Issuu on Google+

”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

CEIP Lope de Vega. Alumnos y alumnas de 6ºC. PIA (Proyecto de Investigación de Aula) Proyecto Educativo “Aula Abierta” Maestro: Manuel López Vega. Abril de 2008. CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

ÍNDICE 1.- Una propuesta sostenible, por el Manuel López Vega. 2.- Importancia del carboneo en Doñana y para los almonteños. 3.- Nombres de carboneros. 4.- Como se hace el carbón. 5.- Clases de boliches. 6.- Antiguas carbonerías. 7.- El carbón en el habla de los almonteños. 8.- El carbón y las casas y los accidentes a casusa del carbón. 9.- La vida de los carboneros. 10.- El cisco. 11.- Usos del carbón. 12.- Personas entrevistadas. 13.- Álbum fotográfico. 14.- Anexo de textos. 15.-Anexo de creaciones literarias. 16.- Bibliografía. 17.- Cuestionario.

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

UNA PROPUESTA SOSTENIBLE

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

Una propuesta sostenible: “CARBONEROS SOSTENIBLES”. EL CARBÓN: UNA CULTURA VIVA EN DOÑANA. ¡Una investigación oral muy cultural…! En la actualidad, para niños de 6º de Primaria, acercarse al mundo del carbón desde la escuela puede parecer una tarea más y sin embargo, es difícil de realizar. ¿Dónde buscan la información? ¿En qué libros pueden consultar los alumnos y las alumnas? ¿En qué enciclopedias hay información sobre esta actividad tan importante en la historia de nuestro pueblo?... “Como casi siempre, casi nadie se para a escribir, como algo importante, la historia de la gente normales y corriente y menos si sus actividades son del sector más marginal de una población”. Existe mucha información en sobre Doñana relacionadas con personajes, acontecimientos, normativas, etc. pero sobre, el tema que tratamos (actividades carboneras, faenas, industria, comercio, relaciones sociales, etc.) existe poca información manejable a edad escolar. Podríamos decir, que en Doñana o sobre Doñana hay todo un capítulo pendiente de estudio en profundidad sobre las relaciones sociales que han desarrollado los pueblos de esta comarca, sobre etnografía social”. Sabemos que existe alguna bibliografía donde se nombra este tema, pero, es inaccesible para los alumnos y alumnas de estas edades. Hay que elaborar ese material si es que realmente interesa y no es un simple entretenimiento de CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

escolares. “La escuela es algo muy serio y debe ser uno de las instituciones desde las que hay que construir el futuro “sostenible” de estas tierras” ; ya pierden los alumnos y alumnas mucho tiempo pasivos ante las pantallas de los cacharros que nos traen las nuevas tecnologías, por lo que yo me niego, como maestro, aceptar la irresponsable corriente de entretenimiento y espectáculo que se abre en la escuela “a gusto de los que creen que todo es ocio, incluso la escuela y que son partidarios de que los niños no comprende este tipo de cosas de las que aquí hablamos”.

Sí, sabemos que se habla del carbón, del carboneo como actividad tradicional en los bosques situados en lo que hoy llamamos Espacio Natural Doñana y que este tiene su apartado en los distintos centros de interpretación, pero no es suficiente. ¿Qué por qué ocurre esto? Yo creo que esta situación se da porque existe el convencimiento de que esta actividad, igual que otros temas, es en la actualidad marginal para Doñana. Error con mayúsculas que se comete porque es una actividad que ya no deja dinero. ¿Por qué solamente debe ser importante para el futuro del Espacio Natural Doñana lo que es rentable económicamente a determinados sectores de presión en la zona? ¿Por qué solamente es importante la ecología cuando se mercantiliza? ¿Errores y más errores y más errores… de una sociedad en la cual el dinero es el becerro de oro al que deben de dar pienso las administraciones?

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

Ante ello debemos interrogarnos algunas cuestiones, por ejemplo: ¿Qué hacemos, pues, los docentes en los centros educativos enseñando la historia de los tartesios en Doñana o cómo vivieron los romanos en El Cerro del Trigo o en La Solana? ¿O qué hacemos buscando explicaciones sobre por qué las calzadas romanas discurrían por el norte de la Comarca de Condado y marginaron su paso por estas tierras? ¿Por qué fueron tan importantes en la Edad Media estas playas para los reyes castellanos?, ¿Qué importancia tuvieron estas tierras para el definitivo reconocimiento de las ideas copérnicas que revolucionaron el concepto moderno que sobre el universo tenemos en la actualidad? Etc., etc. Ninguna de estas cuestiones son rentables económicamente y sin embargos son esenciales para comprender mejor y vivir mejor humanizados, más sabios, menos pasivos y simples receptores de lo que las administraciones nos dan y por lo tanto ser más protagonistas con la “defensa correcta de Doñana” no la oportuna defensa de Doñana. Y cuando se parte desde esas premisas se podría estar dando la circunstancia de que se construye una “sostenibilidad” de incierto éxito social e incierto éxito conservacionista. Y eso, aunque parezca una tontería, nos preocupa a los maestros y maestras y, por supuesto, tiene mucho que ver con el futuro de estas generaciones de alumnos y alumnas que participan en las realizaciones de este tipo de trabajos, como el que nosotros hemos realizado y que ahora y aquí presentamos.

Dada la situación descrita, y ante la petición del Grupo Doñana-Entorno para que realizáramos un estudio sobre el carboneo a raíz de la visita que a Doñana hemos realizado CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

los días 21 y 22 de Abril de 2008, nos propusimos llevar a cabo el trabajo serio en la medida de nuestras posibilidades y que no fuera puro entretenimiento. Para ello optamos por realizar una investigación oral en el ámbito familiar y vecinal de cada unos de los niños y niñas. Ellos debían de formular unas preguntas para realizar las entrevistas. Posteriormente, una vez realizadas las entrevistas, las leímos en clase, las discutimos, las informatizamos en el aula de informática para luego agrupar las respuestas bajo títulos comunes y el resultado de todo eso es este trabajo que presentamos. Y que hemos nombrado”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

Esta metodología, empleada ya en otros Proyectos de Investigación de Aula, realizados por el Proyecto Educativo Aula Abierta ha sido todo un descubrimiento para el alumnado. Ha sido sorpresivo para ellos comprobar cómo las personas mayores que le rodean (abuelos y abuelas, padres y madres, vecinos y vecinas…) saben muchísimo sobre ese tema. El conocimiento que sobre el carboneo tienen las personas entrevistadas, sus memorias vivas sobre experiencias han sido las enciclopedias donde han consultado mis alumnos y mis alumnas. Yo, como maestro, he redactado el trabajo bajo la lectura de algunos textos, cuya bibliografía detallamos al final, y formulo públicamente una serie de interrogantes como vecino almonteño y maestro conocedor del territorio y de la actividad de que estamos hablando. Interrogantes, que aunque puedan parecer tontos o fuera de contexto, con los que pretenden dejar constancias de una actividad escolar hecha con mucho cariño para que CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

mis alumnos y alumnas valoren con certeza la importancia del esfuerzo individual y colectivo en el aprendizaje. Creo que es un trabajo escolar dignísimo que nos enorgullece en este colegio, el Lope de Vega de nuestro pueblo. EL CARBONEO FUE ACTIVIDAD COMÚN DE TODOS LOS VECINOS… y la primera conclusión que sacamos, cuando leíamos las entrevistas, fue que “la cultura del carbón en nuestro pueblo, Almonte, es todavía una cultura viva”. Nuestro pueblo ha sido un pueblo de carboneros, aunque ya en la actualidad podemos hablar de “los últimos carboneros”. En la actualidad, desde el punto de vista económico, el carboneo es una activad marginal, aunque, según me dice mi amiga y compañera de trabajo, Josefi Cabrera Acosta, para su abuela María el carbón era como “oro negro”. Siempre comentaba a sus hijos “Que mi cubo de carbón no me falte”.

Tradicionalmente, la historia de Almonte está llena de infinitos episodios entre ganaderos y agricultores. Aquí existieron litigios resueltos a la luz de las nomas de La Mesta. Pero, el carboneo fue una actividad esencial para el desenvolvimiento cotidiano de todos los vecinos y vecinas, para ganaderos y agricultores. Las actividades forestales fueron imprescindibles en las vidas de nuestros antepasados y la energía del carbón fue esencial, hasta hace poco más de 40 años, para hacer la comida, calentarse, hacer el pan o realizar la matanza… (recuerdo como en los años sesenta llegaron las primeras bombonas de butano por estos lares y

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

los más viejos aún cuenta chascarrillos sobre la llegada de electricidad a nuestro pueblo allá por el 1913).

Los campesinos y ganaderos hacían carbón, carboncilla o cisco para su autoconsumo doméstico. Pero también existió una red comercial. Hubo carboneros especializados en la venta de su producción en las carbonerías que existían por todo el pueblo o en sus propias casas o lo vendían ambulantemente pregonándolos por las calles al grito de “Niña el carbonero”… Era una voz cansina de pregonero tiznado que con romana en mano, por las tardes o algo antes del atardecer, llenaba las silenciosas calles de barro o enguijarradas, repletas de caños y salteadas chozas, vendiendo a las vecinas el necesario “oro negro” fruto de los tartéssicos boliches, cuya forma de hacerlo se trasmitió oralmente de generación en generación hasta nuestros días. Oro negro, el carbón, que luego hecho ascuas en los anafes llenaría las calles de olores culinarios tales como potajes, papas con tomate, chicharos garbanzos y acelgas, tomate con bacalao, tomate con arroz o arroz a lo pobre o una simple “tostá con ajo”… Un bullicio de mujeres, con cubos ennegrecidos, que hacían un corro alrededor de “Cocera”, uno de los carboneros más populares de los años 50 y 60 en Almonte, aunque había otros muchos…

O era, quizás, más popular para otros, en las frías tardes de Diciembre o Enero escuchar la voz de “Mujeres, el cisquero”… y verlos, con sus burros cargados de cisco, venir, ya entrado el atardecer, de las viñas de los terratenientes de CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

los cercados del pueblo que, a cambio de sarmentárselas una vez podadas por los dóciles jornaleros, les permitían, de forma vigilada por sus manigeros, hacer las grandes “ciscadas” con los sarmientos en los padrones de sus propiedades. Esos cisqueros eran esperados por muchas madres que con una chica, una perra gorda o un real, según la época, podían calentar los bajos de las mesas camillas vestidas, de los humildes comedores, alrededor de las cuales se juntaba toda la familia, muchas veces mal vestidas y alimentadas, formando un círculo protector contra el frío.

Otra imagen de aquellos años oscuros y de hambrunas era ver burros cargados de chamizas que se dirigían a los hornos panaderos que las utilizaban para caldear el horno moruno y poder cocer el rico pan; aunque, también, era muy normal ver en los “arpendes” de los corrales, junto a los sacos de carbón y de cisco, haces de chamizas para calentar los hornos, también, morunos que había junto a los pozos de muchas casas, una vez que, poco a poco, fue desapareciendo la persecución franquista de los años cuarenta contra el estraperlo; antes y durante en los humildes hogares y al calor de las ascuas las mujeres se afanaban en hacer las tortas de maíz sobre los mismos azadones que al día siguiente iban a utilizar sus maridos para cavar las tierras del señor.

Pero, también, hubo empresas que hacían negocios con el carbón. Eran, casi siempre, personas muy relacionadas con los productos de las explotaciones forestales tales como CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

la madera, la explotación de las esencias de eucaliptus y de las plantas aromáticas (tomillos, romero, almoradux…). Sus producciones eran vendidas al por mayor a empresas que las exportaban, incluso al extranjero. De estos negocios nos quedan recuerdos muy recientes relacionados con “los poblados forestales” que a principios de los años 40, los años del hambre como se conocen popularmente, pusieron en funcionamiento “las mentes preclaras” de las políticas de la Dictadura: El Abalario, Los Bodegones, La mediana, Los Cabezudos, etc.

Pero con anterioridad a esos recuerdos, por situarnos solamente en el siglo XX, hay que traer a la memoria las actividades pioneras en este sector, allá por el 1932 aproximadamente, de Lorenzo el de “La Caldera”, Lorenzo Núñez Arias. Fue éste un empresario almonteño que aprendió el oficio trabajando para una empresa salmantina que instaló la caldera de extracción de esencias en Almonte, en el solar en el que actualmente está el supermercado Mercadona, en la Calle Triana colindante con el Chaparral. Lorenzo, una vez que la empresa salmantina se fue de nuestro pueblo, instaló su propia industria en el Camino La Cerca y simultáneamente con las calderas de extracción de esencias inició su negocio empresarial del carbón. “Ya en aquella época las esencias aromáticas de nuestros montes se exportaban a distintos países europeos y Lorenzo era el productor local de esa red comercial europea”.

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

NUESTRA HABLA DICE MUCHO DEL CARBÓN… porque, sea como fuere, los anafes, las copas o braseros, las chimeneas, “el abanaó”, las tenazas, “el pincho pa la tostá”, la ceniza, las ascuas, la llama, el humo, el cisco, la badila, la paleta, la tizne, la romana…son vocablos muy comunes en el lenguaje de nuestros mayores y que siguen siendo muy utilizados entre nosotros y nosotras (a lo largo del trabajo vamos nombrando otros vocablos que podemos unir a esta en enumeración incipiente que aquí hacemos)

La relación social de nuestros abuelos con el mundo forestal dista mucho del tipo de relación que en la actualidad desarrollamos en Almonte y todos los pueblos colindantes a Doñana. Y una característica común de esta comarca, y por lo tanto denominador común de todos estos pueblos, es la formación y existencia de una cultura agroforestal que se desarrolló aquí y que caracterizó la forma de vivir de nuestra gente y que sigue determinando la forma en que los vecinos y vecinas vivimos el presente y afrontamos el futuro. “Modos actuales de vivir de los almonteños que nos atrapan en un pasado rural cuando pretendemos vivir en un mundo globalizado y de la sociedad del conocimiento que ya han dejado viejos algunos de los presupuestos culturales incumplidos que el “comité de sabios” redactaba (“El Informe de los Expertos”) como imprescindibles para el desarrollo integral de la Comarca de Doñana. ¡QUÉ DESMEMORIADOS SOMOS CON LA CULTURA…! ¿No es, quizás, ésta otra de las características de la sociedad actual almonteña que ha devorado miles de millones

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

públicos “bien administrados” entre antiguos carboneros, campesinos reconvertidos en albañiles, albañiles que siguen siendo piñeros, piñeros que hacen carbón, ganaderos metidos a la doma ecuestre, hijos de antiguos carboneros convertidos en vendedores de leña para chimeneas y carbones para las barbacoas…; mano de obra que no ha sido adecuadamente reestructurada en una nueva economía integral exigencia que también decía aquel informe? Y todos disfrutando de Doñana como un bien público, gracias a que entre los años 1997 y 1991 y con la oposición de la mayoría de la población, unos cuantos almonteños ayudaran definitivamente a arrancar de las raíces del caciquismo decimonónico el “Coto privado de Doñana” para convertirlo en “una Doñana pública”; y abortaran operaciones especulativas de inmobiliarias salvando de sus manos las vírgenes playas que hoy nos siguen enorgulleciendo y dónde carboneros almoteños, a lo largo del siglo XIX y XX, hacían chozas o “ranchos playeros” para los veraneantes a los que les vendían el carbón doñanero que nunca tendrá etiqueta que calidad de la Fundación Doñana 21.

Es, por tanto, la cultura del carbón en nuestro entorno una cultura viva y esta característica, según mi punto de vista, hace necesario una reflexión por parte de todos nosotros y nosotras y, especialmente, por parte de las administraciones, porque “el carboneo” no puede ser metido, exclusivamente, en un museo; no puede ser presentado simplemente como un elemento etnográfico de lo que se ha denominado “usos y costumbres tradicionales en Doñana”. CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

COMPATIBILIZAR LA CULTURA ANCESTRAL Y LA CIENTÍFICA… Porque, todavía, en la actualidad, cada vez que se muere una persona mayor en Almonte, u otro pueblo vecino, es como si arrancáramos una página de la “Gran Enciclopedia Viva” que sigue siendo la cultura campesina y agroforestal de Doñana. Y, precisamente, de conocimiento y cultura es de lo que hay que empapar la creación del futuro de los pueblos, aunque aquí en Almonte los porcentajes de fracaso escolar en las enseñanzas medias alcancen todavía, el medio centenar. ¿Qué estamos haciendo mal para que nosotros, descendientes de iletrados carboneros, sigamos con estas mimbres mentales ante la cultura? En Almonte la construcción del futuro, que hemos denominado sostenibilidad, no puede ser ensayo simplemente sobre futuro incierto, sobre “un mundo desconocido” que, paradójicamente, conocen como la palma de sus manos los últimos carboneros de Doñana, empapados vivenciales del funcionamiento de la dinámica de los bosques que sus antepasados humanizaron. Hay que crear una nueva actitud de valoración, de revalorización, de creación y recreación sobre lo que somos este pueblo descendientes de trabajares de los bosques de Doñana.

Poner en valor nuestra cultura es asimilarla, sentirse orgulloso de ella, de traer a la memoria lo que hacían, como vivían, como se ganaban el pan de cada día nuestros laboriosos antepasados que nunca aparecen en las páginas de los libros; y si no aparecen sus vidas en los libros ni en nuestras memoria ¿cómo lo van a saber los niños y niñas almonteños? Pero hemos de dejar claro, que estamos hablando de una CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

cultura ancestral que no debemos contraponer con las importantes investigaciones científicas que los científicos y biólogos desarrollan en el interior de Doñana y que aportan su granito de arena para la conservación de la biodiversidad mundial cada vez más amenazada. ¿Y de estas últimas investigaciones qué sabemos? Poquísimo, creo en mi modesto entender Por ello, la sostenibilidad, palabra que yo sustituiría por “ecodesarrollo, debe integrar esas culturas y no matarla al colocarlas como cuadros en museos “al estilo dieciochesco” la primera y desconociendo las segundas y negarles a ambas “el valor social activo de sus usos”. ¿Qué actitud debemos de fomentar ante ese fenómeno los docentes? ¿La indiferencia que la conveniencia social nos impone o el compromiso cultural y moral que nuestra profesión nos exige?

Es urgente, antes de que sea demasiado tarde, abrir bien los oídos a la voz de los iletrados vecinos y vecinas y a las investigaciones que el CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) realiza en Doñana, y desarmando discurso demagógicos, no siempre antidoñanistas que, también, algunos tienen; desarmando nuestras cabezas de argumentos que “nos atan al pasado de servidores de cofia y delantal blanco”; librándonos de los oportunistas, “también de facilón discurso verde”, que lo que sólo pretenden es pescar en el río revuelto de la ignorancia y de “ la urgencia del pan de cada día” debemos ir escribiendo, limpio de polvo y paja, “La Enciclopedia de un Nuevo Eco-desarrollo” donde el carboneo, como otros usos territoriales, aparezca como una actividad actual, que independientemente de su CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

importancia económica para los que las ejerciten sirva fundamental para la conservación del patrimonio natural y cultural (ambos patrimonios son inseparables) de Doñana.

El futuro es una construcción en la que todos estamos implicados y… ¡aprender de los errores es de sabio! Nadie de los que aquí vivimos podemos escapar de esa responsabilidad y en el futuro la historia nos juzgará a cada uno según lo que hagamos hoy e hicimos ayer. ¡Por la memoria de nuestros carboneros, por nosotros mismos, por el futuro de nuestros alumnos y alumnas, y por la defensa y la conservación de biodiversidad merece la pena! Esa construcción futura debería de ser esencialmente cultural.

¡CARBONEROS

SOSTENIBLES…!,

porque

hoy

en

la

sociedad del conocimiento existen medios necesarios, económicos y culturales, para compatibilizar una calidad de vida de los vecinos y vecinas, y de sus hijos e hijas, que se puedan dedicar a trabajos marginales económicamente pero que puedan ser muy rentables desde el punto de vista de la conservación de Doñana. No será la primera vez ni la última que las políticas desarrollen y mantengan, con subvenciones, actividades públicas que no son rentables económicamente pero que tienen un gran valor social y son símbolos de nuestras sociedades más avanzadas y más humanizadas.

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

Permítannos expresar “una utopía” al decir nuestro deseo, al pensar que una “Doñana Viva” necesita no dejar que se muera la cultura que, todavía, está viva, aunque agonizante, y que tradicionalmente fue esencial en la economía de nuestro pueblo. Por eso, deseamos que los últimos carboneros debieran ser los maestros de futuras generaciones de carboneros sostenibles económicamente no rentables (¿y por qué no iban a ser rentables?, y no que turísticamente sean cuadros de museos. Los carboneros, en cambio, podrían ser piezas claves en el manejo de este sin par territorio que llevamos en nuestros corazones como símbolo de modernidad. Almonte, 14 de Abril de 2008 Maestro: Manuel López Vega. Proyecto Educativo “Aula Abierta” PIA (Proyecto de Investigación de Aula)

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

LA INVESTIGACIÓN

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

El carbón 1.-

Importancia

del

carboneo

en

Doñana y para los almonteños.

Ya habíamos comentado en la introducción la importancia económica del carboneo en la economía y, por lo tanto, en la vida de los habitantes de la Comarca de Doñana. Todo cuanto decimos aquí lo podemos extrapolar a cualquier pueblo de la zona que ha tenido a su alcance, o “como frontera”, los bosques de Doñana. Han sido muchas las actividades forestales que aquí se han practicado (corcho, piña, pastoreo, explotaciones madereras, limpieza y aclareo del monte, rozas, etc.) pero, nos ceñiremos a algunos aspectos de la cultura del carboneo que tenemos en nuestro pueblo, Almonte.

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

Cuanto decimos aquí es sólo una muestra de esta cultura viva que hemos entresacado del universo social cercano a nuestros alumnos y alumnas. Un estudio más profundo nos sorprendería al descubrir la gran cantidad de vecinos y vecinas que han vivido del carbón y que han hecho del carbón la expresión vital de sus vidas. David Villarán en su investigación nos ofrece este comentario: “En Almonte el trabajo de los carboneros era muy habitual, había muchas personas que se dedicaban a hacer el carbón, carboncillo/a y cisco y luego a venderlo.”

El abuelo de David Mellado, carbonero de toda la vida, aunque ya jubilado nos decía: “El carbón, antiguamente y durante muchos años, era el medio de vida principal de más de la mitad de la población de Almonte, porque era utilizado para cocinar y como medio de calefacción en invierno”. CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

La obtención del carbón vegetal “es leña cocida; en un proceso muy trabajoso que luego explicaremos. Este proceso se hace para que el carbón al arder no haga humo”

La abuela de Rocío del Pilar:

“El carbón vegetal era el resultado de una combustión incompleta de las maderas. Esta operación suele realizarse en los bosques” – aquí en nuestro pueblo era muy normal en Doñana. “El carbón vegetal fue de gran importancia en la economía doméstica” hasta hace unas cuantas décadas Pedro Mellado, abuelo de David, continúa diciendo:

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

“Antiguamente el carbón lo repartían los mismos carboneros por la calle con una mula y también había algunas carbonerías como: Antonia “Lal Nene”, “Cocera”, “La Rocianera” y “La Triguera”. Pero, luego… el carbón se fue sustituyendo por las cocinas de gas y calentadores de gas o eléctricos, pero se le dio otros usos como para los hornos, para hacer cerámica y ladrillos, barbacoas y pólvora, empezó a producirse en grandes cantidades”... Posteriormente, ocurrió en Almonte que “…las – populares - carbonerías fueron sustituidas por remitentes que vendían el carbón a las fábricas directamente como eran, por ejemplo, los empresarios privados tales como “El Breva”, Curro Cuartito y posteriormente la Cooperativa de Carbón”, que fue una iniciativa municipal”.

Casi todas estas informaciones se refieren a partir de los años cuarenta. Ya en la CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

introducción dábamos algunos datos del primer tercio del siglo XX como fue pionero de las industrias de extracción de esencias Lorenzo Núñez Arias. Esta industria se remontará siglos atrás.

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

2.-

Nombres

de

carboneros

almonteños.

Como prueba de que el carboneo ha sido una actividad esencial en nuestro pueblo apuntamos una lista de carboneros que nos han facilitados las personas entrevistadas, algunas de las cuales son todavía jóvenes. Este conocimiento “iletrado” pero de memoria viva nos lo han dado personas tales como las que Ana Prieto entrevistó: a sus abuelos Milagros y José Miguel que vivieron en Doñana y a sus vecinos Cristobalina y Antonio, a su padre Felipe y sus tíos Loli y Juan Gerardo; Irene Viera lo hizo a su abuelo José Viera Corento; Francisco J. Romero entrevistó a su a abuela María de los Santos Rodríguez, hija de una de las familias más populares de carboneros vecinos del Chaparral, apodados “Monos”; a Antonia Castilla Cáceres, Diego Muñoz Toro, Manuel Periánez Galán y María

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

Cáceres Salcedo los entrevistó Claudia Muñoz; etc., etc. Entre todos descubrieron muchos nombres de antiguos carboneros, muchos de los cuales viven todavía. Citemos a algunos cercanos a las familias de mis alumnos y alumnas.

Estos son algunos de los carboneros del pueblo: Pedro Mellado “ Pedro Pintura”, Antonio "Cantarita", José Amalio, José el de "La Cusia", Tío Lolo, "Puntapala", Faustino "Caraburra", Antonio Monda “El Triste,” Juan “Pataslargas",” Miguel “ El Cisquero,” Miguel “El Parralo”, el “Pileño,” Curro “Cuartito,” los hermanos “Brevas” y padre e hijo “Palomo”, Curro “El Comino”, José “El Gato”, José María “Piano”, Francisco “Piano”, José Escobar y Manuel “Canales”, Miguel Álvarez Pérez de apodo “Miguel el Hinojero”, Isidro el de “La Batalla”, Francisco Báñez Escobar, de apodo “El Coolí”, José Silva de apodo “El Feo”, Juan y José “El Perito”, José “El Serrano”, Gabriel CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

García Ortega “El Hinojero”, Rafael de los Santos Rivera “El Mono”, Manuel Cano García, José María de los Santos Rivera “El Mono” María de los Santos Rivero “La del Mono”, Manuel “Canales”, Miguel “El Neguito”, Curro Picón, José Cáceres León, Fernando Cáceres León, Curro El Carpio, toda la familia de “Los Rinqueta”, toda la familia de “Los Petates”, Manuel Toro Báñez, Antonio, Juan y Francisco Báñez, “Antón”, “Motolo”, El “Neguito”, "Ermenegildo", Antonio “La Pescueza”, Martín “El Juanillejo”, Faustino “El Loco”, la familia de los “Charamuscas”, Cristóbal “La Fo” y su familia ascendente y descendientes…

A esta lista podíamos añadir cientos de nombres que se ganaron la vida haciendo carbón y vendiéndolo. Una actividad que se transmitía de padres a hijo y que, a veces, era el único recurso para salir de la penuria que tenían los muchísimos jornaleros sin tierras que vivían en Almonte, penuria que se acentuaba , CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

a veces, debido a la falta de trabajo en las tierras de los poderosos terratenientes locales; eran temporadas que coincidentes con el final de la cava de cruceros de las viñas o al finalizar la vendimia, o en épocas de abundantes lluvias…; y si no trabajaban no podían comer y si no podían comer se creaban situaciones de dificultades para las autoridades. Así que fue un recurso que utilizaban las autoridades municipales concediendo licencias para que los jornaleros desempleados limpiaran los montes de propios del Ayuntamiento; medidas, que por extensión, también, utilizaban los propietarios privados de los pinares que a cambio de “rozarles el monte bajo a sus fincas” les permitían hacer carbón y chamiza y cisco y… comentan algunos entrevistados. Era por tanto, como ya hemos dicho, una profesión propia de gente sin tierra, es decir, del sector más pobre o marginal de nuestro pueblo.

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

3.- Como se hace el carbón.

El carbón se hacía y se hace en boliches, calderas y hornos. Por lo tanto, “un boliche es un horno de carbón” como nos dice la persona a la que entrevistó la alumna Rocío Valladolid.

Vamos a apuntar algunas de las faenas que los carboneros realizan para obtener el carbón que el abuelo de David Mellado, “Pedro Pintura” como se le conoce popularmente, nos ha descrito. Posteriormente añadiremos otros comentarios de las personas entrevistadas que enriquecen o matizan estas faenas.

El boliche: Es la forma tradicional y la que da carbón de mayor calidad pero la más trabajosa y lenta.

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

Las tareas principales consisten en chapoar la leña, rodearla, armarla, chascarla, enterrar y cocerla.

-Chapoar: Es cortar la leña a una largura adecuada y cortarle las ramas.

-Rodear la leña: Consiste en recoger la leña chapoada y amontonarla en el lugar donde va a construirse el boliche.

-Armar el boliche: Consiste en amontonar la leña sin que quede ningún hueco libre. La leña va de pie y formando como una montaña a modo de cono.

-Chascar: Consiste en tapar la leña con ramos para que no se filtre la tierra entre la leña cuando se entierre el boliche. Las mejores ramas son las de eucalipto, aunque CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

tradicionalmente se chascaba con monte, barbaja de Pino o rastrojos.

-Enterrar: Consiste en enterrar el boliche ya chascado.

-Cocerlo: Para cocer el boliche se le da fuego y se le hacen agujeros por donde sale el humo sin que la leña se queme. Los agujeros se cambian para dirigir la cocción, hasta que se acabe el proceso.

Cuando ya está cocido el boliche se entierra todo (es decir, se tapan todos los agujeros) para apagarlo y así se ahoga en su propio humo al faltarle oxigeno. De esta forma se mantiene un tiempo (según sea de grande el boliche), luego se descubre un poco y se le echa agua para terminar de apagarlo y se vuelve a tapar. Posteriormente se le quita la tierra y se extiende en el suelo el carbón. CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

Rocío Toro entrevistó a Manuel Toro Báñez y a Blasa Espinosa Macías, sus abuelos y cuando les preguntó ¿Cómo se hacía el carbón? El abuelo le contestó: “Se pica la leña, se rodearla, se armar el boliche, luego cascarlo, enterrarlo, prenderle fuego y estar al cuidado del boliche para que no se queme”.

Cuando Ana Prieto hizo la misma pregunta le respondieron: “La madera más gruesa, procedente de grandes ramas y troncos, es la utilizada para producir carbón. Para la preparación de estos hornos se apila la madera dejando una especie de pasadizo entre la boca de entrada y una la chimenea por donde saldrán los humos. El horno de carbón es una minuciosa construcción de leña en forma de cono de 3 a 4 metros de diámetro y de una altura aproximada de 2,5 metros. Cuando la leña CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

está dispuesta, el horno se tapa con tierra y se enciende por una abertura practicada en su parte superior. De esta forma la leña va convirtiéndose en carbón en el interior del horno”. A Celia Pérez Castellano su padre le dijo:”En Almonte el trabajo de los carboneros era muy habitual, había muchas personas que se dedicaban a hacer carbón, carboncillo y cisco y luego a venderlo.

El carbón se hace en boliches y también en calderas, pero la forma más antigua y tradicional son los boliches.

Para hacer un boliche se necesita: encendaja (pajas, pequeñas ramas secas…) y maderas hechas trozos de distintos tamaños.

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

Primero se coloca la encendaja en el centro de lo que será el boliche, después se va rodeando de las ramas más delgadas y pequeñas, a continuación se va poniendo los palos más gordos y grandes y por último una vez bien colocadas todas las maderas se cubre con el barro o la tierra de alrededor, dejando siempre en el centro del boliche un hueco como si fuera una chimenea; de forma que sólo arde el centro y el resto de la madera se va cociendo.

Esto puede durar varios días y una vez que el carbonero sabe que esa madera está cocida se desmonta el boliche que tenía forma de cabaña; a continuación se le quita la tierra o barro que quede y se deja enfriar para después envasarlo en sacos. Para hacer el cisco se utiliza el sarmiento que es las ramas de las cepas”.

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

A Irene Viera le contaron que:”El carbón se hace con leña. Un palo en el centro, alrededor del palo se pone leña. Cuando está todo cubierto se tapa con hojas de eucaliptos y luego se le echa tierra dejándole arriba un hueco para que respire. Se deja unos cuantos de días, y luego se le saca el carbón”. David Villarán Báñez fue esto lo que le contaron: “El carbón se hace en boliches y también en calderas, pero la forma más antigua y tradicional son los boliches.

Para hacer un boliche se necesita: encendaja (pajas, pequeñas ramas secas…) y maderas hechas trozos de distintos tamaños.

Primero se coloca la encendaja en el centro de lo que será el boliche, después se va CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

rodeando de las ramas más delgadas y pequeñas, a continuación se va poniendo los palos más gordos y grandes y por último una vez bien colocadas todas las maderas se cubre con el barro o la tierra de alrededor, dejando siempre en el centro del boliche un hueco como si fuera una chimenea; de forma que sólo arde el centro y el resto de la madera se va cociendo.

Esto puede durar varios días y una vez que el carbonero sabe que esa madera está cocida se desmonta el boliche que tenía forma de cabaña; a continuación se le quita la tierra o barro que quede y se deja enfriar para después envasarlo en sacos. Para hacer el cisco se utiliza el sarmiento que es las ramas de las cepas”.

F.J. Romero, que es nieto de carboneros, nos lo cuenta más esquemáticamente cuando al

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

explicarnos como se hace un boliche nos dice su abuela: “1º.- Se corta la leña. 2º.- Se rodea. 3º.- Se arma. 4º.- Se le pone las chascas. 5º.- Se entierra. 6º.- Se le mete fuego.

Una vez todo esto echo se deja que cueza una semana cuando está hecho se apaga con agua. Se le quita la tierra y extrae el carbón con un rastrillo”.

Jesús Saldañas es un alumno procedente de Córdoba y como todos sus compañeros ha colaborado en la investigación oral que hemos realizado. Él entrevistó a sus abuelos el fin de semana de fue a visitarles y, aunque sus afirmaciones no se refieren a Doñana sino a su pueblo cordobés, hemos decido introducirlas para poner de manifiesto que la cultura del carbón estaba muy extendida. Jesús nos cuenta: CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

“El señor Antonio Saldaña Berral después de pensar un poco dijo… “`Creo recordar que el carbón se hacía (y se hace) de leña de olivo, de la encina y de otros tipos de árboles y también de los minerales enterrados en el suelo. El carbón se quema y una vez caliente se apaga.

La señora Remedios Caracuel Lozano dijo que su abuelo hacía cosas con el carbón y explicó que… ``El carbón se hacía en el campo y se traía a las carboneras donde se vendía para guisar la comida, encender el brasero…Cosas que ya casi nadie hace. El carbón se echaba en un anafe de barro de los tejares que es un pequeño horno de barro hecho con brea (barro con el que se hacen las tejas y los ladrillos)”.

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

Por último, de los testimonios recogidos, anotamos la explicación de Enriqueta abuela de Rocío del Pilar Ramírez:

“El carbonero cortaba la leña con el hacha, luego hacían la leña trozos, no muy grandes, y la apilaban en forma de cono, y lo apilaban bien apretado, lo cubrían de tierra, dejándole varias chimeneítas, le prendían fuego y hacían como una combustión lenta y al cabo de unos días lo miraban y si estaba el carbón hecho, le quitaban la tierra lo enfriaban. Una vez hecho lo llevaban a las carbonerías y allí se vendía…”

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

4.- Clases de boliches.

Los alumnos y alumnas se han encontrado con verdaderos expertos en la materia y si no miren de lo que les informaron personas que nunca pudieron ir a la escuela:

a)

Boliches:

“Los boliches pueden ser de barios tipos según la leña que vallamos a cocer. Por lo tanto, puede ser de campana, de ojo y de trenes.

Boliches de campana: Se hace con la leña más endeble y no son muy grandes. Son redondos y se le da fuego por una puerta lateral que se deja cuando se está armando. Se le da fuego desde el centro del boliche. Estos boliches se hacían antiguamente porque se CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

pueden hacer muy pequeños y por lo tanto cocerlo muy rápidos incluso en una noche. Los más pequeños pueden tener unos 60 Kg de carbón pudiendo llegar a dar 1000 o 1500 Kg y tardando unos 20 o 30 días en cocerse.

Nosotros añadiremos a este comentario que está claro que los más pequeños eran utilizados por muchas personas para en una noche poder suministrarse de carbón doméstico en los montes cuando no tenían permiso y burlas así a los guardas y a la Guardia Civil. Yo mismo, que soy hijo de carbonero, nieto de carboneros y biznieto de carboneros, cuando era un niño, le escuchaba a mi padre, Cristóbal López Huelva apodado “La Fo”, conversar con otros campesinos por el camino hacia los Huertesillos hechos ocurridos en aquel paraje en los años 20 y 30 cuando los jornaleros rozaban a escondidas los montes de propio para convertirlas en tierras de labranza.

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

Ojo: Estos boliches se utilizan para cocerse leña más gruesa y tocones. Se llama de ojo porque se le da fuego por un agujero que se le deja en el centro cuando se está armando, echándole ascuas por el agujero. Estos boliches permiten hacerlo más grandes llegando a dar hasta 8.000 o 10.000 Kg de carbón y pueden durar entre 30 o 40 días en cocerse.

Trenes: Son boliches alargados donde la leña va tendida y te permite cortarla muy larga incluso troncos de árboles enteros ya que pueden tener una largura de más de 20 m. y llegan a dar entre 20.000 o 30.000 Kg y tardan entre 30 o 40 días en cocerse.

b) Calderas Caldera: Son mucho más rápidas que los boliches y además no necesitan chasca, ni tierra ya que la leña se mete dentro de una

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

caldera de chapa, puede dar entre 300 o 500 kg. Pero el carbón es de peor calidad.

c) Hornos: Hornos: Los hornos se hace de ladrillos y son más grandes que las calderas. Permiten cocer la leña más gruesa y puede llegar a dar entre 1.000 Kg y 1.500Kg y cocerse en 48 horas.

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

5.- Antiguas carbonerías. Cuando Claudia pregunta que a dónde se vendía el carbón le contestan:”Lo vendían en las casas, por la calle… lo vendía Rogelio, “Los Gorriones”… Lo había por todo sitio”

Este tipo de respuesta nos sitúa en un ambiente popular en el cual el carbón formaba parte esencial del mismo. Pero sabemos, según nos cuenta, que la venta del carbón también evolucionó con el tiempo. Era un paisaje popular en el que nos encontramos a las personas que lo hacían para consumo propio (pequeños campesinos, pelentrines y grandes propietarios) hasta los que lo hacían para venderlos en carbonerías o ambulantemente por las calles con bestias.

Posteriormente como ya indicamos más arriba, van a surgir un tipo de “vendedor de carbón al por mayor” que lo va a exportar a otros lugares: CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

pueblos cercanos, ciudades y en la última etapa de los años 70 y 80 incluso se exportaba al extranjero. Esta actividad la desarrollaron los Hermanos Cabreras “Los Charamuscas” y los hermanos “Brevas”, como popularmente se le conocen a estos empresarios. Nosotros vamos a fijarnos en la parte más popular de esta actividad y vamos a anotar algunos testimonios que los alumnos y alumnas han podido recoger en las entrevistas que han realizado:

Carbonería de Tía Ana “La Primito” (Ana López Cabrera) y carbonería Frasquita (la carbonería de Ana estaba en la calle la Fragua. La de Frasquita estaba en la Callejeta), la de Miguel y la carbonería de Carmen la del Pileño (la carbonería de Miguel estaba en Barrio Nuevo y la de Carmen la del Pileño estaba en el Arenal); Antonia “Las Nenes”, Curro “el Cuartito” (ya lo nombramos antes), etc., etc. Y por las calles lo vendían: “Cosera” y Dolores “La Rocianera”; Carbonería de Charamusca, la de la Chorla y la CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

de María la Felipa; había una en el Cabezo, otra en el Barrio Nuevo y en el Chaparral; había una mujer que vendía carbón por las calles y se llamaba Dolores, aunque le decían “Dolores La Carbonera”, Paca “La Gata”…

Son algunos testimonios que nos sitúan en lo vivo que están todavía los nombres de muchos de los despachos de carbón a los que la gente acudía con su cubo para comprar un kilo o dos kilos de carbón para encender el anafe y hacer la comida del día en las hornillas. Lo hacían con la misma normalidad con que hoy acudimos al supermercado a comprar carnet o yogures o salimos a la calle a comprar la bombona de butano.

Rocío Valladolid nos aporta un testimonio sobre la existencia de arrieros de otros pueblos que venían Almonte a comprar carbón para venderlos en su pueblo. Cuando le pregunta a

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

la persona que entrevista (que hace ya 50 años que no hace carbón) sobre quién compraba el carbón, ésta le dice:”…los arrieros de Pilas que venían a comprarlo…” Más adelante nos dice: “…un kilo de carbón valía 6 reales…

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

6.- El carbón en el habla de los almonteños.

Son muchos los vocablos y las palabras que se siguen usando en el habla de nuestra gente. Nombremos algunas que nos sitúen en nuestro pasado carbonero:

Anafe, boliche, chimenea, bielga, rancho, hato, catre, tizo, ceniza, copas o brasero, abanaó, tenazas, pincho, ascuas, llama, humo, cisco, badila, paleta, tizne, romana, carbón cisco, picón, chamiza, borrajo, carbón de eucaliptos, carbón de encina, carbón de pino…

A esta lista hay que añadirle cada uno de los nombres que hemos idos desgranado cuando hemos hablado de los boliches, del carbón, de las faenas del carbonero, de los ranchos, etc. Pero, no hay que olvidar que a muchos CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

almonteños y almonteñas se les conoce con apodos tales como ”El Cisquero”, “El Carbonero”, ���El del Carbón”, “Charamusca”, “Picón”… todo un habla viva, actual, relacionada con la cultura del carbón.

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

7.-

El

carbón

y

las

casas

y

los

accidentes a casusa del carbón. En casi todos los domicilios existía en las cocinas el anafe y el suspirón. En el corral no faltaba la cuadra o el alpende. Había distintas clases de anafes. Unos eran unas simples piedras sobre las que se colocaban pucheros con la comida; otros eran latas a las que se le abrían una abertura, en forma de boca, para sacar las cenizas (y para que entrara aire que facilitara la combustión del carbón) y sobre una de las bases se colocaban los hierros del anafe en los que se echaba el carbón que ardía en forma de ascuas, sobre estos se colocaban las ollas para hacer o calentar la comida; otros eran hechos de ladrillos, las hornillas. Éstos últimos van generalizándose en los domicilios almonteños en la medida en que las antiguas chozas se van transformando en “portales” y posteriormente en casas. Todos cumplen una función esencial: poder cocinar. CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

Los suspirones construidos en una de las esquinas de la cocina servían de chimeneas para poder calentarse en los inviernos y también para poder ahumar los chorizos y morcillas y así ayudar a curar las chacinas en las casas en las que se hacía la matanza. Matanzas en las que nuevamente va a utilizarse el fuego como instrumento esencial para pelar el cochino una vez sacrificado. Se traían del monte grandes haces de aulaga que una vez cuidadosamente secadas servían para “quemar” (chamuscar) al cerdo y calentarle la piel para luego con grandes y afiladas “facas” poder rasparlos y limpiarlos para que los tocinos pudieran salarse libres de “cerdas”.

En aquellas frías mañana de invierno cuando el matarife degollaba a los sumisos puercos no podía faltar el agua caliente para limpiar la tripas del animal una vez despiezado en las

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

que se iban a embutir las chacinas, pero, igualmente no faltaban la buena candela en suspirón para asar los primeros magros y las buenas copas de ciscos en las que las mujeres y niños y niñas se calentaban esperando el triste desenlace del pobre animal.

En el alpende, haciéndoles compañía a los domésticos animales de la casa, se guardaban los sacos del cisco y del carbón para protegerlos de la lluvia. El carbón mojado no arde y…

Cuando Rocío Pérez pregunta a sus abuelos Antonio Pérez y Josefa Cruz Rivero éstos le contestan así:”Se ponía el anafe de hierro en un agujero en la hornilla, se encendía el carbón y se ponía la olla con la comida en cima…Pero, con el carbón también había problemas porque el carbón al quemarse chupa el oxígeno y si eso ocurría en un

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

lugar cerrado y sin ventilación se podía morir la gente. Morían gente a causa de una copa de carbón o cisco cuando las puertas estaba cerradas”

A este tipo de hechos habría que añadirle los accidentes propios de los carboneros que, a veces, al subirse a los boliches, éstos podían hundirse y los carboneros al caer dentro de ellos sufrían quemaduras muy graves; o los cortes con hachas cuando cortaban la leña, etc.

Cuando Rocío Toro entrevista a su abuela nos aporta un testimonio esencial en la vida doméstica de nuestros antepasados. Nos habla de “la colada”. Lavar la ropa era y es una actividad esencial en la higiene de las personas. Las mujeres se pasaban gran parte del día lavando, pero, no era fácil hacer un buen lavado sin jabón. En épocas pasadas,

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

aunque ahora nos pueda parecer mentira, muchas familias no tenían medios para comprar sal, aceite o simplemente jabón. No vamos a entrar a contar como las mujeres fabricaban el jabón doméstico con las grasas que iban acumulando por lo que vamos a utilizar la descripción que nos hace la abuela de Rocío para traer a la memoria el uso que de las cenizas hacían las mujeres para realizar una buena colada. Dice la entrevistada cuando habla de los usos domésticos que se hacía del carbón:

“También servía para calentar los alimentos, también se usaba para lavar la ropa, se ponía candela y en el agua se echaba ceniza y se lavaba la ropa blanca, con el agua que iba soltando se usaba para lavar la ropa de color. Con el agua que sobraba mezclada con cenizas, se echaba sosa y se hacía el jabón, con el mismo que luego se usaba

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

para lavar champú”.

el

pelo,

porque

no

había

Y Rocío Toro añade:”Esa era la época de mi abuela que tiene 81 años”.

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

8.-La vida de los carboneros. El alumno Francisco J. Rodríguez Álvarez nos trae un testimonio que por lo interesante y descriptivo que es lo vamos a transcribir íntegramente porque nos traen el rumor de los “ranchos” de carbón. Eran éstos, el lugar convertido en domicilio de muchas familias de carboneros. Fueron estos ranchos la casa en la que se criaron muchos almonteños y almonteñas, sin comodidades, a la intemperie… Eran simples chozas provisionales, “al más puro estilo indígena” que contrastaba con la terraza soleada “al estilo colonial” donde tomaban el aperitivo el ingeniero y sus familiares, también descritas en la novela “Crónica de las arenas” del almonteño Juan Villa Díaz.

Una vez que se terminaba la leña en un lugar se mudaban a otro y nuevamente tenían que hacer su choza con una enramada en la puerta, CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

con un catre para los hijos y otro para el matrimonio. No era raro escuchar cometarios diferenciadores entre las mismas familias: “la mía es de muleta, una buena choza”, “pues mi marido es un verdadero experto en hacer chozas”… Chozas que no les quitaba el frío, que no le daba de comer con abundancia, en las que la única escuela era el trabajo de sol a sol; situadas cerca de lugares donde era fácil cazar algún conejo o liebre para asustar el hambre, pero siempre alejadas del pueblo, de las campanas, de las escuelas, de los médicos…

Dice nuestro entrevistado por Francisco Javier Rodríguez Álvarez:

“Estos hombres y sus familias se iban a los ranchos de carbón y allí se instalaban hasta que hacían el carbón y lo vendían y luego se mudaban él y su familia hasta otro rancho

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

de carbón y así vivían los carboneros. Para hacer los boliches.

Primero.- Se picaban las copas de los pinos y eucaliptos y se recogían con los burros, mulos, con parihuela y se llevaban hasta donde se iban a hacer los boliches. Una vez allí se rozaban el suelo y se empezaba y una vez rodeada la leña se ponía aulaga, chamizo, correas, y se le iba poniendo la más menuda encima de la “abulaga”.

Luego se le iban poniendo encima los palos… y así sucesivamente y al terminar se le ponían los palitos más pequeños para redondearlos.

Segundo.- Una vez que el boliche está terminado se ponía a chascar el boliche con chamiza: Chascado, es rodearlo con chasca de los pinos o chamiza y después se CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

empezaba a empezar con los azadones a mano y se le dejaba agujeros por donde se le metía fuego al boliche y para que echara el humo; una vez que el fuego había arrancado las llamas, se enterraban los objetos de abajo y luego se le hacían los agujeros más arriba, en los costados del boliche; todos los días se le daba tocadura arriba de la cabeza del boliche porque se iba el fuego arriba y se le hacían agujeros y había que rellenarlo de tacos de madera para poder bajar los fuegos abajo.

Para cocer el boliche se llevaba 8 ó 10 días para obtener unos 2000 kilos de carbón. Cuando estaba cocido, para saber cuando estaba el carbón bueno, era cuando el boliche dejaba de echar humo y una vez ya cocido se le quitaba la chamiza del pie, se quitaba la tierra del boliche con un azadón para refrescar el boliche. Al otro día se le echaba el agua y al otro día se le quitaba la CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

tierra para poder sacar el carbón. Para sacar el carbón se le iba dando con el rastro, extendiendo el carbón alrededor del boliche para que se refrescara una vez de sacado; al otro día se empezaba a envasar el carbón en sacos a los que, al cerrarlos, se les ponía en la boca las hierbas o ramas de monte u eucaliptus para que el carbón no se saliera y la cisquilla o “carbonilla” que quedaba debajo del asiento se cernía con una criba o “sarandi” y se envasaba aparte. Luego venía el camión para llevárselo a Hinojo y luego a Sevilla para las fabricas, y esa era la vida de los carboneros, y de ahí dependían sus casas”.

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

9.- El cisco. Deseamos anotar algunos aspectos relacionados con las copas. Los braseros siempre han sido, y siguen siendo en algunos hogares, un elemento esencial para calentarse en la mesa camilla. Los cisqueros igualmente lo vendían por las calles y las amas de casa eran diestras en hacer buenos “borrajos” mezclándolos con carbocilla (carbócillo menudo que quedaba en los asientos de los boliches una vez que se cernía los que quedaban a bajo para quitarles la tierra). Es todo un arte doméstico encender una copa por la mañana y que durara casi todo el día sin que se consumiera dando calor suficiente para mantener los pies calientes. Así que no era raro escuchar, todavía hoy lo oímos decir cuando hace frío:” Yo, teniendo los pies calientes me basta”.

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

Aunque el recuerdo más reciente nos dice que se hacía con los sarmientos de las cepas, no hay que olvidar que también se hacía con chamiza de pino o con monte bajo o con el “ramón” de la limpia de los olivos.

Se apilaban los sarmientos o la chamiza o monte o el ramón y se quemaba al aire libre. Antes de que se realizara la combustión total se apagaba con ayuda de agua o enterrándolo, se dejaba enfriar y en el mismo día se metía en sacos o, como lo hacía los cisqueros. Lo cargaba directamente en el serón de la bestia (“casi siempre burros ya que los pobres no podían tener otros animales”) y al atardecer se vendía por la calle. Es decir, en una misma jornada se hacía y se vendía.

Ya dijimos como los dueños de las fincas consentía que hicieran cisco con los sarmientos de sus viñas a cambio de que se la

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

sarmentaran con lo que se encontraban con la finca limpia para poderle dar el primer “jierro” de ara. De igual forma permitían que rozaran los montes para que hicieran cisco los jornaleros desempleados a cambio de que le limpiaran sus montes y evitar riesgos de incendios, facilitar la renovación del bosque y favorecer el pastoreo.

Como se ve, son todas actividades casi marginales dentro del proceso de producción tanto agrícola como forestal y sin embargo eran a su vez importantes en la economía agroforestal de nuestro pueblo.

Jesús Saldañas nos dice lo que le contó su abuela sobre como se hacía, y hace todavía, la copa o brasero típico y simuló hacerlo para ofrecernos unas fotos que incluimos en el álbum fotográfico:

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

“1º.- Se echa el picón. 2º.- Se echa el picón en rama. 3º.- Se echa un poco de alcohol. 4º Se enciende con una cerilla. 5º.- Se abanica o se sopla para avivar el fuego. 6º.Una vez consumida la llama se tapa con un papel de aluminio para que retenga el calor. 7º.- Se coloca en el lugar deseado.”

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

10.- Usos del carbón.

Ya apuntamos algunos usos, recordemos por ejemplo los descritos por la abuela de Rocío Toro explicando la forma en que hacía la colada.

A Ana Prieto le dijeron que se usaba y se usa hoy para: “… las copas, ciscos, barbacoas, chimeneas…

A Celia Castellano le contaron sus padres: “Ese carbón se utilizaba para cocinar en los anafes que habían en aquella época, también para calentarse en las copas o braseros e incluso las brasas del carbón se echaban en unas planchas de hierro para planchar.

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

Antiguamente era muy importante el carbón vegetal, porque se utilizaba para muchas cosas: cocinar, calentarse, planchar…”

Aparece aquí otro uso doméstico muy importante:”el planchado de la ropa” y… ¡Recuerdos de prendas de vestir quemadas por la plancha por un despiste u olvidos momentáneo de las amas de casa!

Otras abuelas nuevamente:

entrevistas

nos

dicen

“Antiguamente era muy importante el carbón vegetal, porque se utilizaba para muchas cosas: cocinar, calentarse, planchar…”

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

“..ese carbón se utilizaba para cocinar en los anafes que habían en aquella época, también para calentarse en las copas o braseros e incluso las brasas del carbón se echaban en unas planchas de hierro para planchar…”

·...el uso del carbón para cocina, para encender el brasero, para calentarse, para hacer la pólvora…”

“El carbón se utilizaba para hacer la comida, y para calentar plancha de carbón…” nos vuelven a comentar las abuelas de Rocío Valladolid, Rocío Pérez, Claudia, Natalia, Ana Ramos, Jesús, Víctor y Gonzalo, Antonio, Francisco Manuel y Juan José.

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

11.- Personas entrevistadas.

Algunas de las personas que se mencionan fueron carboneros, otras personas son hijos de carboneros, algunos ha sido guardas en Doñana; casi todos son ya jubiladas pero también hay jóvenes; algunas todavía hacen carbón y cisco, otras son comerciantes, constructores, amas de casa... Juan Antonio Mellado Cano “ El Lolo, Antonio Romero García “El Quinqué”, Milagros Espinar Rodríguez Y José Miguel Millán Robles, Cristobalina Ojeda Jiménez Antonio Cáceres Peláez, Mi Padre Felipe Prieto García, Loli Millán Espinar, Juan Gerardo Rodríguez Velasco, José Viera Corento, María De Los Santos Rodríguez, Enriqueta Escolar Montiel, Antonia Castilla Cáceres, Diego Muñoz Toro, Manuel Periánez Galán, María Cáceres Salcedo, Manuel Toro Báñez, Blasa Espinosa Macías, Antonio Pérez Báñez “Perecito”, CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

Josefa Cruz Rivero, Manuel Martínez Medina, Pedro Mellado Villarán, Antonio Báñez Alba, Josefa Larios Romero, Jerónimo Millán Báñez, Antonio Aragón Moreno, Francisco Ramos Aragón, Juana Pichardo Albarrán, Gabriel Pérez y J. D. Rodríguez.

Almonte, 14 de Abril de 2007. CEIP Lope de Vega Alumnos y alumnas de 6ºC PIA (Proyecto de Investigación de Aula) Proyecto Educativo “Aula Abierta” Maestro: Manuel López Vega

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

ÁLBUM FOTOGRÁFICO

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

ÁLBUM FOTOGRÁFICO En los pinares de Doñana los habitantes de la comarca encontraban recursos necesarios para sus vidas. El carboneo fue esencial en la vida de los habitantes de estos pueblos. Aquí vemos, como talados los pinos, los carboneros hacían carbón de las maderas menos comerciales y aprovechaban la chamiza (las ramas) para armar los boliches. El bosque quedaba limpio. Se cortaba la leña, se rodeaba cerca del donde se iba a realizar el asiento del boliche, se armaba, se enterraba y...

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

Armando un boliche.

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

Un carbonero realizando la tocadura a un boliche. Carbón, rastro que se utiliza para sacar el carbón y enfriar el boliche y antiguo anafe (Foto de la exposición permanente del Palacio del Acebrón).

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

Alumnos de la clase con un trabajador de Doñana (padre de la alumna Marta Mesa) que realizaba actuales labores de limpieza.

Trabajadores de Doñana realizando limpia de pinos en El Acebuche.

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

Pino talado.Con los despojos se realizan los boliches. Leñador limpiando un árbol en Doñana.

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

Leña rodeada para hacer un boiche.

Armando un boliche con la leña rodeada.

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

Alumnos y alumnas de 6ºC observando un boliche en Doñana.

Cocción de un boliche (Foto de la Exposición permanente del Acebrón)

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

Carboneros vigilando la cocción del boliche con azadón en mano (Foto de la Exposición permanente del Acebrón)

Saca de un Boliche (Foto de la Exposición permanente del Acebrón) Carbón (Foto de la Exposición permanente del Acebrón)

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

Asiento de un boliche una vez sacado y recogido el carbón.

Anafe casero (Foto de la Exposición permanente del Acebrón)

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

Macetas para repoblaciones (Foto de la Exposición permanente del Acebrón)

Caldera de extracción de esencias, una actividad paralela al carboneo.

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

Cargando una caldera de extracción de esencias con hojas de eucaliptus. (Foto de la Exposición permanente del Acebrón)

Esquema de una caldera.

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

Plantando en los Guayules (Una colonizaión del territorio en Doñana)

La recolección de la piña, otra actividad complementaria al al carboneo

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

Piñero subiendo a un pino con ganchos.

La apicultura otra práctica de los carboneros.

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

Cultivando entre los pinos. Nacimiento del pequeño campesinado almonteño (Otra colonización agrícola tradicinal de los montes de Propio del Ayuntamiento)

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

A Ana le explican cómo se hacía la copa. 1.- Cisco, “abanao” y pala.

2.- Copa

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

Copa

(Foto de la Exposición permanente del Acebrón)

3.- Preparando la copa con las tenazas y la carboncilla.

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

4.- Encendiendo la copa

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

La abuela de Jesús enciende la copa.

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

Se coloca la carboncilla, se añade el circo, se enciende y con papel de aluminio se hace un buen borrajo.

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

ANEXOS DE TEXTOS

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

ACLARACIÓN SOBRE EL ANEXO DE TEXTOS

Con los textos que aparecen en este Anexo se pretende dar una visión de la situación socioeconómica de Almonte en la primera mitad del Siglo XX. El objetivo es hacer más comprensible el argumento central de la pequeña investigación que sobre el carboneo en Doñana hemos realizado. Se pretende dar algo de luz a la gran sabiduría popular que sobre el carboneo se tiene en Almonte y por extensión en los pueblos de la Comarca de Doñana. Los textos no se han corregido y aparecen como se escribieron en el formato web. Los aspectos reiterativos son debidos concretamente al formato en que se escribieron, ya que en cada enlace se pretendía dar una idea global de los aspectos que se trataban.

Añadimos dos creaciones de alumnos míos, uno de una niña y otra de un niño, con la idea de hacer visible que Doñana es un potencial de recursos didácticos no solamente medioambientales.

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

ANEXO I TEXTO PRIMERO.-

XXV.-

LOS BOSQUES Y ARROYOS

En los tiempos de (Federico García) Lorca los almonteños hablaban de “los cotos”, El Coto de Doñana y El Coto de la Condesa (no Parque Nacional de Doñana o Doñana a secas como le nombramos ahora). No existían los límites administrativos actuales pero si un gran control prohibitivo de exclusión social de determinados aprovechamientos, sobre todos cinegéticos. Con los guardas los grandes propietarios controlaban sus posesiones con una visión aristocrática. No obstante, permitían al pueblo aprovechamientos servícolas que tradicionalmente han practicado nuestros antepasados. Era, por tanto, un lugar de gran riqueza y utilidad para los almonteños que desde siempre han sabido aprovecharlas: recolección de miel en las colmenas de corcho de alcornoques; caza furtiva y autorizadas recobas; piñones para comer, vender tostados o en crudo a los confiteros que hacían piñonate; huevos de patos para alimentarse; berros, espárragos trigueros, gurumelos, espinacas... como verduras silvestres; bellotas para comer y alimentar a los animales; corcho de los alcornoques para realizar utensilios domésticos o agrícolas; leña para carbón o para las chimeneas o suspirones; rodrigones para las viñas; pastos para los ganados; carbón natural en los boliches como fuente de energía para cocinar o calentarse; obtención de esencias de plantas aromáticas en las calderas y alambiques; eneas para

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

asientos de sillas; broza para los techos de las chozas; pesca de peces y galápagos como alimento; sanguijuelas con usos medicinales; etc. Y la práctica de estas actividades especializó laboralmente a muchos de nuestros bisabuelos y abuelos. Por ello podemos hablar de oficios como piñeros, pastores, colmeneros, carboneros, choceros, etc. Algunas de estas actividades depredadoras y recolectoras desde el paleolítico se han practicado en nuestras tierras y otras desde muy antiguo como aprender a torear en el desarrollo de las labores de guardas, de pastores o de yegüerizos, como se ve en algunas fotos. Mención especial hay que hacer a “las rozas”, concesiones gracias a las cuales a demás de limpiar el monte se permitía el cultivo de trigo, cebada y centeno para la obtención de harina en un pueblo como el nuestro en el que la producción de trigo siempre fue inferior a las necesidades alimenticias de sus habitantes. Y en las playas de los arroyos los campesinos sembraban las plantas de veranos casi a la sombra de las mimbreras con cuyas varetas los mimbreros fabricaban canastas y cestos.

Los caminos entre bosques, los hacían los carboneros, y los zagales que 6 ó 7 años, traían sus burros cargados de chamiza para los hornos de pan o los vaqueros que traían del campo las cántaras de leche, en los serones de sus burros, desde el pinar donde las vacas dormían desde la primavera. Y aquel, ¡ Niñaaa, el carbonerooo!, ¡Niñaaa, el cisquerooo!... para que las mujeres salieran a comprar el carbón para el anafe de la cocina y el cisco para la copa Igualmente, atravesaban los bosques las yeguas en tropel… Y en los pinares y los arroyos pastaban las vacas, cabras, borregas o cochinos de los pequeños

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

ganaderos que no tenían grandes cerrados ni dehesas. En las dehesas y cerrados los grandes propietarios tenían ganado en régimen extensivo. Pero los usos aristocráticos y abusos que hacían los grandes propietarios de este territorio, que fue, entre otras cosas, Cazadero Real, creó una conciencia de rechazo entre los almonteños sin tierras, sin pan, sin escuelas, sin viviendas, sin medicinas y sin “Estado Moderno” porque a pesar de las desamortizaciones seguían nuestros bisabuelos viviendo en un “estado antiguo y viejo” propio del Antiguo Régimen. Situación que se manifestó popularmente con una conciencia "antiDoñana" en los tiempos de Lorca que llevó a los ayuntamientos republicanos a pedir al gobierno la roturación de estos bosques para darles un uso agrícola. Eran los tiempos de la frustrada Reforma Agraria Y en medio de este panorama, al terminar la Guerra Civil, provocada por el golpe de estado de Franco, nuestros bosques aumentaron con la forestación de eucaliptus en el Patrimonio Forestal. Apartado XXV del trabajo escolar “Almonte en los tiempos García de Lorca”. Año 2003. Maestro: Manuel López Vega; mlovega@hotmail.com Este trabajo puede consultarse íntegramente en la página Web del Colegio Lope de Vega: http://www.juntadeandalucia.es/averroes/el_pocito/

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

TEXTO SEGUNDO.-

VII.- LA ALIMENTACIÓN (EN ALMONTE) 1.- LOS ALIMENTOS ESCASEABAN.Era la alimentación uno de los aspectos esenciales que traía a los almonteños de cabeza. Si para nuestros abuelos no fue fácil proporcionar comida suficiente a la familia, para muchos de nuestros bisabuelos fue casi un calvario. En las casas se juntaban varias generaciones de la misma familia, los hijos eran muy numerosos y los alimentos escaseaban. La dieta ni era variada ni suficiente para un sector importante de la población.

2.- POQUÍSIMO DINERO.Es importante realizar un esfuerzo e imaginar aquella situación de escasez, de trabajo casi estacional para un amplio sector de la población que cobraban jornales bajísimos, y a veces a destiempo. Gran cantidad de almoteños (y almonteñas) se ganaba la vida como campesinos o como pastores de la oligarquía local que poseía grandes latifundios y que detentaba el poder municipal en una sociedad antidemocrática y muy clasista. Desde el Ayuntamiento imponían los salarios y marcaban las condiciones de trabajo sin que los jornaleros tuvieran posibilidad alguna de negociar. Las mujeres se dedicaban a las labores domésticas y ayudaban con sus ingresos cuando trabajaban en la recolección de las cosechas. A principios de siglo muchos niños y niñas no iban a la escuela; muchos niños trabajaban como zagales de pastores o como peones en los campos y algunas niñas, ya a los 6 ó 7 años, trabajaban como sirvientas; a veces, los sueldos de éstos eran poco más de una “perra chica y la comida del día”, a principio de siglo, o 6 reales

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

en los años 40. Con el paso de los años seguían haciendo los mismos trabajos ya mayorcitos. En los años 50 por estar “trabajando todo el día” como sirvienta en la casa de un pelentrín o de un rico el sueldo podía ser 12 o 15 duros al mes. En aquellas circunstancias, a muchas familias no les llegaban ni las 4, ni las 15 pesetas diarias, para poder comprar los alimentos necesarios de una dieta adecuada. Así que debían ingeniárselas para conseguir alimentos que no fueran necesarios comprar. Si no se tenía tierras para sembrar el trigo, si no se tenía dinero para comprar la< harina a los precios del mercado de estraperlo hacía que algunos sectores practicaran el trueque para poder comer.

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

3.- ABUNDABAN LAS ACTIVIDADES RECOLECTORAS Y DEPREDADORAS.Aquí, en el ambiente social indicado, es dónde debemos enmarcar las actividades recolectoras que tradicionalmente se han venido desarrollando en nuestro pueblo: Coger espárragos, setas, palmitos, huevos, piñas, espinacas, miel, gurumelos, etc.; Igualmente desarrollaban actividades depredadoras como caza de conejos o liebres con cepos o cuerdas, de aves con las perchas o con escopetas, la caza mayor furtiva en los montes de la localidad, etc.; pesca de peces como las anguilas en arroyos y charcas o la captura de galápagos con nasas completaban las posibilidades de adaptación alimenticia a lo que el medio natural les proporcionaba. Estamos hablando de prácticas casi neolíticas de la población almonteña, y en la de otros pueblos de la comarca, en unos años en que se consolidaba el desarrollo de los países europeos y que en las décadas posteriores, a la época que analizamos, serán receptores de la mano de obra emigrante de nuestro pueblo y de otros pueblos del país.

4.- CAZADERO REAL Y HAMBRUNAS ALMONTEÑAS.Estas actividades recolectoras y depredadoras eran frecuentísimas y los vecinos eran perseguidos y encarcelados por las autoridades que aplicaban unas leyes que se fundamentaban en la defensa de los intereses privados de los grandes propietarios y arrendatarios. No hay que olvidar que estas situaciones, a veces muy angustiosas, se daban al mismo tiempo en un municipio en el que la aristocracia, regional y nacional, como séquito real o como arrendatarios de estas tierras a los grandes propietarios, cazaban a sus anchas en el Cazadero Real en que estaban convertidos algunos territorios de lo que hoy conocemos como Doñana (“El Coto” para los almonteños) y que en esta época recibió más de una decena la visita del rey Alfonso XIII. La percepción de la

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

gente corriente de estos hechos nos sitúa en una época en que los vecinos se sentía muy marginados.

5.GRAN DESIGUALDAD RICOS Y POBRES.-

ENTRE

Este uso caciquil, casi medievalista, de los cotos y marismas que los grandes propietarios de los territorios de nuestro municipio realizaban crearon una mentalidad de rechazo hacia “El Coto” que ha marcado profundamente la mentalidad de los vecinos abuelos, a pesar de que las autoridades permitían como un derecho tradicional la recogida de huevos, peces, galápagos, sanguijuelas, etc., en la marisma y se practicara la “recoba” para proporcionar carne a la población (caza legal de ciervos, patos, etc. Por lo tanto, la necesidad de tierra de cultivos para tantos jornaleros sin tierras (reivindicación que va a estar muy presente en todo el primer tercio del siglo) chocaba con los usos aristocráticos que se hacían de gran parte de nuestro municipio.

6.- AYER TODO ERA “COTO PRIVADO”, HOY “TODO ALMONTE ES DOÑANA”. Las actividades anteriores, también, se desarrollaban en lugares muy cercanos al ruedo y la practicaban masivamente grandes sectores de vecinos almonteños, Sobre todo, porque los pequeños agricultores tenían que proteger sus cultivos de la fauna salvaje, que hacían destrozos en los maizales, viñas, etc. (rodeadas de pinos) y tenían que poner guardas y colocar cuerdas y cepos por donde dichos bichos entraban en sus fincas. Pero, estos hechos son mucho menos conocidos que “el furtiveo de venados y jabalís” en Doñana. Entonces todo era “Coto Privado”. Se practicaron las rozas y se permitía que los carboneros limpiaran el monte a cambio de “hacer carbón en los ranchos” con lo que iban tirando.

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

Actualmente, en la superación de estos sentimientos negativos por parte de los almonteños hacia “El Coto” (antes era todo lo que estaba más allá del ruedo) está la clave de desarrollos económicos más equilibrados para nuestro pueblo. Los años comprendidos entre 1987 y 1991 fueron claves para que esta situación se diera, gracias a la defensa pública que realizaron reducidos sectores de la población y responsables concejales del Ayuntamiento almonteño. Defensa de Doñana como bien público, como elementos esenciales de nuestro patrim0onio natural y cultural. Aquel “Coto Privado” está hoy considerado más que nunca como una “Doñana público”. Hoy en “Almonte todo es Doñana”, cuando aquel paisaje y actividades a que hemos hecho referencia ya no existen, pero los vecinos estamos viviendo una situación de total abundancia material y por lo tanto alimenticia. Resaltamos estos aspectos como elementos de reflexión que nos aporten luz sobre la mentalidad y las actividades que nuestros abuelos y bisabuelos tuvieron que desarrollar para alimentarse y que los alumnos puedan percibir que la actualidad está íntimamente relacionada con la forma de vida de nuestros antepasados.

7.- ALMONTE YA VIVÍA DE ESPALDAS AL MAR.Las practicas pesqueras en la costa de los almonteños en aquellas épocas ya formaban parte de tiempos más antiguos y Almonte vivió durante los dos primeros tercios del siglo XX de espaldas al mar, hasta que los amos de Doñana iniciaron las actividades inmobiliarias especulativas de sus territorios que tomaban un nuevo valor al son de los modernos aires del turismo de sol y playa que los desarrollados vecinos países europeos demandaban. Ya sólo se pescaban en los arroyos y “charcos”. Como testigo de todo aquello quedan los “ranchos” de los pescadores en la playa.

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

8.-INSALUBRIDAD ALIMENTICIA.El abastecimiento de alimentos no era suficiente y “el mercado de abasto” tenía unas condiciones de total insalubridad donde el pescado, frutas, etc. se vendía en unos puestos de tablas o en el suelo. Allá por el 1949(ya superada la etapa que analizamos) las autoridades municipales lo adecentan. Muchos de los abuelos y padres de nuestros actuales alumnos conservan el recuerdo de las pésimas condiciones que aún tenían en los años 80, antes de la última reforma llevada a cabo por la Concejalía de Sanidad, cuyos responsables desarrollaron una importantísima labor en la inspección sanitaria de los alimentos, poniendo en funcionamiento la OMIC (Oficina Municipal de Información al Consumidor), que fue pionera en nuestra Comunidad Andaluza. Este acercamiento hacia nuestros días nos puede permitir reflexionar, comprensivamente, sobre el estado de indefensión en que se encontraban los vecinos en aquella época en cuanto al abandono de inspección sanitaria de los alimentos. No obstante también hay que decir que en aquellos tiempos no se usaban tantos productos químicos en la agricultura y por tanto los productos eran más ecológicos.

9.- SE DESARROLLA EL PEQUEÑO CAMPESINADO Y SECTOR IMPORTANTE VA MEJORANDO SU SUSTENTO-. La creación de un pequeño campesinado almonteño evitó un gran enfrentamiento social entre los pobres y la oligarquía almonteña en unos momentos de graves enfrentamientos sociales. Pero, sobre todo, mejoró las posibilidades de sustento de muchísimas familias. Este pequeño campesinado se fortaleció en nuestro pueblo con el reparto de tierras o la permisión del Ayuntamiento de tomas “de montes de propios “como tierras de cultivo por parte de muchos jornaleros. Eran

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

“tierras del estado” en contraposición de las “tierras de propiedad” de los hacendados y pelentrines. Todos los pequeños propietarios o minifundistas practicaron una agricultura autárquica por aquello de...” si no tenemos dinero para poder comprar al menos no nos faltaran garbanzos que comer...”. Con esa filosofía de autoabastecimiento nos encontramos a agricultores que en sus pequeñas fincas cultivaban conjuntamente frutales, viña, olivos, garbanzos, chícharos, habas, ajos, cebollas, etc. y en las playas de los arroyos las plantas de verano tales como tomateras, melones, calabazas, berenjenas, etc. Así mismo, era muy frecuente que en los corrales de las chozas y casas existieran pequeños huertos familiares. Esa situación se va a perpetuar hasta los años 60 en nuestro pueblo.

10.- POCO TRIGO Y POCO PAN.Si, a todo ello, le unimos que Almonte siempre fue deficitario en la producción de trigo, no es de extrañar que en la historia de nuestro pueblo abunden los episodios de hambrunas en los que las autoridades municipales se veían obligadas a importar trigo de otros pueblos o provincias. Igualmente, ante la falta de tierras para producir trigo suficiente para un vecindario que iba en aumento se practicaron las rozas. Pan negro de centeno y las tortas de maíz eran frecuentes en aquellos tiempos.

11.- LA MATANZA Y LA OBTENCIÓN DE OTROS ALIMENTOS DE ANIMALES DOMÉSTICOS.No debemos olvidar la cría de cochinos en los corrales, que eran verdaderas depuradoras de todos los desperdicios domésticos, con los que se practicaban las matanzas para la obtención de chorizos, morcillas, tocinos, jamones, mantecas, etc.; las gallinas del corral para los huevos y carne o la cría de cabras para la obtención de la leche diaria. La tradición ganadera, ya, en la actualidad, casi totalmente extinta, de vacas, cabras, cochinos y ovejas también jugó un papel muy

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

importante en el abastecimiento de alimentos de nuestro pueblo.

12.- LOS AÑOS DEL HAMBRE.En este esbozo no puede faltar una mención a los años 40, conocidos como los años del hambre. Eran los años de la posguerra de una Guerra Civil que además de acabar con el intento democrático más serio, que hasta entonces había habido en nuestro país, para acabar con aquella situación de subdesarrollo, también supuso una autentica sangría humana en nuestro pueblo. Corrían los años 40 cuando unos vecinos se comían las cáscaras que tiraban otros, cuando el comer una torta de maíz era un lujo en un pueblo donde eran poquísimos los que probaban el pan, dónde otros sólo se alimentaban de cebollas, etc. y algunos se enriquecieron con el estraperlo de alimentos básicos. Todo ello, en una situación de dictadura en la que quejarse podía ser motivo para que te encarcelaran. Fue una época tristísima que ahogó la libertad y originó una de las épocas de mayor hambre que padeció nuestro pueblo. Aún, todos nuestros abuelos recuerdan aquella época con amargura. Fue la época en que los gobiernos requisaban el trigo y los campesinos, que los tenía, los guardaban en paneras clandestinas. Es lógico pensar, que las situaciones eran distintas según el nivel de posibilidades que cada familia tenía y sobre todo según la capacidad de adaptación, y apoyo, que los vecinos tuvieron en aquella época. Por ello, las respuestas son variopintas también en la cuestión de la alimentación.

Apartado VII del trabajo escolar “Almonte en los tiempos García de Lorca”. Año 2003. Maestro: Manuel López Vega; mlovega@hotmail.com

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

Este trabajo puede consultarse íntegramente en la página Web del Colegio Lope de Vega en el apartado “AULA ABIERTA”: http://www.juntadeandalucia.es/averroes/el_pocito/

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

TEXTO TERCERO.-

XXIV

EL PEQUEÑO CAMPESINO

Seguramente que la consolidación de un pequeño campesinado en Almonte, en el primer tercio del siglo XX, fue una de las claves que evitó muchos trastornos sociales. Los grandes propietarios consintieron que una gran masa de familias jornaleras tomara terrenos de los montes del estado para cultivarlos como viñas, frutales, etc., entre pinares... Los jornaleros, ahora en sus campos, practicaron una agricultura minifundista de autosuficiencia que les permitió mejorar su alimentación... porque en las viñas había frutales, habas, patatas,... Esto, para los grandes hacendados, era mejor que tener que verse en la tesitura de enfrentarse a las reivindicaciones de la “reforma agraria”, en un pueblo que como el nuestro poseía una gran extensión de suelos sin cultivar... – “¡Esos nos ha pasado, porque Almonte tiene un municipio tan grande; si fuéramos como los...!”- ha sido la opinión conformista muy generalizada… con la que se ha aceptado un destino que pudo ser mejor. Las buenas tierras del norte almonteño las roturaron los jornaleros a golpe de calabozo y azadón para los ricos del pueblo. Ricos que consentían que los pobres roturan tierras arenosas en La Palmosa, en los Reyes, en la Cañá... o que consintieron desde el siglo XIX el cultivo de tierras cedidas en los "Tanajales" o que se arrancara la

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

Dehesa comunal del Turnal para los pequeños campesinos. “¿A cambio de qué? A cambio de nada... ¡Cómo tenemos un término tan grande hay tierras para todos! Y con este dicho no se satisfacían las ansias de tierras de una población jornalera… en aquellos tiempos en que la Reforma Agraria era una palabra revolucionaria.

Apartado XXIV del trabajo escolar “Almonte en los tiempos García de Lorca”. Año 2003. Maestro: Manuel López Vega; mlovega@hotmail.com Este trabajo puede consultarse íntegramente en la página Web del Colegio Lope de Vega en el apartado “AULA ABIERTA”: http://www.juntadeandalucia.es/averroes/el_pocito/

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

TEXTO CUARTO.-

COLONIZACIÓN DE LAS TIERRAS INSERVIBLES Allá por los años 40, en plena postguerra, en los años del hambre, ante la falta de papel que padecía nuestro país y la necesidad de reconstruir una economía destrozada por la Guerra Civil, los gobiernos de Franco inician “ la forestación del patrimonio con calipto”. Los eucaliptos van a crear un nuevo paisaje en los baldíos de Almonte para abastecer a las “celulosas” de madera para fabricar papel. Al mismo tiempo sirven para fabricación de carbón vegetal en los boliches, obtención de esencias, etc. Actividades, que desde siglos antes, se venían realizando en los bosques de pinos con se repoblaron las dunas y cotos de Doñana. La colonización de esos terrenos, que eran inservibles desde el punto de vista de la agricultura tradicional, dio lugar a los poblados de Cabezudos, La Mediana, El Abalario, etc.,... ¡ya hoy abandonados y en ruina! Todos ellos dirigidos por adeptos al régimen de la dictadura como premio por su apoyo incondicional a la misma, que encuentran en Almonte entre la población más humilde carboneros especialistas, leñadores, etc. que se desplazan hasta allí a trabajar. Otra iniciativa de aquella época fue el cultivo del “guayul” para la obtención de caucho. En esta empresa está el origen del poblado de Los guayules o Los Mimbrales...”

Del trabajo escolar “Almonte en los tiempos García de

Lorca”. Año 2003. Maestro: Manuel López Vega; mlovega@hotmail.com Este trabajo puede consultarse íntegramente en la página Web del Colegio Lope de Vega en

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

el apartado “AULA ABIERTA”: http://www.juntadeandalucia.es/averroes/el_pocito/

ANEXO DE CREACIONES LITERARIAS

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

DONDE EL GUADALQUIVIR BESA A DOÑANA

Nos bajamos del autobús después de haber recorrido algunos kilómetros por el carril junto a La Vera. José Millán nos dijo que nos calláramos, que guardáramos silencio... Nos aguardaba una sorpresa. Nos puso en fila y con pañuelo nos tapó los ojos a todos. Una vez a oscuras caminamos como ciegos, a tientas, agarrados unos a otros. Como un pequeño tren que se desplaza torpemente por el camino, sobre unas vías imaginarias, en El Pinar del Faro. Nos chocamos con un obstáculo que había en medio del camino, nos caímos, nos reímos, nos levantamos... No supimos lo que era hasta que nos quitamos los pañuelos. Entonces... vimos que era un gran tronco de pino gigantesco que dormía en el suelo…

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

Y... vimos con asombro que habíamos llegado a un gran llano que tenía nombre de un pintor muy famoso, Velázquez. Una grandísima pradera donde pastaban los herbívoros de Doñana: “Ciervos, jabalíes, gamos, liebres, conejos...”

¡Qué bonito el verde de los pinos!, ¡Qué bonito el azul del mar! Pero, lo más de lo más es ver en Doñana las aves volar. Aquí entre los pinos no hay ríos, no hay mar, pero, son algaidas que parecen un lagunar. CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

El día estaba algo nublado y echaba de menos el sol ardiente, claro, brillante... de Doñana y el viento es como un niño malo que quiere derrumbarlo todo, ¡pero, no puede! Ya estábamos en los pinos. Ya dejamos el cielo de negras cruces centenarias, como cuerpos hundidos por la malvada tierrecilla dunar. Allí, estaban los pinos casi atrapados. Aquí, el verdor de las copas de los pinos junto con la amarillez de las hojas caídas, en otoño, en el suelo. Aquí, los altos pinos son los miradores de las águilas. El águila que vigila Doñana desde el balcón más alto, desde su alta casa, desde su morada.

Hasta aquí llega la brisa del mar que acaricia las ramas y peinan sus hojas de agujas. Cuando miro hacia arriba sus CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

copas me parecen un colador, con sus ramas musculosas. Aquí, debajo, los pinos me hablan de los piñeros, de los boliches, de la madera... Me cuentan que Almonte, mi pueblo, era un pueblo de carboneros, de pastores y de campesinos, que gracias a los pinos pudieron hacer sus casas, sus chozas de palo, juncos y castañuelas. Cuando llegué al colegio y miré en el mapa, El Pinar del Faro era una gran mancha verde rodeada por el blanco de las dunas y el azulado mar. Verdor besado por el Este, por el río Guadalquivir.

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

Autora, mi alumna, María Cristina Medina Camacho de 12 años Creación literaria del libro “Doñana en Nuestros Corazones”. Ministerio de Medio Ambiente Año 2004. Taller de Creación Literaria en Vivo. Proyecto Educativo Aula Abierta Colegio Lope de Vega Almonte (Huelva) Maestro: Manuel López Vega

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

BIBLIOGRAFÍA UTILIZADA 1.- Fotos familiares aportados por los alumnos. 2.- Fotos de los trabajos de creación de Unidades Didácticas (Proyecto PIA) de Manuel López Vega. 3.- Doñana. Guía e Itinerarios de José M. García y otros. 4.- Lo Nuestro. Libro publicado por el Centro de Educación de Adultos “Giner de los Ríos”. 5.- Memoria del Rocío. ABC. 6.- Doñana, un recurso didáctico de José M. Barroso Morilla y otros. 7.- Parque Nacional de Doñana de Amelia Castaño Corral y otros. 8.- Almonte años 30 de María E. Caraballo Monje. 9.- Organización del territorio en Doñana y su entorno próximo (Almonte). Siglos XVIII-XX, de Juan F. Ojeda Rivera. 10.- Sevilla 1936, de Juan Ortiz Villalba. 11.- “Calles de Agua”. Trabajo escolar en cómics del Proyecto Educativo Aula Abierta realizado en el presente curso 07-08 por los mismos alumnos que han realizado el trabajo escolar del carbón que aquí presentamos. 12.- Creación literaria del libro “Doñana en Nuestros Corazones” Ministerio de Medio Ambiente Año 2004.Taller de Creación Literaria en Vivo. Proyecto Educativo Aula Abierta. Colegio Lope de Vega. Almonte (Huelva). Maestro: Manuel López Vega. 13.- Encuentros con Doñana. Juan Carlos González Faraco. Junta de Andalucía. 1988

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

CUESTIONARIO

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

CUESTIONARIO SOBRE EL CARBÓN EN DOÑANA “CARBONEROS SOSTENIBLES. El Carbón: una cultura viva en Doñana” Realizado por el maestro y los alumnos y alumnas de 6ºC del CEIP Lope de Vega de Almonte.

1.- Escribe cinco nombres de carboneros almonteños: Respuesta: 1.- Curro Martínez, “El Cuartito 2.- Pedro Mellado Villarán, “Pedro Pintura” 3.- Antonio Mondaca, “El Triste”. 4.- Lorenzo Núñez Arias, “Lorenzo el de La Caldera” 5.- María de los Santos Rivero, “La del Mono”.

2.- Escribe 6 faenas que los carboneros realizan para hacer un boliche: Respuesta: Chapoar la leña, rodearla, armarla, chascarla, enterrarla y cocerla.

3.- ¿Qué es Chapoar la leña? Respuesta: Es cortar la leña a una largura adecuada para hacer el boliche y quitarle las ramas o chamiza.

4.- ¿Qué es rodear la leña? Respuesta: Esta faena consiste en recoger la leña chapoada y amontonarla en el lugar donde va a construirse el boliche.

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

5.- ¿Qué es armar un boliche? Respuesta: Es amontonar la leña sin que quede ningún hueco libre. La leña va de pie y formando como una pequeña montaña a modo de cono, forma de campana, etc.

6.- ¿Qué es chascar un boliche? Respuesta: Consiste en tapar la leña con ramos para que no se filtre la tierra entre la leña cuando se entierre el boliche. Las mejores ramas son las de eucalipto, aunque tradicionalmente se chascaba con monte, barbaja de Pino o rastrojos.

7.- ¿Qué es enterrar un boliche? Respuesta: Esta faena se realiza después de haber chascado un boliche y se trata de taparlo con tierra antes de prenderle fuego.

8.- ¿Qué es cocer un boliche? Respuesta: Para cocer el boliche se le da fuego y se le hacen agujeros por donde sale el humo sin que la leña se queme totalmente. Los agujeros se cambian para dirigir la cocción, hasta que se acabe el proceso de la combustión parcial de la leña.

9.- ¿Qué es sacar un boliche? Respuesta: Una vez que el boliche está cocido se trata de desenterrarlo, extender el carbón sobre el asiento del boliche para que se refresque y para posteriormente envasarlo en sacos.

10.- ¿Qué es el carbón? Respuesta: Es la leña quemada en un boliche de tal manera que la madera realiza una combustión lenta y no totalmente acabada. Su energía al quemarse se utiliza para usos domésticos e industriales.

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

11.- ¿Qué es la boca de un boliche? Respuesta: Es la abertura o puerta lateral que se va dejando en la base del boliche cuando se arma con la finalidad de prenderle fuego por la misma desde el mismo centro de la base del boliche.

12.- Escribe el nombre de tres tipos de carbones que se hacen en Doñana. Respuesta: El carbón, la carboncilla o carboncillo y el cisco.

13.- ¿Qué es la carboncilla? Respuesta: Cuando se ha terminado de recocer el carbón quedan sobre el asiento del boliche un carbón menudo que se ha mezclado con tierra. Ese subtracto se cierne con la criba para quitarle la tierra quedando en la misma el carbón menudo o carboncilla. Se suele usar como base para encender la copa o brasero.

14.- ¿Qué es el cisco? Respuesta: Es un carbón muy menudo que suele obtenerse “al quemar al aire libre” los sarmientos de las cepas, las ramas de los olivos o de la quema de arbustos. Se suele hacer en una misma jornada.

15.- ¿Cuánto tiempo tarde un boliche en cocerse? Respuesta: Depende del tamaño del mismo. La duración puede ser de1, 2 o 3 días, los más pequeños, hasta 30 o 40 día, los más grandes.

16.- Escribe el nombre de distintas clases de boliches. Respuesta: Boliche de campana, boliche de ojo, boliche de tren.

17.- ¿Qué es un boliche de campana? Respuesta: Se hace con la leña más endeble y no son muy grandes. Son redondos y se le da fuego por una puerta lateral que se deja cuando se está armando. Se le da

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

fuego desde el centro del boliche. Estos boliches se hacían antiguamente porque se pueden hacer muy pequeños y por lo tanto cocerlo muy rápidos, incluso en una noche. Los más pequeños pueden tener unos 60 Kg. de carbón pudiendo llegar a dar 1000 o 1500 Kg. y tardando unos 20 o 30 días en cocerse.

18.- ¿Qué es un boliche de ojo? Respuesta: Estos boliches se utilizan para cocer leña gruesa y tocones. Se llama de ojo porque se le da fuego por un agujero que se le deja en el centro de la cabeza (parte superior) cuando se está armando, echándole ascuas por el agujero. Estos boliches permiten hacerlo más grandes llegando a dar hasta 8.000 Kg. o 10.000 Kg. de carbón y pueden durar entre 30 o 40 días en cocerse.

19.- ¿Qué son boliches de trenes? Respuesta: Son boliches alargados donde la leña va tendida y te permite cortarla muy larga incluso troncos de árboles enteros ya que pueden tener una largura de más de 20 m. y llegan a dar entre 20.000 o 30.000 Kg. y tardan entre 30 o 40 días en cocerse.

20.- La forma más tradicional que los carboneros han tenido para obtener el carbón en Doñana han sido los boliches, pero ¿qué otras dos formas han empleado también? Respuestas: Las calderas y los hornos.

21.- ¿Qué es una caldera de carbón? Respuesta: Son grandes depósitos circulares de chapa o hierro en los que se les mete la leña y se cierran herméticamente con una tapadera. Posteriormente se prende fuego. Son mucho más rápidas que los boliches y además no necesitan chasca ni tierra ya que se mete dentro de la caldera de chapa. Puede dar entre 300 o 500 Kg. Pero el carbón es de peor calidad.

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

22.- ¿Qué es un horno de carbón? Respuesta: Los hornos se hacen de ladrillos y son más grandes que las calderas. Permiten cocer la leña más gruesa y puede llegar a dar entre 1.000 Kg. y 1.500 Kg y cocerse en 48 horas.

23.- ¿Qué es una caldera de esencia? Respuesta: Parecido a la caldera de carbón pero a la que se le ha añadido un alambique por el que e destilan las esencias. Las calderas están colocadas sobre un hogar construido de ladrillos en donde se enciende la candela. En el interior de la caldera se colocan de forma presionada las hojas en forma de haces de eucaliptos, el tomillo, el romero… Posteriormente se tapa y se prende el fuego. Al calentarse las plantas de su interior van soltando las esencias en forma de vapor que al pasar por el serpentín del alambique se licuan y se recogen un depósito mezcladas con agua, que posteriormente se separa de la misma.

24.- ¿Escribe tres nombres de formas en que se vendía el carbón en Almonte? Respuesta: En carbonerías, ambulantemente con bestias por la calle y empresas que lo vendían al por mayor a otras pueblos, otras provincias e incluso al extranjero.

25.- Escribe cinco nombres de carbonerías que existieron en Almonte. Respuesta: 1.- Ana López Cabrera, apodada “La Fo”, que tenía la carbonería en la C/ Cardenal Almaraz, junto al Restaurante La Fragua. 2.- Carmen, “La del Pileño”, que tenía su carbonería en el Arenal. 3.- “Cocera” que tenía la carbonería en El Camino de La Cerca y lo vendía también por la calle. 4.- Curro Cabrera, apodado “Curro Charamusca”, que vivía en la C/ Triana. 5.- María la de “La Chorla”, tenía la carbonería en el Chaparral.

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

26.- Escribe cinco términos del habla local que estén relacionados con el carbón: Respuesta: anafe, chamiza, borrajo, tizo y rancho.

27.- ¿Qué es un suspirón? Respuesta: Es el nombre con el que se denominan las “chimeneas de rincón” que había antiguamente en las casa más humildes y cuyos hogares estaban al mismo nivel del suelo.

28.- ¿Para qué se utilizaban los haces de aulaga en la matanza doméstica de los cochinos? Respuesta: Para chamuscar al cerdo. Es un ejemplo de uso doméstico de los arbustos del bosque de Doñana. Las aulagas se rozaban, se dejaban secar y cuando el cerdo ya estaba muerto se chamuscaba con ellas para quitarles las cerdas.

29.-”Se ponía el anafe de hierro en un agujero en la hornilla, se encendía el carbón y se ponía la olla encima…” ¿para qué se hacía esto en los hogares? Respuesta: Para cocinar la comida.

30.- Escribe dos accidentes que se podían padecer a causa del carbón. Respuesta: Asfixia y quemaduras. Las asfixias por concentración de monóxido de carbono. Se producían en los hogares cuando se realizaba la combustión de las copas o braseros en habitaciones sin ventilación.

Las quemaduras se producían en distintas circunstancias pero eran muy aparatosas cuando algún carbonero se caía dentro de un boliche por hundimiento del mismo al encontrase realizando las tocaduras del mismo u otras faenas.

31.- Los residuos de las candelas se llaman cenizas ¿para qué uso doméstico se han empleado tradicionalmente? Respuesta: Para realizar la colada, (para lavar la ropa), hacer jabón y lavarse el pelo.

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

Se ponía candela y en el agua se echaba ceniza y se lavaba la ropa blanca, con el agua que iba soltando se usaba para lavar la ropa de color. Con el agua que sobraba mezclada con cenizas, se echaba sosa y se hacía el jabón, con el mismo que luego se usaba para lavar el pelo, porque no había champú”.

32.- ¿Qué son los ranchos de carbón? Respuesta: Se llama así al lugar y las chozas en las que vivían los carboneros en Doñana. Eran construcciones provisionales hechas de madera y cubiertas de ramas. En su interior se colocaban los catres (camas) y en la puerta se construía una “enramada”.

33.- ¿Qué era una parihuela? Respuesta: Era un utensilio de madera fabricado por los carbonero y que lo utilizaba para acarrear la leña a donde iban a construir el boliche.

34.- ¿Qué es picar la copa de los eucaliptos o pinos? Respuesta: Es trocearla para separar la leña gruesa de las ramas o chamiza. Una vez picada, con la leña resultante se hace el carbón.

35.- ¿Qué es chascar un boliche? Respuesta: Una vez que el boliche está armado o formado se chasca o tapa con las ramas de los pinos, eucaliptos o monte bajo para que cuando se tapa la tierra no se filtre entre la leña.

36.- ¿Qué usos se ha hecho tradicionalmente con la chamiza? Respuesta: Se usaba la chamiza para chascar los boliches y para calentar o caldear los hornos morunos donde se hacía el pan.

37.- ¿Qué es realizar la tocadura a un boliche?

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel López Vega


”Carboneros sostenibles. (El carbón: una cultura viva en Doñana).”

Respuesta: Una vez encendido el boliche todos los días con el azadón se aplasta la tierra, o se le realiza la tocadura, arriba, en la cabeza del boliche, debido a que el fuego se va arriba y se producen agujeros que hay que rellenarlos de tacos de madera para poder bajar los fuegos a la base y evitar que se quemen los boliches.

38.- ¿Qué es refrescar un boliche? Respuesta: Los boliches grandes se refrescan en dos tiempos: Primero.- Una vez que ya estaba cocido se le quita la chamiza del pie y se vuelve a tapar para evitar que se queme. Al día siguiente por la parte superior o cabeza del boliche se le echaba agua para apagar la candela. Segundo.- Al tercer día se le quita la tierra definitivamente y se saca el boliche, para lo cual con un rastro o con un "ro" se extiende el carbón alrededor del asiento del mismo para que el carbón se enfríe definitivamente antes de envasarlo.

39.- ¿Qué es un “ro”? Respuesta: Es un utensilio en forma de azada, cuya paleta es totalmente plana y ancha provista de un largo cabo que utilizan los carboneros para extender el carbón y el cisco para que se refresque. La paleta puede ser de madera o de hierro y el cabo siempre de madera.

40.- ¿A qué llamamos “carboneros sostenibles”? Respuesta: A un carbonero que desarrolla un carboneo autorizado y controlado en Doñana utilizando la leña sobrante resultante de la limpia de los bosques que se realizan con la finalidad de revitalizar el mismo. Será una actividad con fines conservacionistas de la flora y de la fauna y de recuperación promoción de la cultura ancestral del carboneo de Doñana.

Almonte, Mayo de 2008. Fdo. El Maestro: Manuel López Vega

CEIP Lope de Vega –Almonte Maestro: Manuel L��pez Vega


CARBONEROS SOSTENIBLES EN DOÑANA