Page 1

Tercera Parte El Principio de

COMPRENDER A LA GENTE

“Amados hermanos, el cristiano debe oír mucho, hablar poco y enojarse menos” Santiago 1:19 En nuestra última lección hablamos sobre cómo se forman nuestros valores percibidos y nuestra conciencia. Alguien dijo que más del 95% de lo que creemos y somos se debe a los efectos que otros han tenido en nuestras vidas. Esto nos debería motivar a verificar la selección de nuestros amigos y asociados. ¿Son buenos, gente de negocios sanos, de buen carácter? Deberíamos constantemente hacernos estas preguntas: ¿Por qué soy de la forma que soy…..y soy lo que debería o podría ser? Si no es así, ¿por qué no?” Veremos y entenderemos principalmente a los demás, según nos entendamos a nosotros mismos. Para comprender a la gente en una forma apropiada, deberíamos practicar algunas de estas reglas: Aprender a escuchar para poder oír. Dejemos que los demás hablen. Si dejan de hablar, hagamos una pregunta sobre algo de lo que precisamente estaban hablando. Cuando nos dedicamos a oír y hacemos algunas preguntas, aprenderemos de la persona mucho más de lo que nunca nos imaginamos o soñamos. De hecho, probablemente terminarán diciéndonos cosas que jamás pretendían decirnos. Descubriremos sus intenciones, motivos, sueños y ambiciones. Conoceremos qué les enciende y qué les apaga. Estaremos en posición de ayudarles, o quizás queramos separarnos de ellos o, por el contrario, puede que deseemos tener una amistad más estrecha. Todo esto está a nuestra disposición si entendemos los motivos e intenciones de las personas, al escucharlas y hacer ciertas preguntas. Sin entender, podemos juzgar mal y herirnos a nosotros mismos o a los demás en el curso del proceso. Entender a las personas nos da una posición de poder – y debemos ser muy cuidadosos con lo que hacemos en esa posición. Dios disciplinará a quienes usan ese poder y esa penetración para manipular a la gente en búsqueda de ganancias y provechos personales. Dios nos concede estos dones para que podamos estimular a los individuos en su andar por el camino recto. Nuestra actitud personal y de negocios siempre debe ser de que “ganar /ganar” (en ambos lados) es bueno para todos. Comprender a la gente es muy útil y suavizará muchas asperezas de nuestras vidas si usamos esa compresión correctamente. Si aprendemos a oír, habremos aprendido muchísimo! Preguntas para Meditar 1- ¿Lo que crees, se debe a tus padres? 2- ¿Alguna vez te has preguntado por qué crees lo que crees? 3- ¿Eres un buen oidor? 4- ¿Tiendes a hablar demasiado? ¿Qué has hecho para cambiar esa conducta?

test de subida de archivos  

test de subida de archivos

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you