Page 8

PAÍS B2

LUNES 03 DE JUNIO DE 2013 La Hora, ECUADOR

El proyecto de ley de medios crea un organismo con facultades controladoras. La intención del oficialismo de regular a los medios de comunicación para que cumplan la “función social”, parte de ubicar su trabajo como un servicio público (más que un derecho) y en el ámbito de control administrativo del llamado Consejo de Regulación y Desarrollo de la Comunicación (CRDC). Y es la forma cómo ha sido concebida esa instancia en el proyecto de Ley de Medios lo que preocupa a sectores vinculados con el quehacer de la Comunicación, sobre todo por la diversidad de atribuciones que se le da a ese organismo y, en particular, por las facultades para tramitar denuncias y sancionar eventuales infracciones. Puntualmente, la preocupación central radica en que el proyecto no fija un procedimiento para ese procesamiento, pues en el artículo 60 de la propuesta legal se determina que eso será desarrollado en el reglamento que corresponderá elaborar al propio CRDC. Con ello, la inquietud muy reiterada en el debate, de que se puedan aplicar criterios subjetivos en el trámite de denuncias, no queda absuelta en el proyecto (última versión). A ello se suma que tampoco se han despejado las dudas de si el consejo actuará con independencia o si sólo se

Medios: el Consejo de Regulación puede ser una pesada maquinaria convertirá en un instrumento de juzgamiento de medios privados. Los integrantes

Sobre este punto, el asambleísta Mauro Andino (PAÍS) ha insistido en la conformación que señala el proyecto, en la que uno solo de sus integrantes proviene del Ejecutivo. Inicialmente, ese organismo fue concebido con cinco miembros, pero en la sesión del 11 de abril de 2011 de la comisión ocasional se decidió incluir a uno más en representación de los pueblos y nacionalidades. Los otros cinco son designados por el Presidente, los consejos de Igualdad (que estarían en el ámbito del Ejecutivo), los gobiernos autónomos (de una línea mayoritariamente oficialista), las facultades de comunicación y las organizaciones de derechos humanos y de comunicación. ‘Comisaría de medios’

El exlegislador, César Montúfar, dentro de un análisis de la última versión del proyecto de Ley de Medios, concibe al CRDC como una comisaría de medios por el carácter punitivo que –a su juicio- se le está dando en la propuesta legal. Esto, dice, se plantea por la posibilidad de que ese organis-

¿Qué dice el proyecto? Art 10, último inciso. Normas Deontológicas. El incumplimiento de las normas deontológicas establecidas en este artículo podrá ser denunciado por cualquier ciudadano u organización al Consejo de Regulación y Desarrollo de la Comunicación, el cual, luego de comprobar la veracidad de lo denunciado, emitirá una amonestación escrita, siempre que no constituya una infracción que amerite otra sanción o medida administrativa establecida en esta ley. Art. 59.- Dependencias desconcentradas.- El Consejo de Regulación y Desarrollo de la Comunicación podrá crear oficinas desconcentradas en cualquier parte del territorio nacional para cumplir con las funciones y responsabilidades establecidas en esta ley. Para tal efecto tendrá en consideración, entre otros, los siguientes parámetros: población urbana y rural y densidad poblacional; concentración, tipo y cobertura de medios de comunicación y especificidades de la región. Sus funciones se enmarcarán en lo establecido en esta ley y se determinarán en los reglamentos aprobados por el Consejo de Regulación y Desarrollo de la Comunicación. Art. 60.- Procedimientos administrativos.- Los procedimientos administrativos para que los ciudadanos presenten reclamos y solicitudes sobre el ejercicio de sus derechos a la comunicación, así como los procedimientos para que de oficio se proteja tales derechos o se exija a los administrados el cumplimiento de las obligaciones determinadas en esta ley, serán establecidos en el Reglamento que emitirá para tales efectos el Consejo de Regulación y Desarrollo de la Comunicación. Además de las sanciones o medidas administrativas fijadas en esta ley, para cada caso específico, el Consejo de Regulación y Desarrollo de la Comunicación podrá realizar comunicaciones y amonestaciones escritas a los administrados para llamar su atención sobre prácticas que deben ser mejoradas o corregidas porque ponen o pueden poner en riesgo el ejercicio de los derechos a la comunicación.

PREOCUPACIÓN. Periodistas y medios de comunicación tienen incertidumbre por lo que se aprobará en la ley de comunicación.

mo puede convertirse en una pesada maquinaria burocrática que puede tener oficinas desconcentradas en todo el país: “Equivale a instaurar un control que puede llegar hasta el último cantón o parroquia (artículo 59)”. El exasambleísta destaca que el proyecto contempla al CRDC un amplio margen discrecional para iniciar acciones administrativas en contra de los medios, como lo señala el último inciso del artículo 10 que fija la atribución de recibir denuncias por incumpliento de las normas

deontológicas. El artículo 45, agrega, le faculta y delega el diseño de políticas públicas de comunicación, “lo que le convierte en un cuasi ministerio” Amplio margen de atribuciones

Entre las facultades del Consejo de Regulación y Desarrollo de la Comunicación (CRDC) están: comprobar la veracidad de denuncias en contra de los medios de comunicación por incumplimientos de normas deontológicas y sancionarlos; ordenar

a los medios la rectificación y la réplica, que para los críticos supone la potestad de imponer contenidos. También, establecer parámetros técnicos para la definición de audiencias, franjas horarias, clasificación de programación, sancionar a empresas de publicidad por incumplir normas de promoción de publicidad nacional, sancionar a las personas que difundan información restringida y auditar el tiraje de medios impresos y sancionarlos en casos de discrepancias.

Se temen sorpresas: Aedep panorama “poco favorable para el trabajo del periodismo independiente en °losUnmedios privados”, es lo que advirtió ayer el director ejecutivo de la Asociación

Ecuatoriana de Editores de Periódicos, Aedep, Diego Cornejo, con la aprobación de la Ley de Comunicación. Indicó que se desconoce el documento que será tramitado por la Asamblea y teme “sorpresas”. Si en la nueva Ley se considera a la comunicación como un servicio público y no como un derecho ni una libertad, Cornejo señaló que los medios privados se convertirán en administradores de un bien público, “y por tanto deberán ser sujetos de control administrativo del Estado”. Aunque todavía no se conoce el texto del proyecto, el director de la AEDEP advierte que se van a incorporar nuevos elementos, pues la propia presidenta de la Asamblea, Gabriela Rivadeneira, ha dicho que va a permitir que los nuevos asambleístas lo hagan. “Y luego como ya lo habíamos previsto, la Presidencia incorporará en el veto otros adicionales, de manera que esa es la expectativa que tenemos, no sabemos qué va a ocurrir, como Asociación Ecuatoriana de Editores de Periódicos analizaremos lo que ocurra, revisaremos el texto aprobado, y tomaremos pronunciamiento”, dijo en una entrevista a una radio.

OPINIÓN. Diego Cornejo, director ejecutivo de la Aedep.

Diario La Hora Zamora 03 de junio 2013  
Diario La Hora Zamora 03 de junio 2013