Page 4

CYAN MAGENTA YELLOW BLACK

QUITO

OPINIÓN A4 tiempo lectura 15 min.

SÁBADO 12 DE AGOSTO DE 2017 La Hora QUITO, ECUADOR

En las grandes crisis, el corazón se rompe o se curte”. HONORÉ DE BALZAC ESCRITOR FRANCÉS (1799-1850)

“Las crisis, aunque atemorizan, nos sirven para cancelar una época e inaugurar otra”. EUGENIO TRIAS FILÓSOFO ESPAÑOL (1942)

O

CARTAS La conducta humana

El ambiente en el que vivimos no es simplemente el escenario de nuestras acciones, sino que hace que seamos como somos. Las personas son el resultado de nuestra interacción y adaptación al medio en el que vivimos, nuestras acciones libres, voluntarias y democráticas hacen que no seamos seres autónomos, sumisos o ejecutores de órdenes con una personalidad débil. Muchos odian sus trabajos, pero siguen en ellos por las consecuencias que se derivan al no tener trabajo y de no disponer de ingresos económicos; es decir, se someten al control hostil, amenazante y condicionado de la “autoridad” a cambio de incentivos económicos o jerárquicos, creando así las condiciones para delinquir. Vivimos en comunidades o grupos sociales que exigen cierta cantidad de control, ¿no sería mejor admitir que no somos tan libres y autónomos como nos gustaría ser y estar abiertos y dispuestos a elegir las formas de control a las que estamos dispuestos a someternos? El castigo, la mentira o el engaño es la manera más torpe de tratar a la gente para que cumpla un trabajo, se integre a un grupo social o se someta al orden constituido. La sociedad necesita cambiar la conducta de la gente con acciones, oportunidades y alternativas que generen confianza, responsabilidad, seguridad y bienestar social y familiar que vaya mucho más allá de la libertad y la dignidad. El diseño de mejores entornos sociales y comunitarios hace mejores a los seres humanos, estimula a las personas para que actúen de manera distinta, racional y correcta y eso solo se logra con el ejemplo, viviendo en libertad y practicando la democracia. ¿Qué ejemplo está recibiendo Ecuador de la revolución ciudadana donde los intereses personales, la mediocridad, la corrupción y el desprestigio son mucho más fuertes que la razón y la decencia? Dr. Rodrigo Contero Peñafiel 0600750947 DIRIJA SUS CARTAS A: cartasaldirector@lahora.com.ec Casilla 1717243 CCI o cualquiera de nuestras agencias. Requisitos: Nombres y apellidos completos; número de Cédula; teléfono (fijo); dirección domiciliaria o de trabajo y correo electrónico.

La fiebre de esta ‘enfermedad’

Desde el punto de vista moral, la política atraviesa momentos difíciles. Esta crisis abarca a los partidos y sus dirigentes, así como a las instituciones democráticas nacidas en Montecristi. La fiebre de esta ‘enfermedad’ es, a no dudarlo, la corrupción que nos abruma, pero que es el resultado de procesos de descomposición de larga data y de mecanismos institucionales tramposos destinados a ocultar a sus actores centrales. En esta materia si no se da un vuelco radical a la estructura armada y dejada en herencia por el correísmo, pronto pasaremos a la categoría de paradigma. La primera línea de defensa de este lamentable estado de cosas es la resistencia de Correa y sus satélites a retirarse del escenario, dificultando el cambio en los modos de actuar de quienes ganaron las

CARLOS FREILE

Sociedad laica A raíz de una fea y desdichada exposición “artística” de hace unos días en Quito, varios comentaristas han dado su opinión. Uno de ellos ha afirmado que las autoridades municipales no debieron hacer caso a las quejas en contra del esperpento de marras porque “la sociedad es laica”. En mi modesta opinión el sabio escritor confunde sociedad con estado. Es verdad que nuestro estado ecuatoriano es laico (en realidad más que laico durante un siglo ha sido laicista, pero esto da para otro artículo), por consiguiente

elecciones e imposibilitando la regeneración de su partido. De no enmendarse esta ‘hoja de ruta’ pronto veremos el reclamo de un ajuste de cuentas de la sociedad con sus dirigentes políticos tanto de un lado del espectro ideológico como de otro, sin olvidar esos que podríamos bautizar como ‘neutrales’, en el fondo oportunistas. Hay un cansancio visible por el excesivo presidencialismo, el caudillismo y el liderazgo carismático. Se palpa un rechazo contundente a la empresa criminal dedicada al expolio del Estado que evidencian los casos Odebrecht, Caminosca y Petroecuador, por el momento. Si el presidente Moreno aspira a un cambio real y perdurable debe emprender acciones aún más radicales antes que un sentimiento de desánimo y frustración paralice y dé al traste con su gestión.

neutral en materia de religión: ni apoya ni dificulta las actividades de los diferentes grupos de creyentes. Esta noción se aplica también a los poderes seccionales, como los municipios. Pero es evidente que nuestra sociedad no es laica. ¿Por qué? Porque la sociedad no es un conjunto abstracto, sino compuesto por personas concretas, como usted y como yo, quienes abrigan creencias religiosas, simpatías políticas, afectos deportivos… También hay ateos, apolíticos, antideportes. El Estado y el municipio tienen la obligación de respetar y hacer respetar las diferentes preferencias religiosas de la sociedad, o sea de las personas. No es lo mismo expresar opiniones diferentes y hasta adversas sobre los credos que caricaturizar lo que para muchos se constituye en elemento fundamental y sagrado de sus vidas. Argu-

méntese, preséntense pruebas racionales, denúnciense abusos de los dirigentes prevaricadores (pero de todos, no solo de una sola de las comunidades de fe que conviven en una sociedad). Muy bien. Junto a ello, que se investigue con honestidad, no con prejuicios acríticos, la Historia de esas comunidades, no se mienta ni se engañe, no se adulteren las fuentes o peor aún se las destruya. Muy bien. Pero elaborar burdos mamarrachos de mal gusto y de poco valor artístico es algo a lo cual las autoridades deben oponerse en beneficio de un respetable grupo de la sociedad. Mientras tanto, dejemos de lado los sofismas y aclaremos con altura los conceptos. No nos mareen la perdiz. (Prohibido pendejear: castigo para corruptos y encubridores). cfreile@lahora.com.ec

ROQUE RIVAS ZAMBRANO

Periodismo por los periodistas En las últimas décadas, el periodismo ha sido objeto de permanente análisis. Las opiniones sobre cómo se debe ejercer, los desafíos que tiene que enfrentar para no desaparecer o las críticas ante una eminente obsolescencia se reproducen en blogs especializados o debates académicos. Sin embargo, a pesar de que las discusiones sobre estos temas son asiduas, pocas son las publicaciones que contienen datos reales sobre lo que sucede con el oficio. En 2016 el Centro para la Información Ciudadana y la fundación Konrad-Adenauer concentraron en un texto varias investigaciones que conforman una radiografía meticulosa de lo que sucede en América Latina con el trabajo periodístico. El libro -que está disponible en Internet- tiene como objetivo que la sociedad, consumidora cotidiana de contenidos generados desde los medios de comunicación, conozca las condiciones de trabajo de aquellos a los que se les asigna la tarea de informar a la comunidad. “En el espíritu de estas investigaciones está aportar datos concretos a una discusión que suele ser abstracta, que juzga o pondera la tarea periodística por las noticias que ve, pero no conoce de sus procesos”, explica la doctora Adriana Amado, presidente de Infociudadana, en la parte introductoria del texto. Los estudios están emplazados en Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, México, El Salvador y Venezuela. Aportan datos sobre el perfil profesional del periodista, la identidad de los reporteros, el futuro de los estudiantes de Comunicación Social, el impacto del conflicto armado en la autonomía profesional de los periodistas colombianos y la precariedad de las condiciones de trabajo. Estos acercamientos son valiosos para generar una idea real de nuestra profesión, en un contexto de mutación e incertidumbre. roque@lahora.com.ec

Diario liberal, laico, agnóstico e inclusivo. Respetuoso y defensor de los Derechos Humanos. Presidente - Director Nacional FRANCISCO VIVANCO RIOFRÍO Directora Adjunta JUANA LÓPEZ SARMIENTO Subdirector ALEJANDRO QUEREJETA BARCELÓ Editor General LUIS EDUARDO VIVANCO ARIAS Editorial Minotauro Planta: Av. Galo Plaza Lasso N62- 08 y Nazareth PBX: 247-5724 Publicidad: 222-2406 / 250-3266 Fax: 247-6085 Suscripciones: 247-5724 ext 147 Casilla: 1717243 CCI e-mail: quito@lahora.com.ec Año: XXXI No. 11882

www.lahora.com.ec Los escritos de los colaboradores sólo comprometen a sus autores y no reflejan el pensamiento del periódico, que se expresa en su Editorial.

Edicion completa 12 agosto  

Edicion completa 12 agosto

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you