Page 1

Turismo, la naturaleza y las comunidades: nuevas maneras de ordenar el territorio. Antecedentes de un posible turismo integrador Muchos profesionales interesados en el turismo están de acuerdo en que esta actividad no sólo se puede evaluar desde el punto de vista de las empresas que preparan los planes de desplazamientos y desde la perspectiva del turista, sino también desde el punto de vista de los habitantes de una zona geográfica que se transforma en receptora, es decir, una visión humanista que contemple no solo el uso eficiente de los recursos, sino la experiencia de todos los factores involucrados. Turismo comunitario contra ecoturismo El turismo comunitario se ha definido como aquel en que las comunidades, de forma asociativa, pueden tener el control efectivo de sus actividades económicas asociadas a la explotación de las actividades turísticas, con el objetivo de mejorar su economía. Existe una diferencia entre el llamado ecoturismo y el turismo comunitario. Ambos tipos de turismo se interesan por preservar el ambiente natural y cultural, el ecoturismo sigue respondiendo a los gustos y necesidades de una población de visitantes, que desde hace mucho tiempo se han interesado en conocer lugares naturales y responde también a la necesidad de integrar conservación y desarrollo, pero con menos énfasis en darle a la comunidad receptora su importante papel como participante activo, al ser el principal sujeto beneficiado.

Kristel Montenegro Turismo y Desarrollo Sostenible Profesora: Angie Martínez


Turismo de masas contra Turismo de bajo impacto

De acuerdo a varios testimonios relacionados con el turismo de masas y la sustentabilidad, se ha vuelto más complejo y difícil de solucionar en esos espacios geográficos. Los intereses inmobiliarios de las administraciones locales y los promotores de proyectos de inversión son mayores de las posibilidades para revertir el proceso de un exceso de oferta sobre la demanda, en relación con la escasez del suelo turístico. Algunos autores clasifican al turismo sustentable en débil y fuerte; el primero lo asocian con una visión antropocéntrica y el segundo, con una egocéntrica. Quizás la debilidad de esta categorización se encuentre en que existe una diferencia entre ecoturismo y turismo socialmente sustentable, pues el ecoturismo es sustentable en la medida en que se aminoren los impactos al medio natural, a la cultura y al patrimonio histórico, pero el turismo sustentable también tiene que ver con el poder de las comunidades para exigir su participación en la concepción turística de su espacio viral y por ello esa exigencia es altamente antropocéntrica, vale decir, la comunidad humana como centro del asunto. El turismo sustentable basado en la presencia de la comunidad organizada protectora de su hábitat en una cosa, y otra es el turismo sustentable basado en las buenas prácticas ambientales para ahorrar agua, la gestión de residuos sólidos y otras acciones similares, que puedan preservar los recursos del medio a través de ecoetiquetas y códigos de conducta, pero que también puedan producir un incremento del turismo masivo.


¿Es posible que el desarrollo sustentable pueda ser rentable? Mantener los bosques debe ser económicamente más rentable para las poblaciones locales que otros beneficios pírricos relacionados con la depredación. El manejo adecuado de los recursos forestales y sus residuos, así como la comercialización de frutos como el acai, la castaña, el camucamu y la comercialización de las plantas medicinales y los recursos pesqueros, pueden representar ingresos importantes para las poblaciones rurales organizadas. La economía de la naturaleza y sus impactos pueden verse desde tres puntos de vista:  El costo de la presencia humana.  El costo económico sin distribución de la riqueza.  El costo de la política territorial turística para el turismo masivo El primero se traduce en los impactos que se relacionan con la destrucción de la naturaleza por el hombre, lo cual a su vez tiene que ver con la pauperización del hábitat y la calidad de verla. El segundo se vincula con la rentabilidad clásica, sin tomar en consideración los aspectos humanísticos e intangibles. El tercero se relaciona con los precios de una política turística de alta densidad de uso y atropello a lo natural y cultural.


Turismo y desarrollo de la comunidad El turismo como un medio para el desarrollo El economista español Venancio Bote Gómez lamentaba que en España, país líder en cuanto a turismo internacional, hubiera abandonado iniciativas para desarrollar el turismo en el medio rural, pues el énfasis había sido el turismo de sol y playa; sin embargo, en Venezuela también aparecía una brecha entre estas tipologías de turismo y se estaban tomando iniciativas para que el turismo cumpliera una función en el medio rural. La premisa que fue aceptada como política en cuanto a turismo rural fue que en muchos poblados del interior del país existía un potencial geográfico y cultural que debía sr movilizado con una herramienta de desarrollo; esa herramienta, seleccionada en Venezuela, fue el turismo, por varias razones:  Porque tendría efectos positivos para poder rescatar la identidad de cada poblado rural y sus actividades culturales.  Porque hasta ese momento histórico el turismo no era un sector polémico y sujeto a posiciones políticas divergentes.  Porque las inversiones en este campo no eran de elevada intensidad de capital, pues el país ya contaba con buenas vías carreteras y servicios comunales adecuados.  Porque existía una política para la descentralización del poder político, lo cual era un elemento básico para lograr un desarrollo equilibrado.

Turismo  

Turismo, naturaleza y las comunidades

Turismo  

Turismo, naturaleza y las comunidades

Advertisement