Page 1

¿Se puede mejorar? Pero fracaso escolar y dislexia no van siempre de la mano. Los especialistas apuntan que lo más importante para evitar esta sinergia es establecer protocolos efectivos de detección en las aulas que permitan un diagnóstico temprano y actuar en consecuencia. De este modo, como afirma Iñaki Muñoz, "si se aplican pautas y estrategias para trabajar en el colegio y en casa, el éxito escolar es posible". La dislexia no se evidencia tan solo en las actividades de escritura o lectura Para las familias, puede ser interesante consultar la lista de síntomas frecuentes para detectar a niños con dislexia que FEDIS apunta en su web, ya que este trastorno no se evidencia tan solo en las actividades de escritura o lectura. Los padres, al igual que los docentes, deben atender también a otros aspectos relacionados con la visión, la personalidad, la coordinación psicomotriz o la comprensión del tiempo.

Para aprender, trabajar y actuar Fichas especiales para trabajar con la lectura, guías para detectar un trastorno de aprendizaje, protocolos de actuación o software gratuito para tratar la dislexia son algunos de los recursos que los afectados e interesados por este problema pueden encontrar hoy en día en la Red. Estos son algunos de los más destacados: • Matrices de letras: Orientación Andújar, el espacio creado por los profesores Ginés Ciudad-Real, Maribel Martínez y Antonio Ciudad-Real, recopila una excelente colección de recursos educativos, entre ellos, una interesante colección de 100 matrices de letras para trabajar las inversiones en la lectura. Este material es de utilidad para todos los alumnos, pero especialmente para niños con dislexia y para quienes tienen déficit de atención. • Dislexia Breal: un blog de recursos educativos de utilidad para escolares con trastornos de aprendizaje, en especial de dislexia. Además de artículos de interés sobre esta alteración del lenguaje, el blog recoge materiales y recursos útiles para la reeducación del alumno, como fichas para trabajar con el método fotosilábico o aplicaciones para hacer ejercicios de agilidad visual on line. • Katamotz: en esta web los usuarios pueden descargar Katamotz lectura, un software libre para Windows, y Ubunto, para tratar la dislexia y otros problemas de lectura, diseñado para trabajar la fluidez y velocidad lectora. Incluye un programa de ejercicios con más de 16.000 tareas para amenizar el aprendizaje. • Prodislex: la asociación Dislexia y Familia (DISFAM) pone a disposición de los usuarios diferentes protocolos de detección y actuación para la dislexia elaborados por profesionales de la educación. Ofrece protocolos para cada una de las etapas educativas, desde Infantil a Bachillerato (incluso para FP), y proporciona estrategias para alcanzar el éxito con el alumnado afectado por este trastorno. • Guía para orientadores y profesores: la Consejería de Educación de la comunidad de Murcia pone a disposición de los interesados esta completa guía con las principales claves para atender a alumnos con dificultades de aprendizaje relacionadas con la dislexia del desarrollo. Proporciona recursos y estrategias para lograr un desarrollo normalizado del currículo escolar. • Guía de actuaciones: Jesús Gonzalo Ocampos, psicólogo y actual presidente de la Asociación Andaluza de Dislexia (ASANDIS), recopila en la 'Guía de actuaciones


en el aula para niños con dislexia' una excelente relación de consejos y recomendaciones para que los docentes puedan tratar de forma efectiva a los alumnos afectados por este trastorno. Asociaciones de dislexia: cada vez son más numerosas las asociaciones en nuestro país que sirven de punto de encuentro a padres, educadores y especialistas interesados en aprender y conocer más sobre este trastorno de aprendizaje. La Federación Española de Dislexia apunta en este enlace las principales asociaciones federadas, así como otras que operan de forma independiente a FEDIS.

http://www.consumer.es/web/es/educacion/escolar/2011/09/14/203179.php

Los programas de instrucción en estrategias cognitivas de escritura se basan en dar a conocer al alumnado las estrategias que se llevan a cabo durante el proceso interactivo de componer un texto, además de seguir principios como la motivación hacia la tarea, la funcionalidad de escribir, el trabajo cooperativo, la utilización de “fichas para pensar”, la utilización de un acrónimo para recordar los diferentes pasos a llevar a cabo y el análisis de las estructuras de los distintos tipos de textos. El programa consiste en pedirles a los alumnos diariamente que escriban sobre un tema seleccionado por ellos mismos siguiendo los siguientes pasos: 1º-

Se analiza la estructura de un determinado tipo de texto, (narrativo, descriptivo, expositivo) y de las estrategias que hay que seguir para su elaboración a través de ejemplos. El profesor otorga a los alumnos diversos textos de diferente dificultad, empiezan leyendo los más simples. Mientras se lee el texto en voz alta, el profesor va haciendo preguntas, como por ejemplo; ¿Qué tipo de texto es?, ¿Por qué lo sabéis?, ¿Qué estructura sigue o qué partes tiene?, ¿Cuál es el motivo del texto?, ¿Cuál era el objetivo del autor?, ¿A quién va dirigido?, ¿Cuál es el tema principal?… 2º-

El profesor da a cada alumno una “ficha para pensar” para que los alumnos generen ideas. Estas fichas les guiarán para acotar el tema sobre el que desean escribir. (Personajes, lugares, temas…) 3º-

Se introduce una “ficha para pensar” dirigida a guiar la organización con diversas preguntas según el tipo de texo; ¿Qué estructura tiene que seguir este texto?, ¿Qué es lo que voy a explicar?, ¿En qué orden ocurren las cosas?, etc. El tener estas cuestiones escritas les facilitará su recuerdo, permitiéndoles emplear mayor cantidad de recursos cognitivos en otros aspectos.


Ejemplo de “ficha para pensar”:

4º-

Una vez que han rellenado las “fichas para pensar”, utilizarán ese boceto para escribir su propio texto. 5º-

En ese momento se les dan las fichas de ayuda para la elaboración del texto en las que aparecen de forma esquemática y visual información sobre la estructura del tipo de texto que estén redactando. 6º-

Los alumnos reciben la ficha para la revisión que plantea cuestiones sobre la claridad de las ideas y de los ejemplo, sobre el orden e interés de las ideas y sobre dónde y cómo introducir cambios. Entonces los niños releen su texto para detectar errores y se intercambian los textos para sugerir mejoras en los textos de sus compañeros.


7º-

Los alumnos dialogan y revisan sus sugerencias, corrigen lo que sea necesario y publican el texto final el cual tendrá una función específica como publicarlo en una revista de clase, en un periódico escolar, en un libro personal… Para ir eliminando sucesivamente las diferentes ayudas, la versión inglesa utiliza el acrónimo “Power” que permite el fácil recuerdo de las estrategias a seguir; (Planificar, Organizar, Escribir, Editar y Revisar). Programa de facilitación procedimental El objetivo del Programa de facilitación procedimental de Bereiter, Scardamalia et al., es que los alumnos/as consigan autorregular su propia actividad de redacción. El programa se basa en ir proporcionando indicaciones mediante tarjetas mientras el alumno/a ejecuta la tarea y en que el alumno/a exteriorice y comparta con sus compañeros/as las estrategias que ha seguido. Estas ayudas o sugerencias se dan en todas las fases del proceso de composición para que los niños/as aprendan y automaticen las estrategias cognitivas y metacognitivas que tienen que poner en marcha para mejorar su composición escrita. Los pasos del programa serían:


Basándonos en las ideas de Flower, Hayes, Bereiter, y Scardamalia, proponemos la siguiente secuencia de actividades para mejorar la composición escrita: 1º En primer lugar le damos al niño/a una ficha de planificación que deberá rellenar:


2º Una vez que ha rellenado la ficha le pedimos que narre oralmente la historia que va a redactar ante sus compañeros siguiendo las indicaciones que ha anotado en la ficha. Estos pueden comentarle algunas sugerencias sobre las lagunas que hay en su narración, sobre la falta de orden en las ideas o sobre cualquier característica que se pueda mejorar. 3º Después se pide a cada niño/a que lleve a cabo su redacción (borrador), teniendo en cuenta las anotaciones de la ficha de planificación y las sugerencias que se han propuesto. 4º Una vez que ha hecho la redacción se le dan una serie de tarjetas de ayuda que le lleven a mejorar, ampliar o corregir el texto escrito. (Habrá que adaptarlas a diferentes edades y capacidades) Tarjetas para este paso:

Estrategias  

Ayudas para trabajar enel aula