Page 1


F a n t a sí a s e n t u R e a l i da d

|2

Introducción ¿Quién no tiene a un niño importante en su vida? Todos los tenemos, y no solo uno, sino muchos, ya que ellos son nuestro futuro, nuestra razón de ser. Este libro de cuentos está hecho para el disfrute de niños, jóvenes y adultos que lo pueden disfrutar en compañía de los pequeños de la casa, disfrutando de bellas enseñanzas y moralejas que nos deja cada pequeño cuento. Recodemos siempre que los niños son lo mejor que existe en el mundo y hoy creamos uno nuevo para ellos, que lo disfrutarán en cada cuento, nosotros somos su ejemplo, y enseñémosle las cosas buenas de la vida, que la niñez solo se vive una vez. Decidimos hacer un libro de cuentos, ya que cada uno de nosotros, tiene a un niño importante en nuestras vidas, y damos todo por ellos. Con su inocencia y bondad, un niño es capaz de conquistar a una persona en cuestión de segundos, depositar toda su confianza y amistad, entonces, ¿por qué decepcionarlo? ¿Por qué aprovecharnos de su nobleza y hacerles daño, cuando no se lo merecen? Al contrario nosotros debemos ser como ellos, y siempre dar lo mejor de nosotros a las demás personas, sin ver a quien ni cómo. Parece mentira, pero a veces ellos son mejor ejemplo para nosotros, que nosotros para ellos. ¡Valorémoslos, y sepamos quererlos!


F a n t a sí a s e n t u R e a l i da d

|3

Dedicatoria A Paula Cristina, Ashley, Fransheska y Adriana, niñas que marcan nuestra vida, día a día.


F a n t a sí a s e n t u R e a l i da d

|4

INDICE Susu y Paty, bellas pero diferentes.

...5

Mizita y las consecuencias

...8

Amigos y enemigos

...11

El Viejo Gruñón

...14

La cigüeña del otro lado del pueblo.

...17

La osita de poderes sobrenaturales.

...21

El sapo que se volvió cristiano.

...24

El Pez de la laguna y el niño.

...27

La mala suerte de Pescafrito.

...30

La Verdadera amistad.

...32

El esfuerzo de las hormigas.

...35

El Cóndor y la Chinchilla.

...38


F a n t a sí a s e n t u R e a l i da d

|5

Susu y Paty, bellas pero diferentes Había una vez una mariposa muy hermosa llamada Susu, era bella, elegante y muy fina en todos los sentidos, parecía perfecta y era la mayor envidia de todas las mariposas que vivían a su alrededor. Todas querían ser como ella, excepto Paty, una mariposa azul, que nunca salía a volar con las demás, siempre esperaba que llegara la noche para que pueda salir a conocer el mundo poco a poco. Cierto día Susu, iba volando por el bosque cuando de pronto escuchó algunos gritos de ayuda, al mirar hacia abajo vio que una mariposa había quedado atrapada entre unas ramas con espinas y no podía escapar, ella muy desesperada pidió la ayuda de Susu, pero ella se la negó, pensó que al ayudarla de repente podría lastimar una de sus bellas alas, o aún peor, perder una de ellas, por lo cual se hizo de oídos sordos y se fue. Paty, quien ese día al ver que nadie estaba por el bosque, decidió salir a dar una vuelta de día, y también pasó por el mismo lugar que Susu, escuchando los gritos de ayuda de la misma mariposa, decidió bajar a ayudarla, al ver que no podía hacerlo sola, decidió buscar un poco de ayuda,


F a n t a sí a s e n t u R e a l i da d

|6

busco por muchos minutos a algunas mariposas que se encontraran por allí, pero no pudo ubicar a nadie. Regresó nuevamente y decidió poner todo su esfuerzo hasta que logró que la mariposa escape. Al darse cuenta, Paty había lastimado una de sus hermosas alas azules, y con ayuda de la otra mariposa lograron regresar a casa.

La hermosa Paty al rescate de una mariposa atrapada entre ramas


F a n t a sí a s e n t u R e a l i da d

|7

Estando allí, la pequeña mariposa pidió ayuda para Paty, y quienes se iban acercando notaban la hermosura de Paty y quedaban estupefactos, lograron ayudarla y Paty pudo reponer su ala. También llego Susu, quien al verla atinó a reírse y burlarse de Paty, a lo que ella respondió diciéndole que lo físico no es importante, lo más importante es el corazón y la solidaridad que tengan con los demás. Todos se quedaron asombrados por las palabras de Paty, quien a parte de ser bella era buena y hermosa por dentro. Susu, entendió que en realidad la belleza es efímera, que tarde o temprano se acaba, fue así que pidió disculpas a la mariposa que no ayudo, y a Paty le agradeció por enseñarle cosas que valen más que la belleza.

FIN


F a n t a sí a s e n t u R e a l i da d

|8

Mizita y las consecuencias Mizita era una ardilla traviesa e irresponsable, nunca controlaba sus reacciones y no diferenciaba lo bueno de lo malo, es por eso que siempre se metía en problemas con su mamá. Ella vivía con su mamá y con sus hermanos, a su papa no lo conoció porque murió cuando ella recién había nacido, por lo cual su mamá no podía tener el control de todos sus hijos, es decir de 4 en total. Cierto día la mama de Mizita decidió realizar un paseo con todos sus hijos, incluyendo a Chicho, el menor de todos que siempre estaba siguiendo a Mizita en sus locuras. La mamá ya tenía planeado que hacer en el paseo, y al parecer todos estaban de acuerdo menos Mizita a quien todo el plan le parecía demasiado aburrido. En el carro mientras todos conversaban Mizita decidió escapar por la ventana y Chicho como siempre la siguió. Nadie había notado la desaparición de Mizita ni de chicho, hasta que llegaron a su destino, la mamá no sabía qué hacer y solo atino a regresar a casa esperando que regrese Mizita.


F a n t a sí a s e n t u R e a l i da d

|9

Por otro lado, Mizita estaba disfrutando su tiempo a solas sin darse cuenta que su pequeño hermano la había seguido. Chicho, como era pequeñito no pudo pasar algunos obstáculos que se presentaban en el camino y fue así que cayó en un hoyo profundo. Después de 4 horas Mizita decidió regresar a casa. Ya en la puerta de su casa la esperaba su mamá, quien muy preocupada se le acerca a preguntarle por su hermano, pero Mizita no sabía que responder puesto que no sabía que Chicho la había seguido. La mamá muy preocupada salió en búsqueda de su hijo, y Mizita al darse cuenta de su irresponsabilidad también lo hizo. Después de 1 día entero buscándolo, lograron encontrarlo, Chicho se encontraba llorando y muy asustado por que se lastimó una patita. La mama de Mizita, le dio un par de gritos a Mizita diciéndole que por sus irresponsabilidades muchas veces son otros los que pueden sufrir daños, le pidió que fuera más responsable, Mizita muy triste entendió que lo que estaba haciendo estaba mal, y que prometió ser obediente, y pidió perdón a su hermanito y mamá por su mala conducta.


F a n t a sí a s e n t u R e a l i da d

| 10

¡ Te amo mucho mami!

FIN


F a n t a sí a s e n t u R e a l i da d

| 11

Amigos y enemigos Cierto día se encontraba un ratón merodeando por la casa de un gato, aprovechando que este había salido. El ratón trataba de encontrar algo de comer, ya que había estad tres días sin ingerir ningún alimento. Su olfato lo llevo a un escondite, donde el gato tenía guardado un poco de carne fresca y un trozo de queso que utilizaba para cazar ratones. Luego de unos minutos el ratón escucho una bulla, y era que el gato había llegado, muy desesperado quiso escapar pero no pudo, comenzó a pedir ayuda pero el gato más hábil lo atrapo. El ratón se encontraba suplicando por su vida, que por favor no se lo comieran, pero parecía que al gato no le interesaba sus suplicas y simplemente decidió encerrarlo. Luego de unas horas el ratón logró escapar y al darse cuenta de esto, el gato empezó a perseguirlo por todo el vecindario. El ratón sin saberlo llego a una esquina del vecindario donde había más de diez gato decantando y muy asustado no sabía qué hacer, el gato al darse cuenta decidió pelear con cada gato y trajo de vuelta al ratón. En el camino de regreso a casa, el gato se dio cuenta que una jauriílla estaban siguiéndolos, y comenzó a correr y correr, pero fue en vano porque también lo


F a n t a sí a s e n t u R e a l i da d

| 12

atraparon, el ratón al ver que el gato se encontraba muy asustado decidió ayudarlo pero antes hizo un trato, en que si él lo ayudaba él le daría pensión por mucho tiempo en su casa, y el gato sin pensarlo acepto. Lograron escapar de todos los perros y el gato sin recordar el trato, encerró al ratón. Luego de unas horas de haber estado pensando el gato reflexiono, y se dio cuenta que fue el pequeño ratón quien le salvo la vida, así que decidió dejarlo libre. El ratón muy agradecido se acercó poco a poco al gato quien no dudo en invitarle una merienda y en el transcurso de la cena se dieron cuenta que por más pequeño o grande que sea uno siempre van a necesitarse. Y así todos los días comían juntos hasta que llegaron a ser buenos amigos. FIN


F a n t a sí a s e n t u R e a l i da d

| 13

El Viejo Gruñón Todos se encontraban en un hermoso y espacioso parque, lleno de árboles, césped, y muchos columpios para los niños, en este vecindario también residía un viejo gruñón, quien todos los días maldecía a las personas que salían a pasear a sus perros, solía mirar por su ventana las calles, sin atreverse a salir de ella. Un día se asomó como de costumbre a la ventana y dijo: ¡Vaya, hoy no hay perros! ¡Malditos animales! El viejo gruñón maldecía a todos los perros y a sus dueños. Había prometido no salir nunca más a ese parque, pedía todos los días comida por delivery, y en las pocas ocasiones que salió maldijo a todos aquellos perros que se le cruzaban en el camino. El anciano vigilaba atentamente el parque a cualquier hora. Observaba si los dueños de los perros no cumplían con sus obligaciones higiénicas y entonces comenzaba la función: ¡Sinvergüenza! ¡No sabes que tienes que recoger las heces de tu perro! ¡Oye, ponle bozal a tu pero, no ves que hay niños! La verdad que el viejo gruñón en ocasiones llevaba bastante razón. Muchos dueños de los perros no cumplían con sus obligaciones: No les ponían bozal, no recogían las deposiciones que hacían, no impedían que orinasen en cualquier esquina de las casas, etc.


F a n t a sí a s e n t u R e a l i da d

| 14

Un día, el viejo gruñón, al salir de su casa, observó como una niña besaba en el hocico a su perro chihuahua, y la miró espantado pues le recordó mucho a su primer hijo que falleció en la sala de operaciones, cuando le detectaron un quiste a causa del pelo del perro alojado en la cadera de este niño, desde ese entonces, el viejo gruñon desarrolló un odio y una animadversión a los perros. Con la llegada del tiempo, el viejo gruñón, comenzó a salir y caminar por las tardes, ya que ayudaba a despejar su mente, y eran órdenes de su doctor salir a plena luz del sol. El viejo cierto día paseaba como de costumbre solo, cuando un perro chusco de color amarillo sucio y manchado con tinta roja en su cabeza comenzó a seguirle a distancia. El viejo gruñón se percató de su presencia miró con cierto desaire y continuó su camino. El perro le siguió con una mirada triste. El anciano miró una y otra vez. De haber tenido una piedra a mano se la hubiese lanzado, pero casualmente metió la mano en el bolsillo y había un pequeño mendrugo de pan. Se lo lanzó, el perro se lo comió y en sus ojos tristes se advirtió un brillo de agradecimiento. El viejo gruñón se puso contento y una sonrisa apareció entre las arrugas de su cara. El perro debía estar abandonado pero tenía algún cobijo. Al día siguiente el viejo volvió por el mismo camino,


F a n t a sí a s e n t u R e a l i da d

| 15

previamente había guardado en una bolsita unos huesos. Su corazón se alegró cuando vio a lo lejos al perro que comenzó a seguirle. El hecho se repitió durante toda la primavera. Sin embargo, el viejo no cambió su actitud de reprocharles a los dueños que cumplan con sus obligaciones desde su casa, si veía que alguien no recogía las heces del perro o lo llevaba sin bozal, seguía gritando como un energúmeno: ¡Así, deja sucio para que cualquier niño pase por allí y se ensucie!, y daba el ejemplo con su perro a quien llamo Inesperado. FIN


F a n t a sí a s e n t u R e a l i da d

| 16

La cigüeña del otro lado del pueblo. Descuidada, ociosa y sin sentidos de seguir viviendo...Así era Agridina una cigüeña que solo trabajaba para no aburrirse en su vivienda… Su trabajo solo se trataba de llevar a los niños recién nacidos a su núcleo familiar de la clase media. Unas horas más o menos le daba igual pues era conocida por tener en ascuas a la familia a su espera, ya que nunca respetaba los horarios establecidos. Llego el invierno de Madrid el mes en que los encargos eran más concurridos, todos esperaban ver llegar al niño de la reina de Copperpot, pues este sería su primogénito y futuro Rey del pueblo, Samuel el encargado de distribuir el trabajo a las cigüeñas no encontraba a la cigüeña indicada para dejar el encargo a la reina pues tan solo quedaban dos horas y su trabajo seria puesto en disputa si no llegaba el pedido a tiempo... Se tropezó con Agridina que para variar estaba llegando tarde a la repartición de labores diarias. Tu... si tú vas a llevar a este niño- dijo. “Es el hijo de la reina... el más esperado del año”, te quedan tan solo dos horas. Anda y vuela detrás de la colina pasando dos lagos en el castillo de Copperpot .La cigüeña sin importancia tomo el cargo y fue a dárselo a la reina .Ninguna cigüeña tendría que abrir el bolso donde estaban los niños, pues si lo hacían el niño pensaría que esta sería su madre cosa que sería muy per juicioso para ellas mismas… volando sobre los vientos...pues iba a


F a n t a sí a s e n t u R e a l i da d

| 17

conocer a la reina aunque a ella no le importe quien lo traiga pues solía ser una reina algo testaruda y cruel… sentía que no podía volar pues se le hacía algo complicado el viajar con un bebe algo pesado e inquieto. Cuando de pronto se dio con la sorpresa de que el niño la estaba mirando fijamente a ella. ¡Niño no puedes hacer eso! -la cigüeña aterrizo en un arbusto y lo volvió a cubrir con su manto, pero este niño se volvió a destapar. - Tu no entiendes - le dijo el niño yo no puedo ir a esa casa donde me estas llevando -¿Por qué?- le dijo la cigüeña ahí está tu familia, a ti te está esperando toda una multitud. Yo hubiera querido que me esperaran a mí así, pero mis padres nunca me quisieron. El niño le dijo ella es bruja y no soy su primer hijo a todos los ha convertido en carnada para sus cuervos que le dan más poder y energía a su castillo. ¿Pero por qué exactamente a su hijo, y no cualquier otro niño? Cada 20 inviernos cuando nace un niño la bruja lo busca desde antes y finge que es suyo para así alimentar a sus cuervos que despiertan cada dos décadas. Me tienes que ayudar le dijo el niño… ¿Cómo creerte? le dijo la cigüeña...Pues si la reina ya tiene cuatro hijos ¿dónde están?... Ellos nunca viajaron.


F a n t a sí a s e n t u R e a l i da d

| 18

Pues tenemos que hacer algo porque si no llego se va a desesperar y de igual manera va a salir su efecto malévolo. Para esto ya todo el pueblo de Copperpot estaba esperando la noticia para ver por primera vez al hijo de la bruja malvada pues antes nunca los había mostrado y los cuervos ya estaban abriendo los ojos. La cigüeña pensó por primera vez y fue en busca de la

verdadera madre del niño y juntos tendieron una trampa a la bruja. Hicieron un niño de mentira utilizando unas hiervas malas del campo lejano de Madrid la cual ya había matado a sus hermanas de la bruja pues muchos del pueblo sabían qué clase de reina estaba gobernando en su pueblo y si los cuervos


F a n t a sí a s e n t u R e a l i da d

| 19

hambrientos comían eso pues la bruja también morírian, llegaron al palacio la bruja con cara superficialmente de joven acepto al niño e hizo que el clima fuera de lo peor para que la gente se vea obligada a salir de los alrededores su espejo y ve que del palacio con apuro se acercó a su alcoba... Debajo de su cama estaba una puerta, la abrió con una llave de plata que solo funcionaria con ella, arrojo al niño y los cuervos se fueron al ataque para probar de la carne del niño en ese momento los cuervos pedían auxilio, cayeron y murieron. La bruja sin darse cuenta de lo sucedido, se va a ya no es joven, el rostro se le comienza a caer y muere en el instante … el niño contento por haber salvado su vida y muchas más y la cigüeña contenta por hacer algo a tiempo y útil por primera vez . Así fue que se convirtieron en grandes famigos y ambos gobernaron el pueblo lleno de felicidad y armonía, llevando paz a Copperpot.

FIN


F a n t a sí a s e n t u R e a l i da d

| 20

La osita de poderes sobrenaturales Luisita la osita estaba jugando con su hermano mayor en el patio de su casa, ellos amantes del baloncesto, se divertían tarde y noche con el tablero que tenían colgado en un árbol que había en aquella antigua casa. De pronto cuando el balón se desvió y cayó cerca a un arco de la casona, Luisita fue a recogerla, cuando levantó la mirada vio que algo se posaba en las tejas de aquel arco, era la forma de un osito, sin embargo, éste no era como los demás, pues se le veía casi transparentes y todo era blanco, pálido como un espíritu. - ¡Ahhh! Gritó Luisita la osita, corrió y empezó a llorar al darse cuenta de la presencia de aquel ente extraño. - No tengas miedo, no te haré daño, dijo el pálido osito que de pronto se fue al cielo como una estrella fugaz. Todo pasó en cuestión de segundos, Luisita la osita, lloraba sin cesar y su hermano la consolaba sin poder entender lo que ocurría - ¿Qué pasa? ¿por qué lloras? Dijo su hermano


F a n t a sí a s e n t u R e a l i da d

| 21

- He visto algo raro que me asustó mucho, vi un espíritu que me asustó pero que no me hizo daño. - El hermano muy escéptico, le dijo ¡no seas tonta esas cosas no existen! - Pero ¡yo lo vi! - Tranquila, seguro fue tu imaginación. Luisita la osita después de aquel susto, se volvió una jovencita temerosa y algo tímida, sus padres que se dedicaban al trabajo no le daban el tiempo necesario para darse cuenta de lo que le ocurría. Después de años, Luisita ya se había acostumbrado a ver espíritus, pero siempre trataba de huir y alejarse de ellos, aborrecía aquel don con el que había nacido, ese don que la espantaba y que la apartaba de todos los demás ositos del pueblo. Hasta que un día ocurrió algo inesperado en su familia. Apareció la foto del abuelo oso que falleció hace algunos años, lo raro fue que nadie había puesto esa foto encima del escritorio donde realizan sus trabajos del colegio. La mamá de Luisita, preguntó a todos de la familia si alguien había colocado aquella foto en el escritorio, la respuesta fue negativa por parte del hermano como del esposo y también de Luisita. Es ahí que la familia se dio cuenta que en este mundo, ocurren cosas inexplicables, Luisita otra vez giró y vio por la ventana que su abuelo se despedía de ellos. Y dijo así:


F a n t a sí a s e n t u R e a l i da d

| 22

- Yo no entendía por qué soy diferente a los demás, no entendía que el hecho de ver cosas extrañas significaban algo dentro de este mundo racional, pero ahora lo comprendo, sé que es un don que no todos lo tienen, y que si algo puedo hacer con esto, es explicar la molestia o ayudar a los demás osos que ya no se encuentran entre nosotros físicamente. - El abuelo está contento de vernos como una familia feliz, y ahora se despide de nosotros. Sus padres y su hermano, la abrazaron y le pidieron perdón por no haber creído en ella en el pasado. Ahora Luisita la osita, dejó de lado su miedo, tiene amigos y agradece a Dios por haberle mandado ese don que le ayuda a tener una conexión entre la vida terrenal y espiritual. FIN

La Osita excén trica


F a n t a sí a s e n t u R e a l i da d

| 23

El sapo que se volvió cristiano

En un mundo donde habitaba la parranda y la vida bohemia, había un sapo que se dedicaba al mundo de la música, realizaba eventos de cumpleaños y alquilaba sus instrumentos para los grupos que tocan en las fiestas. Lo lamentable era que Lucho el sapo, se descuidó demasiado de su esposa Mariana y su hijo. La esposa le había soportado durante años muchas tardanzas a casa e infidelidades. Hasta que un día, Mariana decidió crecer y aumentar su autoestima ya que había sufrido mucho F a naguantando t a s í a s e n t ua R Lucho e a l i d a dsu esposo, hace un tiempo |4 escuchó hablar a muchas de sus amigas acerca de un lugar maravilloso, donde encuentras paz, gozo y alegría. Ellas manifestaban lo feliz que eran porque Dios reinaba en sus hogares. Mariana no entendía muy bien lo que sus amigas trataban de decirle, sin embargo un día se animó a ir a esas reuniones a la que ellas asistían. Al entrar encontró a muchos animales de aquel pueblo, muchos cerrando los ojos, otros llorando y otros con las manos arriba cantando. Su primera impresión fue algo fuerte que la asustó y la sonrojó un poco. De pronto escuchó una voz suave algo angelical, que le transmitía paz. Mariana en aquel lugar aprendió a perdonar y a leer la palabra de Dios.


F a n t a sí a s e n t u R e a l i da d

| 24

celos que lo embargaban, hasta que se dio con la sorpresa de ver a muchos de la aldea que al sentir su presencia, todos voltearon a verlo, Mariana su esposa se dirigió a él y le dijo: ¿Qué pasa, estás bien? Él algo avergonzado pero aún molesto preguntó: ¿Qué es esto? Esto es tu encuentro con Dios, mencionó una voz, era el pastor de aquel lugar. El sapo con lágrimas en los ojos se acercó al pastor y le dijo: ¿Puede usted enseñarme el camino o es demasiado tarde para mí? Para Dios nunca es tarde, sólo depende de ti para que le abras las puertas de tu corazón, dijo el pastor. Lucho el sapo le pidió perdón a Dios y a su esposa por todo lo malo que había hecho en su vida y desde entonces, él, su esposa y su hijo, se volvieron cristianos y fueron felices toda la vida.

FIN


F a n t a sí a s e n t u R e a l i da d

| 25

Semanas después Lucho el sapo, se dio cuenta del cambio de su esposa, porque ella ya no le reclamaba sus tardanzas, ya no discutía con él y ya no gritaba tanto como antes lo hacía. Y en vez de preguntar el porqué de su cambio, éste desconfió de ella y pensó que estaba saliendo con

otro sapo, entonces decidió seguirla sin que ella se dé cuenta, con el objetivo de encontrar al otro que se había metido con ella y así golpearlo. Cuando de pronto vio que ella llegaba a una casa un poco grande pero sencilla, fue ahí que él decidió entrar con los puños duros y fuertes, con furia de los


F a n t a sí a s e n t u R e a l i da d

| 26

El Pez de la laguna y el niño Cuenta la historia que en lo alto de las montañas de los andes había una laguna en la que habitaba un pececito encantado el cual solo podía conversar con los niños, cierta vez un niño que había escapado de su casa para jugar llego hasta ella y al ver las aguas apareció el pececito y le pregunto: Hola niño ¿qué haces aquí? es muy tarde y este respondió : Salí de mi casa para jugar mientras mi mamá se fue a cosechar el campo y quisiera poder jugar contigo y que seas mi amigo - dijo el niño, el pececito le respondió : ¡Deberías pedirle permiso primero y decirle donde estas ella se va a preocupar! El niño alegó ¡No me importa! Ella trabaja todo el día y no se preocupa por mí, el pececito le dijo: ¡No es que tu mamá no te quiera es que ella trabaja mucho para poder llevar la comida a tu casa! Y si en este momento fueras a verla podrías darte cuenta de cómo ella trabaja arando el campo para poder sembrar , recogiendo los frutos que con tanto esfuerzo ella ha cultivado y cuidado todo este tiempo y criando a los animalitos que te dan su lana y leche para tu ropa y desayunos, y el niño siguió y siguió con su terca idea de no ir a ver a su mama y de no escuchar al pececito y este le respondió ¡si vas a ver a tu mama en este momento te prometo que siempre seremos amigos y que jugaremos todos los días que quieras!, y ante


F a n t a sí a s e n t u R e a l i da d

| 27

tanta insistencia el niño accedió y partió con rumbo a su casa primero. Al llegar a esta no había nadie, corrió por los campos y no la encontró , fue a casa de los vecinos y no estaba se fue a las montañas donde ella pastaba a los animalitos y tampoco la vio y ya triste y cansado el niño regreso a casa y al abrir la puerta encontró a su mama terminando de cocinar y sirviendo la mesa para que el niño pueda cenar, este al ver a su mama toda cansada y aun trabajando en las cosas de la casa le dijo ¿dónde estabas? Te busque aquí en casa y no estabas, fui al campo a verte y tampoco estabas y luego fui a la montaña a verte junto a los animalitos y tampoco estabas y mi nuevo amigo el pececito de la laguna me dijo que tu trabajabas mucho porque me querías y es mentira no estabas y su mama le respondió : Hijito , estuve trabajando en casa para hacer la cena, coseche todo del campo y ordeñe las vaquitas de las montañas y con todo esto fui a otro pueblo a venderlos para poder tener las cosas que ahora vamos a cenar y la ropa nueva que también te compre con esto, el niño al ver que así fue todo corrió a los brazos de su madre y la abrazo diciéndole gracias mamita y perdóname por no creer en ti, solo mi amigo el pececito me decía que tú me querías y yo no le creía y ahora he ganado 2 cosas muy importantes que son el saber que si me amas por todo lo que haces por mí y a un nuevo amigo que siempre me dijo que tú me querías de verdad!


F a n t a sĂ­ a s e n t u R e a l i da d

| 28

Moraleja: A veces nosotros no somos capaces de ver el amor que nuestros padres tienen por nosotros, pero nuestros buenos amigos siempre estarĂĄn a nuestro lado para aconsejarnos cuando lo necesitemos .

FIN


F a n t a sí a s e n t u R e a l i da d

| 29

La mala suerte de Pescafrito Había una vez un acuario donde habitaba un pequeño tiburón que tenía muy mala suerte, era muy conocido porque siempre se comentaba de él, ya que siempre lo colocaban en el acuario equivocado, y para su desgracia lo ponían en el más peligroso para él. Siempre era el centro de atención de amigos, primos y hermano quienes lo veían escapando desesperadamente por evitar ser la merienda de algún grandullón. A pesar de su increíble mala suerte, Pescafrito no se desanimaba, y en cada carrera ponía todo su empeño en librarse de nuevo, aunque sintiera el dolor de algún que otro mordisco en sus aletas o el cansancio de nadar entre plantas y rocas a cualquier hora del día o de la noche. Así fue sobreviviendo Pescafrito Malasuerte, como todos le llamaban, hasta que un día de reorganización en los acuarios, Pescafrito por fin acabó compartiendo tanque con todos sus primos y hermanos. Pero mientras se juntaban a su alrededor para conocer sus desventuras, un cuidador despistado echó en ese mismo tanque al más grande, hambriento y peligroso de los peces de la tienda. Fueron sólo unos minutos, pero el enorme pez no necesitó más para acabar con


F a n t a sí a s e n t u R e a l i da d

| 30

todos los pececillos... excepto Pescafrito, que acostumbrado a huir de muchos peces a la vez, no tuvo problemas en escapar de uno solo. Poco tiempo después visitó el acuario un gran experto, y al ver a Pescafrito vivo en el mismo tanque que el pez grande no se lo podía creer. Estuvo horas en la tienda, observándolo, viéndolo escapar una y otra vez con su nadar lleno de giros y piruetas y su increíble capacidad para esconderse. No tenía dudas: era un pez único en el mundo, y el experto lo llevó consigo para ser la estrella de todas sus colecciones y acuarios. Pescafrito, mala suerte Y Allí Pescafrito vivió feliz con todo tipo de atenciones y cuidados, pensando lo buena que había sido para él su famosísima mala suerte. FIN


F a n t a sí a s e n t u R e a l i da d

| 31

La Verdadera amistad Había una vez un perro llamado Paco, él tenía muchos compañeros con los que jugaba todo el tiempo. Una vez Paco se dio cuenta que en una casa humilde había un perrito no muy grande, huesudo y enfermo que paraba tosiendo y que nunca salía a jugar con los demás, pero que tenía una mirada que transmitía la ansiedad de querer hablar con alguien, es así que Paco se acercó a aquel perro y le preguntó: - ¿Cómo te llamas?, y éste respondió con una voz muy baja algo quebrantada. - Soy Hugo, y estoy enfermo - Pero… ¿qué tienes? Preguntó Paco. - Mucha tos, respondió. - Ven vamos a jugar, te presento con unos amigos. Hugo con gran ánimo se levantó y salió a jugar, Paco lo llevó donde sus amigos y éstos al verlo, se burlaron de él. - ¿Qué haces con éste que nunca hace nada? Dijo uno y se escucharon barullos y risas. Paco con asombro y pena, se dio cuenta de lo mal que habían reaccionado los que se hacían llamar amigos de él, aún así Paco se lo llevó a jugar sin


F a n t a sí a s e n t u R e a l i da d

| 32

importar la burla de los demás, de pronto aparecieron perros más grandes y fuertes que todos los que estaban ahí, y como sabían que el líder de todos los que estaban ahí era Paco, pues lo encararon y le dijeron que se vayan de aquella zona. Paco siendo firme y fuerte, se rehusó a hacerlo, todos se mostraban asustados y temerosos de que algo les fuese a pasar. - ¡O sea, no quieres irte! ¡Ahora vas a ver si te vas o no!, dijo uno de los fortachones. - Paco dijo, yo no quiero pelear, es mejor que se vayan ustedes. Después de esas palabras se armó una gran trifulca en la que los supuestos amigos de Paco salieron escapando dejando solos a él y a Hugo, este último que en puñetazos y puntapié defendió a aquel amigo que le ofreció jugar con él. Hugo abatido en el piso, dio todo de él para salir airoso de aquella pelea, los más grande al verlo tirado en el suelo, decidieron irse y los dejaron ahí. Paco algo asombrado y también golpeado agradeció a Hugo por su valentía. Desde entonces ellos paraban juntos como buenos amigos, en las buenas y en las malas, siendo felices hasta el día en que esa terrible tos se llevó a Hugo para que descanse en paz.


F a n t a sĂ­ a s e n t u R e a l i da d

Los amigos de Paco abondan a Hugo y Paco cuando sienten peligro.

| 33

FIN


F a n t a sí a s e n t u R e a l i da d

| 34

El esfuerzo de las hormigas. Había una vez una hormiga llamada Adriana que era diferente a las de su especie, pues éstas se caracterizaban por ser trabajadoras, emprendedoras y muy amables. Pero Adriana era completamente diferente a ellas, era haragana, déspota y creída. Por más que muchas hablaban con ella y la aconsejaban, pues ella terca no hacía caso. Su objetivo era encontrar a su príncipe que le diera todo y que satisfaga todos sus caprichos y necesidades. Hasta que una vez encontró a uno y se enamoró perdidamente de él, se hizo su novia y tuvieron más hormiguitas. Después de un tiempo las cosas se pusieron difíciles para ella, el trabajo de su esposo y el dinero que ganaba ya no alcanzaba para poder sobrevivir en la vida, sin embargo las demás hormigas que tanto se habían esforzado para obtener grandes éxitos, gozaban de un buen clima laboral y eran felices con sus familias. Adriana tuvo problemas con el esposo y se separó de él. Andaba de casa en casa pidiendo limosnas, algo harapienta y sucia, ya nadie se fijaba en ella porque


F a n t a sí a s e n t u R e a l i da d

| 35

andaba pidiendo algo que comer y dinero sin hacer nada. De pronto una de sus hermanas la reconoció, y la invitó a pasar a su casa, ella avergonzada entró y vio todo lo que su hermana había conseguido en la vida, sintió arrepentimiento y soltó unas lágrimas por haber desaprovechado su oportunidad cuando era más joven. Su hermana le dio la última oportunidad de trabajar con ella y así recuperar todo el tiempo perdido, Adriana le agradeció y empezó a cambiar sus hábitos, se volvió más responsable, más trabajadora y más humilde. Regresó a su casa, buscó a su familia y les pidió perdón por todo lo que les había hecho pasar a causa de su capricho y orgullo. El esposo se recuperó económicamente y ella aportaba a la casa con su trabajo y así formaron una familia feliz, que a punta de trabajo y esfuerzo, salieron adelante, por sus hijos y por el desarrollo de ellos mismos.


F a n t a s铆 a s e n t u R e a l i da d

| 36

Adriana la hormiguita que aprendi贸 a valorar el trabajo

FIN


F a n t a sí a s e n t u R e a l i da d

| 37

El Cóndor y la Chinchilla. En un pueblo de la sierra peruana, había una vez un Cóndor muy elegante pero a la vez altanero y presumido, sólo porque tenía la facilidad de volar rápido y muy pero muy alto. Una vez se encontró en el camino a una Chinchilla que caminaba feliz e iba cantando, entonces el cóndor le preguntó: - ¿Por qué estás tan feliz señorita Chinchilla? - Estoy feliz porque se dice que el pueblo siguiente es una maravilla, donde ves mucha agua, árboles y comida. Y dicen que, el próximo visitante que llegue a aquel pueblo, será bienvenido con regalos y fiesta por ser el turista número 100 en el pueblo. - OH… jajaja yo seré ese próximo visitante del pueblo, yo soy más rápido que tú querida Chinchilla, así que nos vemos y espero que no llegues tarde cuando la fiesta haya terminado. La Chinchilla algo triste y acongojada decidió seguir su camino sin hacerle caso al cóndor. De pronto el cóndor se dio cuenta que le llevaba demasiada ventaja a la Chinchilla, es así que, éste decidió bajar a buscar algo de alimento porque ya


F a n t a sí a s e n t u R e a l i da d

| 38

hace tiempo no comía porque eran momentos de sequía, y sin agua no hay ganado, ni plantas ni comida en el campo. Por otro lado la Chinchilla, avanzaba contenta porque había guardado agua en tiempos buenos cuando había lluvias. La Chinchilla se dio cuenta que alcanzó al cóndor y que éste estaba comiendo a un carnerito pequeño que se perdió en el camino. - ¡No debiste hacer eso! Grito la Chinchilla, viendo apenada al pequeño carnero. - Déjame en paz Chinchilla fastidiosa, yo sé lo que hago, es más ya pronto iré a ese pueblo donde me darán más comida y no dejaré que te den algo a ti. La Chinchilla continuó su camino, dejó al cóndor devorando al carnerito, cuando ella continuaba con la caminata levantó la mirada y se dio cuenta que faltaba poquito para llegar a su destino, ella empezó a correr y a correr de felicidad al ver lo cerca que estaba aquel pueblo maravilloso. El cóndor no muy satisfecho, decidió levantar vuelo y seguir con su viaje al pueblo maravilloso, cuando de pronto se dio cuenta que la fiesta ya había empezado y entre bombos y platillos le daban la bienvenida a la pequeña Chinchilla que le había ganado la carrera.


F a n t a s铆 a s e n t u R e a l i da d

| 39

La Chinchilla y el C贸ndor

FIN


F a n t a sĂ­ a s e n t u R e a l i da d

|4

Cuentos Infantiles  

Cusi, Apac, Huaman, Wendy

Advertisement