Issuu on Google+


Memoria del 7o Encuentro Internacional de Poes铆a Caracol Tijuana, 2012 Compilaci贸n de Yohanna Jaramillo


Memoria del 7o Encuentro Internacional de Poesía Caracol Primera edición (CC) Yohanna Jaramillo (comp.), Zaría Abreu, Karloz Atl, Patricia Binôme, Amaranta Caballero, Jhonnatan Curiel, Adrian Esparza, Carla Faesler, Daril Fortis, Lauri García Dueñas, Miguel Gaona, Gerardo Grande, Paul Guillén, Héctor Hernández Montecinos, René Higuera, Claudia Islas Coronel, Óscar David López, Dora Margón, Karen Márquez Saucedo, Yax-Kin Melchy, Estela Mendoza, Aurelio Mexa, Diego Mora, Javier Moro Hernández, Alberto Paz, Mavi Robles-Castillo, Alexandro Roque, Marina Ruiz Rodríguez, Daniel Téllez, Davo Valdés de la Campa, Andei Vásquez, Karen Villeda, Emmanuel Vizcaya, Daniel Wence, Ánuar Zúñiga Naime. (CC) 2012, Kodama Cartonera Tijuana, B.C. http://kodamacartonera.tumblr.com http://www.facebook.com/kodama.cartonera Twitter: @KodamaCartonera Edición: Yohanna Jaramillo y Mexa Diseño: Mexa Logo de Kodama Cartonera: Careli Rojo, a partir de un personaje de Mononoke Hime creado por Hayao Miyazaki (Studio Ghibli, 1997). Los kodama son espíritus del bosque en la mitología japonesa. Su nombre puede signicar “eco”, “espíritu de árbol”, “bola pequeña” o “pequeño espíritu”. En la película de Miyazaki, los kodama sólo se maniestan cuando el bosque es puro y, al ser contaminado por el hombre, mueren y caen de los árboles como hojas fantasmas. Esta obra está protegida bajo una licencia de Creative Commons Atribución-No Comercial-Licenciamiento Recíproco 2.5 México. Algunos derechos reservados. Hecho en impreso en México / Made in Mexico


Índice Prólogo, 5 Ánuar Zúñiga Naime, 6 Daniel Wence, 7 Emmanuel Vizcaya, 9 Karen Villeda, 11 Andrei Vásquez, 13 Davo Valdés de la Campa, 14 Daniel Téllez, 15 Marina Ruiz Rodríguez, 17 Alexandro Roque, 19 Mavi Robles-Castillo, 20 Pedro Omar Rivera Montero, 22 Alberto Paz, 23 Javier Moro Hernández, 24 Diego Mora, 26 Aurelio Mexa, 27 Estela Mendoza, 28 Yax-Kin Melchy, 30 Karen Márquez Saucedo, 33 Dora Margón, 35 Óscar David López, 36 Claudia Islas Coronel, 38 René Higuera, 39 Héctor Hernández Montecinos, 40 Paul Guillén, 43


Gerardo Grande, 45 Miguel Gaona, 47 Lauri García Dueñas, 48 Daril Fortis, 50 Carla Faesler, 51 Adrian Esparza, 52 Jhonnatan Curiel, 55 Amaranta Caballero, 56 Patricia Binôme, 57 Karloz Atl, 59 Zaría Abreu, 60 Los autores, 62


Prólogo Preparar de antemano la memoria de un encuentro es tan imposible como fotograar al futuro. Fruto de la segunda colaboración de Kodama Cartonera con Caracol, esta compilación permitirá al lector apreciar los cambios, así como las permanencias, entre este encuentro y el anterior. Aunque uno o dos poemas no son sucientes para conocer a estas voces poéticas, constituyen un buen punto de partida para tratar de entablar comunicación entre ellas. Quizás sea cierto que, como decía HH, las antologías terminan siendo una agenda telefónica para saber a quién llamar y a quién no”. Pero a nal de cuentas, el encuentro lo constituyen los y las poetas participantes. Sea esta memoria entonces un pretexto para la convivencia y la interacción. La poesía hace al Caracol humo en espiral de palabras que deja una estela de retoños por huellas.

5


Ánuar Zúñiga Naime Blonde Teen Spanked Hard Pones play porque en la pantalla a veces hay una mujer que hace saltar los aguijones y dice Soy la ventana que rompiste cuando eras niño en lugar de fuck my pussy Porque la casa huele a medicina y la risa de tus hijos es un ruido de engranajes Porque la ciudad es sucesión de muros grafttis que gritan VOY A EXPLOTAR porque en la pantalla los ojos azules durarán para siempre play

Porque a veces hay una mujer que tira los abismos a patadas porque coger con tu esposa es eyacular gasolina sobre las cenizas del incendio play

6


Daniel Wence Fernando un día las casas del otoño como estacas como alleres en un pueblo de brujos se me clavaron en los hombros y en el pecho y en la frente, sus paredes derruidas por el olvido trozos de techo y puertas abriéronse y cerráronse en mis ojos por donde pasaba el diablo a hurtadillas para no despertarme y un día la casa de Fernando como nave espacial creció sin él sin su manera de hacer ruidos con la boca cuando imitaba chasquidos de otros, un día vino por él la casa embrujada sin él crujía sin él la calle la enmienda la matemática las oraciones sin él eran palabrejas farolas sin vagabundos sin los cantos de Fernando los cantos de su madre los de mi madre y las madres todas no eran cantos. mañana darán las doce y sin ti, Fernando, las doce pierden el tiempo; estos relojes que cuelgan de mi muñeca se ahogarán en la luz azul que da las horas del abandono y estas paredes destruidas de tu casa sin ti caerán sin hacer más ruido que el del segundero nadie recordará tu casa, Fernando, ni reconocerán tus pasos de madrugada 7


para saltar por la ventana. viene el coco, decía la madre. sus pasos, sus pasos, sus pasos sus pasos redoblan el sonido de mi billetera sus pasos como barbas rasposas redoblan el sonido de mis mejillas su casa es un portal por el que llegan los pasos, aplastan mi cabeza mi frente mis pestañas. sus pasos no dejarán de caminar adentro de mi cuerpo como alleres, como estacas que salen de mí

8


Emmanuel Vizcaya :::Tercer desplegado::: los perros son entes separados de la gravedad conciencias antigravitacionales //animal etéreo y solemne//con niveles básicos de vida//de polaridad intercambiable en su decodicación//tiempo-espacio y causaefecto// pasa un perro y yo lo admiro la ecuación de un perro ejemplica la ruptura del abismo //cualidad inmunológica del perro//a caer en la desgracia de un circuito que se rompe//y que expone su violencia intrínseca// el perro sabe leer otros universos predisposición a los estados de placidez orgánica: conciencia multipolar animalia: género de las conciencias múltiples género guardián fundadores del imperio cognoscitivo pluriverso una codicación que sobrevive a los embates de la angustia la losofía se remite a un perro contemplando las auroras [boreales [un perro] estableciendo el contacto con su primer familia 9


[un perro] reconoce en las estrellas su fundamento sensitivo [los perros] nacen para montar cometas [el perro] es una combinación de átomos multicolor y sensaciones de [renamiento celular la conciencia del perro es la mejor amiga de la conciencia del [hombre.

10


Karen Villeda Offset (imposibilidades del cero)

11


12


Andrei Vásquez Kim X trajo a la secundaria una edición especial de Playboy. En la portada Kim Basinger se lleva las manos al cabello. La robé y sus muslos se sumergieron en mi colcha. Cada mujer que me sonríe es Kim y yo soy un niño a solas en casa con la luz del cuarto encendida.

Patineta Santa Cruz Me concentro en el sonido de las ruedas sobre el pavimento el rugido de tigres que anuncia el corazón de la selva.

13


Davo Valdés de la Campa Mare Imbrum Soy un fragmento de sombra cuyo reejo es la luz ciega de mi habitación; soy un fragmento de luz regado por la alcoba, el n es el abismo de mi cama. El n es el abismo de mis ojos. Me sumerjo en la agonía de los cuerpos. Tus cuencas vacías. Tres cuen[cas vacías. Pierdo el tiempo contando el rocío de tus párpados, pierdo la noche, pierdo las estrellas que se caen por el inodoro girando intermitentemente hasta el innito –donde no existe la [palabra–; pierdo el tiempo cortando tus párpados sobre la alfombra: t u s o j o s s o n u n c o l l a g e e n e l s u e l o. El sonido de la cafetera me recuerda lo muerto que puedo estar, el reloj dice que son las 3:00 a.m. El reloj dice que son las 3:01 a.m. Llueve: la lluvia es humedad entre nosotros, la lluvia está cayendo sobre la tierra seca. He soñado que soy un lagarto, el sonido de la cafetera funcionando me recuerda que ha de amanecer, soy un fragmento inacabado. Espero que salga el astro rey de su escondite, nunca habrá visto tantos ojos viéndolo como heliotropo siguiendo su curso con la mirada ja. Sabrá lo que es ser intimidado por la muerte. Tres cuencas vacías serán sucientes para contener el vacío.

14


Daniel Téllez Ciudad Vergel I diez veces diez ojos para visar este Paseo Escultórico Nezahualcóyotl litigios entre la estatuaria gurativa y 5 doctrinas atrayentes: González Cortázar, Regazzoni, Cuevas, Rojo y Mayagoitia mixturas temáticas y tridimensionales = 5 imperios del hábitat híbridas pericias a La mano roja, 2005, de Fernando González Cortázar, placa de acero al carbón y pintura de poliuretano, 7.35 m. de altura y 6.20 m. por 4.48 m. de planta (salvado: forraje: La gran espiga en Tlalpan y Tasqueña y Cubo de herrumbre en el Museo Tamayo) trabado más cristal más inestable = El poliedro, 2005, de Ricardo Regazzoni, placa de acero inoxidable y sand blast, 6.87 m. de altura y 6.40 m. por 6.40 m. de planta, comprimido a ojo del grabado Melancolía del renacentista Durero adulta-cara mitad/cónyuge-niña, Carmen, 2005, de José Luis Cuevas, tubo y placa de acero al carbón y pintura de poliuretano, 6.70 m. de altura y 1.70 m. por 1.12 m. de planta; consorte de La Giganta-El Gigante y Hombre mirando al innito (en Pánuco y Sena de la Colonia Cuauhtémoc) altozano Volcán iluminado, 2005, de Vicente Rojo, agrimensura en tubo y placa de acero al carbón y pintura de poliuretano, 7.15 m. de altura y 3.40 m. por 3.32 m. de planta; consanguíneo de Volcán encendido 929 y Estela Pluvial 15


en Paseo de la Reforma geomorfológico artilugio es Tríada espacial, 2005, de Jesús Mayagoitia, placa de acero al carbón y pintura de poliuretano, 7 m. de altura y 2.69 m. por 2.12 m. de planta, soporte del geometrismo antes mostrado en Tríada, en Ciudad Universitaria y Danza y acrobacia en la FES Zaragoza léxicos fundacionales + una ciudad de 63.74 km. cuadrados + un emplazamiento nomeolvides + síncopes al cuadrado semiendurecidos de pe a pa pantitlán bocagrande sobre la olorosa clandestinidad arribaabajo artería disipaniebla Pilares de oro y plata

16


Marina Ruiz Rodríguez Noche Escucho al amor que es como la lluvia en el silencio de la palabra noche

Abuela sol anoche soñé que un bebé conejo moría xcham nene t’ule dice Marux murió bebé conejo al amanecer lo vi pender de un alambre desollado sobre la estufa de carbón te arrullo en mi sueño nene t’ule pequeño y frágil sin pelo sin ojos Ipon ta kolonton enfermó mi corazón Abuela luna soy una mujer de aguacero una mujer lluvia alebrestada por el mar (H)embravecido virgen del silencio hábito debajo de los océanos en mi regazo la madriguera del mundo hizo aguas y el caudal de mi vientre desapareció cordilleras Abuela tierra alimenta a mis hijos en el inframundo dales tortilla dales agua ta xkol 17


sanará este corazón se llenará de ores Abuela estrella no soy más que la niña descuidada de sí misma la sombra proyectada del silencio cúrame abuela estrella piedra al rojo vivo cúrame con el agua, la luna, el tiempo y la tierra el templo de mi cuerpo me perdona sean las piezas perdidas entre las aguas los versos de estas letras la ofrenda a los seres que nunca vieron luz.

18


Alexandro Roque Eucaristía Puse mi mano en tu herida y supe que es verdad toda la cción que inventamos la otra noche, cuando morimos y resucitamos. Aunque las escribía correctamente mis oraciones solían carecer de sentido: me has hecho reverdecer con tu fe Seguiré como tu apóstol ora y ora y ora ¿y ora? pues dejo mis cosas y te sigo Santo por creer, condenado por hacerlo a destiempo. Pero volvería a pecar una y otra vez, ternura. Y que nos vean sin reconocerme. Y nos identiquen en nuestro beso sacramental.

19


Mavi Robles-Castillo Paisaje insomnio de Tijuana Ahí es donde yo nací, nunca negaría mi raza, que con orgullo es, señores, cien por ciento mexicana. Soy de Tijuana , narcocorrido.

Por la ventana atraviesa el paisaje como ráfaga mi ciudad reclama su belleza negada se yergue los postes como bayonetas ¡Bellísimo! Las casas recicladas de familias recicladas de una cultura reciclada [¡Bellísimas! Las casas del norte más norte del norte del norte del norte las casas con sus familias y su cultura del norte muy norte de la otra mitad de México las casas con los malandros en anfetamina los callejones con los malandros en anfetaminas metanfetamina heroína pseudoefedrina piedras las piedras que no le sobran a Tijuana los malandros y los callejones que no le sobran a Tijuana las escaleras mal trazadas deformes que no le sobran a Tijuana la geografía de baches y agujeros paisaje de insomnio se yergue el paisaje de insomnio de mi ciudad ciudad narcorrida- narcocurrida-narcoaburrida ya se observan los citadinos con sus uniformes gringos con sus marcas en el pecho la marca la marca la marca la marca es el acto poético del capitalismo se vienen las marcas y dejan marcas 20


no son más marcas son cicatrices sin heridas

son huellas

la marca es la herida del hombre capitalista así el paisaje de mi ciudad se yergue como una marca violentamente bella con sus puentes para colgar decapitados con sus puentes y sus decapitados ordinarios se alza la belleza de lo profano Profana Tijuana ¡Bellísima! con sus casas recicladas de costumbres recicladas de status [migratorios reciclados con su larga y oxidada frontera reciclada se yergue ante mí el sueño americano reciclado desde la ventana el sueño americano está despierto desde la ventana el sueño americano es un insomnio eterno Tijuana se propone como un insomnio eterno pero bello ¡Bellísimo! con su nocturna belleza de puta cansada con todo su alcoholismo en mi ventana se erecta la belleza mundana de esta ciudad un falo rasga las alucinaciones enervadas de esta ciudad ensucia los paisajes de nuestras noches nos amenaza con su enormidad tricolor y se mece sembrando terror en vaivenes bandera de México deforme en mis pesadillas te veo ensangrentada como una asquerosa y grosera metáfora en mis pesadillas te escurres en el paisaje como una robusta y cínica ironía mástil escultura a la corruptocracia con las tres sílabas del nombre del país de esta ciudad te exhalo con las tres sílabas del nombre de esta ciudad deformidad te respiro. Nada me aterra más en este país

que mi propia bandera. 21


Pedro Omar Rivera Montero Metrónomo el aguacero del día gotea sus últimos espasmos acompasados en la calle adentro de la casa tus zapatillas tararean haciendo eco más allá de las paredes, marcan el paso al mundo a la lluvia a los hombres: suave metrónomo del universo y de mi respiración

22


Alberto Paz Poema amarillo Verenice está lloviendo afuera y yo quisiera llover sobre ella En su cuerpo los perros no tienen ores en los dientes ni las ores guardan perros dentro de sus pétalos Desde el jardín de su cuerpo Verenice me dice que la vida es el poema más verdadero que se ha escrito Yo le digo que ella es el poema más vida que el dedo de las estrellas sigue escribiendo ¡Sonrisa! Ambos somos un poema mal escrito Verenice sigue lloviendo afuera esta vez no quiero llover sobre ella porque sus perros llevan ores en los dientes y ellas los guardan en el centro de sus pétalos ¡Sonrisa! Verenice está lloviendo afuera Ambos observamos cómo este poema nos construye Cómo sus perros coronados de ores dibujan nuestros cuerpos con hermosos lotos amarillos ¡Sonrisa! Afuera estás lloviendo.

23


Javier Moro Hernández Miedo I Vengo de un país en guerra, En el que la sangre uye como ríos negros. Una tierra asolada por el fuego, Por las ráfagas de las ametralladoras. Vengo de un país cortado en pedacitos. Un país sin nombre, adolorido, golpeado. Un país ciego. II Voy a un país de carreteras vacías. Avanzo de noche, sigiloso, Rodeado de matorrales, Con la línea de cemento de la carreta brillando como única guía. Camino por pueblos abandonados, Pueblos de casas quemadas, Vacías, En donde aún puedo ver las velas apagadas en los altares a la virgen y [a san Juditas. Voy a un país en donde nadie dice su nombre. Un país que no sabe su nombre, Que se lo ha guardado en el pecho. 24


Un país abandonado a su suerte. Un país de noches siniestras, En donde lo único que se escucha son las ráfagas del viento. Un país en donde la sangre no vale. Un país en donde nadie sabe nada: ni quienes son los hombres de [rostros cubiertos, De mirada furiosa, de sonrisa alada Que avanzan por las calles en sus camionetas. Voy a un país en donde lo que queda es esconderse, Quedarse quieto y pedirle al tiempo que pase. Que todo pase y nadie me vea, Nadie me encuentre. Voy a un país en donde el miedo lo es todo. Un país en donde la guerra es la dueña, Ama y señora de la tierra.

25


Diego Mora Quisiera estar más relajado. Ideático. No pensar más en la muerte ni en la cena fría. Quisiera no necesitar las palabras para sobrevivir. Uno siempre quiere cosas. Tantas tontas cosas. Tantos tontos intentos. Seguir aquí, por ejemplo, o estar más relajado y comerme la cena fría. Sin quejas. De: Garaje

My own private Neverland Anoche dormí con Michael Jackson La gente dice cosas malas de él y ahora dicen cosas malas de mí Pero es sólo un niño frágil adiestrado por su padre como león de circo Anoche dormí con Michael Me trajo galletas un vaso de leche y luego me leyó un cuento de hadas Al día siguiente cuando desperté el pop estaba muerto De: Savant Garden

Club 27 Sabía que no me iba a faltar el aire Que no sufriría mareos ni torceduras ni sobredosis de colesterol y azúcar El glaucoma la esclerosis artrosis alzheimer y parkinson e incluso el cáncer de próstata eran palabras sin consecuencia en mi vocabulario Sabía del temor al vacío al Coco a matar y seguir vivo o cuadrapléjico El temor al hambre en la calle y la dulzura de Syd & Nancy Hasta que la vida me arrebató todas las oportunidades suicidas que alguna vez me dio De: Peter Pan 220

26


Aurelio Mexa Sex-Mex I (Séxico) todos hemos dado el quinto todos somos una Jota a más no poder el buga es una marica que no quiere salir del closet porque le traen todo lo que pide a domicilio no hay ambigú más ambiguo que el de los bugas somos una masa hermafrodita comunidades de solitarios hacemos bromas sobre los compadres que se cogen pero cuidado y un jotito se atreva a besarme y alguien me vea porque le parto su pinche madre como en El lugar sin límites (Un hombre tiene que ser capaz de probar de todo, ¿no cree?) México es el Jaibo con vestido rojo de puntos blancos y un nombre de [prostituta México sin un quinto en el entrepierna mutilado hasta el exceso y todavía erguido aunque no de pie ¿cuándo aceptarás lo mucho que te gusta mamar lo ajeno? México trasvesti sexo diseccionado Séxico tri-sexual verde como el pulso más profundo de tus entrañas blanco por la hipocresía del himen-neo y la leche derramada rojo por el menstruo que se mezcla y resbala por las sábanas avispas y sus parientes vengan por putas a Tijuana o gentiles al D.F. aquí se darán un atascón Séxico los espera con las nalgas al aire

De: Sombra

27


Estela Mendoza El cielo cabe en mis manos ॐ मणि पद्मे हूँ El cielo cabe en mis manos Mis venas son órbitas de planetas invisibles que deambulan de aquí para allá, en la galaxia, esperando a la fuerza que los atrape para siempre. Han atravesado el Universo y están cansados por eso han anidado en mi interior donde entre sangre y vísceras se sienten contentos. Es así desde que contengo en mi cuerpo al Universo el punto más distante del negro cósmico se puede encontrar en cualquier parte de mi ser. En mi aura brilla el Sol mis dedos son cometas mis pies estrellas fugaces que nacen y mueren y se entrevén por las noches en la atmósfera. No hay gravedad y por eso oto y atravieso la ciudad volando dejando una estela de gas y polvo lunar. La totalidad del espacio y el tiempo laten en mi corazón y en mi cerebro todas las formas de energía y materia forman un haz de luz tan brillante que al salir se transforma en un espiral incandescente que me rodea. Tengo en mis ojos constelaciones elípticas que se propagan poco a [poco hasta que todo aparece ante mí en por lo menos tres dimensiones creando un baile psicodélico en el centro del cosmos, de mi cosmos Mis muslos son supernovas 28


mis pantorrillas fueron forjadas con el metal más duro y entre mis piernas yace el agujero más negro, el más profundo el que lo succiona todo que lo destruye todo que deja pasar la vida y la muerte al mismo tiempo cuando se agudiza el vaivén de la sinfonía más elemental por la cual permanecemos en la Tierra sólido celeste enfermo hoy más que nunca de la peor plaga que ha existido: nosotros. Mi cuerpo entero está en expansión y se está acelerando y no cesará el eterno movimiento hasta hacerme uno con el Universo el mismo que encantado duerme contenido en mi interior Om

29


Yax-Kin Melchy Polinesia americana (baile) II Amaneceres Amanerados : de oro también

los

dientes

ligranas por escrotos escrituras del pubis Oh Krloz son aguas benditas o áureas o proporciones mágicas si no hablamos de los márgenes márgenes: son líneas de escritura en cuadernos de micro-prisiones sobre ruedas y sobre llantas enllantados mejor y rodando en las cabezas lloriqueando pero bien maricas bien desiertos pero poblados por escorpiones por calaveras de oro aguas astrales pirateadas por visiones de oros acuíferos como los sueños de la vigilia Decir cenizas en todo amén decir amor en todas las cenizas revolcadas que somos conectar con el online 30


on lianas nos hemos dicho para cruzar fronteras de las cuencas para el cráneo ser transfronterizos Entes tras los tragos si no hay entes sólo bajaríamos las persianas en los libros libros son convocatorias cantos en convocatoria si no apestarían a muertos bajo el pubis convocar es invocar revocar toda ley que sea del habla y la lectura la tinta es para los pulpos las pantallas son pantanos las lecturas son ostras si no hay en el I am la apertura y no el apartheid: Slam son aguas malsanas si no hay malvas en los rostros si no ríen en el abrir que no es reír en someter la audiencia a un spoken Word un spoken Tv pararse a decir ¿o no parar de escribir? no parar de decir si decir es izar y montar un río de caudales amazónicos palabras raudales emanaciones volcánicas arqui-tectónicos nos decimos o nos murmuramos: que son gritos las mariposas poco sutiles del intenso color del neón que hace del bosque un estado mental un colocarse 31


entre los cielos de las alas y las hojas deshojando libros escribir deshaciendo partituras leer deshaciendo reglas legislar deshaciendo el oro ver las caladas de la tela en los tintes en la patria del lenguaje darnos abrazos nรกufragos

32


Karen Márquez Saucedo Alebrijes del Maclovio Rojas Nunca dejes de asombrarte de la ciudad que habitas Sus extensiones, latitudes y divergencias Los polos que cruzan el río sin mojarse Los cerros mutilados para ocupar su mitad con lugares emblemáticos Las hojas de los arboles caen hacia otra dirección Ni siquiera el viento encuentra la posición correcta porque no la hay Se deshace en las rutas perdidas entre arquitecturas tan absurdas Entonces, hay que crear nuevas formas de respirar Formas no-humanas, formas espectroscópicas e incandescentes Nuestra inspiración nos llevará más lejos de lo que hay detrás de ese cerrito junto a la última calle Más lejos que el rayo de sol que entra por la ventana y evoca recuerdos trascendentales Porque el camino es interior, único e irrepetible Desde aquí el atardecer me ha secuestrado Como ha secuestrado a la electricidad Invisible, la luz lo vuelve todo más hermoso El contraste del negro profundo de los cerros con el cielo claro, tan hermosamente espectral, tan lejano de la urbe Esta belleza arraigada en lo más puramente natural de la existencia Donde las niñas viajan en la lluvia y los niños son serpientes peleando [con espadas En el límite de la ciudad algo ha sucedido El mundo como voluntad de los sueños y promesas vivas El mundo como quimeras y sonrisas vivas Pero hay algo más hermoso aún, y es que los niños y las niñas poetas no pertenecen a ningún movimiento más que al de la tierra en el universo 33


Dejemos que los ismos enloquezcan y enterrémoslos hacia el abismo Porque la poesía nace del corazón, dijo un niño Y pregunté: ¿Qué signica eso? Qué la poesía es como un amigo –dijo otro niño– Siempre te acompaña.

34


Dora Margón Los no regresos Volver no habla de regresos, uno no regresa nunca. Te vas lleno de ti y vuelves vacío de otros. Regresar es no volver del todo. Volver siempre es algo nuevo que se hace en otro mundo, si en el punto original de partida, es cierto, pero en otro mundo, ahora ya formado por voces y pesadillas, carcajadas y tactos diferentes, no digo recién paridos ni improvisados o azarosos sino, hasta cierto momento, sólo cubiertos de distancia, que al ser elegidos con soberana libertad, con amorosa rebeldía, en su ignorada existencia, gestaban la familiaridad, quiero decir, creaban -sin saberlo o sospecharlo- este nuevo mundo, el nuestro. No terminamos nunca de volver, algo de la carne y el ego ha quedado perdido, prendido en el camino, algo de la lluvia comienza a ltrarse por la piel; frío o brevedad, no sé. No terminamos de llorar, tampoco, pues algo de los olvidados, de los muertos, está vivo en nosotros, por lo cual estamos destinados a repetir el llanto constantemente hasta nuestra propia muerte; a veces lo llamamos silencio, lo llamamos ausencia, pero no son sino otra forma de decir dolor, de sentir vacío. Sí, hay algo de muerte viva rondándonos la vida, por lo tanto nuestra vida ya está un poquito muerta y en consecuencia somos los muertos y desaparecidos, los olvidados de otras historias, de otros tiempos. No alcanzaremos a vivir nunca (¿?), la libertad termina siendo siempre un suicidio, convirtiéndonos en potros sin rumbo, centauros extintos y extraños para el amor. (la ausente de aquella historia)

35


Óscar David López Sobre un tema de Wisława Szymborska primero una cabeza sobre el pavimento: así comenzó el cambio, el n de esta ciudad. una cabeza es la punta del iceberg. un iceberg no tiene ni n ni principio para las intenciones del caballero un caballero abre el juego con una apuesta puntual: gran cabeza dirían los expertos en nanzas un juego para un caballero de una gran cabeza es una ciudad nanciera: como el juego es costoso debe ser rentable. bajo cada cabeza: un gran iceberg en la ciudad nadie sabe qué hay bajo la cabeza del caballero: suponemos agua congelada hasta el corazón: aneurisma nanciero, rentable: guerras, planes, cálculos. para observar un iceberg se necesita un fotomontaje: o bien hundirse o mal hundirse en la cabeza del caballero para observarlo: alguien nacido de los nadies de la ciudad corta la cabeza del caballero. 36


un gran iceberg dicen los presentes: el caballero estaba lleno de cálculos, de nanzas, de otras cabezas los presentes continuaron su juego. un juego en esta ciudad es una guerra sobre el pavimento

Canje de armas, Monterrey, 2011 hijo, cómo eres tonto, cambia esa arma de fuego, el cuchillo cebollero, los cortaúñas de la abuela y de las tías, las herencias familiares que consideras cristales sintéticos de oro y no oro puro, cómo eres tonto creyendo que un día abrirán una Tiffany en esta ciudad, hijo, para nada te sirven a ti los zaros o las esmeraldas, cambia esa arma de fuego, no te queda nada ya, ni siquiera un par de balas para ahuyentar a los lobos o a los policías, cambia ya los cortaúñas por esa despensa del gobierno De: Los poemas nazis

37


Claudia Islas Coronel Koinobori VII El bosque en blanco te espera para que le hundas tus palabras ¿A dónde vas niño? Sin rostro ni palabra se derrite el cuerpo invierno coplas infantiles otan sobre el mar cada que pinta escamas el anzuelo jugando gigante la pesca desde lo alto del árbol perdimos las estrellas cerramos el cuaderno y aún sin tiza ni hebra sedientos de sal brincamos sobre este nudo gris círculos cometas zapatos de pez guerreros que desean volver a volar.

38


René Higuera Como cierva sedienta ella se mece en sus dos mil capullos como una vela en agua calma donde se fermenta el sueño oh sin velo corazón sufí prístino y combado oh senderos de cristal evanescente si yo pudiera deslavar la tanta espuma De: Ligera

39


Héctor Hernández Montecinos La resurrección ha llegado al punto mayor sobrepasa a las altas nubes y a los cuerpos celestes que brillan con más vigor que nunca luego todo es mancha átomo a átomo unidos por un rayo que va de una tumba a otra buscando una confesión amarga Yo no escribí para vengarme corazón de los trece años Yo no fui a la casita en llamas corazón del miedo a la ley Yo no cometí la sodomía corazón sagrado y herido Yo no hice llorar a las hermanas carnívoras corazón del levantamiento de la prohibición Yo no tomé para mí lo que no era corazón de las camas vacías Yo no apagué el Fuego Paralelo corazón de la balanza de la luz He aquí un bosque una voz me pregunta qué encontré en mi camino una luciérnaga partida en dos ¿qué le has dicho? guardé silencio ¿qué te ha ofrecido? 40


una tablilla de barro ¿qué has hecho con ella? la llevé al Desierto de la Ceniza ¿qué encontraste allí? una pirámide y dentro un libro que era una or ¿cuál es el nombre de esta historia? Las cerraduras y las bisagras de las cuatro esquinas del tiempo se apretaron hasta hacerse añicos el nombre secreto de todo brilla es grande y silencioso como el universo la vida son sólo colores y formas la muerte es gris y musical el día y la noche son la primera mentira el bien y el mal son la última Tres estrellas se elevan en el horizonte y son las tres una sola puerta tiene doce medidas de largo y doce medidas de ancho no tiene fondo como el mar ni está invadida por los Gusanos de la Iluminación como yo es un talismán tendido entre el día de la creación y el día del exterminio Soy nuevamente un niño pequeño no hablo ni escucho mi piel por dentro es de noche y me alimento del verde soma me están llamando ¿oyes? mis células aplauden y glorican mis entrañas son tus entrañas mis humores son tus humores mis lágrimas son tus lágrimas mi semen es tu semen

41


Porque eres el enamorado del rmamento millones de siglos se confabularon para que todo lo que pudiese matarte se extinguiera vagarás en este país y leerás cada uno de mis libros entre tu Cordillera Blanca y tu Cordillera Negra en la soledad de tu Laguna de la Mente en cada nube o arcoíris que pase son tus doce sueños te enseñarán la historia de la luz y eso es un misterio no los pongas en manos del primero que llegue pues escucha yo soy todo para la poesía chilena y la poesía chilena es todo para mí

42


Paul Guillén José María Arguedas conversa con Kilku Warak a mientras los zorros viajan por el interior de la tierra Escucha padre mío, Escucha madre mía, Escuchen hermanitos: dicen que estas tierras ya no son nuestras que nuestros sueños de justicia fueron asesinados y que hoy en nuestros corazones viven gentiles del ayer Eduardo Ninamango Mallqui: Pukutay Se resienten mis pobres pulmones y riñones, sudo tanto estos días que se me cae la piel Joseph Brodsky: Divertimento mexicano Y ante las voces de lo que está sucediendo de hermosas mujeres quechuas salen corriendo zorros lagartijas y cabezas cabezas de brujas que vuelan en dirección opuesta al apu salkantay tú ves desde tus pulmones esos hilillos de luz tan tenues que te provoca lamer con tu lengua pero no puedes ¿es que todo esto es un sueño o es que estás en el interior de la tierra? Horadando una nueva verdad para tus ojos el zorro plateado como la nieve purísima está descendiendo a decirte algo en su lengua sin manos tu rostro ya no será el mismo porque de lo que se trata es de ser otro 43


otras manos lo dirían mejor ¿tú crees? y tú empiezas tu canto escupiendo verdades y humo hacia los nevados puedes transformarte en un témpano de hielo azul y romper tus órganos internos y si quisieras regresar a tu estado original sería muy tarde sólo regresarías como un pequeño charco de sangre algunos tejidos y cartílagos algunos versos mal heridos y tu corazón sólo sería ceniza para los ojos de los demás

Ese algo que nos es esquivo siempre No meat, no mind, no consciousness! Michael McClure

¡Sin carne, sin mente, sin conciencia! Todos los días están repletos de conciencia Y las noches no tienen mente Los horarios sin cuerpos y sin carne La balada del sin conciencia Se revuelve dentro de la mente La tierra se abre como una or sin carne Los cerdos de la banca no tienen conciencia Las cosas en su interior no poseen mente En los mercados sube el precio de la carne En tanto se estropea como vidrios rotos la mente Una vez más las personas se quedan sin conciencia Y tú no podrías dudar que sólo vivo para ti Por una carne, por una mente y una conciencia

44


Gerardo Grande Denisse Al poeta punk Julio Inverso

El viento agitaba los árboles aquella mañana Los perros ladraban al ejército de lagartijas transparentes reptando por la casa y los pájaros amanecían desnudos y despiertos entre cristales de hielo Manché la yema de mi dedo de color verde y desperté a Denisse pintándole sus mejillas y sus párpados Sonrió y estiró levemente los dedos Estuve cobijado por su pelo demorado y sigiloso Besé sus pequeños pies le besé el país de mariposas que tiene en el hombro izquierdo Jugamos a las mentiras Ella era realmente magistral Me dijo que estaba lloviendo cuando en realidad brillaba el sol y fui tan estúpido que le creí Me contó su infancia en versión kitsch me habló de una motocicleta rosa y veloz en la que echaba carreras contra el viento y de un loco que corría desnudo cuando los nenes salían a jugar Bueno basta baby Comimos galletas e imaginamos que bebíamos café negrísimo para la mañana Cerramos los ojos y zarpamos otra vez sobre una cama prestada y desecha mordiendo y jugueteando y olvidando lo que éramos Sabes que soy el más grande poeta franciscano desde la edad media? Se agachó para orinar Vi el chorrito saliendo sedosamente de entre sus piernas mientras se ponía bizca sacaba la lengua y juntaba la punta de sus pies Estaba tan hermosa que tuve miedo que desapareciera porque en realidad ella no existe y me puse a rezar en estos términos yo no existo nosotros no existimos nada existe más que en el sueño del creador de todos los pavorreales todas las sirenas de todos los campos de todos los espejos RISA CASTAÑA DE ANIMAL LENTO ¿Adónde vas pequeña? Ya no pasan trenes en Morelos te perderás en la niebla Observa que después de la noche de amor me retiro a mis aposentos a jugar sola quiero otra vez mi universo tú eres lindo pero preero tus poemas en video a tu presencia en directo Me dijiste 45


que inventaste la minifalda porque tienes las caderas tan estrechas que puedes usar faldas de niña que son más baratas ya sé que cuando mientes se te hace un hoyuelo en la mejilla derecha En n te fuiste Siempre te vas Y acá estoy acariciando una por una las hojas que caen de los árboles en este pedazo singular del universo Soy el sonido de una estrella dando concierto sobre el cielo de la mañana Si no me consumo antes de tiempo quizás pueda iluminarte la noche

46


Miguel Gaona Ella se sabe vista (fragmentos) y si ella huyera? y si ella, en un extenso aparte, recitara el oráculo de los jardines? si describiera círculos para acampar desnuda? y si ella huyera, de sexo en sexo, hacia el lo del mar, hasta el n de la tierra para recomenzar, para armarse de nardos, para huir? • y a dónde ha de escapar cuando se sabe vista al desvestirse? y a dónde iría la rosa de los vientos? y el vaivén de su lluvia, y su encabalgamiento de libélulas? es na esnge, ensimismada nada que a dónde ha de escapar pero está ausente: se sabe vista al dar sus manecillas –fuego a la semilla, plata a la germinación– a una parcela que arde en pájaros y augurios. y si ella huyera, cómo ocultar sus propias orescencias? • ella se sabe vista al eco de su espejo. sus campanas de lúpulo: las estrías de sus ramas como runas: su constelar de cirios en el agua: se lo dice al oráculo que encabalga la lluvia, que vaiviene en renuevos de plata derretida. • ella se sabe vista y aunque huyera –para recomenzar, para armarse, para arder– ya sus ojos revelan la oración del vino, la fotosíntesis negra del haluro.

47


Lauri García Dueñas Seis de la mañana Las tiendas han abierto el hombre ha despertado mascullo palabras que él no entiende frente a la iglesia las mesas de las vendedoras se despliegan ¿tan temprano? en la puerta del metro un Diógenes vestido de mendigo recoge basuritas. Los faroles aún pispilean la luz al fondo crepita el alba su palabra repetida en la estación personas como hormigas casi chocan con mi tambaleo desacostum[brado a la hora maquillaje señalando la línea vertical de un ojo en el vagón cabeceo miradas húmedas ¿nunca han visto unas nalgas? el zumbido del tren en la entrada del hospital una pareja exhausta duerme hecha bola de estambre reducida un anciano rueda en su silla llamadas telefónicas palabras distintas de tantas personas distintas una enfermera pintada de cabaret me da una cha número 36. 48


Nunca soñé los hospitales tal vez la sangre la sangre.

Todavía riela este cuerpo sobre la luz Tiembla el corazón, esa palabra de sobra todavía riela este cuerpo sobre la luz un dormir sin dormir el Viaducto nos devuelve ruidos memoria líquida un estado mental intergaláctico así exagerado viento en pequeñas hojas hasta la mañana que detesto me parece la mejor invención de los [humanos pecar no es verbo posible ores sin sol al pie de transeúntes con caras disueltas placidez estupefacta palabras desconocidas y aunque existan adversos hoy no hay desaliento invade un extraño estado de absoluto abandono al temblor al cuerpo.

49


Daril Fortis La imposibilidad simbólica de la muerte Los muertos no son los trozos de carne que guran en los tópicos de la narrativa fantástica de los noticieros. Los muertos no son los cuerpos descuartizados, tampoco el contenido viscoso de los tambos. Los muertos no cuelgan desnudos de los puentes, y sus cabezas jamás fueron cercenadas. La verdadera muerte nace de los vivos, de los restos humanos que deambulamos con la pérdida paulatina del [miedo, que leemos los charcos de palabras que contienen los periódicos, que descansamos nuestros ojos en las imágenes de un cubo [amarillista. Los muertos somos nosotros que nos entregamos a la amnesia emocional. Somos nosotros que caminamos pisando los coágulos de sangre, que paseamos a nuestros niños por el matadero. La imposibilidad simbólica de la muerte, su desdibujamiento de nuestra construcción mental, de nuestro tercer cuerpo. Las toneladas de sufrimiento líquido sostienen la ausencia.

50


Carla Faesler Así está desde hace años insistiendo. Ha masticado el globo terráqueo del Departamento de Geografía y los países no muestran desconcierto. Sobre la tumba de algún insecto muerto por causas naturales ha dejado un diente a manera de lápida. Los agarra con los dedos pulgar e índice para frotarlos con un cepillo cubierto de pasta dental. Así logra un brillo de elefante. Lo que le queda es un muestrario de piezas desoladas en gingivitis crónica. La lengua ayuda con caricias incómodas que se sienten ilícitas pero que nadie se atreve a denunciar. •

Llegué tarde, sí. Pero la cabeza ya no hubiera sido la misma. Maquinaria en reposo. Quedaba todavía una forma que con trabajos hice rodar. La lengua recogió arena y polvo como un imán mojado. La nariz entorpecía la trayectoria y en lugar de la recta, dibujamos un mapa celeste, un plano arquitectónico de Persépolis o algo parecido a un dibujo infantil. •

Luego formó los pies tan chinos como pudo. A todos repugnaron por su quietud, por su falta de pasos. Un empeine retraído fue llamado pezuña. Años después un doctor caritativo y gratis le hizo crecer la planta. Así fue como raíces móviles un maratón de libre entre la grava. Los primeros estigmas, dijeron, pero la alfombra era hostil y así como un garabato envejece, así también los viajes se marchitan. De: Catábasis exvoto

51


Adrian Esparza III El olvido nos quita la voz, La arranca de la piel, Deja la carne desnuda Ante el enjambre hambriento del tiempo; el olvido es una araña que teje su tela en nosotros, el olvido es un tornado que se agita en mí, el olvido es un verdugo que ala su guillotina para clavarla en mi recuerdo. ¿Qué dirás cuando mi sangre toda /Ruede por el piso? ¿Qué dirás, hermano, Cuando mi muerte me desborde como la lava de un volcán furioso? ¿Qué dirás Ahora que no puedes tejer silencio con tu voz, Ahora que ya no recuerdas los cantos que labramos juntos, Los relámpagos que hicimos nacer con nuestras bocas? ¿Qué dirás /cuando las montañas de mi cuerpo De pronto se vuelvan lodo y te hundan, Cuando esta selva que llevo en el pecho Se seque Y arrastre consigo mis huellas Y seque /Tus labios Y seque /Tu cuerpo cansado de buscar agua Y seque /Las ruinas que levantó tu ausencia Y mueran /las estrellas que miramos juntos? ¿Qué dirás 52

/Si ya poco te importa que fuimos hijos del


[mismo padre O que juntos construimos barcos para navegar entre las nubes? ¿Qué dirás /Si ya poco te importa hablar conmigo, Conocer mi nombre o mi piel o mis pasos desgastados por el miedo, Si no tienes oídos ni paciencia, Si estas enterrándome antes de que muera? Si habláramos de frente hermano Desgastaríamos todas las palabras, Yo cantaría para ti Melodías que nos regalaron los antiguos soles, Cada orilla el aire se volvería ruido, No habría silencio ni en el mar más denso /Ni en el [cráter más profundo, Las voces se harían luz, Nos iluminaríamos con amaneceres innitos, Llenaríamos con luz la sangre y la piel, Seríamos antorchas vivas para desgarrar las sombras que nos cubren, Si tan solo habláramos de frente hermano /Pero preferi[mos callar, Dejar que se marchite la fe y la voz y la vida, Preferimos darnos la espalda Para nuestra despedida no ver de frente, Para no vernos alejándonos del espejismo que es vivir, Para no vernos alejándonos De la fuente que silenciosamente hemos secado.

53


Jhonnatan Curiel Cósmica Felicidad la tuya recostada sobre tu otra felicidad donde no eres la misma pero sí tienes la misma boca, los mismos ojos Estás a un paso de dar un paso de no Estar y no Ser porque tu cuerpo está bajo el inujo de otro cuerpo que también está a un paso de dar un paso de no Estar y no Ser porque su cuerpo está bajo el inujo de tu cuerpo y así sucesivamente El húmedo crepúsculo de tu pubis suscita la apoteosis donde mis ojos son innecesarios El tranquilo rumbo de seguir y no seguir de atrás haciadelante y de adentro haciafuera hace que luzcamos como dos papalotes luchando arriba de una cama Estamos despeinados y por un momento vemos que la oscuridad lo desdibuja todo para dibujarlo a su manera donde no estamos despeinados sino más bien desnudos, pero desnudos plenos Caídos hacia la mojada noche de la piel y las caricias que no terminan de formar constelaciones que parecen tatuajes Estamos al borde de la hiperestesia y el grito de los poros, en la pared nuestras sombras se enredan y forman una Mano, es la mano de Dios Qué milagro ha nacido ahí donde tu misterio es un pequeño punto de sombra y pareciera que me ves con el ojo de tu ombligo que salvajemente atrapa al mío y lo conecta y lo disuelve y somos la misma imagen otando por la misma sábana y por el mismo momento 54


Ahora me besas, y de tu espalda emanan los efímeros paisajes de la fatiga líquida Tus piernas derrumbadas como dos pilares griegos vencidos por un silencio que nos obliga a mirarnos hacen de la escena una catástrofe deliciosa Ahora en tu semblante atardece y se disgregan las ganas de vivir que antes cabalgaron al aliento Ahora la luz se nos escapa por el sexo mientras el sueño llega como ese suave perfume de las cosas caídas La inmovilidad ha venido a conquistar el espíritu donde el amor ha derramado sus últimas gotas, y todo el cansancio sale de nuestras bocas como un río que se une con otro para llevar ese mensaje que sólo los ríos comprenden y donde la metáfora nos toca bajo el agua de nuestras caricias Allí la plenitud se condensa en una almohada, y de lo profundo brota tu felicidad como un espejo donde nos distinguimos los dos y caemos hacia nosotros mismos hacia nosotros mismos hacia nosotros mismos de nuevo en el atrapado sentimiento de lo ausente y en la primera y lejana palabra de lo indescriptible.

55


Amaranta Caballero Nota en un periódico atestado de gorupos Me dijo y le dije. Pero para entonces ya llevaba las uñas grises, y yo negras, como en las pinturas del s. XV o como en las estanterías. Esas magnícas iglesias. Me dijo de los ferrocarrileros rusos mientras yo hurtaba una cucharita a la Baba Yaga, ¿y si no era a ella, a quién más? Le dije: es que dice Eternum . Me dijo sabotear, le dije aire, me dijo alquimia. (Ahí fue entonces que cayó el rayo) Pero no nos convertimos en hojalata. Ni en sal –eso toma tiempo–, No nos convertimos tampoco en libros. Mudos. Reímos silentes sobre carromatos. Y arreció el contagio: disecar palabras, tragar almíbar –lindas onomatopeyas–, pulir letreros, construir cimborrios. ¿Bondage o bondad? Me dijo y le dije. 56


Patricia Binôme Cuadrado perfecto a MR=méraly reytov=♪+♥+:v

sombra[onix]-reejodemar +/-alquimiaonírica{parpadeos-laverdadabsoluta /33°26°galaxiaespiralminiatura(velaamarilla)+(ojodetigre)}géminis< octavacasa=soylágrimasdelapoesía.mr&pb&ev >cuartocrecientea99%hastael6tochakradelfénixsuicida [tres.proyectoa01.22a.m.+-cuerdadelaniñarelámpago {cordónumbilicaldeltercerojo/sonrisainvisibledeundiosniño} / vientofrío°surdelaspreposiciones+manosdeplutónymarte ²√bocadormidadelguerrero.0026/³√22111985=3.1416=∑ocholetrasparaunnombre +πβ=neblinaeselsudordeuncadavertiempoespacial ≠amargapastillaoctagonalparalela//lluviavirtualenelplexosolar. nada³giratorio +giratorioperrodelvientredoble(e+e+e) x (silenciotelepático+nueve+tumiradaesunpresentimientounsusurroun versomíoquequisieraretenerenloslabios)+(odio/purgatorionivel3xmi espaldaestállenadesangre) x2x3x4xundíasoplarlanocheentuspestañasxsomosángelesnuestrapiel =ladestruccióndeungrito= loqueesel∞ [-∞/necesidaddeeme]18.000.lavozdetuscabellosquiero/ ²√volveralnalinicioalnalinicio.tuspoderesmedanmiedo + /porqueraspanmisuperficie=peromisecretoesunsueñonoséindescifrable[¿tudeseolibera?+¿tuexistenciaprefabricada?+¿tunombreverdadero?]+tuspreguntassonlasmismas+nadanovedosoentuser+túnomeso 57


r-prendes] [¿realmentenovenimosdelaguadelfuegodelaire?xcompartimosomisiones.lasanación [sombradelasombra] = mipalabraesregeneración

080411 a Estefanía Veloz

borraré tus pisadas con fuego y la ceniza en mis pulgares bocetará tu cuerpo al aire. cuando un pálpito de mar me traiga rojo tu aliento, ruborizado correré a buscarte en las profundidades del océano espeso: ser un niño de arena para engancharme a tu oleaje si desnudas la playa. De: ♥

58


Karloz Atl Nacemos de la muerte nacemos de la muerte, nacemos de la amistad del clítoris y las erecciones, nacemos del vértigo al madurar el trueno, de la sorpresa al excitarnos y de la lubricante señal de paso en las miradas. tenemos por misión provocar el suicidio de las mujeres lindas, de las que vuelan y escupen. es necesario, a riesgo de inundarnos, provocar al mismo tiempo la felicidad y la decadencia entre los que escriben poesía y cantan desnudos. se nos ha otorgado por nombre pajaritos de piedra. nuestro viaje por la vida radica en no ser la vida. radica en consentir depresiones sobre las propias tormentas, sin llegar a ser caníbales. no podemos, nos es imposible, amar, sostener la euforia junto con el viento. nadamos e inventamos el barro y las lagunas en que hace frío y no llueve. marcamos la arena y luego gracias a dios, desnudos también nacen los árboles y los volcanes. lo sagrado y el inconsciente. la naturaleza y la guerra.

59


Zaría Abreu Fast Love Sólo te pido tres órdenes de iloveyou para llevar Fast love I love you darling Fast love I love you baby Fast love I love you child hazme un guisito muy mexican love no tengo mucho tiempo no te tardes te pondré en un lindo empaque de unicel te guardaré en una bolsa de nylon –reluciente– Iloveyoubaby regálame un amor de treinta días Orden de I love you baby lista Favor de recogerla en la barra Lo llamamos con su ticket I love you baby te pediré para llevar (para llevarte a la chingada…) 60


I love you baby fast food fast love devoraré una parte de ti -quizá la más jugosavestidito blanco/ tus tetas/ tus ojitos esa boca pintadita tan de rojo miraré después las sobras los restos los pedazos [lo que del amor para llevar quedó] Al nal no hay que olvidarlo: deposite la basura en su lugar .

61


Los autores Ánuar Zúñiga Naime (D.F., 1982) es poeta y narrador. Actualmente es miembro de Los Kikín Fonsecas y el Gringo Castro y tiene un blog: www.eccehumo.blogspot.com. Su teléfono está suspendido, no es necesario que lo reporte al cero cinco. Daniel Wence (Michoacán, 1984). Estudió la licenciatura en Lengua y Literaturas Hispánicas en la UMSNH. Ha publicado el poemario Nada de incrustaciones. Emmanuel Vizcaya (D.F., 1989). Autor de los libros Termodinámics, DSHBRMNT, La vertiente atómica y de la plaquette Seis poemas para incendiar mi país. Karen Villeda (1985). www.labo.com.mx. Andrei Vásquez (Oaxaca, 1982). Viaja en el 2000 a la Ciudad de México para convertirse en diseñador gráco, pero se pierde entre los puentes que atraviesan Viaducto. Escribe, colabora en Shandy, edita Valderrama y es miembro de los Kikín Fonsecas y el Gringo Castro. Davo Valdés de la Campa (D.F., 1988). Vive en Cuernavaca y forma parte en el Colectivo La Piedra En el año 2011 fue uno de los ganadores de la convocatoria para publicar obra inédita del Fondo Editorial del Instituto de Cultura de Morelos. Daniel Téllez (D.F., 1972). Ha publicado los libros de poemas El aire oscuro (2001, 2ª ed. 2004), Asidero (2003), Contrallaveo (2006), Cielo del perezoso (2009) y la muestra Esas distancias de algo (2009). Con Carlos Maldonado preparó Pasiones desde el ring side. Lucha libre y literatura (2011). 62


Marina Ruiz Rodríguez (1982). Poeta, editora de Astrolabio Editorial y performancera. Es parte del Colectivo Editorial de Mujeres en Prisión. Alexandro Roque (San Luis Potosí). Escritor, editor, artista visual y periodista cultural. Profesor de la licenciatura en Lengua y Literaturas Hispanoamericanas de la uaslp y divulgador en El Colegio de San Luis. Mavi Robles-Castillo (Mexicali, 1978) vive desde pequeña en Tijuana. Ha publicado Errabunda y despoblada (2010) y Profemas, poemantras y aforisíacos (2011). Miembro fundador del Colectivo Intransigente. Pedro Omar Rivera Montero (D.F., 1979). Poeta, narrador, bibliotecario de la Biblioteca Central Estatal de Guanajuato y profesor. Nos perdimos un lunes (2012) literaria. Alberto Paz (Tijuana, 1988). Estudiante en Lengua y Literatura de Hispanoamérica (uabc), poeta y promotor cultural. Actualmente labora como Coordinador de la Sala de Lectura del Centro Cultural Tijuana. Javier Moro Hernández (D.F., 1976). Ha sido incluido en las antologías Palabras malditas, Cupido internauta, 40 barcos de guerra, Somos poetas, ¿y qué?, y en las antologías del Recital de Poesía Chilango-Andaluz de 2008 a 2011. Diego Mora (Vásquez de Coronado, Centroamérica, 1983). Publicaciones: Educación con medios (2011) y Brea: (S)obras reunidas (2012). Aurelio Mexa es un glitch de la Matrix. Anabel Estela Mendoza Pérez (Tijuana, 1987) ha participado en la antología poética Mi país es un zombie (2011). Su primer poemario es Delirium tremens (2012). Miembro del Colectivo Intransigente. Yax-Kin Melchy (D.F., 1985) escribe un libro que se llama El nuevo mundo, del cual se ha publicado en México El nuevo mundo[ I] (2008), Los poemas que vi por un telescopio (2009), El sol verde (2010), Los planetas (2012), así como libros virtuales y cartoneros, entre ellos Poesíavida (2011). 63


Karen Márquez Saucedo (Tijuana). Recientemente presentó su primer poemario, titulado Vita nova (2012). Miembro del Colectivo Intransigente. Dora Margón (D.F.). Cursó el diplomado para escritores en la Sogem. Ha participado en la primera emisión del concurso Caza de Letras de la Dirección de Literatura de la unam (mundo virtual). Óscar David López (Monterrey, 1982) es escritor y transformista. Actualmente tiene la beca de Jóvenes Creadores del Fonca 2011-2012 en la disciplina de poesía. Claudia Islas Coronel. Autora del poemario Frágil (2011), el poediario Sueños de plumas negras (2010) y el cuento infantil Los asustadores del ruido (2010). Egresada de la Escuela de Escritores de Sogem en la generación XLIII y coeditora-fundadora de la revista Zarabanda. René Higuera (Los Mochis, 1982). Poeta. Es autor de poemarios como Pálida y Ligera. Héctor Hérnandez Montecinos (Santiago de Chile, 1979). De su proyecto total, Arquitectura de la mentalidad, que consiste en tres monumentales trilogías, dos ya han sido publicadas, La divina revelación (2011) y Debajo de la lengua (2009). Paul Guillén (Ica, Perú, 1976). Ultimas publicaciones: Ningún limbo bajo el sol (2011) y Ese algo que nos es esquivo siempre (2012). Actualmente cursa la maestría en escritura creativa de la Universidad de Texas en El Paso. Gerardo Grande (D.F., 1991). Ha publicado en las revistas Mantarraya, Trifulca, La piedra, así como en la selección de 30 poetas nacidos de 1985 a 1991, en Punto de partida. Ha publicado Circo de animales invisibles y Elepé de poemas digitales. Fundador del proyecto Orquesta Eléctrica. Miguel Gaona (Saltillo, 1984). Poeta y editor. Estudió la Licenciatura en Letras Españolas en la Universidad Autónoma de Coahuila. Autor de El ciervo vulnerable (2011). Actualmente es becario en el rubro de 64


poesía del programa Jóvenes Creadores del Fonca. Lauri García Dueñas (San Salvador, 1980). Escritora y periodista salvadoreña residente en Ciudad Capital, México D.F. Daril Fortis (Tijuana, 1988). Escritor y poeta. Cuenta con la publicación de los poemarios Peces rojos (2011) y Selección natural (2012). Actualmente es colaborador en la revista Bien informado y estudia la carrera de Artes Plásticas en la uabc. Carla Faesler es autora de los libros de poemas Catábasis exvoto (2011), de Anábasis Maqueta (2004, Premio Nacional de Literatura Gilberto Owen), de No Tú sino la Piedra (1999) y de la plaquette Ríos sagrados que la herejía navega (1996). Adrian Esparza (1990). Estudiante de la Licenciatura en Artes Visuales para la Expresión Fotográca en la Universidad de Guadalajara. Es gestor cultural, escritor y fotógrafo. Jhonnatan Curiel (Tijuana, 1986). Ha publicado los poemarios Estival (2006), Crónica de unos zapatos (2008), Kayrós (2011) y Flores cerebrales (2012). Miembro fundador del Colectivo Intransigente. Amaranta Caballero (Guanajuato, 1973). Autora de Todas estas puertas (2008). Fundadora de Ediciones de la Esquina. Patricia Binôme (Tijuana, 1985). Autora de Perro sombra y Porno. Estudió Lengua y Literatura en la uabc. Karloz Atl (D.F., 1988). Coordinador del colectivo de poesía PoesíayTrayecto. Actualmente gestiona proyectos de difusión cultural y reapropiación espacios públicos y patrimonio cultural. Zaría Abreu nació en contra de su voluntad en 1973.

65


Memoria del 7o Encuentro Internacional de Poesía Caracol, compilación de Yohanna Jaramillo, se imprimió en agosto de 2012 en Tijuana. Se utilizó la familia tipográca Garamond.



Memoria del 7 Encuentro Internacional de Poesía Caracol Tijuana 2012