Issuu on Google+


kayr贸s Jhonnatan Curiel

12 9

3

6 Fuera de Serie


Kayrós Colección Fuera de Serie Primera edición (CC) Jhonnatan Curiel (CC) 2011, Kodama Cartonera Tijuana, B.C., México http://kodamacartonera.tumblr.com http://www.facebook.com/kodama.cartonera Síguenos en Twitter: @KodamaCartonera Diseño y edición de la colección: Néstor Robles Diseño de cubiertas de la colección y logo Fuera de serie: Talia Pérez Logo Kodama: Careli Rojo, a partir de un personaje de Mononoke Hime creado por Hayao Miyazaki (Studio Ghibli, 1999). Los kodama son espíritus del bosque en la mitología japonesa. Su nombre puede significar “eco”, “espíritu de árbol”, “bola pequeña” o “pequeño espíritu”. En la película de Miyazaki, los kodama sólo se manifiestan cuando el bosque es puro y, al ser contaminado por el hombre, mueren y caen de los árboles como hojas fantasmas. Esta obra está protegida bajo una licencia Creative Commons AttributionNonCommercial-ShareAlike 2.5 México. Algunos derechos reservados. Hecho en impreso en México / Made in Mexico


índice

I. Kayrós • 5 II. Púrpura en el cielo •19 Día • 21 La oscuridad se suelta el pelo • 22 Genealogía • 23 Vigilia • 24 Desierto • 25 Costera • 26 Más allá del silencio • 27 En el atardecer de la vida • 28 El origen de las lágrimas • 29 Minutos • 30 III. Cauce de mi cuerpo • 31


Con amor para mi familia y amigos, caminantes de la vida.


i kayr贸s


kayrós

(καιρός) “El momento justo”.


Dejo venir este momento Lo dejo volar dentro de mí sus alas tocan el aire de mi respiración Exhalo y vuela Secreto Aliento de polvo celular Se aleja en círculos y siento disolverse la mirada que no alcanza más altura Brisa de costa revuelve arenas de mi calma oleajes nocturnos son mi placidez * Dejo venir la suavidad Soy ondulante como la marea Mano invisible que mece superficie de plena excitación Océano eternamente lubricado la playa es una cama humedecida para la lengua del agua * Dejo venir esta caricia dedos como agua en vaivén planear de alas y curvarse de aletas 7


El pie desnudo se hunde entre la arena el aire lleva a mis labios su sabor La playa es el vientre donde desemboca el mar La sal es una célula oceánica * Dejo venir al suspiro amplitud de mis presagios aliento de una costa interior Un cálido aire desemboca y desprende secretos que llevo dentro Abro las ventanas de mis células y la luz se adentra como una risa desnuda Un soplo desdobla y revuelve remolinos en mi ser * Dejo venir al crepúsculo siempre atardezco cuando guardo silencio penetra el sol en el amor vivos colores lo hacen dilatar la excitación del cielo Las estrellas como azulados clítoris palpitan eternamente en gracia el gran orgasmo que es el universo * Dejo venir al ombligo primer ojo del cuerpo que se abrió dentro de la madre * Dejo venir al origen sucesiones de luz al nacimiento conciencia de que podía abrir los ojos Recuerdos difusos caras que comencé a conocer 8


Infancia raíz de la existencia Estado de gracia en cada risa desnudez en cada sensación * Dejo venir la sencillez tengo la dicha de que aún puedo mirar más allá del concreto amar los jardines y los árboles sentir a las plantas en mis ojos y saber que por más que busque su esencia a ellas siempre las doblará la muerte en su silencio natural * Dejo venir a la lluvia alimenta raíces con recuerdos Húmeda la tierra donde crece la vegetación de mis momentos Origen de semillas es cada experiencia por eso el jardín es metáfora de la vida sus plantas nacen existen y siempre se les acaba el color Marchitas se encorvan regresan a donde surgieron La fuerza del cuerpo se deshoja La muerte seca * Dejo venir la adolescencia Cielo donde mi carácter prodigó sus primeros aleteos Súbito de tempestades extraviaba mis rumbos penetraba en las tormentas de mis días A vuelcos aprendí los colores de las nubes el riesgo latente de los vientos 9


Así la experiencia dotó de fuerza mi plumaje hacía donde volara era mi propia decisión Comprendí que a veces era necesaria la lluvia a veces necesitaba el sol * Dejo venir al amor marejada de sal en la saliva y el aliento de playa la lengua de la arena amarga y fresca como ola en la boca * Dejo venir unos labios La cara es agua trémula al besar quebradiza y musical avanza en ritmo de expresiones hacia la cascada que baja por el rostro cuando los ojos se cierran en su propio rocío * Dejo venir la emoción Palpitante llamarada Juego de alquimia en mi cabeza La espalda es una fiesta de sangre y sensaciones Comunico mi cuerpo con el mundo los poros se abren los siento respirar * Dejo venir la pasión beso que sueña beso que muerde beso que hace sonreír y llorar beso que duele pero se aguanta beso que punza pero se aguanta 10


beso que deja cicatrices beso que marca la memoria beso que toca beso que hiere beso que acaba beso que tiembla su intensidad es una emanación como una ola que va soñando violenta * Dejo venir a la sombra la contradicción me constituye cambio constante parábola del fuego y su danza Soy lo que callo lo que digo lo que estoy a punto de decir y se me escapa por los ojos por las manos Soy todo mi lenguaje y mi silencio las uñas de mis temores mis hábitos agobiantes mis vicios Soy sencillez y habito la dificultad Soy la semilla en el centro de mis frutos * Dejo venir este miedo mano instintiva me somete El miedo encierra a mi animal acorrala todos mis impulsos cuando lo siento trato de ocultarme pero me alcanza por dentro El miedo es un espectro de semillas vacías riega de tinieblas la conciencia y hace sangrar estas raíces Lo único que queda es aprehender a ciegas 11


el origen y la veleidad de la luz para que toda sombra desaparezca en la voluntad de una flama * Dejo venir la crueldad se torna negra mi sangre Espina de alcohol mi corazón su vicio de sal es sufrimiento También de uñas y llantos es mi naturaleza tiene colmillos y sombras para herir * Dejo venir al sentido pero se dirige al contrario toma justo la dirección que quiero no la que aspiro a querer Aceptar esta contradicción es aceptarme Lo que decido y lo que hago es el presente lo que pienso para decidir y lo que debería estar haciendo frustran pues no son todavía no es su tiempo Cada que dirijo mi sentido al pasado o al futuro es mejor respirar y hacer nacer al origen para de ahí recomenzar el camino * Dejo venir la nostalgia Carcome lo ya carcomido Evoca aquél tiempo donde fue pero ya no me pertenece De nada sirve volver a ese lugar donde estuvieron los pasos Allá quedaron las huellas y el amor Allá quedó la sangre y los momentos Es acto hueco el regresar sería un fantasma 12


Si volviera sólo encontraría que mis propias huellas apuntan hacia donde ahora estoy * Dejo venir la memoria Recordar es una mano cuando se adentra al río los dedos sienten el agua pero no la pueden atrapar * Dejo venir la soledad esa presencia vacía Cercana como aliento susurra los secretos de mi propio desierto Conciencia de arena es lo que soy naturaleza de espejismo y oasis Cuando soy solo la imaginación estremece a mi ondulante lejanía * Dejo venir la incertidumbre Toda la vida es una danza desnuda sobre hielo quebradizo * Dejo venir a la noche un soplo repite en mi interior su silencio jeroglífico * Dejo venir al deseo Siento fluir un río subterráneo que desemboca en el sueño El inconsciente es un océano de noche * Dejo venir la razón tan métrica y llena de lenguaje 13


Ella marcha al caminar revestida en argumentaciones calzada de citas neuróticas y apretadas agujetas de debates Toda razón es una ambivalencia por su difusa y pretenciosa desnudez el rigor tiene los pasos de su danza le hace falta quitarse los zapatos * Dejo venir la percepción pero la percepción es todo sobre mí Espacio de mis sensaciones Plataforma de mis pensamientos Escribo y las palabras tan apretadas de letras resultan vacuas al desdoblar los ojos a los sonidos * Dejo venir al espacio me muevo como en agua Doy un paso y siento pesadez en las células El mar es libre como un atardecer El mar se suelta el pelo al llegar a la orilla camina sobre la arena y baila húmeda distancia entre los pies Avanzo desnudo cual época con esta sombra de los siglos encima y siempre el sol frente a mí Repite rayos mi reflejo que sólo veo por dentro Al exhalar siento crecer los retoños No necesito moverme para estar en todas partes doy un paso y regreso justo a donde estoy * 14


Dejo venir al entorno mi relación con el espacio la causa y el efecto del estar aquí en el centro de la ciudad el centro que está en todas partes Soy expectante de lo que se crea testigo de lo que se destruye En la tristeza todo tiende a la ruina En la felicidad por tan sólo una partícula vale la pena vivir * Dejo venir al magnetismo comprendo que soy las partes sin un todo se entrelaza mi presencia con lo demás que existe Mis pies en el concreto que está sobre la tierra la tierra sobre la placa tectónica la placa tectónica por todo el continente el continente en el planeta el planeta en el sistema solar el sistema solar en la galaxia la galaxia en el universo Soy las partes sin un todo y al serlo no existe ninguna diferencia entre mi ser y el sol * Dejo venir a mi centro Éste es mi centro El instante donde estoy es mi centro La percepción de los sentidos es mi centro Toda la naturaleza que ignoro es mi centro No es el centro geográfico es el centro universal Y desde aquí mi centro se expande como ondas en el agua al resto de la superficie del planeta 15


* Dejo venir la conexión (des)orden implícito en todo lo que existe Es una danza de moléculas esta realidad al moverme se mueve la naturaleza conmigo Exhalo y una palma se mueve a kilómetros de aquí Inhalo y siento contraerse a los capullos nacientes Al existir mi causa es el efecto Todo lo que hago repercute en el mundo * Dejo venir mi condición femenina entra la realidad y me embaraza crece dentro de mí así nacen los poemas abren los ojos sensaciones algunos nacen moribundos otros admiro su crecer Cada poema es una vida Cada renglón es un aliento Las palabras son las células Los sonidos son los átomos * Dejo venir la poesía la pronuncio con las orillas de mi ser puedo intuir la silueta de su tiempo tocar su fondo latente en el espacio Esta palabra que nace es la esencial brota esporádica y salvaje como retoño del instinto Esta palabra respira en mis terminaciones nerviosas eslabones eléctricos que siento fluir en mi cabeza Esta palabra se hace y se deshace Se oculta en la revelación y no se deja atrapar en una danza de ausencias la poesía es coral abierto al interior * 16


Dejo venir al instante Momento justo para dejarse sentir La ideología es una cáscara me desnudo de ella Una plaga el prejuicio me desnudo de él Descubro este fruto de semillas que soy Acepto la dualidad me constituye Acepto mi retoño nace con su muerte Acepto Cambio porque mi naturaleza va tejida al momento Acepto Que cada instante que vivo me hace renacer * Dejo venir la existencia La vida inhala La muerte exhala

17


ii pĂşrpura en el cielo


día

Simple día caído hacia la costumbre de las cosas el buenos días y el buenas tardes dejan en el aire un olor [a cuerpos imprecisos a lugares y métodos violetas Los peinados dicen viento las espaldas dicen lluvia es un día común para el solitario de párpados lejanos En el cielo hay un silencio matutino la calle las piernas los pasos todo tiene huellas de poesía de algo lejano y silencioso como la palabra incertidumbre.

21


la oscuridad se suelta el pelo

Tarde agonizante tarde donde se queman los pĂĄjaros y la luz se fuga del corazĂłn de las ventanas hundimiento en el cristal el cielo cambia de sexo La oscuridad se suelta el pelo y sus cabellos llegan a [los primeros rincones guaridas donde emerge la sombra como un secreto revelado y va dejando su piel en las paredes y va cubriendo las cosas entre reptiles movimientos que tragan claridad y ondulan lentamente hasta tocarlo todo acariciarlo todo seducirlo todo Tarde desnuda tarde para los labios de la noche El viento pasa y se aleja entre girantes carcajadas las sombras rĂ­en en silencio los espectros atĂĄvicos cautivan la soledad del hombre solo.

22


genealogĂ­a

La maĂąana es un aliento hecho caricia para la tierra la tarde es una boca lamedora de sal el crepĂşsculo es un beso de luz al horizonte el cielo se da la vuelta y ahora nos ve con sus ojos: la noche es el orgasmo.

23


vigilia

Como doblar el tallo de una rama hasta que cae la gota de rocío así se siente llorar Como una hormiga al trepar hasta lo alto de una hoja así se siente reír Como la sombra que espera al pájaro hasta que cierra los ojos así se aguarda el sueño En esta noche de vigilia soy árbol que se mece.

24


desierto

En este desierto de experiencias cada quien marca el ritmo de sus pasos No puedo mantener la ruta de los que buscan la s煤bita [iluminaci贸n del agua que siempre resulta espejismo Voy en busca de ella y me dejo guiar por el riesgo de perderme La esperanza sin voluntad es esperanza podrida.

25


costera Poema escrito en la autopista Costera donde se conectan el golfo de santa clara y el desierto de Sonora

Este paisaje viene a la memoria como un pájaro que vuelve La mañana en el desierto me hace recordar una zona interior territorios anónimos de tejidos y nervios con pequeños [arbustos y saguaros animales hechos de arena en la distancia palpitan en sus agujeros A través de mis ojos arrojo mi cuerpo al horizonte y de pronto me muevo en una geografía cerebral. La superficie de mis recuerdos, conceptos y experiencias me adentran al río del pensamiento: Agua en el desierto. Tan solo una gota de agua para saciar la sed de cada grano de arena. Tan solo una gota o al menos una lágrima para que germinen los árboles en la espalda del tiempo. Agua en el desierto, regiones vastas dentro de mí, panoramas punzando de vida. La zona de la sal donde el cabello del mar se mece en lentas vueltas de caracol, lentos sueños. Agua en el desierto Paisaje y lágrima que harán florecer La eterna calma de las piedras El continuo diálogo del viento La palabra ardiente del sol.

26


más allá del silencio

Distante con la mirada fija en la cortina inmóvil todo se encuentra tranquilo no hay necesidad de luz recuerdos duermen dentro de los ojos calma acaricio la sombra que ha llegado a mis dedos tranquilidad suscitada de repente el efímero arrobo de la paz se aleja olvida en su camino exiguas gotas de perfume respiro lentitud no hay ciudad ni casa ni ventana ni viento más allá del silencio qué importa que la luz se aleje la noche lo irá diciendo todo.

27


en el atardecer de la vida

Salgo de mi casa y el sol refleja su destello en las hojas de los altos árboles que resucitan cuando amanece y devuelven su sombra a las raíces para vestirse con ellas de nuevo hasta que caiga la noche Tan sólo espero abrazar esas sombras con mi cuerpo en el atardecer de la vida cuando el último aliento de luz desaparezca y me entregue de lleno a resplandores en el cielo constelado.

28


el origen de las lágrimas

Oscuro es el origen de las lágrimas brotan en la región de las tinieblas animales son las emociones y deseos antes de volverse agua animales vueltos lágrimas animales de vapor animales son las nubes en el corazón triste y dichoso gotas salvajes inevitablemente nacen en la comisura de los ojos besan la mirada que las hace crecer besan la pequeña boca que se forma al entrecerrar los párpados besan al rostro en su caída animales son las lágrimas que se impregnan y desaparecen en el cuerpo que las hizo brotar Las lágrimas siempre vuelve a la región oscura y se hechan a soñar.

29


minutos

Vaivenes blancos las cortinas juegan como mujeres fantasmales pĂşrpura en el cielo azul distante el olor de las estrellas se percibe un aroma en la distancia es el perfume del ocaso la palabra noche ha brotado de mis dedos y se escapa con el viento hasta llegar al horizonte fugitiva sombra va pintando las ventanas el pincel son los minutos solamente los minutos.

30


iii cauce de mi cuerpo


Despierto Con la voluntad del agua al correr entre dos piedras Con esta sed intranquila de raíz que necesita crecer Con una voz entre los árboles, una voz animal, la voz que siempre ha sido cuando aprehendemos silencio, cuando el estar en soledad no significa estar sólo Un murmullo sale de las hojas y musicaliza la atmósfera con [sus vaivenes Es un aliento caliente Respira Con el anhelo de agua y la garganta en la tierra Con un secreto bajo la lengua del cielo y otro en la muerte de saberme sembrado, en el lugar donde las tumbas son árboles, y los cuerpos se hundieron como raíces bebiendo oscuridad Con este presagio de camino frente a mí, estoy entregado a las exhalaciones de las plantas Cae la noche en la conciencia y a través de las ramas atraviesa la última luz Esporas se desprenden de mi naturaleza como sueños, acercan su tejido sonámbulas, hasta posarlo en el ávido cuerpo de semillas celulares Con los oídos abiertos a la selva en la cabeza, escucho susurros, palabras dichas por las hojas El viento mece su cabello en ondulada sensación Es un rumor de sequía me traspasa la piel Evoca una herida de sal en mis adentros se tensan mis ramas el tronco levanta un círculo en la tierra las raíces se aferran 33


las astillas sacan sangre sangre verde y opaca sobre el tronco y su crujir Las tinieblas cada vez más densas Negro espeso Ahogante Crepitante Comienza a arder Las ramas sacuden sus gritos vegetales Los frutos se revientan Frutos con más veneno que antídoto Frutos viejos que tragaron los pájaros de mi sensación Con el desgarre de raíces en el desprendimiento Arranco mi tronco de la tierra La espesura del hábito lo aferra hacia abajo Me libero y quedo solo como una ahuecada semilla Olvido las fibras que no se quisieron desprender La sed de mis extremidades me incita a levantarme Soy árbol que se arrastra entre tanta oscuridad Con las tinieblas volcadas sobre mi centro natural, voy creando retoños, lianas, huecos frágiles para los insectos Aberturas para que duerman el agua y la ceniza Hay una noche seca y constante en el camino donde voy No distingo desde cuándo cerré los ojos La oscuridad es mi presentimiento Con este aliento de voluntad Emigro sin detenerme a descansar He viajado desde el origen del anochecer hasta el color blanquecino de la madrugada Pero nada encuentro al llegar En mi esperanza apenas sale el sol

34


Viajo desde la conciencia al insomnio y del insomnio al [cansancio Tengo una sed de sueño en la mirada Tengo el desvelo de épocas tatuadas en mi físico Un impulso que desconozco me provoca moverme Con esta fatiga que hace eco en mi cuerpo, recojo todos mis recuerdos y me echo a dormir El velo frío de la nostalgia se interna en cavidades Todo mi cuerpo se estremece como una llanura de sal Cierro los ojos y mis ramas van cerrando sus hojas Me recuesto como se recuesta el otoño Rodeado de verde soledad Sueño:

De mis adentros viene las verdades del aliento De mis adentros viene engo tantas como sensaciones De mis adentros viene el retoño, mi recuerdo De mis adentros viene un perfume, la memoria De mis adentros viene su olor amargo De mis adentros viene esta brisa del sentir De mis adentros viene lo que se enreda en mi copa De mis adentros viene una voz sin lenguaje De mis adentros viene murmullo de silencio De mis adentros viene su líquido deseante 35


De mis adentros viene mi anhelo de humedad De mis adentros viene el cauce de mi cuerpo el cauce de mi sangre el cauce de mi agua el cauce de mi sueño De mis adentros viene la desembocadura De mis adentros viene el océano que soy

Con este ritmo de naturaleza que siento, amanezco a la orilla [de mi playa En el lenguaje se humedecen las palabras y sólo quedan [sonidos esenciales Escucho la raíz que alcanza al eco de mi ser Una voz constante Una voz que languidece en cada [argumento o explicación Es una voz sin boca, sin lengua, sin palabras, diminuta [como átomo Se distingue sonámbula en la marea de vivir Susurro de espuma en el espíritu Es un bostezo de brisa rozando la piedra de mi entendimiento Con la etérea suavidad de las hojas y el silencio, exhalo y [recuerdo algo que fui Entre sus bordes algo reconozco Un origen vegetal Una infancia sin niño La memoria de pronto se convierte en tormenta que se niega a dejar caer esa gota que busco Con el perfume de mar y selva entrelazados 36


Abro las fibras de mis poros y respiro largamente Ondulo como la marea y danzo junto a las ramas en la selva Al hacerlo mi corazón va germinando Al hacerlo estoy revelando a mi animal Con este suave tacto tan húmedo como su intención Hacia mi vienen oleajes de atardeceres sin luna Gaviotas ondulan en silencio se dirigen a una distancia que [percibo en mí Calor creciente en el agua al adentrarse el sol Su rayo traza la ruta para los ojos que se atrevan A lo lejos veo mis dedos llenos de horizonte Acarician el lomo de las nubes y destellan mis uñas como espejos Un sólo dedo es necesario para empujar al sol Un sólo dedo es necesario para sumergir este día Con un sólo dedo puedo tocar el fondo del océano, y al sacarlo, [acariciar el cielo

Esta caricia natural olas que mojan las raíces hasta dejarles la marca de su tacto Esta caricia natural ráfaga sobre los poros en el jardín naciente Esta caricia natural el cuerpo como un jardín emanado Esta caricia natural roce provocado por unos dedos sin mano, sin voluntad, sin origen Esta caricia natural madera desprendida en un suspiro circular e invisible Esta caricia natural se abren cicatrices en la piel Esta caricia natural se desprende la sombra de las ramas y revela mis brazos Esta caricia natural baja por el tronco y va revelando mi espalda Esta caricia natural 37


juega en el aroma y toma forma mi rostro Esta caricia natural llega a mi aliento y evoca su primer calor Respiro

Con esta sed cuya herencia ya no me pertenece, aprendo a [llenarme los labios con mi propio rocío Toda el agua que necesito la poseo Me doy de beber resonancias Un eco llega hasta mis fuentes esenciales Voluntad de esperanza Nace tu primera gota ahora Pronuncia su líquida caída Con todo lo húmedo que soy Esto que viene por mi nariz o suda por mis poros o se manifiesta en forma de lágrima o semen Todos los fluidos que soy toda la sangre y la viscosidad que tengo Agua adentro de las células corales orgánicos donde nada el código de nuestra especie Átomos el núcleo líquido de los átomos Su planeta de agua Su centro de sistema solar y galaxia caracol Con toda el agua de mi cuerpo aprendo a caer como cascada, vertida sobre el hoyo negro de lo que también existe violento Todos los fluidos que soy Toda la sangre y el semen toda la espuma y la viscosidad que tengo Todos los fluidos que soy

38


Con toda el agua de mi cuerpo soy la corriente de lo cósmico Con toda el agua de mi cuerpo soy una oscura ondulación estelar Con toda el agua de mi cuerpo soy un oleaje de neuronas [como las estrellas Con toda el agua de mi cuerpo humedezco negras orillas, y sé que existo para nacer, nazco para morir, muero para volver a existir en esa parábola vacía que me creó Hueco atómico donde la lógica del azar me transforma Los átomos aparecen y desaparecen como parpadeos del universo Los átomos me integran y me desintegran a la velocidad de la luz Al disgregarme estoy en todas partes Todos los fluidos que soy Toda la sangre y la viscosidad que tengo se vuelve materia y luego nada materia y luego nada materia y luego nada Marea en el universo que levanta la ola y la deja caer:

39


Kayr贸s, de Jhonnatan Curiel, se imprimi贸 en octubre de 2011 bajo la Colecci贸n Fuera de serie de Kodama Cartonera, en Tijuana, Baja California.



Jhonnatan Curiel - Kayrós