Issuu on Google+

MUJERES NECIAS.


MUJERES NECIAS Conocemos algunas mujeres necias en la Biblia, como la esposa de Job, que nunca entendió el proceso por el que atravezaba su esposo y ella misma lo incitaba a que renegara de su Dios y se dejara morir. Conocemos la necedad temporal de Sara al darle su criada a su esposo, ante la demora del cumplimiento de la promesa de darle un hijo, Isaac, el engaño de Rebeca que condujo a Jacob a arrebatar la primogenitura que le correspondia a Esau y algunos casos más. Como siempre, cuando se rompen las reglas o los principios del Reino buscamos justificaciones que tranquilicen nuestra conciencia. Siempre podemos argumentar que este era el plan inicial de Dios y que ésta era Su voluntad, pues finalmente Dios y usa toda circunstancia para tratar nuestro caracter y cumplir Su proposito a pesar de nuestra desobediencia o de nuestra necedad. Me asombra ver con que facilidad las personas reciben una encomienda de parte de Dios en un lugar o ministerio especifico y por circunstancias o por emociones cambian de rumbo de un momento a otro, como invalidando la palabra dada por El Señor, cómo si nuestro Dios cambiara de opinión cada semana. Por supuesto, tambien hay una justificacion para esto, los seres humanos no aceptamos facilmente nuestros errores. El problema real son dos pecados que aquejan al mundo desde el comienzo de la creación "la desobediencia" y "el orgullo". Estos dos pecados haciendo uso de la frase mas trillada en las iglesias y en los ministerios "estoy muy herido", enmascaran el arma más antigua de satanas y es la AMARGURA, cuyo propósito es sacarte del plan inicial de Dios. La desobediencia te hace tomar decisiones equivocadas y el orgullo te hace permanecer en ellas y su prima, " la necedad", te dará las justificaciones que necesitas para hecharle la culpa a todos los demas y salir bien librado, aunque siempre debemos recordar que existe un libro de memorias y la Palabra no dice que sea solo para las cosas buenas que hacemos. Tal vez la mujer que mas alto precio pagó por su necedad fue la mujer de Lot. Esta mujer solo aparece mencionada en la Palabra por el lamentable hecho de quedar convertida en estatua de sal. Su desobediencia no fue sobre algo que afectara al pueblo de Sodoma, pero esta pequeña necedad a una palabra especifica de Dios en Génesis 19 ,17 "no mires tras ti ni pares en toda esta llanura" le causó la muerte instantánea, y no cualquier clase de muerte, pues convertirse en estatua de sal es algo ademas de inusual, espantoso pues la sal finalmente con los cambios climaticos se va desmoronando hasta quedar mezclada con la arena o la tierra quedando asi reducida a nada, raída de la faz de la tierra literalmente hablando. Cual seria la expresion del pobre Lot al ver lo que le sucedía a su esposa, la sensacion de dolor y de impotencia frente a tal situación y, cual seria la reacción de sus hijas, angustiadas por lo que veian sus ojos y al mismo tiempo tratando de huir del desastre que dejaban atrás, pensando que su mama era parte de ese desastre y ahora del paisaje. Seguramente cuando llegaron al lugar seguro, a las cuevas de las montañas, despues de llorar mucho, despues de buscar respuestas, y de entender que junto con la "misericordia de Dios", también actúa "la justicia de Dios" y que esta es una balanza perfecta que siempre opera en el reino, esperaríamos que les invadiera el temor de Dios. Pero como sucede muy a menudo, pronto se nos olvida de donde nos rescato El Señor, pronto se nos olvida que no esperar el tiempo de Dios o quebrantar los principios del Reino trae graves consecuencias, y estas hijas, que habían vivido la salvación de Dios, la misericordia de Dios,y la justicia de Dios, toman las decisiones de las necias, llegándose sexualmente a su padre y concibiendo hijos de pecado que mas tarde formaron los pueblos enemigos del pueblo de Israel como fueron los Moabitas y los Amonitas. Si la mujer de Lot no hubiera desobedecido y continuara con vida, posiblemente otro hubiera sido el destino de esta familia, pero las consecuencias de este acto influyeron en el destino de tres pueblos. La mujer sabia edifica, pero la mujer necia la destruye.... destruye su hogar, destruye su empresa, destruye su ministerio, y al igual que la mujer de Lot, puede arrastrar a los suyos y afectar el destino y el proposito inicial de Dios.

--

La Pluma Azul del Rey


Mujeres Necias