Page 1


DEL EDITOR

Así pues, evocamos una situación inmanente en los últimos Colombia… Colombia… luego de tanto meditarlo y vi- años, la delincuencia juvenil: jóvenes que desde tempranas vir en ella, ya no puedo escribir con los ojos cerrados y edades se sumergen en el mundo criminal, delinquen para tratar de hacer una apología a lo que ya no existe, a lo sobrevivir o porque es el único ambiente que conocen. que las armas se han llevado, a lo que una población agobiada ha cerrado sus puertas: la belleza, la unidad, De ahí que al finalizar esta edición tengamos la misión las costumbres. Tal vez, estos detalles aun prevalezcan de responder a si: ¿Cumplen las instituciones del Estado en propagandas turísticas, pero no es igual para cada encargadas del proceso de judicialización y penalizahabitante. Seamos sinceros y enfrentemos el panora- ción de los menores infractores entre los 14 y 17 años, una ma, si por un lado no nos acribilla la guerrilla con sus acción eficaz al momento de resocializar a esta poblafusiles y ánimos de abolir todo lo que represente auto- ción? Para ello, fue indispensable recurrir a esas primeras ridad, seguramente lo harán los delincuentes indepen- y únicas instancias que para esta población la ley ha dientes: asesinos, ladrones, todo como quieran llamarlos. implantado y tratar de entrever su funcionamiento así No es fácil, hablar de esta nación a través de sus pro- como sus fines específicos para con estos jóvenes a quieblemas, que son tantos, no es fácil criticarla y no hacer nes bien o mal podríamos juzgar a primer asalto, pero nada para rescatarla al mismo tiempo. Pero las dificul- qué sucede con todo lo que hay detrás de un delito y tades no cesan y mucho menos se quedan en generacio- más en aquellas edades, qué pasa con las necesidades nes pretéritas, aun restan todos los niños y jóvenes que que superan lo racional y no con ellas tratar de defenhan crecido a merced del conflicto, a la luz de las armas, der lo que un delito representa, sino tan solo humanizar de la violencia, de familias disgregadas, de madres gol- el proceso y confrontar el eslabón que en la cadena se peadas, de hambre y pobreza. Todos ellos, han sentido desentendió de todo: el Estado al no tratar de una u otra en carne propia lo que es ser parte de algo y ser igno- forma de solidificar la sociedad y fortalecer la familia rado por todos, incluso por esa máquina estatal que se para que aquel niño o joven no llegara a tal momento supone en su constitución y a lo largo de su millar de en el que tuviera que comparecer ante la inicua justicia leyes, proclama encargarse de satisfacer las necesidades colombiana que erradamente hace uso del apelativo de sus habitantes, pero no lo hace, en cambio invierte su Justicia. dinero en… todo lo que hace tanto dejo de ser un secreto: sueldos colosales para senadores y congresistas cuyo trabajo es robar y mofarse de su pueblo, en fin eso solo por decir uno de los importantísimos gastos del estado. Ahora bien, o bueno no tan bien luego de leer lo anterior, pero necesario especificar. ello la corroe y la ultraja. Así pues, evocamos una situación inmanente en los últimos años, la delincuencia juvenil: jóvenes que desde tempranas edades se sumergen en el mundo criminal, delinquen para sobrevivir o porque es el único ambiente que conocen. Todo lo que en las consiguientes páginas se desarrollará, representa un trabajo arduo por comprender y al mismo tiempo responder un interrogante que surge al observar como las instituciones colombianas independientemente del área o campo del que se encarguen, presentan manifiestas deficiencias que no permiten cumplir con un fin previamente establecido y que generalmente debe responder a la ciudadanía, pero en vez de la corroe y la ultraja.

ÍNDICE

EDITORA KATHERINNE MOSOCOSO

PÁG. 4

PÁG. 9

COLUMNISTAS AUDIENCIA CONCENTRADA.

CRITICA LIGERA.

ANGELA CASTILLO

EL PROCESO PÁG. 1 INICIO DEL PROCESO

PÁG. 3

HABLANDO CON PÁG. 5 TIEMPO DE JUZGAR

PÁG. 4

CRÍTICA LIGERA PÁG. 9 CUANDO LA EXPERIENCIA HABLA

PÁG. 10

JENNY ROCIO ALFONSO

LA SOLUCION PÁG. 11 GLOSARIO PÁG. 13 PASATIEMPOS PÁG. 14 HISTORIETA PÁG. 15 CATALINA BECERRA


EL PROCESO El Sistema de Responsabilidad Penal:

consolida la “Justicia Restaurativa” como un modelo alternativo que busca la prevención, el restablecimiento, la no repetición y el combate de la criminalidad que supere el paradigma de retribución o castigo, adoptando una visión que rescata la importancia que tiene para la sociedad la reconstrucción de las relaciones entre víctima y victimario. El centro de gravedad del derecho penal ya no lo constituye el acto delictivo y el infractor, sino que involucra una especial consideración a la víctima y al daño que le fue inferido. Los mecanismos a través de los cuales opera la justicia restaurativa en el sistema procesal penal son la conciliación preprocesal, la conciliación en el incidente de reparación integral y la mediación.

Al juez de control de garantías le

compete confrontar las actividades desarrolladas por la Policía Judicial de la Infancia y la Adolescencia y por los fiscales delegados ante los jueces penales para adolescentes. Le corresponde el ejercicio de la acción estatal de verificación de la sospecha, de la búsqueda de la verdad y de acopio del material probatorio, con la preservación de los derechos y garantías. Valora la legalidad y la legitimidad de la intromisión estatal en los derechos fundamentales, frente a las necesidades de la persecución penal. Y, conoce del control judicial del principio de oportunidad.

Al

juez

de

conocimiento:

le compete el juzgamiento y, si es el caso, la imposición y ejecución de la sanción a los adolescentes. Conoce de la formulación de la acusación que hace el fiscal y decide sobre la solicitud de preclusión de la investigación.

La Policía Judicial:

función que ejerce en este caso la Policía de Infancia y Adolescencia, capacitados en derechos humanos y de infancia, y el cuerpo técnico,

especializados y adscritos a la fiscalía delegada ante los jueces penales para adolescentes . • Brindar apoyo a las autoridades judiciales, los defensores y comisarios de familia, personeros municipales e inspectores de policía en las acciones de policía y protección de los niños, las niñas y los adolescentes y de su familia, y trasladarlos, a los hogares de paso o a los lugares en donde se desarrollen los programas de atención especializada. • Recibir quejas y denuncias de la ciudadanía sobre amenazas o vulneraciones de los derechos del niño, niña o adolescente. Actuar de manera inmediata para garantizar los derechos amenazados y para prevenir su vulneración cuando sea del caso, o correr traslado a las autoridades competentes • Garantizar los derechos de los niños, las niñas y los adolescentes en todos los procedimientos policiales.

Al juez de conocimiento:

le compete el juzgamiento y, si es el caso, la imposición y ejecución de la sanción a los adolescentes. Conoce de la formulación de la acusación que hace el fiscal y decide sobre la solicitud de preclusión de la investigación.

La Policía Judicial:

función que ejerce en este caso la Policía de Infancia y Adolescencia, capacitados en derechos humanos y de infancia, y el cuerpo técnico, especializados y adscritos a la fiscalía delegada ante los jueces penales para adolescentes . • Brindar apoyo a las autoridades judiciales, los defensores y comisarios de familia, personeros municipales e inspectores de policía en las acciones de policía y protección de los niños, las niñas y los adolescentes y de su familia, y trasladarlos, a los hogares de paso o a los lugares en donde se desarrollen los programas de atención especializada. • Recibir quejas y denuncias de la ciudadanía sobre amenazas o vulneraciones de los derechos del niño, niña o adolescente. Actuar de manera inmediata para garantizar los derechos amenazados y para prevenir su vulneración cuando sea del caso, o correr traslado a las autoridades competentes • Garantizar los derechos de los niños, las niñas y los adolescentes en todos los procedimientos policiales.

La responsabilidad de establecer los lineamientos técnicos para la ejecución de las medidas pedagógicas dispuestas en la ley, y las demás instituciones que forman parte del Sistema Nacional de Bienestar Familiar

SANCIONES. Según el Art. 177 de la Ley de Infancia y Adolescencia 1. La amonestación, 2. La imposición de reglas de conducta, 3. La prestación de servicios a la comunidad, 4. La libertad asistida, La internación en medio Semicerrado, 5. La privación de libertad en centro de atención especializado. Las sanciones señaladas en el artículo anterior tienen una finalidad protectora, educativa y restaurativa, y se aplicarán con el apoyo de la familia y de especialistas. Art. 178.

DERECHOS DE LOS ADOLESCENTES DURANTE LA EJECUCIÓN DE LAS SANCIONES. (Art. 180) 1. Ser mantenido preferentemente en su medio familiar siempre y cuando este reúna las condiciones requeridas para su desarrollo. 2. recibir información sobre el programa de atención especializada en el que se El Instituto Colombiano encuentre vinculado, durante de Bienestar Familiar: las etapas previstas para el

cumplimiento de la sanción. 3. recibir servicios sociales y de salud por personas con la formación profesional idónea, y continuar su proceso educativo de acuerdo con su edad y grado académico. 4. comunicarse reservadamente con su apoderado o Defensor Público, con el Defensor de Familia, con el Fiscal y con la autoridad judicial. 5. Presentar peticiones ante cualquier autoridad y a que se le garantice la respuesta. 6. Comunicarse libremente con sus padres, representantes o responsables, salvo prohibición expresa de la autoridad judicial. 7. A que su familia sea informada sobre los derechos que a ella le corresponden y respecto de la situación y los derechos del adolescente. IMPOSICIÓN DE LA SANCIÓN. Concluidos los alegatos de los intervinientes en la audiencia del juicio oral el juez declarará si hay lugar o no a la imposición de medida de protección, citará a audiencia para la imposición de la sanción a la cual deberá asistir la Defensoría de Familia para presentar un estudio que contendrá por lo menos los siguientes aspectos: Situación familiar, económica, social, psicológica y cultural del adolescente y cualquier otra materia que a juicio del funcionario sea de relevancia para imposición de la sanción. Escuchada la Defensoría de Familia el juez impondrá la sanción que corresponda.


INICIO DEL PROCESO DE JUDICIALIZACION de familia le pregunta al adolescente: • ¿El agente de policía en algún momento, sea verbal o físicamente, te agredió? • ¿Fuiste esposado en el momento de la captura? “Tiene derecho • ¿Se te leyeron tus derechos? a guardar silencio, a Luego de haber hecho el cuestionario de contar con rutina, la defensora se dispuso a ubicar a algún la presencia familiar responsable del menor. Posteriormente de sus padres el adolescente es dejado en compañía del en todo el trabajador social y el psicólogo, quienes hacen procedimiento, algunas preguntas para determinar su a ser contexto social, su forma de vida, las personas escuchado, a con las que convivía, cómo había sido su ser considerado niñez y así detectar algunos trastornos que como inocente generaran la conducta delictiva del menor. hasta que no se compruebe El paso a seguir, es llevar al adolescente a las lo contrario, al oficinas del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI), ubicadas en el mismo edificio, allí se le acompañamiento de un defensor de familia en buscan antecedentes al menor y es reseñado todo el proceso”. Luego de ser capturado, los con todos sus datos personales y la razón de adolescentes son llevados al Centro de Servicios la captura. Luego el menor es conducido a judiciales para Adolescentes, en la carrera 30 Medicina Legal donde se evalúa su estado con calle 12, Ya en las oficinas, el joven entra de salud. En todos los casos se estudia desde en dialogo con defensor de familia, reunido la nutrición hasta la dentadura. Si el menor con un psicólogo y el trabajador social. ha sufrido alguna lesión en el momento En este momento cuando están reunidos con el del delito, se le hace su respectiva curación. joven se le pide al policía que realizo la captura Después de este procedimiento el adolescente que se identifique, dando lugar al relato de los es llevado al Centro Transitorio de Atención, hechos del momento de la captura, se le hacen ubicado en el Centro de Servicios Judiciales para las preguntas rutinarias al policía como son: Adolescentes, donde tiene que esperar 36 horas, • ¿Cómo se ejecutó la captura? que es lo estipulado por la Ley. Antes de cumplirse • ¿De qué delito se le acusa? este término, la Fiscalía toma el caso y ordena a la • ¿Hora de la captura? Policía Judicial hacer la investigación necesaria. • Descripción de la ropa y objetos personales que traía el muchacho. En algunos casos como en el homicidio,, se tiene que trasladar la policía de infancia y Pero después de este interrogatorio que adolescencia a la escena del crimen, reconstruir se dirige al policía de menores, el defensor

LACAPTURA

los hechos y hablar con los posibles testigos, teniendo en cuenta también el relato del menor acusado. En otro tipo de casos como el hurto, se habla con la víctima y se toma el testimonio de quienes vieron el suceso. Finalmente, se realiza la audiencia precedida por el juez de menores en presencia del adolescente, el defensor de familia, el fiscal y los padres o familiares del menor. Con todas las evidencias, el juez procede a dictar sentencia; en el caso en que se haga necesario que el juez se tome más tiempo para estudiar el caso, el menor puede ser dejado bajo una medida preventiva, que no puede superar los cinco meses y que consiste en estar en una institución como El Redentor, en el caso de los hombres o el Hogar Femenino Luis Amigó, en el caso de las mujeres El Redentor y el Hogar Femenino se dividen en dos, los chicos que están en medida preventiva, esperando sentencia y los ya sentenciados que están cumpliendo con la orden del juez. Con estos últimos se inicia un estudio, la idea es hacer un diagnóstico del estado del adolescente, lo cual debe ser enviado al juez para realizar la respectiva audiencia y así poder dictar sentencia. El diagnóstico es realizado por un equipo de profesionales donde se encuentra un coordinador terapéutico, un trabajador social, un psicólogo y dos educadores que están con el joven las 24 horas del día. El Redentor, el nuevo hogar de Kevin, está ubicado al sur de Bogotá, tiene la apariencia de un colegio, cuenta con muchas zonas verdes donde algunos jóvenes hacen deportes y otros prefieren simplemente caminar. Hay varios edificios donde funcionan los dormitorios, las aulas, las oficinas de los docentes y el comedor, cada

uno está separado de los demás por largos caminos rodeados de flores amarillas. Por los pasillos de El Redentor los jóvenes caminan en ‘fila india’ para pasar de una actividad a otra, algunos pensativos, callados y con expresiones de rabia en su rostro, pasan sin mirar a nadie. Otros con sonrisas y comentarios jocosos recorren el frío lugar saludando a educadores, sacerdotes, médicos y personal de aseo. Por las ventanillas de los salones donde los adolescentes reciben sus clases, se observa a unos jóvenes dispuestos a aprender y a otros retirados del grupo con sus brazos cruzados. Para los jóvenes que entran a El Redentor, están dispuestas todas las herramientas para su rehabilitación. Según los directivos, la finalidad de que los jóvenes sean privados de la libertad, no es castigarlos ni hacerlos sentir encerrados. Esta privación de la libertad es para restablecer sus derechos a tener una vida digna, a tener espacios de esparcimiento y aprendizaje. Los esfuerzos de los educadores se encaminan sobre todo a comprender los motivos por los cuales delinquieron los menores, para trabajar en ello y lograr que el día de mañana se desvincule por completo de la delincuencia.


HABLANDO CON... DEFENSOR DE FAMILIA

Por razones de confidencialidad establecidas dentro del CESPA, los funcionarios no están autorizados a brindar sus nombres a quienes allí acuden con fines distintos a los que involucren los jóvenes infractores, por lo que a continuación solo se proporcionaran las respuestas del Defensor que atendió a la entrevista.

1. ¿De qué partes de la ciudad llegan con mayor frecuencia jóvenes a estas instalaciones? D.F: Llegan jóvenes de la mayoría de las localidades, sin embargo con mayor frecuencia encontramos jóvenes de Ciudad Bolívar, san Cristóbal, Usme, Tunjuelito, es decir toda la parte sur de la ciudad. 2. ¿Cuál es el delito más recurrente? D.F.: Se podría decir que un setenta por ciento corresponde al hurto calificado y agravado, generalmente es una de las situaciones que más debo tratar en los casos que llegan a mis manos. Seguido por el porte ilegal de estupefacientes.

Así pues lo que se debe buscar con los jóvenes que habitan zonas vulnerables con altos índices de delincuencia debe ser una medida preventiva, mayor participación de las alcaldías por ejemplo a la hora de enfrenta este tema, además de procurar erradicar aquella malsana

3. ¿Qué papel juegan los padres en todo el proceso 4. ¿Cuáles considera usted son las que deben seguir los principales fallas del sistema que jóvenes infractores? llevan al joven a reincidir en el delito? P r i n c i p a l m e n t e No se trata específicamente de una falla directa es una función de en de todo el proceso que se lleva a cabo luego de la acompañamiento, captura del joven, y no con ello trato de cubrir los la que deben asumir errores que evidentemente se cometen, solo que en gran parte la del todo parte, como es bien sabido de la familia, responsabilidad cuando esta subyace desintegrada, cuando joven por los actos o mejor recaen en el joven necesidades manifiestas que cometidos lo llevan a dejar su desarrollo normal para tratar por las consecuencias tales dejaron. de subsanar los vacios generalmente económicos que denominarse de su ambiente primario. De otro lado, al ver un Suele joven lo provechoso que le resulta por ejemplo responsabilidad solidaria robar crea de ello una dependencia que lo lleva de a culpabilidad, que a pensar que de esta forma conseguirá más fácil generalmente se subsana lo que desea aun cuando no le resulte necesario. e c o n ó m i c a m e n t e .

Las Defensorías de Familia son las autoridades competentes y expertas por excelencia para ordenar a las autoridades públicas responsables, tanto la garantía de los derechos de los niños, niñas y adolescentes, como su restablecimiento; creadas especialmente para proteger a los niños, niñas y adolescentes que se encuentran en situaciones de violación a sus derechos o seria amenaza contra los mismos. Sin embargo, no están presentes en todos los municipios del país, hecho que obligó a que la ley definiera como competencia subsidiaria la intervención supletoria de las Comisarías de Familia en aquellos municipios donde no existan las primeras.

“… Algo se sobrepone a la nitidez y la descomposición de este Infierno: la evidencia de que esos niños amamantados por El odio, con los que ha sido tan avara ‘la leche de la ternura Humana’, conservan en la nuez de su ser un fondo de inocencia, De generosidad y de alegría, y merecen que una sociedad menos Egoísta y menos hipócrita sepa poner en sus manos algo mejor Que el metal de los fusiles y de la metralla. Casi todos ellos lo Único que anhelan es un país que les dé dignidad, que les dé Amor, educación, trabajo y futuro”. (William Ospina)


TIEMPO DE JUZGAR

AU D I E N C I A C O N C E N T R A DA El día 23 de septiembre de 2011 presenciamos una audiencia concentrada, de carácter privado. Así pues, en esta se presenció el caso de un joven de 16 años sindicado de hurto, quien para relatar brevemente los sucesos, fue copartícipe junto con otros dos hombres mayores de edad del robo de un señor que se encontraba acompañado de sus dos hijos cuyas edades oscilaban entre los 5 y 7 años. A la víctima se le sustrajeron un celular avaluado en cuatrocientos mil pesos además de cuatro mil pesos. Tal delito encuentra su agravante al haber acaecido a mano armada, la cual cabe aclarar no era manejada por el menor. Minutos más tarde de ser realizada la denuncia la policía procede a la persecución de los sospechosos. En el camino se encuentra el arma arrojada por uno de los vándalos, sin embargo en el caño cercano al sector son arrojados los elementos hurtados. Con base en esto, se da inicio a la audiencia, en la que se observó el orden a seguir a la hora de las intervenciones requeridas por la Juez. A puerta cerrada procede la Juez ha establecer los fundamentos legales del procedimiento a realizar, corre termino al Fiscal quien expone las pretensiones de la denuncia y quien representa a la víctima por lo que es quien da el punto de partida de todo la audiencia. En primer lugar, exige la legalización de la captura, a esto responden con sus argumentos respectivos

y en el orden que se alude a continuación, el representante del Ministerio Público, que puede considerarse una figura intermitente que no es constante en la mayoría de las audiencias, además se encuentra la defensa técnica, es decir la abogada del infractor, la cual puede ser proporcionada por la institución en caso que el menor no pueda costear alguno. Seguidamente esta el joven y el defensor de familia quien se encarga de realizar el informa biosocial de la situación del sindicado. Cada parte remite sus razones en contra o a favor según sea el caso a partir de lo expuesto por el fiscal. Dentro de esta clase de audiencia se dilucidan todas las peticiones, es decir, la legalización de

la captura, imputación y fallo en el que se toman las medidas pertinentes. A lo largo de todo el proceso y las dos horas que duró la audiencia, la Juez iba explicando al joven tanto las consecuencias de sus actos como todos los argumentos legales que le competían al tiempo que realizaba un paralelo con la justicia para adultos de forma que el infractor comprendiera la gravedad del delito, tanto más cuando se veían comprometida la integridad de menores de edad. No obstante, y aunque cabe exaltar la función desempeñada por la Juez, dentro de la audiencia se deben mencionar ciertas actitudes que rompen la seriedad del momento.

Por un lado, la actitud de una de los funcionarios de la policía que hacia presencia de esta que solía hacer interrupciones en el defensor de familia mientras otras de las partes intervenían. Eso por una lado, de otro la falta de preparación de la defensa técnica que al momento de argumentar, no estaba segura de las razones a exponer y aunque se nos dijo hubiera podido ejercer o desempeñar un mejor papel para el menor no adujo los mejores preceptos, por lo que en ocasiones el representante del Ministerio publico obro a favor del menor.

Lo que nos permite inferir que la justicia no siempre se da con el mismo ahínco siempre estará condicionada por la estabilidad emocional y física de quien en ella se encuentre vinculada, así pues se deduce también que no se sabe cuántos jóvenes yacen bajo medida privativa de libertad sin ser realmente merecedores de tal sanción.

En cuanto al fiscal, podemos decir que fue su actuar certero y preciso desarrollo a cabalidad cada argumento por lo que desarmo las posibilidades de los demás presentes, aunque en algunas ocasiones se dejo llevar por la euforia y la rabia que el caso le producía por lo que Finalmente, el defensor de familia, presento un llegó a adjudicarle al joven comportamientos informa basado en supuestos bajo su propio criterio que no fueron comprobados previamente e ignorando ciertos detalles relevantes a tener por lo que no debió haberlos mencionado. en cuenta. No escudriño como debía la situación familiar del menor, ni otros hechos similares. Así pues, al joven le fue sancionado con privación Algo más.... de libertad, al tiempo que se le explicaba la “EL CÓDIGO DE LA INFANCIA Y LA gravedad del asunto pues aunque no era él quien sostenía el arma era cómplice de tal ADOLESCENCIA”, dejó establecido que “la acción. En medio de todo esto el joven expreso aplicación del principio de oportunidad debe ser la su sentir al respecto aclaro que era la primera regla” al menos para los mayores de 14 y menores vez que se vinculaba a una acción delictiva, que no tenía buena relación familiar y que se de 16 años”. vio constreñido a hacerlo por la influencia de las amistades. Sin más el joven fue trasladado inmediatamente al Redentor por los cuatro meses siguientes hasta que se tomará otra decisión. Al la

finalizar la oportunidad

audiencia tuvimos de hablar con

el representante del Ministerio Público de quien a partir de sus comentarios denotamos una actitud débil, pues el mismo aseguraba que hubiera podido hacer más por el joven de no ser por lo cansado que se encontraba.


CRITICA LIGERA

En estos tiempos en los que la globalización apremian el diario vivir de nuestra evolución, no podemos ni por un instante alejar de tal “avance”, el concebir que también la legislatura que normativiza la conducta humana, ha de igualmente dar relevancia a dichos progresos humanos: sociales, culturales, psicológicos, económicos, etc., en pro de ser eficaz a la hora de hablar de justicia. Y es que en un mundo tan cambiante e innovador ha de actualizarse al par de él la positivización de los actos, a fin de tratar de dejar en alto al derecho como ciencia y disciplina interdisciplinariamente c o m p l e t a . Uno de tantos fenómenos que merecen ser reconsiderados en su constitución y aplicación, es el que Cumplen las instituciones del Estado encargadas del proceso de judicialización y penalización de los menores infractores entre los 14 y 17 años, en relación a la acción eficaz al momento de resocializar a esta población.

en cuanto a la prevención de un traumatismo si se puede consignar de esta manera, que pueda emanar de una posible intervención de un sistema judicial en un menor infractor; es decir, pretende entre otras cosas, la prevención del delito en el menor. Así mismo, de unas “Directrices de las Naciones Unidas para la prevención de la delincuencia juvenilDirectrices de RIAD” que proclama la prevención delincuencial juvenil, es decir, asumir medidas claras y concretas que se enfoquen en evitar situaciones futuras en esta población directamente. Tales ordenaciones implantan para los países adscritos, un conducto a seguir en donde el menor infractor y el procedimiento sancionatorio a seguir, no sea trasgredido en perjuicio de la salud mental y actitudinal del enjuiciado. Lo que hay que pensarse susceptible a reflexión y de cambio por parte de tales directrices en pro de dar eficacia al momento de resocializar a la población en cuestión, son aspectos como la edad mínima y máxima de responsabilidad penal de adolescentes ; que siendo aterrizadas a nuestro vivir colombiano, ha de concretarse reevaluadas porque factores como los morales, psicológicos, históricos, culturales, económicos, etc, han dado giros tan insospechados que dichos aspectos han fomentado una interrupción en el proceso normal de desarrollo del menor, obligándolo a proceder como adulto sin medir las consecuencias de sus acciones.

Es evidente que las decisiones que se emanan de tal juicio, han de corresponder a una realidad que evidencia una población menor que madura abruptamente a raíz de las condiciones escalonadas que nos amenazan, y que son estas mismas condiciones las que han de determinar si el ordenamiento jurídico responde al menor, a su familia, a los ciudadanos de forma igualmente actualizada y preventiva. Como bien se sabe, toda la normativa que se desprende para los distintos casos en los que los menores alteran el orden común en países, se concuerdan de unas generales como las “Reglas mínimas de las Naciones Unidas para la administración de justicia de menores-Reglas Por otra parte destacamos de las directrices de de Beijing”, las cuales pretenden dilucidar una RIAD, el interés por promover un ambiente sano política social en procura del bienestar del menor

CUANDO LA EXPERIENCIA tanto educativo, como social y familiar en el que el menor inmerso, se halle pleno y lejos de vicios que perjudique su intervención en la comunidad y hacia sus conciudadanos . Colombia dando cuenta a tales señalamientos comunes para los adscritos en las reglamentaciones anteriormente expuestas, manifiesta un “Código de Infancia y Adolescencia. Ley 1098 de 2006” que plasma un garantismo penal para los menores delincuentes que lo hacen menos responsable y consecuente de sus acciones, un proceso que favorece al infractor y no a la justicia ciudadana y unas medidas de resocialización que pretenden la intervención directa de los menores, sus familias, comunidad y el estado pero que este último no proporciona económicamente. Asumidas algunas falencias, se recogen ciertas correcciones en la “Ley De Seguridad Ciudadana” emanada en el curso del año, que modifica a causa de su vigencia, el Código de Infancia y Adolescencia que rigen el proceso de judicialización y resocialización en menores de edad. En ella plantea a la Policía Nacional, la Fiscalía General de la Nación y demás entes públicos, activos en la participación y apropiación de tales innovaciones a fin de una conspicua política que imparta justicia para todos aquellos hechos que generan afectación de la seguridad del ciudadano

HABLA...

Cuando tenía 13 años mis papa me matricularon en un colegio semestralizado en el barrio santa lucia, allá conocí mucha gente, con la gente que decidí andar no era muy buenas personas muchos eran ladrones, otros asesinos y otros simplemente les gustaba ese mundo, con las novias de estos chicos yo andaba, jugábamos billar y tomábamos muchas veces en al semana. Poco a poco me fui metiendo en ese mundo, hasta que me propusieron como si fuera cualquier cosa “vamos a robar pa conseguir pal chorro”, solo lo intentamos una vez, la persona que decidimos robar resulto ser una policía de civil, lo cual alerto a los policías de todo el barrio , corrimos, nos esparcimos pero a todas nos cogieron, nos llevaron a la estación de santa librada allá nos dejaron para pasar la noche y llamaron a nuestros papas, a la mañana siguiente nos llevaron a los juzgados de menores que quedan en la 19 con 30, allá nos escucharon una a una y ya al final de la noche decidieron que nos iban a trasladar a una casa donde dejan a las menores mientras no son juzgadas, allá nos dejo la policía, y llegamos a un cuarto de transición donde compartíamos con gente del cartucho, llegaron unas sacarías pereiranas y dos guerrilleras entre otras, allá nos levantaban temprano a desayunar todo era en fila, nos hacían hacer ejercicio y actividades diarias, allá duramos como 2 meses mientras nuestros papas hacían vueltas para que nos dejaran salir con libertad condicional por el hecho de ser estudiantes. Un día nos recogieron en una patrulla y nos llevaron a los juzgados para menores donde nos dijeron donde teníamos que ir


para la libertad condicional, era ir tres veces por semana a un lugar para hacer evaluada nuestra conducta por sicólogos y otros profesionales. Luego de casi un año en el programa, nos llamaron al juzgado donde nos declararon culpables, pero como ya habíamos hecho un año de libertad condicional y estábamos estudiando, nos dejaron libres

1. ¿Que actividades hacían en ese centro? Como manualidades, charla con los chicos; así como orientación. Lo que hacíamos era desayunar, ejercicio, charla, almorzar, dormir una hora, charla y manualidades otra charla y dormir. 2. ¿Como era la convivencia con esas mujeres de antecedentes violentos? jeje antecedentes pues era tener cuidado en no meterse con ellas, no pasar el limite con ellas y ya uno no las toca ellas no lo toca a uno 3.

Esa libertad condicional en que consistía? La libertad condicional era ir al centro ese y cada mes ir a firmar al juzgado 4. ¿Ese centro de retención que horarios tenia? No le diga así jeje todo el sábado y las charlas entre semana eran de 2 horas pero eso fue después de salir 5. ¿Usted cree que ese centro de la libertad condicional donde asistía a las charlas hace que los jóvenes cambien o por el contrario vicia más su personalidad? No se eso va en cada uno allá daban como formas para que entendieran que a pesar de todo siempre hay forma de salir adelante; pero habían unos que cambiaban otros que no depende de cada uno.

Durante todo este proceso que hemos venido realizacion pode mos aseverar, que paultainamente respondimos no solo nuestro interrogante principal, otros tantos que en el camino se nos fueron manifestando obtuvieron solucion tambien. basica mente podriamos asegurar que respondims a nuestra pregunta, tal vez no con la certeza que deseabamos o no tan detalladamente como fuera preciso, pero a nuestro ojo investigador se hicieron manifiestos algunas falencias del sistema penal juvenil, por lo que a ellas pretendemos las siguientes soluciones

PREVENCIÓN

L a S o l u c i ó n

Los niños que se van a la cama tan pronto como la noche lo ordena, aquellos que ante sus ojos todo era un mundo de juego y fantasía, aquellos quedaron en los cuentos y en los tiempo de antaño, ya no corren para esconderse de sus amigos, ahora lo hacen para no ser alcanzados por las balas, para no escuchar las acusaciones. Se enfrentan a la vida con la zozobra de la necesidad, empuñan en sus manos el odio y borran clandestinos el olvido de quien ahora los juzga, caminan firmes bajo el manto de la noche en las calles que todo les han enseñado, todo menos una vida justa fuera de la miseria y el crimen.

la más obvia, s a ch u m e tr n e Puede ser . Al revisar a ri sa ce e n a d u ue pero sin d del proceso q llo o rr sa e d l e todo te, estro interrogan u n o ri a te n e inicialm ero antes de él, p , ro a cl s lla fa s notamo do, la sociedad a st E l e d n o ci n está la fu más jóvenes e u q r a it v e r o p y la familia e interna , a rn e xt e n o ci a ar pese a su situ to, entren a form ic fl n co l a n le cu s se vin ales o situacione in im cr s a d n a b e parte d ello es claro que ra a p r. ila m si de indole r la postulacion o p r za n e m co se necesita y recreativas s a v ti ca u d e s a de propuest r las comenzando po s re o n e m s lo para labras se deben a p s a tr o n e s. alcaldía la situaciones y e d s a d n e ri s tomar la ble a aatacar. ro p n u e st xi e e u q reconocer

FINALMENTE

Llamaremos de m omento sectorizaci on a esta propuesta . primero porque en el Redentro y en Luis Amigo, adem ás de requerirse mej ores condiciones p ara los jóvenes priva dos de la liberta d, aunado a act ividades adecua das para su resolcia lizacion, se neces ita generar una div isión de los que allí residen según el d elito por el que ha yan sido juzgados p ues la conviven cia con situaciones paralelas pued e viciar al menor más que ayudarl o a reivindicarse. Ahor a bien debe abol irse la estigmatizacion de algunos sector es de las distintas ciu dades del país, en vez de ello, debe pro curarse el desarr ollo educativo y de vida de esas zo nas.

SECTORIZACION

n era funcio d a d r e v una e , se requier e cumplir o ll d e a a r r a o h p la ero s medidas ablando p mente a la h a c e o e d id ir n n d e io c v n s a r uye mo ro restructu ion, exigir la ayuda e ctores infl e la que he a d f im r n s p io o . c h d c la a u b M la esta po la socied u aplicac s e y a d o r d a a r a p o t s s d o E a d l uesto para a ,e p u c u ia s e il e d r m a p s a resocializ f o io d c la sta en spa ibucion de ceso. del E igilancia, e vivr del jov o r v , io p s r l a e ia ll d e d s l de la contr n e e ia r o en ac a , mayor rig as las instn ue dinamic evia es necesaria par d q o s t o n ic e d ia lu cautelares c s e en pr des y taller ia y la pres estigacion res de edad v o n in e a n m s u lo a de la famil reventiva de activida od de las calles. t manifiesta np e n io d c io n c ia e a t c r u n a it a s p n a fi la a de tratar os libres y lo m p r o m f ie r t jo s e u s m en r la ar y diseña lu a v e r e d po


GLOSARIO

*DESJUDICIALIZACIÓN:

Propende una intervención judicial mínima, es decir, que cuando sea apropiado y deseable deben adoptarse medidas para tratar a los niños infractores de la ley penal sin recurrir a procedimientos judiciales.

PASATIEMPOS

(Adoptadas por la Asamblea General en Resolución 45/112 del 14 de diciembre de 1990).

VERTICAL

*REGLAS MÍNIMAS DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LA ADMINISTRACIÓN DE LA JUSTICIA DE MENORES, “REGLAS DE BEIJING:

*CONVENCIÓN AMERICANA SOBRE Establecen una serie de orientaciones básicas DERECHOS HUMANOS: con objeto de promover el bienestar del menor en conflicto con la ley penal. (Adoptadas todo niño tiene derecho a las medidas de por la Asamblea General en Resolución protección que su condición de menor requiere 40/33, del 28 de noviembre de 1985). por parte de su familia, de la sociedad y del Estado. (Suscrita en San José de Costa Rica el DECLARACIÓN DE LOS DERECHOS DEL 22 de noviembre de 1969. Entró en vigor para NIÑO: Colombia el 18 de julio de 1978. Ley 16 de 1972). Los niños deben gozar de una protección *DIRECTRICES DE LAS NACIONES especial y disponer de oportunidades y UNIDAS PARA LA PREVENCIÓN servicios, dispensando todo ello por la DE LA DELINCUENCIA JUVENIL, ley y por otros medios, para que pueda “DIRECTRICES DE RIAD: desarrollarse física, mental, moral espiritual y socialmente en forma saludable y normal, Reconocen la necesidad y la importancia así como en condiciones de libertad y de aplicar una política progresista de dignidad; al promulgar leyes con este fin, la prevención de la delincuencia, que debe consideración fundamental a que se atenderá incluir, entre otros aspectos, el suministro de será el interés superior del niño. (Adoptadas oportunidades educativas, la formulación de por la Asamblea General en Resolución criterios especializados para la prevención 40/33, del 28 de noviembre de 1985). de la delincuencia, una intervención eficaz que se guíe por la justicia y la equidad, *EL PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD: la protección del bienestar, el desarrollo, los derechos y los intereses de todos los se puede aplicar desde la formulación de jóvenes, y el reconocimiento del hecho de la imputación hasta antes de que adquiera que el comportamiento o la conducta de ejecutoria material la sentencia que los jóvenes que no se ajustan a los valores impone sanción. Es decir, tiene aplicación y normas generales de la sociedad son con incluso en la etapa del juicio, y mientras frecuencia parte del proceso de maduración no causen ejecutoria las sentencias de y crecimiento y tienden a desaparecer primera y segunda instancia, e incluso, la espontáneamente en la mayoría de las sentencia de casación, si hubiere lugar a ella personas cuando llegan a la edad adulta.

H O R I Z O N T A L 1. Incapacidad que tiene cualquier individuo para ser culpable. 2. Elementos fundamentales de todo juicio imparcial y justo y que son internacionalmente reconocidos en los instrumentos de derechos humanos vigentes. 3. Centro de servicios judiciales para la ley de infancia y adolescencia. 4. Responsabilidad común de dos o más personas dentro del proceso de rehabilitación del menor, quienes comparte una obligación o compromiso. 5. Directrices de las Naciones Unidas para la prevención de la delincuencia juvenil. 6. Sólo se aplicará la prisión preventiva como último recurso y durante el plazo más breve posible.

1. Sujeto que aun no posee la mayoría de edad penal y que comete un hecho que está castigado por las leyes. 2. Nació en el Derecho como una respuesta frente a la gran divergencia existente entre lo que establecen las constituciones y demás normas superiores de los ordenamientos jurídicos, que consagran derechos y garantías ideales para los ciudadanos, y lo que acontece en la realidad, en donde tales derechos y garantías muchas veces no se cumplen. 3. Entendido como la potestad reglada a cargo de la Fiscalía General de la Nación, para investigar o no determinadas conductas, supone toda una justificación político criminal anterior, en cuyo centro se deben tener en cuenta los fines atribuidos no sólo al Derecho Penal como herramienta de control social, sino al mismo Estado a través de su peculiar organización. 4. Proceso evolutivo mediante un individuo se reintegra a la sociedad. 5. Centro al que se remite los menores a cumplir la sanción impuesta. 6. Reglas mínimas de las naciones unidas para la administración de justicia de menores.


EPISTEMOLOGIA JURIDICA  

Revista investigativa

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you