Page 2

2

Fútbol Eurocopa 2012

Jueves 28 junio 2012

M

Enviados especiales

Selección

Polonia y Ucrania Miguel A. Lara

Luis F. Rojo

Roberto Gómez

Juan Castro

Enrique Ortego

Sergio Fernández

Pablo García

Viernes 8 de junio

Sábado 9 de junio

Domingo 10 de junio

Lunes 11 de junio

Martes 12 de junio

Miércoles 13 de junio

Jueves 14 de junio

Viernes 15 de junio

POLONIA GRECIA RUSIA R. CHECA

HOLANDA DINAMARCA ALEMANIA PORTUGAL

ESPAÑA ITALIA IRLANDA CROACIA

FRANCIA INGLATERRA UCRANIA SUECIA

GRECIA REP. CHECA POLONIA RUSIA

DINAMARCA PORTUGAL HOLANDA ALEMANIA

ITALIA CROACIA ESPAÑA IRLANDA

UCRANIA 0 FRANCIA4-3-1-2 2 SUECIA 2 INGLATERRA 3

1 1 4 1

0 1 1 0

1 1 1 3

1 1 2 1

1 2 1 1

A un metro de la gloria España camina hacia la triple corona del fútbol, hazaña inédita que la selección puede lograr el domingo en Kiev. No hay camino sin espinas. Se ha manifestado de nuevo en esta Eurocopa y especialmente en el tenso duelo con Portugal, que estuvo a la altura de lo esperado: un equipo con excelentes jugadores en todas las líneas y Cristiano Ronaldo al fondo. Casi nada. España tuvo que trabajar el partido centímetro a centímetro, con la facilidad que tiene para moverse en los duelos que se resuelven de forma casi infinitesimal. Venció en la tanda de penaltis, con dos protagonistas: Casillas detuvo el tiro a Moutinho y Fàbregas anotó el gol de la victoria. Hace cuatro años, frente a Italia, la selección desterró sus fantasmas con una victoria en la rueda de penaltis. Aquella tarde comenzó su impre-

4 0

ESPAÑA

0 0

sionante trayectoria, coronada por los éxitos en la Eurocopa y el Mundial. En Donetsk no hizo un partido memorable. En algunos momentos, el equipo se trabó en la red defensiva de Portugal, que confirmó todas sus cualidades. Es una selección competente, fuerte y experta. Complicó el partido a España como ningún equipo en los últimos tiempos, pero no logró aprovechar su bala de plata: Cristiano Ronaldo pasó inadvertido.

1 Rui Patricio 8,5 21 J. Pereira 6,5 2 B. Alves 7,5 3 Pepe 7,5 5 Coentrao 7 8 Moutinho 7 4 Veloso 6,5 x 6 Custod. 105’ 5 16 Meireles 6 x 18 Varela 112’5 17 Nani 6 9 Almeida 5 x 11 Oliveira 81’5 7 Cristiano 6 E Paulo Bento 7 Banquillo: Eduardo, Beto, Ricardo Costa, Rolando, Lopes, Quaresma, Micael y Viana.

1 Casillas 8 17 Arbeloa 8 3 Piqué 8,5 15 Ramos 9 18 Alba 8,5 14 Xabi Alonso 8 16 Busquets 8,5 8 Xavi 6 x 7 Pedro 86’ 7,5 21 Silva 5 x 22 Navas 60’ 7 11 Negredo 5 x 10 Cesc 54’ 7 6 Iniesta 7 E Del Bosque 8 Banquillo: Valdés, Reina, Albiol, Juanfran, Javi Martínez, Cazorla, Torres, Mata y Llorente.

Árbitro: Çakir (TUR) 4 Tarjetas: w 39' Sergio Ramos w 45' Coentrao w 60' Busquets w 61' Pepe w 64' Joao Pereira w 83' Arbeloa w 85' Bruno Alves w 92' Veloso w 112' Alonso Penaltis: 0-0 Alonso. Para Rui Patricio. 0-0 Moutinho. Para Iker. 0-1 Iniesta engaña al meta. 1-1 Pepe, junto al palo derecho. 1-2 Piqué, al poste derecho. 2-2 Nani, por la escuadra derecha. 2-3 Ramos, a lo Panenka. 2-3 Bruno Alves, al larguero. 2-4 Cesc, tras tocar en el palo. Los datos del partido Posesión Remates totales Remates a puerta Córners a favor Fueras de juego Faltas cometidas

Iker, un espectador

Algo parecido al horror al vacío presidió un encuentro extremadamente táctico. Los dos equipos estuvieron más pendientes de salir indemnes que de soltarse en el juego de ataque. Los laboriosos centrocampistas portugueses dieron muy mala vida a Xavi, Iniesta y Silva, que sufrieron un calvario para generar juego. A España le quedó la meta portuguesa muy lejos durante gran parte del encuentro, pero lo mismo le pasó a l rival. Iker fue un espectador hasta la tanda de penaltis. La tensión presidió el duelo. Nadie concedió nada. Las pocas ocasiones se alcanzaron en medio del sufrimiento y del garbancero comportamiento de los espectadores locales. El personal pensó que

1 ITALIA 1

48.000

PORTUGAL

REUTERS

Santiago Segurola

1 2

Donbass Arena

ESPAÑA supera a Portugal en los penaltis y buscará en la final una triple corona inédita en Europa • Los cambios mejoraron al equipo en un partido muy tenso LA CRÓNICA

2 3

Cristiano Ronaldo (27) se marcha al acabar el partido.

la semifinal de la Eurocopa era una verbena. Se montaron las odiosas olas que tanto distraen en los partidos. Se silbó el juego español porque la gente quería acción y muchos errores. Fue un fastidio constante que no afectó a la selección: siguió a lo suyo. Del Bosque alineó a Negredo, la sorpresa del día. Posiblemente quería retrasar a Pepe y Alves, dos extraordinarios defensas que no dan tregua a nadie. Negredo no tu-

vo impacto en el partido. Las operaciones se desarrollaron en otra parte, en un medio campo minado de jugadores. No había rendijas para pases ni espacios para progresar con el regate, ni posiciones de tiro. En ese aspecto, el partido fue un juego de espejos. Portugal atravesó por las mismas dificultades que España para generar ocasiones. De hecho, produjo bastante menos. El inventario ofensivo de España se limitó a un tempra-

POR

ESP

35% 14 1 6 2 31

65% 19 6 7 3 21

no tiro de Arbeloa y un buen remate de Iniesta. Estaba claro que la noche iba a ser larga, con pocas oportunidades para los dos equipos. A falta de un delantero centro que marque diferencias, España tiene que maquillar esta carencia con la infinita paciencia de sus centrocampistas. Es una realidad que explica la inteligencia de sus jugadores. Sólo así se comprenden sus registros en los últimos cuatro años. Portugal le ofreció a España un partido de pierna dura. España respondió con la misma moneda. Fue notable el grado de atención de los dos equipos. Apenas se cometieron errores defensivos, con una nota altísima para gente

como Pepe y Alves en el bando portugués y con una impecable actuación de Sergio Ramos, Piqué, Busquets, Xabi Alonso y Jordi Alba. A ellos se añadió Arbeloa, autor de una actuación sensacional. Cristiano Ronaldo comprendió muy pronto la clase de noche que le esperaba. No tuvo ningún peso en el encuentro. Cambios acertados

Del Bosque movió piezas en el segundo tiempo. Funcionaron. Ingresó Fàbregas por Negredo. Navas sustituyó a Silva. Finalmente apareció Pedro en lugar de Xavi. Como ha sucedido durante todo el torneo, las decisiones del técnico influyeron decisivamente en el partido. Cada cambio mejoró las prestaciones del equipo, que alcanzó su cima en los últimos minutos del encuentro y en la prórroga. La erosión de los portugueses fue evidente en la prórroga. La fatiga se cobró víctimas. Rui Patricio, un gran portero, surgió cuando su equipo le necesitó. Sus abnegados centrocampistas no podían con el cansancio y el equipo se hizo muy largo. Cristiano estaba desconectado. Fue el momento de España, que realizó una espléndida prórroga, con autoridad, buen juego y varias oportunidades. Las desactivó Rui Patricio en dos paradones a Iniesta y Navas. El desequilibrio fue total. La selección empotró a los portugueses, en lo que pareció una reedición de la final del Mundial, pero sin un Robben que amenazara. Pedro y Navas se añadieron a la fiesta. El equipo alcanzó la armonía que le caracteriza. La superioridad fue incontestable, pero Rui Patricio condujo el encuentro a la tanda de penaltis. Tiempo atrás era la tumba de la selección española. Ahora, no. Ya no hay fantasmas que desterrar. Que se lo pregunten a Sergio Ramos, que se marcó un Panenka de categoría en la rueda de penaltis. El análisis de Roberto Palomar en:

M Edición digital DESCÁRGATELO EN EL APP STORE

marca 28 de junio de 2012  

joan-tv2012.co.cc

Advertisement