Page 1

TE VA A TOCAR

LA CHINA TE VA A TOCAR

Pocos asuntos relacionados con las drogas resultan tan controvertidos y plagados de prejuicios ideológicos y supuestas evidencias científicas como el consumo de cannabis. En estas páginas hemos pretendido huir tanto del tremendismo como de la banalización, y poner de manifiesto únicamente aquellas cuestiones sobre las que existe un mayor acuerdo entre los expertos.

TE VA A TOCAR

LA CHINA TE VA A TOCAR


PRESENTACIÓN ÍNDICE

PRESENTACIÓN Algunas personas, generalmente jóvenes, y poco más de diez de cada cien, tienen por costumbre acompañar sus momentos de diversión compartiendo el humo de algún que otro porro. Un número mayor lo ha probado en alguna ocasión, pero no les ha seducido insistir en su consumo. La mayoría, aproximadamente dos de cada tres, ni lo ha consumido ni lo consume. Pocos asuntos relacionados con las drogas resultan tan controvertidos y plagados de prejuicios ideológicos como el consumo de cannabis. De ahí que hayamos optado por presentar sólo aquellas cuestiones en torno a las que existe un mayor acuerdo, huyendo tanto del tremendismo como de la banalización. Esperamos haberlo conseguido y que esta publicación sea de utilidad para que quienes la lean puedan tomar decisiones más formadas.

ÍNDICE 2 2 PRESENTACIÓN

12 ¿A QUIÉN LE INTERESA? Han probado. Usuarios habituales. Frecuencia de consumo. ¿Escalada?

12 3 1 4 4

3 BREVE RESEÑA HISTÓRICA 4.000 años a. C. Sogas de cáñamo. El cannabis como fármaco. 4 UN REPASO A LA BOTÁNICA Cannabis sativa. Hachís. Marihuana. ¿Qué fuman quienes fuman? Viaje al interior de la planta.

14 SER DIFERENTE ¡Haz lo que quieras! Aprender a ser diferentes. Tal como eres. Esos amiguetes que tanto insisten.

© EDEX, 1998-2005

6 LO QUE OCURRE AL FUMAR De viaje por el cerebro. ¿Dependencia? Depresor del Sistema Nervioso Central. Consumidores y consumos.

6

8 ¿MI SALUD CORRE ALGÚN RIESGO? Hablemos de hechos. Alteraciones orgánicas. Impacto psicológico. Otros riesgos. Cannabis al volante.

8

10 SITUACIÓN LEGAL Ley y venta de drogas. Oferta, deseo y posibilidades de acceso. Penalización/despenalización. La opinión sobre la venta de "porros".

10

Idea y realización: EDEX C/ Indautxu, 9 48011 Bilbao Tel. 94 442 57 84 Fax 94 441 75 12 E-mail: edex@edex.es Web: www.edex.es Autoría: Juan Carlos Melero Roberto Flores Diseño: Julián Vallejo ISBN: 84-9726-038-1 ISBN obra completa: 84-9726-249-2 D.L.: BI-1545-05 Mod.: 174250 Imprime: Imprenta Berekintza, S.L. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo, por escrito, de EDEX.

pág. 2


BREVE RESEÑA-HISTÓRICA

4.000 AÑOS

A.C.

El consumo de derivados del cannabis se remonta a muchos siglos atrás. Los restos más antiguos fueron encontrados en China, y datan de unos cuatro mil años antes de Cristo. Distintas culturas de la antigüedad usaban esta sustancia para sus ritos religiosos, como remedio medicinal o con una intención más lúdica. Existen referencias al respecto en las religiones védica, brahmánica o budista, y es sabido que fue consumido por egipcios, escitas, persas, etc. Se consumía en forma de sahumerios, consistentes en respirar el humo procedente de trozos de hachís colocados sobre brasas o piedras calientes. Generalmente se trataba de un consumo controlado, limitado a determinadas personas y sólo en ciertas celebraciones. Con el avance del cristianismo su uso se fue restringiendo y relegando a países de Asia y África, que lo empleaban con un propósito medicinal, religioso y recreativo. En Occidente se fue restringiendo su uso terapéutico hasta quedar en manos casi exclusivamente de brujos. A mediados del siglo XIX su consumo en Occidente se reducía a grupos aislados de artistas, entre los que cabe citar el conocido como Club des hachishiens, integrado, entre otros, por Baudelaire, Gautier, Delacroix, Nerval, etc. En los años sesenta del siglo XX, con el auge experimentado por la contracultura psicodélica y el movimiento hippy, el consumo de cannabis se extendió entre los jóvenes americanos y europeos afines a estos movimientos.

En los países de Oriente Medio y Norte de África se ha usado tradicionalmente como droga social, equivalente al alcohol en Occidente, aunque su consumo es ilegal en la mayoría de ellos. En los países de la península ibérica no es una droga tan novedosa. Por su proximidad y relación histórica con el norte de África, era conocida y fumada en un compuesto conocido como griffa, de bastante mala calidad, sobre todo en círculos sociales marginales relacionados con la Legión española.

SOGAS DE CAÑAMO La Cannabis sativa ha sido utilizada para la fabricación de cuerdas, sogas, sacos, etc., de cuya fibra constituía la materia prima. Tuvo por ello una importante producción industrial hasta que la competencia de las fibras artificiales se fue imponiendo. El cañamón (semilla de cannabis) se sigue utilizando como alimento para pájaros.

EL CANNABIS COMO FÁRMACO Diversas culturas de la antigüedad usaron el cannabis por sus supuestas propiedades medicinales. Muchas de ellas resultaron ser falsas. Respecto a otras, la medicina ha ido encontrando remedios más eficaces. Otras no se han investigado suficientemente. En la actualidad se propone su utilización para dos tipos de afecciones, principalmente: • Por sus propiedades antieméticas, se usa un fármaco análogo para aliviar las náuseas y vómitos de enfermos de cáncer tratados con quimioterapia. • En pacientes de Sida, se cree que puede ser útil para estimular el apetito e inhibir las náuseas. • Su utilidad terapéutica para otras patologías, como el glaucoma, está en estudio.

pág. 3


UN REPASO A LA BOTÁNICA

CANNABIS SATIVA El cannabis o cáñamo es una planta herbácea de ciclo anual cuya denominación botánica es Cannabis sativa. Es una planta dioica, con especímenes masculinos y femeninos. Su tamaño oscila entre uno y tres metros, aunque en condiciones favorables puede alcanzar una altura de cinco metros. El principal responsable de los efectos experimentados tras su consumo es el THC (delta-9-tetrahidrocannabinol). La concentración de este elemento es similar en las plantas masculinas y femeninas. Los derivados del cannabis consumidos por sus efectos psicoactivos son, sobre todo, dos: hachís y marihuana.

HACHIS

Producto elaborado a partir de la resina que se almacena en las flores de la planta hembra, prensada tras su recolección hasta formar una pasta de color marrón (de donde le viene la denominación coloquial de chocolate). El hachís que se consume en Europa procede principalmente de Marruecos. Ya desde su origen suele estar adulterado, a fin de enmascarar la poca resina de cannabis que contiene, para lo cual se emplea cualquier sustancia que vaya bien con su aspecto y su consistencia. Se consume fumado, mezclado con tabaco rubio, en un cigarrillo conocido como porro, peta o canuto. Contiene proporciones de THC superiores a las de la marihuana, por lo que su toxicidad es potencialmente superior.

MARI

HUANA

Preparado que se elabora a partir de las flores, hojas y tallos pequeños de la planta, triturados una vez dejados secar. Es una forma de presentación típicamente americana, de uso poco frecuente en nuestro medio. Se consume fumada, sola o mezclada con tabaco rubio. El principal país productor de marihuana es Norteamérica, mientras que el hachís es producido principalmente por países asiáticos y del Mediterráneo, tales como Afganistán, Pakistán y Marruecos.

pág. 4


UN REPASO A LA BOTÁNICA

¿QUÉ FUMAN QUIENES FUMAN? Todas las drogas que se encuentran en el mercado negro están sometidas a procesos severos de adulteración. Es el sistema más eficaz a disposición de los traficantes para multiplicar sus beneficios. Los derivados del cannabis no son ajenos a este proceso. En Marruecos el hachís que se consume en Europa es mezclado con cualquier sustancia que permita engañar al comprador, que cree estar adquiriendo una determinada cantidad de hachís, cuando lo que realmente está comprando es estiércol, derivados de henna, alquitranes, goma arábiga, leche condensada, clara de huevo, etc., con algo de hachís.

VIAJE AL INTERIOR DE LA PLANTA

Se llama principio activo de una droga a aquel de sus componentes químicos que causa los efectos experimentados tras su consumo. En el cannabis se han aislado unos sesenta compuestos químicos con efectos psicoactivos (capacidad para alterar el funcionamiento habitual de nuestras neuronas). Se los conoce como cannabinoides. El más importante es el THC, al que se atribuye la mayor parte de sus efectos. Fue identificado y aislado en 1964 por los investigadores Mechoulam y Gaoni, quienes sintetizaron su estructura química entre 1965 y 1967. El THC tiene unas características que lo hacen peculiar. Por una parte, es muy soluble en grasa, por lo que tiende a acumularse en los tejidos adiposos del organismo. Por otra, tiene una vida media aproximada de siete días, lo que significa que, una semana después de su consumo, el organismo no ha conseguido eliminar más que el 50% de la sustancia. En consecuencia, si una persona consume derivados del cannabis todas las semanas, no habrá tiempo para que la droga se elimine completamente, por lo que ésta se irá acumulando en sus tejidos grasos, fundamentalmente en su cerebro.

pág. 5


LO QUE OCURRE AL FUMAR

VIAJE

DE POR EL

CEREBRO

Todas las drogas tienen en común que, una vez introducidas en el organismo, llegan al cerebro a través de la sangre produciendo allí sus efectos particulares. Lo que distingue a los derivados del cáñamo es que, debido a la apetencia del THC por los tejidos grasos, es rápidamente absorbido por el cerebro (órgano con un gran componente graso) y se va acumulando en él, desde donde se va eliminando lentamente. De ahí que, en personas que consumen cannabis con frecuencia (sobre todo si el consumo es diario), durante períodos largos de tiempo, se produzca una constante retroalimentación: antes de que el THC consumido se haya podido eliminar, ya está el cerebro recibiendo y almacenando nuevas dosis. Esta particularidad explica buena parte de los efectos que esta sustancia tiene sobre el organismo del consumidor.

La fijación del THC por el cerebro puede provocar algunos de estos efectos: • Entorpece la memoria, sobre todo la memoria a corto plazo, lo que dificulta la retención de cuanto se haya vivido o aprendido bajo los efectos de la droga. • Altera la capacidad de concentración. • Interfiere los procesos de aprendizaje. Cuando se trata de adolescentes, estos efectos pueden afectar seriamente los procesos de maduración y desarrollo en que se encuentran inmersos. A fin de cuentas, los cambios que tienen lugar durante esta etapa exigen un funcionamiento a pleno rendimiento de las capacidades de la persona. Y, para ello, un cerebro capaz de funcionar al cien por cien de sus posibilidades es la condición más adecuada. La “manía” del THC de permanecer tanto tiempo en el cerebro, no es de gran ayuda.

¿DEPENDENCIA? Como cualquier otra droga, los derivados del cannabis pueden generar dependencia psicológica, entendiendo por tal la dificultad para disfrutar de la vida y hacer frente a sus exigencias, si no se está bajo los efectos de la sustancia. El cannabis no parece dar lugar, sin embargo, a dependencia física, aunque se ha descrito cierta reacción de abstinencia en usuarios crónicos al interrumpir el consumo, caracterizada por ansiedad, irritabilidad, pérdida de apetito, temblores e insomnio.

pág. 6


LO QUE OCURRE AL FUMAR

DEPRESOR

DEL

SISTEMA NERVIOSO CENTRAL

El cannabis ha sido clasificado de diversas maneras. En la actualidad se tiende a considerarlo como depresor del Sistema Nervioso Central. De hecho, sus efectos son, en cierta medida, similares a los del alcohol, aunque con una actividad específica sobre la percepción que recuerda a la producida por los alucinógenos (razón por la que, en ocasiones, se le clasifica entre los "alucinógenos menores"). Como se consume por vía fumada, es rápidamente absorbido por los pulmones, y llega al cerebro en un corto período de tiempo. Los efectos comienzan a notarse a los pocos minutos del consumo, alcanzando su pico máximo al cabo de unos treinta minutos, con una duración de dos o tres horas. Los efectos de la borrachera cannábica son los siguientes: En el plano fisiológico: • Aumento del apetito. • Sequedad de boca. • Enrojecimiento de la conjuntiva de los ojos. • Brillantez de la córnea. • Taquicardia. • Sudoración. • Moderada analgesia. • Somnolencia. • Descoordinación motora. • Falta de expresión mímica. En el plano psicológico: • Cierta sensación de euforia. • Relajación. • Desinhibición. • Cambios sensoriales y perceptivos.

• Sensación de que el tiempo discurre con más lentitud. • Risa inmotivada e irrefrenable. • Dificultad para expresarse con claridad. • Alteración de la memoria a corto plazo y del aprendizaje de tareas complejas.

CONSUMIDORES

YCONSUMOS

Ninguna droga provoca siempre, y en toda situación, las mismas experiencias. Sus efectos generales varían en función de diversas circunstancias: • Variedad de la planta (en el caso de que se trate de sustancias de origen botánico). • Composición y riqueza del producto (contenido en principios activos). • Personalidad del consumidor. • Experiencias previas con la sustancia. • Frecuencia de uso. • Ambiente de consumo (personas, espacio físico, etc.).

pág. 7


¿MI SALUD CORRE ALGÚN RIESGO?

HABLEMOS DE

HECHOS Vamos a intentar desbrozar aquella información respecto a la que existe un mayor consenso entre los investigadores, a fin de que cada cual sepa a qué atenerse y sea capaz de tomar decisiones libres, es decir, informadas.

IMPACTO

PSICOLÓGICO DIFICULTADES DE APRENDIZAJE El uso más o menos frecuente de derivados del cannabis puede perturbar el funcionamiento psíquico, interfiriendo la memoria a corto plazo y los aprendizajes complejos.

TRASTORNOS PSIQUIÁTRICOS

ALTERACIONES

ORGÁNICAS SISTEMA RESPIRATORIO Al tratarse de una sustancia que se fuma, sería difícil que no tuviera algún efecto sobre las vías respiratorias. Sobre todo si tenemos en cuenta que, para experimentar al máximo sus efectos, quienes la consumen inhalan profundamente el humo, lo retienen el máximo de tiempo en los pulmones, no usan filtro y apuran el cigarrillo hasta el final. Además, los usuarios de esta droga suelen ser fumadores de tabaco, por lo que los riesgos se multiplican. Entre los trastornos respiratorios descritos con más frecuencia, podemos citar éstos: • Bronquitis crónica. • Enfisema pulmonar. • Cáncer de pulmón, para el que el cannabis sería un factor de riesgo adicional al tabaco.

SISTEMA CIRCULATORIO El consumo de cannabis provoca de manera casi inmediata taquicardia, por lo que personas que padecen insuficiencia cardíaca o hipertensión pueden ver empeorados sus síntomas.

pág. 8

En personas predispuestas puede desencadenar trastornos mentales como, por ejemplo, brotes esquizofrénicos.

OTROS

RIESGOS • Es posible que incida sobre nuestro sistema inmunológico, reduciendo la capacidad defensiva de nuestro organismo frente a las infecciones. • Puede, asimismo, influir sobre el proceso de espermatogénesis, disminuyendo el número y la movilidad de los espermatozoides. • Generalmente es consumido con alcohol, lo que multiplica los efectos de ambas sustancias. Su combinación puede dar lugar a lipotimias, como consecuencia de la acción vasodilatadora del alcohol y del aumento en el consumo cerebral de oxígeno que provoca el THC. El cerebro necesita más oxígeno de lo habitual, y dispone de una cantidad menor del mismo. Cuando una persona consume derivados del cannabis mientras se encuentra bajo los efectos del alcohol, es frecuente la aparición de vómitos.


¿MI SALUD CORRE ALGÚN RIESGO?

CANNABIS AL VOLANTE A pesar de la rutina con la que tras algunos años de práctica lo hacemos, conducir un coche o una motocicleta es una actividad francamente compleja. Requiere tener la mente ágil para interpretar de manera correcta diversos estímulos que se presentan simultáneamente, tener buenos reflejos para reaccionar adecuadamente y a tiempo ante cualquier imprevisto, ser capaz de coordinar la vista, los brazos y las piernas de una manera fluida, etc. Facultades todas ellas que exigen que nuestro cerebro esté en forma. El sueño, el cansancio, la enfermedad y cualquier otra situación que comprometa nuestra lucidez mental, interfieren negativamente nuestra capacidad de conducir. Y, cómo no, la presencia de drogas en nuestro cerebro. Todas las drogas actúan sobre el cerebro, modificando su funcionamiento normal. Y, de este modo, perturban la capacidad para practicar tareas complejas como conducir.

En particular, el cannabis puede afectar a nuestra habilidad para conducir de diversas maneras: • Dificulta la coordinación motora. • Disminuye la capacidad de reacción, alargando el tiempo que transcurre desde que se presenta un imprevisto hasta que reaccionamos. • Hace más lenta la toma de decisiones, lo cual a una velocidad de 100 km/h. es, a todas luces, un riesgo excesivo. • Distorsiona la capacidad para percibir con claridad los peligros potenciales con los que nos podemos encontrar. • Al consumirse generalmente combinado con alcohol, se agravan todas estas alteraciones. Ante un ejercicio tan complejo y arriesgado como conducir, quién sabe en cuántos accidentes de los que los fines de semana son protagonizados por jóvenes habrá estado al volante el cannabis, solo o combinado con alcohol.

pág. 9


SITUACIĂ“N LEGAL

LEY Y VENTA

DE DROGAS La venta de derivados del cannabis estĂĄ prohibida en la mayorĂ­a de los paĂ­ses europeos. Para su adquisiciĂłn es preciso entrar en contacto con el mercado negro. Un mercado en el que mafias cada vez mĂĄs poderosas obtienen ingentes beneficios econĂłmicos a costa de la salud de la poblaciĂłn, sobre todo de las personas mĂĄs jĂłvenes.

Es un mundo construido euro a euro con el dinero de los consumidores de unas y otras drogas, y que ha ido diversificando sus fuentes de ingresos hacia las diversas ramas del crimen organizado: trĂĄfico de armas, trata de blancas, etc. Redes internacionales que comercian sin ningĂşn escrĂşpulo con la vida humana.

DECOMISOS DE HIERBA DE CANNABIS en % del total mundial y en kg PAĂ?SES QUE ENCABEZAN LA LISTA - 2002 jĂ?ˆVÂœ ĂƒĂŒ>`ÂœĂƒĂŠ1˜ˆ`ÂœĂƒ ˆ}iĂ€Âˆ> Ă€>ĂƒÂˆÂ? -Ă•`?vĂ€ÂˆV> >ÀÀÕiVÂœĂƒ ˜`ˆ> ,iÂŤĂ–LÂ?ˆV>ĂŠ1˜ˆ`>ĂŠ`iĂŠ/>Â˜Ă˘>˜ˆ> iÂ˜Ăž>

ÂœÂ?œ“Lˆ> *>ÂŽÂˆĂƒĂŒ?˜ ˜`œ˜iĂƒÂˆ> *Ă•iĂ€ĂŒÂœĂŠ,ˆVÂœ *>Ă€>}Ă•>Ăž Ă€}iÂ˜ĂŒÂˆÂ˜> *>Â‰ĂƒiĂƒĂŠ >Â?ÂœĂƒ i`iĂ€>VˆÂ?Â˜ĂŠ`iĂŠ,Ă•ĂƒÂˆ> >“>ˆV> ,iÂˆÂ˜ÂœĂŠ1˜ˆ`Âœ jÂ?}ˆV> -Ă•ÂˆĂ˘> 6i˜iâÕiÂ?>

ÂŁÂ°ĂˆĂŽĂŽÂ°ĂŽĂ“Ăˆ

ĂŽ{ÂŻ

£°££ä°xÓx

Ă“ĂŽÂŻ ÂŁÂŁÂŻ xĂ¤ĂˆÂ°n{Ăˆ £™{°änä Ă“ÂŻ £ä{°™Çn Ă“ÂŻ ™Î°xäÇ Ă“ÂŻ ™Î°{ÇÇ “jĂ€ÂˆV>ĂŠ`iÂ?ĂŠ ÂœĂ€ĂŒi Ă“ÂŻ ™ä°{ÂŁÂŁ vĂ€ÂˆV>ĂŠÂœVVˆ`iÂ˜ĂŒ>Â?ÊÞÊViÂ˜ĂŒĂ€>Â? Ă“ÂŻ ÇÇ°ÇÎn “jĂ€ÂˆV>ĂŠ`iÂ?ĂŠ-Ă•Ă€ Ă‡ĂˆÂ°Â™Â™n vĂ€ÂˆV>ĂŠÂœĂ€ÂˆiÂ˜ĂŒ>Â? Ăˆn°Î{Ăˆ Ă•Ă€ÂœÂŤ>ĂŠÂœVVˆ`iÂ˜ĂŒ>Â? ĂˆÂŁÂ°Ă“Â™ÂŁ vĂ€ÂˆV>ʓiĂ€Âˆ`ˆœ˜>Â? {™°xÎÇ

>Ă€ÂˆLi ĂƒÂˆ>ʓiĂ€Âˆ`ˆœ˜>Â? {n°£{ÂŁ vĂ€ÂˆV>ĂŠ`iÂ?ĂŠ ÂœĂ€ĂŒi {{°nĂ“{

iĂ€V>Â˜ÂœĂŠ"Ă€ÂˆiÂ˜ĂŒiÊÞÊ"Ă€ÂˆiÂ˜ĂŒiĂŠi`ÂˆÂœĂŠĂ‰ĂŠĂƒÂˆ>ĂŠĂƒĂ•`ÂœVVˆ`iÂ˜ĂŒ>Â? {Ă“Â°ĂˆĂ‡x ĂƒÂˆ>ĂŠÂœĂ€ÂˆiÂ˜ĂŒ>Â?ĂŠĂžĂŠĂƒĂ•`ÂœĂ€ÂˆiÂ˜ĂŒ>Â? ә°n{n Ă•Ă€ÂœÂŤ>ĂŠÂœĂ€ÂˆiÂ˜ĂŒ>Â? ÓÇ°£ÎÇ ĂƒÂˆ>ĂŠViÂ˜ĂŒĂ€>Â?ÊÞʍ>Â‰ĂƒiĂƒĂŠĂŒĂ€>Â˜ĂƒV>Ă•V?ĂƒÂˆVÂœĂƒ Ă“ĂˆÂ°Ă‡{ÂŁ "Vi>˜‰> Óΰ™Óä “jĂ€ÂˆV>ĂŠ iÂ˜ĂŒĂ€>Â? Ó£°n™Î Ó䰙Óä {ÂŻ

xnÂŻ

™¯ ί {¯ ί Ó¯

{än°££{

£ÇxÂ°ĂˆĂˆ{ ÂŁĂˆĂŽÂ°Ă¤{ĂŽ ÂŁ{£°n™{

DECOMISOS DE HIERBA DE CANNABIS en kg y % POR REGIONES - 2002

££ä°nä{ Â™ĂˆÂ°ĂˆĂ¤{ ™Î°xäÇ nĂ‡Â°Ă¤ĂŽĂˆ n£°££Ç

Ăˆx°Óä{ ÓΰÎä{ x°™£n x°ÇÎx

DECOMISOS MUNDIALES DE HIERBA DE CANNABIS, 1992-2002 xäää {°x{{

ĂŽÂ°ĂŽĂˆÂŁ

Toneladas mĂŠtricas

{Â°ĂˆĂ‡n

{°Ç{£

ΰ™™Ó

{äää ΰӣ£

Îäää Ó°Îxx

ΰäÇn

ΰ£™x Ó°™nx

Ó°Îx™

Óäää

£äää

ä

pĂĄg. 10

Ó°ÇxÇ°£Îä

xĂ“ĂˆÂ°ÂŁ{n

ÂŁÂŁÂŻ

£™™Ó £™™Î £™™{ £™™x ÂŁÂ™Â™Ăˆ £™™Ç £™™n £™™™ Óäää Óää£ ÓääÓ


SITUACIÓN LEGAL

OFERTA, DESEO

Y POSIBILIDADES DE ACCESO Algo más del 70% de la juventud europea de 15 a 24 años considera fácil conseguir drogas1, sobre todo en los ambientes recreativos nocturnos. Un porcentaje similar afirma conocer personas que consumen cannabis. El 50% ha recibido ofertas para consumir cannabis. A pesar de la omnipresencia de esta sustancia, la proporción de quienes han decidido no probarla es del 67%. El 89% afirma no haber consumido cannabis durante el último mes. Porcentajes que se reducen sensiblemente en países como España, Reino Unido, Dinamarca y Francia que se encuentran a la cabeza en el consumo europeo de esta sustancia2. 1 2

PENALIZACIÓN/ DESPENALIZACIÓN

Cada país ha legislado de una forma diferente en esta materia. En general coinciden, en todo caso, en perseguir el tráfico con éstas y otras sustancias. Es cierto que la prohibición ha añadido diversos problemas a los ocasionados por el propio uso inadecuado de drogas. Entre ellos, la creación de un mercado negro que mueve en la actualidad tantos miles de millones que su capacidad de corrupción es difícilmente resistible. No está tan claro, sin embargo, que la mera despenalización resolviera todos los males. Es ésta una polémica que desata tantas pasiones que, con frecuencia, el debate se convierte en una confrontación irracional, más que en un diálogo a partir de informaciones objetivas y argumentos lógicos.

Young people and drugs. Eurobarometer 2004. European Commission. EMCDDA. Informe anual 2004: Aspectos destacados. Lisboa 2004.

68%

conoce gente que ha probado

50%

ha recibido ofertas para consumir

55%

considera peligroso su consumo

59%

está en desacuerdo con que el uso experimental no es arriesgado Fuente: EUROBAROMETER, 2004

pág. 11


¿A QUIÉN LE INTERESA?

HAN

USUARIOS

PROBADO

“Faltos de su connotación política e ideológica previa, el hachís y la marihuana empiezan a convertirse en cosas de poca importancia, productos de aburrimiento y hasta de mal rollo...”. “...sin su aura de transgresión y modernidad -cada vez más adulterado ya en Marruecos o por sus importadores- el hachís deja de ser divertido, heroico y herético. Y al perder esos ingredientes pierde buena parte de su valor ceremonial”.

HABITUALES Alrededor de un 15% de los escolares de 15-16 años de países como España, Reino Unido y Francia que han consumido cannabis durante el año anterior, lo hacen de manera habitual (al menos 40 veces al año). España concentra más de la mitad del cannabis incautado en Europa4. 4

EMCDDA. Informe anual 2004. Lisboa 2004.

A. Escohotado

AÑOS 28%

15/19

Han probado

15/24

Han probado

10%

Han consumido el último mes

Han consumido el último mes

37% hombres

14% hombres

28% mujeres

mujeres

33% T O TA L

11% T O TA L

pág. 12

8%

(33% de quienes la han probado)

Fuente: EUROBAROMETER, 2004


¿A QUIÉN LE INTERESA?

FRECUENCIA

CONSUMO

DE

Más de las dos terceras partes de los jóvenes europeos ni siquiera han probado un “porro”. Sólo un 11% lo fuma con frecuencia mensual. O lo que es lo mismo, 89 de cada 100 no lo hacen. Si nos centramos en adolescentes de 15 años3, no lo habrían probado tres de cada cuatro chicos ni cuatro de cada cinco chicas de Europa, Estados Unidos, Canadá e Israel. Lo habrían consumido el año anterior algo más del 20% de los chicos y el 16% de las chicas. Una parte importante de las experiencias de consumo tienen lugar en situaciones de presión ambiental o de grupo. 3

WHO. Young people´s health in context. Health behaviour in school-aged children (HBSC) study: international report from the 2001/2002 survey. Denmark 2004.

¿ESCALADA? Metáfora aplicada al proceso por el cual quien se iniciaba en el consumo de drogas (generalmente derivados del cannabis) progresaba mecánica y fatalmente hacia drogas con mayor impacto sanitario. El cada vez mayor conocimiento de la realidad ha permitido matizar esta secuencia. Hoy sabemos que no existe un encadenamiento bioquímico por el que de unas sustancias se pase necesariamente a otras más adictivas. Parece más razonable hablar de una relación sociológica entre los distintos consumos. Así, aquellos adolescentes que hicieran un consumo más intenso y precoz de alcohol y tabaco, tendrían más probabilidades de iniciarse en el consumo de cannabis y, a su vez, de interesarse por el consumo de otras drogas ilegales. Estos nuevos consumos se suman a los anteriores y los refuerzan, creando una realidad de policonsumo.

pág. 13


SER DIFERENTE

¡HAZ LO QUE QUIERAS! Libertad es poder decir <sí> o <no>; lo hago o no lo hago, digan lo que digan mis jefes o los demás; esto me conviene y lo quiero, aquello no me conviene y por lo tanto no lo quiero. Libertad es decidir, pero también, no lo olvides, darte cuenta de que estás decidiendo. Lo más opuesto a dejarse llevar, como podrás comprender. Y para no dejarte llevar no tienes más remedio que intentar pensar al menos dos veces lo que vas a hacer; sí, dos veces, lo siento, aunque te duela la cabeza… La primera vez que piensas el motivo de tu acción la respuesta a la pregunta <¿por qué hago esto?> es el tipo de las que hemos estudiado últimamente; lo hago porque me lo mandan, porque es costumbre hacerlo, porque me da la gana. Pero si lo piensas por segunda vez, la cosa ya varía. Esto lo hago porque me lo mandan, pero… ¿por qué obedezco lo que me mandan? Savater, F. “Ética para Amador”.

APRENDER

A SER DIFERENTES A veces cuesta mantener las propias decisiones, cuando quienes nos rodean se comportan de otro modo. Es en esas situaciones en las que se ponen a prueba nuestras habilidades. En cada situación, podemos poner en práctica esta secuencia:

1 2 3 4

• Tener claro lo que pensamos y sentimos de la conducta que nos proponen. • Comenzar nuestra respuesta sin disculparnos por ser diferentes, y rechazando que alguien sea “menos” que otros por no actuar de una determinada manera. • Mostrar las propias preferencias con energía, pero sin necesidad de convencer a los demás de que deben actuar como nosotros lo hacemos. • Aclarar siempre que no se rechaza a la persona, sino la conducta que nos propone.

pág. 14

TAL COMO

ERES

Hombres y mujeres somos seres sociales. Sin los demás (familia, amigos, compañeros, vecinos, etc.), sin el grupo, sin la sociedad, dejaríamos de existir. De nuestra habilidad para relacionarnos depende, en gran medida, nuestra capacidad para disfrutar de la vida. • Imagina una persona que siempre tenga que hacer lo que sus compañeras y compañeros digan, porque no se siente capaz de mostrarse tal cual es. Verá muy limitadas sus posibilidades, porque no se atreverá a expresar su propio estilo. Estaríamos ante un

comportamiento pasivo, que pone a la persona en manos de la voluntad ajena.

• Existen, por otra parte, personas que creen tener siempre razón, que no se sienten cómodos si no se salen con la suya, y no permiten que los demás expresen sus propios puntos de vista. Es lo que conocemos como

comportamiento agresivo, que hace bastante tensas las relaciones sociales.

• Está, por último, lo que llamamos

comportamiento asertivo: esa habilidad para

expresar nuestras emociones, para exigir que se respeten nuestros derechos, sin pretender estar por encima de los demás, ni dejarnos llevar pasivamente por ellos. Es la capacidad de mostrar la propia personalidad, de actuar de acuerdo con su propio estilo, sintiéndose orgulloso de lo que le diferencia, y a la vez solidario con los demás. Este estilo de conducta nos ayuda a ser felices y a hacer felices a las personas con las que nos relacionamos.


SER DIFERENTE

ESOS AMIGUETES QUE TANTO

INSISTEN

Imagina que estás en una fiesta de fin de curso. Te juntas con un grupo de compañeras y compañeros, y alguien empieza a liar un porro con intención de que todo el grupo fume. Tú, la verdad, no te sientes atraído por la idea y, desde

“La droga se contagia más que las infecciones y ese contagio es social” E. Rojas

luego, no es tu intención aceptar sólo porque lo digan los demás. TU COMPAÑERO LÍA UN PORRO Mientras le observas, piensas: “Algunos

1

de ellos fuman, pero yo no. Somos amigos y lo vamos a seguir siendo. Nos diferencia esto y otras cosas. Eso es

“Tengo aquí algo que os va a gustar. Veréis, veréis…”

bueno”.

TE LO PASAN A TI PARA QUE FUMES Una posible respuesta: “Gracias, pero

2 3

paso de fumar. Sé que algunas personas lo hacen, pero a mí no me interesa. Por

“Te toca. Está buenísimo. Vas a alucinar”

cierto, ¿qué os parece la fiesta?”. INSISTEN

“No tengo nada en contra de que fumes, porque sé que haces lo que te apetece. A mí, sin embargo, no me atrae”.

“Venga, hombre, enróllate. No seas aguafiestas”

“Ha venido más gente de la esperada. La verdad es que hemos organizado una buena fiesta. Y todo el mundo se está divirtiendo”. pág. 15


TE VA A TOCAR

LA CHINA TE VA A TOCAR

Pocos asuntos relacionados con las drogas resultan tan controvertidos y plagados de prejuicios ideológicos y supuestas evidencias científicas como el consumo de cannabis. En estas páginas hemos pretendido huir tanto del tremendismo como de la banalización, y poner de manifiesto únicamente aquellas cuestiones sobre las que existe un mayor acuerdo entre los expertos.

TE VA A TOCAR

LA CHINA TE VA A TOCAR

La china  

Algunas personas, generalmente jóvenes, y poco más de diez de cada cien, tienen por costumbre acompañar sus momentos de diversión compartien...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you