las elecciones, pero a todos nos llega la hora. Manuel Maria Fernández Quito

Ostracismo

Para los actuales gobernantes, los tratados de comercio, los de protección de inversiones, los que pretenden defender los Derechos Humanos, la justicia y las Cortes Internacionales y los Organismos de Mediación, todos, son atentatorios a la gran soberanía nacional. Si dicen que actúan siempre dentro de la ley, cabe preguntarse ¿por qué tanto miedo a la justicia internacional? “El que nada debe, nada teme”. Sigan así, para eso barrieron en las elecciones. Tienen total mayoría, por lo tanto, tienen derecho a todo. Nos quedaremos solos como Albania en la época del socialismo bolchevique o como Cuba, rasgándose las vestiduras en todos los foros mundiales, reclamando por cincuenta años el bloqueo económico que ellos mismos se buscaron, por su fracasada revolución, que terminó en una dinastía de opereta. Clara Espinoza M. Quito DiRijA SuS CARTAS A: cartasaldirector@lahora.com.ec casilla 1717243 cci o cualquiera de nuestras agencias. requisitos: nombres y apellidos completos; número de cédula; teléfono (fijo); dirección domiciliaria o de trabajo y correo electrónico.

Tornar a perderse en el vacío Poco antes de morir, el 6 de diciembre de 1830, escribió Simón Bolívar una conmovedora carta de despedida a su prima Fanny que concluyó con estas palabras: “Me tocó la misión del relámpago: rasgar un instante las tinieblas, fulgurar apenas sobre el abismo y tornar a perderse en el vacío”. Muchos de quienes se dicen seguidores de ‘El Libertador’ deberían grabar con fuego en sus conciencias. Un hombre de una existencia tan tensa e intensa como Bolívar compara su trayectoria como la del relámpago que deslumbra pero, en definitiva, termina perdiéndose en el vacío. No pocos de los líderes del continente tal vez no alcancen esa hondura de pensamiento, pero sí están convencidos de que su ejecutoria es más potente que los relámpagos y que están llamados a gobernar a sus pueblos por décadas.

CARlOS FREilE

Francisco, el argentino Argentino como la voz de Gardel y la gambeta de Sanfilippo, por eso le gusta el tango y el fútbol. Conoce las estrecheces de la familia de un ferroviario, sabe del gusto de conversar con los amigos, se adentra en los misterios de la química. Puede pasar noches enteras junto al lecho del anciano moribundo y romperse el alma para lograr abrir los ojos y la billetera de los indiferentes y colaborar con quienes más necesidades sufren. No le teme al poderoso ni humilla al débil.

¿Realmente siguen las ideas de Bolívar? ¿Tienen la sana intención de hacer de los pueblos que se ordenan desde el Río Bravo hasta la Patagonia una nación sólida en principios y realizaciones en bien de los suyos y de la Humanidad? Las respuestas a cada una de estas preguntas es asunto de la historia por venir, no de quienes experimentamos su manera de dirigir nuestros destinos. La amargura que reflejan las palabras de quien concretó, en parte, uno de los proyectos liberadores más extraordinarios de todos los tiempos podría convertirse en un llamado al realismo de ciertos líderes de América Latina que, a veces, actúan como dueños a perpetuidad de sus terruños. Todo, nos dice Bolívar, es perecedero y, indefectiblemente, apenas alcanza a fulgurar sobre el abismo de la Historia.

Habla como cualquier porteño, sin poses de sabihondo ni falsas humildades. Conoce la teología y la filosofía con profundidad de experto, sabe lavar los platos con la eficiencia de quien se sirve a sí mismo. Como buen jesuita es austero, racional, lleno de iniciativa. Como sacerdote y obispo ha luchado siempre en lo más avanzado de la batalla contra la incredulidad, la indiferencia y la rutina, ha combatido sin descanso contra la pobreza y la injusticia, de verdad, en la trinchera del barrio y de la villa miseria, no en el escritorio del estudioso de Marx y Gramsci. Éste es el argentino Bergoglio, el hijo de inmigrantes. Ahora es Francisco, el Vicario de Cristo, su sonrisa ya no se queda en la esquina de dos calles porteñas, trasciende los límites de la Plaza de San Pedro y llega al mundo,

junto con su mensaje de humilde impulsador de la solidaridad entre hermanos. Para sorpresa de algunos despistados el nuevo Papa es católico y desea seguir siéndolo: con fidelidad a la tradición y con agallas para enderezar lo torcido. Ya saldrán de sus cubiles los chacales a atacarlo a dentelladas de mentiras, calumnias y tergiversaciones. Que nadie se llame a engaño: lo harán porque Francisco dará fiel testimonio de la moral natural, de los principios no negociables en defensa de la familia y de la vida. Contra los sueños de perro de quienes pretenden acomodar la fe y la moral al vaivén de las opiniones y de los gustos de moda, seguirá fiel a Cristo, ya no es el pibe de jugar con pelota de trapo, sino el Vicario de Cristo, católico, es decir, universal. Ponéle la firma. cfreile@lahora.com.ec

iSABEl MENA

Cero tolerancia El 20 de febrero, Karina del Pozo fue golpeada, violada y asesinada por sus “amigos”. Según las declaraciones de los implicados, uno de sus verdugos habría dicho “¿quieren ver cómo se mata a una prostituta?” antes de comenzar a golpearla. v Sorprende menos la violencia verbal y estructural que ha interiorizado alguien capaz de cometer feminicidio, que el hecho de que circulen comentarios en las redes sociales que expresan una actitud que no solo relativiza la culpabilidad de los agresores, sino que indirectamente inculpa a la propia víctima. Frases del tipo “ella se lo buscó por salir sola”, “por zorra”, “por beber”, “por andar en malas compañías”, “por provocarlos” evidencian la doble moral con la que se juzga a las mujeres en nuestra sociedad hasta el punto en el que la libertad de acción de una mujer se llega a utilizar casi como justificación para agredirla. Según un medio de comunicación, el enamorado de Karina del Pozo dijo que “ella fue confiada pero eso no es pecado. No quiero que se critique la cuestión moral de Karina y su familia”. El punto es que “la cuestión moral” de Karina del Pozo ni siquiera debería venir al caso. Fue asesinada por ser mujer. Buscar excusas es reproducir la violencia estructural de género que funciona como caldo de cultivo para actos como éste. El caso no es aislado. La violencia verbal psicológica, física y sexual contra las mujeres es pan de cada día en nuestro país. Que las mujeres se vean obligadas a tomar precauciones –como no salir solas por la noche- es triste y vergonzoso. Nunca debe naturalizarse y transmutarse en la idea de que si una mujer decide “arriesgarse”, tiene la culpa de ser agredida. La violencia estructural y verbal contribuye a fomentar la tolerancia frente la violencia como práctica sistemática. imena@lahora.com.ec

Presidente Nacional Francisco ViVanco rioFrío Director nicolás Kingman rioFrío Directora Adjunta Juana lópez sarmiento Subdirector aleJandro QuereJeta Barceló Editorial Minotauro Planta: av. galo plaza lasso n62- 08 y nazareth PBX: 247-5724 Publicidad: 222-2406 / 250-3266 Fax: 247-6085 Suscripciones: 2479-976 Casilla: 1717243 cci e-mail: quito@lahora.com.ec Año: XXX No. 10272

www.lahora.com.ec esta sección representa el pensamiento de los editores. los escritos de los colaboradores solo comprometen a sus autores y no reflejan necesariamente el pensamiento del periódico.

Edición impresa Nacional del 16 de marzo de 2013  

Edición impresa Nacional del 16 de marzo de 2013

Edición impresa Nacional del 16 de marzo de 2013  

Edición impresa Nacional del 16 de marzo de 2013