Issuu on Google+


2006ko udaberria

6. zenbakia

EDITORIALA - REVISIONISMO Y REVOLUCIÓN...................3 NAZIOARTEA - EUROPA OFENDE A PALESTINA....................4 EUSKAL HERRIA – REPÚBLICA VASCA - ACONTECIMIENTOS VERTIGINOSOS..........6 LOS TRES PODERES - ESTADO DE DESECHO.......................................9 LANGILEAK - ¿SINISESTRALIDAD LABORAL U HOMICIDIO?..................................................12 LA OTRA HISTORIA - REPÚBLICA ROJA..............................................13 DOKUMENTUA - ZER GARA? / ¿QUÉ SOMOS?...........................16 HEMEROTECA - LA LUCHA DE MI PUEBLO..............................20 1ª ASAMBLEA DE EHK - UN PASO IMPORTANTE....................................22

KOMUNISTAKek bakarrik hartzen ditu bere gain EHKren dokumentuak. KOMUNISTAK sólo se responsabiliza de los documentos de EHK.


2006ko udaberria

6. zenbakia

Cuando en Mayo de 1945 las tropas del ejército rojo liberaban los campos de concentración de la barbarie nazi y hollaban los arrabales del viejo Berlín, poco podían sospechar que apenas sesenta años después la asamblea del Consejo de Europa aprobaría una declaración de condena global del comunismo. ¿Cómo se había llegado a tal antinomia? Es preciso saber leer muy bien los mensajes del Poder. Si la caída del muro de Berlín era "el fin de la guerra fría" y, al decir de los ideólogos del Imperialismo, "el fin de la historia" en su sentido ideológico, sólo trataban de decir que, una vez derrotado el campo socialista en su buque insignia, se abría un tiempo de explotación sin control de los Pueblos y recursos del tercer mundo. "Barra libre" para el depredador imperialista: Irak ( 1991), Yugoeslavia (1995), Afganistán ( 2001), Irak otra vez (2003), etcétera, hasta los actuales momentos de agotamiento y reflujo: Brasil, Argentina, Venezuela, Uruguay o más recientemente, Bolivia, en América Latina; Empantanamiento de las tropas del trío de las Azores en Irak; Revuelta palestina contra los planes revisionistas de Oslo. Pura correlación de fuerzas. En 1945 era impensable condenar a un movimiento imparable de liberación. Por doquier las fuerzas comunistas habían demostrado ser la primera línea contra el fascismo. En 1989 no había, literalmente, movimiento alguno en ese cascarón vacío al este del Elba. Y porque no había fuerza para oponerse al capitalismo éste se permite hacer el ajuste de cuentas que entonces no pudo hacer. Eso es todo. Es la fuerza de unos y otros la que quita y da razones. Pero la fuerza no permanece siempre en el mismo estado. El imperio se encuentra ahora exhausto y desangrado. Ha invertido miles de millones en sojuzgar a Naciones para extraerles sus riquezas. Pero los Pueblos, una y otra vez, demuestran que no basta con una poderosa fuerza aérea. La fuerza ha de poder mantenerse en tierra y de un modo permanente. Se vio en Vietnam y se comprueba de nuevo en Irak. Y por eso es llegada la hora de ponernos manos a la obra para recuperar la iniciativa perdida tras la caída de los regímenes del denominado "socialismo real", si cabe semejante paradoja, pues poco de real en su sentido socialista pudo tener un movimiento roído hasta el tuétano de corrupción y revisionismo. No fue culpa, desde luego, de esos millones de combatientes contra la bestia fascista que abonaron con su sangre los 60 años siguientes de prosperidad en la vieja Europa; simplemente fue el precio de un burocratismo y un dirigismo incompatibles con la propia ciencia marxista. No fracasó el comunismo, como no puede fracasar la ley de Newton; simplemente no se implementó el marxismo-leninismo y ello llevó a la degeneración e implosión de todo el sistema. Algo que, en estas fechas, nos recuerda Fidel en Cuba. Que la revolución no es irreversible y que el peligro de su reversibilidad no está tanto "fuera", en los acechos del imperialismo, sino "dentro", en los errores y vicios consentidos. También aquí, en Euskal Herria, la amenaza del revisionismo es permanente. Y qué fácil sucumbir ante los cantos de sirena del Poder. Cuando éste reclama el fin de la violencia - la de una de las partes, claro- alegando su inutilidad intrínseca o su carácter objetivamente entorpecedor de procesos de paz, lo que está diciendo, lo que hay que leerle es que, al revés, de no existir un contrapoder efectivo, la "solución" al "problema vasco" correría la misma suerte insulta y falsa que ha conocido el Estatut catalán. Es algo que debiera entender muy bien Aralar o que quizás , porque lo entiende muy bien, se ha aplicado a ser la avanzadilla del caballo de Troya en la izquierda abertzale a cambio de las 30 monedas que recibe de la burguesía autóctona. Bien aunque tarde lo ha captado, de igual modo, el infeliz Carod Rovira, burlado por el doble corsé del PS en su modalidad sucursal catalana, primero, y central general madrileña después pactando con la burguesía local de CIU. Un Estatut completamente desfigurado e irreconocible le hace afirmar ahora al independentista que la diferencia de trato de Euskal Herria y Catalunya por parte del Gobierno español pudiera tener que ver con que en el primer caso hay un movimiento de contestación armado que no existe en el segundo. ¡Chapeau, Josep LLuis!. Por ello que no cabe esperar que la maniobra a la catalana pueda resultar aplicable, mutatis mutandis, en Euskal Herria. No porque el PNV no esté dispuesto a ello como su homólogo catalán, que lo está para firmar ese y cualquier enésimo negocio-engaño a la sociedad vasca, lo mismo que hace ahora 27 años hizo con el estatuto de la Moncloa, sino porque un potente Movimiento de liberación nacional y socialista no se lo van a permitir luego de años de sudor, lucha y coherencia. Eso lo sabe el PNV, lo sabe el Pueblo vasco y sobre todo lo sabe Madrid. La lucha es dura, duele a quien la sufre y a quien la practica cuando es un revolucionario, pero es el único mecanismo conocido y sobradamente probado de resolución integral de los conflictos, en Sudáfrica, en Cuba, en Irlanda, en Irak, en Palestina y en Euskal Herria. Y es, también, la garantía que puede posibilitar a medio plazo la construcción de una república vasca y socialista, como proyecto político alcanzable. Lo que queda demostrado una y otra vez es que la lucha, la tensión de fuerzas contra el imperialismo y la actividad crítica y autocrítica permanente son el antídoto contra el revisionismo y la anquilosis paralizante. Nada es irreversible, todo interactúa, porque la Historia no tiene final y eso es pura dialéctica marxista.


2006ko udaberria

6. zenbakia

Europa, humillada en Palestina Las elecciones palestinas han supuesto la aparición de la realidad de los deseos del pueblo palestino frente a todos los prejuicios occidentales relacionados con las opciones políticas existentes en el País. Al Fatah ha maniobrado hasta el último instante intentando la suspensión de las elecciones, posición compartida por la Unión Europea Imperalista, EEUU e Israel. Al final, la determinación popular palestina ha impuesto la agenda a las cancillerías occidentales y al sionismo . Palestina ha votado haciéndolo por Hamas , al extremo de lograr esta organización la mayoría absoluta de los escaños en liza. Este resultado obliga a la izquierda antiimperialista a analizar y observar lo sucedido con extrema atención. Hamas, no es lo que nos cuentan La revolución iraní supuso un punto de inflexión en el proceso político de Oriente Medio y Asia, relevando del papel de vanguardia a las burocratizadas opciones de las distintas izquierdas árabes y pasando a ser asumido el liderazgo por otras agrupaciones, shiies (chíitas) o zuñes..En Libano irrumpió con inusitada implantación la guerrilla Hezbolláh (Partido de Dios), de inspiración iraní, apoyada por los Guardianes de la Revolución, combatientes de confianza del fallecido Ayatolah Khomeini. Israel tuvo que desalojar el Sur del Libano y el Islam combatiente demostró su gran fuerza, convirtiendo su feudo libanés en un estado dentro del Libano, aliado estratégico además del régimen sirio. Hezbolláh demostró saber organizarse política, social y militarmente ofreciendo al pueblo pobre shii en Libano una administración, una razón para vivir y combatir y

un poder sin corrupción, algo impensable en los países árabes…y en los que no lo son. Así que Hezbolláh es el espejo en que se mira en este momento la resistencia islámica palestina, aunque esta última sea de creencia sunni. Frente a la capacidad de sacrificio islámista, Fatah ha constituido un gobierno plagado de corrupción cuyo ejemplo más evidente y escandaloso es el litigio de la viuda de Arafat por un legado del Rais por valor de 1500 millones de dólares USA, cuya devolución exigen las autoridades palestinas a la avispada viuda de Yasser Arafat. Ha habido ministros de Fatah suministrando cemento al mismísimo muro de Sharon con el que se ha partido Palestina, elementos con cuentas corrientes en Israel. Frente a la corrupción de Fatah, Hamas ha construido hospitales, escuelas, ofreciendo al pueblo palestino aquello que su gobierno, Europa y EEUU le niegan. Además, la estrategia de Hamas ha sido extremadamente inteligente ya que ha apoyado las candidaturas de mujeres del Frente Popular de Liberación de Palestina – FPLP, a algunas


2006ko udaberria

6. zenbakia

alcaldías, entre ellas la ciudad de Ramala, lugar en que se encuentra la Mukata, residencia oficial del Pte. Palestino. Europa y EEUU han ofendido al pueblo palestino Recordándole su condición de mendigo, de vivir de las sobras occidentales para pagar las nóminas de todo el funcionariato impuesto por Europa y

EEUU a través de Fatah. Si vence Hamas se acaban las ayudas, han repetido una y otra vez los gobiernos occidentales y la UE, intentando condicionar la opinión palestina, pero esta se ha expresado de manera meridianamente clara; mayoría absoluta de la organización islamista. Europa duda acerca de su posición frente al Islam antiimperialista y anti sionista y China con Rusia, esperan a que occidente abandone la zona para ocupar el lugar de la UE y EEUU de la misma forma en que Hamas ha relevado en la confianza palestina a Al Fatah. Entre tanto, algunos elementos pretendidamente comunistas en occidente recurren a los viejos tópicos antirreligiosos para esquivar y eludir el gran debate, la causa del retroceso histórico de la izquierda entre los pueblos islámicos que luchan contra el imperialismo y su sustitución en la confianza de las masas árabes por las distintas opciones armadas islamistas, shiies a veces ,sunnies otras e internacionales como Al Qaida. Este es un debate de fondo que proponemos a las mujeres y hombres antiimperialistas de Euskal Herria.

Cartel de EHK en solidaridad con los trabajadores de Seat-Volkswagen de Barcelona


2006ko udaberria

No nos cansamos de repetirlo, la velocidad con la que se vienen sucediendo los hechos en este Nuestro País es algo que merece una profunda reflexión. Una velocidad tan vertiginosa que provoca el desbordamiento de nuestro pensamiento y nos nubla la claridad de los planteamientos y retos que debemos afrontar. Nuestros enemigos son expertos en introducirnos en laberintos represivos, judiciales e incluso en negociaciones farragosas interminables, esto es algo que no debemos olvidar para evitar mirar el dedo cuando este apunta a la luna. El asesinato de dos presos políticos vascos es el banderín de salida que nos debe servir para meditar sobre ciertas cuestiones que nos atañen a todos en general y a los comunistas en particular, porque al igual que el resto de los seres humanos, tenemos una tendencia a la actuación sin previo análisis, a ofuscarnos tácticamente y a perdernos en batallas secundarias, importantes sí, pero secundarias. Pero vayamos por partes, los rumores de una “posible” negociación con ETA, “confirmada” con el reciente comunicado de “alto el fuego permanente”, y la formación de una mesa de partidos que afronte la cuestión nacional ha trascendido de tal manera que aunque no se estuvieran dando esos hechos sus consecuencias son más que reales. Nos movemos en terreno peligroso y no solamente por las actuaciones represivas, que por supuesto van a seguir desarrollándose, sino más bien porque igual que en casos anteriores, y nos referimos a negociaciones políticas pasadas, las carencias del

6. zenbakia

MLNV resurgen de nuevo, de modo repetitivo, permanente. Abordarlas es una petición constante y no deja de ser curioso que sea la propia organización armada la que se exprese en esos términos en distintas fases del proceso de liberación. Saber leer entre líneas y separar el grano de la paja resulta fundamental en la realidad que se abre, necesitamos fabricar anticuerpos que nos permitan vacunarnos contra los golpes represivos, traiciones, deslealtades y manipulaciones ideológicas, pero por encima de todo, necesitamos crear las condiciones objetivas y subjetivas para afrontar ofensivas políticas de profundo calado, que impliquen a la sociedad en general y a los trabajadores en particular, para enfrentarnos con garantías a nuestros enemigos de clase. La muerte de los dos presos políticos vascos no debe ser en vano, las nuevas situaciones políticas requieren de preparación política y sobre eso se centran las actuaciones de la dichosa Audiencia


2006ko udaberria Nacional, pero no sólo en la actualidad, sino desde hace bastante tiempo atrás. No permitir que respiremos ni asomemos la cabeza por encima de la trinchera es la función política de estos jueces estrella que demuestran día a día que la separación de poderes es una filfa que ya no se cree nadie. Veremos su comportamiento ahora con el “alto el fuego”. De momento el resto de los actores andan resituándose como pueden o les dejan, ahí tenemos los casos del PP y de UPN en Navarra. La convocatoria de una huelga general es algo valiente, loable, motivos no faltan, la izquierda abertzale se ha desafiado a sí misma para conocerse un poco más y saber con qué recursos

cuenta en esta sociedad, la izquierda abertzale siempre ha sido decidida y se enfrenta con manifiesta desventaja a este sistema burgués en el que otras izquierdas han caído, desgraciadamente, fruto de su estupidez. El orgullo y la determinación no nos pueden cegar y sabemos que la utilización de un instrumento de lucha como es una huelga no es algo que deba tomarse a la “ligera”. En este sentido, la falta de un diseño, tal vez la incapacidad de abordar la paralización de un país, puede llevarnos a frustraciones innecesarias que provoquen resultados adversos en un futuro no muy lejano.

6. zenbakia Lo que aquí se expresa no es una voz contraria a la greba convocada por los presos vascos asesinados, más bien su única intención es remarcar nuestras carencias para resolverlas en la mayor brevedad posible. Todo revolucionario conoce que los sectores productivos y del transporte son estratégicos si desea ver cumplidos los objetivos marcados. Hay que trabajar más sobre ellos y mimarlos especialmente. Los comunistas vascos asumimos, en gran medida, la responsabilidad de esta situación, la falta de capacidad, nuestra obsesión por debates superfluos, nuestros sectarismos… la lista sería interminable.

Al PSOE no le vienen mal del todo las últimas encarcelaciones y amenazas a los dirigentes políticos de la izquierda Abertzale y afirmamos esto porque el PSOE y el PNV saben que el futuro pasa por una mesa de partidos en la que desean que se siente un MLNV tocado y débil con el que jugar a su antojo. Necesitaban de un alto el fuego antes de que la desobediencia civil y la lucha de masas se instalasen de nuevo en la vida vasca, la Audiencia Nacional les está dando el tiempo que precisan para intentar que no se articule un contrapoder popular que sustituya a la acción armada. No dudamos en afirmar que tanto PSOE como PNV tienen terror a una situación en


2006ko udaberria

6. zenbakia tener en cuenta lo que está sucediendo en esa policía en la que él y su partido pusieron tanta esperanza. Algunos dirigentes del PNV ya han percibido que en la Ertaintza hay interés de que el “supuesto proceso de paz” no avance. Egibar hace bien en cuestionar las actuaciones de este cuerpo policial, aunque el señor Josu Jon Imaz le haya recordado quien manda en el partido y que el mantenimiento de la legalidad española es la prioridad fundamental del tripartito vascongado.

la que el MLNV disponga de los recursos humanos y organizativos para avanzar hacia los objetivos políticos marcados. Pero a la lucha de masas y a la desobediencia civil le acecha otro gran peligro ideológico disfrazado de falso pacifismo, de no violencia. Argumentos poderosos que intentarán paralizar cualquier reactivación de respuestas violentas contra el Estado y sus guardianes. El brazo ejecutor de la política para la desarticulación del MLNV nos viene de las manos de unas fuerzas represivas incontroladas por los poderes establecidos. No es una afirmación gratuita y más les valdría a Balza y sus matones

La lucha de clases es el motor de la historia de la humanidad, ¿ acaso alguien se atreve a dudarlo mirando la realidad vasca? . Dicho esto, lo que resulta innegable es que los comunistas vascos nos colocamos ante un desafío que no hemos interiorizado lo suficiente a pesar de que casi todos los comunistas europeos han fracasado al enfrentarse a las democracias burguesas. Fuimos vanguardias contra el fascismo y la descolonización pero nos dividimos y claudicamos cuando tenemos que abordar cómo penetrar en el corazón y el cerebro de este sistema económico, en su cara política más “amable”, para destruirlo. Vivimos en el centro del capitalismo, en el centro del Imperio, la opulencia y el consumo ciegan a una clase trabajadora que no mira más allá de sus narices si no está al borde del abismo, rompamos esa tendencia, pensemos una y otra vez, analicemos y actuemos para conseguir de nuevo que el fantasma del comunismo vuelva a recorrer este continente.

Euskal Herriko Komunistak

Propaganda de EHK denunciando el carácter fascista del Sumario 18/98


2006ko udaberria

El Tribunal Supremo español ha venido a corroborar, una vez más, su verdadera naturaleza de Poder ejecutivo (bis) al servicio de la razón de Estado, al desdecirse sin el menor rubor, ni otra justificación que no sea la identidad del justiciable, de una doctrina ampliamente consolidada durante más de veinte años, en relación a la aplicación de los beneficios penitenciarios de redención de penas por el trabajo, sobre una sola condena acumulada de treinta años; límite cuantitativo máximo de cumplimiento establecido por el entonces vigente Código Penal de 1973. Como es natural, el Tribunal Supremo puede y debe variar su doctrina a fin de acercar la interpretación de la Ley a la realidad social a la que debe aplicarse, so pena de convertir el Derecho en un instrumento anquilosado e inservible a su verdadero fin social. Lo que sorprende, o ya no tanto últimamente, es que tal abismal mutación se produzca en asuntos de palpitante actualidad política y a golpe de telediario, en cuestión que no ha suscitado la parte recurrente y en claro propósito de acompasamiento político "contra reo", o contra determinados reos para ser precisos, al hacer de peor condición a éstos que a otros, que bajo idéntico Código y similares circunstancias penológicas han tenido distinto trato, mucho más acorde al principio “pro libertatis”. Ya no digamos

6. zenbakia

respecto de los miles que presos comunes a quienes durante decenios se ha aplicado aquella benigna doctrina que ahora se niega al Sr. Parot. Y es que cuesta creer que sea el mismo Alto Tribunal quien sostiene ahora esta tesis de la aplicación de las redenciones de penas por el trabajo a todas y cada una de las condenas, sucesivamente, y no a la resultante acumulada, cuando apenas hace unos años decía: "Se olvida por el Tribunal de instancia que el límite de treinta años opera ya como una pena nueva, resultante y autónoma y a ella deben referirse los beneficios otorgados por la Ley, como son la redención de penas. Se trata de una interpretación - la del Tribunal recurrido - contra reo y que por ello debe proscribirse. Sobre el límite de treinta años es donde deben operar los beneficios penitenciarios y no distinguir donde la Ley no distingue y contra reo, y con choque frontal a lo señalado en el art. 25.2 del texto constitucional. El motivo debe ser estimado en este punto." (Auto del T.S. de 08.03.94). ( Hay Autos idénticos del año 2005) Sobre esta doctrina, cincuenta Audiencias Provinciales han resuelto hasta la fecha cientos


2006ko udaberria de expedientes sobre redención de penas, en seguimiento de un proceso lógico-deductivo en el que los hechos se subsumen en fundamentos jurídicos preestablecidos para dar como resultado una solución ajustada a los presupuestos de la ciencia jurídica. Ahora comprobamos, con decepción, que el silogismo jurídico se ha invertido. Había que dar una "solución", política, a un caso concreto aunque ello supusiera la perversión de todo el sistema jurídico. Y así se ha hecho, por desgracia. ¿Cómo evitar la tentación de pensar que esta abrupta modificación doctrinal tiene algo que ver con la propuesta señalada días atrás por el Sr. Ministro de Justicia, de proceder a "construir nuevas imputaciones" a un preso para evitar que salga de prisión?. ¿Qué decir de un Estado que excusatio non petita - debe afirmar una y otra vez la "independencia" de los Jueces y la permanente invocación al "Estado de Derecho"?. ¿Cómo es que lo que hasta ayer era conforme a los principios constitucionales atinentes a la ejecución penal sea ahora lo contrario más ajustado a la Carta Magna. ¿Sólo porque la excarcelación de determinados prisioneros incomoda al Poder político?.

6. zenbakia Justamente. Porque bien parece que se ha hecho de la cuestión una política de "rehenes para negociar" al servicio de la razón de Estado, en donde el órgano jurisdiccional ejecuta - con delectación seguramente por parte de los miembros designados a propuesta del Partido Popular - la decisión acomplejada de un gobierno acosado y asustado por la oposición tardofranquista, la misma que se muestra contraria a toda solución democrática al conflicto histórico, de clara naturaleza política, que enfrenta al Estado español con Euskal Herria. Había que soltar lastre, eso es todo. El Poder Político era perfectamente conocedor de la fidelidad complaciente del denominado Poder Judicial al gobierno de turno por quien, de hecho, es nombrado, para prestar tales servicios y aplaude ahora una decisión, pretendidamente autónoma, que era reclamada "soto voce" por el Fiscal General del Estado, cuando unos días antes ya adelanta cuál sería la decisión de la Sala en Pleno: "Posiblemente el pleno del Supremo, que se reúne el lunes, busque alguna fórmula de interpretación que pueda reducir el efecto negativo de las redenciones de condena". La misma concepción utilitarista del Derecho que reclamará en muy poco tiempo otro "cambio de criterio" del mismo órgano jurisdiccional si, como consecuencia del proceso de normalización política se procede, en su día, a la excarcelación de esos u otros internos. La misma huella indeleble del oportunismo y del sometimiento al poder político, que indica a la perfección el grado de podredumbre que impregna el sistema judicial español en sus estructuras centrales. Porque puede entenderse que tal medida complazca al Partido Popular; más sorprendente es la "alegría" de alguien que se dice socialista; pero la estupefacción llega a desbordarse cuando es el Presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional quien expresa, con el entusiasmo de un hincha deportivo, su satisfacción por la decisión adoptada por el Tribunal Supremo. El mismo magistrado, nombrado por el Partido Popular, que expresa sin complejos su misión al frente de la Sala que preside: "hacer de


2006ko udaberria avanzadilla", no para aplicar e interpretar la legislación vigente, sino para adecuarla en su pequeño laboratorio jurídico, a su particular visión del "sentido común" de las cosas y de las cuestiones que rodean, entre otros, al denominado conflicto vasco. Con razón algunas asociaciones de juristas Justicia y paz, Justicia sin fronteras, la sección territorial para Catalunya de Jueces para la democracia, entre otras - han afirmado que la mayoría conservadora del Consejo General del Poder Judicial está al servicio de intereses partidistas y alertan de que dicho órgano de gobierno de los jueces ha llegado "al más alto nivel de desprestigio" desde su creación, calificando la situación de "insostenible e inaguantable". Pero la deslegitimación del Poder Judicial es ya absoluta. Ha arrumbado con todos los principios básicos del Derecho penal y procesal. Atrás queda la irretroactividad de las leyes sancionadoras y penales no favorables. Ahora queda expedito el

6. zenbakia camino al cumplimiento íntegro de penas que establece el Código vigente para conductas que no le son de aplicación, pretensión esta largamente apetecida por el partido popular. Tampoco la seguridad jurídica corre mejor suerte. Ya nadie sabe con determinada certeza cuándo extinguirá una condena. El reo deberá permanecer atento a la prensa según vislumbre los primeros rayos de libertad, no vaya a ser que un cambio legislativo oportuno o una interpretación a medida den al traste con las más técnicas previsiones penitenciarias. Siempre puede haber un ministro dispuesto a "construir imputaciones". Todo vale en esta era del Derecho penal del enemigo. Son tiempos de luto para el Derecho y de vergüenza para la profesión jurídica. Sólo tres honrosas excepciones en un órgano politizado hasta la náusea devuelven al escéptico alguna tenue ilusión. Y no obstante, se hace por ello más necesario clamar por una Justicia reparadora, ciega en su cotidiana aplicación y protectora de todos los derechos para todas las personas y todos los Pueblos.

Concentración de EHK ante la sede de CONFEBASK en Bilbo, para denunciar el terrorismo patronal


2006ko udaberria

6. zenbakia


2006ko udaberria

6. zenbakia

“La burguesía vizcaína es la más dura de corazón, la más egoista, la más soberbia, la más explotadora y la más tirana de todas las burguesías” (Leandro Seisdedos. Líder obrero. Bilbao, 1904).

diligencia, había conseguido detener en el monte al obrero Emeterio Cabañas, quien “estaba escribiendo otros dos ejemplares en todo iguales en dictado, letra y tinta al encontrado en la puerta del establecimiento citado”. Una de las cartas decomisadas iba dirigida al Juez de Primera Instancia de Logroño. La otra, al Comandante de la Guardia Civil de Vizcaya.

En el año 1888, el responsable del puesto de Miñones de Matamoros, ubicado en pleno corazón de la cuenca minera vizcaína, notificaba al Comandante del cuerpo de Bilbao que una de sus patrullas había encontrado fijado en la puerta del establecimiento de Don Bernardino Barroso, vecino de La Arboleda, un pasquín manuscrito en el que se atacaba a la Reina Regente, al Presidente de Gobierno, a las instituciones en general, y proclamaba la República Roja. Añadía, dada la gravedad del asunto, que había desplegado varias rondas policiales con el objeto de averiguar y capturar a su autor o autores. Fruto de esta

Las cartas anónimas y amenazantes constituyen la esencia de cualquier forma pionera de protesta social. Son herramientas de agitación y presión, de advertencia e intimidación. Para los historiadores, ellas jalonan la eclosión de los movimientos campesinos, industriales, mineros y populares, la actividad sindical ilícita y las protestas plebeyas y proletarias masivas de los últimos siglos. En la carta amenazadora, al igual que en el pasquín o el cartel subversivo, aunque pueda subyacer un agravio personal, la naturaleza de sus contenidos aparece caracterizada por un estilo compartido y explícito de la injusticia padecida por los pobres. A pesar del carácter vehemente e incendiario que destilan sus mensajes, nunca fueron obras insensatas de perturbados. Muchas de estas cartas fueron escritas por hombres -en una infinita menor medida, por mujeres- que conocían el alfabeto, pero cuya escritura estaba más orientada a los oídos que a los criterios de la vista, de la memoria o del debate ponderado. Son, en definitiva, signos inequívocos e


2006ko udaberria indicativos de las prácticas políticas del pasado histórico y, en el caso del mundo del trabajo, piezas o eslabones encadenados que fueron cimentando la militancia y conciencia de clase de los obreros. Todas estas consideraciones merecen tenerse en cuenta a la hora de entender las cartas escritas por el minero Cabañas. Leamos y analicemos algunos extractos de la dirigida a la Guardia Civil, advirtiendo que para una mejor comprensión de la misma se ha normalizado su sintaxis, ortografía, puntuaciones, etc.: “República Roja. Escuchar españoles y dar oídos a mi opinión, que yo os prometo gobernar a una con mis auxiliares (…) Oh, Sagasta. Oh, Sagasta. Ya es hora de que tu piel, como piel de animal, esté destinada para panderetas de niños, y la sangre de tus venas en morcillas para los perros (…) Sagasta, Sagasta, ya puedes, ya puedes mudar de hoja. Te lo dice el Capitán Cabañas en sociedad de gente republicana. Y gritamos en unión: ¡Viva nuestro Capitán!, ¡Viva la República Roja!, ¡Viva la sociedad sobre el capital! … ¡Abajo el trono de su Real Majestad!. Abajo. ¡Abajo el Congreso de Madrid!. ¡Mueran los sagastinos!, ¡Viva la República Roja!, ¡Viva la libertad! (…) Si ya hay alguno que quiera hacer del cutis de esos señores sagastinos panderetas para los niños y poner en el trono corona republicana, el Capitán se encuentra en casa de Don Manuel, el maragato, de pupilo”. La misiva dirigida al juez riojano prácticamente replica los mismos argumentos que los reproducidos en la anterior: “República Roja. Escuchar, escuchar la opinión de vuestro Capitán Cabañas (…) Hay que darles pocos meses porque lechón que mucho engorda pronto se echa a la basura. Oh Sagasta, Oh Sagasta, cuánto te crecen las uñas. Oh, nación española, qué asolada te ves; ya no hay ningún consuelo. Pero no os aflijáis, que no tardando van a bailar el tango republicano que los niños han de tocar con el cutis sagastino ante los pies del Capitán…”, concluyendo con los “Vivas” y “Abajos” ya mencionados. Líneas crípticas y apocalípticas se agolpan y se descargan con un resquemor incendiario y patibular. Sin embargo, pocas veces merecen la atención y el estudio por parte de la historiografía social, a pesar de que a menudo son los únicos testimonios que tenemos de aquellas personas del pasado popular con escasas posibilidades de

6. zenbakia expresión literaria o de acceso a los órganos de opinión pública. Se trata, en concreto, del lenguaje político de un trabajador que conoció en su propia existencia las experiencias de la explotación del capital y del dominio oligárquico del sistema político burgués de la Restauración española. Contra todo este entramado sólo cabía la violencia como respuesta. Y, también, una alternativa de organización social sin reyes ni tribunos, igualitaria y libre, republicana y justa. El autor se arroga la representación del ciudadano crítico y consciente, apelando a la mejor tradición de la oralidad radical y la protesta colectiva, y al mito de una capitanía liberadora que -aun reconociendo el liderazgo de la milicia- sólo podía protagonizar el pueblo. Es, en el fondo, la arenga de una proclama popular. De aquí el juego dialogado de prescripciones entre el capitán y sus oyentes. Aquél señalando los blancos de la acción revolucionaria y despertando a las clases más humildes de la nación de un letargo desolador. Estas, representados por los niños, siguiendo con entusiasmo y disciplina el camino de la luz en la singladura de un nuevo orden social. No podemos descartar que en la trama con que se urdieron los textos del trabajador riojano subyaciese, además, todo el cúmulo de mensajes del pronunciamiento militar y progresista español decimonónico, y que en la interiorización de tales premisas y eslóganes por parte de Emeterio, éste las filtrase con los sesgos milenaristas y mágicos tan típicos de las culturas subalternas, a las cuales él pertenecía y con orgullo las blandía porque se sentía su legítimo depositario y defensor. Por supuesto, el minero Cabañas construyó su discurso convulsionario apropiándose de todas las tradiciones radicales de la cultura política popular. Su narratividad es contextual y evocadora de las consignas que se jalearon en los mítines que enardecieron a la multitud durante el período del Sexenio Revolucionario y que culminaron en la corta y germinadora experiencia de la Primera República. En el trasfondo de unas ideas formuladas tan ardientemente hay también un compromiso en la lucha por la obtención de los derechos políticos y las grandes causas de los derechos del hombre y la hermandad de los seres humanos, valores estos


2006ko udaberria

6. zenbakia

que le conectan con los ideales de la Revolución Francesa y los movimientos insurreccionales, democráticos y jacobinos de todo el siglo XIX europeo. Las violentas imprecaciones provienen de un lenguaje y de una relación social cotidiana en la que el juramento, la blasfemia o la injuria son la moneda de cambio entre un proletariado que vive en la miseria más absoluta y carece de toda expectativa de un mundo más digno y mejor. Con todo, el soporte mental de las cartas, la ordenación estructural de las propias cartas, los formulismos, estilo y clichés y la interpretación de la realidad son elementos aprehendidos y captados de la vieja tradición de la disidencia popular, circunstancia esta que nos vuelve a revelar cómo y de qué manera los hombres vivieron -y vivimosrodeados, sujetos o anclados por una gigantesca

cartas eran un instrumento de ablandamiento de las posiciones egoístas y arbitrarias de propietarios, capataces, tenderos, burgueses, empresarios o autoridades, y se compaginaban con incendios deliberados, cencerradas nocturnas, sabotajes de las instalaciones fabriles, menoscabos e insultos a los cuerpos policiales, peticiones de subidas salariales o rebajas de los horarios laborales y un largo etcétera. El éxito de la huelga de 1890 en la margen izquierda y zona minera de Vizcaya nunca hubiera sido posible sin la mixtura formativa, integradora y acumulativa de todas las prácticas políticas referidas. Todas ellas conforman el invisible cuerpo del iceberg de la movilización y concienciación del proletariado. Nosotros somos

acumulación de mecanismos institucionales del pasado,

sus herederos. Por eso, para los comunistas y la ciudadanía vasca el conocimiento de los textos de un obrero anónimo y vulgar debe constituir algo más que una mera curiosidad. Es un compromiso con los hombres que han carecido de historia. Y a nosotros sí debe importarnos su memoria.

culturales

e

En efecto, las epístolas de Cabañas son “cartas Swing”, de aquel aluvión de libelos amenazantes que preludiaron y acompañaron a los motines del pan, a la destrucción de máquinas industriales y agrícolas, a las luchas contra la conscripción militarizada y universal de los pobres, a la forja del ludismo, cartismo, socialismo, republicanismo y sindicalismo de artesanos y obreros fabriles y de los oficios en los primeros tiempos de la masiva industrialización y capitalismo salvajes de numerosas regiones europeas. En este sentido, las

Erainkuntza (Colectivo Vasco de Historiadores Socialistas)


2006ko udaberria

6. zenbakia

Aurkezpena

EHKren definizioa

Euskal Herriko Komunistak (EHK) Euskal Herriko Komuniston erakundea da eta Euskal Herriko Alderdi Komunista sortzeko prozesuaren indar bultzatzailea ere bada. Egun, eta “Igitaia eta mailua� ponentziaren bitartez, herritarron batasuna berreraikitzeko Batasuna prozesuan parte hartu eta gero, Euskal Nazio Askapenerako Mugimenduko (E.N.A.M.) partaide gara. Honen inguruan, honako hau adierazi nahi dugu: 1) ENAMen parte hartzea komuniston betebeharra da, honek lortu nahi dituen helburu demokratikoen aldeko borrokan bat gatozelako, eta 2) Parte hartze hori era antolatuan izan behar du. Logikoki, helburu demokratiko hauek ez dute gizarte eraldaketarako den programa komunista agortzen, baina erabat ados gaude horien defentsan. Horregatik uste dugu herritar batasun sendo bat egon behar duela, zeinen komunistok era antolatuan parte hartuko dugun, horixe baita helburu hauetara iristeko biderik zuzenena. EHK nazioarteko mugimendu komunistaren partaide da, eta horrek, ENAMeko partaide izan arren, mundu osoko erakunde komunista eta iraultzaileekin harremanak izateko independentzia dakarkio, Euskal Iraultzak Munduko Langileriaren Iraultzaren parte izan behar duelako. EHKren helburu gorena, erakunde internazionalista bezala, klase gabeko gizarteetan eta herri askeetan oinarritutako mundua lortzea da, horretarako egin dezakegun ekarpenik onena gure nazioan iraultza bultzatzea dela oinarritzat hartuta. Soldatapeko morroitza ezabatuko duen gizartea eta Estatua, klase menperatzailearen tresna bezala, beharrezkoa izango ez duen bizimodua lortu nahi dugu. Hitz batez, “Norberarengandik gaitasunaren arabera, norberari beharraren adina� esaldia egia bihurtuko duen gizartea lortu behar dugu, eta horretan gaude.

EHK Euskal Herriko Nazio zein Gizarte Askapenaren aldeko borrokan diharduen euskal komuniston erakundea da. -Gizarte Askapena: Gizarteko errealitateak ezagutzeko, aztertzeko eta eraldatzeko tresna egokiena marxismo-leninismoa dela uste dugu.

Marxismo-Leninismoa ez da sinesmen hertsia, borrokarekin batera garatzen den teoria baizik. Marxismo-Leninismoa arau zurrun eta itxien bilduma lez hartzeak haren heriotza dakar. Hau ekiditeko, gure marxismoa Euskal Herriko klase borrokaren irakaspenekin aberastu behar dugu, eta, baita ere, beste herri batzuetako nazio eta gizarte askapeneko prozesuetatik ondorioztutako eta iraultzaile handiek eginiko erakarpenekin


2006ko udaberria osatu, egunez egun. Baliagarria zaiguna jaso eta Euskal Iraultzarako egokia ez dena alboratu beharko dugu. -Nazio Askapena: Espainiar eta Frantziar estatu inperialistek zanpaturiko herri gisa hartzen dugu Euskal Herria, eta bere eskubidea eta beharra

independentzia dela uste dugu. Inperialismoaren aurka komunista guztion betebeharra da nazio askapenari laguntza ematea eta honen izaera sozialista sustatzea, prozesuaren funtsezko subjektua langileria dela segurtatuz, langilegoa delako independentziaraino, sozialismoraino eta komunismoraino eraman gaitzakeen klase bakarra. Beraz, EHK-k honela ezaugarritzen du bere burua: -Antikapitalista: Kapitalismoak, krisiak jasan arren, egokitzeko gaitasun handia erakutsi du, sistema zapaltzaile eta alienantea izateari utzi gabe. Sistema Kapitalista, Langileriaren iraultza bidez, suntsitu behar da, erabat, erreformismo eta posibilismoak planteaturiko tranpan erori gabe. -Independentista: Euskal Herria independente, berbatua, eta euskaldunaren alde egiten dugu borroka. Euskal nazio arazoak ez du kapitalismo barruko irteerarik, Espainiar eta Frantziar estatu inperialistek herri bezala ezabatu nahi gaituztelako.

6. zenbakia Bakoitzaren klase interesak ezberdinak izanik, nazioaren izaera ere ezberdina da burgeseria eta klase zapalduentzat, horregatik, sozialismoaren eraikuntza prozesuan, ezin da burgeseriarekin batasunik ezarri. Gizarte askapenarekin eta klaseen desagerpenarekin lotutako nazio nortasuna defendatzen dugu. -Ekologista eta Garapen eroaren kontrakoa: Kapitalismoak ezin du gizadia zapaldu gabe edo ta natura suntsitu gabe bizirik iraun. Marxistontzat erabat beharrezkoa da sormenezko indarren garapenaren arazoa eztabaidatzea, sozialismoaren eraikuntzan gertaturiko akatsak errepikatzea ekiditeko asmoz. -Antipatriarkala eta feminista: Emakumearen parte hartzerik gabeko iraultzarik ez dago, eta emakumearen zapalketa hirukoitza (Sexuala, klasista eta nazionala) konpontzen ez duen sozialismorik ere ez dago. Feminismoa beti izango da marxismo eta gizarte eraldaketan osagai garrantzitsu eta aberasgarria. -Borrokalaria: EHKk Euskal Herri Langilearen borroka abagune bakoitzaren arabera egoki diren fronteetan eman behar dela uste du, ezarritako helburuak lortzeko erabilgarritasuna eta arrazoi politikoak izango dira fronte bat onartzeko ala alboratzeko irizpide bakarrak, beste sasi arrazoi guztiak baztertuta. Euskal Herriko Komunistak erakundeko partaide garen gizon eta emakumeok jakin badakigu duela 150 urte baino gehiago, Marx eta Engelsek, Manifestu Komunistan idatzitako hitz ederrak indarrean dirautela: “Komunistok ez dute zertan beren ideiak eta asmoak gorde behar. Argi eta garbi adierazten dute beren helburuak lortzeko dagoen gizarte ordenua indarrez ezabatzea beharrezkoa zaiela. Dardarka jar bitez, nahi bada, iraultza komunista datorrela ikusirik, klase menperatzailea,. Langileek ez dute iraultzarekin zer galtzerik, kateak izan ezik. Ba dute, aldiz, mundu oso bat irabazteko�

Euskal Herriko Komunistak


2006ko udaberria

6. zenbakia

Introducción Euskal Herriko Komunistak (EHK) es la organización de los comunistas de Euskal Herria y la fuerza impulsora del proceso de constitución del Partido Comunista de Euskal Herria. En la actualidad, y tras haber participado en el proceso Batasuna de reconstrucción de la Unidad Popular mediante la ponencia “Igitaia eta Mailua”, EHK es parte del Movimiento de Liberación Nacional Vasco (MLNV). Consideramos que 1) es deber de los comunistas formar parte del MLNV ya que éste lucha por objetivos democráticos en los cuales coincidimos, y 2) que esta participación debe darse de forma organizada. Lógicamente los objetivos del MLNV no abarcan el programa comunista de transformación social, pero coincidimos plenamente en su defensa. Por ello creemos que la existencia de una Unidad Popular fuerte, en la que participan de manera organizada los comunistas vascos, es la mejor forma de lograr dichos objetivos democráticos. EHK forma parte del movimiento comunista internacional, lo que implica que, aunque somos parte del MLNV, EHK es absolutamente independiente para relacionarse con organizaciones comunistas y revolucionarias de todo el mundo, porque la revolución vasca debe formar parte de la revolución proletaria internacional. El objetivo supremo de EHK, como organización internacionalista, es la consecución de un mundo de pueblos libres y sociedades sin clases, partiendo de que la mejor aportación que podemos hacer a la consecución de ese objetivo es desarrollar la revolución socialista en nuestra propia nación. Aspiramos a una sociedad en la que se haya terminado con la esclavitud asalariada y en la que el Estado como herramienta de la clase dominante se haya hecho innecesario. En definitiva, aspiramos a una sociedad en la que se haga realidad el lema: “de cada cual según su capacidad, a cada cual según sus necesidades”.

Definición de EHK EHK es la organización de los comunistas vascos que lucha por la liberación social y nacional de Euskal Herria: - Liberación social: consideramos el marxismoleninismo la mejor herramienta para poder estudiar, comprender y transformar la realidad social. El marxismo-leninismo no es un dogma cerrado, sino que evoluciona a medida que se desarrolla la lucha de clases. Pretender que el marxismo-leninismo sea un conjunto de normas cerrado es condenarlo a muerte. Para que esto no ocurra debemos enriquecerlo y desarrollarlo con


2006ko udaberria la experiencia concreta de la lucha de clases en Euskal Herria y las aportaciones y experiencias de otros procesos de liberación social y nacional, así como de grandes revolucionarios. Debemos recoger los elementos validos de esas aportaciones desechando todo aquello que no sirve para el avance de la revolución vasca. - Liberación nacional: consideramos que Euskal Herria es una nación oprimida por los Estados imperialistas de España y Francia y que es un derecho y una necesidad del pueblo vasco independizarse de dichos Estados. Contra el imperialismo, es deber de todo comunista apoyar la liberación nacional y darle un sentido socialista, haciendo que el sujeto central del proceso sea el

pueblo trabajador, que es el único que puede avanzar coherentemente hacia la independencia, el socialismo y el comunismo. Por lo tanto, EHK se define como: -Anticapitalista: El capitalismo, a pesar de sus crisis, demuestra su capacidad de adaptación y sigue siendo un sistema alienante y represivo. El sistema capitalista debe ser destruido totalmente mediante la revolución proletaria, sin caer en las trampas del reformismo y el posibilismo. -Independentista: Luchamos por una Euskal Herria independiente, reunificada y euskaldun. La cuestión nacional vasca no tiene solución dentro

6. zenbakia del capitalismo, ya que los Estados imperialistas español y francés quieren aniquilarnos como pueblo. Al ser diferentes sus intereses de clase, el concepto de nación también es diferente para la burguesía y las clases oprimidas por lo que en el proceso de construcción socialista no caben alianzas con la burguesía. Defendemos un concepto de nación unido a la liberación social y a la desaparición de las clases. -Antidesarrollista y ecologista: el capitalismo no puede subsistir si no es explotando a la humanidad y expoliando la naturaleza. Es necesario para los marxistas debatir la cuestión del desarrollo de las fuerzas productivas con el fin de evitar la repetición de errores como los cometidos en algunas experiencias de construcción del socialismo. -Antipatriarcal y feminista: No hay revolución sin la participación de la mujer, ni socialismo sino se resuelve la triple opresión de la mujer (de género, de clase y nacional). El feminismo siempre será un elemento necesario y enriquecedor para el marxismo y la transformación social. -Combativa: EHK considera que la lucha del pueblo trabajador vasco debe darse en los frentes adecuados a cada coyuntura, sin descartar ni asumir ningún frente por razones que no sean de tipo político y de utilidad en la consecución de los objetivos enumerados. Los hombres y mujeres que formamos parte de Euskal Herriko Komunistak sabemos que las brillantes palabras del Manifiesto Comunista de Marx y Engels, escritas hace más de 150 años, siguen plenamente vigentes: "Los comunistas no tiene por qué guardar encubiertas sus ideas e intenciones. Abiertamente declaran que sus objetivos sólo pueden alcanzarse derrocando por la violencia todo el orden social existente. Tiemblen, si quieren, las clases gobernantes, ante la perspectiva de una revolución comunista. Los proletarios, con ella, no tienen nada que perder, como no sea sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo entero que ganar"

Euskal Herriko Komunistak


2006ko udaberria

El pueblo saharaui es un pueblo como cualquier otro del mundo; su deseo es construir un Estado, en el que haya igualdad, justicia y libertad. Una república donde sus hijos crezcan libres, corriendo entre las dunas y mojándose con la espuma del mar. Por intereses de estados imperialistas, que para lo único que existen es para acumular bienes (generalmente de los obreros y otros países más pequeños) un negro día decidieron fijarse en el Sáhara, para nuestra desgracia. El fascismo español vendió un pueblo (para colmo, en rebajas) al absolutismo marroquí-mauritano-francés. Desde ese día, el pueblo saharaui ha ejercido el derecho de todo pueblo que se sienta objetivamente oprimido: la lucha armada. El movimiento para la liberación nacional, el Frente Polisario, ha dirigido a las masas en la lucha por la recuperación de su patria arrebatada y el cambio social. El combate se ha prolongado una treintena de años, con sus 18 años de guerra y otros 14 de un engañoso plan de paz; somos un pueblo pequeño y potencias poderosas no han podido con nosotros. Porque nuestro pueblo prefiere morir en la batalla por la libertad, que vivir bajo el yugo de un tirano que dice ser enviado de Dios a la tierra. Para colmo de males, el gobierno “socialista” y el talante del señor Zapatero se han puesto de la parte del que oprime a su propio pueblo tanto como al nuestro; sus estancias en Rabat, representando al “pueblo hermano español”, lo confirman. Se ha puesto de la parte de aquel que mete toneladas de droga a España, para amansar a al juventud y distraerla de la lucha que deberían estar llevando a cabo. Se pone del lado de un rey tan absolutista como lo fue Luis XVI en su época. Y yo le hago una pregunta a Zapatero: él, que tanto farda de tener abuelos que lucharon contra el franquismo, ¿acaso no se da cuenta de que en estos momentos

6. zenbakia

insulta a si memoria? ¿No es Mohamed VI igual o peor (que ya es decir) que Franco? La actitud del presidente español es hopócrita, cínica y falsa. Esgrime sus armas contra un pueblo que lucha por liberarse y sufraga a un régimen que lucha para oprimir y seguir engordando con las riquezas que les roba a los pueblos marroquí y al


2006ko udaberria saharaui. Pediría a las bases del PSOE que presionen a su líder con este tema, si es cierto que apoyan nuestra causa, como tantas veces han pregonado. Hace poco las fuerzas represivas marroquíes asesinaron a otro compañero, por haberse manifestado pacíficamente a favor de la independencia de su patria. Es el último de una lista tan larga como macabra; torturados, desaparecidos, asesinados, violaciones... La actitud del invasor no hace más que acrecentar el odio y la rabia. Pero que les quede claro; podrán matarnos a los revolucionarios, pero jamás podrán matar la revolución. Porque nuestro ánimo no decaerá. En el Sáhara Occidental no habrá paz hasta que las extranjeras, opresoras fuerzas marroquíes no salgan de nuestro territorio; hasta el día en que los saharauis no nos sintamos libres tanto en cuerpo como en mente; hasta el momento en que la República Árabe Saharaui Democrática y el Reino de Marruecos estén diferenciados física, cultural y económicamente. Seguiremos en la lucha hasta derramar la última gota de sangre. No ha nacido quien haya acabado con la voluntad de un pueblo. “La insurrección es un arte”, dijo Marx; de estas palabras deduzco que los saharauis somos artistas. En estos instantes, el conflicto del Sáhara se encuentra atascado en arenas movedizas; o como

6. zenbakia gusta llamar a los diplomáticos, plan de paz. Nosotros hemos cumplido todo lo que nos han dicho las Naciones Unidas: silenciamos nuestras armas; entablamos el diálogo, con la esperanza de arreglar este proceso de descolonización sin más sufrimiento. Pero Marruecos ha seguido engañando, toreando las resoluciones de la ONU, y nadie le dice nada. Nadie puede jugar con los derechos de un pueblo y pensar que saldrá impune. Como dice un amigo mío: “En la mayoría de los conflictos del mundo, lo más importante es la fuerza de la razón; en el caso del Sáhara Occidental, la fuerza de la fuerza”. Nuestra paciencia tiene un límite, y está siendo sobrepasado. Si no se encuentra una rápida solución que pase por un proceso de autodeterminación, en el desierto se volverán a oír las notas de nuestros fusiles, la melodía que guía a un pueblo hacia la libertad o la muerte

Beñat Hach Embarek Irizar


2006ko udaberria

6. zenbakia

Reproducimos algunos extractos de la Introducción a la Ponencia Política aprobada en la 1ª Asamblea de EHK

Más de siglo y medio después, la lectura del Manifiesto Comunista (1848), nos invita a poner un punto y seguido para reflexionar sobre la evolución de la humanidad, de sus luchas, avances y retrocesos por obtener una sociedad sin explotados ni explotadores, en suma, sin clases sociales. El sistema capitalista, -originado desde la expropiación de los medios de producción y la explotación de la mercancía "fuerza de trabajo"-, se genera y reproduce en el "proceso de producción" en que se originan las plusvalías y la actual acumulación, cuya extensión y concentración a escala planetaria han dado con el actual imperialismo unipolar. Desde la segunda mitad del siglo XX no sólo las fuerzas productivas se han desarrollado de un modo gigantesco, en particular las tecnologías de la información y la formación técnica de la mano de obra, sino que las propias relaciones de producción han mutado de tal forma que cuesta reconocer hoy en día, en la Europa del euro y Maastricht, a la clase obrera que describieran nuestros pensadores K. Marx y F. Engels en la Inglaterra del inicio de la industrialización. La propia clase trabajadora, lejos de ser una clase homogénea, ha sido fragmentada y enfrentada entre sí. La ideología de las clases propietarias ha sido asumida por muchos trabajadores, fragmentándoles y enfrentándoles entre sí, comprando a un sector de ellos para actuar como "aristocracia obrera" (...) Hoy la alienación de la clase trabajadora es muy superior a la que conocieron nuestros padres por más que, o precisamente porque, se haya disparado el consumo. La alineación de la clase trabajadora en la fase tardía del capitalismo, muy superior a la de anteriores épocas, se fundamenta en un aumento disparado de las plusvalías relativas (productividad) que, apoyada sobre el enorme incremento de capital constante (medios de producción), ha creado, junto con la destrucción salvaje de naturaleza, gran cantidad de riqueza, relativamente participada (consumo popular), en la fase ascendente del ciclo concluido en los setenta. Y el primer deber de un comunista es conocer al dedillo la realidad que le circunda, no la que le contaron, la que leyó o la que soñó que debía ser, porque la realidad es la

materia prima de su trabajo revolucionario. El marxismo leninismo, su principal instrumento. Sin embargo, debemos de huir de los razonamientos posmodernos que se rinden a las apariencias y proclaman por todo lo alto "el fin de la clase obrera". A pesar de las profundas mutaciones que ha sufrido el proletariado: éste sigue constituyendo la cada vez más compleja fuerza motora del cambio revolucionario que queremos impulsar. Más allá de sectarismos del pasado, los comunistas nos reclamamos herederos de Marx, de Engels y de Lenin, así como de todos los hombres y mujeres que a lo largo de la Historia, desde la honradez y el trabajo, han aportado tanto al ideal comunista; porque, ante todo, el marxismo-leninismo es dialéctico. Así pues, tras el derrumbe del bloque socialista europeo - a consecuencia de contradicciones internas no resueltas en ei nuevo modelo de producción unido al formidable acoso y boicot permanente del capitalismo imperialista: el mundo contempla ahora, atónito, la verdadera faz del imperialismo unipolar norteamericano. Los EE.UU. de Norteamérica, potencia capitalista líder y omnipotente entre las potencias capitalistas, representa hoy el mayor peligro que la humanidad entera jamás ha enfrentado. Ya no es necesario el rostro humano de la socialdemocracia. Ya no se precisan burocráticos organismos internacionales que aparentaban legitimidad y justicia de la comunidad internacional. Unido a ello, otras potencias imperialistas y neocolonialistas (Estados francés y español, Reino Unido de la G.B., etc.) compiten con los "yanquis" en ambición y crueldad, oprimiendo y saqueando pueblos y culturas (Pueblos kurdo, chechenio, palestino, etc.). Por ello, hoy mejor que hace 150 años, podemos decir que el capitalismo es barbarie y destrucción. Que es preciso, hoy más que nunca, destruirlo para construir la gran patria socialista de la humanidad.

EUSKAL HERRIKO KOMUNISTAK


2006ko udaberria

6. zenbakia

EHK, Konponbideak ÂŤKonponbide garaia da. Euskal Herria. Erabakia. AdostasunaÂť lelopean deitutako manifestaldian egon zen, 60 eragile baino gehiagoren babesa jaso zuena, haien artean EHK, eta 80.000 lagun baino gehiago bildu zituena. Bandera katalan, gaztelaniar, bretoi, nafar eta gorriek kolorea erantsi zioten eta ÂŤKonponbideÂť hitza osatzen zuten letra erraldoiek ibilaldiari itxiera eman zioten, euskal preso politikoen euskal herriratzea eskatzen zuen bandera erraldoi baten ondoan. EHK-k Euskal Herriko eta estatuko indibidual, kolektibo eta alderdi komunistei deialdia luzatu zien manifestaziora etor zitezen eta estatutik elkartasunez PCPE eta Corriente Roja han izan ziren. Mahaia jarri zen, ala nola pankartak bidean zehar, banderak eraman ziren manifestaldian eta habian dagoen prozesuaren alde eta Euskal Herri independente eta sozialista baten alde borroka egitera deitzen zuten 8.000 liburuxka inguru banatu ziren.



komunistak 06