Page 3

SALUD

Vida Buena N° 36, La Granja, 2018

3

DESDE EL CONSULTORIO

Actualmente trabajan con seis equinos (caballos), todos habituados al trato con gente. Por ende, deben ser dóciles y pequeños, porque en terapia, el profesional va al costado asistiendo al usuario. Entonces, mientras más grande el animal, más difícil es. Para ingresar a terapia los niños deben ser derivados de los consultorios, mediante un médico especialista. Luego, pasan a una lista de espera que no supera las 10 personas, pero eso es fluctuante porque el plan de tratamiento es mínimo por seis meses.

BENDITA MARCHA

•••

Maravilloso es el trabajo de rehabilitación que realiza el Centro de Hipoterapia de La Granja, para ayudar a 198 niños con problemas neurológicos, quienes mediante la marcha y calor de los caballos mejoran su conducta y desarrollo físico. Gracias al financiamiento del Departamento de Salud de la I. Municipalidad de La Granja, la atención en el centro es completamente gratuita. Las patologías en rehabilitación son súper distintas, hay niños con parálisis cerebral, Síndrome de Down y autismo, aparte de otros síndromes más extraños como, por ejemplo, el Síndrome de Angelman.

Rehabilitación con caballos La marcha y el calor de los animales son fundamentales en la atención que el Centro de Hipoterapia de La Granja brinda a casi 200 niños vulnerables y con alteraciones neurológicas.

El caballo es el animal que tiene la marcha más similar a la del hombre. Se mueve en las mismas direcciones que nosotros. Entonces, el cuerpo de un niño que no puede caminar de forma independiente interpreta estas sensaciones como una caminata normal. Otro de los beneficios de esta terapia es “la entrega de calor, ya que el caballo tiene una temperatura mayor a la del ser humano. Por lo tanto, esto se puede traspasar al lado psicoafectivo donde se genera mayor apego y cercanía con el animal”, explica Alexander Albornoz, director del Centro de Hipoterapia.

CABALGANDO AL REVÉS Milagros (9) tiene parálisis cerebral, tetraplejia mixta, microcefalia y epilepsia sistemática. Pero, a pesar de su condición médica ella cabalga con una sonrisa. Los especialistas la hacen montar al revés, con su cabeza hacia la cola del caballo. Esto le permite relajar los músculos y entrar en mayor contacto con el animal. Su madre, Sara Mellado asegura que “ella disfruta venir para acá y con la terapia mantiene más contacto visual”.

Profile for Municipalidad La Granja

Diario N° 36  

Diario N° 36  

Profile for la_granja
Advertisement